Está en la página 1de 6

SISTEMA DE JUEGO 1-4-2-3-1, EL SISTEMA

DE MODA

El sistema de juego 1-4-2-3-1 es actualmente uno de los sistemas de


juego más utilizados por los entrenadores de fútbol en las diferentes
categorías.
En este artículo queremos explicar algunas claves prácticas de este
sistema de juego, que ha ido adquiriendo popularidad en los últimos
años.

¿QUE SE ENTIENDE POR SISTEMA DE JUEGO?


El sistema de juego es la posición que adoptan los jugadores de un
equipo sobre el terreno de juego antes de que el balón se ponga en
movimiento.

También se puede entender como una sucesión de líneas de jugadores


que presenta un equipo para ocupar racionalmente el terreno de juego y
la distribución de dichos jugadores de acuerdo a sus características y
cualidades, para un posterior desarrollo óptimo de la táctica.

Dentro de un sistema de juego podemos considerar las siguientes líneas:

 Portero

 Línea defensiva

 Línea del centro del campo

 Línea de ataque

EL SISTEMA DE JUEGO 1-4-2-3-1


Este sistema de juego se compone de:

1 portero.
 Una línea de 4 jugadores defensivos.
 2 medios campistas centrales situados por delante de la línea defensiva
 3 medias puntas (Uno por la banda derecha, otro por la banda izquierda y otro
por el centro)
 1 delantero centro.

Es un sistema de juego bastante equilibrado tanto en defensa como en


ataque, siempre que se cuente con los jugadores adecuados.
El equipo que utilice esta disposición táctica debe estar preparado para
defender en cualquier momento con los jugadores de ataque y atacar con
los jugadores de defensa.

La alternancia de funciones entre los jugadores de las diferentes líneas


es frecuente.
ACCIONES CONJUNTAS EN DEFENSA DENTRO DEL
SISTEMA 1-4-2-3-1
EL PORTERO.
Deberá poseer buena técnica defensiva para poder realizar cualquier
parada de la forma más eficaz, dirigir y organizar, concentración y
seguridad y sobre todo bien en el juego aéreo.

LOS DEFENSAS
 Realizaran marcaje intenso en defensa zonal y realizaran tanto permutas como
coberturas a sus compañeros.

 Dominarán la temporalizacion y anticipación, empleándose con mayor intensidad


cuando el balón este más cerca de nuestra portería.

 Deberán tener buena coordinación y saber realizar vigilancias defensivas cuando


el delantero se desmarca a una banda u otra.
LOS CENTROCAMPISTAS CENTRALES
 Por su situación constituyen el freno más importante para el desarrollo de la
acción ofensiva adversaria.
 Presionarán o temporalizaran dependiendo de las instrucciones de su entrenador,
realizando coberturas a la línea de medias punta o ayudas permanentes a la
defensa.

 En determinadas circunstancias realizarán duplicaciones de marcaje junto con los


defensas, es decir dos defensas contra un delantero.

 Deben tener optima posición periférica para ser rápidos en los repliegues y frenar
las incorporaciones en profundidad de los adversarios.

 La capacidad física de estos dos jugadores es fundamental para la función optima


de este puesto en el campo.

 Algunos entrenadores complementan esta línea con un jugador más defensivo


con otro más ofensivo.
LOS MEDIAS PUNTAS
 Comienzan a defender una vez que el delantero a sido superado.
 Los centrocampistas laterales deben presionar por sus bandas y duplicar el
marcaje junto con los laterales defensivos.

 Cuando el contrario ataca por su banda opuesta, deben bascular (centrocampista


y lateral) hacia el lado del balón reduciendo el espacio y replegando si fuera
necesario para dar equilibrio al equipo.

 El media punta central ayudará a sus dos compañeros de línea en el pressing,


realizará una vigilancia defensiva al centrocampista organizador del juego
contrario y duplicara el marcaje con los dos centrocampistas centrales.
EL DELANTERO
 Tiene como misión principal presionar a los centrales adversarios, con el objeto
de hacerles jugar hacia un lado determinado y obligarles al pase largo.

 Cuando no interviene tapara la línea de pase hacia atrás y ayudara


defensivamente a las jugadas a balón parado.
ACCIONES CONJUNTAS EN ATAQUE DENTRO DEL
SISTEMA 1-4-2-3-1
EL PORTERO
 Debe tener una técnica adecuada en el saque de pie y manos, además de buena
visión de juego.

 Una vez iniciado el ataque o contraataque debe acompañar dicha acción,


adelantando su posición.

 Apoyará a los defensas cuando estén en posesión del balón.


LOS DEFENSAS
 Es importante que los jugadores tengan capacidad ofensiva, incorporándose con
salidas constantes de algunos de ellos.

 En el inicio de las jugadas deberán manifestar amplitud y realizar apoyos


constantes para una mayor canalización.

 Se evitaran los pases medios y largos horizontales, por el peligro de perder el


balón.
 Es muy importante en el sistema 1-4-2-3-1 tener un defensa capaz de realizar
pases largos para neutralizar acciones del equipo rival como el pressing.
LOS CENTROCAMPISTAS CENTRALES
 Son los encargados de la organización y distribución del juego en ataque y
defensa.

 Deberán aportar el ritmo más adecuado, ser hábiles en la orientación del juego
hacia la zona más libre o hacia el compañero más desmarcado.

 Apoyaran constantemente a los defensas cuando tengan el balón en su poder.

 Se incorporan al ataque de forma alternativa e intentaran el tiro desde lejos


cuándo tengan ocasión.
LOS MEDIAS PUNTAS
 Deben ser netamente ofensivos.

 Los jugadores de banda deben ser buenos demarcándose y ser un buen punto de
referencia en el ataque.

 Entre sus funciones está proporcionar amplitud, realizar incorporaciones para


centrar, buscar finalizar la jugada con centros pasados y ser buenos regateadores.

 Un jugador con buenas características para ocupar este puesto debe ser capaz de
girarse bien, tirar, realizar pases en profundidad,etc.

 La velocidad es también un punto fuerte para ocupar esta posición.


EL DELANTERO
 Es el jugador más avanzado del equipo y punto de referencia en el ataque.

 Debe tener capacidad para controlar y proteger el balón, para permitir que su
equipo salga de posiciones defensivas y se una al ataque.

 Muy importante la capacidad para jugar en espacios reducidos, realizando todo


tipo de paredes y triangulaciones, favoreciendo la subida de los centrocampistas
laterales y media punta central.
 Debe desmarcarse bajando a recibir, en profundidad, hacia las bandas y en el
momento adecuado, crear espacios libres para que entren sus compañeros o él
mismo al remate.

 Sobre todo es fundamental tener buena capacidad rematadora y dominar con


ambos pies el tiro a puerta.

Los entrenadores adaptan esta disposición táctica en función de los jugadores que
disponen en su plantilla y del desarrollo del juego que practican.

Anibal Marquez Olivares


Entrenador de futbol