Está en la página 1de 3

Liderazgo Transaccional Vs Liderazgo Transformacional

Este ha sido un concepto muy importante en la ocupación del liderazgo. Dependiendo de los
intereses de la empresa muchos llegan a pensar que, si el objetivo de la empresa u organización es
producir dinero, entonces no deberán invertir en el desarrollo de sus empleados. Sin embargo, lo
contrario ha sido comprobado; entre mayor inversión y por lo tanto desarrollo de los empleados,
mayor será el nivel de productividad.

En este artículo haremos una breve comparación de estos dos tipos de liderazgo.

LIDERAZGO TRANSACCIONAL

El Liderazgo transaccional se enfoca enfáticamente en los intereses personales del líder y de su


empresa. En este tipo de liderazgo, los seguidores trabajan para recibir beneficio o para evitar una
pena o castigo, por lo tanto, el líder transaccional influencia a sus subordinados por medio de
intercambio (yo te doy mi tiempo y tú me das dinero).

Algunos ejemplos son; la Recompensa Contingente, en la que el líder utiliza premios o incentivos
para lograr una mayor producción. Otro de los más comunes son la gestión Pasiva por Excepción,
caso en el que el líder utiliza corrección o castigo como correctivo por algún comportamiento
inaceptable o falta de producción. Por el otro lado, la Gestión Activa por Corrección, en la que el
líder activamente supervisa a los seguidores y usa métodos correctivos para asegurar la calidad del
trabajo realizado.

El líder transaccional está usualmente enfocado en el AQUÍ Y AHORA o sea (Mi sexenio)
Si bien es cierto que el liderazgo transaccional hace que se logren metas en períodos cortos, no
tiene la capacidad de generar cambios de larga duración.

El liderazgo transaccional se sigue utilizando en muchas organizaciones con la premisa de que tal
vez mañana NOS VAMOS y no hay tiempo ni interés por establecer relaciones interpersonales
duraderas o inversiones que a la larga producirán más. Esto estilo sigue siendo muy común en las
organizaciones en las que el puesto solo durará un período corto y determinado de tiempo.

LIDERAZGO TRANFORMACIONAL

El caso del liderazgo Transformacional es totalmente diferente. Usualmente lo encontramos en las


organizaciones religiosas, no lucrativas o empresas familiares, en las que se da por entendido que
es importante la permanencia y que el que está en el liderazgo desea entregar una gestión exitosa
facilitando así el trabajo a la siguiente generación.

Este tipo de liderazgo hace inversiones significativas, genera cambios en aquellos que forman parte
de la organización, y por lo tanto experimenta altos niveles de rendimiento permanente en sus
organizaciones o empresas.

"El liderazgo transformacional es un estilo de liderazgo que lleva a los


seguidores a desarrollarse y tener cambios positivos "
Benjamín Sánchez
Estos cambios positivos en el personal lograrán en retorno, un cambio en capacidad, en la moral, y
por lo tanto en la productividad de la organización.

“Casi no hay límite para el potencial de una organización que recluta gente buena, los
entrena como líderes y los desarrolla continuamente"
John Maxwell

Los líderes transformacionales usualmente piensan en el éxito de sus empresas con un enfoque de
permanencia. Han entendido que al desarrollar las capacidades de sus seguidores o empleados
estarán dando plusvalía a su organización.

El líder transformacional se enfoca en cambiar a los seguidores y la transformación y el


crecimiento sano y sostenible de la organización es el resultado.

Con esto no estamos determinando que un tipo de liderazgo sea mejor que el otro, sino que lo ideal
sería identificarlos claramente y hacer uso consciente del que sea necesario según la empresa u
organización que dirigimos y de la situación y objetivo que estemos intentando lograr.

“No es lo mismo buscar gente para construir un edificio que construir un edificio para transformar
gente”

Uno de los problemas a enfrentarse a la hora de transformar gente es que se requiere una alta
autoevaluación o auto-estima, para no sentirse amenazado a la hora en la que los demás están
siendo transformados y están en la posibilidad de superar al líder o maestro.

Solo aquél que tiene una auto-estima saludable, una identidad bien definida y un propósito de vida
podrá ser un verdadero líder transformacional.

El mejor ejemplo es Jesucristo. Se dedicó a transformar vidas, a equiparlos y empoderarlos.