Está en la página 1de 5

Introducción a los Estudios de

Género

Prof. Adj. Reg. a cargo Débora Tajer

Articulo: Ser ama de casa enferma

Docentes:

Antonella D'Alessio, Melina Bottoni, Jess Gutman.

Comisión 4

Silvina Queirolo (LU 29382125)

Año:2019. Cuatrimestre: segundo

1
El informe de referencia fue publicado en julio de este año. Es importante tener
en cuenta que dicho análisis “Empleo y trabajo no remunerado: Una mirada en
profundidad sobre la distribución del trabajo no remunerado del Conurbano
Bonaerense 2017-2018”, es una investigación reciente. Esto permite ubicar los
hallazgos en un contexto histórico, cultural y socioeconómico determinado. Que
al mismo tiempo habilita el análisis de representaciones sociales, que resultan
en general como modelos legitimados durante el transcurrir de la historia. Es
decir, representaciones que se repiten, se mantienen a través de las distintas
épocas, construyendo y consolidándose como saberes y conocimiento.

Y dicho esto, es posible pensar este aspecto como parte de la dimensión


epistémica del análisis. El articulo afirma que, en los sectores mas vulnerables,
las tasas de empleo de mujeres son menores y por lo tanto, mayores las tasas
de desempleo, se suma a este dato, que la carga de trabajo domestico y de
cuidados es mayor.

Puede inferirse en este caso, por la legitimación de estas prácticas, que subyace
una concepción de la mujer, como individuo inferior al varón, que en su condición
de debilidad, prefiere y le conviene identificarse con lo concerniente al ámbito
privado, al hogar, al encierro, al resguardo.

Esta concepción, opera como lógica estructural en la subjetividad. Lógica


jerárquica, ya que establece en el imaginario, según el modo de subjetivación 1
tradicional, que el varón como proveedor económico, debe identificarse con el
espacio público y laboral remunerado. No así la mujer, que no tiene empleo
remunerado y por ello debe, dedicarse a la labor doméstica y la maternidad. Y
se desprende además que tiene mejores habilidades para ese tipo de tareas.

Es importante aclarar que estas concepciones, se alinean con otra lógica


subyacente, que es la lógica binaria. Por lo tanto, el hombre tendría un rol y la
mujer otro, esto además se refuerza al pensar las relaciones como vínculos
heterosexuales. Donde ambos roles mencionados, se complementarían. Queda
por fuera de esta estructura subjetivante, todo lo concerniente a otras

1
“Construcción conceptual que se refiere a las formas de representación que cada sociedad instituye
para la conformación de sujetos aptos para desplegarse en su interior, y las maneras en que cada sujeto
constituye su singularidad (Bleichmar, 2005)” Tajer, D. (2009) Heridos Corazones. Vulnerabilidad
Coronaria en Varones y Mujeres. Buenos Aires, Argentina: Paidós.

2
disidencias. Pero estableciendo de todas formas, una diferencia desigualada
entre varones y mujeres, desde una lógica atributiva que en la actualidad todavía
sigue vigente.

Un ejemplo claro, de como se ve reflejado este consenso sobre la adjudicación


de tareas y roles según el género, puede constatarse observando los productos
de consumo que se ofrecen en las jugueterías. Los juguetes destinados para las
niñas son en general, objetos relacionados a labores domésticas y el cuidado.
EJ: kit de limpieza con escobitas, carritos de supermercados, mini cocinas y
utensilios de cocina, juegos de té, de mate, bebotes, muñecas, etc. Lo femenino
como analogía directa con lo domestico.

Desde una dimensión política, se entiende que los vínculos están atravesados
permanentemente por relaciones de poder, el sistema capitalista y patriarcal,
precisa invisibilizar estas relaciones de diferencia desigualada, para
reproducirlas y perpetuarlas en un consenso instituido, que garantice un
ordenamiento social.

Es así como además de poner en evidencia la diferencia jerárquica entre mujeres


y varones, debemos mencionar otro factor importante donde prevalecen
relaciones de dominio. Aparece entonces el concepto de interseccionalidad.
Donde se evidencian otras jerarquizaciones sociales. Cuando en el articulo se
refiere a las mujeres como acusadas de “planeras” lo que se indica es, que
además, por ser mujeres del conurbano, y de condiciones de mayor
vulnerabilidad, la correspondencia con la hegemonía se va alejando. Por esta
razón, sufren mayor discriminación, incluso de parte de otras mujeres en
condiciones económicas mas acaudaladas y están más cerca de la
marginalidad. Cabe recordar que las representaciones hegemónicas están
lideradas por el Varón, blanco, heterosexual de clase media o alta, donde la
mujer, blanca, heterosexual, de clase media o alta, juega un rol de superioridad
de condiciones por sobre las demás que no compartan esas características.

Siguiendo a Tajer, D. (2009), aunque se comprende que los modos de


subjetivación son tres, el tradicional, el transicional y el innovador, y se articulan
entre si de manera permanente, puede correlacionarse a las practicas de las

3
mujeres mencionadas de este análisis, con el modo de subjetivación tradicional
y el modo transicional.

Con el tradicional, en tanto son mujeres abocadas predominantemente al hogar


y a la maternidad, sin dar prioridad a sus desarrollos personales y profesionales,
resignando sus deseos, en pos del amor sacrificial que sus familias requieren.
Haciendo carne de su rol maternal y de cuidado, casi como si fuera un instinto
que les fue otorgado con la naturaleza. Y del cual sería incluso pecaminoso
renegar.

Por otro lado, puede identificarse a algunos casos, con el modo transicional, en
tanto que, cumplen doble jornada, asumiendo el modelo de mujer/madre
tradicional e insertándose en el ámbito laboral y profesional remunerado.

En ambas modalidades se deja entrever, una creencia latente, la mujer y la


femineidad como un ser para otros. Destinado a ofrecer su ser para sus familias.

4
Bibliografía consultada

• Fernández, A. M., (2010). Las diferencias desigualadas. Estrategias


biopolíticas de dominio.
• Fernández, A.M. (1993). La bella diferencia y Hombres públicos-mujeres
privadas.
• Fernández A.M. La Mujer de la Ilusión. Buenos Aires. Argentina: Paidós.
• Fernández, A.M. (1992) Las Mujeres en la Imaginación Colectiva. Buenos
Aires, Argentina: Paidós.
• Tajer, D. (2009). Heridos Corazones. Vulnerabilidad Coronaria en
Varones y Mujeres. Buenos Aires, Argentina: Paidós.
• Bourdieu, P. (2010). La Dominación Masculina y otros ensayos. Buenos
Aires, Argentina: Editorial Página 12 S.A.