Está en la página 1de 2

Síntesis: La Didáctica Y Los Procesos De Enseñanza-Aprendizaje.

Autor: José Contreras

La Didáctica y los Procesos de Enseñanza-Aprendizaje


Autor: José Contreras Domingo.

La Didáctica es la disciplina que explica los procesos de enseñanza-aprendizaje para


proponer su realización consecuente con las finalidades educativas.
La Enseñanza es una práctica humana y social. En el primer caso porque es una actividad
consciente que compromete moralmente a quien la realiza ya que es el docente
responsable de transmitir no solo conocimientos sino también valores y él sabe que debe
hacerlo correctamente, y en cuanto a la segunda es social porque responde a necesidades,
funciones y previsiones individuales de los docentes y alumnos, necesitando atender a las
estructuras sociales y a su funcionamiento para comprender su sentido total. Esta disciplina
tiene un compromiso ético y educativo con la práctica educativa por lo que interviene en la
misma para generar nuevas propuesta de enseñanza.
La Didáctica forma parte de la dinámica social de la que participa la enseñanza, está dentro
de la dinámica social de la escuela. Esta ciencia afecta e influye a la propia enseñanza,
contribuye constantemente a generar ideas y perspectivas para la misma; sienta las bases
técnicas formuladas por especialista; aunque no necesariamente la práctica de la
enseñanza se rija con rigurosidad al tecnicismo. Tiene fundamentalmente una función social
y a su vez desarrolla una visión reflexiva de sí misma (por su compromiso moral), ya que la
Didáctica es parte del entramado de la enseñanza y a su vez refuerza o debilita la
realización de los valores que pretende.

La definición que propone este autor es:

La Didáctica es la disciplina que explica los procesos de enseñanza-aprendizaje para


proponer su realización consecuente con las finalidades educativas.
Esta disciplina tiene dos dimensiones: una explicativa (para proponer los procesos de
enseñanza-aprendizaje) y otra proyectiva (desde la comprensión profunda de la realidad por
la que proyecta la intervención). Ambas dimensiones tienen una interdependencia, una
relación dialéctica. De esto deriva la expresión “explicar para proponer”. En lo que se refiere
a “consecuente con las finalidades educativas” es hacer exigencias de valor para toda la
enseñanza.

EL BINOMIO ENSEÑANZA-APRENDIZAJE

La enseñanza tiene que ver con el aprendizaje, según Tom “la enseñanza es una actividad
intencional, diseñada para dar lugar al aprendizaje de los alumnos”. A pesar de esto, para
poder hablar de enseñanza tenga que ocurrir necesariamente el aprendizaje. Existe un
relación de dependencia ontológica entre ambos mediada por las tareas que establece la
institución y en el cual se realiza la tarea de aprendizaje. Normalmente el aprendizaje se da
después de la enseñanza (no es una relación de causa-efecto entre una y otra), la tarea
central de la enseñanza es posibilitar y proporcionar para que el alumno realice las tareas
del aprendizaje.
Los procesos de enseñanza-aprendizaje se dan desde dentro, es decir de quien ejerce el
poder de enseñar y de los educando; y desde afuera, en cuanto a la estructura social (tanto
de sus intenciones, necesidades e intereses).

Con las mismas palabras del autor:

Entenderemos, pues, por procesos de enseñanza-aprendizaje, el sistema de comunicación


intencional que se produce en un marco institucional y en la que se generan estrategias
encaminadas a provocar el aprendizaje.
Tres aspectos que caracterizan la realidad de la enseñanza: ocurre en un contexto
institucional, a través de sistema de comunicación humana intencional y el sentido interno
de enseñanza-aprendizaje