Está en la página 1de 12

INTRODUCCIÓN

El desarrollo de este texto paralelo de Derecho Constitucional está basado primordialmente en leyes

y decretos del país de Guatemala, dentro del contenido se encuentra los temas de Ciudadanía y

Nacionalidad; que etimológicamente se deriva de la voz latina "nationem"que significa de "donde ha

nacido" y Ciudadanía que se ha entendido como el reconocimiento por parte del Estado de la igualdad

de todos sus miembros como portadores de derechos y deberes.

La tradición Constitucional Guatemalteca, desde que con la reforma de la Constitución en 1921 se

introdujo el amparo como categoría jurídica particular, utilizó los términos derecho de amparo o

simplemente amparo. No fue sino hasta las constituciones de 1956 y 1965, que se habló, por un lado,

de derecho a pedir amparo y, por otro, que el amparo se entablaría mediante un recurso.

La Constitución de 1985, en el título VI, dedicado a las Garantías constitucionales y defensa

del orden constitucional, incluye el capítulo II, dedicado al amparo y al artículo 265, que bajo el

acápite procedencia del amparo dispone que se instituye el amparo con el fin de proteger a las

personas contra las amenazas de violaciones a sus derechos, o para restaurar el imperio de los mismos

cuando la violación hubiere ocurrido.


JUICIO DE AMPARO;
Proceso de amparo puede definirse como aquél que, por razones jurídico materiales, es el instrumento
especializado en obtener la satisfacción de pretensiones de mantenimiento o restitución en el goce de
los derechos humanos. Ignacio Burgoa dice que el amparo "es una institución procesal que tiene por
objeto proteger al gobernado contra cualquier acto de autoridad (lato sensu) que, en detrimento de
sus derechos e intereses particulares, viole la Constitución''.

La Corte de Constitucionalidad ha calificado el amparo como "proceso de carácter extraordinario"


cuya procedencia está sujeta a la concurrencia obligada de requisitos procesales, también lo ha
calificado en numerosos fallos como "medio" o "instrumento" de protección a las personas, contra
actos de autoridad que impliquen amenaza o violación de sus derechos.

PROCEDENCIA DEL AMPARO


La Constitución de 1985, en el título VI, dedicado a las ``Garantías constitucionales y defensa del
orden constitucional'', incluye el capítulo II, dedicado al amparo y al artículo 265, que bajo el acápite
``procedencia del amparo'' dispone que se ``instituye el amparo con el fin de proteger a las personas
contra las amenazas de violaciones a sus derechos, o para restaurar el imperio de los mismos cuando
la violación hubiere ocurrido''. Y agrega que ``no hay ámbito que no sea susceptible de amparo, y
procederá siempre que los actos, resoluciones, disposiciones o leyes de autoridad lleven implícita una
amenaza, restricción o violación a los derechos que la Constitución y las leyes garantizan''.

ORGANOS JURISDICCIONALES COMPETENTES


Conforme a las reglas de competencia contenida en el capítulo dos de la Ley de Amparo, corresponde:

a) A la Corte de Constitucionalidad, en calidad de Tribunal Extraordinario de Amparo, conocer en


única instancia de los procesos de amparo contra el Congreso de la República, la Corte Suprema de
Justicia, el presidente y el vicepresidente de la República (artículo 11).

b) A la Corte Suprema de Justicia, conocer de los amparos en contra del Tribunal Supremo Electoral,
los ministros y viceministros de Estado (cuando éstos últimos actúen como encargados del despacho),
las Salas de la Corte de Apelaciones, Cortes Marciales, Tribunales de Segunda Instancia de Cuentas
y de lo Contencioso-Administrativo, el fiscal general de la República, el procurador de los derechos
humanos, la Junta Monetaria, los embajadores o jefes de misión diplomática guatemaltecos,
acreditados en el extranjero y el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural (artículo 12 y
acuerdo de la Corte de Constitucionalidad).

c) A las Salas de la Corte de Apelaciones del orden común, conocer de los amparos contra los
viceministros de Estado y los directores generales, los funcionarios judiciales de cualquier fuero o
ramo que conozcan en primera instancia, los alcaldes y corporaciones municipales de las cabeceras
departamentales, el jefe de la Contraloría de Cuentas, los gerentes, jefes o presidentes de las entidades
descentralizadas o autónomas o sus cuerpos directivos, consejos o juntas rectoras de toda clase, el
director general del Registro de Ciudadanos, las asambleas generales y juntas directivas de los
colegios profesionales, las asambleas generales y órganos de dirección de los partidos políticos, los
cónsules o encargados de consulados guatemaltecos en el extranjero, los consejos regionales o
departamentales de desarrollo urbano y rural y los gobernadores y el procurador general de la nación
(artículo 13 y acuerdo de la Corte de Constitucionalidad).

d) A los jueces de primera instancia del orden común, en sus respectivas jurisdicciones, conocer de
los amparos en contra de los administradores de rentas, los jueces menores, los jefes y demás
empleados de policía, los alcaldes y corporaciones municipales (con exclusión de los de las cabeceras
departamentales), los demás funcionarios, autoridades y empleados de cualquier fuero o ramo no
especificados en los artículos anteriores y las entidades de derecho privado (artículo 14).

Las reglas para resolver las cuestiones de competencia en materia de amparo, son las siguientes
(artículo 15, Ley de Amparo):

a) Pueden promoverlas los tribunales que tengan competencia de amparo;

b) Las decide la Corte de Constitucionalidad;

c) El planteamiento de la cuestión debe hacerse dentro de las cuatro horas siguientes de interpuesto
el amparo;

d) La forma será por escrito, indicando el nombre del reclamante y el de la autoridad, entidad o
persona cuyo acto es impugnado y la duda acerca de la competencia;
e) Resolución: la Corte de Constitucionalidad debe resolver dentro de las veinticuatro horas de
recibido el planteamiento, determinando la competencia y comunicando lo resuelto por la vía más
rápida; y

f) Lo actuado por el tribunal original conserva su validez.

TRAMITE

El proceso de amparo tiene, como ya se dijo, un procedimiento establecido por la Ley de Amparo
que está integrado por una serie de trámites que se pueden agrupar en las siguientes fases:

1a. Fase de introducción, Compuesta por:

a) La interposición o petición de amparo;


b) La admisión;
c) La resolución sobre amparo provisional;
d) El mandato de envío de los antecedentes o informe circunstanciado de la autoridad o entidad
impugnada;
e) La actitud de la autoridad o entidad impugnada (envío de antecedentes o de informe);
f) La recepción de los antecedentes o en su defecto informe circunstanciado;
g) La vista al solicitante al Ministerio Público, y a los interesados (primera audiencia);
h) Alegaciones dentro del plazo común de cuarenta y ocho horas;
i) Relevo de prueba, si es el caso.

2a.Fase de prueba, Si hay hechos qué establecer o ha sido pedida por el solicitante, comprende;

a) Apertura a prueba, con indicación de los hechos que se pesquisarán de oficio, por el
"improrrogable término de ocho días";
b) Proposición de pruebas por las partes;
c) Práctica de las pruebas.

3a.Fase de decisión, que se integra por:

a) La audiencia a las partes y al Ministerio Público por cuarenta y ocho horas, al concluirse el
periodo probatorio (segunda audiencia);

b) Las alegaciones;

c) La vista pública si la pide alguna de las partes o el Ministerio Público; y

d) La sentencia, que debe pronunciarse dentro de los tres días siguientes a la primera audiencia, si
no hubo apertura a prueba, o de vencido éste, salvo si ha habido auto para mejor fallar (plazo no
mayor de cinco días) en cuyo caso los tres días se cuentan a partir del vencimiento del plazo o de
haberse practicado las diligencias pertinentes.
4a. Fase de ejecución,

Constituida por todos los actos encaminados a lograr el efectivo cumplimiento del amparo.

5a. Fase de impugnación,

Compuesta por el trámite del recurso de apelación del cual conoce todos los casos, la Corte de
Constitucionalidad:

a) Interposición del recurso de apelación, la cual puede hacerse indistintamente ante el tribunal que
ha conocido del amparo en primera instancia o ante la Corte de Constitucionalidad;

b) Admisión del recurso;

c) Solicitud de los antecedentes, en su caso, y envío de los mismos por el tribunal de primer grado;

d) Señalamiento de día y hora para la vista dentro de los tres días siguientes de recibidos los
antecedentes;

e) Emisión de la sentencia dentro de los cinco días inmediatos a la vista. Las sentencias y los autos
son susceptibles de aclaración y ampliación.

La sentencia es la forma normal de terminación del proceso de amparo. También son posibles las
formas anormales del sobreseimiento (en caso de fallecimiento del interponente si el derecho
afectado concierne sólo a su persona) y el desistimiento.

TRIBUNAL ANTE EL QUE SE HA INTERPUESTO EL AMPARO

Tanto impedimento legal o motivo de excusa, procede de la siguiente manera (artículo 17, Ley de
Amparo):

a) Se admite a trámite el amparo;

b) Se concede la suspensión del acto, resolución o procedimiento reclamado, si habiéndose


solicitado es procedente;

c) Se dicta resolución en forma de auto razonado, expresando la causa de impedimento o excusa;

d) Se pasa inmediatamente el expediente al tribunal de igual categoría más próximo del orden
común;

e) Si se trata de miembros de un tribunal colegiado, ordenada la suspensión del acto, en su caso, se


llama inmediatamente a los suplentes para que el tribunal quede integrado en la misma audiencia en
que se presente el amparo.
En lo relativo a los impedimentos y excusas, rigen supletoriamente, por disposición del artículo 7o.
de la Ley de Amparo, los artículos pertinentes de la Ley del Organismo Judicial (artículos 122, 123,
124, 125, 126, 127, 128, 129, 130, 131 y 132).

El tribunal, ante el que se ha interpuesto el amparo, tanto impedimento legal o motivo de excusa,
procede de la siguiente manera (artículo 17, Ley de Amparo):

PODERES DEL ESTADO Y SUS FUNCIONES


La República de Guatemala es democrática e independiente, con 3 organismos principales que le
brindan jurisdicción al Estado con diferentes funciones. Los poderes del Estado del país se dividen
de la siguiente manera.

Organismo Ejecutivo
Es el encargado de hacer cumplir las leyes nacionales para el bienestar común de la población.
Además, es el que maneja la función gubernamental política y administrativa del país. Por lo tanto,
concibe y ejecuta políticas generales de acuerdo con las leyes.

ORGANISMO LEGISLATIVO
Está conformado por el Congreso Nacional de Guatemala, Junta Directiva, Constitución Política
y las Comisiones Parlamentarias, así como por 160 diputados en el Congreso de la República.

ORGANISMO JUDICIAL
La función de este poder corresponder fundamentalmente a la Corte Suprema de Justicia y a los
demás tribunales subordinados, a quienes les corresponde la potestad de juzgar y promover la
ejecución de lo juzgado.

Además el Organismo Judicial también incluye a los juzgados de primera instancia y a los jueces
de paz o juzgados menores.

Este poder del Estado se encarga principalmente de administrar la justicia con independencia y
potestad de juzgar por medio de tribunales. A través de la Secretaría de la Corte Suprema de Justicia
se ejecutan las decisiones, tramitan los expedientes judiciales, además de otras funciones.

El Tribunal Supremo se divide en las siguientes cámaras:


 Civil.
 Penal.
 De amparo y antejuicio.

El Organismo Legislativo tiene como función elaborar proyectos de ley, dictámenes,


estudios e investigaciones, así como emitir opinión sobre leyes o disposiciones legales.
También promociona la orientación científica y técnica a las comisiones de trabajo del
Congreso.

 Fundamentalmente es el encargado de normar las funciones y procedimiento


parlamentario del Estado

NACIONALIDAD;
Nacionalidad es un vínculo específico de una persona con un Estado.
El diccionario de ciencias jurídicas, políticas y sociales de Manuel Osorio establece que: "La
nacionalidad puede considerarse como un vínculo específico que une a una persona con un Estado".

Por otra parte el jurista Carlos García Arellano, indica que: "La nacionalidad es la institución jurídica
a través de la cual se relaciona una persona física o moral con el Estado, en razón de pertenencia, por
sí sola o en función de cosas de una manera originaria o derivada"

Los autores citados coinciden en que la nacionalidad es un vínculo con un Estado.

FORMAS DE ADQUIRIR LA NACIONALIDAD

a) Nacionalidad Guatemalteca de origen

En el Artículo 144 de la Constitución Política de la República de Guatemala se establece que: “Son


guatemaltecos de origen, los nacidos en el territorio de la República de Guatemala, naves y aeronaves
guatemaltecas y los hijos de padre o madre guatemaltecos, nacidos en el extranjero.

b) Nacionalidad Guatemalteca por Naturalización


El Artículo 146 constitucional asevera que: “Son guatemaltecos, quienes obtengan su
naturalización, de conformidad con la ley."
Las personas nacidas en el exterior hijas e hijos de guatemaltecos, deben diligenciar su solicitud de
nacionalidad guatemalteca por naturalización.

La nacionalidad guatemalteca por naturalización se solicita ante las Gobernaciones Departamentales,


dependencias que deberán diligenciarla hasta que se encuentre en situación de resolver. La
Gobernación Departamental que conozca de la solicitud, una vez se encuentre completo el expediente,
la traslada al ministerio de Relaciones Exteriores. Si hay requisitos que no se han cumplido el
expediente deberá volver a la Gobernación Departamental de que se trate para que se cumpla con
ellos. Di el expediente está completo, se otorga audiencia a la Procuraduría General de la Nación.

REQUISITOS INDISPENSABLES PARA DAR


TRAMITE A LA SOLICITUD
1. El peticionario deberá estar inscrito como extranjero domiciliado. Esta calidad presupone que
el peticionario debe ser titular de una visa de residente permanente, extendida por la
Dirección General de Migración.
2. El solicitante debe tener la calidad de Extranjero Domiciliado por lo menos durante los cinco
años previos a la presentación de la solicitud, y no haberse ausentado del territorio nacional
dentro de ese lapso por más de seis meses consecutivos o periodos que sumados den un año
o más.
3. El interesado debe ser mayor de edad y el trámite es personal. No se admite representación y
sólo pueden efectuar la solicitud personas civilmente capaces.

REQUISITOS DEL MEMORIAL DE SOLICITUD

1. El Memorial debe dirigirse al Gobernador Departamental del lugar en que tenga domicilio el
solicitante.
2. Debe consignarse los nombres y apellidos completos, edad, nacionalidad, estado civil,
profesión u oficio, y lugar para recibir notificaciones.
3. Debe citarse el fundamento legal en que basa su solicitud, principalmente, el artículo 146 de
la Constitución Política de la República y el inciso que corresponda del artículo 33 de la Ley
de Nacionalidad.
AL MEMORIAL DEBEN ACOMPAÑARSE LOS SIGUIENTES DOCUMENTOS

1. Certificación de Extranjero Residente, extendido por la Dirección General de Migración, con


anotación expresa en la que conste que dicha inscripción está vigente, o constancia expedida
por la misma Dependencia sobre dicho extremo.
2. Certificación de Extranjero Domiciliado, extendida por el Registro Civil respectivo.
3. Carta de Nacionalidad, extendida por la Embajada o Consulado de su país de origen.
4. Pasaporte extranjero vigente.
5. Constancia de carencia de antecedentes penales extendida por la Corte Suprema de Justicia
de Guatemala.
6. Constancia de carencia de antecedentes policíacos extendida por la Dirección General de la
Policía Nacional de Guatemala.
7. Certificado de carencia de antecedentes policíacos expedido por las autoridades del país en
donde el interesado haya residido durante los últimos cinco años, debidamente legalizado.
8. Certificación de Movimiento Migratorio extendido por la Dirección General de Migración,
para comprobar que el solicitante no se ha ausentado del país por más tiempo que el señalado
en el artículo 33 de la Ley de Nacionalidad.
9. Constancia que acredite tener profesión, arte y oficio que le permita una manera decorosa de
vivir.
10. Proponer 3 testigos para que declaren a su favor, sobre los extremos que indica la Ley de
Nacionalidad.
11. Salvo casos de exoneración basada en la reciprocidad internacional, comprobante de pago de
la Cuota Anual de Extranjería (Dirección General de Migración).
Naturalización concesiva

LEY DE NACIONALIDAD Artículo 32.- La naturalización concesiva se basa en el inciso 2° del


artículo 7 de la Constitución puede obtenerla todo extranjero, salvo las excepciones que esta ley
establece, siendo potestativo del Ejecutivo, en todo caso, otorgarla o no.

Artículo 33.- La naturalización concesiva se solicitará ante las Gobernaciones Departamentales,


donde se substanciará el expediente.

Podrá concederse en cualquiera de los casos siguientes:

1º.-Por tener el peticionario domicilio en la República y haber residido durante los cinco años
inmediatamente anteriores, siempre que no se hubiere ausentado del territorio nacional, dentro de ese
lapso, por más de seis meses consecutivos o períodos que sumados den un año o más.

2º.-Por tener el peticionario domicilio en la República y haber residido en ella períodos que sumados
de diez años o más.

3º.-A los extranjeros que tengan domicilio en la República y que hayan residido en ella los dos años
inmediatamente anteriores, siempre que no se hubieren ausentado del territorio nacional, dentro de
ése lapso, más de un mes corrido o períodos que sumados den más de dos meses, y estén
comprendidos en alguno de los casos siguientes:

a) Si hubieren prestado a Guatemala servicios importantes o hubieren contribuido su desarrollo


económico, social o cultural, en forma que, a juicio del Ejecutivo, sea digna de tomarse en cuenta.

b) Si los tres años anteriores a su arribo a Guatemala hubieren residido en país centroamericano;

c) Si tuvieren reconocido mérito científico, artístico o filantrópico;

d) Si fueren apátridas o de nacionalidad indeterminada.

CIUDADANIA

La ciudadanía es el carácter especial que adquiere el que teniendo una nacionalidad disfruta de
ciertos derechos en virtud de los cuales tiene intervención directa en la potestad política.
La ciudadanía se encuentra contemplada en la Constitución Política de la República de Guatemala
en el Artículo 147 que establece: "Son ciudadanos los guatemaltecos mayores de dieciocho años de
edad. Los ciudadanos no tendrán más limitaciones que las que establece esta Constitución y la Ley".
La ciudadanía es un concepto jurídico: "Es la relación jurídica de los guatemaltecos con el Estado
de Guatemala, gracias a la cual participan en la formación del gobierno de la República en doble
vía: derecho de elegir y derecho de ser electos. La ciudadanía establece derechos y obligaciones.
Es la base del ejercicio de derechos políticos y derechos cívicos. De tales derechos, no participan
los extranjeros".

La ciudadanía es pues el conjunto de condiciones que el Estado exige para que sus nacionales
ejerciten los derechos políticos dentro de él.

REGULACION LEGAL
La ley específica de la materia que regula la nacionalidad es el Decreto 1613 del Congreso de la
República, Ley de Nacionalidad,
Constitución Política de la República de Guatemala en el Artículo 147 ciudadanos.

CONCLUSION

El amparo es un derecho humano. Los derechos humanos son las potestades

reconocidas por el ordenamiento jurídico como inherentes a la dignidad humana, todas de

protección estatal, que facultan a reclamar y obtener medidas concretas de protección. El derecho de

amparo vendría a ser el poder jurídico de obtener jurisdiccionalmente del Estado, mediante medidas

concretas, la protección de los derechos reconocidos por la Constitución y la ley.

El amparo, en su segundo aspecto, es uno de los "medios jurídicos que garantizan el

irrestricto respeto de los derechos inherentes al ser humano, a la libertad de su ejercicio y a las

normas fundamentales que rigen la vida de la República de Guatemala, con el fin de asegurar el
régimen de derecho" (primer considerando de la Ley de Amparo), es decir, que es el instrumento

mediante el cual el Estado, incitado por el ejercicio del derecho de amparo, actúa las pretensiones

de protección jurisdiccional de los derechos humanos, y dicta las medidas concretas de tutela

correspondientes. Se trata en otras palabras, de un proceso.