Está en la página 1de 5

SEMINARIO TEOLÓGICO CENTROAMERICANO

CARACTERIZACIÓN DEL
TIEMPO MEDIEVAL

Exposición
Presentado en cumplimiento parcial de los requisitos de la materia
Introducción a la Filosofía

Angela Guadalupe Gómez Santizo

26 de octubre de 2017
2

CONCEPCIÓN DEL HOMBRE EN EL


SIGLO X AL XV

A través de la historia, los hombres han tenido una concepción de Dios y

de sí mismos diferente y la verdad es que ésta idea, tiene que ver con su entorno y

su trasfondo, al igual que en la edad media, ya que su pensamiento de sí mismos

era producto de las ideas de personas que habían vivido mucho antes que ellos y

se las habían transmitido de alguna forma. A partir del siglo X ocurrieron muchos

acontecimientos importantes a través de los cuales los hombres expresaron la

forma en que se percibían ante sus semejantes, ya sean superiores o inferiores.

Durante este lapso de tiempo la religión cristiana era predominante, por lo que los

hombres creían que eran criaturas creadas por Dios para hacer su voluntad, por lo

que hacían todo lo que estaba a su alcance para agradarle, creían que haciéndose

pobres y viviendo una vida célibe eran más aceptos delante de los ojos de Dios,

por lo que querían imponer este pensamiento en todos, aunque esto no era

aceptado por la nobleza y la gente que poseía riquezas, por esta razón a lo largo

de estos 500 años se dieron luchas de poder, para poder dominar e imponer sus

propios puntos de vista, hasta tal punto que las autoridades religiosas cuando

pudieron humillaron a la realeza y viceversa, incluso traicionaron a sus más

cercanos en esta lucha por poseer la riqueza y el poder político. En medio de estas

disputas, también se dieron las cruzadas, en donde los hombres se llamaban a sí

mismos, soldados de Cristo y marchaban para recuperar la tierra santa, aunque al

principio lo hicieron para venerar a los mártires y a los apóstoles, luego se


3

convirtió en una misión que era muy peligrosa, por lo que les fue ofrecida la

absolución de todos sus pecados si luchaban por la causa. También en este

período se dio la Simonía, que no era más que la venta de puestos eclesiásticos,

por lo que la iglesia no era dirigida por los que realmente amaban a Dios, sino por

los que podían pagar por el cargo. Por lo que se puede decir que el hombre estaba

ávido de poder y de riqueza a costa de lo que fuera.

Mientras la iglesia luchaba por una reforma los ricos se aprovechaban de

los pobres y los despojaban de lo poco que tenían, además de hacerlos trabajar

arduamente. Pero cuando llegó el turno de la iglesia de liderar, tampoco hizo un

papel muy bueno, ya que se alejaron de sus votos de pobreza, corrompidos por la

cantidad de posesiones que habían adquirido de las personas de fe, a esta época se

le llamo feudalismo.

Aunque durante los primeros 500 años de la edad media, se creía que el

hombre estaba compuesto por alma y cuerpo, en los siguientes 500 años, se

retomaron las enseñanzas de Aristóteles, (siglo VIII-XIII) pero con algunas

variante, ya que Aristóteles decía que el cuerpo y el alma del hombre eran una

sola, y que cuando el cuerpo moría, también el alma; mientras que en el siglo XII

el filósofo Tomás de Aquino, dijo que el hombre es una sustancia compuesta de

cuerpo y alma y que esta es la que hace que el cuerpo sea un ser humano, por lo

que uno depende del otro. Tomas de Aquino también decía que cuando el hombre

muere el alma se separa de su cuerpo, pero el alma, a diferencia del cuerpo, si

puede subsistir sin el cuerpo y que cuando Cristo vuelva, resucitará a la carne, las
4

almas se unirán nuevamente a los cuerpos y serán hombres nuevamente. Además

ellos pensaban que el alma era racional e inmortal y que el alma necesitaba al

cuerpo para realizar sus actividades sensitivas, vegetativas e intelectivas. Por lo

anterior durante esa época se consideraba que la naturaleza del hombre era

pecaminosa, por lo que intentaba castigar al cuerpo y alimentar al alma de manera

que esta encontrara el camino de vuelta a la comunión con Dios.

El arte, en específico la pintura, también muestran la concepción del

hombre de esta época, ya que muestran a los seres humanos practicando actos de

violencia y maldad, mientras son juzgados y castigados por Dios. Además del

arte, toda enseñanza que les proveyera de mayor conocimiento de Dios, era

aceptada, por lo que dicha enseñanza empezó a darse en los monasterios, luego en

las escuelas catedralicias y llegó a su auge con la creación de las universidades,

que en ese tiempo fueron constituidas para las personas de mayor inteligencia,

entre ellos por filósofos, teólogos, grandes pensadores, que anhelaban entender

más de Dios y de la naturaleza del hombre. Un aspirante a Teólogo debía pasar

por muchos niveles, empezando por el área de las artes, donde estudiaba filosofía

y letras y luego de mucho estudio y después de por lo menos 16 años estudiando

teología, eran considerados teólogos.

En 500 años suceden muchas cosas, pero en general esta época se basó en

Dios como creador y el hombre como creación que erradamente intentaba

agradarle a través de las obras, por lo que se puede decir que ellos actuaron
5

sinceramente equivocados, pero a su favor se puede decir que procuraron

conocerle más.