Está en la página 1de 4

Estrategias meditativas por edades

Técnicas de meditación para niños de 3 a 5 años

El papel de los sentidos, pratiahara y conexión sensible con el


entorno
Pratiahara es:
Experimentar los sentidos en estado puro sin que estos sean
contaminados por experiencias anteriores, se trata de una
expansión de los sentidos que es un primer paso a lo que luego será
el estado meditativo

Bien, veamos entonces en profundidad que está ocurriendo en el niño en


esta etapa.

Para empezar el niño cuando nace no tiene “rutas marcadas” a nivel


sensorial- cognitivo- neuronal. No hay registros previos, el niño no
“piensa” acerca de lo que está ocurriendo, o de lo que está sintiendo,
sencillamente lo vive en el presente (de ahí que nadie tenga recuerdos de
su primera infancia salvo flashes de alguna situación sensorialmente
impresionante, no hay recuerdos porque en esa etapa no hay
pensamiento, lo cual es lo mismo que decir que el niño está en estado
meditativo)

Esto en general se mantiene de ese modo (aún en los peores contextos)


hasta el entorno de los 3 años (es la etapa donde se marcan las rutas
primeras y más profundas que a futuro determinaran las reacciones
diversas de cada ser ante circunstancias o vivencias similares)

Por eso es que no nos planteamos “meditar” antes de los 3 años ya que
sencillamente no es necesario. Lo que si es necesario es brindar
experiencias sensoriales de seguridad y disfrute vital (eso ya entraría
dentro del área de yoga vincular)

Bien, pero dijimos que a partir de los 3 años es momento de empezar a


facilitar algún tipo de estado meditativo. ¿Porque razones? La primera es
que ya hay un pensamiento instalado, ya hay un ego construido en
oposición a otros egos (antes era unidad, no había separación) y ya hay ,
existen, los primeros registros de dolor emocional y de stress acorde
entran en la etapa de escolarización debiendo cumplir horarios, responder
a expectativas de la familia, de sus pares, de los propios docentes, etc, etc
a lo cual si le sumamos que en casa pueden pasar en muchos casos horas
frente a un televisor sin demasiado cuidado acerca de lo que están
mirando…se hace necesario y cada vez más urgente empezar a tomar
contacto con estas técnicas a temprana edad.

Esta edad es muy propicia para dejar instalados hábitos meditativos, ya


que están muy cerca de ese estado, aún tienen flashes de no
pensamiento, de ahí que una de las estrategias de base de este período
sea retener lo sensorial (y como haría falta que a través de toda la escuela
al menos se siguiera aprendiendo a través de los sentidos para no dejar
crecer tan desmesuradamente el intelecto que cuando toma el control es
fuente de problemas para todos, sería maravilloso realmente que esto se
tuviera en cuenta en los planes y programas educativos)

Lo que iremos viendo para esta etapa entonces es en gran parte


estrategias lúdicas y expresivas en su mayoría para RETENER LA ATENCIÓN
AL ESPECTRO SENSORIAL DEL NIÑO (lo puse con mayúsculas porque
efectivamente es una de las estrategias clave del período)

Técnicas para niños de 6 a 8 años

La meditación dinámica

En esta etapa ya está consolidada la estructura lingüística con el añadido


de la escritura (aún cuando sea una escritura incipiente o defectuosa). La
escritura viene a ser como el sello de la estructura lingüística que fue
incorporada mediante el lenguaje oral. Es a través del lenguaje que
aprendemos el mundo. El lenguaje determina nuestra percepción.

¡Si nadie nos hubiera nombrado una silla nosotros no veríamos la silla!!
(solo veríamos una porción de energía o longitudes de onda que son el
reflejo de la luz sobre la materia) Esto a veces puede parecer complejo de
entender. Pensemos como percibe la realidad un bebe recién nacido. Lo
percibe como un montón de manchas de colores indefinidas, como un
todo cambiante en luces y colores. No hay límites que separen una cosa
de la otra. Pero aparece mamá y le enseña que hay algo ahí que es
“mamá” que tiene un olor, una temperatura, una voz, unos límites,
entonces aparece la primera identidad separada de la masa, luego
aparecen otras cosas, un sonajero, una mamadera, un perro, etc etc..

Lo que está ocurriendo es que se está educando la percepción sensorial


(de todos los sentidos) se está enseñando a discriminar en unidades
significativas ese todo real que existía (y sigue existiendo, pero lo
olvidamos porque nos educaron la percepción) cuando recién abrimos los
ojos al mundo.

¡Ese es el poder de la estructura lingüística! Determina nuestro mundo.


Imaginen que los esquimales tienen 9 maneras de nombrar al color
blanco, era necesario en un medio donde todo es blanco, establecer
diferencias. Así funciona el lenguaje que tiene claro está unas improntas
culturales y geográficas acordes para que sea funcional a determinados
juegos o pautas sociales.

Por eso existen maneras de meditar que buscan trascender la estructura


lingüística para devolvernos al estado de pureza perceptiva. Son muy
poderosas y pueden ser usadas desde esta edad para que la estructura
lingüística no se transforme en una prisión para la mente.
Técnicas para niños de 9 a 12 años

Meditación en quietud

En esta etapa la atención del niño va regresando a lugares que antes eran
parte de lo cotidiano y no se cuestionaban. Me refiero a la magia
concretamente. Cuando son pequeños viven en medio de un mundo
mágico, donde todo lo que pasa es creíble y natural. Pero lentamente eso
va quedando asignado al lugar de la fantasía de la cual debo
desprenderme para poder crecer. Y está bien que sea así. La razón es
necesaria siempre y cuando esté al servicio del corazón.

Pero hay un impulso muy fuerte del ser que le impide (por su propia salud)
renunciar a lo mágico. Los niños intuyen que somos mucho más que un
montón de huesos y tripas y que la vida tiene sentidos mayores a trabajar,
comer y dormir. Es en la etapa que se acercan a la adolescencia donde
(colocados ya fuera de la magia) comienzan a buscarla. La búsqueda hacia
adentro, hacia el misterio de lo que aparece en mi mente, sobre lo que
ocurre cuando cierro los ojos, etc es en esta etapa (si sabemos guiarlo)
algo realmente maravilloso y fuente de grandes avances tanto
emocionales como intelectuales. Es mediante este tipo de técnicas que los
niños logran aprender sin esfuerzo, logran re-descubrirse como seres
poderosos y por sobre todas las cosas experimentar la compasión hacia
los demás luego de haberse conocido a sí mismos habiendo aceptado e
integrado sus sombras.

La clave de esta etapa es empezar a trabajar en conjunto meditaciones


dinámicas, de ojos abiertos y de ojos cerrados, con la búsqueda de la
identificación de los circuitos impresión- pensamiento- emoción- reacción
corporal y viceversa… algo que luego quedará instalado y se continua para
toda la vida (es como andar en bicicleta, una vez que se conoce como
hacerlo no hay posibilidad de olvidarlo porque es un aprendizaje a través
del cuerpo)