Está en la página 1de 16

Trabajo de quíímica

Colegio: Emilio soto mayor

Estudiante: Joann Moisés Collante Bolaño

Docente: LIC Danelys Betriz Donado Mendoza

Grado: 11ª

Materia: química

Fecha: 1/08/2019
1) La combinación de todos estos gases ayuda a absorber la radiación ultravioleta
procedente del Sol y a mantener la temperatura de la superficie terrestre. El 75%
de la masa atmosférica se encuentra de la Tierra hacia el exterior a 11 km. A
medida que vas ascendiendo en la atmósfera, se vuelve más fina, pero no hay una
línea marcando la separación entre la atmósfera del espacio, por lo que no está
claro; sin embargo, la línea Karman, a 100 km, es la que se toma como referencia
principal entre la atmósfera y el espacio exterior.

La atmósfera es la capa de gases que se encuentra alrededor de la Tierra,


evitando que los rayos del sol la atraviesen, dando lugar a la vida. La atmósfera
también se ve involucrada en la lluvia, permitiendo que las plantas crezcan, y nos
aporten oxígeno para respirar.
Troposfera
Esta es la capa de la atmósfera más cercana a la superficie de la Tierra, se
extiende hacia arriba aproximadamente de 10 a 15 km. Contiene el 75% de la
masa atmosférica. La temperatura y la presión cae a medida que asciendes por la
troposfera.

Estratosfera

Esta capa se encuentra encima de la troposfera y tiene una profundidad de 35 km


aproximadamente. Se extiende desde la superficie de la tierra de 15 a 50 km. La
estratosfera es más caliente en la parte superior que en la inferior. La parte más
baja tiene una temperatura constante pero la parte de arriba se incrementa con la
altitud debido a la absorción de los rayos solares por ozono. Por lo tanto, la
situación de la temperatura es la contraria a la que sucede en la troposfera.

Mesosfera
Directamente encima de la estratosfera extendiéndose por encima de la superficie
de la Tierra de 50 a 80 km se encuentra la mesosfera, una capa fría cuya
temperatura decrece al incrementarse la altitud. En esta capa la atmósfera está
muy enrarecida, pero aún así es lo suficientemente gruesa como para enlentecer a
los meteoritos de precipitarse en la atmósfera, donde se queman, dejando rastros
de fuego en el cielo nocturno.

Termosfera

La termosfera se extiende desde la superficie de la Tierra a 80 km hacia el espacio


exterior. La temperatura es caliente, pudiendo estar a miles de grados. Las pocas
partículas que se encuentran presentes en esta capa cuentan con una gran
cantidad de energía procedente del Sol.

2)

Monóxido de carbono (CO)

El CO es un gas que se produce a partir de la combustión a bajas concentraciones


de oxígeno, lo que se denomina combustión incompleta. La bibliografía indica que
86% de las emisiones proviene del transporte, seguida con 6% por quema de
combustible en la industria y 3% por procesos industriales, el 4% restante se
origina en quemas y otros procesos no identificados. En forma natural se genera a
partir de la oxidación de metano, comúnmente producida por la descomposición
de materia orgánica.

El CO puede causar efectos adversos en la salud ya que compite con el O2 en el


torrente sanguíneo, lo que reduce la capacidad de la sangre de transportar el
oxígeno a los diferentes órganos. Las personas sensibles, particularmente
aquellas con problemas cardíacos, pueden ver disminuida su capacidad de
oxigenación.

Sin embargo, las concentraciones de CO raras veces exceden los límites


establecidos para la preservación de la salud, incluso en grandes centros urbanos.

Óxidos de Nitrógeno (NO, NO2, NOx)

Los óxidos de nitrógeno (NOx) describen una mezcla de dos gases: óxido nítrico
(NO) y dióxido de nitrógeno (NO2). Son gases inorgánicos formados por la
combinación de oxígeno con el nitrógeno del aire. El NO es producido en
cantidades mucho mayores pero se oxida rápidamente a NO2 en la atmósfera. La
emisión de este gas se debe fundamentalmente a transporte (62%), combustión
para generación de energía, mecánica y eléctrica (30%) y procesos industriales
(7%). Son originados naturalmente por descomposición bacteriana, incendios
forestales y actividad volcánica.

Actualmente la evidencia científica relaciona la exposición de corto plazo con


efectos respiratorios. Se ha encontrado que la concentración de NO2 en las
cercanías de vías de tránsito importantes puede ser considerable, por lo que es
importante considerar el efecto en individuos sensibles.

El NO2 causa efectos perjudiciales en los bronquios, puede irritar los pulmones y
bajar la resistencia a infecciones respiratorias. Contribuyen a la formación de la
lluvia ácida, aumentan la concentración de nitratos en suelos y aguas
superficiales.
Estos óxidos reaccionan con otras partículas en el ambiente y se integran al
material particulado; en presencia de compuestos orgánicos volátiles y radiación
solar reaccionan generando ozono (O3) que también puede tener efectos
adversos sobre el sistema respiratorio de la población sensible.
Dióxido de azufre (SO2)

El SO2 es un gas muy reactivo en la atmósfera. Casi todos los combustibles


fósiles tienen rastros de azufre en su composición, por lo que el SO2 se emite
fundamentalmente a través de la quema de combustibles fósiles (93%) tanto en la
industria como en la generación de energía eléctrica, seguido por las emisiones
asociadas a los procesos industriales y el transporte.

Actualmente la Organización Mundial de la Salud ha establecido una correlación


directa entre los efectos negativos que afectan al aparato respiratorio y la
concentración de SO2 en el aire, mencionándose especialmente la aparición de
broncoespasmos y efectos en asmáticos.

El SO2 se utiliza como indicador de la familia de los óxidos azufrados que se


denominan genéricamente SOx. La presencia de SO2 en la atmósfera es
responsable directamente de la acidez de las lluvias.

Material Particulado (PM)

El término Material Particulado incluye partículas sólidas o líquidas que, por su


pequeño tamaño, permanecen suspendidas en el aire. La caracterización de las
partículas suspendidas en el aire se realiza de acuerdo a su tamaño. Este se
indica en el nombre PMn, correspondiendo la n al diámetro aerodinámico de las
partículas retenidas (usualmente expresado en un, o sea, micrómetros).

3)

1. Los carburantes fósiles y el transporte


Usar carburantes fósiles como fuentes de energía es un problema. Por eso, hay
que instrumentar alternativas a medios como ser los automóviles, vehículos
pesados y otros transportes. Aún no se han encontrado eficaces fuentes
alternativas de energía
2. Las chimeneas de la industria
El funcionamiento de las industrias contaminan el medio a través de dos vías: por
un lado por el funcionamiento de sus hornos y máquinas y, por el otro, por la
actividad a la que se dedica esa industria. En este sentido, el control de las
autoridades es crucial.

3. El problema de la basura
Los residuos que generamos muchas veces se depositan en vertederos de basura
a cielo abierto que generan un gran nivel de contaminación en la zona. Y,
aunque el reciclaje se está instrumentando de a poco, todavía es demasiado
tímido.

4. La industria química
Las industrias que usan procesos químicos para funcionar generan tóxicos muy
peligrosos.

5. Las centrales eléctricas


En muchos países, el abastecimiento de energía se logra gracias a centrales que
utilizan hidrocarburos. Sin embargo, hay otras formas de abastecimiento como las
plantas de energía nuclear, hidroeléctrica, solar o eólica. Aquellas que funcionan
con carbón o derivados del petróleo son sumamente contaminantes.
6. El CFC
Se trata de los clorofluorocarbonos que cuando no se tenía real noción de lo
tóxicos que podían ser eran utilizados para fabricar refrigerantes, aerosoles o
aislantes.

7. Incendios
Los incendios producen importantes daños al medio dependiendo de qué es lo
que se prende fuego. Un incendio forestal, por ejemplo, tiene efectos
contaminantes en corto plazo.

8. El tabaco
El humo de tabaco es una fuente puntual de contaminación. Por eso, fumar en un
ambiente cerrado puede perjudicar la salud de las personas.

9. Volcanes y terremotos
Éstos suelen liberar dióxido de carbono y otros gases a la atmósfera.

10. Concentración de metano


Éste es generado cuando se produce la descomposición de los vegetales.

4)

¿Qué es el smog?
Lo primero es comenzar definiendo qué es el smog, palabra poco habitual. La
denominación Smog proviene del inglés y es una mezcla de smoke y fog (humo y
niebla). Recibe ese sobrenombre porque semeja una niebla sucia. No obstante, no es
una nube de humo sino que es una nube producida por la contaminación ambiental.
Las causas del Smog
Para conocer las causas del Smog, tampoco es necesario irse demasiado lejos.
Básicamente, basta con mirar a la atmósfera y buscar el origen de
los gases contaminantes que la asolan. La realidad señala tres causas del Smog
como principales focos del problema:

 Actividad industrial – Las grandes fábricas trabajan todos los días del año y,
en muchos casos, sus efectos son palmarios. La emisión de gases
contaminantes no sólo afectan al aire, también al agua y al suelo. Al final,
toda su zona de influencia, acaba siendo un páramo desértico.

 Vehículos de combustión – Los vehículos de combustible fósil tienen los


días contados. Poco a poco, los coches eléctricos se harán mayoría,
liberando a la atmósfera de la contaminación que lleva décadas sufriendo.

 Residuos – Reciclar no es fácil, ni para un ciudadano, ni para una


administración. De hecho, la mala gestión de algunos residuos
contaminantes, es la tercera de las causas del smog

¿QUÉ ES LA LLUVIA ÁCIDA?

La lluvia ácida es una de las consecuencias de la contaminación atmosférica. Se


produce cuando las emisiones contaminantes de las fábricas, automóviles o
calderas de calefacción entran en contacto con la humedad de la atmósfera. Estas
emisiones contienen óxidos de nitrógeno, dióxido de azufre y trióxido de azufre,
que al mezclarse con agua se transforman en ácido sulfuroso, ácido nítrico y ácido
sulfúrico. Este proceso también sucede de forma natural a través de las
erupciones volcánicas.

¿Es perjudicial la lluvia ácida para el ser humano?

La lluvia ácida en sí no es perjudicial para el ser humano, es decir, el contacto de


la piel con el agua o la nieve contaminada no supone un riesgo para la salud. Sin
embargo, los gases que provocan esta lluvia (óxidos de nitrógeno, dióxido de
azufre y trióxido de azufre), sí son nocivos. Estos gases, que contienen partículas
de sulfato y nitrato que son transportadas por el viento e inhaladas por las
personas, pueden provocar enfermedades respiratorias.

¿Cómo detener la lluvia ácida?


La única manera de detener la lluvia ácida es reduciendo las emisiones
contaminantes que la provocan. Esto supone apostar por fuentes de energía
renovable y disminuir el uso de combustibles fósiles en el sector industrial,
automovilístico y en el día a día de cada ciudadano.

5)
como se forma
El ozono es una molécula formada por tres átomos de oxígeno, y de esta forma se
transcribe en nomenclatura química: O3. A temperatura y presión ambiente se
encuentra en forma de gas, como un componente más de la atmósfera. Está
presente en dos niveles de la atmósfera: en las proximidades del suelo, en la baja
troposfera (capa que puede alcanzar hasta los 12 km de altura), y en niveles altos,
en la estratosfera (con espesores típicos entre los 12 y los 50 km).

Como se destruye
La destrucción de la capa de ozono se asocia generalmente a la emisión de
compuestos antropogénicos (generados por el hombre). como CFCs y
Halones, que son transportados hasta la estratosfera, la región de la
atmósfera que alberga la capa de ozono.

Sin embargo, las emisiones naturales de compuestos orgánicos


halogenados, como el bromo, también contribuyen de manera considerable
a la destrucción del ozono de la estratosfera, según muestra un estudio
internacional con participación del Consejo Superior de Investigaciones
Científicas (CSIC).

“La inyección de bromo natural en la estratosfera causa una considerable


destrucción de ozono, según se ha calculado mediante un modelo climático
que simula las medidas del avión Global Hawk de la NASA, que ha realizado
las mediciones”, explica Alfonso Saiz-López, participante en el estudio e
investigador del CSIC en el Instituto de Química Física Rocasolano. Y
advierte: “Debido al origen natural de estas emisiones de bromo, cualquier
cambio en el futuro estado de los océanos, que suponga un incremento de
las emisiones, conducirá a una mayor destrucción de la capa de ozono”.

“El bromo es un eficiente catalizador de la destrucción de ozono en la


estratosfera. La mayor parte del bromo que llega a la estratosfera procede
de emisiones antropogénicas”, explica Saiz-lópez. “Sin embargo, una
cantidad incierta de bromo orgánico de origen natural, emitido desde los
océanos como resultado de la actividad biológica marina, puede llegar a la
estratosfera y, con ello, contribuir a la destrucción de la capa de ozono.
Este estudio ha cuantificado el porcentaje de bromo de origen natural que
llega a la estratosfera”.

6)

El director ejecutivo de Greenpeace en el sudeste asiático, Yeb Sano, dijo al


presentar los resultados que "la contaminación del aire nos roba nuestros medios
de vida y nuestro futuro, pero podemos cambiar eso. Queremos que este informe
haga que las personas piensen en el aire que respiramos, porque cuando
entendamos los impactos de la calidad del aire en nuestras vidas, actuaremos
para proteger lo que es más importante”.

El Informe Mundial de la Calidad del Aire 2018 usa datos de miles de estaciones
de monitoreo de la calidad del aire en todo el mundo. “El cambio climático está
empeorando los efectos de la contaminación del aire al cambiar las condiciones
atmosféricas y amplificar los incendios forestales. Además, el principal impulsor
del cambio climático, la quema de combustibles fósiles, es también el principal
impulsor de la contaminación del aire a nivel mundial. Por lo tanto, abordar el
cambio climático también mejorará en gran medida nuestra calidad del aire”,
señalaron los voceros de Greenpeace.

Además de la gravedad en la calidad del aire que enfrenta India, el informe


destacó el mejoramiento en la calidad del aire de China. “En China las
concentraciones promedio disminuyeron un 12% de 2017 a 2018. Beijing se ubica
ahora como la 122ª ciudad más contaminada del mundo en 2018”, anotaron.

7)

En el aire se encuentra disuelta o en suspensión una mezcla bastante compleja de


partículas líquidas y sólidas, o sustancias orgánicas e inorgánicas, que varían en
tamaño, forma y composición. Este informe evalúa las partículas menores a 2.5
micras (PM 2.5), las menores a 10 micras (PM 10), el dióxido de nitrógeno, el
ozono, el monóxido de carbono y el dióxido de azufre.
De acuerdo con los datos recopilados para el año 2017, dados por las
Corporaciones Autónomas Regionales correspondientes, Bogotá y Medellín
continúan siendo las ciudades más contaminadas del país; en otras palabras, los
ciudadanos de estas capitales respiran la peor calidad del aire en Colombia.

En ambas ciudades, las mayores concentraciones de PM10 se presentaron en las


estaciones Carvajal - sevillana en Bogotá; Las Américas en Yumbo; Tráfico Centro
en Medellín; Molinos en Santa Marta y Éxito San Antonio en Medellín.

8)
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la
contaminación del aire representa un importante riesgo
medioambiental para la salud. “Mediante la disminución de
los niveles de contaminación del aire los países pueden
reducir la carga de morbilidad derivada de accidentes
cerebrovasculares, cánceres de pulmón y neuropatías
crónicas y agudas, entre ellas el asma”, destaca el organismo
internacional.Es más, sostiene que cuantos más bajos sean
los niveles de contaminación del aire mejor será la salud
cardiovascular y respiratoria de la población, tanto a largo
como a corto plazo.

Según explica, la contaminación atmosférica afecta de


distintas formas a diferentes grupos de personas. “Los
efectos más graves se producen en las personas que ya están
enfermas. Además, los grupos más vulnerables, como los
niños, los ancianos y las familias de pocos ingresos y con un
acceso limitado a la asistencia médica, son más susceptibles
a los efectos nocivos de dicho fenómeno”, alerta la OMS.Se
calcula que en el mundo suman 1,3 millones las personas que
mueren en un año a causa de la contaminación atmosférica
urbana, según estima el organismo internacional; y más
concretamente precisa que más de la mitad de esas
defunciones ocurren en los países en desarrollo. “La
exposición a corto y a largo plazo produce efectos sobre la
salud. Por ejemplo, las personas aquejadas de asma afrontan
un riesgo mayor de sufrir una crisis asmática los días en que
las concentraciones de ozono a nivel del suelo son más
elevadas, mientras que las personas expuestas durante
varios años a concentraciones elevadas de material
particulado (MP) tienen un riesgo mayor de padecer
enfermedades cardiovasculares”, indica la OMS. En este
sentido, en una entrevista de Infosuras a la profesora titular
de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad
Complutense de Madrid (UCM), María Elisa Calle, precisa
que hay varios tipos de contaminación, y en concreto las
personas que viven en las ciudades están más expuestos a la
contaminación atmosférica, aquella en la que predominan
sustancias nocivas en el aire, y además a concentraciones
elevadas, y que a la larga pueden producir problemas para la
salud. En concreto, cita que suelen concentrarse
fundamentalmente los gases procedentes de la combustión
de las empresas, coches y calefacciones, y presentarse
a concentraciones elevadas de óxidos de nitrógeno, de
carbono, y de azufre (los más frecuentes), así como
partículas en suspensión, que pueden ser naturales como el
polvo.

9)

El epitelio respiratorio que recubre las vías respiratorias superiores es clasificado


como epitelio cilíndrico pseudoestratificado ciliado. 1 Esta designación es debida al
acomodo de los múltiples tipos celulares que componen el epitelio respiratorio.
Aunque todas las células entran en contacto con la membrana basal y son en
teoría una capa simple de células, los núcleos no están alineados en el mismo
plano. Por lo tanto, parece como si varias capas de células estuvieran presentes
en el epitelio, lo que le da el nombre de pseudoestratificado.

La mayoría de las células que componen el epitelio cilíndrico pseudoestratificado


ciliado son de tres tipos: a) células ciliadas, b) células caliciformes, y c) células
basales. Las células ciliadas son células del epitelio cilíndrico con cilios
especializados. Las células caliciformes, llamadas así por su forma de cáliz, son
células del epitelio cilíndrico que contienen una cubierta con gránulos mucosos
que secretan moco, el cual ayuda a mantener la humedad del epitelio y a capturar
partículas y patógenos viajando a través de la vía aérea. Las células basales son
pequeñas, casi cúbicas que se cree tienen alguna habilidad para diferenciarse en
otro tipo celular encontrado en el epitelio. Por ejemplo, estas células basales
responden a lesiones en el epitelio de la vía aérea migrando para cubrir un sitio
desprovisto de células epiteliales diferenciadas para posteriormente restaurarlo a
una capa sana del epitelio por medio de su diferenciación.

Ciertas partes del tracto respiratorio, como la orofaringe, son propensas a la


abrasión por la ingesta de alimentos. Para evitar la destrucción del epitelio
respiratorio en estas áreas, cambia a epitelio escamoso estratificado que es más
adecuado para el constante desgaste y abrasión. La capa escamosa de
la faringe es continua con el esófago.

10)

¿Cómo está respondiendo la Organización Mundial de la Salud a los


efectos de la contaminación atmosférica urbana sobre la salud humana?
El cometido de la OMS es reconocer y vigilar los contaminantes del aire que
ejercen el mayor efecto sobre la salud humana, lo que ayuda a los Estados
Miembros a centrar su atención en las intervenciones más eficaces para prevenir o
aminorar los riesgos sanitarios. La OMS se ocupa en examinar los datos de
investigación reunidos y se apoya en el consejo de expertos para extraer
conclusiones acerca de la manera en que los distintos contaminantes atmosféricos
afectan a la salud y para recomendar intervenciones eficaces.

11)

La OMS calcula que si la media de la concentración anual de MP10 disminuye de


70 a 20 µg/m3, que es el objetivo establecido en las guías de calidad del aire de
2005, se puede evitar el 15% de la mortalidad a largo plazo causada por la
contaminación atmosférica. Lograr una disminución de esa magnitud también
reduce los casos de enfermedades respiratorias y cardiovasculares y aumenta la
esperanza de vida de la población local.
Por si fuera poco, las medidas para aminorar la contaminación atmosférica urbana
también reducen las emisiones de gases de efecto invernadero y otros
contaminantes que contribuyen a causar el cambio climático. Como es sabido,
este último produce muchos efectos nocivos sobre la salud, entre ellos los
derivados de las sequías y los fenómenos meteorológicos extremos (por ejemplo,
las tormentas de viento y las inundaciones), como las enfermedades transmitidas
por el agua y por los alimentos. También aumenta la prevalencia de enfermedades
de transmisión vectorial como el dengue y el paludismo.
12)

Efecto invernadero y calentamiento global:


El efecto invernadero se produce cuando determinados gases como el dióxido de
carbono o el metano retienen una parte de la energía que emite la Tierra después
de haberse calentado con la radiación del sol. En estos casos se produce una
elevación de la temperatura que se parece a la que se da dentro de un
invernadero.

El calentamiento global, por su parte, supone una elevación de la temperatura


media de la Tierra y del agua que la recubre. Es decir, el efecto invernadero es
una de las principales causas del calentamiento global, por lo que están
íntimamente relacionados.

13)

Confirmación:

1. Aumento de los gases de efecto invernadero

La excesiva actividad industrial que se ha registrado en el mundo a partir de la


Revolución Industrial es la principal causa del calentamiento global. La gran
mayoría de los procesos de este tipo liberan una enorme cantidad de gases de
efecto invernadero que, una vez en la atmósfera, deterioran la capa de ozono y, a
la vez, exponen a la Tierra de manera directa a los rayos del sol.

2. Quema de combustibles fósiles

Una buena parte de los gases de efecto invernadero se generan tras la quema de
combustibles fósiles, es decir, todos aquellos que se derivan de productos como el
carbón, el petróleo y el gas natural. Esto lo observamos, por ejemplo, en los
grandes centros urbanos con la quema masiva de combustibles por los coches y
otros medios de transporte pesado.

3. Deforestación de selvas y bosques

Se suele pensar que la deforestación de selvas y bosques solo genera efectos en


los entornos más cercanos. Sin embargo, el daño que se genera es global. Los
árboles tienen la facultad de convertir el CO2 en oxígeno a través del proceso de
la fotosíntesis, con lo cual contribuyen a reducir la contaminación del aire. Pero si
reducimos su número, la concentración de CO2 y de otros gases será mayor y, por
tanto, aumentarán las temperaturas terrestres.

4. Excesivo uso de fertilizantes

Los pesticidas, fertilizantes y demás químicos empleados en sectores como la


agricultura y la ganadería son otra causa directa del calentamiento global. Todos
poseen un alto contenido de óxido de nitrógeno, que es incluso más perjudicial
que el dióxido de carbono. De ahí la necesidad de apostar por formas de cultivo y
producción de alimentos más naturales. ¡Veamos el último!

5. Alta producción de residuos

La alta producción de residuos también favorece el calentamiento global. ¿De qué


manera? Cuantos más residuos produzcamos a diario, mayores serán los niveles
de gas metano en el ambiente, un elemento que se genera durante la
descomposición de materiales en los vertederos. Además, consumir de forma
masiva supone una mayor demanda, con lo cual las industrias aumentarán sus
niveles de producción y, por ende, los niveles de gases de efecto invernadero
liberados a la atmósfera serán mayores.

Negación:

1. Sucede por los cambios en la actividad solar. Sí, está comprobado que los ciclos
solares afectan las temperaturas y el clima de la Tierra. Sin embargo, si esa fuera la causa del
calentamiento global, este se apreciaría de forma homogénea en todas las capas de la atmósfera, y
las altas temperaturas no serían más notorias en las capas bajas en contacto con la corteza
terrestre.

2. Es un fenómeno natural. Hay distintos fenómenos naturales que pueden afectar el


clima global como las erupciones volcánicas o las corrientes marinas, sin embargo el cambio
climático no es uno de ellos. De acuerdo con el informe del Panel Intergubernamental de Cambio
Climático de la ONU (IPCC) de 2013, desde 1950 se han observado cambios que no tenían
precedentes dureante décadas. De acuerdo con el informe del organismo, la probabilidad de que
este calentamiento está causado por el hombre oscila entre un 95% y un 100%

3. Tiene aspectos positivos. En 2003, el presidente ruso, ejemplificó muy bien este punto,
al decir, de acuerdo con The New York Times, que su país podría beneficiarse del cambio climático
al tener que "gastar menos en abrigos de piel". Este tipo de argumentos mezclan el humor con la
resignación, pero no deben tomarse en serio. Alterar la temperatura a nivel global puede provocar
veranos más calurosos (ya los estamos viviendo) o inviernos más templados. Esto a su vez afecta a
los ecosistemas, a las especies que en ellos habitan y generan un desequilibrio.

4. Se frenó en 1998. En 2008, el Hadley Center británico publicó un informe que mostraba
que el planeta solo se había calentado unos 0,2 grados al año de 1998 a 2008. Algunos analistas
interpretaron con estos datos que el calentamiento global prácticamente se había detenido. Sin
embargo, la información del Hadley Center también mostraba que los ocho años más cálidos del
siglo y medio anterior eran, por orden, 1998, 2005, 2003, 2002, 2004, 2006 y 2007. Ojo:
Oficialmente, 2016 fue el año más caluroso de la historia del planeta, según la Organización
Mundial Meteorológica. Este fue el tercer año consecutivo que las temperaturas globales
aumentaron con respecto al año anterior.

5. No es culpa del hombre. De acuerdo con la web Environmental Research Letters, el


97,1% de los estudios científicos publicados en las últimas dos décadas sobre el cambio climático
que analizan sus causas, señalan que el ser humano es el principal culpable.

Yo en mi opinión confirmo sobre el cambio colimatico porque El calentamiento


global es el mayor desafío medioambiental al que se enfrenta la Tierra en la
actualidad. Tanto es así, que de no tomar medidas preventivas para frenar sus
efectos negativos, a largo plazo estaría en peligro la supervivencia de las especies
animales que la habitan, entre ellas, el género humano. Lo cierto es que
el calentamiento global ya es una realidad. Basta con echar un vistazo a algunos
puntos del planeta como por ejemplo los polos, las zonas desérticas, el nivel de
ríos y océanos o los bosques, entre otros para confirmar que de alguna u otra
forma ya convivimos con sus efectos más devastadores