Está en la página 1de 4

El presente informe, tiene como propósito fundamental, dar a conocer lo

importante que es el hábito de la lectura en los niños, que sin duda alguna se
convierten en un eje crucial para el desarrollo de su integración a la sociedad,
donde ha de prevalecer el desarrollo del pensamiento creativo y por supuesto el
gusto por la lectura, objetivos que contribuyen en los procesos de formación de
cada persona y en la transformación de una mejor sociedad, que ha de reconocer
que la literatura infantil educa al espíritu y lo alimenta.

Se entiende que literatura infantil es aquella literatura dirigida a los niños la cual es
una fuente de placer y recreación que enriquece el mundo del niño tanto en el
aspecto psicológico, emocional y del lenguaje, esta debe ser sincera ya que el
autor debe estar convencido de lo que dice, de contenido ideológicamente amplio
el cual defienda los valores humanos y sociales, de tono ágil, natural y coloquial ,
con un vocabulario variado, adecuado, preciso e imaginativo.

El objetivo principal de la literatura infantil es atrapar la atención del niño, hacer


que este juegue con su lengua materna y desarrolle el potencial imaginativo.

Para que el niño se interese por la lectura desde la temprana edad (menores de 7
años) y se cree un vínculo estratégico entre el niño y los libros, se debe garantizar
que exista la magia de la lectura en la casa, ya que es en el hogar que el niño
tiene el primer contacto con la lectura primero a través de las canciones y más
tarde manipulando los primeros cuentos; en la escuela es en donde se introduce el
trabajo con material didáctico y donde cabe destacar la utilización de tecnologías
asociadas a la audición y visualización electrónicas como elemento pedagógico; y
en la comunidad donde se debe realizar un mayor esfuerzo en la difusión de la
literatura infantil y proporcionando bibliotecas donde el niño pueda ocupar su
tiempo libre y pueda recibir información cultural y sobre todo tipo de actividades.

Hablar de la magia de la literatura infantil se refiere a la transformación y


beneficios que trae al niño esta literatura. Es importante decir que la literatura
infantil no sólo comprende narraciones mágicas, puesto que la literatura para
niños y jóvenes se muestra con un contenido realista y fantástico, sin embargo, la
fantasía es el género más rico, puesto que abarca no únicamente la vida cotidiana
y real, sino también, todo lo que la imaginación humana es capaz de inventar.

Entre las transformaciones y beneficios que trae la literatura infantil tenemos el


permitir conocer valores, proporcionar información, aumentar el aprendizaje,
ayudar al desarrollo y perfeccionamiento del lenguaje, estimular la fantasía, recrea
y entretiene.

Definitivamente la magia de la literatura cultiva mejores personas, y nada mejor


que comenzar inculcando el hábito de la lectura desde niños y así lograr que
sean seres humanos de gran nivel integral e intelectual.

La magia se percibe con el tiempo y claro está que los frutos que otorga la
literatura infantil son la mayoría positivos que de alguna u otra forma aportan ya
aun nivel más macro como es la sociedad.

Pero para obtener este resultado, ¿qué debemos hacer?, pues fácil debemos
inculcar el bichito de la lectura a los niños, ¿Pero cómo?, mucho más fácil aún lo
primero es aprender a leer lo cual es conseguir la llave para entrar en un mundo
nuevo, ser analfabeto es un modo de esclavitud, de parálisis o de ceguera… (José
Antonio Marina); segundo, encontrar un ambiente adecuado para que el niño se
sienta incentivado para leer, y por último, escoger la lectura adecuada para esto
los dibujos siempre resultan ser un gancho para que el niño tome en sus manos el
libro y comience así a leer.
Una vez que logramos que el niño lea y se sienta atraído por la lectura, podemos
hacer que el niño a partir de una idea que él quiera o de un cuento pueda él crear
sus propias canciones, poemas, cuentos y adivinanzas aplicando lo que aprendió
o exaltando algún valor. Nosotras ya como profesoras no estamos autorizadas a
cortar la fantasía de los alumnos por el simple capricho de hacer de sus lecciones
una catedra destinada a impartir conocimientos técnicos y científicos
absteniéndolas facultades creativas y emocionales del niño, ya que la actividad
lúdica de los niños como la fantasía y la invención es una de las fuentes
esenciales que le permite crear o fortalecer su identidad tanto de manera
colectiva como individual.

Pero la fantasía no es ninguna garantía para que la literatura sea de por si buena y
sus fines constructivos, la fantasía como toda capacidad humana puede ser usada
como un recurso negativo… (Víctor Montoya), pero al ser muy pocos se resalta lo
que ayuda a atraer al niño a leer, ¿pero cómo es que atrae al niño?, la magia de la
literatura infantil lleva al niño a involucrarse en la lectura debido a que este se
interesa más por los cuentos fantásticos que narran historias donde los arboles
bailan, las piedras corren, los ríos cantan y las montañas hablan, pues es en la
literatura infantil en el cual es posible todo.

Conociendo ya la magia de la literatura infantil, cómo hacer que el niño se interese


por esta y que forme parte de su actividad segura al momento de escoger que es
lo que quiere hacer en sus momentos libres y llegar así a convertirlo en su hobby,
se puede decir que saber usar la literatura infantil en los niños de manera
adecuada, sobrellevando las desventajas de esta, se puede decir que el resultado
de la literatura infantil a corto, media y largo plazo trae consigo resultados
favorables para la formación e integración de una persona.

…Es hora de forjar una literatura específica para los niños una literatura que
desate el caudal de su imaginación y se despliegue de lo simple a lo complejo, de
lo contrario ni el libro más bello del mundo logrará despertar su interés si su
lenguaje es abstracto su sintaxis intrincada y su contenido exento de fantasía…
José Antonio Marina.
 CEREILLO, Pedro C. y GARCÍA, Jaime (1999).La literatura infantil y su
didáctica. Edit. Ediciones de la u de castilla-La mancha

 MONTOYA, Víctor. (2003). Literatura infantil lenguaje y fantasía. Editorial


La hoguera- Bolivia

 VALERA, Ysbelly. (2010). Ensayo sobre la literatura infantil.

También podría gustarte