Está en la página 1de 8

INTRODUCCIÓN

Presenta muchas ventajas con respecto a la manual: ofrece mayor control del manejo, menos consumo de combustible, más
comodidad y mayor duración del motor.
Al recibir el vehículo es conveniente consultar con el cliente como siente al vehículo al conducir, o si en el
tablero se enciende algún testigo de lo que permita entender qué tipo de falla tiene la caja.

En base a esto se procede a realizar un escaneado, las variables de presiones, hacer una prueba
dinámica, todo esto para determinar si es mecánica o electrónica la falla que presenta.
Luego de esto, se procede a realizar el desarme, es conveniente ubicar como van puestas para evitar
problemas en el armado.

El embrague y el convertidor son aquellas piezas que pueden generar la mayor cantidad de problemas,
en el caso del convertidor, es ideal abrirlo y ver los embragues internos, los cuales en algunos casos
tienen 1 o 2 discos.
Otro de los componentes que se verifica en primera instancia son los discos, los cuales cuando se
queman producen mal funcionamiento en la caja. El motivo por el cual sucede esto es variable, ya sea
por el mal funcionamiento de un pistón, también puede ocurrir por un defecto en los aros que provoca
fugas por la alta presión.

También es conveniente verificar la bomba, la cual en este modelo de caja funciona internamente
moviendo la caja por la acción de la cadena.
Uno de los puntos a tener en cuenta cuando la falla es electrónica es la mecatrónica, el bloque hidráulico
que contiene válvulas internamente además de solenoides que accionan gracias a la orden del módulo,
el cual es que maneja toda la caja. Este módulo es fundamental ya que es el que determina que cambio
necesita el vehículo.

Se recomienda verificar las válvulas y los solenoides en detalle para rectificar o cambiar según la pieza.
En caso de tener un problema eléctrico, lo conveniente es cambiar el módulo completo.
Esta es una caja 8HP.

Beneficios:

• Boost Mode.

• Recuperación.

• Función de inicio-parada.

• Compatible con tracción total.

• Además de las soluciones de alta tensión, también es adecuado para sistemas de alimentación a bordo de
48 V.

• Motor eléctrico con potencia máxima de 15 kilovatios y par máximo demás de 200 metros newton.

• Reducción sustancial en el consumo de combustible.


Reducción de consumo de combustible:

La transmisión automática de 8 velocidades reduce el consumo general de combustible en al menos un 6%


en comparación con las actuales transmisiones automáticas ZF de 6 velocidades de 2da generación. Como
ejemplo, las emisiones de CO2 de un motor de seis cilindros con una cilindrada de 2.5 litros se pueden reducir
de 180 g / km a 168 g / km. La función cada vez más popular de arranque / parada del motor proporciona una
contribución importante a esta reducción, que apaga automáticamente el motor cuando el vehículo se
detiene e inmediatamente reactiva el motor y la transmisión cuando se libera el freno de pie.

Compatible no solo con autos compactos:

Los vehículos de pasajeros con transmisiones automáticas ZF eficientes ahora están en demanda en todas
las categorías de vehículos. Especialmente los vehículos utilizados para realizar entregas. Deben hacer frente
a un arranque rápido y paradas frecuentes. El convertidor de par y los ocho pasos de la transmisión
automática de 8 velocidades de ZF junto con la alta distribución de las relaciones de transmisión garantizan
propiedades dinámicas al mismo tiempo que mantienen la velocidad del motor y, por lo tanto, también el
consumo de combustible a un nivel bajo. El innovador concepto de engranaje minimiza las pérdidas por
arrastre y aumenta la eficiencia.

El último paso innovador está disponible desde mediados de 2018: el 8HP de la 3ra generación con una
proporción de hasta 8.6 y una mejora adicional en las emisiones de CO2, que se logra a través de una gran
cantidad de medidas de optimización individual.