Está en la página 1de 210

UNIDAD I GENERALIDADES

1.1.

ORIGEN

1.1.

ORIGEN

Una gran mayoría de expertos en la materia concuerdan en que dos estirpes salvajes contribuyeron a la formación de las razas porcinas americanas, y son:

Jabalí europeo (Sus scrofa) y el cerdo de las indias (principalmente el Sus vittatus). Ambos eran gregarios y tenían la característica de formar grandes manadas. Se alimentaban de: raíces, bellotas, y los forrajes que pudieran espigar en los campos y bosques. Debido a que eran de índole errabunda, casi no tenían enfermedades ni parásitos.

A continuación se presenta una detallada descripción del origen de los cerdos:

Existen dos teorías sobre el origen de los cerdos: Una de ellas sostiene la hipótesis de que el jabalí europeo es el antepasado único y directo del cerdo moderno. Mientras que la otra sostiene la idea de la ascendencia doble, la cual parte del jabalí europeo y del jabalí asiático.

Se conoce que el profesor Sanson mantiene la teoría del origen único, la cual se basa en tres características del jabalí europeo y del cerdo doméstico.

Idéntica fórmula vertebral Caracteres craneales semejantes Caracteres externos análogos

El profesor Dechambre sostiene que la teoría es doble, la cual se ha convertido en un concepto dominante hasta nuestros días.

2

La opinión de Sanson es refutada bajo los siguientes argumentos:

Hay una gran variación en la fórmula vertebral de los cerdos. Dado que la fórmula clásica es 7 vértebras cervicales, 14 vértebras torácicas, 6 vértebras lumbares, 4 vértebras sacras y 22 vértebras caudales (7-14-6-4-22), esta fórmula ha tenido modificaciones considerables. En el siglo pasado, en la década de los 20, la fórmula registró variaciones en el número de vértebras torácicas y lumbares (15 y 5 respectivamente). Mientras que en los 30, personas de Dinamarca indicaron que habían encontrado animales de la raza Landrace con 16 vértebras torácicas y 6 vértebras lumbares. A finales de 1964, el autor identificó dos canales con una fórmula 7-17-6-4-22 en la Primera Prueba de Canales Porcinas del Brasil.

De igual forma hay una variación de los índices craneales, pues la especie porcina es magníficamente adaptable a modificaciones impuestas por el hombre, a través de la selección y condiciones de manejo.

En lo que se refiere a los caracteres externos, los cambios notables fueron apreciables. Se conoce que hasta el siglo XIX se detectaron pocas diferencias entre el jabalí europeo y el cerdo doméstico, pero posteriormente realizados los trabajos de mejoramiento en varios países europeos y norteamericanos, se produjeron importantes modificaciones.

Cabe señalar que basados en los argumentos de Cornevin, sustentó la teoría del origen doble de los cerdos. Según esta teoría el cerdo doméstico desciende tanto del jabalí asiático (Sus indicus) como el jabalí europeo (Sus scrofa ferus). No obstante afirma que la variedad original es el Sus indicus y por lo tanto hay una sola especie del género Sus, aunque tenga nombres distintos. Se indica que el jabalí europeo sería solamente una variedad más reciente del jabalí asiático.

Cornevin señala lo siguiente: Todas las formas porcinas, tanto las salvajes como las domésticas, son morfológicamente diferentes, fecundas entre sí y producen mestizos y no híbridos.

En razón de la inmensa dispersión geográfica y, sobre todo su notable adaptabilidad,

3

esta especie sufrió una gran influencia del medio y de las condiciones alimenticias, pero esas modificaciones anatómicas y morfológicas son apenas de orden étnico”. Indica también que “El origen de todos los cerdos y jabalíes es el Sus indicus o jabalí asiático”.Su último análisis identificó al Sus indicus como el único origen del cerdo doméstico, aceptando de esta manera al Sus scrofa ferus como una variedad intermedia.

Nathusius y Rutirmayer, investigadores contemporáneos, dicen que las razas porcinas actuales descienden del jabalí asiático, del europeo o, quizás, del cruzamiento de ambos, de acuerdo con el siguiente criterio:

El jabalí asiático dio origen al cerdo asiático, existente en China, la India, Tailandia,

Islas del Océano Indico y Japón.

El jabalí europeo dio origen a dos grupos de cerdos: los célticos y a los originarios de

Rusia. El cerdo del mediterráneo es la forma intermedia de los dos anteriores y dio origen al grupo ibérico.

Dado que las razas del norte de Europa e Inglaterra presentan características bien

diferenciadas. La diferenciación en lo que se refiere en el tamaño y forma de las orejas sirvió a Dechambre para poder clasificar las razas en célticas (orejas grandes

y pendientes), asiáticas (orejas erectas y cortas) e ibéricas (orejas medianas y horizontales).

1.2.

EVOLUCIÓN

Desde que ocurrió su domesticación hace unos 5000 años hasta nuestros días, el cerdo es una especie que ha tenido grandes modificaciones en su morfología y fisiología, debido a las diferentes condiciones en que vivió y al aprovechamiento como animal doméstico redituable, además porque ha respondido a las diversas necesidades del hombre.

El jabalí habitaba en los bosques, éste se alimentaba de pequeños animales, de

4

larvas, gusanos, tubérculos, raíces, pastos nativos, rizomas y frutos. Utilizaba los colmillos como órganos de defensa y ataque, ya que estos eran puntiagudos y salientes de la boca, pero hay que señalar que cuando se encontraba con animales más poderosos debía huir, y aquí la velocidad era su principal defensa, ya que era un animal ágil y veloz. De tal modo que su morfología respondía a ese tipo de características: Anotamos que tenía cuartos musculosos, articulaciones secas y fuertes; su cuerpo era corto y musculoso, capaz de transmitir rápidamente los movimientos hacia los miembros motores anteriores.

El corazón y los pulmones tenían un funcionamiento acelerado, por lo que el tórax era profundo y amplio. El corazón tenía que latir más rápidamente y los pulmones debían aumentar el ritmo respiratorio.

El jabalí tenía una cabeza pesada, fuerte e insertada firmemente en el cuello, era apta para golpear violentamente. Carecía de un cuarto posterior fuerte y musculoso, mientras que el cuarto anterior era robusto pesado y amplio. El 70% del peso de un cerdo salvaje se encontraba en su mitad anterior, cuyos cortes son de menor valor.

Cuando ocurrió la domesticación el cerdo ya no luchaba por obtener sus alimentos, no tenía enemigos peligrosos, por lo que comenzó a vivir en una forma sedentaria, que primero fue cerca de las poblaciones y después en porquerizas. Por lo que la forma del cerdo tuvo modificaciones, que atendía a las exigencias del momento, la grasa. Este era una animal rollizo, con gran papada, mandíbulas amplias y la cabeza mediana, los cuartos traseros y el cuerpo eran anchos, de mediana o poca longitud y perímetro torácico reducido, debido a que su nuevo tipo de vida no le exigía mayores esfuerzos. Tanto el corazón como los pulmones funcionaban con calma dentro de una cavidad torácica que era oprimida por la grasa. El temperamento se tornó tranquilo, se transformó en un animal favorito para producir grasa, su auge tuvo lugar durante la primera guerra mundial (1914-1918). Las mitades del cuerpo se equilibraron siendo cada parte el 50%.

La evolución no tiene límites, a medida que surgen necesidades, de tal forma que partiendo del Jabalí se obtuvo el “cerdo – grasa”, él cual aún presentaba grandes fallas, entre las que anotamos: era sacrificado muy tardíamente de 12 a 18 meses,

5

provocando grandes acumulaciones de masas adiposas. La proteína vegetal era transformada en grasa lo que era un verdadero contrasentido.

El organismo excretaba como constituyente de la orina el nitrógeno que es un elemento noble y forma parte de las proteínas. El cerdo era preparado por el criador unos 12 y 18 meses para el mercado, esto era causa de varios problemas, uno de ellos era el empleo inadecuado de instalaciones y de las inversiones, como sabemos el cerdo aprovecha mejor los alimentos hasta los 6 o 7 meses y a partir de ese momento decrece su capacidad de transformación.

Actualmente se produce el “cerdo – carne” animal de cinco a seis meses de edad, el cual pesa entre los 90 y 120 Kg. con un mayor índice total de aprovechamiento. Tiene una mayor proporción de carne, el producto de mayor valor en la industrialización se obtiene de los cuartos posteriores (jamones). Las industrias de aceites y grasas en la década de los 30, alcanzó un gran desarrollo, pero se determinó que la producción de grasa a partir del cerdo resultaba muy costosa.

Al descubrirse las grandes cualidades de la carne de cerdo, al aumentar la población mundial y al ver que la nutrición proteica era crítica, se observó que el cerdo era capaz de transformar en carne los alimentos de bajo valor nutritivo para la dieta humana, entonces surgió el concepto de “cerdo – carne”.

El metabolismo del “cerdo – carne” es más intenso y los cortes anteriores tienen poco valor, este es un animal largo, con jamones muy desarrollados, con perímetro torácico pequeño, cuello sin papada y cabeza liviana. Modificándose la topografía de los órganos en la cavidad torácica. Como se conoce tanto el corazón como los pulmones del jabalí funcionaban en una cavidad espaciosa, más profunda que larga y estaban dispuestos casi verticalmente. Mientras que en el “cerdo – carne” se encuentran ubicados en una posición horizontal y la cavidad donde se alojan tienen mayor volumen, la profundidad es menor y el largo ha aumentado considerablemente. La forma se adaptó a la función.

Este “cerdo – carne” tiene una forma inversa al jabalí, es decir tiene el 30% del peso en el cuarto anterior y el 70% en el cuarto posterior.

6

6 Figura 1. Fuente: Evolución de las cerdas 1.3. ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA El cerdo es un
6 Figura 1. Fuente: Evolución de las cerdas 1.3. ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA El cerdo es un

Figura 1.

Fuente:

Evolución de las cerdas

1.3. ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA

El cerdo es un omnívoro. Su piel esta cubierta de un débil pelo, las cerdas .El cerdo se distingue por la ausencia de glándulas sudoríparas lo que le hace especialmente sensible a las temperaturas elevadas. Es muy sensible a los golpes de calor. Por el contrario gracias a su capa de tocino se protege bien del frío salvo durante las primeras semanas de vida en que es muy vulnerable a las bajas temperaturas .Esta protección tiende hacer cada vez más menos marcada en el cerdo moderno o “cerdo magro“.

La temperatura normal del cerdo adulto es de 39 ºC. En el animal muy joven esta es muy sensible a las variaciones ambientales de temperatura. En el cerdo en

7

crecimiento,

la

temperatura

corporal

aumenta

ligeramente

con

la

del

medio

ambiente.

1.3.1 APARATO DIGESTIVO

la del medio ambiente. 1.3.1 APARATO DIGESTIVO Fuente: Manual del Porcicultor Figura 2. Aparato digestivo

Fuente: Manual del Porcicultor

Figura 2. Aparato digestivo del cerdo

1.3.1.1. BOCA Y FARINGE

La mandíbula del cerdo adulto esta compuesta por la siguiente formula:

8

Incisivos 3/3

Caninos 1/1

Premolares 4/4

Molares 3/3

8 Incisivos 3/3 Caninos 1/1 Premolares 4/4 Molares 3/3 Fuente: Manual del Porcicultor Figura 3. Dentición

Fuente: Manual del Porcicultor

Figura 3.

Dentición del cerdo adulto

El lechón posee dientes desde su nacimiento: 4 colmillos y 4 caninos .Estos dientes de leche son puntiagudos y pueden dañar a la madre durante la mamada. La dentición evoluciona de la siguiente manera

6 meses comienzo de la aparición de los colmillos definitivos

1 año sustitución de las pinzas

18 meses sustitución de los medios la boca esta cerrada y en el verraco , los caninos superiores o “defensas” comienzan a exteriorizarse.

La masticación de los alimentos se acompaña de su insalivación .La saliva es secretada en grande cantidad por las glándulas salivares .Las más voluminosas son las glándulas parótidas.

La boca alberga igualmente órganos de defensa contra los procesos microbianos. Estos son los tejidos linfoides o amígdalas, situados en el velo del paladar, las paredes laterales de la faringe y la base de la lengua .Estos tejidos alojan a menudo los bacilos del mal rojo, incluso en animales aparentemente sanos.

9

1.3.1.2. ESÓFAGO Y ESTÓMAGO

El paso de alimentos desde la boca hacia el estómago se realiza a través del esófago, canal musculoso y muy extensible, animado por contracciones peristálticas que siguen a la deglución.

El estómago hace de reservorio de alimento. Su capacidad media en la edad adulta se es sitúa sobre los 8 litros. Su funcionamiento es cíclico .El primer vaciado tiene lugar alrededor de los 15 minutos de la primera deglución. Posteriormente, la frecuencia y fuerza de las ondas de vaciado varía según la naturaleza de la alimentación, la distensión del estómago y del duodeno. Este vaciado dura varias horas según las características físicas y químicas del régimen, 50 a 90 % de la materia seca ingerida se evacua en 7 h. El vaciado entre dos comidas nunca es total .El volumen final de los alimentos al salir del estómago (quimo estomacal) es el doble del volumen ingerido, debido a la adición de las secreciones salivares y gástricas.

Las glándulas gástricas situadas en la mucosa producen las secreciones gástricas que están sometidas a doble regulación nerviosa y hormonal.

Esquemáticamente se distinguen dos componentes del jugo gástrico:

El componente ácido, constituido por el ácido clorhídrico producido por las células parietales .Estas secreciones son ácidas, luego cáusticas para la mucosa estomacal que esta normalmente protegida por las secreciones de las glándulas de la mucosa contenidas en su espesor, así como por el poder tampón de los alimentos.

El componente alcalino que incluye a la vez los pepsinógenos, segregados por las células principales o peptídicas, y electrolitos tales como los iones cloro, bicarbonato, sodio y potasio segregados por las glándulas cardiales.

Las acciones en el jugo gástrico son múltiples:

10

Ácido clorhídrico:

Solubilización de los productos minerales Papel antiséptico. Transformación de los pepsimógenos inactivos en pepsina activa (papel importante en el proceso de digestión.

Pepsina:

Acción proteolítica elevada salvo en el lechón durante los primeros 15 días de vida Degradación de la proteína en moléculas más pequeñas que permiten una mayor eficacia de los agentes proteolíticos del intestino. Transformación, en finas partículas, de la caseína de la leche , precipitada por el ácido clorhídrico.

Catepsina:

Misma acción de la pepsina pero más débil.

Lipasa:

Acción lipolítica débil, sobre los lípidos de bajo punto de fusión, libres y emulsionados, es decir los de la leche. El valor de la secreción gástrica ácida aumenta muy rápidamente durante las primeras semanas de vida .Este aumento es muy lento posteriormente. Puede suceder que la protección de la mucosa sea superada .Hay dos zonas especialmente expuestas la zona gastroesofágica alrededor del cardias y la zona fúndica . La irritación y posterior erosión de la mucosa en zonas conduce a la aparición de úlceras de gravedad variable, siendo la más frecuentes la úlceras gastroesofágicas

1.3.1.3. INTESTINO Y GLÁNDULAS ANEXAS

1.3.1.3.1. Intestino delgado, hígado y páncreas

El jugo intestinal (mucus, enteroquinasa, amilasa, enzimas glucolíticas, enzimas

11

proteolíticas) es producido por:

Las glándulas intestinales situadas en las criptas de los pliegues y que son muy numerosas en la parte anterior del intestino delgado (duodeno, yeyuno). Los enterocitos, células que se forman en la base de las vellosidades intestinales, despegándose después y cayendo en la luz intestinal donde juegan un papel de verdaderas enzimas digestivas.

El

El

El

intestino delgado recibe además las secreciones del hígado y del páncreas.

hígado actúa por medio de la bilis que incluye. Productos de excreción: pigmentos biliares, colesterol, ácidos grasos, sales alcalinas; y, productos de secreción:

ácidos biliares

hígado tiene múltiples acciones: activa la lipasa pancreática, emulsifica las grasas por reducción de la tensión superficial de las soluciones, aumenta la solubilidad de las sustancias poco solubles, activa los movimientos del intestino y aumenta la absorción de las vitaminas liposolubles.

El páncreas segrega enzimas proteolíticas, glucolíticos y lipolíticas formando en conjunto el jugo pancreático (el más importante de los jugos digestivos) que se vierte el duodeno.

1.3.1.3.2. Intestino Grueso

A este nivel, terminan los procesos digestivos en curso (ausencia de enzimas

digestivos), hay producción de mucus y una importante absorción de agua. El

intestino grueso posee una flora rica en bacterias, cuya acción es doble.

Síntesis de las vitaminas K y B Digestión (proceso débil) de terminados elementos nutritivos que dan productos diversos, parcialmente absorbidos, transformados y eliminados.

12

12 Fuente: Manual del Porcicultor 1.3.2.1. Figura 4. TESTÍCULOS Aparato genital del verraco Cumplen dos misiones

Fuente: Manual del Porcicultor

1.3.2.1.

Figura 4.

TESTÍCULOS

Aparato genital del verraco

Cumplen dos misiones esenciales.

13

La producción de espermatozoides (espermatogénesis) que, tras la maduración en el epidídimo, proporcionan los gametos necesarios para la fecundación de los óvulos. La producción de hormonas sexuales, que intervienen en la fisiología normal del organismo del macho (crecimiento, metabolismo) y más específicamente en la reproducción (espermatogénesis, aparato genital,

La pubertad del verraco puede definirse como el comienzo del período de producción de un esperma fecundante . Es posterior a los intentos de monta así como a las primeras eyaculaciones. La producción de espermatozoides es progresiva y generalmente independiente de la aptitud de la actividad sexual Funciona a pleno rendimiento alrededor de 10- 12 meses.

1.3.2.1.1. Desarrollo de la sexualidad del verraco

Descenso de los testículos al escroto Últimas semanas de la vida fetal

Inicio de la formación de espermatozoides en tubos semini- Feros

Capacidad de erección 16 semanas de edad

Presencia de espermatozoides en el epidídimo Madures sexual Presencia de espermatozoides en el esperma Fertilidad máxima

10 semanas de edad

20 semanas de edad

20 semanas de edad

22 semanas de edad

18 meses

Todas las fases de las espermatogénesis, desde la etapa preparatoria en el testículo impúber hasta la actividad completa en el adulto, están sometidos a una regulación hormonal (hormonas gonadotropas hipofisiarias) que condicionan en gran parte al ardor sexual del verraco o libido.

14

A lo largo del tránsito epididimario (9 a 14 días), los espermatozoides se vuelven

maduros, luego aptos para fecundar a los gametos femeninos. Esta adquisición del poder fecundante se acompaña de numerosas transformaciones del espermatozoide: motilidad, metabolismo, morfología. Un buen funcionamiento del epidídimo puede provocar un aumento de las anomalías en el esperma eyaculado.

1.3.2.2.1. Plasma seminal

El plasma seminal resulta de la mezcla, en el momento de la eyaculación, de las secreciones epididimarias que contienen los espermatozoides con las de las glándulas anejas Éste es para los espermatozoides una fuente de metabolitos y vehículo. El análisis del plasma seminal muestra que la contribución de estas glándulas al eyaculado es importante: 95-98 % del volumen producido.

1.3.2.2.2. Morfología

El espermatozoide del verraco tiene una longitud de 60 u y esta compuesto de una

cabeza y un flagelo. El flagelo abarca el cuello y la cola, la cuál se divide de en tres partes, la pieza intermedia, la pieza principal y la pieza terminal.

El principio, la gota citoplasmática está ausente de los espermatozoides eyaculados.

Presente a la altura del cuello en los espermatozoides testiculares, migra hacia la pieza intermedia a lo largo del tránsito epididimario. Su presencia en los

espermatozoides eyaculados indica un defecto de la maduración.

Existen otras anomalías morfológicas cabeza anormal, espermatozoide sin cola, con en látigo. Estas anomalías conllevan una reducción de la fertilidad y, en ciertos casos esterilidad.

1.3.2.2.3. Motilidad

Se caracteriza por dos parámetros:

El porcentaje de espermatozoides móviles (motilidad en masa) Este porcentaje no debe ser inferior al 80 % .En caso de problema, conviene no obstante

15

asegurarse de que los espermatozoides no estén en anabiosis. La motilidad individual o velocidad de progresión.

1.3.3. APARATO GENITAL DE LA CERDA

El inicio del crecimiento ovárico parece situarse entre 60 y 90 días después del nacimiento, en el momento de aparición de los primeros folículos cavitarios

Estos folículos evolucionan hacia folículos preovulatorios o” folículos de Graff” y tiene lugar la primera ovulación.

Los ovarios de la cerda adulta son en término medio del grosor de media nuez.

Su superficie es abollada por la presencia de varioa folículos ded “Graff” y por los restos de antiguos folículos que constituyen bien cuerpos lúteos o bien cuerpos blancos (albicans), cicatrices de los anteriores, a menudo poco visibles.

La pubertad se sitúa alrededor de los 6 meses de edad a un peso de 90 a 120 kg.

Un gran número de factores pueden influir sobre su aparición, entre los que se encuentran la raza, la alimentación, las condiciones de su hábitad.

16

16 Fuente: http://www.fao.org (2006) Figura 5. Aparato reproductor de la cerda A partir de la pubertad

Fuente: http://www.fao.org (2006)

Figura 5.

Aparato reproductor de la cerda

A partir de la pubertad los ciclos sexuales o estrales se suceden regularmente cada

21 días salvo en la cerda nulípara en los que son a menudo más cortos: 17- 18 días

y a veces incluso menos.

El desarrollo cíclico de estos fenómenos está bajo la dependencia de una regulación

neuro-hormonal en la que intervienen el sistema nervioso central, el eje hipotálamo –

hipofisario, los ovarios y el útero.

17

17 Fuente: http://www.fao.org (2006) Figura 6. 1.3.3.1. CICLO ESTRAL Actividad sexual de la cerda Se divide

Fuente: http://www.fao.org (2006)

Figura 6.

1.3.3.1. CICLO ESTRAL

Actividad sexual de la cerda

Se divide en dos fases: la fase folicular y la fase luteínica.

1.3.3.1.1. Fase folicular

Dura 5-6 días .El descenso del nivel de progesterona hacía el día 15 º- 16º del ciclo

18

da lugar a un aumento en la producción de estrógenos .Esta producción, alcanzado su máximo, desencadena el celo y programa la ovulación: liberación de un cierto número de óvulos (10-30) listos para ser fecundados, tras la ruptura de los folículos de Graff de la superficie ovárica.

El período de ovulación dura alrededor de 4 horas y comienza entre la 30 y la 40 hora después del comienzo del celo.

1.3.3.1.2. Fase luteínica

Comienza después de la ovulación los folículos tienen entonces 4-5 mm, se puede apreciar el punto de ovulación, con poco tejido luteínico. Setenta y dos horas después los folículos se transforman en cuerpos lúteos. Entonces miden 12-15 mm de diámetro y tienen un aspecto rosáceo la fase luteínica dura 14-15 días.

El nivel progesterona circulante aumenta a partir día 2 del ciclo y alcanza su máximo entre 10-14 día. Desciende bruscamente sobre el día 15 -16, correspondiéndose dicha caída con una elevación de los niveles de prostaglandina en la vena uterina. Dos a tres días después del descenso de progesterona, los cuerpos lúteos regresan y no miden más de 3-5 mm, comienza una nueva fase folicular.

La dinámica hormonal que instaura a partir de la pubertad , esta constituida por equilibrios inestables y frágiles .Puede fallar frecuentemente: ciclos silenciosos, duración anormal, celos muy cortos y ausentes .Estos trastornos tienen a menudo causas variables como una alimentación mal equilibrada, un habitad defectuoso, metritis discretas, enfermedades de otros aparatos .Es peligroso querer corregir también inmediatamente una anomalía del ciclo mediante terapéutica hormonal , ya que muy a menudo existe el riesgo de aumentar los trastornos iniciales.

1.4. CLASIFICACIÓN DE LAS RAZAS PORCINAS

Para hacer una clasificación de las razas porcinas tiene que tomarse en consideración un cierto número de características generales que pueden agruparse en morfológicas, fisiológicas, patológicas psicológicas, que constituyen los

19

caracteres étnicos o raciales; pero que de todas maneras no pueden tomarse en cuenta en forma absoluta, ya que el medio ambiente las modifica considerablemente, apartándolas de los originales.

Existen alrededor de 87 razas en el mundo que con el aprovechamiento del mejoramiento genético se tiene unas 220 variedades o líneas en proceso de establecimiento con tipos de cerdos definidos.

Por lo que existen varias clasificaciones de las razas porcinas, algunas basadas por su color en: blancas, negras, rojas barcinas y manchadas; otras por su origen en:

asiáticas, célticas, ibéricas, inglesas, francesas, etc. que señalan el origen territorial remoto.

Pero la antigua clasificación Inglesa de acuerdo a su función económica sigue siendo válida en la actualidad, siendo ésta en: cerdos de grasa, cerdos de tocino (carne) y cerdos de aptitudes mixtas o doble propósito.

1.4.1. RAZAS TIPO CARNE

1.4.1.1. CARACTERÍSTICAS GENERALES

Los cerdos tipo carne presentan cara alargada, línea dorsal en ocasiones asillada, tronco lo más largo posible, hueso fino, costillares arqueados, jamones bien desarrollados, lomos anchos y largos al igual que el dorso, estatura variable en función de la longitud de cuerpo.

1.4.1.2. RAZAS REPRESENTANTES

1.4.1.2.1.

Landrace

Existen tres razas: la Landrace Alemán (Deusche landrasse), la Landrace Americana (American landrace) y la Landrace Belga (Belgishe landrasse), que en general presentan:

20

20 Piel rosada, pelo fino y blanco Cabeza de longitud mediana, perfil recto y con un

Piel rosada, pelo fino y blanco Cabeza de longitud mediana, perfil recto y con un mínimo de papada, cuello ligero y de longitud media. Orejas no muy largas, caídas hacia adelante. Espaldas bien desarrolladas musculadas. Dorso y lomo anchos, llenos, profundos y redondeados. Extremidades cortas. Jamones bien desarrollados y magros. Presenta tres pares de costillas adicionales que le favorecen en el incremento de rendimiento.

Los parámetros productivos más importantes son:

Parámetros Productivos

Intervalo destete cubrición:

16

Ganancia media Diaria 20-90 Kg (g/día)

695

Indice de conversión 20-90 Kg (Kg/Kg)

3.1

Primer parto (días)

342

Lechones vivos/parto Lechones destetados/parto Espesor tocino dorsal a los 90 Kg (mm)

10 - 10.5 8.5 - 10 13 - 16.5

Rendimiento de la canal a los 90 Kg, sin cabeza

74.5%

Longitud de la canal (cm)

101

% piezas nobles

62

21

% estimado de magro en la canal

Como raza pura se le considera un cerdo de múltiple propósito y adecuado en programas de hibridación tanto para líneas maternas y paternas.

53

Aptitudes

Las principales virtudes de la raza para su utilización en la industria cárnica son:

- Buen rendimiento a la canal.

- Obtención de jamones bien conformados.

- Calidad de la canal adecuada al mercado.

.

1.4.1.2.3.

Yorkshire

Originaria de Inglaterra y el color de piel es rosada y pelaje blanco característica que les hace susceptibles a problemas dermáticos, sus características generales son:

Cabeza mediana y descarnada con cara de perfil recto. Orejas erectas dirigidas hacia atrás de mediano tamaño. Perfil dorso sensiblemente convexo. El dorso y el lomo son largos.

Parámetros Productivos

destete

cubrición 14 Ganancia media Diaria 20-90 Kg.

(g/día)

Intervalo

725

destete cubrición 14 Ganancia media Diaria 20-90 Kg. (g/día) Intervalo 725 Índice de conversión 20-90 Kg.

22

Primer

parto

 

(días)

352

Lechones

 

vivos/parto

 

10,5

Lechones destetados/parto

 

9-10

Características

 

de

la

carne:

Espesor

tocino

dorsal

a

los

90kg.

(mm)

13,5-17,5

Rendimiento

de

la

canal

a

los

90kg.

sin

cabeza

75%

Longitud

de

la

canal

(cm.)

99

%

Piezas

 

nobles

62

% Estimado de magro en la canal

1.4.1.2.4. Duroc jersey

52,5

Es originario de EE.UU., de color rojo que puede fluctuar desde el dorado hasta el rojo ladrillo, presenta los siguientes rasgos característicos:

ladrillo, presenta los siguientes rasgos característicos: Cabeza relativamente pequeña, con un perfil cóncavo.

Cabeza relativamente pequeña, con un perfil cóncavo. Orejas de mediana longitud, ligeras y caídas con las puntas hacia adelante. Cuello corto, espalda ancha y bien desarrollada.

23

Dorso bien musculado y casi recto, lomo ancho y largo. Muslos llenos, compactos y redondeados. Extremidades largas, fuertes y anchas.

Parámetros Productivos

Ganancia media diaria 20-90 Kg. (g/dia)

695

Índice de conversión 20-90 Kg. (kg/Kg)

3.1

Lechones vivos/parto

10-10.5

Lechones destetados/parto

8-10

Características de la carne:

Rendimiento de la canal a los 90 Kg. sin cabeza

74%

Longitud de la canal (cm.)

93.5

% piezas nobles

61

% estimado de magro en la canal

52

Últimamente está siendo utilizado en Europa por su carne marmórea (infiltración de grasa intramuscular), que aporta buen sabor y calidad a la carne. Empleada en cruzamientos, es resistente al síndrome de stress porcino y tiene buenas cualidades maternas.

1.4.1.2.5.

Hampshire

24

24 Cabeza mediana Orejas erectas y levemente inclinadas. Cuello corto con escasa papada. Espalda bien desarrollada.

Cabeza mediana Orejas erectas y levemente inclinadas. Cuello corto con escasa papada. Espalda bien desarrollada.

Dorso ancho y ligeramente arqueado, lomo largo y ancho. Muslos anchos llenos y bien conformados. Extremidades de longitud media. La estatura en machos puede llegar hasta 1.20 - 1.30 m. Prolificidad 10.4 lechones promedio por camada. La longitud corporal oscila los 90 cm. La longitud de la canal puede alcanzar los 78 cm. El grosor de la grasa dorsal es de 22 a 30 mm. A los 90 K

.

Parámetros Productivos

Ganancia media Diaria 20-90 Kg (g/día)

695

Indice de conversión 20-90 Kg (Kg/Kg)

3.25

25

Lechones vivos/parto

8.5 - 9.3

75%

Lechones destetados/parto Rendimiento de la canal a los 90 Kg, sin cabeza

7.2 - 8.2

Longitud de la canal (cm)

96 cm

% piezas nobles

65

% estimado de magro en la canal

55

Aptitudes

Las principales virtudes de la raza para su utilización en la industria cárnica son:

- Buen rendimiento a la canal (calidad de la canal elevada).

- Alta calidad de la carne.

- Canales con escasas incidencias de carnes PSE.

1.4.1.2.6.

Pietrain

con escasas incidencias de carnes PSE. 1.4.1.2.6. Pietrain r: Blanca “sucia”, esparcida de manchas negras

r:

Blanca “sucia”, esparcida de manchas negras irregulares.

La raza Pietrain, que tiene su origen y nombre en un pueblo de Brabant, Bélgica, se conoce desde 1920 .

26

Curiosamente, la raza casi se extinguió durante la Segunda Guerra Mundial a causa de su falta de grasa.

Proviene, probablemente, de cerdos normandos muy conformados y tiene después su origen en la mutación génetica del gen del halotano al nivel natural de un 80% de la población total de la raza. Los cerdos son algo más cortos, con un dorso ancho y espaldas musculadas.

La raza Pietrain es la única que produce una carne sin grasa.

La relación entre el peso de los músculos y el peso de la canal es la más elevada de todas las razas conocidas.

El cerdo se caracteriza por un estallido muscular a nivel de la paletilla, el lomo bien provisto en músculos (lomo 27%) y jamones excepcionales (27%).

El cerdo Pietrain produce un 83% de carne en canal. Estas cualidades convierten al verraco Pietrain en un factor de mejora de otras razas.

Sea cual sea la hembra, el cruce con verracos Pietrain resultará siempre en una mejora sustanciosa de la cualidad de la canal, una mejor proporción en partes nobles y una mejor clasificación comercial.

Las razas Pietrain y Blanco Belga pueden dar una carne de calidad inferior cuando se comparan con las razas Large-White o Landrace.

Esta diferencia es debida al rápido descenso del pH después del sacrificio que da lugar a una carne pálida, exudativa y menos tierna. Este efecto se explica por la alta frecuencia de un solo gen llamado gen del halotano.

Provista de pelos duros y cortos, y frecuentemente con un reflejo rojizo característico alrededor de las manchas negras. Peso de los verracos : 260 a 300 kg. Peso de las cerdas : 230 a 260 k cuello:

Cabeza: Relativamente ligera, corta, recta concava y carrillo poco desarrollado.

27

Orejas: Pequeñas dirigidas horizontalmente hacia delante y con la punta ligeramente

encorvada hacia arriba.

Cuello: Corto, con cargado, armónico en sus uniones con cabeza y tronco y escasa

papada.

: Ancho, cilíndrico y de profundidad media, Musculado con costillas fuertemente

arqueadas.

: Poco desarrollado y bien sostenido, con línea inferior paralela al dorso, y un mínimo

de doce mamas normales colocadas regularmente.

Tercio posterior

Grupa:

Parámetros Productivos

Intervalo destete cubrición:

17.5

Ganancia media Diaria 20-90 Kg (g/día)

575

Indice de conversión 20-90 Kg (Kg/Kg)

3.25

Primer parto (días)

342

Lechones vivos/parto

9 - 9.5

Lechones destetados/parto

7 - 8

Espesor tocino dorsal a los 90 Kg (mm)

9

Rendimiento de la canal a los 90 Kg, sin cabeza

77%

Longitud de la canal (cm)

92

% piezas nobles

68

% estimado de magro en la canal

60

Aptitudes

Las principales virtudes de la raza para su utilización en la industria cárnica son:

- Calidad de la canal, es decir, elevadísimo contenido en magro (músculo) y bajo de grasa.

- Porcentaje de piezas nobles óptimo.

- Respuesta positiva ante el cruzamiento con otras razas. (raza mejorante)

28

1.4.1.2.7. Hypor

Es el producto del cruce de las razas Yorkshire con Landrace.

el producto del cruce de las razas Yorkshire con Landrace. El tamaño de la cabeza es

El tamaño de la cabeza es igual al de Landrace, con orejas erguidas. La línea dorsal es relativamente recta. La longitud de la canal es similar a la Landrace, pero pudiendo existir ejemplares sin las costillas adicionales que es característica principal de la Landrace. La longitud corporal es de 90 a 100 cm. El peso vivo en machos y hembras adultos pueden alcanzar los 400 kg.

1.4.1.2.8. Spoted polanchina (Polanchina moteada)

Es originaria de EE.UU. con un color de piel obscura con manchas blancas distribuidas en una relación aproximada de 50:50 %.

Su cabeza es voluminosa con un perfil de la cara recto. La prolificidad es de 10.5 lechones por camada. La longitud del cuerpo es de 92 cm. La longitud de la canal es de 70 cm Peso vivo adulto en machos hasta

450 kg.

Peso vivo adulto en hembras hasta

420 kg.

es de 70 cm Peso vivo adulto en machos hasta 450 kg. Peso vivo adulto en

29

Se originó en Pensilvania (USA), es de piel obscura con pelo negro, presentando como característica especial seis manchas blancas distribuidas a nivel de cabeza, cola y extremidades.

blancas distribuidas a nivel de cabeza, cola y extremidades. Cabeza mediana con gruesos cachetes en la

Cabeza mediana con gruesos cachetes en la cara, el perfil de la cara es curvo, el hocico chato y

hacia

adelante. La longitud del cuerpo alcanza los 90 cm. La longitud de la canal está entre 70 a 75 cm. Prolificidad 10.4 lechones por camada

orejas

caídas

1.4.1.2.10 Chester White

lechones por camada orejas caídas 1.4.1.2.10 Chester White Generalmente considerada como la más durable de las

Generalmente considerada como la más durable de las razas blancas, los Chester White se adaptan bien a una variedad de condiciones. Los sementales Chester han mostrado que pueden establecer un porcentaje alto de cerdas en primer servicio si usted dejas que apareen el chiquero o el campo

Marranas de Chester White tienen una reputación de concepción alta, y alto número de cerdos vigorosos por camada Un experimento en la Universidad Estatal de Iowa demostró que las marranas de Chester tenían una doce por ciento de concepción

30

más alta que otras tres razas probadas, y ocuparon el primer lugar en el numero de cerdos paridos, destetados y comercializados por marrana.

1.4.2. RAZAS TIPO GRASA

1.4.2.1. CARACTERÍSTICAS GENERALES

Este tipo de animales poseen formas medianas y redondeadas, la cabeza es pequeña, el tronco cilíndrico y voluminoso, costillares bien arqueados y poca profundidad torácica, ancho el dorso, línea dorsal muy curva, hueso fino y plano, conformación de jamones de una textura y suave por el tejido graso, la línea ventral recta y bastante cerca al suelo y toda su figura es la de un tonel grueso con dos salientes, los miembros y la cabeza.

1.4.2.2. RAZAS REPRESENTATIVAS

1.4.2.2.1. Criollo pillareño

1.4.2.2. RAZAS REPRESENTATIVAS 1.4.2.2.1. Criollo pillareño Es originario de Píllaro (Ecuador), presentando colores

Es originario de Píllaro (Ecuador), presentando colores variables combinados entre blanco y negro, su tamaño es relativamente corto, rústico, resistente a enfermedades

31

y con buena habilidad materna.

Cabeza corta de perfil cóncavo, presencia de arrugas en la cara que aumentan según avanza la edad, orejas grandes caídas hacia adelante. Línea dorsal recta.

El tren anterior es de mayor magnitud que el posterior.

Su estatura alcanza 90 a 100 cm. Longitud del cuerpo 90 a 95 cm. Longitud de la canal 60 a 65 cm. Tamaño de la camada al nacimiento promedio de 7 lechones.

Baja precocidad. La etapa de crecimiento es de 56 a 195 días donde alcanza un peso de 50 a 60 kg.

A los 145 días de edad tiene un peso de 35 a 45 kg

A los 180 días de edad llega de 50 a 60 kg de peso.

Los 90 Kg. de peso alcanzan a una edad de 296 días. Llega a 80 Kg. con un tiempo de 240 a 270 días de edad. La edad al primer servicio es de 305 días en hembras y de 312 en machos. La conversión alimenticia es de 3.5 pero en la etapa de engorde alcanza 6.7 La vida útil no debe ser más de 3 años, ya que hay un deterioro muy prematuro de los pezones y de las características del fenotipo.

En cruzamientos como receptoras resulta extraordinario en cuanto a los parámetros productivos y reproductivos, pues manifiestan valores iguales o superiores a las del donante.

1.5 HETEROSIS Y SU USO EN LOS SISTEMAS DE REPRODUCCIÓN PORCINA

Heterosis o vigor híbrido, es un fenómeno en el cual el desempeño de la progenie de cruza excede el promedio de los animales progenitores. Es muy evidente en los caracteres de baja herencia, como la eficiencia reproductora, por lo tanto es extremadamente valioso en especies que producen camadas como la porcina, en la cual el desempeño reproductor es esencial para la rentabilidad. Debido a que los efectos de la heterosis pueden hacerse máximos por medio del uso apropiado de un

32

pie de cría de raza pura, es un componente de alto valor en cualquier sistema de reproducción porcina. El uso apropiado de heterosis puede mejorar algunos aspectos del desempeño reproductor, como el peso de la camada a los 21 diás, hasta en un 27%, y también tiene un efecto positivo en la eficiencia de crecimiento y alimentación.

Los siguientes sistemas de curzamiento usan eficientemente el pie de cría de razas puras para obtener máximos resultados de la heterosis y de esa manera la rentabilidad de su operación.

(1)

(2)

y de esa manera la rentabilidad de su operación. (1) (2) (1) (2) Programas De Cruza
y de esa manera la rentabilidad de su operación. (1) (2) (1) (2) Programas De Cruza

(1)

(2)

Programas De Cruza Final (1 y 2)

En programas de cruza final, la hembras de cruza, ya sea F1 o hembras de cruza de vía, se cruzan con un verraco de raza pura de cruza final de una raza no incluida en

33

el mapa genético de la hembra. Toda la progenie se envía al mercado y no se retiene ninguna hembra de cría de esta cruza terminal, por tanto las hembra de reemplazo deben comprarse o producirse en un programa separado. Esto permite el uso de razas puras para roles especializados (por ejemplo: para producir hembras o sólo cerdos para sacrificio) de esa manera las características más sobresalientes de cada raza pueden utilizarse completamente.

Ventajas:

Mantiene 100% de la heterosis tanto en cerdas como en animales de sacrificio.

Brinda la oportunidad de utilizar en su plenitud cada carácter mas importante de cada raza pura.

Produce uniformidad de los animales de reproducción y cerdos para sacrificio, y que cada animal tiene la misma composición genética.

El sistema es fácil de manejar si se compran las hembras de reemplazo y todos los animales producidos se envían al mercado.

(3)

y todos los animales producidos se envían al mercado. (3) (3) Programa De Cruza Rotofinal (3)

(3)

Programa De Cruza Rotofinal (3)

En el sistema de cruza rotofinal, dos o más razas se usan en rotación cruzada para producir hembras. Se usan verracos de madres de pura raza para la producción de marranas de reemplazo, mientras que las hembras que van a la piara comercial se cruzan con verracos de cruza terminal, y toda la progenie va al mercado. Aproximadamente 15% del grupo de hembras de cría debe dedicarse a la producción de hembras con el balance (85%) usado para producir animales para

34

sacrificio.

Ventajas:

Mantiene 100% de la heterosis en los animales para sacrificio. Si se usan tres razas por lado materno, la heterosis maternal va a ser del 86%, si se usan dos razas, la heterosis va a ser del 67%.

Brinda la oportunidad de producier hembras de reemplazo.

Las marranas de reemplazo se producen de las mejores cerdas, asegurando el mejor desempeño.

Produce animales de sacrificio uniformes, porque provienen de verracos de la misma raza.

UNIDAD II PLANIFICACIÓN EN CERDOS

2.1.

APLICACIÓN DE ALGUNAS HERRAMIENTAS GERENCIALES EN LA GRANJA PORCINA

En la actualidad las empresas hacen uso de una serie de herramientas gerenciales con el fin de optimizar la producción.

Haciendo uso de ellas se pueden lograr mejores resultados, ya que esas herramientas nos permiten visualizar hacia donde nos dirigimos y si lo que nos hemos establecido como metas se esta logrando y si no es así, nos ayudan a determinar cuál es el motivo por el cual no estamos obteniendo lo que deseamos.

35

Es importante la aplicación de estas herramientas en la producción porcina pues de

esa forma la explotación de cerdos se enmarcaría dentro de una empresa

agropecuaria, siendo lo contrario una explotación sin un norte determinado.

Dentro de la gerencia del proceso de la producción porcina, debemos establecer

cuatro elementos importantes:

- Planificar

- Ejecutar

- Controlar

- Tomar Acciones

2.1.1.

PLANIFICAR

Esta fase se caracteriza por el establecimiento de metas para la explotación, dichas

metas deben ser consultadas con los encargados de áreas con el fin de hacerlas lo

más lograble posible. Igualmente, se hace necesario conocer cómo se podrán

alcanzar las metas establecidas.

Es común que en función de las hembras que tengamos activas establezcamos la

producción que debemos obtener en un mes, un semestre o un año.

Hembras en producción, N°

1.200

Partos estimados/año

2.2

Lechones/madre/año 21

Mortalidad en maternidad

5%

Mortalidad en iniciación

1%

Mortalidad en crecimiento

0.50

Mortalidad en engorde

0.25

Consumo de alimento/año (ton)

5.760

Producción de carne/año (ton)

2.296

Conversión

2.5

Por medio de planillas elaboradas podemos determinar el número de obreros por

36

área, la actividad que realiza, cómo la realiza, el tiempo empleado en las actividades y nivel de entrenamiento del mismo.

2.1.2. EJECUTAR

Se realizará una supervisión de las actividades con el fin de que se cumpla a cabalidad la ejecución de las mismas y conocer a fondo si los operadores conocen la labor que están realizando, ello permitirá detectar fallas en el proceso y enseñar o entrenar al operario que este fallando.

2.1.3. CHEQUEAR O CONTROLAR

Tal como lo enuncia el subtítulo, en esta fase del proceso debemos controlar los resultados que se están obteniendo y determinar si las metas se están logrando y en caso contrario establecer por qué se tiene una desviación negativa.

2.1.4. TOMAR ACCIONES

En base a los resultados que se estén generando se tomarán las acciones

correctivas

que

nos

permitan

entrar

nuevamente

en

las

metas

que

hemos

establecido.

2.1.5. PRODUCTIVIDAD

Este concepto actualmente ha cambiado hacia una Filosofía Gerencial, de una forma sencilla, podemos establecer que la Productividad nos permitirá medir hasta cuando el productor ha sido capaz de ser efectivo en la utilización de los recursos y cuanto ha sido de eficiente en los resultados obtenidos.

sido capaz de ser efectivo en la utilización de los recursos y cuanto ha sido de

37

Este diagrama, nos permite visualizar la forma de medir la productividad de la explotación, en base a los recursos que han ingresado para añadirles un valor en la fase del proceso y así obtener unos resultados, que nos permitirán medir la productividad de la explotación.

nos permitirán medir la productividad de la explotación. En este caso concreto podemos, simular una granja

En este caso concreto podemos, simular una granja que ha planificado una producción para el año con una población de madres de 500 hembras:

- Una nómina de 2.000 USD./mes de mano de obra.

- Una compra de alimento de 42.000.000 usd/mes

- Una depreciación de las instalaciones/mes de USD 1000

- Una producción de carne de 58.5 ton/mes

Los resultados obtenidos fueron:

38

38 Estos índices nos van indicando mes a mes cómo estamos haciendo uso de los recursos

Estos índices nos van indicando mes a mes cómo estamos haciendo uso de los recursos y nos ayudan a visualizar las desviaciones en las cuales está incurriendo la explotación, lo cual hará que hagamos uso de la Acción para corregir las fallas que nos desvían de la meta o reestructurar las metas establecidas. Las fallas primordiales que se encuentran en el cuadro anterior están en no haber tomado en cuenta el precio del mercado, para el primer trimestre del año. (Análisis del Entorno).

La cantidad de cerdos planificados para vender fue de 650 cerdos, lográndose vender sólo un promedio de 517. El peso se planificó en base a 90 kilos, siendo el promedio real de venta de 85 kilos, lo cual generó un promedio de 50 Toneladas de carne/mes contra 58.5 toneladas planificadas.

Como conclusión se tiene que, para tener control sobre la explotación no sólo es necesario un buen manejo de los cerdos y una excelente genética, sino tener el control del negocio en el aspecto financiero, y para ello es imprescindible tener en mente, la elaboración de metas, cómo lograrlas, entrenar al personal para alcanzar el objetivo y ejecutar las actividades para obtener los resultados, mantener un control

39

permanente sobre las actividades que se realizan y tomar las acciones necesarias para controlar cualquier desviación en el logro de dichas metas.

2.2. PROYECTANDO UN CRIADERO DE CERDOS

2.2.1. CRITERIOS DE DISEÑO

Al proyectar una explotación porcina es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos:

- Objetivos productivos.

- Infraestructura.

- Suelo (dimensión del terreno, topografía, tipo de suelo, nivel freático, etc.), disponibilidad de agua y calidad de la misma, suministro de energía eléctrica.

- Aislamiento y comunicaciones.

- Factores climáticos (temperatura y humedad relativa, régimen de vientos dominantes, etc.), factores que deberán considerarse en los cálculos de climatización de las instalaciones y en la orientación de los edificios.

- Posibilidades de expansión.

- Tecnología a aplicar.

- Duración del ciclo productivo y organización del rebaño.

- Disponibilidad de materias primas para la fabricación del alimento.

- Distancia a plantas de faena.

2.2.2. FUNCIONALIDAD Y DISEÑO

Las explotaciones se plantearán de acuerdo con tres principios básicos:

- Funcionalidad

- Bienestar anima; y,

- Economía

40

El diseño de los alojamientos a proyectar se deriva de la interacción de los factores que intervienen en la consecución de los objetivos de funcionalidad, de bienestar animal y, finalmente, de los criterios económicos que se planteen en cada situación.

En lo que a funcionalidad se refiere se deben proyectar alojamientos muy especializados para cada fase productiva.

Un buen diseño simplifica las relaciones del binomio hombre-animal, a la vez que se consigue:

- Una mejor organización del trabajo (secuencia de tareas, especialización de funciones, reducción de tiempos improductivos, etc.

- Un mejor manejo y control del ganado.

- Unas mejores condiciones de trabajo.

La especialización facilita la consecución de los objetivos de bienestar animal, de manera que los diferentes locales se adaptan a las necesidades básicas de los animales a alojar, que en definitiva hay que cubrir o satisfacer.

Por ejemplo es muy importante (siempre que el tamaño del criadero lo permite) proyectar edificios de terminación en los que se puedan alojar animales de la misma edad y separados por sexos, ello hará posible llevar adelante un programa de alimentación acorde con las necesidades de cada sexo y en cada etapa de su vida. Además será posible hacer una adecuada limpieza y desinfección de los edificios al poder trabajar con un sistema de "todo dentro-todo fuera". Por último la propia actividad ganadera genera unos flujos que es preciso tener en cuenta a la hora del diseño:

- Suministro de alimentos,

- Entrada de reproductores y salida de animales a frigorífico,

- Entrada de personal (vestuarios y viviendas),

- Tratamiento, almacenamiento y evacuación de deyecciones.

A la hora de dimensionar las plazas de partos hemos trabajado con un criterio

41

conservador, de manera que con las plazas calculadas se podría alargar la edad de destete hasta más de 24 días, a la vez que se dispone de suficientes días para hacer un buen vacío sanitario.

En el caso de una granja de 500 madres, por ejemplo, se puede proyectar construir sólo cuatro salas de partos con 24 plazas cada una.

Existen otros criterios de diseño, por ejemplo en algunos criaderos la fase de post- destete se divide en dos etapas, una de cría (de 21 a 42 días) y otra de recría hasta alcanzar los 25/30 kilos de peso.

Con esta solución se construye del orden de un 15% menos de superficie, con la particularidad que en la fase de recría ya no es necesaria la calefacción, en su contra esta que es preciso hacer un movimiento más de los animales.

En algunos casos de ampliación de criaderos se pueden aprovechar las instalaciones de destete iniciales para hacer en ellas la fase de cría, ello permite construir salas para hacer la recría con un coste inferior (sin calefacción e incluso con pisos de hormigón).

Por el contrario, en el sistema WEAN to FINISH, es preciso construir más superficie de galpones que con los sistemas descritos, pero hay un importante ahorro de movimiento de animales (menos estrés para los mismos) y de limpieza.

2.2.2.1. DESTETE PRECOZ (14-17 DÍAS)

El destete precoz es un manejo interesante no solo desde el punto de vista sanitario (el destete precoz minimiza la patología que rodea la cría industrial porcina), sino también por lo que supone conseguir una mayor eficiencia reproductora al reducir el intervalo entre partos.

Por otra parte al destetar animales más sanos se mejoran los índices productivos en las fases de recría y terminación.

42

Efectivamente si de los 147 días de intervalo entre dos partos, que considerábamos anteriormente, se reduce la lactación a 15 días resultará un ciclo de 142 días con lo que conseguiremos: 365/142 = 2,57 partos por año. En este caso es preciso modificar el dimensionamiento de las diferentes dependencias puesto que necesitaremos menos plazas de partos.

Esta técnica de destete precoz no está permitida en la Comunidad Económica Europea según una directiva relativa a las Normas Mínimas para la Protección de Cerdos (91/630/CEE). Al margen de que se esté de acuerdo o no con dicha directiva, es preciso revisar todas las normas de manejo reproductivo y nutricional antes de aplicar el destete precoz.

La reducción del período de lactación puede conllevar un aumento del intervalo destete-estro y una posible reducción del nº de lechones nacidos en el parto siguiente, especialmente en primíparas.

2.3. PLANIFICACIÓN DE LA EXPLOTACIÓN

El proceso productivo consta de una serie de fases o etapas:

- Cubrición, gestación, parto y lactación

- Postdestete (cría y recría)

- Terminación

Las cuales pueden realizarse juntas o en lugares o sitios distintos.

Tradicionalmente se venían desarrollando sistemas que agrupaban en el mismo lugar las tres fases (las llamadas granjas de ciclo cerrado) pero, como sea que la situación sanitaria de estas explotaciones se deteriora con el tiempo, actualmente se diseñan explotaciones bajo la técnica de producción en múltiples fases, técnica que consiste básicamente en separar los animales jóvenes de los reproductores.

Minimizar la posibilidad de infección de los lechones y, en consecuencia, mejorar los

43

índices productivos. En consecuencia se debe El objetivo principal de la técnica de múltiples fases es proceder a efectuar el destete a los 21 días y a separar los lechones de las instalaciones de las reproductoras.

No obstante en explotaciones de menos de 500 madres se aconseja, por razones económicas, seguir con un sitio, bien entendido que es necesario alejar las naves de transición y terminación de las de los reproductores y que se deben realizar correctamente los vacíos sanitarios.

En el caso de sitios múltiples los diferentes sitios deberán separarse más de 2 kilómetros.

Cuadro 8.

DISTRIBUCIÓN DE NÚMERO DE SITIOS DE ACUERDO AL NUMERO DE MADRES

Nº de madres

N° de sitios

Fases productivas

500 madres

UN sitio

Todas juntas en el mismo lugar

1.000/1.200 madres

DOS sítios:

 

Sitio I

Gestación y partos Cría, recría y terminación

Sitio II

2.000 madres

TRES sitios:

 

Sitio I

Gestación y partos Cría y recría Terminación

Sitio II

Sitio III

En los criaderos a partir de 4.000 madres se deben proyectar multisitios para las fases de postdestete y terminación, para diversificar riesgos sanitarios y, en el caso de terminación, por facilitar el tratamiento de los efluentes.

Cuando la escala lo permite se puede optar por la solución llamada WEAN to FINISH, es decir, por alojar los lechones destetados en un galpón del que no se moverán hasta alcanzar el peso final. Se trata de galpones de terminación acondicionados con los sistemas de climatización precisos para poder alojar a animales recién destetados.

44

En todos los casos se adopta el sistema de trabajo denominado "paridera planificada", en la que la organización del rebaño es por lotes, utilizando el sistema de "todo dentro - todo fuera".

Es un método de organización del trabajo de manera que se introducen todos los animales del lote a la vez en un determinado alojamiento y, así mismo, se sacan todos ellos también al mismo tiempo.

El manejo en lotes obliga a realizar el destete a una fecha fija de todas las cerdas que constituyen un lote, lo que obliga a realizar una sincronización de los celos de las cerdas destetadas.

2.3.1. MANEJO POR LOTES

Se trabajará con un sistema de manejo por lotes o bandas, de forma que se dividirá el total de cerdas reproductoras en un número determinado de grupos o lotes, para que la unidad operativa sea el lote y no la cerda.

El movimiento de los animales de unos locales a otros en grupos de igual edad o estado fisiológico permite la programación y sistematización de las labores de manejo, facilita el control del ganado y optimiza la ocupación de los locales.

Este método de manejo conlleva, entre otras, las siguientes ventajas:

- Favorece la comercialización, al tener una producción constante a lo largo del año.

- Sistematiza el trabajo, facilita el control de los animales y hace más eficaz la mano de obra.

- Permite la especialización del personal.

- Se reduce la presión de infección sobre los animales jóvenes.

- Permite hacer vacíos sanitarios (todo dentro - todo fuera).

- Facilita la limpieza y desinfección de los locales.

45

Como para llevar a cabo el manejo por lotes es preciso destetar a un día fijo de la semana, es necesario cubrir cada semana un número suficiente de cerdas teniendo en cuenta que no todas las cerdas que se cubren llegan a parir.

Si se consideran 147 días de intervalo entre dos partos (114 días de gestación + 21 días de lactación + 12 días de intervalo destete-cubrición) y un manejo semanal, se deberá dividir el total de cerdas en 21 lotes. (147/7 = 21). De forma que el número de cerdas por lote será:

Cuadro 9.

NUMERO DE CERDAS POR LOTE DE ACUERDO AL NUMERO DE CERDAS DE LA GRANJA

Tamaño del criadero (Nº de reproductoras)

Nº lotes

Nº de cerdas por lote

252

21

12

336

21

16

504

21

24

1008

21

48

2016

21

96

Sin embargo, como inconvenientes del manejo por lotes cabe señalar la posible aparición de problemas durante la fase de postdestete en lechones destetados precozmente, con 14-15 días.

Cuando se planifica el destete del lote a los 21 días, y como el desfase entre cubriciones y partos de cerdas de un mismo lote puede llegar a ser de 7 días, se destetan lechones de 14/15 días de edad, lo que obliga al productor a esmerar el manejo nutricional y ambiental de los lechones del lote destetados con menor edad y peso.

Por otra parte, al restringirse el período de cubrición a 7 días y como quiera que la fertilidad del lote no suele ser del 100% es necesario disponer para la monta o inseminación un número de cerdas superior al tamaño del lote con el fin de aprovechar al máximo las instalaciones de maternidad transición y terminación.

46

2.3.1.1. PUNTOS CLAVE DEL MANEJO POR LOTES

La realización del manejo por lotes exige que se observen los siguientes aspectos:

Destetar a todas las cerdas del lote un día fijo de la semana (el jueves) para que la mayoría de ellas, el 80% aproximadamente; salgan en celo el lunes, martes y miércoles de la semana siguiente y puedan ser cubiertas y quedar gestantes, 114 días después (16 semanas y 2 días) las cerdas parirán teóricamente en miércoles, jueves y viernes. Otras cerdas del lote saldrán en celo el jueves, viernes, sábado o domingo con lo que también tendremos algunos partos en sábado, domingo, lunes y martes respectivamente.

Las cerdas que no salgan en celo a lo largo de la semana posterior a la semana del destete pasarán al lote siguiente. El desfase entre lotes, es decir, entre destetes, podrá ser de 1, 2 ó 3 semanas, aspecto importante a decidir por el productor, que será discutido posteriormente.

El tamaño del lote es siempre constante e igual al número de plazas de las salas de maternidad. Para lograrlo la organización de la reposición de cada lote deberá tener en cuenta:

- El número de cerdas a eliminar por lote.

- La tasa de concepción semanal del lote y la fertilidad del mismo (no todas las cerdas que se cubren llegan a parir). Observando estos dos puntos se aumentará el margen de seguridad de obtener el número de partos, destetes, lechones y cerdos cebados programados cada cierto intervalo de tiempo, previamente fijado (desfase entre lotes de 1, 2 ó 3 semanas).

Los animales de un lote, cerdas o lechones deben ser trasladados en bloque al local que les corresponda, respetando 5-7 días de vacío sanitario previo en los locales de maternidad, transición y terminación. En cubrición-control-gestación no se realiza vació sanitario pero si se debe hacer una buena limpieza.

47

Las cerdas gestantes se trasladarán a la maternidad 5 días antes de la fecha prevista del parto para que se adapten a su nuevo hábitat, y por que no siempre la duración de la gestación es de 114 días, evitándose así partos indeseados en la nave de gestación.

2.3.1.2. OBSERVACIONES SOBRE EL DESFASE ENTRE LOTES

Como hemos señalado anteriormente el desfase entre lotes es un aspecto importante a decidir por el productor, siendo factibles elegir desfases de 1, 2 ó 3 semanas entre destetes.

Generalmente en las grandes explotaciones se adoptan desfases de 1 semana e incluso en las muy grandes se practican dos (por ejemplo los martes y viernes) o más destetes a la semana de lechones de un mismo lote de cerdas, cuando las cerdas del lote ocupan varias salas de maternidad. El desfase de 7 días es típico de las explotaciones porcinas en "varios sitios".

El desfase entre lotes de 2 semanas se utiliza poco. A nuestro juicio no tiene ninguna justificación ya que las cerdas que repiten celo es difícil integrarlas en los lotes siguientes aumentando, como consecuencia, el número de días improductivos de la explotación.

Sin embargo, los desfases de 21 días son recomendables para explotaciones de tipo familiar con ayuda de empleados que cuenten con 60-150 cerdas productivas. Su justificación se basa en los aspectos siguientes:

- Posibilita la alternancia de la actividad porcina con otras actividades al repartir las tareas a realizar (partos, destetes, cubriciones) y facilita el disfrute del fin de semana de los empleados. El mayor reparto de operaciones en el tiempo reduce la presión psicológica de los productores.

- Destetando cada 3 semanas se producen lotes de lechones o de cerdos más numerosos con los que pueden mejorar las condiciones de comercialización y disminuir los costos de transporte.

- En explotaciones pequeñas manejadas por lotes con desfase de 7 días, las salas de maternidad y destete resultan muy pequeñas y, en consecuencia,

48

más caras de construcción y equipamiento.

-

Los resultados de fertilidad no se alteran ostensiblemente ya que la mayoría de las cerdas que no quedan gestantes en una semana determinada de cubriciones exhiben celo (repetición cíclica) tres semanas después, precisamente cuando se está cubriendo el lote siguiente.

-

Desde el punto de vista sanitario se limita la circulación de patologías en los locales de transición y terminación y en maternidad permite un vacío sanitario de mayor duración.

El

principal inconveniente de un desfase de tres semanas es la infrautilización de los

machos, los padrillos entre dos períodos de cubriciones permanecen inactivos 2 semanas. Esto se puede subsanar con la inseminación artificial, siempre y cuando sea factible adquirir el semen en algún centro de machos con el que se tenga un

contrato de suministro regular.

2.4. SISTEMAS DE PRODUCCIÓN

A nivel nacional, se puede identificar dos grandes sistemas de producción: el

sistema extensivo y el intensivo.

El primero se caracteriza por mantener a los cerdos permanentemente en los campos de pastoreo, donde se alimentan de materia vegetal directamente, restos de comida casera y ocasionalmente una ración balanceada de alimento.

En el segundo, los animales permanecen confinados en todas sus etapas de producción, exigiendo que el animal gane el máximo de peso con la menor cantidad

de alimento.

2.4.1. SISTEMA EXTENSIVO

A pesar de ser predominante en el Ecuador, se constituye en actividad secundaria, complementaria a otras actividades de

A pesar de ser predominante en el Ecuador, se constituye en actividad secundaria, complementaria a otras

49

carácter agropecuario o de una crianza doméstica con fines de consumo. Según el Censo Nacional Agropecuario de 1994, el 82% de las Unidades Agropecuarias constituían piaras de menos de 20 animales.

En nuestra serranía el cerdo pastorea conjuntamente con animales herbívoros, consumiendo materia vegetal y diversidad de productos biológicos que se encuentran en el camino.

Otra forma de crianza es atar los cerdos a una estaca, manteniendo un radio de acción de acuerdo al tamaño de la cuerda, donde es alimentado.

En la selva, también el animal permanece suelto, alimentándose de los recursos que le pueda proveer el bosque.

En la costa se puede encontrar un mayor grado de confinamiento en la crianza de cerdos, siendo alimentados con residuos de cocina o residuos recolectados de restaurantes y otros.

Las características de este sistema de producción, condicionan la productividad de las piaras las cuales muestran indicadores de producción bajos, alargándose el período de engorde. La incidencia de este sistema de crianza, se refleja en las estadísticas nacionales que muestran rendimientos unitarios con un promedio de 53.43 kilos por unidad para el 2001. Manteniendo una variación entre 52.83 y 55.89 kilos/unidad para el período 1996 - 2001.

2.4.2. SISTEMA INTENSIVO

En la medida que la crianza intensiva se orienta al mercado, el nivel de competencia por satisfacer las necesidades de los consumidores es mayor, lo cual a su vez debe permitir que las empresas dedicadas a la actividad obtengan márgenes adecuados. Esto exige desarrollar niveles altos de productividad y eficiencia para mantenerse en el mercado. Los indicadores de producción para este sistema de producción se muestran a continuación.

Cuadro 10.

INDICADORES

DE

PRODUCTIVIDAD

EN

GRANJAS

PORCINAS

50

COMERCIALES

Indicadores

Promedio

10% superior

10% inferior

Peso de saca, kg

80.6

92.7

70.7

Edad de saca, días

154.2

143.8

162.1

Ganancia diaria, kg.

0.50

0.62

0.45

Conversión en engorde

2.69

2.31

3.04

Conversión de granja

3.37

2.86

3.95

Mortalidad en recría, %

2.0

0.8

3.1

Mortalidad en engorde, %

1.1

0.5

1.7

Fuente: Kalinowsky 2000

2.4.3. PRODUCCIÓN DE CERDOS EN EXTERIOR

Una definición en términos generales puede ser, un sistema en el cual los animales permanecen al aire libre en alguna(s) o en todas sus etapas de producción, en grandes extensiones de terreno con pasto o sin él, bajo el abrigo de cobertizos o pequeñas casas portátiles

Los sistemas de producción de cerdos en exterior no son nuevos, ya que los cerdos han permanecido en exterior desde que fueron domesticados por primera vez. El reciente interés por la producción de cerdos en exterior ha resurgido por varias razones, incluyendo la relativa rentabilidad de los cerdos en exterior comparada con la alta demanda de capital de la producción intensiva de cerdos, y las consideraciones sobre el bienestar animal. Una ventaja de este sistema es que sólo necesita entre un 20 y un 25% del capital que se necesitaría para iniciar una unidad intensiva de igual tamaño. Desde otro ángulo, Santos (1999) ha indicado que la utilización de los sistemas de producción en exterior en las áreas tropicales y templadas es una opción para reducir los altos costos de infraestructura y contaminación ambiental. También menciona que en los sistemas en exterior los forrajes tropicales pueden ser usados para complementar la alimentación de los cerdos y que las salidas de nitrógeno de los animales en exterior, pueden ser usados para mantener la producción de estos forrajes o para la producción alternativa de cultivos.

51

La producción de cerdos en exterior también tiene algunas demandas como son:

grandes extensiones de terreno, tipo de clima, tipo de suelo y manejo de animales. La producción de cerdos en exterior tiene varios factores claves como son:

- La densidad animal, la cual puede ser determinada de acuerdo con el tipo de suelo, topografía, precipitación pluvial, tipo y producción de forraje establecido en la pradera. De acuerdo con esto Thornton (1988) ha mencionado de 14 a 19 cerdas/ha y Marotta et al (1994) ha recomendado de 10 a 15 cerdas/ha.

- La tasa de parto, que es el número de camadas producidas por cerda por año y ésta es afectada por algunos factores como son el nivel de alimentación, la temperatura ambiental y el fotoperíodo.

- El tamaño de la camada. Los principales factores que influencian el tamaño de la camada son el genotipo y los niveles de alimentación. Por ejemplo, las líneas cruzadas pueden dar los beneficios de la heterosis. Además si se subalimentan las cerdas se puede reducir el tamaño de la camada y la tasa de sobrevivencia, pero al incrementar los niveles de alimentación a 50 kg más de alimento por cerda por año se pueden obtener hasta 0.17 cerdos extra por camada.

- La tasa de sobrevivencia, la cual esta influenciada por el diseño de refugios y la temperatura del ambiente es otro importante aspecto a tener en cuenta. Por ejemplo, los refugios muy pequeños aumentan la posibilidad de que la cerda aplaste los lechones y las temperaturas extremas reducen la tasa de sobrevivencia.

2.4.3.1. MANEJO DE LOS CERDOS EN EXTERIOR

Esencialmente los cerdos en exterior tienen requerimientos similares a los de cualquier otro cerdo, pero este animal estará sujeto a un ambiente totalmente diferente al de los cerdos en confinamiento. Los sistemas de producción de cerdos en exterior pueden incrementar los requerimientos de energía en los cerdos, por el

52

incremento del ejercicio de los mismos. La conformación de los cerdos crecidos en exterior puede ser comparable a la de los cerdos en interior, con excepción de los periodos de invierno.

Además los cerdos en exterior son animales que pueden pastorear y adaptarse fácilmente a las condiciones de exterior. Una de las ventajas de la producción de cerdos en exterior puede ser observada como un sistema en el que los cerdos tienen acceso a las plantas o forrajes como complemento en su alimentación. Los factores climáticos, sociales, junto con la nutrición y la salud afectan el temperamento y la condición física del animal destetado.

Estas diferencias de temperamentos se pueden tomar a continuación para los sistemas de finalización de cerdos en exterior. Un lechón en exterior muestra el siguiente comportamiento:

- Es más curioso, activo y destructivo;

- Está predispuesto a tomar mucha agua y desperdicia más alimento los dos primeros días post-destete; y,

- Es enfermizo per se y crece más rápidamente post-destete, y puede permanecer en construcciones menos sofisticadas.

El consumo de alimento de los lechones posterior al destete es necesariamente 50% más alto en aquellos lechones en exterior que en los confinados. Esto es debido al desperdicio de alimento durante los primeros 2-3 días post-destete. Cuadro 11. PRODUCCIÓN DE CERDOS EN EXTERIOR COMPARADA CON LA PRODUCCIÓN EN INTERIOR

Parámetros

Sistema de producción en exterior

Sistema de producción en interior

Camadas/cerda por año

2.22

2.24

Nacidos vivos., Nº/camada

10.57

10.79

Mortalidad, %

11.80

12.10

Cerdos criados.

20.70

21.30

Alimento/cerda/año, t

1.37

1.20

53

Fuente: Riley (1993)

Los mayores costos en la producción de cerdos, estarían representados por el alimento, seguidos por los del alojamiento y la mano de obra. Los factores ambientales afectan el consumo de alimento, tasa de crecimiento y conversión alimenticia. En general, los lechones destetados en exterior, comparados con los confinados, tienden a ser más pesados al destete, crecen rápidamente y sufren menos estrés y agresiones.

Otro de los aspectos que justifican la producción de cerdos en exterior es la oportunidad de brindarles cierto “bienestar”. Algunos autores lo definen como el estado completo de salud física y mental, donde el animal esta en armonía con su medio ambiente y se les deben de brindar 5 formas de libertad:

- Libertad para expresar el más normal y aceptable patrón social de conducta

- Libertad de temor y estrés;

- Libertad de lastimarse y enfermarse;

- Libertad de malestar térmico y físico; y,

- Libertad de nutrirse.

54

UNIDAD III INSTALACIONES Y CONSTRUCCIONES PORCINAS

Las instalaciones en un programa de inversión para la explotación porcina se constituyen en uno de los puntos fundamentales pues representan gastos absolutamente necesarios, que no producen rentabilidad inmediata. Por esta razón el capital invertido debe ser el menor posible sin por esto descuidar aspectos importantes como la funcionalidad, comodidad e higiene que debe imperar en una producción de esta clase.

Se recomienda utilizar materiales que ofrezcan duración, resistencia y que se encuentren disponibles en la región porque de esta manera el impacto es menor en los costos totales de la construcción.

Los cerdos necesitan instalaciones adecuadas para producir más y eficientemente, debido a su hábito de alimentación monogástrica omnívora, su impedimento para transpirar, su tendencia natural al reposo, su necesidad de economizar energía y a su deficiente aparato termorregulador.

3.1. CONDICIONES BÁSICAS DE LAS INSTALACIONES

Las instalaciones deben cumplir ciertas condiciones básicas con el fin de facilitar los procesos necesarios en la explotación porcina.

- La higiene: se logra mediante una adecuada ventilación y atendiendo los actores climáticos como viento, temperatura y humedad.

- Funcionalidad: debe permitir, el fácil manejo de los animales así como la racionalización y eficiencia en el trabajo.

- Orientación correcta: es importante conocer la dirección de los vientos predominantes con el fin de evitar que éstos lleven olores a granjas o casas que colinden con la porcícola. Los vientos dominantes beben incidir contra las

55

paredes, es decir en el mismo sentido del eje largo de la marranera, siempre evitando las corrientes directas de aire en los corrales. Es necesaria una renovación continua de aire lo cual es diferente a una ráfaga de viento frío permanente que atraviese toda la porqueriza.

- El lugar elegido para la construcción de los corrales debe ser alto, seco, soleado, aireado y con un declive apropiado que permita el ligero drenaje del agua.

- Es importante proteger el lugar contra vientos fuertes y húmedos para ello se recomienda sembrar árboles que actúen como rompe vientos y ofrezcan sombra sin convertir el espacio en un sitio húmedo, oscuro y frío lo cual resulta inadecuado e incómodo para la explotación.

3.2. LAS NAVES

En términos generales, el ladrillo es uno de los mejores materiales que se puede utilizar, pero suele ser caro. La chapa ondulada galvanizada se emplea poco en construcciones fijas, debido a su escasa calidad como aislante: en verano es muy calurosa y en invierno muy fría. Sin embargo, tiene la ventaja de ser

material

excepcionalmente fuerte y de larga duración, lo cual la hace apropiada para los cobertizos de las cerdas al aire libre.

un

para los cobertizos de las cerdas al aire libre. un Los bloques de hormigón hueco son

Los bloques de hormigón hueco son muy populares porque son resistentes, permiten una construcción relativamente fácil, son de gran duración y requieren poco mantenimiento. Son más resistentes que la madera, pero menos que el ladrillo.

56

56
56

57

Los materiales adecuados para la construcción de la nave son muy variados. El uso de uno u otro dependerá esencialmente de su disponibilidad, precio, necesidades de aislamiento, etc. Con frecuencia se ha utilizado la madera por ser el material más barato y que permite construir porquerizas rápidamente y con gran facilidad. La madera tiene una duración relativamente corta, pero con un buen mantenimiento periódico puede resistir de lo a 15 años.

3.2.1. LOS PISOS

Son recomendables los de concreto por su fácil limpieza y desinfección, con un espesor de 7 a lo cm. y un desnivel de 3 al 5% y 1.500 libras de resistencia lo cual se consigue con una mezcla al volumen de una parte de cemento, tres de arena y tres de gravilla. La placa se fundirá sobre recebo bien apisonado y húmedo, siendo construida en tramos no mayores de dos por dos con cincuenta metros al mismo tiempo. Es preferí que sean ásperos para evitar que los cerdos resbalen.

Otro tipo de piso más especializado el de listones, éstos cubren la parte posterior de la porqueriza desde un 20% hasta casi la totalidad y tienen como fin facilitar su limpieza, pues dejan caer el estiércol y la orina a un foso estercolero de donde se retiran los desechos por medios mecánicos o con agua corriente hasta las lagunas de oxidación (descomposición) o cultivos.

Los cerdos de engorde están tumbados en el suelo cerca del 80% de su tiempo, por lo tanto, el suelo merece un cuidado y una atención especiales, sin olvidar que debe cumplir siempre tres propiedades esenciales:

- Ser fácil de limpiar.

- Ser un buen aislante.

- Ser cómodo.

Las propiedades que debe presentar el suelo de la nave variarán según la función que tenga que cumplir: pasillo de servicio, comedero, alojamiento y descanso, o zona de purines.

58

Las superficies duras y resistentes no se pueden dotar de un buen aislamiento térmico. No sirven como superficie para el alojamiento de lechones, a menos que se doten de cama o calefacción de suelo. La falta de una superficie elástica también resulta problemática para los cerdos de más edad, sobre todo para las cerdas de cría. Se producen callos y mataduras. Las alfombrillas de goma o plástico no sirven, porque los cerdos las muerden.

Las superficies de alojamiento lisas y duras son de cemento o de algún material especial. El suelo debe tener una estructura que evite que el animal resbale y se lesione, pero que no impida su limpieza. Cerca del comedero el material, debe ser resistente al ácido láctico que se forma con los restos de comida.

3.2.1.1. PISOS DE REJILLA

Los suelos de rejilla para las cerdas reproductores de los centros de cubrición son similares a los de ceba (cemento, hierro fundido). Junto con el alojamiento individual generan una limitación adicional al movimiento, que tiene un efecto reductor sobre la fertilidad. El reglamento de alojamiento del porcino prescribe que las cerdas deben tener posibilidades de movimiento por lo menos durante cuatro semanas después del destete.

por lo menos durante cuatro semanas después del destete. Es el alojamiento más económico, sin cama,

Es el alojamiento más económico, sin cama, que se ha impuesto en las explotaciones de ceba. Los materiales más utilizados son las traviesas de hormigón y las rejillas de fundición de hierro. Para obtener un buen resultado en la ceba es decisivo conseguir una

59

temperatura óptima y una ventilación libre de corrientes de aire. En las porquerizas con suelo de rendijas anchas los días fríos hacen especialmente importante una altura suficiente y una ventilación sin corrientes de aire. Las deficiencias del clima de la nave con frecuencia provocan neumonías debidas al estrés del frío. Para evitar problemas de pezuñas se debe prestar atención a posibles cantos vivos, al adecuado ajuste de las piezas de rejilla sin que se formen escalones, y a la separación óptima de las rejillas entre sí (cuidar posibles afecciones de las pezuñas). Los suelos de rejilla planos y los corrales estrechos y superpoblados causan problemas de movimiento y lesiones en las extremidades.

3.2.2.2. PISOS FILTRAFÁCIL

En los centros de cubrición existe el riesgo de lesiones en las extremidades cuando las superficies de las zonas de ejercicio son de rejilla. En este caso, el alojamiento con cama es el ideal. La adaptación de los cerdos al alojamiento sin cama varía de un individuo a otro y depende bastante de la raza. Los cerdos reproductores, que se prevé que se alijarán sin cama, deben criarse así desde que son lechones.

El suelo debe tener tres propiedades esenciales: ser fácil de limpiar, buen aislante y proporcionar comodidad.

lechones. El suelo debe tener tres propiedades esenciales: ser fácil de limpiar, buen aislante y proporcionar

60

3.2.2. LA CAMA

3.2.2.1. TIPOS DE MATERIALES PARA LA CAMA

La cama de paja presenta varias ventajas para el bienestar de los cerdos:

- Aislamiento térmico de la superficie del suelo, se puede regular añadiendo o retirando grosor.

- Zona más elástica para yacer, se adapta a la forma del cuerpo y cubre las rugosidades del suelo.

- Drenaje de la orina con mejora de la seguridad de la pisada y menor producción de olores.

- Efecto calmante de la presión social, porque permite que los cerdos se distraigan comiendo paja.

Las explotaciones productoras de cereales proporcionan un tipo de paja que ideal para emplear como materia prima para la cama de los cerdos. En las naves con un aislamiento térmico deficiente, una abundante cama de paja puede compensar, en parte, los inconvenientes de las pérdidas de calor de la nave. La descomposición bacteriana parcialmente aerobia, que se produce en los purines bien mezclados con paja de la cama, reduce la carga de olores de la explotación, pero puede que aumente la producción de amoníaco. A veces, los cerdos comen esta paja, por lo que habrá que controlar que no se produzca su enmohecimiento para evitar posibles intoxicaciones.

Para el bienestar del cerdo es ideal utilizar cama, pero tiene el inconveniente de que exige mucha mano de obra y disponer de un buen estercolero en el exterior de la nave, donde verter todos los residuos que se producen. Cuando se mantienen los cerdos con cama es imprescindible que la superficie del suelo sea lisa para facilitar la retirada de las heces. No se necesita aislamiento térmico.

61

Como inconvenientes higiénicos de la cama de paja cabe citar la facilidad de aparición de parásitos y otros gérmenes infecciosos, sobre todo en las zonas más profundas. Con una cama de paja es difícil coordinar un prendimiento de "todo dentro- todo fuera" en la nave de los lechones y en la recría. La utilización de las camas gruesas o de recambio solamente se pueden aplicar a los alojamientos con suelo plano y liso. En los suelos con rejilla se puede emplear paja cortada o viruta de madera. En estos casos las heces secas y los restos de comida actúan como cama.

las heces secas y los restos de comida actúan como cama. 3.2.2.2. OTROS MATERIALES PARA LA

3.2.2.2. OTROS MATERIALES PARA LA CAMA

La cama de turba, a igualdad de aislamiento térmico, es más blanda y absorbe mejor la humedad que la viruta. El inconveniente que presenta radica en la formación de adherencias de turba húmeda y un polvo negro, claramente visibles en la nave.

En el alojamiento industrial del porcino a menudo se emplea aserrín o virutas.

El aislamiento térmico de este material es aproximadamente la mitad del que se obtiene con una capa de paja comprimida del mismo grosor.

Es fácil imaginar, aunque no se haya demostrado aún, que el polvo del pulido de madera de las fábricas de muebles puede provocar neumonías por cuerpos extraños en los lechones, tal como se ha observado en los animales de experimentación.

3.2.3. LAS PAREDES

Se pueden construir de bloque de cemento, o ladrillos revestidos de cemento, con

62

una altura de 1.0 a 1.2 m. Para las divisiones internas se utiliza bloque, ladrillo o varilla de hierro, con una altura de 0.80 a 0.90 m.

Los corrales de los reproductores se reco-mienda aislarlos con muros de 1.2 a 1.5 m altura.

3.2.4. TECHOS

aislarlos con muros de 1.2 a 1.5 m altura. 3.2.4. TECHOS Deben ser económicos, en su

Deben ser económicos, en su estructura se pueden utilizar madera, guadua o listones metálicos con teja de barro, eternit, zinc o fibrocemento. Como regla general en las construcciones modernas, el área techada corresponde al 100% del área del corral. La inclinación del techo puede estar entre el 20 y el 30% y la altura del caballete a 2.80 m del nivel del suelo en climas fríos y de 3.5 a 4.5 en climas cálidos.

Un tejado sin aislamiento en un clima caluroso puede convertir la nave en un verdadero horno. Por lo tanto, lo ideal es colocar bajo el tejado un material no conductor del calor (aislante), que permita asilar hasta cierto punto la temperatura del interior respecto a la del exterior.

El tejado, además de ser la cubierta de la nave, cumple la función de mantener seco y caliente el interior del edificio. Por lo tanto, habrá que prestar atención al aislamiento que proporciona. En los edificios situados en climas fríos. A través de un tejado sin aislamiento se puede perder más del 75% del calor. Esto ocurre porque el aire caliente del interior del edificio asciende (lo que se aprovecha para la ventilación) y cuando entra en contacto con el tejado sin aislamiento se enfría rápidamente.

3.2.5. PUERTAS

Las puertas son uno de los elementos más delicados de la edificación porque su

63

construcción deberá ser muy robusta; deben tener unas buenas bisagras y cerrojos bastante fuertes. No es conveniente utilizar puertas de madera en el pasillo de servida y en caso de que sea imprescindible su uso deberán estar recubiertas de chapa metálica que las proteja de los efectos del estiércol líquido de los purines. El material ideal para las puertas es el metal adecuadamente pintado y protegido.

3.2.6.

CORRALES

El criadero debe poseer una distribución racional que permita la comunicación

funcional entre sus partes, el fácil manejo de los cerdos así como el acceso de vehículos sin dificultad. En la explotación de los cerdos, las construcciones deben ser acordes con los requerimientos de cada uno de sus ciclos así:

3.2.6.1. CORRALES DE PARICIÓN

La cerda madre va a la

maternidad, esta es una instalación destinada a la cerda que va a parir, debe ofrecer comodidad a la madre, seguridad a los lechones y facilidad en el manejo.

la madre, seguridad a los lechones y facilidad en el manejo. El convencional recomendable es una

El

convencional recomendable es una jaula que puede ser construida con madera, hierro o

mampostería, sus dimensiones 0.75 m de ancho por 2,14 m de largo y 0.90 a 1,20

m de alto y dos espacios laterales de 0.45 para los lechones. En uno de los

extremos se ubica el comedero y el bebedero y en el otro una rejilla para la eliminación de las heces y orina. Con excepción de las jaulas de hierro, los paritorios deben estar provistos de defensas para la protección de los lechones contra los

aplastamientos ocasionados por las madres.

sistema

64

64
64

65

65 Jaula de metal y madera 1) Tubos metálicos; 2) Jaula de la cerda (ancho 60

Jaula de metal y madera

1) Tubos metálicos; 2) Jaula de la cerda (ancho 60 a 80 cms); 3) Comedero y bebedero; 4) Barra protectora parte trasera, protege los lechones de las patas de la madre; 5) Barras protectoras laterales de altura ajustable que permite espacios de 20 a 30 cms para que los lechones entren y salgan a voluntad; 6) Área para los lechones; 7) Protectores laterales móviles que permiten ampliar el espacio para lechones; 8) Pasillo; 9) Puentes que se pueden quitar para aumentar el espacio; 10) Piso con pendiente del 3% hacia el canal principal.

Estas defensas se construyen con tubos separados del piso y de la pared entre 20 y 25 cm, por este espacio los lechones introducen la cabeza para mamar. Los corrales de parición poseen además casetas para los lechones, donde se coloca la fuente de calor, el comedero y el bebedero. Deben tener un pasillo al frente y otro detrás de las jaulas para realizar labores de cuidado sanitario, alimentación y atención a la cerda y lechones. La cerda permanece en la jaula se retira del corral y tanto la hembra como los lechones continúan allí hasta los 42 o 56 días de edad de los lechones, al término de los cuales la cerda debe ser llevada al corral de gestación y los lechones a los corrales de levante y ceba.

Es conveniente que por lo menos uno de los departamentos de las cerdas disponga de jaula de partos. El 80% de los lechones de una carnada que mueren antes del destete lo hacen durante la primera semana, y la mayoría de ellos, aplastados por su

66

propia madre. Esto ha motivado el empleo de diferentes métodos de protección de los lechones, basados en limitar la movilidad de las cerdas. Se han empleado desde barras protectoras en las paredes hasta jaulas de parto que sólo permiten que la cerda se tumbe y se levante, pero impide que se pueda dar la vuelta.

tumbe y se levante, pero impide que se pueda dar la vuelta. Corral de parición: 1)

Corral de parición: 1) corral de 6.m²; 2) área para la cerda con comedero y bebedero. 3) área para lechones con comedero. 4) barras o rieles protectores altura 20 a 25 cm del piso. 5) pasillo para animales; pasillo para el manejo de animales y para sacar la majada.

3.2.6.1.1. Protección de los lechones

La ventilación se garantiza mediante la puerta de entrada de los lechones y dos o tres pequeños orificios en la parte superior. Los lechones aprenden muy rápidamente a entrar y salir de la caja sin ningún problema.

Actualmente, la solución más empleada en las porquerizas consiste en utilizar lámparas de rayos infrarrojos en el departamento de los lechones, pero esta so-lución además de ser cara, tiene el inconveniente de

rayos infrarrojos en el departamento de los lechones, pero esta so-lución además de ser cara, tiene

67

dejar enfriar las porquerizas y permitir corrientes de aire perjudiciales para los lechones, y si el suelo y las paredes no están bien aislados, el problema es aún más grave.

Una posible solución sencilla y económica radica en la caja criadora para lechones, que puede ser de madera, fibra de vidrio u otro material, con una entrada para los cerditos. De este modo el espacio a calentar es reducido y no se producen corrientes de aire. Esto permite utilizar una simple bombilla corriente de 60 W como fuente de calor.

una simple bombilla corriente de 60 W como fuente de calor. Si el clima es frío

Si el clima es frío habrá que recurrir a dos o más bombillas. Hay que tener la precaución de proteger las bombillas con una rejilla lo suficientemente fuerte para evitar que los lechones las rompan: los cristales rotos en el suelo de la caja pueden provocar una auténtica desgracia. Sea cual sea el material de que esté hecha la caja, cubierta se ha de poder levantar para permitir sacar los lechones y limpiar el interior. La caja puede hacerse con suelo o sin él, si bien al hacer la instalación es muy importante aislarla todo lo posible: una espesa capa de viruta o de paja bajo caja y las de la porqueriza, aumentarán sensiblemente el aislamiento. De este modo, aunque falle la corriente eléctrica, la carnada se mantiene caliente durante bastante tiempo.

la carnada se mantiene caliente durante bastante tiempo. Las pérdidas de lechones entre el hacinamiento y

Las pérdidas de lechones entre el hacinamiento y el destete pueden oscilar entre el 10 y 30%, variando entre verano e invierno: el frío del invierno tiende a incrementarlas. La temperatura ideal para que no haya pérdidas de recién nacidos oscila desde los 30-35 °C. al nacer hasta los 20 °C. al destete, lo que justifica la necesidad de suministrarles calor.

68

Muchas veces en el ambiente rural los lechones no disponen de ninguna instalación especial y las cerdas son su única fuente de calor, que si bien acostumbra ser suficiente, representa un serio peligro de aplastamiento.

3.2.6.1.2. Parideras de campo

Se utilizan en el sistema extensivo, se construyen con tres latas de zinc acanaladas de 1,80 cm de largo unidas por remaches, se fijan en los extremos a soportes de hierro. Como se carece de fuente de calor se coloca en ellos abundante cama de paja.

fuente de calor se coloca en ellos abundante cama de paja. Jaula portátil rústica: 1) Área

Jaula portátil rústica: 1) Área para la cerda; 2) Área para lechones; 3) Tapa para cubrir el cajón de los lechones. En el piso se debe colocar cama para mantener la temperatura; 4) Comedero y bebedero.

3.2.6.2. CORRAL PARA EL REPRODUCTOR

En la mayoría de las explotaciones presta poca atención a las instalaciones de los verracos, olvidando que, en definitiva, son los responsables del 50% rendimiento reproductivo de las cerdas. Es cierto que no tienen grandes necesidades, pero requieran unos alojamientos que reúnan unos requisitos mínimos. El verraco puede estar alojado en una pequeña sala adosada a la nave de las cerdas, separadas mediante una pared de ladrillo. Necesita una superficie no inferior a 7 m2, y si realiza

69

las cubriciones de las cerdas en su porqueriza necesitará más de 9 m2. La verraquera también tiene salida al aire libre, ya sea a un parque pequeño o al prado mayor.

Debe estar construido de tal forma que provea abrigo y sombra al animal y además impida su salida. El piso del área techada debe ser en concreto semi-rústico de tal manera que se evite el resbalamiento durante la monta y las lesiones podales por el uso continuo del mismo. Los servicios se efectuarán en este sitio para facilitar las anotaciones de control.

No es conveniente separar los reproductores mediante cercas de alambre, porque se ven, se alteran y producen enfrentamientos lo cual les ocasiona pérdida de energía innecesariamente. Dadas las altas temperaturas en los países tropicales, se recomienda instalar aspersores para refrescar los verracos.

3.2.6.3. CORRALES DE LEVANTE Y CEBA

Sus dimensiones son 5.0 m de largo por 3.0 m de ancho. A estos corrales ingresan los lechones procedentes de cada una de las carnadas que se destetan; aquí permanecen hasta que alcanzan un peso de 90 a 100 kg.

Estas construcciones pueden ser usadas en la producción porcina con dos sistemas de manejo diferente: los cerdos pueden nacer, ser criados y engordados en edificios separados de acuerdo con un programa determinado o se pueden hacer todas las operaciones en el mismo edificio. El edificio proyectado puede ser construido en Suramérica en regiones comprendidas entre 0 y 1.500 metros de altura sobre el nivel del mar.

puede ser construido en Suramérica en regiones comprendidas entre 0 y 1.500 metros de altura sobre

70

Su orientación será de este a oeste de tal forma que el sol caiga directamente sobre la fachada o sobre los corrales. Los corrales tienen una capacidad promedio de ocho cerdos cada uno. En el diseño que se muestra en la foto se podrán levantar aproximadamente 32 cerdos cada 200 días.

.

podrán levantar aproximadamente 32 cerdos cada 200 días. . Entre las ventajas de esta construcción se

Entre las ventajas de esta construcción se puede mencionar en primera instancia la ubicación de los bebederos y comederos en la parte descubierta, pues allí pueden llenarse y limpiarse con facilidad y el piso húmedo seca rápidamente por estar a la intemperie; en segundo lugar se facilita el control del peso y de la dieta y en tercer término los cerdos criados y engordados en pequeños grupos no están expuestos a enfermedades ni a parásitos traídos por otros cerdos.

71

71 Instalaciones para cerdos en las distintas fases productivas. 3.3. ASEO Y LAVADO DE LA PORQUERIZA

Instalaciones para cerdos en las distintas fases productivas.

3.3. ASEO Y LAVADO DE LA PORQUERIZA

La higiene completa de la nave se hace con manguera de agua a presión, que limpia el piso desde el pasillo de alimentación. Como este pasillo tiene 1.20 m de anchura, permite el paso de una carretilla para llevar piensos y cualquier otra herramienta necesaria. La nave debe tener una altura de 3.20 m. en su punto más bajo. El suelo puede ser de grava apisonada, y encima de ella se construye una losa de hormigón para que sea aislante e impermeable. La superficie debe ser ligeramente rugosa para que los cerdos no se resbalen, pero no en exceso para que no se acumule la suciedad y sus desechos. Si el terreno es demasiado húmedo, entre la grava y el hormigón se coloca una capa de material aislante: alquitrán, pez caliente, etc.

Las puertas separan el pasillo de defecación en tramos en los que los cerdos se acostumbran pronto a hacer sus deyecciones, manteniendo limpia el área de reposo

72

y comida. Para limpiar el pasillo de defecación con el agua a presión, se encierran los cerdos en el área de reposo.

En criaderos con más de 50 cerdas es fundamental y se justifica la construcción de manga, brete y cepo con el fin de realizar operaciones necesarias como aplicación de vacunas, curaciones o clasificación de los animales.

73

UNIDAD IV MANEJO REPRODUCTIVO EN CERDOS

El manejo reproductivo constituye el conjunto de procedimientos por los cuales interviene el hombre en la multiplicación de anímales domésticos, para conservar o mejorar caracteres y aptitudes, o bien provocar la aparición de cualidades nuevas.

Cada raza de ganado posee un conjunto de caracteres transmisibles por herencia y esto constituye su potencial genético o genotipo. Las características que se ven exteriormente, se llaman fenotipo.

4.1. FISIOLOGÍA DEL CICLO ESTRAL

Desde la pubertad, la cerda comienza a tener el ciclo estral de forma periódica cada 21 días a lo largo del año, excepto durante la gestación y lactación o en casos patológicos de anoestro.

A partir del hipotálamo, se secreta la hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH) hacia la adenohipófisis. De ésta, se secretan las gonadotropinas, hormona luteinizante (LH) y hormona folículo estimulante (FSH) que van a actuar sobre el ovario. Aunque ambas gonadotropinas actúan de forma sinérgica, es la FSH la principal responsable del crecimiento folicular. Según se van desarrollando los folículos, va aumentando la cantidad de estrógenos secretados, siendo responsables de la actitud de celo de la cerda.

A partir de un nivel determinado se produce una retroalimentación o feedback positivo sobre el hipotálamo provocando la secreción por parte de la hipófisis de la llamada descarga preovulatoria de LH, principal responsable de la ovulación de los folículos maduros o preovulatorios.

Al producirse la ovulación, comienzan a aumentar los niveles plasmáticos de progesterona, secretada por los cuerpos lúteos que se están formando en los

la responsable de la preparación del

folículos

ovalados. La progesterona es

74

endometrio para que se produzca la anidación del embrión. También por medio de una retroalimentación o feedback negativo, evita la secreción de GnRH por parte del hipotálamo y por consiguiente, la secreción de FSH y LH y no hay crecimiento de

nuevos folículos. Si no se produce gestación, la prostaglandina F

secretada por

el útero, llega hasta el ovario, provocando la regresión de los cuerpos lúteos y por tanto el descenso de los niveles de progesterona, reanudándose la secreción de las gonadotropinas y comenzando un nuevo ciclo estral.

2

HIPOTALAMO GnRH Adenohipófisis Positivo ( + ) FSH LH Estrógenos OVARIO CELO Ovulación
HIPOTALAMO
GnRH
Adenohipófisis
Positivo ( + )
FSH
LH
Estrógenos
OVARIO
CELO
Ovulación

75

HIPOTALAMO GnRH Adenohipófisis Negativo ( - ) FSH LH OVARIO Progesterona UTERO PGF2 alfa Negativo
HIPOTALAMO
GnRH
Adenohipófisis
Negativo ( - )
FSH
LH
OVARIO
Progesterona
UTERO
PGF2 alfa
Negativo ( - )

El ciclo estral influye sobre la conducta de la cerda principalmente durante el periodo de celo. Al aumentar los niveles de estrógenos se produce un abultamiento y enrojecimiento de la vulva, está más arisca, realiza una serie de sonidos característicos, busca al macho, monta sobre otras hembras y muestra la característica actitud estática frente al verraco. En esta quietud frente al verraco influyen las feromonas que el macho secreta a través de la saliva. De ahí, que la detección de celo sea mucho más correcta realizada a través del verraco, ya que muchas veces, la actitud estática solo la demuestra con él, sobre todo las cerdas nulíparas.

De igual forma, es importante que el verraco utilizado como recela, sea adulto, ya que un verraco joven puede secretar una cantidad insuficiente de feromonas para estimular la cerda al celo. Durante todo el ciclo estral, el cuello del útero se encuentra cerrado, haciendo casi imposible la inseminación, a excepción del periodo de celo, que se encuentra dilatado, permitiendo la penetración del pene o del catéter. Igualmente, es en este momento cuando se facilita la entrada de cualquier material no deseable al interior del aparato genital; pudiendo provocar alguna alteración como metritis, por lo que es fundamental extremar las condiciones higiénicas en el periodo de celo y durante la inseminación.

76

4.2. LA CUBRICIÓN

El período de cubrición, a pesar de su brevedad, es una fase de importancia capital en el ciclo reproductivo de la cerda. Durante ella aparece el celo con toda su sintomatología característica, se efectúa el salto o la inseminación artificial, acontece la ovulación y se produce la fusión de la células sexuales espermatozoides y óvulos para generar nuevos seres.

En realidad, la producción de lechones empieza en el momento de la cubrición y es absolutamente necesario que el porcinocultor sea consciente de ello. Los dos individuos involucrados en ella, la cerda y el verraco, exigen durante este período una atención y manejo adecuados si no se quieren penalizar los resultados reproductivos y con ello la economía de la explotación.

Los objetivos a lograr durante la cubrición son obtener el máximo porcentaje de concepción y una tasa óptima de ovulación que se traduzca, a posteriori, en un parto con una prolificidad elevada.

La tasa de concepción y el nivel de ovulación son dos parámetros reproductivos que dependen de un conjunto muy amplio de factores de manejo entre los que destacamos:

- Correcta detección del celo.

- Inducción y sincronización del estro.

- Momento del salto o inseminación

- Número de machos utilizados en la monta

- Alimentación

- Numero de saltos

- Condiciones ambientales y de alojamiento.

- Duración de la lactancia anterior.

- Manejo del verraco.

77

4.2.1. LA DETECCIÓN CORRECTA DEL CELO

La cerda en celo ofrece una sintomatología caracterizada por un estado de nerviosismo general, emisión de gruñidos típicos, pérdida de apetito, hinchazón y enrojecimiento de la vulva, emisión de secreciones vaginales blanquecinas espesas e incluso sanguinolentas, se deja montar por sus compañeras de corral y busca con ansiedad al macho, aspecto que se pone de manifiesto a los ojos del observador cuando la cerdo se acerca a la puerta de su corral presionándola repetidas veces. Sin embargo el síntoma más seguro de la presencia del celo es el denominado «reflejo de inmovilidad» que se muestra cuando la cerda se queda quieta al presionar las manos del cuidador su lomo o cuando e sienta a horcajadas encima de ella a modo de cabalgadura. Pero, no siempre aparece el “reflejo de inmovilidad” cuando el operador proceda de la forma indicada.

La frecuencia de aparición del reflejo es variable según el estímulo recibido (sonido, olor, visión del macho, combinación de estos estímulos o contacto directo y físico con el verraco), obteniéndose la mayor tasa de inmovilización mediante el contacto directo con un macho adulto.

En explotaciones porcinas que realicen la monta natural, donde los machos estén alojados en el local de las cerdas vacías o que dispongan de machos recelas detectores de hembras en celo, el uso de estos compuestos odorantes es poco operativo y práctico, ya que se dispone de un estímulo suficiente ( la presencia del verraco) para conseguir una tasa de inmovilidad elevada. En cambio, en granjas que utilicen la inseminación artificial (IA) su empleo puede resultar interesante.

En cualquier caso, en la práctica, el mejor método para detectar el celo es la utilización de un macho recela dos veces al día, por la mañana temprano y al final de la tarde procurando adaptar la dinámica del verraco al funcionamiento de la explotación; sin olvidar, el importante papel que juega el interés del cuidador en todo el proceso de detección y en la estimulación de las hembras (llevar al macho cerdas dudosas, apuntar de un día para otro a las hembras en celo, pasar a las cerdas por varios machos, etc.).

78

4.2.2. INDUCCIÓN Y SINCRONIZACIÓN DE CELOS

La cerda nulípara futura reproductora exhibe su primer celo, es decir, llega a la pubertad entre los cinco y seis meses de edad, repitiendo el estro, si no ha habido cubrición fecundante, cada 21 días (17-25 días). Generalmente en las explotaciones comerciales no se cubre a la cerda por primera vez hasta el segundo o tercer celo (dejando pasar deliberadamente el primero o celo púber), cuando el animal tiene 7-8 meses de edad y 105-120 kg de peso, edad y peso a los cuales la futura reproductora ha alcanzado un desarrollo anatómico y fisiológico tal que pueda llevar a cabo su primera gestación satisfactoriamente sin peligro para ella ni para la futura camada.

Asimismo, de un 70% a un 80% de cerdas (primíparas y multíparas) que han estado sometidas a una lactación, generalmente comprendida entre 21-42 días, muestran el celo 4-10 días después del destete.

Sin embargo, hay cerdas nulíparas que por diversas causas atrasan su pubertad y con ello la edad de su primera cubrición, y hembras adultas cuyo intervalo destete - cubrición fecundante se alarga demasiado (sobre todo en cerdas primíparas). En ambos casos se generan en la explotación pérdidas económicas estimables al estar los animales «comiendo y no produciendo».

La tecnología de inducción y sincronización de celos en ganado porcino puede evitar o paliar estas situaciones de improductividad, al tiempo que facilita el manejo por lotes de los animales en el seno de la explotación con la consiguiente producción de grupos de cerdos de cebo más homogéneos y, por tanto, de más fácil comercialización. Así, los objetivos principales de la inducción - sincronización son:

- Adelantar, y/o sincronizar la pubertad en cerdas nulíparas.

- Provocar y/o sincronizar el celo en primíparas y multíparas.

- Ser una herramienta útil a la hora de incluir las cerdas nulíparas en los lotes en funcionamiento constituidos por cerdas adultas.

- Facilitar la técnica de inseminación artificial.

79

La inducción del celo en cerdas nulíparas es posible lograrlo con medios naturales o artificiales, los medios naturales más utilizados se basan en provocar un estrés a los animales mediante transporte. Traslado, mezclado de cerdos, ayuno etc. combinando o no con un estimulo sexual posterior generado para el efecto de las feromonas producidas por un verraco maduro

La respuesta al «efecto verraco» depende de la edad y peso de la cerda en el momento del comienzo del estímulo, es decir, en esencia, es función del grado de desarrollo de los ovarios y del útero. En este sentido, algunas experiencias han demostrado que cuando se incrementa la edad-peso de la cerda al iniciarse el estímulo el intervalo principio del estímulo - pubertad disminuye y viceversa, existiendo una edad-peso umbral por debajo de la cual el «efecto macho» es poco efectivo.

Con objeto de conseguir una respuesta de la cerda rápida y positiva se aconseja que:

- El estímulo del macho no se inicie hasta edades comprendidas entre 150- 170 días y 80-90 kg de peso.

- El verraco estimulador sea adulto, activo y con libido suficiente.

- El estímulo sea diario, de modo que el contacto directo macho -hembra sea de 15-20 minutos. Se evita así la posible habituación de las cerdas al verraco.

- Se trasladen hembras al corral del macho haciéndolas pasar por distintos verracos alojados individualmente o colectivamente (dos o tres machos hermanados).

4.2.2.1.

TRATAMIENTOS

CELOS

PARA

LA

INDUCCIÓN

Y

SINCRONIZACIÓN

DE

Se hacían pasar a grupos de cerdas nulíparas por cuatro parques sucesivos donde

80

se encontraban dos verracos hermanados. E! tiempo de permanencia de los grupos de cerdas en cada parque era de un día.

Una forma de operar bastante frecuente consiste en aplicar una inyección de 750 U.I. (unidades internacionales) de PMSG seguida, tres días más tarde de otra de 500 U.I. de HCG. La ovulación acontece de 40 a .45 horas después de la administración de la inyección de HCG

Los resultados que se obtienen, cuando la aplicación del tratamiento' se efectúa en

la fase foliculínica del ciclo estral son aceptables (tasa de concepción entre 70-80 %)

incrementándose significativamente conforme aumenta la edad de la cerda.

4.2.3. MOMENTO ÓPTIMO DE LA CUBRICIÓN

Se considera como el principio del celo el momento en que aparece por primera vez

el «reflejo de inmovilidad» ante el verraco, habiéndose de tener en cuenta que este

reflejo ante el hombre se manifiesta algunas horas más tarde.

La duración de la sintomatología del estro es de unos tres días, de los cuales de 50

a 60 horas es el tiempo en que la hembra presenta reflejo de inmovilidad. La

duración del reflejo aumenta con el orden de parto alcanzándose el máximo en el tercero o cuarto para ir declinando ligeramente después.

El tiempo de inmovilidad de unas 12 - 15 horas y unas diez horas menos que el de

las primíparas, datos a considerar a

de cerdas si se quieren optimizar resultados.

la hora de la cubrición de los distintos tipos

La ovulación se produce 32-36 horas después del comienzo del estro adelantándose 2-3 horas en las cerdas nulíparas. El proceso dura unas seis horas y el tiempo de supervivencia de los óvulos es de ocho a doce horas.

La supervivencia de los espermatozoides es de 30 a 40 horas después del momento de la cubrición, debiéndose observar que tardan dos horas en ascender desde el

81

cuello uterino a la ampolla tubárica del oviducto y que necesitan un tiempo de cinco a seis horas para concluir su maduración.

De acuerdo con estos datos resulta fácil inferir que el momento más adecuado para realizar el salto es de 26-28 horas después de iniciarse el celo. Cubrir con un solo salto algunas horas después del comienzo del reflejo de inmovilidad puede ocasionar una disminución de la fertilidad y. sobre todo, de las prolificidad, ya que el final de la vida de los espermatozoides coincide con el principio de la ovulación.

Habida cuenta de recomendable es:

esta problemática, en la práctica, estimamos

que

lo

más

- Detectar los celos por la mañana y por la tarde (cada doce horas) mediante un verraco recelador.

- Efectuar monta doble en los intervalos 12-24 horas y 24-36 horas después de la detección del estro.

Así por ejemplo, una cerda que salga en celo por la tarde deberá ser montada al día siguiente por la mañana y por la tarde, procurando que el intervalo entre saltos sea alrededor de doce horas. Operando así, la posibilidad de cubrir a la reproductora en el momento adecuado será elevada.

4.2.4. INFLUENCIA DEL NUMERO DE SALTOS Y NUMERO DE MACHOS

Se admite que con una monta doble o triple se incrementa la fertilidad cuando se coteja con la monta simple a un solo salto, obteniéndose además cierta mejora cuando la monta doble o triple es realizada por machos diferentes. Esta creencia, bastante generalizada, no siempre se cumple si tenemos en cuenta los resultados de experiencias recientes, ya que la tasa de concepción parece estar más ligada. Al menos en cerdas multíparas, al calendarios de servicios que a su número y al número de verracos utilizados en la monta. También se ha señalado que el número de saltos y el número de machos tienen poca influencia sobre la prolificidad.

En las explotaciones porcinas de producción en las cuales no es obligado conocer la

82

paternidad de la cría, el de doble salto con dos verracos distintos. Así, el macho se alarga prudentemente, lo cual siempre será favorable, evitándose además pérdidas de fertilidad que se pudieran de la existencia de problemas reproductivos de algún macho partícipe en la cubrición.

La monta con triple salto nos parece poco útil, por lo que pudiera complicar el manejo. Si se hace, es aconsejable, en el caso de que intervengan dos verracos distintos, que el primero y el tercero sean efectuados por el mismo macho.

4.2.5. CONDICIONES AMBIENTALES Y DE ALOJAMIENTO

Durante el período de servicio la cerda se puede alojar individualmente (en jaula para atar mediante collar o cinturón pectoral o en jaula para enclaustrar donde se desenvuelve libre en un espacio reducido) o en corrales colectivo. Se dispone en la actualidad de poca documentación científica que compare rendimientos reproductivos según la modalidad de alojamiento durante esta fase. Algunos autores han señalado que el agrupamiento de cerdas después del destete está relacionado con un retorno más consistente al celo, menor problemática de concepción, y aparentemente con un intervalo destete - cubrición fecundante más corto. La formación de grupos de 4-5 cerdas es una buena solución con ello se reducen costes respecto al alojamiento individual y se facilita la detección del estro por parte del cuidador.

El alojamiento en jaula para cerda atada, de menor coste que el enclaustramiento, permite controlar individualmente la alimentación, ahorra mano de obra y facilita también la detección del celo si se dispone en la explotación de un macho recela detectar.

En cualquier caso, el contacto físico diario con un macho adulto durante este período mejora ostensiblemente la tasa de concepción y el intervalo destete - cubrición. Un trabajo de Hemswort et al, (1982), realizado en este sentido, demostró que los mejores resultados respondían a la serie:

- Cerdas agrupadas + Contacto físico macho > Cerdas

83

- Individualizadas + Contacto físico macho > Cerdas

- Agrupadas > cerdas individualizadas

Las condiciones ambientales del alojamiento son donde se efectúa la cubrición también incluyen en la tasa de concepción y en la duración del intervalo destete - cubrición fértil.

En lo que respecta al régimen térmico el intervalo termo neutro es de 10°C a 27°C, no afectando las bajas temperaturas a los anteriores parámetros. Sin embargo, el aumento de las temperaturas durante el verano genera un estrés térmico que origina un incremento de los ritmos respiratorios y cardiaco y una elevación de los niveles de ACTH (Hormona adrenocorticotropa) y corticoides en plasma, que pueden originar la aparición de un anestro estacional como consecuencia de producirse irregularidades en el ciclo estral. Este aspecto ha sido demostrado a nivel explotación en un conjunto de trabajos, realizados en distintos países.

Sin embargo, en alojamientos cerrados, donde el control del ambiente no permite temperaturas superiores a los 30°, parece que el efecto negativo de las temperaturas elevadas se diluye considerablemente.

Para luchar contra las temperaturas elevadas estivales, el porcinocultor dispone de un conjunto de recursos que puede aplicar en cualquier local de su explotación:

- Orientar adecuadamente el alojamiento y aislar los elementos constructivos (muros y techo) según zonas.

- Disminuir la densidad de población durante el verano.

- Disponer de un sistema de ventilación dinámica por extracción que sea capaz de renovar de 250 a 300 m 3 /cabeza/hora.

- Encalar la superficie exterior de paredes y techo para reflejar los rayos solares

- Aislar interiormente la cubierta con una capa de poliuretano expandido de 3 a 4 cm. de espesor aplicado por inyección.

- Sembrar árboles de hoja caduca en torno al alojamiento que den sombra en verano y dejen pasar la luz en invierno

- Utilización de micro aspersores interiores, aspersores exteriores, etc.

84

La duración e intensidad de la iluminación diaria según experiencias realizadas en EE.UU. y Canadá tienen poca repercusión sobre los resultados finales de la cubrición. Las conclusiones obtenidas en estos trabajos no son definitivas, recomendándose, que e foto período mínimo, durante el período de servicio sea de doce horas y la intensidad de iluminación superior a 30 lux.

Parece que en el «trinomio ambiental»: temperatura - humedad - luz, la temperatura y la humedad son los dos factores más determinantes de la fertilidad, de modo que si la temperatura y humedad ambientales son adecuadas, a pesar de que el fotoperíodo sea corto, la fertilidad mantiene elevada.

4.2.6. DURACIÓN DE LA LACTACIÓN ANTERIOR

Generalmente, se admite que a demasiado tardíos les corresponden intervalos destete cubrición largos y niveles de ovulación bajos. La realización de un destete cercano al parto puede originar una involución relativamente lenta del útero. El proceso de involución uterina, cuando va ligado al estímulo de succión de los lechones, es más rápido, que en el caso de no existir el mencionado estímulo. Asimismo, después de un destete precoz, la concentración hipofisaria de FHS (hormona folículo estimulante) alcanza valores más bajos que cuando los destetes son tardíos. Esto se deriva en que el desarrollo folicular durante los cinco días siguientes al destete sea menor en cerdas con lactaciones reducidas. A tales consideraciones hay que añadir, que una retirada precoz de los lechones puede originar un estrés en la madre, que derive en un aumento de los niveles de glococorticoides en sangre, bloqueándose la ovulación al no existir un pico preovulatorio de LH (hormona lutenizante) pudiendo aumentar, además, la incidencia de aparición de quistes ováricos.

Por otra parte, también los destetes tardíos pueden alargar el intervalo y disminuir la prolíficidad en el parto siguiente cuando la cerda llegue al destete con una baja condición corporal, como consecuencia más probable de haber amamantado a una camada numerosa.

85

Con destetes ultraprecoces o ultrotardíos se dificulta la salida en celo de la cerda y con ello se alarga el intervalo destete - cubricion fecundante y se disminuye la tasa de concepción traduciéndose estos efectos en una pérdida económica considerable en la contabilidad de la explotación.

Cuando se practican destetes entre las tres y seis semanas parece que afectan poco la duración del intervalo. Por ello, a nivel de explotación, sin alterarse prácticamente los resultados de cubrición, el porcinocultor dispone de una variada gama de edades al destete que libremente pueden elegir. Sin embargo, la edad al destete tiene una repercusión decisiva en la productividad numérica de la cerda, es decir, en el número de lechones destetados por reproductora y año.

El destete precoz, aunque puede alargar algo el intervalo destete cubrición y disminuye ligeramente la prolificidad del parto siguiente aumenta, sin embargo, el número de partos por cerda y año.

Cuando se desteta tarde ocurre algo parecido, pero en este caso se disminuye el número de partos por cerda y año, con la que la productividad numérica disminuye inexorablemente consecuentemente el destete tardío hay que desecharlo salvo en los casos en que la explotación no disponga de un local adecuado para lechones.

Según los resultados de los últimos años del programa de gestión francés de reproductoras (GTTT), la máxima productividad numérica se obtiene cuando el destete se realiza entre tres y cuatro semanas.

4.2.7. MANEJO DEL VERRACO

Aunque es indiscutible que el verraco juega un importante papel en la fase de cubrición, sin embargo, en muchas explotaciones los machos reproductores son objeto de un manejo deficiente. Incluso en el plano científico su comportamiento y productividad han sido poco estudiados.

El macho en concomitancia con la hembra reproductora es responsable directo de la producción, es la mitad de la genética de la explotación y puede ser corresponsable

86

de la producción de más de 500 lechones al año.

La especial relevancia del verraco merecería un capítulo aparte, pero la extensión limitada de este trabajo no nos permite considerar en este apartado nada más que los factores de manejo más importantes que están directamente relacionados con su comportamiento reproductivo en monta natural.

Así, con objeto de no alterar la fertilidad y prolificidad en la explotación, un manejo correcto del verraco debería contemplar los siguientes aspectos:

1)

Crianza del futuro reproductor en grupo con otros machos o hembras. El aislamiento durante la fase de crecimiento puede conducir a una actividad copulativa posterior baja. Esta hipoactividad sexual puede incluso hasta ser permanente, aunque el macho se le permita frecuentes oportunidades para el apareamiento después de haber alcanzado la madurez.

2)

Se admite que el mestizaje incrementa el ardor genético y el volumen concentración de espermatozoides. Entre razas puras y entre individuos dentro de una misma raza se dan marcadas diferencias en la libido y en la calidad de semen. La producción espermática es función del tamaño de los testículos. Experiencias que han cotejado parámetros del semen (volumen de eyaculado, concentración de espermatozoides, mortalidad, porcentaje de células vivas, etc.) entre diversas razas han encontrado resultados variables, aunque, en general, las razas Large Withe, Landrace y Duroc tienen mayor producción de espermatozoides que la Landrace Belga, Piétrain y Hampshire (Martín, 1982). Se ha observado diferencias apreciables en el comportamiento sexual entre machos Large Withe y Piétrain siempre a favor de los primeros.

3)

Los machos se pondrán en servicio a los ocho meses de edad. Previamente es necesario entrenarlos y acostumbrarlos a la monta utilizando hembras en celo no demasiado altas y con reflejo de inmovilidad marcado. Es importante que el cuidador corrija los vicios de conducta característicos de los primeros saltos ((montas laterales, coitos anales, eyaculaciones vaginales en lugar de en el cuello del útero, etc.).

87

4)

Los verracos en servició de deben alojar en la nave de cubrición en corrales individuales cerca de la hembras. Se mantiene así su libido y un comportamiento sexual adecuado. Los machos aislados pierden capacidad sexual, aunque sólo temporalmente, si se les coloca posteriormente junto a las hembras. La recuperación de su conducta normal se consigue aproximadamente en el plazo de un mes.

5)

Las condiciones ambientales y de alojamiento óptimas para el verraco son:

-

Temperatura: 18-22° C.

-

Duración de la iluminación: 10 – l6 horas « Intensidad de iluminación: > 30 lux

-

Superficie de corral: 9 - 10 m 2 .

-

El suelo del parque será de hormigón rugoso (incluso evitar rejillas), cama de paja y zona de exterior de ejercicio con suelo de tierra para evitar problemas de aplomos. La vida útil del verraco 2-3 años, aproximadamente, puede verse reducida si no se diserta adecuadamente su alojamiento.

6)

Fotoperíodos excesivamente largos mayores de 16 horas temperaturas su penares a los 30°C disminuyen la calidad del semen mayorizándose este efecto cuando las dos variables actúan conjuntamente. Sin embargo, las temperaturas bajas (incluso bajo cero) no parecen tener influencia sobre la producción espermática. Un estrés provocado por temperaturas elevadas durante 4 - 5 días tiene su efecto negativo entre dos y seis semanas después de la agresión térmica, esto indica que las temperaturas altas afectan más a la maduración de los espermatozoides que a las fases iniciales de las espermatogénesis. En ensayos realizados en estaciones de inseminación artificial se ha observado en el semen producido en verano una disminución de la producción y mortalidad espermática y un aumento en el número de células morfológicamente anormales. Por tanto, en nuestras latitudes se puede producir una caída de la fertilidad y de la prolificidad en el período junio septiembre si no se mantienen las condiciones ambientales del alojamiento dentro de unos límites razonablemente correctos.

88

7)

En lo que respecta a la alimentación de verraco, mientras los niveles de energía y proteína ingeridos, diariamente no sean críticos, no hay que tener efecto negativo alguno sobre el libido y la capacidad fecundante del esperma producido. La sobrealimentación, en cambio, origina problemas de aplomos, de agilidad y un engrasamiento del aparato genital alterándose la espermatogénesis.

8)

En la explotación, los machos reciben el mismo pienso que las cerdas vacías y gestantes una ración de 2,6 a 3,2_kg.diarios con 3000 Kcal. de ED y un 12- 14% de proteína bruta (PB) ((según el peso del varraco, nivel de utilización del animal y temperatura ambiente) en una o dos tomas después de la monta parece lo más recomendable, procurando que el programa de alimentación del verraco observe la inclusión en el pienso de la aminoácidos esenciales y la aplicación de choques vitamínicos (A. B3, E, B Y C) en los cambios de estación.

9)

La frecuencia de utilización del macho es función de su producción espermática que aumenta con la edad y con una buena alimentación y fluctúa, como hemos aludido, según estaciones. La excesiva utilización de un verraco se traduce en una disminución de la fertilidad debido a un decremento gradual y progresivo del número de espermatozoides, disminuyéndose como consecuencia el poder fecundante del semen. De hecho, cuando un macho no monta durante 8 - 10 días, el primer salto que realice después de este reposo sexual no debe ser considerado, programando otro nuevo con el mismo macho una horas más tarde. En la práctica, el ritmo de utilización de los machos correctamente alimentados podría ser:

-

Jóvenes (8-12 meses): 4 - 6 saltos/semana

-

Adultos (1-3 años): 8 - 10 saltos /semana

-

Servicios lo más espaciados posibles.

10) Es necesario que el verraco esté sometido a un programa de higiene y sanidad severo, ya que diversos cuadros patológicos disminuyen la capacidad

89

fecundante y la libido, y pueden transmitirse entre las hembras por mediación del macho (Leptospirosis, Brucelosis, Parvovirus, Síndrome de la cerda sucia, etc.). Ello obliga a efectuar un calendario de vacunaciones (Enterovirus y Parvovirus, Mal Rojo, enfermedad de Aujeszky, etc.), a desparasitar externa e internamente dos veces al año y a una periódica limpieza a fondo y desinfección de corrales (3 - 4 veces al ano).

4.3. INSEMINACIÓN ARTIFICIAL PORCINA

4.3.1. VENTAJAS DE LA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL

4.3.1.1. VENTAJAS ZOOTÉCNICAS

- Disminución del numero de verracos con ahorro de espacio y cíe costes de mantenimiento.

- Difusión rápida del progreso genético, mejorando los rendimientos al utilizar sementales de mayor valor genético obteniéndose una mejora más rápi-da en las explotaciones porcinas.

- Producción de lotes más homogéneos con des-tino al matadero.

- Incrementó en la precisión de la evaluación del valor genético:

4.3.1.2. VENTAJAS SANITARIAS

- Permite controlar la calidad espermática de los sementales que están sujetos a múltiples efectos medio ambientales, de manejo y sanitarios.

- Se reduce el riesgo de transmisión de enfermedades infecto-contagiosas por vía sexual.

- Se reduce la entrada de animales portadores de enfermedades del exterior.

4.3.1.3. VENTAJAS DE MANEJO

- Ahorro de tiempo y esfuerzo evitando la monta natural y el desplazamiento de los reproductores.

90

- Permite usar animales de muy distinto peso en el cruce.

- Evita el stress de animales con problemas cardiacos o de claudicación durante la monta.

4.3.2.

MANTENIMIENTO

LABORATORIO

Y

CUIDADO

DEL

MATERIAL

DE

La limpieza del laboratorio de inseminación artificial y del material utilizado para procesar las dosis seminales, es necesaria e imprescindible para mantener en perfectas condiciones de conservación e higiene las dosis seminales.

El laboratorio debe limpiarse después de cada jornada de trabajo y siempre que sea necesario.

El material de laboratorio debe estar el menor tiempo posible sucio, para no contaminar el ambiente del laboratorio, siendo los pasos para su limpieza v esterilización los siguientes:

1. Enjabonado y lavado del material con cepillo de laboratorio para quitar la suciedad hidro y liposoluble. El jabón a utilizar debe ser de pH neutro (pH 7) y no debe dejar ningún residuo que actúe como espermicida.

2. Enjuagado con agua abundante para quitar restos ele jabón con la suciedad.

3. Enjuagado con agua destilada para arrastrar los restos de agua normal y con ella los restos de sales v minerales que podrían quedar después de some- terlos a la temperatura de esterilización.

4. Escurrido de los restos de agua

91

6. Cuando el material se ha esterilizado, se capa con papel de aluminio y se introduce en un armario-para aislarlo del ambiente exterior.

Lista de materiales necesarios en el laboratorio de inseminación artificial porcina

- Estufa de 15 °C.

- Estufa de 37 °C y esterilización.

- Baño de María.

- Platina calentable.

- Agitador electromagnético.

- Destilador de agua.

- Esterilizador de catéteres.

- Microscopio.

- Porta objetos.

- Cubre objetos.

- Cámara de Bürker.

- Espectrofotómetro.

- Pipetas Pasteur de vidrio.

- Pipetas de 1 ml.

- Probetas de 1000 ml.

- Matraces aforados de 100 ml.

- Matraces de 1000 ml.

- Matraces de 2000 ml.

- Embudos.

- Vasos de precipitados de 250 cc.

- Vaso desechable.

- Bolsa de plástico.

- Balanza.

- Escurridera de material.

- Cepillos de tubo.

- Termómetros máxima y mínima.

- Termómetros de alcohol.

- Frasco lavador con cánula.

92

- Papel de filtro.

- Detergente cíe laboratorio.

- Suero fisiológico formolado.

- Diluyente cíe larga conservación.

- Botellitas de inseminación.

- Catéteres de inseminación.

- Nevera de campo.

- Termos de recogida.

- Gasas.

- Fichas de control ritmo de recogida.

- Fichas de control eyaculados.

- Fichas de control de inseminación.

4.3.3. ENTRENAMIENTO DE LOS VERRACOS

El entrenamiento de los verracos consiste en hacer saltar al verraco sobre un potro o maniquí para poder realizar la extracción del semen.

Para realizar el entrenamiento el potro o maniquí ha de ser fácil de transportar, ligeramente más bajo que la altura de los ojos del verraco, por lo que debe tener las medidas aproximadas a una cerda primeriza, debiendo ser lo suficientemente cómodo para que e l verraco no sufra daño y mantenga la estabilidad del animal durante el procedimiento.

Hay que tener en cuenta el comportamiento sexual natural del verraco ante la hembra que de forma general va precedido por olfateos y golpes de hocico en los flancos y parte posterior produciéndose finalmente el

Un verraco puede comenzar a ser entrenado a partir de los 6-7 meses de edad, y los verracos adultos que ya han sido utilizados para la monta natural no presentan ningún inconveniente para someterles a entrenamiento. Es conveniente que los verracos estén alojados individualmente, puesto que si están agrupados resulta más laborioso su aprendizaje.

93

El entrenamiento se puede realizar con potro móvil o directamente en el potro fijo situado en la sala de recogida, de semen, si bien es recomendable empezar con el potro móvil para que los primeros contactos se realicen en su propia verraquera, así el animal puede centrar su atención en el "nuevo objeto" que se le ha puesto, también es importante que estos primeros contactos se hagan en presencia exclusi- vamente de la persona encargada de su manejo.

El potro debe estar impregnado de olores que estimulen el libido del animal rociándose para ello con orina de cerda en celo o semen de otro verraco. El operador debe realizar movimientos de vaivén con el maniquí para posteriormente mantenerlo inmóvil, representando la inmovilización de la hembra en celo: si las circunstancias lo requieren se podrá imitar el gruñido de la cerda durante el entrenamiento o hablarle para llamar su atención acercándole al hocico un recipiente contenido semen de otro verraco para estimularlo y atraerlo al potro, colocando a continuación el recipiente sobre el maniquí para forzarle a montar si quiere alcanzarlo, esta operación se puede realizar también con pienso. Las sesiones no deben ser excesivamente largas con una duración de 15 minutos aproximadamente y deben realizarse todos los días por la mañana y por la tarde.

Una vez conseguido que el verraco salte sobre el maniquí, esta conseguido lo mas difícil, lo que resta es habituarlo al potro durante 2 semanas con intervalos de 3-4 días entre recogidas. Terminando este periodo se entrará en un sistema más adecuado de ritmos de recogidas seminales de acuerdo a su concentración espermática; concentraciones de las que se obtengan de 12-15 dosis: 1 vez por semana, concentraciones superiores: 2 veces por semana.

4.3.4. RECOLECCIÓN DEL SEMEN

Cuando los verracos están habituados a saltar sobre el potro la extracción del semen se debe realizar en un potro fijo en la sala de recolección, ya que es mucho más higiénico y el animal no corre riesgo de caídas o lesiones con potros más inestables acostumbrándose al área de recolección; sin embargo esto dependerá de las condiciones propias de la explotación o centro de I.A. Todo el material que vaya a recibir y estar en contacto con el semen debe guardar dos condiciones

94

indispensables:

- Debe estar limpio y esterilizado

- Debe estar previamente atemperado a 37 °C

El eyaculado se recogerá directamente en vaso de precipitados u otros recipientes desechables (Vaso o bolsa de plástico) situados dentro de un termo para mantener la temperatura cercana a los 37 °C, a la vez sobre el vaso se coloca una gasa para que durante la recolección se impida la mezcla de la fracción espermática del eyaculado con el gel o tapioca actuando como filtro.

Cuando el animal está sobre el potro, se debe realizar un vaciado de la bolsa prepucial, presionando la misma para eliminar los restos de orina que hubiere. Cuando el verraco asome la punta del pene esta se sujeta situando la mano de tal forma que los dedos queden al borde de la espiral del glande o “tirabuzón” del pene, sin ejercer una gran presión y traccionándolo con suavidad hasta lograr su total amplexación, de esta forma se mantiene horizontalmente procurando que el eyaculado caiga sobre el recipiente manteniéndose así durante toda la eyaculación.

Con eyaculados que tengan problemas de aglutinación es conveniente realizar la recolección sobre 100 cc. De diluyente a 37 °C

4.3.5. FRACCIONES DEL EYACULADO

El eyaculado del verraco se compone de las siguientes partes:

- Fracción pre-espermática, es la primera emisión de eyaculado, no interesa recogerla, ya que, no contiene espermatozoides y suele tener una alta carga contaminante. Es transparente, muy líquida y de escaso volumen 10-15 cc aproximadamente.

- Fracción espermática o rica en espermatozoides, viene a continuación de la primera fase y sale rápidamente debido a la primera contracción que sufre la cola del epidídimo. Es de color blanco y muy densa de aspecto "lechoso". Tiene una gran concentración de espermatozoides y un volumen cercano a

95

los 100 cc. Esta es la fracción que más nos interesa recolectar para la I.A.

- Fracción post- espermática o pobre en espermatozoides, constituida por secreciones de las glándulas accesorias del aparato reproductor del verraco y con escasos espermatozoides. Es de color blanquecino transparente, con grumos gelatinosos a lo largo de su emisión, con un volumen aproximado de 200 cc; y puede estar intercalada con emisiones intermitentes de fracción rica, por lo que conviene estar atento para aprovecharlas durante la recogida. Esta fracción al tener gran cantidad de plasma seminal actúa estimulando a los espermatozoides, por lo que su utilización en I.A. no es recomendable si queremos conservar el semen por más de 24 horas.

Durante todo el eyaculado, sobre todo en la primera y tercera fase se expulsan unos

grumos gelatinosos conocidos vulgarmente como tapioca procedentes de las glándulas de Cowper que actúan como tapón para el cervix de la cerda en condiciones de monta natural. Este gel o tapioca no interesa recogerlo ya que provoca la gelificación del líquido seminal y debe filtrarse a través de la gasa situada

en el vaso de recogida.

Una vez recogido el semen, debe llevarse inmediatamente al laboratorio para su contrastación y procesado.

4.3.6. CONTRASTACIÓN DEL SEMEN

Cuando el semen llegue al laboratorio el recipiente del eyaculado debe ser situado dentro del baño de María a una temperatura de 37°C donde también estará el diluyente de conservación. Los controles que se deben realizar son:

4.3.6.1. VOLUMEN DEL EYACULADO (FRACCIÓN RICA).

Se

cuantifica en centímetros cúbicos (cc)

o

mililitros (ml), utilizando recipientes

(cc) o mililitros (ml), utilizando recipientes Determinación del volumen del semen por pesada en balanza o

Determinación del volumen del semen por pesada en balanza o por medición en probeta

96

graduados o pesando el eyaculado considerando 1 g = 1 cc. y varía según la edad, tamaño testicular, raza y estado fisiológico, de cada verraco entre 50 y 125 cc aproximadamente de fracción rica.

4.2.3.2. COLORACIÓN DEL EYACULADO

De color blanco cremoso. Se pueden apreciar otras coloraciones como las rosáceas o beige, que pueden ser debidas a posibles infecciones o hemorragias internas del área genital.

4.3.6.3. MOTILIDAD

Se aprecia colocando una gota del eyaculado en un portaobjetos atemperado a 37 °C y sobre ella se coloca el cubreobjetos, Observando a través del microscopio a 100-200 aumentos el movimiento general (puntuación en porcentaje) v el tipo de movimiento individual (puntuación de 0 a 5). A estos mismos aumentos se puede observar el grado de aglutinación espermática que existe en ese eyaculado.

0. Espermatozoides sin movimiento (necrospermia).

1. Espermatozoides sin movimiento progresivo, girando sobre sí mismos.

2. Espermatozoides con movimientos anormales y algunos progresivos.

3. Espermatozoides con movimientos progresivos lentos y sinuosos.

4. Espermatozoides con movimientos progresivos rápidos.

5. Espermatozoides con movimientos progresivos muy rápidos.

4.3.6.4. CONCENTRACIÓN DE EYACULADO

muy rápidos. 4.3.6.4. CONCENTRACIÓN DE EYACULADO Consiste en la determinación del número de espermatozoides

Consiste en la determinación del número de espermatozoides por unidad de volumen. Esta determinación se puede realizar por diferentes métodos, siendo los más usuales el espectrofotómetro y la cámara de Bürker.

Espectrofotómetro

97

La determinación de la concentración a través del espectrofotómetro es un método

muy utilizado en grandes centros de I.A. donde se requiere realizar recuentos de una gran cantidad de eyaculados. Este método se basa en la correlación que existe entre el número de espermatozoides/unidad de volumen con la opacidad del semen.

Sin embargo este método tiene el incon-

veniente de presentar importantes errores en la determinación de la concentración de espermatozoides producidos por la impredecible opalescencia del plasma seminal

y porque la concentración de proteínas

presentes en dicho plasma es muy variable,

además hay que tomar en cuenta los desajustes del aparato.

El recuento con la cámara de Bürker es el

método más recomendado en pequeños centros de I.A. por su facilidad de cálculo y visualización a través del microscopio.

Su procedimiento es el siguiente:

a través del microscopio. Su procedimiento es el siguiente: Detalle del recuento espermático con la cámara

Detalle del recuento espermático con la cámara de Bürker

Dilución de semen puro 1:100 en una solución de suero fisiológico formolado, para lo cual utilizando un matraz tarado a 100 se añade 1 cc de semen puro completando hasta 100 cc con la solución salina formolada homogeneizándose bien la solución. Posteriormente se toma una gota con pipeta Pasteur la cual se deposita en el retículo de la cámara. El contaje se realiza utilizando el microscopio a 400 aumentos y contando el número de espermatozoides que se encuentran dentro de 40 cuadrados pequeños del retículo de la cámara (A).

La concentración de espermatozoides por mm 3 es igual a la suma de espermatozoides contados (A) x 10.000 = (C)

98

Se puede realizar la determinación de las formas anormales a la vez que el contaje en la cámara de Bürker, sin usar colorantes, se anotan las morfoanomalías espermáticas siendo las más comunes: colas en látigo, gotas citoplámicas proximales y distales que aparecen en los contajes, para finalmente calcular el porcentaje de estas respecto al tota] de espermatozoides contados.

4.3.6.5. CÉLULAS VIVAS Y MUERTAS: TÉCNICAS DE TINCIÓN

Dentro de los métodos utilizados en laboratorio para determinar la calidad de una muestra seminal se encuentran las técnicas de tinción. La realización de estos procedimientos, permiten el estudio de la célula espermática tanto a nivel estructural como de vitalidad. Existen diversos medios de coloración. Unos, se emplean simplemente con el fin de destacar más claramente la morfología general de los espermatozoides (coloraciones totales), mientras otros permiten diferenciar entre espermatozoides vivos y muertos (coloraciones vitales).

4.3.6.5.1. Tinción vital (Tripán Azul)

Colorante: Tripán Azul 2 g, en 100 cc de diluyente.

Método:

- Se diluye el Tripán Azul en el mismo medio de dilución que los espermatozoides.

- La muestra espermática se mezcla con un volumen igual de solución (Tripán Azul) (v/v).

- Incubación de la dilución durante 15 minutos a 37°C.

- Extensión sobre un porta atemperado y se seca al aire.

Se observarán en el microscopio de campo claro, espermatozoides en blancos (sin teñir), correspondiendo a espermatozoides vivos y espermatozoides de color azulado

claro, espermatozoides en blancos (sin teñir), correspondiendo a espermatozoides vivos y espermatozoides de color azulado

99

(teñidos), clasificándolos como espermatozoides muertos.

4.3.6.5.2. Tinción vital (Eosina-Nigrosina)

Colorantes:

1. Eosina 0,5 grs. en 100 cc de H 2 0 destilada.

2. Nigrosina 10 grs. en 100 cc de H 2 0 destilada.

Estas soluciones estarán en frascos separados, no mezclándose hasta el momento de su utilización.

Método:

- Sobre un vial se depositan cuatro gotas de eosina, ocho gotas de nigrosina y dos gotas de semen.

- Se efectúa la extensión sobre un porta atemperado a 37°C y se seca al aire.

Sobre fondo violáceo oscuro se observan en blanco, sin teñir, los espermatozoides que estaban vivos en el momento de hacer la preparación y teñidos por la eosina de color rojo, los espermatozoides que estaban muertos. Esencialmente, una célula con la membrana plasmática funcional impide el paso del colorante, mientras que una célula con altera- ción en la membrana permite el paso del mismo.

con altera- ción en la membrana permite el paso del mismo. 4.3.6.6. ESTADO DEL ACROSOMA El

4.3.6.6. ESTADO DEL ACROSOMA

El

espermatozoide situado en la parte anterior y

estructura del

acrosoma

es

una

100

que juega un papel crucial en la fecundación. Su análisis queda supeditado a laboratorios especializados que tengan microscopio de contraste de fases y personal más cualificado que realice e interprete este tipo de análisis.

Material necesario:

- Viales de 2 mI.

- Gradillas.

- Pipetas de 1 mI.

- Solución de glutaraldehido.

- Portaobjetos.

- Cubreobjetos.

- Contador celular.

- Microscopio de contraste de fases.

Solución de Glutaraldehido:

Glucosa

2,9

g

Citrato sádico

1,0

g

Bicarbonato sádico

0,2

g

Agua destilada

100

mI

Glutaraldehido (25% de pureza)

8

mI

Solución de Formaldehído:

Citrato sódico

2,9

g

Formaldehído (40%)

4

mI

Agua destilada Técnica de visualización de acrosomas

100

mI

Se coloca en los viales aproximadamente 1 mI de la solución de glutaraldehido o de formaldehido, y se añade de 0,2 a 0,5 mI de semen dependiendo de la concentración del mismo (a más concentración de espermatozoides menor cantidad para añadir).

De esta preparación se sitúa una gota pequeña sobre el portaobjetos, y se cubre con el cubreobjetos, se deja reposar unos segundos para que se fije, y se visualiza el

101

estado del acrosoma a partir de 1.000 aumentos en el microscopio de contraste de fases.

4.3.6.6.1. Test de resistencia Osmótica (O.R.T.)

Este test permite hacer una valoración de la resistencia de las membranas del espermatozoide a través de unas pruebas de resistencia frente a la temperatura durante un período prolongado de incubación y frente a un choque osmótico, con lo que queda de manifiesto la integridad del espermatozoide.

lo que queda de manifiesto la integridad del espermatozoide. Esta prueba tiene una valoración muy alta

Esta prueba tiene una valoración muy alta en un laboratorio de inseminación artificial, puesto que se ha demostrado que tiene correlación con:

- Capacidad de conservación.

- Resultados de fertilidad y prolificidad.

- Formación de grupos para el uso de semen heterospérmico.

Cuadro 12.

CATEGORÍA DE VALORACIÓN SEGÚN LA PRUEBA DE O.R.T

Categorías

Valores de O.R.T

Categoría 1

De 69 a 100

Categoría 2

De 59 a 68

Categoría 3

De 0 a 58

De acuerdo a la calificación de la motilidad, la categoría 1 corresponde a los grupos con puntuaciones de 4 y 5, la categoría 2 corresponde al grupo con puntuación de 3 y la categoría 3 a los grupos con puntuaciones de 1 y 2.

102

Material necesario:

- Tubos de ensayo de 5 ml.

- Viales de 2 ml.

- Gradillas.

- Pipetas de 1 ml.

- Diluyente isosmótico (MR-A).

- Diluyente hipotónico (a 50 mI de diluyente normal le añadimos 50 mI de agua destilada).

- Solución de glutaraldehido o formaldehido.

- Porta y cubre objetos.

- Contador celular.

- Microscopio de contraste de fases.

Metodología

Antes de recoger el semen se colocan 3 mI de diluyente isosmótico en un tubo de ensayo y en otro 3 mI de diluyente hiposmótico a 37°C. Se añade 0,2 mI de la fracción espermática del eyaculado en cada tubo de los diluyentes preparados anteriormente y se mantienen en baño de María a 37°C.

A los 15 minutos de incubación se toma una muestra de, la dilución con diluyente isosmótico, se fija con la solución de glutaraldehído o formaldehído y se calcula el porcentaje de acrosomas normales (A). A las 2 horas de incubación se toma una muestra de la dilución con diluyente hiposmótico, se fija con la solución de glutaraldehído o formaldehído y se calcula el porcentaje de acrosomas normales (B).

4.3.7.

ELABORACIÓN

SEMINALES

DE

DOSIS

Preparación del diluyente:

y se calcula el porcentaje de acrosomas normales (B). 4.3.7. ELABORACIÓN SEMINALES DE DOSIS Preparación del

103

1.

Verter 1 litro de agua destilada a 37 °C en un matraz Erlenmeyer después de

medido en una probeta.

 

2.

Verter el contenido de un sobre de diluyen te en un litro de agua destilada.

3.

Mezclar durante 5 minutos de forma manual o valiéndose de un agitador

electromagnético.

 

El

cálculo del O.R.T. se realiza con la medida de los dos contajes:

O R T

.

.

 

%

Acrosomas

A

%

Acrosomas

B

.

2

El cálculo de la cantidad de diluyente necesario para la preparación de las dosis

seminales se realiza de la siguiente forma:

Dosis seminales de 100 cc

N x 100 = Volumen total (volumen diluyente + volumen eyaculado)

LV- x 100 - V = Volumen de diluyente necesario a añadir

Una vez realizado este cálculo se añade el eyaculado sobre el volumen de diluyente

a 37°C necesario para obtener el número de dosis posibles de 100 cc y

concentración de 3x10 9 cada una. Antes de mezclar se debe comprobar que no

exista diferencia de temperatura entre semen y diluyente; lo cual se facilita si durante

todo el procedimiento de contrastación se mantienen dentro del baño de María a

37°C, tanto el semen como el diluyente.

Si no es preciso calcular el diluyente que se gasta, se determina el volumen total que

corresponde al número de dosis que queremos preparar x 100. En este caso con un

recipiente tarado utilizaríamos el siguiente método:

1. Añadimos algo de diluyente,

104

3. Completamos con diluyente hasta llegar al volumen total.

4. Preparación de dosis seminales.

5. Cálculo de dosis y su preparación.

Una vez que la calidad del semen ha sido evaluada y se le ha considerado apta para

la I.A., conociendo su concentración por mm³ pasamos a calcular el número de dosis

que se pueden obtener de ese eyaculado.

Podemos considerar que !a dosis mínima recomendada tiene una concentración de

2x10 9 espermatozoides, sin embargo la de uso más corriente es de 3x10 9

espermatozoides para semen de buena calidad espermática, es decir que tenga

niveles bajos de morfoanomalías y otras alteraciones.

Cálculo de la dosis

N

o

Forma simplificada

de dosis N

(

)

N

(

A

) *10000 *1000 * (

V

)

3000000

(A) * (V )

300

(V)=volumen del eyaculado en cc (A)= Espermatozoides contados en 40 cuadrados

4.3.8. CONSERVACIÓN DE LAS DOSIS SEMINALES

Para que el semen diluido mantenga su capacidad fecundante a lo largo de su

almacenamiento por refrigeración a 15°C, es indispensable cumplir con las

siguientes condiciones:

- El material que entre en contacto con el semen debe estar previamente limpio

y esterilizado, sin residuos químicos.

- Utilizar agua destilada contrastada, que no esté alterada bioquímica ni

microbiológicamente.

- Utilizar diluyente de larga conservación.

- Recoger exclusivamente la fracción espermática o rica del eyaculado; para

105

reducir las sales que se encuentran en el plasma seminal.

- Diluir en un periodo inferior a 15 minutos desde la recogida del semen, entre 1:10 y 1:20 semen:diluyente; (grado de dilución optimo 1:10) a 37 °C.

Concentración mínima por dosis 2x10 9 espermatozoides en 100 cc y máxima

de 8x10 9 espermatozoides en 100 cc.

- Descender lentamente la temperatura de 37°C a 15 °C (durante 3-5 horas) si la temperatura ambiente del laboratorio se mantiene entre 20-25 °C.

- Conservar en anaerobiosis a 15 °C; por lo que no se debe dejar en las botellas un espacio de aire superior al 20% del volumen de la botella.

- No exponer durante periodos largos de tiempo a la luz directa.

Ejemplo:

(V) Volumen de la fracción rica = 80 ml. (A) Espermatozoides contados en 40 cuadrados = 60

60 * 80 4800

16

300 300

N° de dosis x 100 cc = 16 x 100= 1600

1.600 - 80= 1.520 cc de diluyentes

Finalmente se envasan las dosis de semen diluido en las botellas de inseminación, colocando sobre ellas una de las dos etiquetas siguientes:

N° de verraco Raza Fecha de preparación

N° de verraco Raza Fecha de caducidad

Si las dosis de semen van a ser almacenadas para su uso posterior o van a ser

106

transportadas, a estas se les debe descender la temperatura a 15°C lo más gradualmente posible (3 horas mínimo) para almacenarse en la estufa de conservación a 15°C.

Un diluyente para la lA porcina debe estimular el transporte espermático y ejercer una actividad en el aparato genital de la hembra permitiendo la adición de sustancias que mejoren sus condiciones, con lo que se mejora la capacidad de transpone espermático y nidación del embrión con la consiguiente disminución de la mortalidad embrionaria.

Para permitir la acción correcta de los componentes del diluyente sobre los espermatozoides. Está indicada la utilización del agua destilada y no así el uso de cualquier otro tipo de agua que contenga minerales en su composición.

- El semen almacenado debe ser rotado (mezclado) suavemente cada 12 horas con el objeto de mantener a los espermatozoides en suspensión con el diluyente.

- Las dosis seminales almacenadas antes de ser utilizadas deben ser observadas con el microscopio (motilidad) para comprobar si guardan la suficiente viabilidad para ser utilizadas.

En el caso de eyaculados de mucha concentración espermática, que producen un número muy elevado de dosis seminales, por ejemplo superior a 30, es recomendable cuando se preparan dosis de 100 cc realizar una recogida con más volumen de semen: entre 100 y 150 cc de fracción rica como mínimo, para mantener una dilución próxima a 1:20 - 1:30, evitando diluciones superiores que disminuyen el periodo de conservación.

4.3.9.

CARACTERÍSTICAS

CONSERVACIÓN ESPÉRMICA

DE

LOS

DILUYENTES

PARA

LA

Los diluyentes deben cumplir dos objetivos principalmente:

107

- Aumentar el volumen del eyaculado sin afectar la cantidad seminal.

- Conservar la capacidad fecundante de los espermatozoides durante el mayor tiempo posible.

Partiendo de estas premisas se puede considerar que un diluyente permite la conservación de las células espermáticas por su capacidad tapón.

4.3.9.1. UTILIZACIÓN DE SEMEN HETEROSPÉRMICO

La utilización de dosis que contienen espermatozoides procedentes de dos o más eyaculados (heterospérmia), es una práctica habitual en centros de inseminación, y que permite la obtención de mejores resultados re productivos sí tenemos en cuenta una clasificación previa de los eyaculados. La técnica mas aconsejada a utilizar es la siguiente:

Clasificación previa de los eyaculados según el test de resistencia osmótica (ORT); y, mezclar los eyaculados dentro de la misma categoría.

Antes de mezclar los eyaculados realizar una dilución previa 1:10 (semen/diluyente) mantenerlo 1/2 hora a temperatura ambiente y posteriormente realizar la mezcla de los eyaculados prediluidos (Martín Rillo y col. 1998)

4.3.10. APLICACIÓN DE LA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL

4.3.10.1. CASOS

PARA

INSEMINACIÓN

DETERMINAR

EL

MOMENTO

ADECUADO

DE

LA

Si realizamos la detección del celo sólo por las mañanas y existe en la explotación dificultad para el manejo reproductivo por la tarde, la primera I.A. la haremos esa misma mañana, y la segunda I.A. a la mañana siguiente.

108

 

Día 1

Día 2

Día 3

Mañana

Celo

Celo

Si hay celo 3° I.A.

1° I.A.

2° I.A.

Tarde

Si realizamos la detección del celo dos veces al día, una cerda que este en celo por la mañana la inseminamos por primera vez esa tarde, y la segunda inseminación a la mañana siguiente.

 

Día 1

Día 2

Día 3

Mañana

Celo

Celo

Si hay celo

 

2° I.A.

Tarde

1° I.A.

Si demuestra el celo por la tarde, haremos la primera I.A. a la mañana siguiente y la segunda I.A. 12 horas después de la primera inseminación.

 

Día 1

Día 2

Día 3

Mañana

Celo

Celo

Si hay celo 3° I.A.

 

1° I.A.

Tarde

Celo

2° I.A.

La media de las cerdas que salen en celo el 32 y 42 día después del destete son las que se mantienen en celo durante un período de tiempo más prolongado, por lo que normalmente conviene prestarlas mayor atención en el tercer día de celo inseminán- dolas nuevamente siempre y cuando la manifestación del celo sea clara, contrariamente a aquellas cerdas que retrasan su salida en celo más de 7 días después del destete, suelen tener una duración de celo menor, por lo que conviene prestar mayor atención a las dos primeras inseminaciones.

4.3.10.2. APLICACIÓN DEL SEMEN

4.3.10.2.1. Introducción de catéter

109

En la base de la vagina, se encuentra la plica uretral, por lo que a la hora de inseminar, tendremos que introducir el catéter inclinado señalando al techo de la vagina, para no introducirlo por la uretra, en cuyo caso, saldría orina por el catéter y lo dese- charíamos. Una vez salvada la plica, colocamos el catéter horizontal y lo introducimos realizando giros hacia la izquierda, hasta que quede enganchado en el cuello del útero, lo que comprobamos tirando ligeramente hacia afuera. Una vez fijo el catéter se introduce la dosis seminal lentamente, debiendo tardar por lo menos 5 minutos en ello.

lentamente, debiendo tardar por lo menos 5 minutos en ello. 4.3.10.2.2. Métodos de inseminación La aplicación

4.3.10.2.2. Métodos de inseminación

La aplicación del semen tiene que simular en lo posible, la monta natural del verraco, así se ha demostrado que la estimulación del cérvix ayuda de alguna forma la descarga preovulatoria de la hormona luteinizante (LH), ayudando a que se produzca en menos tiempo la ovulación, lo cual es importante a la hora del porcentaje de fertilidad final. Por esta razón, es conveniente introducir el catéter de inseminación y dejado puesto 2-3 minutos antes de la aplicación del semen que ha de introducirse lentamente de 3 a 5 minutos. Hay que tener en cuenta que en la monta natural, la última fracción del eyacúlalo, esta constituida por el gel o tapioca, cuya misión es formar un tapón en el cuello del útero para evitar el reflujo del semen. En la LA., al no haber tapioca, es necesario introducir el semen lentamente evitando que refluya parte de la dosis. De igual forma, al ser 37 O( la temperatura corporal, si antes de la dosis seminal introducimos unos 10 mI. de diluyente solo a 42 O(, provocamos una estimulación de las contracciones uterinas cuyo resultado es la mejor aceptación del semen cuando inseminamos a 37°C. Todo esto, también se favorece si la inseminación la realizamos en presencia de un verraco, para ayudar a la estimulación de la cerda.

110

4.3.10.2.3. Fases de aplicación

Técnica rápida:

1. Introducción del catéter.

2. Aplicación de la dosis seminal a 37 °C, durante 2-3 minutos.

Técnica lenta (estímulo del aparato genital):

1. Introducción del catéter (mantener 2 minutos).

2. Introducción de 10 cc de diluyen te a 42°C (estimulación de contracciones).

3. Introducción de dosis seminales a 35-37 °c.

4. Introducción de 25-30 cc de diluyente a 42°C (estimulación de contracciones).

La técnica lenta permite mejorar los resultados de fertilidad y prolificidad, particularmente cuando el momento de la inseminación es el idóneo.

4.4. LA GESTACIÓN

Si se produce la fecundación se inicia en la cerda la gestación, periodo fisiológico generalmente de una duración de 114-115 días, aunque la amplitud de variación puede ser entre 108 y 122 días. Un estudio de Eich ( 1985), realizado con

1.542 reproductoras, encontró un promedio de duración de 115,3 días. El 74 % de

los partos se produjeron con una diferencia de un día más o menos respecto a IA media, y el 92 % con dos días de diferencia, observándose que el tamaño de la camada tenía influencia sobre la duración de la gestación en el sentido de alargarse en los casos de camadas pequeñas y acortarse para camadas numerosas. Otros factores, como el tipo genético de los reproductores, la alimentación, el manejo, etc., parece que no tienen efecto significativo sobre la duración de la gestación.

Después de la fertilización de los óvulos en el oviducto, los cigotos emigran y llegan al útero en unos 3-4 días. En la semana siguiente los embriones toman posiciones a lo largo del tracto uterino, colocándose equidistantes entre sí para así optimizar la

111

utilización del endometrio (pared interna del útero) y minimizar IA mortalidad embrionaria. La. Migración de embriones se puede producir dentro de un mismo cuerno o entre los dos. Parece que cuando la dinámica de migración embrionaria no es la correcta, es decir, cuando todos los embriones se han posicionado en un solo cuerno o sólo en la mitad de ambos la gestación no se establece y la cerda repite celo.

La implantación embrionaria o unión del embrión a la pared uterina se inicia 12-13 días después del coito, siendo un proceso gradual y lento que culmina, aproximadamente, un mes después de la cubrición fértil. Se necesita de un mínimo de embriones implantados para que la gestación continué. Si se implanta sólo uno o dos la gravidez no se establece y la reproductora repite celo 25-30 días después.

Desde la implantación hasta que la placenta empieza a funcionar el embrión se nutre de la leche uterina producida por las depresiones de la mucosa endometrial. Una vez transcurrida la fase embrionaria (0-35_días) se inicia el período fetal durante el cual tiene lugar el desarrollo de tejidos y órganos. Conforme avanza la gestación el feto va incrementando su tamaño. En el último mes de preñez la velocidad de crecimiento del feto es especialmente elevada (

Para que la gestación llegue a término un equilibrio hormonal es estrictamente necesario. La progesterona hormona producida por el cuerpo amarillo del ovario, es indispensable para el mantenimiento de la gravidez. La ovarioctomia (extirpación de los ovarios) deriva en aborto.

Parece que se requieren como mínimo cuatro cuerpos lúteos funcionales para que la gestación prosiga. La concentración de progesterona es máxima a las dos semanas de gestación para ir disminuyendo después progresivamente hasta el parto.

Los estrógenos producidos por los fetos y la placenta van aumentando su concentración conforme avanza la preñez para así ir sensibilizando y preparando a la mucosa uterina para el parto.

112

El objetivo fundamental que se persigue durante el período de gestación es evitar al

máximo la mortalidad embrionaria, la mortalidad fetal y los Merece la

pena, por lo tanto, que estudiemos las principales variables de manejo que en mayor

o menor grado pueden incidir sobre las pérdidas durante la preñez, con objeto de tratar de minimizarlas.

4.4.1. CONDICIONES AMBIENTALES Y DE ALOJAMIENTO

Las condiciones ambientales idóneas para la cerda gestante son:

- Temperatura: 14-21 ° C.

- Humedad relativa: 60-70 %.

- Duración de fotoperíodo: > 10 horas.

- Intensidad de iluminación: 5O lux.

Temperaturas elevadas mayores de 32°C, humedades relativas bajas (30~0 %), fotoperíodos excesivamente cortos o cambios bruscos de estas variables durante la migración e implantación del embrión, disminuyen significativamente la supervivencia embrionaria

Los efectos se hacen especialmente patentes cuando coinciden valores adversos de algunas de las variables indicadas. Las bajas temperaturas, sin embargo, están poco relacionadas con las pérdidas embrionarias. Su efecto se traduce en la necesidad de un mayor consumo de alimento por la cerda gestante si no se quiere que pierda peso. La mortalidad fetal, que puede llegar a ser alrededor de un 10% al término de la gestación, parece que está poco influida por los factores ambientales. Sin embargo, la tasa de fetos muertos está relacionada positivamente con el número de embriones vivos al mes de gestación y depende del espacio uterino disponible. En este sentido, la mayoría de los investigadores han observado una mayor proporción de muertes fetales cuando hay más de cinco fetos en cada cuerno uterino como consecuencia, de la competencia que se establece entre ellos por la superficie endometrial. En los abortos, en cambio al margen de factores sanitarios y de manejo, se ha comprobado que temperaturas elevadas, humedades bajas y la

113

incidencia directa y continuada de los rayos solares sobre los flancos v abdomen de la cerda gestante tienen un efecto adverso sobre la tasa de abortos en el último mes de gestación.

Una ventilación adecuada en la nave de gestación, además de eliminar gases nocivos (NH 3 , CO 2 , SH 2 , etc.), puede ser eficaz para disminuir la temperatura del local durante el verano en los periodos de tiempo en los que la temperatura exterior sea más baja que la interior. Una renovación del aire de 25 y 200 m 3 /cerda/hora en invierno y verano, respectivamente, y una velocidad del aire en el interior de la: nave comprendida entre 0,2 y 0,7 m/segundo son los valores más recomendables de cara al cálculo de la ventilación del alojamiento de cerdas gestantes.

De otra parte, en lo que concierne al alojamiento, desde el desarrollo de la porcino cultura intensiva, a las reproductoras en gestación se las ha alojado en:

- Parques o corrales colectivos interiores, exteriores o mixtos, según las condiciones climatológicas de la zona de ubicación de la explotación (2 a 2,2 m²/cerda).

- Jaulas metálicas individuales para cerda atada o enclaustrada (1,30 a 1,5 m²/cerda.

La necesidad, de racionar a las reproductoras durante la preñez ha impuesto como alojamientos más frecuentes, durante esta fase, a la jaula individual o al parque colectivo con comederos individualizados mediante barras metálicas de separación. La utilización de la jaula para cerda atada con collar o cinturón pectoral supone un ahorro en la inversión respecto a los parques colectivos con alimentación individual, por la menor necesidad de superficie y de obra civil, y respecto a la jaula para cerda enclaustrada sin atar, ya que en este caso las necesidades de hierro o acero son mayores.

Todavía no está perfectamente aclarado el efecto de la modalidad de alojamiento en gestación sobre los resultados reproductivos. En general, los trabajos realizados al respecto no han obtenido diferencias apreciables en la prolificidad y productividad

114

numérica cuando se han cotejado alojamientos individuales y en grupo. Una encuesta realizada en Francia sobre un conjunto de; 49 explotaciones, adscritas al programa de gestión GTTT, arrojo cifras similares de productividad numérica para cerdas alojadas en grupo (20,6 lechones destetados por cerda y año), o alojadas en jaulas para atar (20,5 lechones), si bien se detectó que las cerdas enjauladas tenían una vida útil más baja: 4,33 partos frente a 4,45 para cerdas alojadas en grupo con alimentación individual. Sin embargo, parece que está claro que el ejercicio físico durante la preñez acorta significativamente la duración del parto, dándose como consecuencia un menor número de lechones nacidos muertos.

Así pues, a priori, la solución ideal puede ser, después de una convivencia en grupo desde el destete hasta la cubrición, inmediatamente después del salto llevar a la cerda a la jaula para no perjudicar la implantación embrionaria.

Durante esta fase se controlarían las posibles repeticiones de celo mediante un macho recela dócil y tranquilo que anduviese suelto por la granja Un mes y medio antes del parto las cerdas podrían pasar a corrales colectivos, con alimentación individualizada donde pudieran hacer ejercicio. Evidentemente esta fórmula de alojamiento ideal encarece el coste de la plaza. En algunos casos puntuales: cuando el coste del suelo es barato, cuando es posible abaratar la obra civil o el producto final es altamente cualitativo esta solución puede ser factible. Nosotros la hemos visto frecuentemente en explotaciones de selección y multiplicación. En general, como quiera que el coste de amortización de las instalaciones porcinas es francamente elevado, nos inclinamos por el alojamiento individual en jaula para la cerda gestante debemos tener en cuenta diseño global del alojamiento, que cuando se trasladan cerdas alojadas en jaula en cubrición control a parques de gestación se puede afectar negativamente a la supervivencia embrionaria. Este efecto se mayora si el cambio de ((hábitat)) va acompañado de variaciones bruscas de las variables ambientales temperatura, humedad, luz, etcétera. Por tanto, si la fase de cubrición y control de la reproductora transcurre en jaula es aconsejable que la gestación se desenvuelva también en jaula. Sin embargo, el cambio de corral a jaula no lleva aparejado ningún inconveniente salvo la adaptación a la misma de las cerdas nulíparas. No podemos dejar de hacer referencia al tipo de suelo de la nave de gestación por cuanto que puede incidir en la

115

tasa de cerdas con lesiones pódales, aspecto que como es sabido incide en el porcentaje de reposición de reproductoras.

4.4.2. RECOMENDACIONES DE HIGIENE

Dada la dinámica productiva de las explotaciones porcinas, generalmente, la aplicación del vacío sanitario no es posible en la nave de gestación. Ello no quiere decir que en ella no se deban guardar unas normas de higiene. Así, en lo que respecta al local es recomendable:

- Limpiar diariamente los corrales y/o las rejillas ubicadas detrás de la cerda cuando se aloja en jaula (con pala en seco o con manguera a presión.

- Vaciar frecuentemente las fosas de deyecciones.

- Limpiar, en los casos que sea necesario, los comederos y bebederos, jaulas y utillaje.

- Desinsectar utilizando aparatos eléctricos y tiras de vapona. Es muy útil aplicar malathion diluido en fumigación mediante mochilas de espalda en las primeras horas del día, procurando rociar bien animal, suelo, paredes y techo. La colocación de mallas metálicas o de plástico en las ventanas disminuyen la carga de insectos en el interior de la nave.

- Desratizar y desratonizar periódicamente. Recordamos que los raticidas son pocos eficaces contra ratones.

En lo que concierne al alimento:

- Análisis periódicos de agua y pienso.

- Evitar humedades en almacenes y silos. Los sacos se colocarán sobre soportes de madera.

- Prever un depósito de agua en el interior. Puede ser muy útil para tratamientos sanitarios y para que en invierno las cerdas no beban agua muy fría procedente directamente de la red exterior.

En lo que se refiere a la cerda gestante:

116

- Vigilancia de amarres (collares y cinturones).

- Detección y cura de heridas, posible vía de entrada de infecciones (administración de un spray antibiótico).

- Lavado dé la cerda con agua y jabón antes de trasladarla a la maternidad; se eliminan así los huevos de lombriz y algunas bacterias.

4.5. EL PARTO Y LA LACTACIÓN

El parto y la lactación son dos periodos fisiológicos que inciden decisivamente en la productividad numérica de la cerda. Dentro del manejo de la reproducción, concretamente el manejo durante el parto y la fase de lactancia es uno de los capítulos donde el porcinocultor individual tiene más capacidad y mayores posibilidades de actuación.

La consecución del máximo número de lechones nacidos vivos en el parto y destetar el máximo numero de lechones, son los dos objetivos fundamentales que se deben perseguir durante estas dos fases del proceso productivo. Para ello será necesario minimizar la mortalidad al nacimiento e incrementar la supervivencia de los lechones, sobre lodo en los primeros días posparto y a lo largo de toda la lactación.

Quizás, estos dos objetivos constituyan en la actualidad la esperanza más cerca de mejora de la productividad numérica de la cerda, por lo menos a medio plazo, esperanza en la cual puede jugar un papel fundamental la mano de obra de la explotación.

4.5.1. MECANISMO DEL PARTO

El final de la gestación concluye con el parto, proceso fisiológico en el cual están involucrados mecanismos de tipo físico, nervioso y endocrino que probablemente actúen conjuntamente.

Desde el punto de vista hormonal la cadena de sucesos que conducen al parto posiblemente se origine en el hipotálamo fetal, desarrollándose seguidamente una secuencia endocrinología aun no totalmente aclarada, y en la cual participan

117

hormonas fetales y de la madre.

Las principales hormonas involucradas en el parto son:

- Los estrógenos: comienzan a aumentar tres semanas antes del parto para alcanzar sus valores máximos unos días antes del mismo. Su origen es probable que sea placentario, ya que la ovariectomía no evita el aumento indicado. Su función es provocar el crecimiento de la capa intermedia de la pared del útero (miometrio) y la síntesis de una proteína muscular: la actiomiosina, para favorecer con ello la contractibilidad uterina y sensibilizar las paredes del útero a la acción de la oxitocina.

- La relaxina es una hormona ovárica que presenta niveles altos en el momento del parto: su papel reside en la relajación de la sínfisis pubiana.

- La oxitocina es producida por el hipotálamo y liberada por la neurohipófisis.

Aparece en gran cuantía en los estadios finales del parto: su liberación no acontece hasta unas horas antes del mismo. Su acción es inhibida por la progesterona: por ello, su actuación no tiene lugar hasta que la concentración de ésta hormona en el plasma es alrededor de un 30 % de su valor en la gestación. La liberación de oxitocina puede que esté coadyuvada por la presión generada por el contenido uterino (fetos, placenta y líquidos) sobre las paredes de! útero y por la dilatación del cérvix. El estímulo mecánico inicial se traduciría en un impulso neuroendocrino que, junto a la disminución del nivel de progesterona, derivaría en la liberación inexorable de la hormona. La oxitocina es, responsable de las contracciones fuertes de la musculatura del útero cuando éste ha sido sensibilizado previamente por los estrógenos.

4.5.2. FASES DEL PARTO

Desde el punto de vista didáctico, al parto se le suele dividir en tres estadios o fases:

- Fase preparatoria.

118

- Fase de expulsión de los fetos.

- Fase de expulsión de la placenta.

4.5.2.1. FASE PREPARATORIA.

Una fase preparatoria, normal tiene una duración entre dos y quince horas. Durante ella se dan los signos precursores del parto; a saber:

- Modificación de la conducta de la cerda (estado de inquietud y nerviosismo, remoción frecuente de la cama construcción del unido).

- Edematización de la vulva y de las glándulas mamarias aparición de gotas de calostro.

- Incremento de la frecuencia respiratoria y de la temperatura rectal 12 a 24 horas antes del parto.

El estado hormonal de la cerda durante esta fase se caracteriza por una caída de la concentración de progesterona plasmática, una elevación de la concentración de estrógenos y la liberación de relaxina y oxitocina al final de la misma. Se inician las contracciones rítmicas de los músculos circulares y longitudinales del útero, al principio irregulares y breves, y después mas regulares y coordinadas.

Las contracciones comienzan en la región craneal contigua al feto mas próximo al cervix (quedando el resto del útero inmóvil), forzando a los fluidos y membranas fetales a pasar hacia el mismo provocando así su lubricación y ensanchamiento.

4.5.2.2. FASE DE EXPULSIÓN DE LOS FETOS

En la fase de expulsión de los fetos se producen contracciones del diafragma y de músculos abdominales, con lo cual los fetos son propulsados a través .del cervjx y al romperse la bolsa de las aguas salen al exterior. Como quiera que la placenta se desprenda por sí misma al final de la fase preparatoria, es importante que la fase de expulsión se desarrolle rápidamente con objeto de evitar muertes por asfixia.

En torno al 65 % de los fetos son expulsados en posición anterior; esto no quiere

119

decir que la mortalidad prenatal esté relacionada con las presentaciones posteriores. El intervalo medio entre el nacimiento (de un lechón y el siguiente, cuando ambos nacen vivos, es de 13 a 18 minutos. mientras que entre un lechón vivo y un mortinato es de 45 a 55 minutos

4.5.2.3. FASE DE EXPULSIÓN DE LA PLACENTA

La fase de expulsión de la placenta se caracteriza por la expulsión de las membranas fetales como consecuencia de las contracciones del útero. Las placentas pueden ser expulsadas, después de cada lechón, fusionadas cuando pertenecen a un mismo cuerno uterino o todas juntas en un periodo de aproximadamente, una hora después de la expulsión del último lechón

.

Si la fase de expulsión de la placenta se retardase, se corre el riesgo de que aparezca metritis, fiebre posparto y anorexia, pudiéndose, en algunos casos, presentarse el síndrome MMA (mastitis - metritis – agalactia), de efectos nefastos para la camada.

UNIDAD V MANEJO Y ALIMENTACIÓN DEL CERDO

5.1.

MANEJO DEL LECHÓN EN LAS ETAPAS DE PRE Y POST DESTETE

El objetivo principal de una empresa porcina es obtener los mayores rendimientos productivos al menor costo posible. Las metas que el porcicultor debe plantearse en su porqueriza son por lo tanto obtener el mayor número de cerdos por cerda por año, alcanzar el peso a faena en el menor tiempo posible, maximizar la producción de tejido magro, y obtener una conversión alimentaría eficiente.

120

El número de lechones producidos por cerda por año en Centroamérica varía de 13 a 14, mientras que en Europa sobrepasa los 23 cerdos/cerda/año.

La mortalidad total durante el período de lactación está influenciada por el tamaño de camada y por la edad de la cerda. La mortalidad es mayor cuando la camada es más grande; sin embargo de estas camadas se destetan mayor número de lechones, que de una camada pequeña. Por esta razón Swenden et al (1980) establecen que la mortalidad predestete no es un parámetro adecuado para medir la productividad de una piara, sino que se debe establecer bien, por el tamaño de camada al nacimiento.

Para que exista un buen manejo y obtener excelentes rendimientos es necesario dividir este período de vida en tres etapas:

- Del nacimiento al tercer día.

- Del tercer día a la segunda semana.

- De la segunda semana al destete.

5.1.1.1. ETAPA DEL NACIMIENTO AL TERCER DÍA

La mayoría de las investigaciones han demostrado que el 65% de las muertes ocurren durante esta etapa, aunque algunos investigadores atribuyen hasta un 80 % de las causas de muerte a este período. La mayoría de las muertes son de origen no infeccioso, y se deben principalmente a problemas de desarrollo y adaptación, por lo que se necesita tiempo extra para cuidar a los lechones y como resultado obtener mejores rendimientos por camada.

El principal factor de manejo que ayuda a salvar la vida de los lechones es estar presente al momento del parto; esto es muy importante cuando la sala de maternidad o las parideras no tienen suficiente calor para evitar el enfriamiento del lechón recién nacido. El lechón debe ser atendido para remover las mucosidades de la boca y pueda así empezar a respirar libremente. Debe ser secado y puesto en un lugar donde exista calor extra y ayudarlo a que mame por primera vez el calostro.

121

A una temperatura entre los 30 y 32 C° el lechón va a mantenerse caliente y se evitará el enfriamiento. El grado de ventilación también puede ser controlado para remover la humedad y evitar corrientes de aire. Cuando el piso es de concreto se necesita tener una cama limpia y seca que sirva como aislante y para que el cerdo pueda así retener su calor corporal. Esta cama debe removerse lo más frecuentemente que se pueda, para evitar problemas de humedad, olores y contaminación bacterial.

El glucógeno depositado en el hígado y músculos es una fuente importante de energía para el lechón recién nacido; sin embargo su utilización no es alta, pues la cantidad de glucógeno que se metaboliza en las primeras 16 a 18 horas de vida es baja.

El calostro es la principal fuente de alimentación de los lechones al momento del nacimiento y durante los primeros dos días de edad. Sin embargo, su composición, especialmente la parte proteica empieza a disminuir después del parto. La absorción de las inmunoglobulinas decrece después de las primeras 24 horas y termina a las 36 horas post parto.

El cerdo joven no empieza a desarrollar su inmunidad normal sino hasta las tres semanas de vida y lo hace en forma lenta, por lo que al destetar entre el día 14 a 21, esto coincide con que la inmunidad está en el nivel más bajo.

Otras prácticas de manejo importantes en estos tres días son el corte del cordón umbilical, inmediatamente después de nacidos y el corte de los colmillos.

Un buen sistema de identificación y registros es necesario para mantener una máxima eficiencia en la producción. El último factor importante de manejo en esta etapa, es la homogeneidad de camadas. Si es posible se debe ajustar el tamaño de camada al número de tetas funcionales de la cerda o a la habilidad lechera de la madre. Esto se debe hacer antes de que los lechones tengan tres días de edad.

122

5.1.1.2. ETAPA DEL TERCER DÍA A LA SEGUNDA SEMANA.

Al tercer día generalmente la camada está mamando en forma normal y el manejo en este período incluye el control de anemia y diarreas, la castración, el cortado de la cola, la alimentación seca y un programa de vacunaciones.

La leche de la cerda es adecuada para satisfacer todos los requerimientos nutrimentales del lechón, con excepción del hierro, por lo que es necesaria su administración para evitar un problema de anemia.

La diarrea en los lechones es el principal problema de los productores de cerdos. Existen numerosas causas que pueden producir diarrea a los lechones durante este período. Sin embargo, la más común es causada por varios tipos de E. coli y se caracteriza por materia fecal amarillenta y acuosa. El tratamiento común para este tipo de diarrea es la administración oral de drogas.

La castración es una práctica que se debe hacer a los machos en los primeros estados de vida. Para disminuir el estrés es una buena práctica hacerlo antes de las dos semanas de vida.

5.1.1.3. ETAPA DE LA SEGUNDA SEMANA AL DESTETE

Este periodo dependerá del tiempo en que se desteten los cerdos, por lo que puede fluctuar de 12 a 56 días. La principal práctica de manejo de este período es preparar al lechón para el destete.

Al destete lo podemos definir como la remoción del lechón de la fuente de leche que le proporciona la madre. Se lo puede realizar desde los 10 días de edad en explotaciones altamente especializadas, hasta los 56 días en explotaciones pequeñas de zonas rurales.

El objetivo de escoger el tiempo óptimo de destete es producir un cerdo con un alto rendimiento productivo, que se desempeñe adecuadamente en las futuras etapas de vida, que alcance el peso al mercado en el menor tiempo posible, así como una

123

utilización más eficiente de instalaciones y un mayor número de cerdos producidos por cerda por año.

5.1.2. MANEJO EN LA ETAPA POSDESTETE

Es muy importante especialmente el que se realiza en las dos primeras semanas posdestete. Este es el responsable en gran parte de la pérdida o la baja ganancia de peso posdestete. Y a su vez, una de las principales causas de la pérdida en eficiencia productiva y económica en el mundo porcino.

5.1.2.1. EFECTO DEL PESO SOBRE LA EDAD AL DESTETE

Los rendimientos productivos que se obtienen después del destete tienen un efecto importante en el rendimiento futuro de los cerdos y esto influye sobre le número de días para alcanzar el peso a mercado.

5.1.2.2. EFECTO DEL MEDIO AMBIENTE EN LA ETAPA POSDESTETE

Los rendimientos de los lechones posdestete pueden ser afectados por el ambiente climático, el ambiente social y el tipo de instalaciones. Existe una relación estrecha entre el efecto del ambiente y el peso posdestete. Según un estudio se puede clasificar el ambiente en: excelente, regular y malo. El peso posdestete tiene un efecto importante en cualquier tipo de ambiente, pero las diferencias más grandes en rendimientos se obtienen con animales más livianos en diferentes ambientes.

5.1.2.2.1. Ambiente climático

El ambiente climático en el cual se desarrollen los cerdos posdestete tienen un efecto marcado sobre los rendimientos productivos a futuro. De nada sirve tener una alimentación perfecta si el lechón está afectado por un estrés causado por una baja temperatura y un ambiente húmedo.

El efecto ambiental es más crítico en las primeras dos semanas posdestete, cuando

124

los lechones no tienen completo el sistema termorregulador y el consumo de alimento no es el óptimo.

En el manejo de los cerdos posdestete los factores ambientales que hay que considerar para evitar un efecto estresante, que afecte sus rendimientos son: la temperatura, las corrientes de aire, la ventilación, el grado de limpieza y la humedad de los pisos.

Temperatura ambiental. Los cerdos recién destetados son muy sensibles a las temperaturas frías. Los cerdos jóvenes entre la 3 y 5 semanas de vida requieren de temperaturas entre los 25 y los 30 C°. Con variaciones de más de 2 C° se pueden causar diarreas y bajos rendimientos. El período más crítico y donde la temperatura afecta más al lechón, es durante las dos semanas siguientes al destete.

Corrientes de aire. Es importante mantener el movimiento del aire a nivel del cerdo lo más bajo posible. Una velocidad de aire de 9,14m/min, enfriaría a un cerdo como si la temperatura bajara en 3 C°.

Ventilación. Es un factor importante que puede afectar los rendimientos productivos de los cerdos por problemas de acumulación del polvo proveniente del alimento y/o la acumulación de gases. Ambas situaciones causan problemas respiratorios. (Muchlings 1986) recomienda una tasa de ventilación mínima de 0,04 metros cúbicos/hora y una tasa de ventilación máxima de 0,2 metros cúbicos/hora.

Limpieza. Un ambiente sucio va en detrimento del desarrollo de los cerdos. En un ambiente sucio, el consumo voluntario de alimento se disminuye, la temperatura corporal y la producción de calor aumenta, la síntesis de proteína se reduce y todo esto resulta en una reducción en el crecimiento, una utilización de alimentos menos eficiente y una mayor deposición de grasa. Ante una agresión de tipo infeccioso los nutrimentos, especialmente las proteínas y los aminoácidos, son utilizados para la formación de anticuerpos para defender el cuerpo y no para procesos productivos.

Humedad en el piso.

etapa posdestete, especialmente entre la segunda y décima semanas de edad. El

Tiene un efecto negativo muy marcado en los cerdos en la

125

efecto de un piso húmedo altera el sistema termorregulador del cerdo, de tal forma que el animal necesita de la producción de calor para mantener la temperatura corporal; por lo tanto, la energía es utilizada para esa función y no para el crecimiento del animal.

5.1.2.2.2. Ambiente social

El ambiente en el que se desarrolla un cerdo recién destetado, influye sobre su comportamiento y como consecuencia sobre los rendimientos productivos de los animales.

Los factores que afectan el ambiente social son: el orden de dominancia y la mezcla de camadas; el tamaño de grupo y el rango de peso; el espacio por corral y por comedero.

5.1.2.2.3. Ambiente en las instalaciones.

El ambiente relacionado con instalaciones está determinado por el tipo de piso, la localización de las instalaciones y los sistemas de producción todo dentro, todo fuera. Tipo de piso. En condiciones centroamericanas se encuentran muchas porquerizas

con pisos de concreto. Sin embargo, tanto a nivel científico, como práctico se ha demostrado la necesidad de utilizar pisos elevados para lechones, ya sean de hierro entrelazado, aluminio, o plástico.

Localización de instalaciones. En la producción moderna de cerdos es muy importante que las instalaciones para animales recién destetados sean edificios aparte y preferiblemente en otra zona de la porqueriza (tres sitios).

Todo dentro todo fuera. Uno de los mayores beneficios que se obtiene en el

desarrollo de los cerdos posdestete es el uso del concepto “todo dentro – todo fuera”. Wilson et al (1979), concluyó que los cerdos mantenidos en este sistema ganaban 52% más peso que aquellos criados en un sistema continuo.

126

5.2. ALIMENTACIÓN DEL LECHONES EN LAS ETAPAS DE PRE Y POSDESTETE

La alimentación del lechón pre y posdestete es uno de los aspectos más importantes a considerar en cualquier programa de alimentación de cerdos por su efecto sobre los rendimientos productivos posteriores. Sin embargo, es importante conocer que antes del nacimiento, los cerdos reciben vía placentaria un suministro continuo de nutrimentos para su desarrollo prenatal. El cerdo nace con un nivel bajo de grasa corporal y una baja reserva de vitaminas liposolubles, particularmente de vitamina E. También existe una baja transferencia de hierro y de selenio dé la madre al feto. Por tanto, deberán suplementarse éstos y otros nutrimentos al lechón ya sea por vía del calostro, por la leche u otra fuente exógeno de nutrimentos.

El peso del lechón al destete está determinado principalmente por la cantidad de glucosa que se transfiere vía placentaria. La glucosa es la principal fuente de energía que recibe el lechón prenatal y el peso al nacimiento depende en gran parte de la cantidad de este nutrimento que se transfiera de la madre al feto. Aunque el número de células musculares está determinado genéticamente, el transporte de aminoácidos a través de la placenta es importante para el desarrollo de las células musculares, de los órganos y cualquier otro tejido que contenga proteínas. Las células de los lechones que durante el período prenatal no reciben suficiente cantidad de aminoácidos, serán fisiológicamente menos maduras al nacimiento y esto afectará el futuro crecimiento del lechón después del nacimiento. Por estas razones, un exceso o una inadecuada cantidad de nutrimentos que reciba la madre puede tener un efecto importante en el futuro crecimiento de los cerdos.

5.2.1. ALIMENTACIÓN PREDESTETE

La nutrición del lechón predestete es un factor muy importante para la futura vida productiva del cerdo, ya que aquellos que sobreviven los primeros días después del nacimiento, tienen una gran capacidad de crecimiento, duplicando su peso en las siguientes semanas de vida. Un punto importante a considerar es que el lechón prenatal contiene menos de 2% de grasa en su cuerpo y casi nada es de tipo

127

subcutáneo, por lo tanto, para que éste pueda sobrevivir, es necesario que reciba grandes cantidades de energía en forma de grasa en el calostro. El consumo del calostro resultara crítico para la supervivencia futura del