Está en la página 1de 10

MUROS

Los muros son las construcciones verticales de un edificio que cercan,


separan y protegen sus espacios interiores. Pueden ser estructuras que
soportan cargas de construcción homogénea o compuesta diseñadas para
sustentar las cargas impuestas por los pisos y los techos, o consistir en
una retícula de columnas y vigas con paneles no estructurales que sirven
de relleno.

Además de sustentar cargas verticales, las construcciones de muros


exteriores deben ser capaces de resistir carga eólica horizontal.

Debido a que los muros exteriores sirven como un escudo protector


contra el clima, su construcción debe controlar el paso del calor, así
como la infiltración de aire, sonido, humedad y vapor de agua. El forro
exterior, que puede ser aplicado o integrado a la estructura del muro,
debe ser durable y resistente a los efectos intemperizantes del sol, el
viento y la lluvia.
Los muros interiores o paredes divisorias que subdividen al espacio
dentro de un edificio, pueden ser estructurales o sin carga. Su
construcción debe ser capaz de sustentar los materiales de acabado que
se deseen y alojar cuando sea necesario la distribución y las cajas de
salida de los servicios mecánicos y eléctricos.

Los vanos de puertas y ventanas deben construirse de modo que las


cargas verticales que provengan de arriba se distribuyan alrededor de los
vanos y no se transfieran a las unidades mismas de las puertas y ventanas.
Su tamaño y ubicación se determinan por los requerimientos de luz
natural, ventilación, vista y acceso físico, así como por las restricciones
del sistema estructural y de los materiales del muro modular.
SISTEMA DE
MUROS
Marcos estructurales
Muros de concreto y mamposteria
Paredes de entramado de metal y madera
MARCOS
ESTRUCTURALES
Los marcos de concreto son típicamente rígidos y califican
como construcción incombustible y resistente al fuego.
Los marcos incombustibles de acero pueden utilizar juntas
de momento y deben ser incombustibles para calificar
como construcción resistente al fuego.
Los marcos de madera requieren arriostramiento diagonal
o planos de cortante para la estabilidad lateral y califican
como construcción pesada de madera si se usan con muros
exteriores resistentes al fuego y si los miembros cumplen
con los requerimientos mínimos de tamaño especificados
en el reglamento de construcciones.
Los muros de acero y concreto pueden cubrir claros
mayores y soportar cargas mayores que las estructuras de
madera.
 Los marcos estructurales pueden sustentar y aceptar
varios sistemas de muro cortina o sin carga.
El detallado de las juntas es crítico por razones
estructurales y visuales cuando el marco se deja aparente.
MUROS DE CARGA

Los muros de concreto y de mampostería califican como


construcción incombustible y dependen de su masa para su
capacidad de sustentación de cargar.
Aun cuando son resistentes a la compresión, el concreto y
la mampostería requieren de refuerzo para manejar los
esfuerzos de tensión.
La relación altura a ancho, las prevenciones para la
estabilidad lateral y la colocación apropiada de las juntas
de dilatación son factores críticos en el diseño y la
construcción de un muro.
Las superficies de muro pueden dejarse aparentes.
1. MUROS DE CONCRETO

Los muros con espesor mayor que 255 mm (10”) requieren refuerzo
de dos capas colocadas paralelas a las caras de un muro
Mínimo, varillas del número 3 especializadas no más que 3x el
espesor del muro o 455 mm (18”) centro a centro.
Pueden ser realizados tanto dentro como fuera de sitio, con ayuda
de cimbras.
Para hacerlo fuera de sitio se hace mediante el método de
precolado, el cual consiste en colarlo y curarlo con vapor de agua
en una planta fuera del lugar. Luego se colocan en su posición final
con ayuda de grúas.
Otro método para hacerlo dentro de obra es la construcción
modular, el cual consiste en hacer el muro en posición horizontal y
luego levantarlos con ayuda de grúas a su posición final.
2. MUROS DE MAMPOSTERIA
Los muros de mampostería consisten en bloques modulares de
construcción pegados con mortero para formar muros que sean
durables, resistentes al fuego y estructuralmente eficientes a la
compresión. Los tipos más comunes de unidades de mampostería
son los ladrillos hechos de arcilla endurecida por calor y los
bloques de concreto, que son unidades endurecidas químicamente.
Otros tipos de unidades de mampostería incluyen el tabicón
estructural de arcilla, el bloque estructural de vidrio y la piedra
natural o colada.

Los muros de mampostería pueden construirse como muros


sólidos, muros dobles o muros encapados.
Los muros de mampostería pueden ser reforzados o sin
refuerzo.
Los muros de mampostería sin refuerzo, también llamados
mampostería simple, incluyen refuerzo horizontal en las juntas y
anclas metálicas en los muros para ligar las medias citaras de un
muro solido o un muro doble.
En los muros de mampostería reforzada se emplean varillas de
acero de refuerzo ahogadas en juntas y en huecos rellenos de
lechada para que la mampostería resista los esfuerzos.
Las piezas son unidas con mortero el cual es una mezcla plástica
de cemento o cal, o una combinación de ambos, con agua y
arena, que se usa como un aglomerante en la construcción.
3. CONSTRUCCION CON ADOBE
Tanto en la construcción con adobe como en la de tierra apisonada
se usa tierra estabilizada sin calcinar como material de
construcción primario. Los reglamentos de construcción vigentes
varían en cuanto a la aceptación de la construcción con adobe y
con tierra apisonada, así como en sus requerimientos. Sin
embargo, el uso de tierra como material de construcción es una
necesidad económica en muchas partes del mundo y tanto el adobe
como la tierra apisonada siguen siendo sistemas alternativos de
construcción de bajo costo.

El adobe es una mampostería de arcilla secada al sol, que se usa


tradicionalmente en países con escasa precipitación pluvial. Para la
mezcla de barro se puede usar casi cualquier suelo que tenga un
contenido de arcilla de 15% a 25%; los suelos con mayor contenido
de arcilla pueden requerir templado con arena o paja para hacer
ladrillos satisfactorios. El 50% del volumen de la mezcla puede
estar constituido por grava y otro agregado grueso. El agua de la
mezcla no debe contener sales disueltas, que pueden recristalizar
y dañar al ladrillo al secarse.
El ladrillo de adobe comúnmente se fabrica cerca del lugar de
consumo con suelo que se obtiene de la excavación de sótanos  o
de suelos de desperdicio de la nivelación de sitio. El barro se
mezcla a mano o por medios mecánicos y se cuela en moldes de
metal o de madera, que se colocan en el suelo horizontal y se
humedecen con agua para ayudar a la separación de las unidades.
Después del secado inicial, las unidades se apilan de canto hasta el
curado completo.

Las dimensiones del ladrillo de adobe varían de acuerdo con la


localidad, pero un tamaño común es de 255 mm (10”) x 355 (14”) x 51
a 100 mm (2” a 4”) de espesor. Los ladrillos más delgados secan y
curan más rápido que los ladrillos más gruesos. Cada ladrillo puede
pesar de 11 a 14 kg (25 a 30 libras).
 
PAREDES DE
ENTRAMADO
Los montantes de metal conformado en frio o de madera se
espacian @ 406 o 610 mm (16” o 24”) centro a centro; este
espaciamiento está relacionado con el ancho y la longitud de
materiales comunes para forro.
Los montantes sustentan cargas verticales mientras que los
forros o el arriostramiento diagonal rigidizan el plano del muro.
Los huecos en el marco del muro pueden alojar aislamiento
térmico, retardadores de vapor y distribución mecánica, así
como las cajas de salida de servicios mecánicos y eléctricos.
La retícula de montantes puede aceptar varios acabados de
muro interiores y exteriores; algunos acabados requieren un
forro base para clavado.
Los materiales de acabado determinan la clasificación de
resistencia al fuego del ensamblado del muro.
Los marcos para las paredes de entramado pueden ensamblarse
in situ o conformarse en paneles fuera del sitio.
Las paredes de entramado tienen forma flexible debido a la
trabajabilidad de las piezas relativamente pequeñas y de los
diferentes medios de sujeción disponibles.
Los forros que pueden utilizarse van desde el forro clasificado
para panel, yeso, carton de fibra, forro de espuma de plastico
rigido, entre otros.