Está en la página 1de 8

1

ESPIRITUALIDAD BÍBLICA
P. Daniel Rodríguez

Maneras de entender Espiritualidad Bíblica

- Como espiritualidad del uso de la Biblia. Esta sería espiritualidad de la


materialidad de la Biblia. No es lo que buscamos.

- Como espiritualidad sistemática desde la Biblia. Esta sería algo así como la
espiritualidad de una Escuela espiritual llamada “Biblia”, cosa que no existe en
realidad; en todo caso la Escuela de la Biblia es la Historia de la Salvación.
También dentro de la Biblia, hay unos contenidos que apuntan a explicar de una
forma u otra la dimensión espiritual de la persona, pero que viéndolo bien, en
gran medida, son préstamos de los diferentes entornos culturales circundantes al
pueblo de la Biblia. Por lo que no son nuestro cometido directo.

- Finalmente podemos entender la espiritualidad bíblica como ciertos temas y


preocupaciones centrales de espiritualidad presentes en la Biblia, fruto de la
contemplación de la Revelación de Dios en la Historia de la Salvación. Esta es
la línea que vamos a tomar.

Definiciones

- “Consiste en aquel tipo de espiritualidad cuyo punto de referencia es la palabra de


Dios contenida en la S. Escritura y dirigida al hombre de todos los tiempos, para
que éste la conozca y, una vez conocida, la transforme en vida de su ser.”1

- “más que hablar de espiritualidad bíblica, sería mejor hablar de temas de


espiritualidad bíblica, es decir, de temas bíblicos que ayudan al creyente a
descubrir los caminos que es necesario recorrer para llegar a una comunión
íntima con el Señor y a recorrerlos de hecho.”2

- “Entendemos como espiritualidad bíblica el camino de liberación gradual del


hombre y del pueblo de Dios que aparece en la Escritura como experiencia
proclamada.”3

- “La espiritualidad bíblica está basada en la llamada y en la respuesta…La base


de la Espiritualidad bíblica es hacer la voluntad del Padre Dios”4

El Cristal De La Experiencia Bíblica


- La intuición central y el cristal que filtra la interpretación que los autores
bíblicos hacen de la historia del Pueblo de Israel es que es el Señor de la
Historia; pero no como quien la mira desde lejos, sino ante todo como el Dios
que camina con su pueblo; a partir de esta visión central se desprenden una serie
de temas centrales que vamos a tratar según el siguiente esquema.
- Dios es experimentable porque Dios se comunica.
1
Virgilio PASQUETTO, ocd., Espiritualidad Bíblica, Instituto de Espiritualidad a Distancia, Burgos,
2
Ibíd..
3
Camilo MACCISE,ocd, Espiritualidad Bíblica en Puebla, Edic. Paulinas, Colombia (1983), p.12
4
Stephen B. HARNEY I.C., Auténtica Espiritualidad en el Tercer Milenio, Editorial Futuro, San Cristóbal
(2002), p.49
2

- Creación, Pecado y Esperanza.


- La Buena Voluntad de Dios y el culto verdadero.
- La Liberación Cristiana.
- El Anuncio de la Buena Nueva a los Pobres.

-Dios es experimentable porque Dios se comunica.

-Dios siempre ha tomado la iniciativa en la relación con los hombres. Los autores
de la Biblia tienen conciencia de que siempre se ha comunicado con los hombres;
así lo plantea la carta a los hebreos: “Dios, habiendo hablado hace mucho tiempo,
en muchas ocasiones y de muchas maneras a los padres por los profetas, en estos
últimos días nos ha hablado por su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las
cosas, por medio de quien hizo también el universo.” (Hb. 1,1-2).

- En la Carta a los Romanos, Pablo critica a los Romanos el que no hayan


descubierto a Dios en el lenguaje de la creación donde manifiesta claramente su
amor y su grandeza. Dice: “Porque desde la creación del mundo, sus atributos
invisibles, su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo
entendidos por medio de lo creado, de manera que no tienen excusa.” (Rom.
1,20). También el Sal. 19,1-2 nos lo dice: “El cielo proclama la gloria de Dios,
/el firmamento pregona la obra de sus manos: /el día al día le pasa el mensaje, la
noche a la noche se lo susurra./ Sin que hablen, sin que pronuncien, sin que
resuene su voz, /a toda la tierra alcanza su pregón y hasta los límites del orbe su
lenguaje.”

- Dios también habla en la Historia. En Mt.16. Jesús interpela a los fariseos para
que sepan leer las señales de los tiempos, es decir lo que Dios está diciendo a
través de los acontecimientos.

- Dios habla en su palabra. Ellas es fuente de verdad que es capaz de santificar la


vida, es decir de hacer cambiar la vida según esa verdad. En la oración
sacerdotal esta es una de las cosas que Jesús pide al Padre: “Santificalos en la
verdad; tu palabra es verdad.” (Jn.17,17). Ella es fuente de vida como lo pide
el Salmista: “dame vida con tu palabra” (Sal.119,37). Sin duda la Palabra de
Dios por excelencia es su Hijo Jesucristo: “la Palabra se hizo carne, y puso su
Morada entre nosotros, y hemos contemplado su gloria, gloria que recibe del
Padre como Hijo único, lleno de gracia y de verdad.” (Jn.1-14).

- El problema siempre ha estado en la escucha: “Si hoy escuchan su voz, no


endurezcan el corazón de ustedes” Sal.95,7. Escuchar es obedecer, así lo
plantea claramente el Sal.81,1-15 “Pero mi pueblo no escuchó mi voz, Israel no
me quiso obedecer, / yo les abandoné a la dureza de su corazón, para que
caminaran según sus designios./ “¡Ah!, si mi pueblo me escuchara, si Israel mis
caminos siguiera,/ al punto yo abatiría a sus enemigos, contra sus adversarios
mi mano volvería.”. Es lo que le reclama Jesús a los discípulos de Emaús: “¡Oh
insensatos y tardos de corazón para creer todo lo que dijeron los profetas!”
Lc.24,25

- A Dios tal vez no se le escucha, por lo general en forma de visiones. Lo


escuchamos por fe, que nos mueve a actuar por el amor, movidos por la
3

esperanza. El autor de la carta a los Hebreos ve en la fe la actitud fundamental


de los creyentes a lo largo de la historia: “Ahora bien, la fe es la certeza de lo
que se espera, la convicción de lo que no se ve. Porque por ella recibieron
aprobación los antiguos.” (Hb.11,1), Una de las críticas del salmista del Sal.
78 no es por no ver a Dios, sino por no creer en su alianza, dice: “su corazón no
era fiel para con él, no tenían fe en su alianza.” (Sal. 78,37).

- La experiencia de Dios se vive en una historia de relación personal de amistad.


Dios llama a cada persona por su nombre y establece con él una relación de
amistad que se vive en la fe. Como pasó con Abraham. Dice el apóstol
Santiago de éste “ Abraham creyó a Dios y le fue contado por justicia, y fue
llamado amigo de Dios.” (St.2,23). Otro tanto se puede decir de Moisés. Dice
el libro del Éxodo de éste: “Yahvé hablaba con Moisés cara a cara, como habla
un hombre con su amigo” (Ex.33,11). Esa historia, esa relación es una historia
de necesidades y luchas concretas en las que Dios acompaña a sus amigos. Para
Abraham, fue la lucha por tierras y descendencia; Para Moisés fue la lucha por
la liberación de Egipto.

- Pero también es experiencia comunitaria. Dios se relaciona no sólo con personas


individuales sino con su pueblo, el que él ha elegido, no por ningún mérito
especial sino por el amor que le tiene. “No porque sean el más numeroso de
todos los pueblos se ha prendado Yahvé de ustedes y los ha elegido, pues son el
menos numeroso de todos los pueblos; sino por el amor que les tiene y por
guardar el juramento hecho a sus padres, por eso los ha sacado Yahvé con su
mano fuerte y los ha liberado de la casa de servidumbre, del poder de Faraón,
rey de Egipto.” (Dt.7,7-8).

-Creación, Pecado y Esperanza.

- Dios crea por su palabra; así comienza el libro del Génesis: “Dijo Dios: “Haya
luz” , y hubo luz.” (Gn.1,3). La palabra de Dios es viva y eficaz, produce lo que
quiere, así lo deja ver este hermoso texto del profeta Isaías: “Como descienden la lluvia
y la nieve de los cielos y no vuelven allá, sino que empapan la tierra, la fecundan y la
hacen germinar, para que dé simiente al sembrador y pan para comer, así será mi
palabra, la que salga de mi boca, que no tornará a mi de vacío, sin que haya realizado lo
que me plugo y haya cumplido aquello a que le envié.” (Is.55,10-11).

-Entre las obras creadas por Dios, el hombre es su máxima obra. Dice que es “imagen
y semejanza de Dios” Gn.1,26. Imagen en cuanto es una representación viva de Dios,
una estatua viva de Dios; como las estatuas de un rey, ya que los reyes eran
representación de un Dios. El autor desmitologiza a los reyes y dice que todos somos
portadores de una gran dignidad. Pero pone un contrapeso al decir que sólo como
“semejanza” porque no es idéntico a Dios.

-Este hombre maravilloso aparece luego sumergido en la realidad del pecado. El


problema o la naturaleza del pecado no es la debilidad humana sino la capacidad que
el hombre tiene de alejarse de Dios y el hacerlo de hecho.

- El pecado es desobediencia al plan de Dios; pero sobre todo desconfianza.


Haber creído a Dios competidor se traduce en comer del árbol del bien y del
4

mal; es la libertad sin contar con Dios, una moral autónoma pero a espaldas de
Dios; paradójicamente esa pseudo-libertad no es más que obediencia al tentador.
La consecuencia es la Ruptura con Dios, con el hermano, consigo mismo, con la
creación.

- Acarrea como consecuencia los castigos:

- Vergûenza. Gn.3,7.9-11. (Ruptura consigo mismo)


- Culpabilización. Gn. 3,12-13. (Ruptura con el hermano)
- Sufrimiento y Dolor. Gn. 3,16-19. (Ruptura con la creación)
- La muerte. Gn. 3,19. (Ruptura con Dios)

-Sin embargo el pecado no es la última palabra. Hay la promesa de la restauración y


renovación por parte de Dios. La palabra última es la esperanza, un descendiente
pisoteará la cabeza de la serpiente, Gn 3,15.

-La Buena Voluntad de Dios y el culto verdadero.

- La acción de Dios sobre la historia está orientada a llevar a caba su buena


voluntad para con la creación: “Vio Dios cuanto había hecho, y todo estaba muy
bien.” (Gn. 1,31). Esta buena voluntad es la bendición. Dios hizo todo para
bendecirlo. En particular entabla relación personal y comunitaria con los
hombres para que sean causa de bendición: “Abraham ha de ser un pueblo
grande y poderoso, y se bendecirán por él los pueblos de toda la tierra. Porque
yo le conozco y sé que mandará a sus hijos y a su descendencia que guarden el
camino de Yahvé, practicando la justicia y el derecho.” (Gn.18,18-19). La
naturaleza de esa bendición es, por tanto, una vida de relaciones en justicia y
derecho. Este es el plan de Dios, su buena voluntad. Este plan conseguirá
plenitud en el mandamiento del amor hasta a los enemigos: “Amen a sus
enemigos y rueguen por los que los persigan, para que sean hijos de su Padre
celestial, que hace salir el sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e
injustos.” (Mt. 5,44-45). Amor a la manera de Jesús: “Un mandamiento nuevo
les doy: que se amen los unos a los otros; que como yo los he amado, así
también se amen los unos a los otros. En esto conocerán todos que son mis
discípulos, si se tienen amor los unos a los otros.” (Jn.13,34).
- Esa voluntad de bendición quedó expresada en las Leyes de la Alianza del Sinaí;
que se presentan ante todo como leyes “felicitantes”, es decir leyes que
producen felicidad. “Mira, yo pongo hoy ante ti vida y felicidad, muerte y
desgracia. Si escuchas los mandamientos de Yahvé tu Dios que yo te prescribo
hoy, si amas a Yahvé tu Dios, si sigues sus caminos y guardas sus
mandamientos, preceptos y normas, vivirás y multiplicarás, Yahvé tu Dios te
bendecirá en la tierra a la que vas a entrar para tomarla en posesión.” (Dt. 30,15-
16).
- Pero el texto también advierte de un camino que lleva a la muerte que es la
esclavitud de la idolatría: “Pero si tu corazón se desvía y no escucha, si te dejas
arrastrar a postrarte ante otros dioses y a darles culto, yo les declaro hoy que
perecerán sin remedio y que no vivirán muchos días en el suelo que vas a tomar
en posesión al pasar el Jordán.” (Dt.30,17-18). La bendición de Dios es causa de
vida, y todo lo que atente contra la vida es causa de maldición. En particular la
idolatría era deshumanizante, por poner a practicar a la gente un culto vacío o
5

degradante (orgías sagradas); e incluso mortal (sacrificios humanos). Pero


también todo lo que es deshumanizante es idolatría: “Por tanto, mortifiquen sus
miembros terrenos: fornicación, impureza, pasiones, malos deseos y la codicia,
que es una idolatría,” (Col.3,5).
- Una de las tentaciones del pueblo fue vivir su relación con Dios desde un culto
falso, que en cierta medida fuera más manipulación de Dios que obediencia a su
plan de amor para con la humanidad. Esta es la clave para entender porque Saúl
fue depuesto de Rey (1Sam.15,1ss.)

-Pero Samuel dijo: ¿Acaso se complace Yahvé en los holocaustos y sacrificios como
en la obediencia a la palabra de Yahvé? Mejor es obedecer que sacrificar, mejor la
docilidad que la grasa de los carneros.” 1Sam.15,22.

Fueron los profetas los que llamaron más fuertemente la atención sobre la necesidad de
este culto verdadero fundado en las relaciones de justicia y derecho; A propósito uno de
los textos más importantes está en Isaías:

“¿A mí qué, tanto sacrificio de ustedes? – dice Yahvé – Harto estoy de holocaustos
de carneros y de sebo de cebones; y sangre de novillos y machos cabríos no me
agrada, cuando vienen a presentarse ante mí. ¿Quién ha solicitado de ustedes esa
pateadura de mis atrios? No sigan trayendo oblación vana: el humo del incienso
me resulta detestable. Novilunio, sábado, convocatoria: no tolero falsedad y
solemnidad. Sus novilunios y solemnidades aborrece mi alma: me han resultado
un gravamen que me cuesta llevar. Y al extender ustedes sus palmas, me tapo los
ojos para no verlos. Aunque frecuenten la plegaria, yo no oigo. Sus manos están
llenas de sangre: lávense, limpiense, quiten sus fechorías de delante de mi vista,
desistan de hacer el mal, aprendan a hacer el bien, busquen lo justo, den sus
derechos al oprimido, hagan justicia al huérfano, aboguen por la viuda. Vengan,
pues, y disputemos – dice Yahvé - :Así fueran sus pecados como la grana. Cual la
nieve blanquearán. Y así fueren rojos como el carmesí, cual la lana quedarán.”
(Is.1,11-18)

El verdadero culto consistirá en conocer a Dios. Conocer a Dios no es teoría sobre


Dios, es ante todo hacer la experiencia práctica de Dios en la vida de la ley, cuyo
corazón son la justicia y el derecho en especial hacia los más desfavorecidos vividos en
actitud filial ante Dios.

“Se te ha declarado, hombre, lo que es bueno, lo que Yahvé de ti reclama: tan sólo
practicar la equidad, amar la piedad y caminar humildemente con tu Dios.” (Miq. 6,8).

Este es el reclamo de los profetas:

“Escuchen la palabra de Yahvé, hijos de Israel, que tiene pleito Yahvé con los
habitantes de esta tierra, pues no hay ya fidelidad ni amor, ni conocimiento de Dios
en esta tierra; sino perjurio y mentira, asesinato y robo, adulterio y violencia,
sangre que sucede a sangre.” Oseas 4,1-2.

Pero el conocimiento de Dios sólo será posible plenamente como fruto de la gracia del
Espíritu. Por eso en la etapa del destierro se constata la necesidad de esta intervención
particular de Dios que renueve desde el corazón las actitudes del hombre ante la ley.
6

“He aquí que días vienen – oráculo de Yahvé – en que yo pactaré con la casa de
Israel ( y con la casa de Judá) una nueva alianza; no como la alianza que pacté con
sus padres, cuando les tomé de la mano para sacarles de Egipto; que ellos
rompieron mi alianza, y yo hice estrago en ellos – oráculo de Yahvé -. Sino que
esta será la alianza que yo pacte con la casa de Israel, después de aquellos días –
oráculo de Yahvé -: pondré mi Ley en su interior y sobre sus corazones la escribiré,
y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. Ya no tendrán que adoctrinar más el
uno a su prójimo y el otro a su hermano, diciendo: “Conoced a Yahvé”, pues todos
ellos me conocerán del más chico al más grande - - oráculo de Yahvé – cuando
perdone su culpa, y de su pecado no vuelva a acordarme.” (Jer.31,31-34).

-La Liberación Cristiana

- El mensaje central de la Biblia es la Salvación – Liberación como horizonte de


intervención de Dios en la historia. Dios interviene para liberar. Liberade la nada en
la creación; libera de la falta de descendencia (Abrahám); libera de la esclavitud (Salida
de Egipto con Moisés); libera del desierto (Entrada a la Tierra prometida con Josué),
libera de la destrucción cultural y de la dominación (destierro en Babilonia con el
pueblo del retorno). Y en la última etapa con Jesucristo, libera del pecado y de la
muerte. Jesús nos Libera de la raíz del mal del mundo. En Jesús Dios libera de todo,
liberando desde las causas hasta las consecuencias del pecado.

- La figura de la liberación ha quedado plasmada bíblicamente bajo la figura del


Éxodo y de las pascua. Por eso podemos ver en la historia de la Biblia la
presencia temática de tres grandes Éxodos.
- Éxodo de Egipto. El primer éxodo viene a ser la Horma de los demás éxodos.
En los relatos del Éxodo queda una conclusión final, Dios está con su pueblo en
el camino de liberación de toda esclavitud. Es él el que escucha compadecido el
clamor del pueblo y decide intervenir para salvarlo (Cf. Ex. 3,7ss.). Esta acción
de Dios quedó plasmado en la fiesta de la Pascua, símbolo del paso de Dios para
liberar a su pueblo. El éxodo posee tres grandes dimensiones: Salir: de una
situación de esclavitud; Entrar a una nueva situación de liberación muchas
veces cargada de incertidumbre y sin seguridades; y finalmente el camino que se
inicia. La existencia del que participa del éxodo es estar sin seguridades, en
camino con Dios.
- Éxodo de Babilonia. Este se presenta y se lee como un nuevo éxodo, donde se
da la liberación de la cautividad en manos de un imperio super-poderoso. La
importancia de este nuevo éxodo radica en la profundidad de la liberación que
reunirá a todos los pueblos dispersos en una suerte de reintegración universal, y
que alcanzará dimensiones nuevas al alcanzar el corazón de un pueblo
particularmente dispuesto (Jer. 31,31ss.); ya no como el primero que renegó de
Dios (Ex.16,1ss.). La otra cosa importante es la conformación del pueblo como
pueblo siervo de Dios y el ir delineándose la promesa del siervo de Dios que por
medio de sus dolores se convierte, paradójicamente en cause de sanación
universal (Is.53).
- El trasfondo del Éxodo en el NT. En él se presenta a Cristo como el pueblo
nuevo de Dios (en el desierto Mt.4,1ss) y el nuevo Moisés; que parte de un
nuevo éxodo con alcances liberadores insospechados. El éxodo de la muerte en
7

Cruz a la Resurrección. Este es el éxodo definitivo que supera en beneficios a


los dos primeros.

- El Anuncio de la Buena Nueva a los Pobres

- En el evangelio, Cristo aparece como el enviado del Padre a los Pobres.


Cumple así las promesas del AT. Para con los pobres “”¿Eres tú el que ha de
venir, o debemos esperar a otro?” Jesús les respondió: “Vayan y cuenten a Juan
lo que oyen y ven: los ciegos ven y los cojos andan, los leprosos quedan limpios
y los sordos oyen, los muertos resucitan y se anuncia a los pobres la Buena
Nueva” (Mt.11,3-5). Jesús se presenta como el que cumple el evangelio de la
Salud anunciando desde antiguo por los profetas: “Digan a los de corazón
intranquilo: ¡Animo, no teman! Miren que su Dios viene vengador; es la
recompensa de Dios, él vendrá y los salvará. Entonces se despegarán los ojos
de los ciegos, y las orejas de los sordos se abrirán. Entonces saltará el cojo
como ciervo, y la lengua del mudo lanzará gritos de júbilo.” (Is. 35,4-6). Este es
el sentido central de la misión de Jesús; él es el enviado del Padre a los Pobres,
para anunciarles que anunciar el Reino de Dios se ha acercado (Lc.7,18).

- La vida y obra de Jesús es una clara opción por los pobres. Una opción, no
excluye, al contrario, desde ahí es que Jesús puede ser incluyente. Si Jesús
hubiera nacido en un palacio, muy seguramente no habrían venido los pastores a
adorarlo; pero naciendo en un portal puede acoger a los pastores y a los reyes
magos.

- Pero también es Pobreza de Espíritu. Pobreza no quiere decir pobreza virtual


como modo de justificar la falta de decisión en poner a Dios por encima de todos
los bienes. La pobreza espiritual se refiere a una actitud de confianza filial que
debe marcar la vida de los discípulos de Jesús. “”Yo te bendigo, Padre, Señor del
cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se
has revelado a pequeños.” (Mt.11,25).

TRABAJO PERSONAL

Escoger uno de los temas de Espiritualidad bíblica aquí mencionados y hacer un ensayo
de dos páginas explicando en que manera La Palabra te mueve a transformar tu vida a
raíz de ese tema.
8

También podría gustarte