Está en la página 1de 5

Pregón Pascual

Exulten los coros de los ángeles, exulten la asamblea celeste y un


himno de gloria
Aclame el triunfo del señor resucitado,
Alégrese la tierra inundada por la nueva luz,

El esplendor del rey destruyo las tinieblas, destruyo las tinieblas


Las tinieblas del mundo (BIS)

Que se alegre nuestra madre la iglesia resplandeciente de la gloria


De su señor y que en este lugar resuene unánime la aclamación de un
pueblo en fiesta
El señor este con vosotros – y Con tu espíritu. Levantemos el
corazón – lo tenemos levantado hacia el señor, demos gracias al
señor nuestro Dios – es justo y necesario (Bis).
Realmente es justo y necesario exaltar con el canto la alegría del
espíritu
Y elevar un himno al padre todopoderoso y a su único hijo Jesucristo,
él ha pagado por todos al eterno padre la deuda de Adán y con su
sangre derramada por amor ha cancelado la condena antigua del
pecado.

Esta es la Pascua en que se inmola el cordero, esta es la noche en


que fueron liberados nuestros padres de Egipto
Esta es la noche1 que nos salva de la oscuridad del mal,

Esta es la noche en que Cristo ha vencido a la muerte y del


infierno retorna victorioso (Bis)

Oh admirable condescendencia de tu amor oh incomparable ternura y


caridad
Por rescatar al esclavo ha sacrificado al hijo

Sin el pecado de Adán, Cristo no nos habría rescatado


Oh feliz culpa, que mereció tan grande redentor, oh feliz culpa, oh
feliz culpa que mereció tan grande redentor, oh feliz culpa, oh
noche maravillosa en que despojaste al faraón y enriqueciste a Israel,
oh noche maravillosa tu sola conociste la hora en que Cristo resucitó;
Oh noche que destruyes el pecado y lavas todas nuestras culpas, oh
noche realmente gloriosa
Que reconcilias al hombre con su Dios.
Esta es la noche en que Cristo ha vencido a la muerte y del
infierno retorna victorioso (Bis)

En esta noche acepta Padre santo este sacrificio de alabanza que la


iglesia te ofrece por medio de sus ministros en la liturgia solemne de
este cirio que es el signo de la nueva luz.

Te Rogamos señor1 que este cirio ofrecido en honor de tu nombre


brille radiante llegue hasta ti como perfume suave se confunda con las
estrellas del cielo, lo encuentre encendido el lucero de la mañana esa
estrella que no conoce el ocaso

Que es Cristo tu hijo resucitado, resucitado de la muerte (Bis)

Amen1 Amen1 Amen1

1er Salmo 103


Bendice al Señor, alma mía
-Bendice al Señor, alma mía; Señor y Dios mío, inmensa es tu
grandeza. Te vistes de belleza y majestad, la luz te envuelve como un
manto.
-Sobre bases inconmovibles asentaste la tierra para siempre. Con un
vestido de mares la cubriste y las aguas en los montes concentraste.
-En los valles haces brotar las fuentes, que van corriendo entre las
montañas; junto al arroyo vienen a vivir las aves, que cantan entre las
ramas.
-Desde tu cielo riegas los montes y sacias la tierra del fruto de tus
manos; haces brotar hierba para los ganados y pasto para los que
sirven al hombre.
-¡Qué numerosas son tus obras, Señor, y todas las hiciste con
maestría! La tierra está llena de tus creaturas. Bendice al Señor alma
mía.

2do Salmo 15
Protégeme, Dios mío porque me refugio en ti.
-El Señor es la parte que me ha tocado en herencia y mi vida está en
sus manos. Tengo siempre presente al Señor y con él a mi lado,
jamás tropezaré.
-Por eso se me alegran el corazón y el alma y mi cuerpo vivirá
tranquilo, porque tú no me abandonarás a la muerte, ni dejarás que
sufra yo la corrupción.
-Enséñame el camino de la vida, sáciame de gozo en tu presencia y
de alegría perpetua junto a ti, protégeme Dios mío porque me refugio
en ti.

3er Salmo Del Éxodo 15


Cantad al Señor sublime es su victoria caballos y carros
arrojados al mar.
- Mi fuerza y mi poder es el Señor, él es mi salvación; él es mi Dios, y
yo lo alabaré, es el Dios de mis padres, y yo le ensalzaré.
-El Señor es un guerrero, su nombre es el Señor, su nombre es el
Señor. Los carros del faraón los empujó al mar; ahogó en el mar Rojo
la flor de los capitanes.
-Las olas los cubrieron, cayeron como piedras, como piedras hasta el
fondo del mar. Tu diestra Señor, brilla por su fuerza, tu diestra, Señor,
tritura al enemigo.
-Tú llevas al pueblo para plantarlo en el monte que le diste en
herencia, en el lugar que convertiste en tu morada, en el santuario que
construiste, reinarás para siempre.

4to Salmo 29
Yo te glorifico Señor porque tú me libraste.
- Yo te glorifico Señor porque tú me libraste y no quisiste que mis
enemigos se rieran de mí. Tú, Señor, me levantaste del abismo, y me
hiciste revivir cuando estaba entre los que parten al sepulcro.
-Canten al Señor, sus fieles den gracias a su Santo nombre, porque su
enojo dura un instante y su bondad, toda la vida. Si por la noche se
derraman lágrimas, por la mañana, renace la alegría.
-Escucha Señor, ten piedad de mí; ven a salvarme, ayúdame Señor, tú
convertiste mi lamento en júbilo, Señor Dios mío, Te daré gracias
eternamente.

5to Salmo de Isaías 12


Gritad jubilosos, que grande es en medio de ti, el Santo de Israel.
-El Señor es mi Dios y mi salvador: confiaré y no temeré porque su
fuerza es muy grande es el Señor el es mi salvación.
-Sacara aguas con gozo, de las fuentes de la salvación, dad gracias al
Señor, invocad su nombre, proclamad entre los pueblos sus hazañas.
-Cantad al Señor que hizo proezas, anunciadlas por toda la tierra.
Gritad jubilosos, habitantes de Sión.

6to Salmo 18
Señor, Tú tienes palabras, palabras de vida eterna.
-La ley del Señor es perfecta, y es descanso del alma. El precepto del
Señor es fiel e instruyen al ignorante.
-Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón. La norma
del Señor es límpida y da luz a los ojos.
-La voluntad del Señor es pura y eternamente estable; los
mandamientos del Señor son verdaderos y enteramente justos.
-Más preciosos que el oro; mas que el oro fino; más dulces que la miel
de un panal que destila.

7mo Salmo 42
Como la cierva busca corrientes de agua, así mi alma, busca a su
Dios.
-Tengo sed de Dios, del Dios vivo, cuando entraré a ver, el rostro de
Dios.
-Envía tu luz y tu verdad, ellas me conduzcan y me guíen hasta tu
morada.
-Mis lágrimas son, mi pan día y noche, mientras los hombres me
dicen, ¿dónde está tu Dios?

Salmo 117
/Aleluya 5v//
-Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su
misericordia, diga la casa de Israel es eterna su misericordia. Uuuuu..
Digan los fieles del Señor, es eterna su misericordia.
-Escuchad hay cantos de victoria, en las tiendas de los justos, la
diestra del Señor es poderosa, es excelsa la diestra del Señor.
Uuuuu.. No he de morir, yo viviré, para contar las hazañas del Señor.
- La piedra que el cantero desechó es ahora la piedra angular, /es el
Señor quien lo ha hecho, esto ha sido un milagro patente//Uuuuu1

También podría gustarte