Está en la página 1de 2

ESTRATEGIAS DE MARKETING EDUCATIVO

Erika Martinez CI 11361667

erikamartinez1973@gmail.com

+5804148250587

El marketing educativo comprende el conjunto de técnicas y elementos empleados por las


instituciones educativas, con la finalidad de atraer futuros clientes, vale decir estudiantes, que
hagan crecer el negocio. En el presente artículo, vamos a presentar las estrategias que se utilizan
regularmente para optimizar el aprovechamiento de las herramientas que nos ofrece el entorno
digital.

La educación ha tenido avances tardíos o lentos en comparación con las diferentes áreas del
conocimiento y la tecnología, no obstante, esto no significa que no podamos echar mano de las
facilidades que nos brinda esta última para atraer y captar futuros estudiantes a una institución
educativa, aunque en algunos casos, no se domine con propiedad la técnica para hacerlo. Estos
elementos que favorecen el aprovechamiento aumentar la matrícula y dar a conocer las
características del servicio a prestar, conforman el marketing educativo.

Para nadie es un secreto el creciente empleo del entorno digital en casi todos los aspectos de
nuestra vida; en lo referente a la investigación, gran parte de los estudiantes, usan motores de
búsqueda disponibles en la red para encontrar diversa información que satisfaga sus necesidades,
por lo que indagar sobre una universidad o instituto, bien sea para iniciar o continuar estudios, es
algo común que se realice de esta manera. Esta es la base que soporta el marketing educativo, el
punto de partida para promocionar una universidad o cualquier institución educativa.

Ahora bien, ¿Cuáles son esas estrategias del marketing educativo para que la captación sea
exitosa? En primer lugar es fundamental definir el buyer persona, a quien va dirigida la información
sobre el servicio que se va a prestar, una vez que este aspecto esté claro, es que se pueden
emplear las estrategias de inbound marketing, es decir, la captación de estudiantes que
incrementen la matrícula.

Después de definirse el buyer persona, la siguiente estrategia de marketing educativo es crear


contenidos inteligentes, y de forma personalizada, es decir, emplear la información que se tiene
de un aspirante para presentarle lo que necesita, de forma contextualizada, con la finalidad de
crear experiencias válidas con base en los intereses que ha mostrado el posible estudiante a
matricularse, de manera que sienta que realmente aquella información va dirigida a él, lo que
quiere, cómo y cuando lo desea desarrollar. Esta información puede llegar al destinatario a través
de diferentes medios, redes sociales, pop ups en las páginas visitadas, correos electrónicos,
vídeos, entre otros.

Con respecto a esto último, la manera más expedita de llegar a ese aspirante, para que de allí
pase a inscrito, es a través de vídeos, en los que se pueden mostrar actividades hechas
regularmente en la institución, testimonios de los estudiantes matriculados sobre la experiencia de
estar allí u otros, ya que por lo general, el público al que va dirigido es joven y prefiere ver vídeos a
leer información extensa que pueda hacerle perder interés. Empleando la tecnología se pueden
fortalecer la relaciones interpersonales con los estudiantes, tomando en cuenta que el futuro
aspirante no tiene un contacto inicial directo con personas, sino a través de internet.

Para culminar, empleando estas estrategias de marketing educativo, las instituciones pueden
crear experiencias que les permitan atraer y captar estudiantes, ahorrarse recursos y mejorar el
ROI o retorno de la inversión.