Está en la página 1de 5

Aporte características Histologicas Sistema Oseo y Sistema Muscular: Yesenia Villegas

Figura 1. Células óseas y su desarrollo. a) Las células osteogénicas dan lugar a osteoblastos, que depositan matriz alrededor de sí mismos
y se transforman en osteocitos. b) Los citoblastos de la médula ósea se funden para formar osteoclastos.
Tomada: Saladín, K. (2012)

El hueso consta de células, fibras y sustancia fundamental.

Células óseas:

1. Las células osteogénicas (osteoprogenitoras) son citoblastos que se desarrollan a


partir de células mesenquimatosas embrionarias y luego dan lugar a la mayoría de
los otros tipos de células óseas, y se encuentran en el endostio, la capa interna del
periostio y los conductos centrales. Se multiplican de manera continua y algunas se
convierten en osteoblastos.

2. Los osteoblastos son células que forman hueso. Tienen Forma cúbica o angular, se
alinean en una sola capa de la superficie ósea, bajo el endostio y el periostio, y
tienen el aspecto de epitelio cúbico. No son mitóticos, de modo que la única manera
en que se pueden generar es mediante la mitosis y diferenciación de las células
osteogénicas.

3. Los osteocitos son antiguos osteoblastos atrapados en la matriz que depositaron.


Residen en pequeñas cavidades llamadas lagunas, interconectadas por conductos
delgados denominados canalículos. Cada osteocito tiene extensiones citoplásmicas
delicadas con forma de dedos que alcanzan el canalículo para ponerse en contacto
con la extensión de los osteocitos vecinos.

4. Los osteoclastos son células que disuelven el hueso, se hallan en la superficie ósea
y se desarrollan a partir de los mismos citoblastos de médula ósea que dan lugar a
los glóbulos sanguíneos.
CLASIFICACION DEL TEJIDO OSEO

Hueso compacto
En el estudio histológico del hueso compacto suelen usarse cortes secados, cortados con
una sierra y reducidos a un grosor transparente. Este procedimiento destruye las células,
pero revela detalles de la matriz como laminillas concéntricas, que son capas de matriz
con disposición central alrededor de un conducto central (de Havers u osteónico) y
conectadas entre sí por un canalículo. Un conducto central y su laminilla constituyen una
osteona (sistema de Havers), la unidad estructural básica de hueso compacto. En vistas
longitudinales y reconstrucciones tridimensionales, puede observarse que una osteona es en
realidad un cilindro de tejido que rodea un conducto central. A lo largo, los conductos
centrales están unidos por pasajes transversales o diagonales llamados conductos
perforantes (de Volkmann); unos y otros están recubiertos con endostio.

Hueso esponjoso
El hueso esponjoso consta de una trama de delicadas astillas óseas denominadas espículas
(bastones o espinas y trabéculas (placas delgadas). Aunque está calcificado y es duro, se le
llama así por su aspecto parecido a una esponja. Está cubierto con endostio y permeado por
espacios llenos de médula ósea. La matriz se organiza en laminillas como las del hueso
compacto, pero hay pocas osteonas. Aquí no son necesarios los conductos centrales, porque
ningún osteocito se encuentra lejos de la médula. El hueso esponjoso está bien diseñado
para impartir fuerza al hueso, con un peso mínimo. Sus trabéculas no están organizadas al
azar, como parecería a primera vista, sino que se desarrollan a lo largo de las líneas de
tensión del hueso. Saladín, K. (2012).

Figura 2. Imagen tomada: Saladín, K. (2012). Histología del tejido óseo. a) Hueso compacto y
esponjoso en un corte frontal de la articulación de la cadera. b) La Estructura tridimensional del hueso compacto. Laminillas de una
osteona, extraídas a la manera de un telescopio para mostrar su organización alterna de fibras de colágeno. c) Aspecto microscópico de
hueso esponjoso descalcificado. d) Aspecto microscópico del corte transversal de una osteona de hueso compacto seco.
Tejido muscular: Responsable directo de que el organismo y todos sus
componentes tengan movilidad. Las células musculares poseen una gran
capacidad para convertir la energía química en energía mecánica, que utilizan
para desarrollar su función de contracción.

En los organismos de los vertebrados se distinguen tres tipos de tejido muscular


según su estructura y función: muscular liso, muscular estriado
esquelético y muscular estriado cardiaco.

Localización anatómica de los tipos de tejido muscular y las células que los integran.

Figura 1. Imagen tomada:


https://accessmedicina.mhmedical.com/content.aspx?bookid=1506&sectionid=98182664
El músculo liso se encuentra constituido por: células fusiformes, uninucleadas y de control
involuntario, su función obedece a la estimulación del sistema nervioso autónomo. Se
localiza en las paredes de los órganos digestivos, desde la parte media del esófago hasta
la pared del ano, también forma las paredes de los órganos del tracto respiratorio, de los
vasos sanguíneos, conductos glandulares, músculos erectores del pelo e intrínsecos del
ojo.

Esquemas de: A. Músculo liso. B. Músculo estriado esquelético. C. Músculo estriado cardiaco. D. Organización
estructural de una fibra muscular.

Figura 2. Imagen tomada:


https://accessmedicina.mhmedical.com/content.aspx?bookid=1506&sectionid=98182664

El músculo estriado esquelético: Lamado así por presentar estriaciones, y porque la


mayor parte de él se asocia al esqueleto, funciona bajo control voluntario ya que se
encuentra inervado por el sistema nervioso somático. Está constituido por largas células
multinucleadas, cuyos núcleos se localizan en la periferia. Este tipo muscular se
encuentra en la lengua, la faringe, en el segmento superior del esófago y en la porción
lumbar del diafragma, además de los músculos extrínsecos del ojo y en toda la
musculatura de las extremidades y del tronco.

El músculo estriado cardiaco es una forma especializada de músculo estriado,


conforma la pared del corazón, cuya contracción rítmica es involuntaria. Se encuentra
constituido por células con un núcleo central y que además presentan estriaciones
transversales
REFERENCIAS BIBILIOGRAFICAS

Saladín, K. (2012). Capítulo 1 Temas principales de Anatomía y fisiología. En Anatomía y


Fisiología la unidad entre forma y función.(6ª Ed). (pp. 42-68). McGraw-Hill
Interamericana. Recuperado de http://bibliotecavirtual.unad.edu.co:2053/?il=475

Saladín, K. (2012). Capítulo 5 Histología. En Anatomía y Fisiología la unidad entre forma


y función. (6ª Ed). (pp. 170-200). McGraw-Hill Interamericana. Recuperado
de http://bibliotecavirtual.unad.edu.co:2053/?il=475

Tejido Muscular- Texto Atlas de Histología. Biologia Celular y Tisular. (s.f.). Recuperado
el 2019, de
https://accessmedicina.mhmedical.com/content.aspx?bookid=1506&sectionid=98182664