Está en la página 1de 2

Reflexiones preliminares de una práctica pedagógica universitaria

humanista

¿Tiene relación esta lectura con la justificación y el contenido de la


asignatura?

Sí, encuentro una relación entre el texto ​Reflexiones preliminares de una práctica
pedagógica universitaria humanista ​y el contenido de la asignatura​ , p​ ues cuando hablamos de
los dos actores en el proceso pedagógico dentro y fuera del aula, el cómo, cuándo y qué está en
juego dentro de la relación de los actores -educador y educando- pues debemos tener en cuenta
que antes de tener ese rol dentro del aula son seres humanos en igualdad de capacidades
intelectuales, con esto quiero decir que estamos tratando con dos seres humanos que se
encuentran en un mismo potencial de aprendizaje ya que, como se menciona en el tercer apartado
Entro al aula a provocar, ¿​ Acaso los estudiantes no están en la posibilidad de enseñar? (Pág 14)
Puntualmente y a mi comprensión después de haber leído la justificación de la asignatura, una de
las conclusiones básicas u/o preliminares puede ser que debemos comprender, analizar y mejorar
la construcción de todos los espacios en todos sus ámbitos circundantes a nosotros. Debido a
que, por ejemplo, en la anécdota relatada en el primer apartado ​Crítica a una práctica
pedagógica autoritaria ​que tiene que ver con los docentes de esta universidad y en su mayoría de
los de ciencias básicas y de profundización profesional pues esto se relaciona con nuestra
formación científica y tecnológica y la producción de las mismas.

Opinión sobre la lectura Reflexiones preliminares de una práctica


pedagógica universitaria humanista

Muchas veces ignoramos situaciones tan cercanas como lo son las de nuestra propia
facultad,quizás es porque estamos tan ocupados con nuestros deberes académicos que nos
olvidamos de cualquier situación que pasa a nuestro alrededor. La exposición de casos como el
de ​Le voy a dar un chance ​los vemos de primera mano o le pasan a algún compañero cercano,
hay docentes cuyos métodos llegan a ser bastante autoritarios y ante cualquier muestra de
desacuerdo por parte de un estudiante luego se traduce a una calificación despreciativa y hasta la
pérdida del espacio académico y es que recurrir a hacer una queja sobre los métodos pedagógicos
de algún profesor en una universidad como esta resulta ser, en opinión de algunos, en una
sentencia a muerte académica o simplemente una pérdida de tiempo. Las ganas y las acciones
para cambiar nuestro contexto educativo se reducen a las de unos cuentos cuya esperanza
sobrevive los dos o tres primeros semestres en la universidad.

Queda un sabor de ilusión y amplia expectativa al finalizar la lectura de este texto, en lo


personal, han sido muy pocos los espacios en aula donde yo haya experimentado una práctica de
pedagogía que fluya libremente entre el docente y el estudiante. La lectura además de ser
bastante digerible es una presa fácil para que cualquier estudiante pueda sentir identificación con
esta, posiblemente sea por la incorporación de testimonios de estudiantes. Por otro lado, resulta
ser atractivo el enfrentamiento de dos visiones diferentes de pedagogía y lo que cada una puede
satisfacer intelectualmente.

También podría gustarte