Está en la página 1de 6

Lettering: qué es y cómo empezar

Qué es el lettering
En arte, diseño gráfico y tipografía, el “lettering” se refiere a la creación de letras dibujadas a mano para aplicar a un
objeto o superficie. Es una disciplina en la que la línea entre el lenguaje y el arte se cruza, convirtiendo las letras y las
palabras en creaciones artísticas de tipo ilustrativo y pictórico.
Es una técnica de dibujo que se centra en dibujar letras a mano. Cada una de las letras que forman los textos
tienen una composición única. No son clones unas de otras (ni aunque sea la misma letra). Generalmente (ya que no
tiene porqué) se empieza por dibujar el contorno, luego se hacen los trazos y por último se rellena dicho contorno. Es
un estilo totalmente libre.
¿Nunca te has planteado que cada persona tiene un tipo de letra distinto?
Es posible que nunca te lo hayas planteado, pero la forma que tienes de escribir, es caligrafía.
No obstante no hay que pensar que la caligrafía es sólo el hecho de escribir pues, actualmente se está convirtiendo,
junto con el lettering, en una disciplina artística, en la que la técnica y los materiales empleados juegan un papel
verdaderamente importante en los resultados finales, aportando una gran calidad artística.

¿Qué materiales se usan para llevar a cabo distintos tipos de lettering?


En primer lugar hay que tener en cuenta que el lettering no es una forma de escribir directamente sobre el papel como
es nuestra propia escritura, por lo que previamente es necesario realizar un boceto lo más fiel posible a la
composición final. Este boceto se utiliza para decidir cómo se distribuirán las letras en el espacio del papel. Y eso lo
realizamos con lo que todos los diseñadores gráficos conocemos como el material princial, el lápiz. Eso sí, el lápiz de
tener una cierta dureza para que no manche el papel y estar siempre afilado.
Después de realizar el boceto a lápiz, podemos rotularlo con un bolígrafo de tinta del grosor que queramos, para
posteriormente calcarlo en el diseño final, por lo que realmente no es necesario que tengamos una letra y un pulso
excepcional.
Otro punto a tener en cuenta es utilizar un papel con una cierta calidad y el mejor papel para el lettering es el de
puntos. Estos puntos nos sirven de guía, de manera que podremos situar las letras con exactitud y sin demasiada
dificultad, para experimentar más con la forma y tamaños de las letras.
Además, también es importante la textura y el grosor del papel, para que el material que empleemos para dibujar la
letra deslice bien por la superficie y para que la tinta no traspase.
Una vez que ya tienes los dos materiales principales, puedes experimentar con otros distintos, siempre teniendo en
cuenta que sean adecuados para dibujar las letras de la manera más fácil posible.
Por ejemplo si queremos dibujar con bolígrafos, debemos tener en cuenta que la tinta de estos debe ser fluida para
evitar que la punta se atasque en el papel, por los que los bolígrafos de tinta líquida y de gel serán la mejor opción.
Además los hay en una gran gama de colores.

¡Solo para valientes!…


También nos podemos aventurar a dibujar con rotuladores de pincel para un tipo de lettering conocido como Brush
lettering, que comentaremos más adelante. Con este material podrás hacer importantes variaciones de tamaño y
grosor, así como de textura de trazo, dependiendo del tipo de rotulador que se utilice, además de contar también con
una amplia gama de colores. Con este material los dibujos serán mucho más dinámicos y artísticos.
Y, si ya eres un valiente del lettering, puedes utilizar pinceles para dibujar con pintura acrílica, acuarela o tintas.
Este tipo de materiales necesitarán de un soporte más resistente en cuanto a grosor. Un papel de dibujo grueso para
soportar el peso del pigmento y el agua.
Para crear trazos y texturas se podrán utilizar distintos tipos de pinceles para dar mayor o menor grosor, así como para
dibujar un trazo más recto u otro más oblicuo.
A simple vista, puede parecer es como la caligrafía o la tipografía pero no es así. Lettering, caligrafía y tipografía
son 3 conceptos que están relacionados pero no significan lo mismo. No debes confundirlos.
• La tipografía es el arte de diseñar las letras. Es un conjunto de caracteres que siempre se reproducen igual.
Tienen diferentes características comunes: tamaño, diseño, grosor… Por ejemplo: Las fuentes digitales o
tipografías digitales del ordenador.
• La caligrafía es el arte de escribir con letra artística y correctamente formada usando herramientas
caligráficas. Es la manera natural en la que se escriben las letras. No se modifican después de escribirlas cómo
ocurre con el lettering. Con uno o dos trazos se forma la letra y aunque no es un estilo libre, los trazos no son
exactamente iguales.
• El lettering es el arte de dibujar las letras.

Simple, no? Cuando haces “lettering” lo que estás haciendo en realidad no es ni diseñar ni escribir letras si no,
dibujar formas con apariencia de letras.
Es tan antiguo como la escritura. Abarca desde los primeros jeroglíficos y pictogramas hasta el día de hoy. Se utiliza
para hacer murales, carteles, logotipos, graffittis,etc .

Tipos de lettering
Existen diferentes estilos o tipos de lettering: hand lettering, brush lettering y chalk lettering. Y aunque es una
técnica de dibujo a mano para mi es imprescindible añadir su evolución como un tipo más: el lettering digital.

Hand lettering
El hand lettering, es el tipo de lettering más libre que hay. Da igual el estilo de dibujo y el material que uses. Los
mezcla todos.Puedes hacer literalmente lo que te de la gana: minúsculas, mayúsculas, líneas, curvas, decoración,
ligaduras… ¡Lo que quieras!

Brush lettering
El brush lettering es el tipo de lettering que utiliza el pincel cómo herramienta para hacer letras de una manera similar
a la caligrafía. Se dibuja cada una de las letras y se liga a la siguiente. El material que se suele usar para este tipo son
rotuladores de punta pincel, acuarela, acrílico… es decir, su herramienta principal es el pincel o similar y por ello se
llama brush lettering.

Chalk lettering
El chalk lettering es el tipo de lettering que utiliza como “lienzo” una pizarra y cómo su herramienta principal
la tiza o los rotuladores de tiza líquida. El estilo es libre, puedes dibujar las letras cómo quieras y decorarlas con
todo lo que se te ocurra. La clave es el material.

Lettering Digital
Cómo te expliqué al principio del artículo, el lettering es una técnica de dibujo que se centra en dibujar letras a mano.
Ahora estamos en la era digital, y cómo otras técnicas de dibujo el lettering evolucionó a lo que conocemos cómo
lettering digital.
El lettering digital es el arte de dibujar letras digitalmente en un ordenador, tablet o dispositivo móvil con una
herramienta de edición gráfica.
Lo que diferencia este tipo de lettering de los demás son los materiales que se utilizan para dibujar. Ni plumas,
ni pinceles, ni rotuladores ¡ni nada! Cambia el papel por un lienzo digital y el lápiz por una tableta gráfica o el mouse,
con los programas de Adobe Photoshop, Adobe Illustrator o de Software Libre como el GNU Gimp.

Tus primeros pasos en lettering


No le temás a la hoja en blanco.
Si estás empezando, lo más importante es hacer. No importa si te sale bien o no, sólo haciendo te vas a dar cuenta de
lo que te cuesta más, y qué es lo que debes prácticar. No pretendás que cada pieza es (o tiene que ser) una obra de arte.
Usá hojas de reciclaje para que no te dé pesar “echar a perder” hojas nuevas. Boceteá primero en papel barato
(periódico, Bond, Ledger, Bristol) antes de aventurarte a la versión final en papeles más finos. Hacé primero un
esquema a mano alzada de lo que será la disposición del texto. Así, podrás prever tamaños y distribución en la página
y evitas que el texto: “no te quepa”. Aquí lo importante no es el resultado final, es todo el camino que debiste recorrer
para llegar al punto de “está listo”.

No es necesario comprar la herramienta más cara para hacerlo mejor


Esta regla aplica para todo. Tener la cámara más sofisticada no te hará tomar fotos profesionales. Usar el pincel más
caro no te hará pintor famoso. Coleccionar los marcadores más extravagantes: definitivamente no te hará mejor
dibujante de letras. Es importante definir qué estilo es el que deseo trabajar para saber cuál herramienta utilizar. Si
algo hay en el mundo de las letras es una herramienta para cada cosa. Y para todo marcador caro, existe su versión
escolar y/o económica. Entonces, hagan la tarea primero e investiguen sus opciones. Si sos aficionado a los artículos
de librería, es probable que tengas en casa algo que funciona para lettering y ¡no te has enterado aún!

Escribir, escribir, escribir. [Cosas que te inspiren,o cualquier locura que cruce tu cabeza]
Las prácticas de trazos son útiles, pero es necesario que te animes a escribir palabras, frases y hasta párrafos. A veces
no practicamos porque no sabemos qué escribir. Esto es simplemente inadmisible! Busquen cualquier excusa: abran la
gaveta de la mesa de noche y escriban todo lo que hay ahí. Les aseguro que el resultado, y la experiencia, serán una
sorpresa. O bien, pueden aprenderse de una vez por todas la canción completa, ¡de esa que sólo se saben el estribillo
del coro!

Guarden, fechen y comparen


Es importante siempre tener puntos de referencia para que comparen su progreso individual. Entonces, póngale fecha
a sus trabajos y guárdenlos. Pueden usar un mismo texto (su frase favorita) y reescribirla cada cierto tiempo y
comparar las mejorías. Si son disciplinados y constantes, se sorprenderán de los resultados!
Ahora sí, empecemos!
Tomaremos un papel, una goma y un lápiz. No es imprescindible tener un kit de lettering para empezar
Cada letra del abecedario lettering tiene un trazo, un comienzo y un fin. Recordá que estás DIBUJANDO, no
escribiendo. Por lo que tienes que conocer bien la letra que vas a dibujar: quizás comienza con un trazo fino hacia
arriba y luego se vuelve más gruesa al bajar… Cada una se hace de una manera diferente.
Para empezar, algo sencillo. Lo voy a explicar cómo si utilizases un rotulador de punta pincel ya que con el lápiz
tan solo haces los trazos o dibujas el contorno para luego rellenarlo. No juegas con la presión para cambiar el ancho
del trazo (la desventaja de empezar con lapiz y papel).
Por lo tanto, estos primeros ejercicios de lettering son para practicar con el rotulador de punta de pincel
compacta o una herramienta similar. Si solo tenés un lápiz podés saltarte esta parte hasta que consigas otra
herramienta de lettering.
Vas a practicar el trazo. Lo harás grueso, delgado y combinándolo. Parece fácil pero lo tenés que dominar.
Haz varias repeticiones de cada uno de los siguientes ejercicios:
1. Tomá el rotulador haciendo un ángulo de 40º aproximadamente con tu papel. Cuando realices un trazo no
debes mover la muñeca, tenés que deslizar todo el brazo. El trazo debe ser suave, con poca presión. Así darás
forma a la línea delgada.
2. Ahora lo que varía con respecto al ejercicio anterior, es que la presión del rotulador sobre el papel tiene que ser
mayor. Verás cómo se dibuja una línea gruesa.
Realiza varias repeticiones hasta que domines la técnica. Ahora vas a ir un pasito más allá. Vas a combinar lo que
practicaste en el ejercicio anterior.
1. Empieza el trazo fino hacia arriba y cuando llegues al tope y sin levantar el rotulador del papel, aumenta la
presión y realiza el trazo hacia abajo.
2. Lo mismo pero a la inversa. Comienza con el trazo grueso y termina con el trazo fino.
Practica todos los ejercicios propuestos ya que ahora empieza lo emocionante :). Vas a dibujar tu primera letra. Te
preparé algo sencillo para explicarte cómo se hace. Acá podes utilizar el lápiz si no tenés un rotulador. Vas a dibujar la
letra “a” en minúscula. Fíjate en la siguiente imagen: La letra se hace con 5 trazos.

• Un primer trazo hacia la izquierda y arriba fino. Recuerda, poca presión.


• No levantes el rotulador si es posible y comienza el segundo trazo. Aumenta la presión del rotulador y desliza
tu brazo hacia abajo.
• Justo cuando vayas a llegar abajo disminuye la presión y deslízate hacia arriba y a la derecha.
• Otra vez, aumenta la presión y deslízate hacia abajo.
• Disminuye la presión y deslízate hasta arriba,

Fácil ¿verdad? Ahora tenés que practicar una y otra vez hasta que te salga perfecto (o a tu gusto � ).