Está en la página 1de 10

INTRODUCCIÓN

La lúcuma es una especie vegetal indígena del Perú. Especímenes de fruto


entero o partido, así como también semillas y cotiledones de esta planta, están
entre los restos de plantas más comúnmente encontrados en lugares
arqueológicos de la costa peruana, lo que indica que la lúcuma fue parte
importante de la dieta precolombina.
Restos de frutos y semillas fueron encontrados en Pachacámac, Cahuachi y
Huaca del Loro, en el valle del Nazca; el fruto aparece a menudo en la cerámica
precolombina, principalmente en la cultura Moche, Nazca y Paracas [Tosi, 1960].
Fue descrita por lo primeros cronistas: “Hay otra fruta grosera que los indios
llaman rucma y los españoles lúcuma, son del talle y tamaño de las naranjas y
tienen, en la médula, un cuesco semejante a la castaña de color de la cáscara y
en el color blanco de la médula, aunque es amarga y no es de comer. Su uso
era muy antiguo y tan apreciado que existían leyendas sobre esta planta, como
aquellas que narran los indios de Huarochirí.
Se conoce también como lúcuma, locma, lucma, pucuna caspi, oroco, cumala,
rucma [Brack A. 1999]. Crece en valles interandinos como Ayacucho, Huanta,
Cuzco, Valle de Urubamba, Cajamarca, Junín. Se extiende hasta Ecuador y
Chile.
Los valles de Cañete, Huaral, Huacho y Chincha son los que actualmente están
produciendo la lúcuma de mejor calidad en el Perú, utilizando tecnología
adecuada para producir frutos de alta calidad, con fines de exportación.
LA LUCUMA
1. HISTORIA
La lúcuma es un fruto originario de los valles andinos del Perú.234
Investigaciones arqueológicas sitúan su domesticación en los valles interandinos
de los pueblos preincaicos, donde el consumo de su fruto y el uso de su madera
están extensamente documentados en las representaciones pictóricas de los
nativos amerindios.
Las más antiguas evidencias del uso datan de semillas obtenidas del complejo
II (entre 8600 a. C. a 5600 a. C.) de la cueva de Guitarrero en el Callejón de
Huaylas en Ancash, Perú.
La evidencia apunta a que el pico de su cultivo tuvo lugar en la época de la
cultura mochica, alrededor del siglo I al VII D.C., que empleó técnicas de
irrigación y cultivo intensivo para producir cantidades sin precedente del
producto. Durante la época prehispánica, la lúcuma era una de los ingredientes
principales de la dieta de los aborígenes del valle, junto con el maíz, las
legumbres y la guayaba, así como la quinua y kiwicha en las zonas más altas.
Su madera se empleó para la construcción del santuario de Pachacámac, donde
en 1938 se halló un tronco de singulares dimensiones tallado como figura
totémica.
Los europeos conocieron la lúcuma en Manabí (Ecuador) en 1531. Pero su
cultivo se extendía a los valles incas. La evidencia apunta a que el pico de su
cultivo tuvo lugar en la época de la cultura mochica, alrededor del siglo I al VII
d.C., que empleó técnicas de irrigación y cultivo intensivo para producir
cantidades sin precedente del producto. Durante la época prehispánica, la
lúcuma era una de los ingredientes principales de la dieta de los aborígenes del
valle, junto con el maíz, las legumbres y la guayaba, así como la quinua y kiwicha
en las zonas más altas.
A la llegada de los europeos, se cultivaba en la meseta andina y en el sur de
Ecuador. En Bolivia se produce en las inmediaciones de La Paz, en Chile se
cultiva principalmente en la Región de Coquimbo y en Costa Rica alrededor de
San José, donde la introdujeron migrantes a comienzos del siglo XX.

2. TAXONOMIA
Reino: Plantae Familia: Sapotaceae
Subreino: Tracheobionta Subfamilia:
Chrysophylloideae
División: Magnoliophyta
Género: Pouteria
Clase: Magnoliopsida
Especie: P. lucuma
Subclase: Dilleniidae
Orden: Ericales
3. DESCRIPCION BOTANICA:
El lúcumo es un árbol perenne de fuste recto y cilíndrico, que alcanza los quince
metros. Su madera es de color claro, grano fino y resistente. La copa es densa
y de forma esférica; las hojas se concentran en el ápice de las ramas tiernas,
ligeramente pubescentes, de forma elíptica y con la base achatada. Tienen entre
12 y 25 centímetros de largo, textura coriácea y color verde oscuro en el envés.
Las flores se dan solitarias o en racimos de dos o tres, axilares y de forma tubular;
son pequeñas, de color amarillo o verdoso e invariablemente hermafroditas.
Muestran cinco a siete sépalos vellosos, que quedan adheridos al punto de
inserción del pecíolo en el fruto, que tarda casi nueve meses en madurar desde
la fertilización de la flor.
El fruto es oblongo, frecuentemente con un ápice cónico redondeado, y está
recubierto por una piel delicada de color verde brillante cuando inmaduro, que
vira al pardo en la madurez. Alcanza unos 15 cm de largo en las variedades
cultivares, y unos 200 gramos de masa. Durante la maduración está saturado de
látex; una vez listo para su consumo la pulpa es de color amarillo-anaranjado,
inusualmente seca y almidonosa, y muy dulce. Contiene de dos a cinco semillas
ovales y achatadas, de color pardo oscuro, con un filum blanquecino a un lado.
4. VARIEDADES:
En nuestro país, se distinguen dos tipos de lúcuma: “Lúcuma de Seda” y
“Lúcuma de Palo”. Se denomina Lúcuma de Seda a los frutos de lúcuma que al
madurar presentan textura suave. En caso contrario, los frutos son llamados
Lúcuma de Palo.
Ambos tipos de fruto pueden aparecer en un mismo árbol, en caso de ocurrir
variaciones bruscas en el clima, especialmente con la temperatura. La Lúcuma
de Seda posee una pulpa harinosa, color amarillo intenso , suave al paladar y
dulce, mientras que la Lúcuma de Palo tiene pulpa dura, no apropiada para el
consumo en fresco
5. CULTIVO:
Los árboles de lúcuma, como la mayoría de las plantas cultivadas en el suelo,
absorben nutrientes a través de sus raíces. Estos nutrientes provienen de una
variedad de fuentes que incluyen la descomposición de materia vegetal y animal,
estiércol y aplicaciones de fertilizantes. Con el tiempo, el suelo pierde nutrientes
a través de la lixiviación, largos períodos de clima húmedo, escorrentía, erosión
y cosecha. El desarrollo y mantenimiento de un sistema radicular saludable
determina el éxito del árbol de lúcuma, por lo que mantener la fertilidad del suelo
es una parte importante del cuidado del árbol.
Tipo de fertilizante
En algún lugar de la bolsa o caja de fertilizante, encontrarás un conjunto de tres
números, como 10-10-10. El primer número representa la cantidad de nitrógeno
en el fertilizante. Los números segundo y tercero representan la cantidad de
fósforo y potasio, respectivamente.
El nitrógeno es responsable del exuberante follaje verde. El fósforo ayuda a la
fotosíntesis, al transporte de nutrientes a través de la lúcuma y al desarrollo de
un sistema radicular fuerte. El potasio construye flores fuertes y saludables. Una
fórmula de fertilizante 5-2-6 es ideal para el árbol de lúcuma ya que tiene
suficiente nitrógeno para ayudar al árbol a desarrollar follaje y potasio adicional
para la floración y fructificación del árbol.
El bajo nivel de fósforo ayuda a evitar la acumulación excesiva de fósforo en el
suelo, lo que puede impedir la capacidad de los árboles para absorber los
micronutrientes.
¿Cuándo fertilizar?
Los árboles de lúcuma jóvenes (menores de dos años) requieren aplicaciones
más frecuentes de fertilizante que los árboles más viejos. Aplicar fertilizante al
árbol inmaduro en marzo, mayo y julio. Alimenta al árbol maduro solo una vez al
año, en junio, y solo si una prueba de suelo confirma una deficiencia de
nutrientes en el suelo. Según los maestros jardineros, los árboles de lúcuma que
crecen en suelos arcillosos o francos arenosos, que se regan regularmente,
generalmente no requieren fertilizantes.
Los fertilizantes granulares se aplican mejor con un esparcidor de difusión.
Espolvorea el fertilizante completamente alrededor del árbol de lúcuma, desde 6
pulgadas de distancia del tronco hasta 1 pie más allá de la línea de goteo. Los
fertilizantes granulados requieren agua para su activación, por lo tanto, riega el
área fertilizada lentamente y a una profundidad de 10 pulgadas para empapar el
producto en el suelo.
Lugar de cultivo
Los jardineros en muchos climas pueden cultivar árboles frutales de lúcuma, pero
el tipo correcto de suelo asegurará un crecimiento más saludable y una cantidad
abundante de producción de fruta. En general, los árboles de lúcuma crecen
mejor en suelos con buen drenaje y abundantes nutrientes.
Las colinas de Lúcuma, tienen una configuración irregular y muy desigual. Las
partes más bajas del lado suroeste, entre 190 y 300 metros sobre el nivel del
mar. El suelo es pedregoso y arenoso, con pendientes entre 40 y 70% de
inclinación, cuya ascensión es muy difícil. En algunas zonas hay
Grandes muros de roca, en cuyas grietas se desarrollan principalmente
“begonias” y “helechos”.
Por otro lado, el piso altitudinal intermedio, entre 300 y 500 metros sobre el nivel
del mar, es una pequeña meseta, con una ligera inclinación, donde aún se
mantiene el estrato arbustivo-arbóreo. Estas especies crecen a lo largo de las
tres corrientes, con un suelo aparentemente arcilloso-arenoso.
Por otro lado, las partes altas, entre 500 y 700 metros sobre el nivel del mar, son
muy resistentes con colinas muy empinadas con paredes rocosas y suelo muy
arcilloso. El predominante del tipo herbáceo. El suelo de Lomas de Lúcumo se
caracteriza por tener un pH de 6.5; Condiciones adecuadas para el crecimiento
de la vegetación.
En cuanto a su textura, tiene 70% de arena, 28% de limo y 2% de arcilla, es
decir, es un suelo arenoso con un contenido de fósforo relativamente alto de 61.3
ppm, característica típica. Porque los suelos de la costa tienen un bajo nivel de
esta macro.
Plantas cultivadas en el suelo
Como regla general, la mayoría de las plantas de lucuma prefieren de 1 a 2
pulgadas de lluvia natural a la semana. Si su área no recibe tanta lluvia,
necesitará regar sus plantas. Esto significa regar las plantas profundamente para
saturar el suelo hasta el nivel de la raíz una o dos veces por semana, o siempre
que el suelo se seque al tacto a 1 pulgada por debajo de la superficie. El suelo
que drena demasiado rápido puede hacer que sus plantas luchen por sobrevivir
y que requieran un riego más frecuente. En un suelo extremadamente arenoso
o arenoso, esto podría significar regar más de una vez al día.
Plantas en Contenedores.
Las plantas de lucuma que crecen en recipientes necesitan un riego más
frecuente que las que crecen en el suelo. Esto se debe a que el agua se filtra
rápidamente a través del fondo de la maceta con cada riego, el suelo se calienta
y se seca rápidamente en el sol de verano y las plantas que experimentan un
rápido crecimiento pueden usar el agua disponible rápidamente. Si el suelo de
sus contenedores se seca durante el día, es posible que tenga que regarlos dos
veces al día.
La iluminación
Apoya a los árboles jóvenes con estacas durante 2 o 3 años. Las frutas de
lúcuma necesitan mucho sol para madurar (al menos de 6 a 8 horas de luz solar
directa cada día), así que elige un lugar soleado para plantar tu árbol de lúcuma.
Usa estacas para ayudar a que el tronco de tu joven árbol crezca recto y alto, y
promueve un sistema de raíces más equilibrado.
Si vives en un clima relativamente más fresco, es posible que desee plantar el
árbol en un lugar más protegido, como al lado de una pared, para protegerlo de
los vientos fuertes y las heladas. Solo asegúrate de que todavía estará a pleno
sol.
METODO DE CULTIVO
Paso 1: Elige frutas de carne blanca para climas más fríos. Si deseas cultivar un
árbol de lúcuma en un área más fresca, las frutas de pulpa blanca son una mejor
opción que las frutas de pulpa anaranjada. Las frutas de carne blanca también
se desempeñan mejor en las áreas costeras.
Paso 2: Retira las semillas de la fruta. Si deseas cultivar un árbol de una fruta
que ya tienes, debes comenzar por sacar las semillas de la fruta. La mayoría
tienen de tres a cinco semillas. Las semillas son bastante grandes y marrones.
Algunos cultivadores advierten contra el cultivo a partir de semillas si planeas
comer la fruta, ya que no sabes exactamente cómo se desarrollará la fruta. De
hecho, puede que no produzca fruta en absoluto. Sin embargo, será una planta
ornamental perfectamente fina de cualquier manera. Comprar un pequeño
arbolito es una mejor idea si quieres que crezca fruta.
Paso 3: Enjuaga las semillas. Asegúrate de que toda la fruta esté fuera de las
semillas quitándola con los dedos. A continuación, ejecuta las semillas con agua
fría, eliminando cualquier resto de pulpa y jugo de fruta restante.
Paso 4: Tu mejor apuesta para encontrarlos es un minorista en línea. Por
ejemplo, es probable que los sitios de semillas de herencia o tiendas
especializadas de semillas los lleven.
Cultivo de semillas
 Paso 1: Prueba un medio sin tierra. Las vainas de turba funcionan bien para
cultivar semillas de lúcuma, que puedes comprar en tu centro de jardinería
local. Coloca una semilla en cada arranque. Sin embargo, las semillas son
bastante resistentes y probablemente también germinarán en el suelo de
macetas.
Las semillas de lúcuma no necesitarán ser estratificadas o puntuadas, como
hacen otras semillas.
Riega las semillas después de plantarlas en sus macetas. Mantenlos regando
ligeramente una vez al día hasta que empiecen a brotar. Después de eso,
riega las vainas cuando estén secas.
 Paso 2: Preparar el suelo en el lugar del trasplante. Cuando alcancen
aproximadamente medio pie, necesitarás trasplantar las plantas de semillero
a una maceta más grande. También puedes trasplantarlos afuera si tiene un
clima templado. Puedes hacerlo bien en la mayoría de los suelos, pero
puedes hacer que las condiciones sean más favorables. Mezclar en material
orgánico para fertilizar ligeramente el suelo. Agrega algo para mejorar el
drenaje, como la turba.
 Paso 3: Trasplantarlos a una olla más grande. Asegúrate de que las raíces
estén algo expuestas antes de replantar. Puedes girar una manguera en las
raíces si lo necesitas. Coloca la tierra en una olla más grande y
colocasuavemente la nueva plántula (con el medio original) en la olla. Rodea
el sistema de raíces con tierra hasta llegar a la base de la planta.
 Paso 4: Planta el árbol afuera. Elige un lugar soleado para tu árbol. Cavar un
agujero que es más grande que el sistema de raíces, aunque solo un poco.
Asegúrate de que las raíces estén parcialmente expuestas girando una
manguera sobre ellas. Coloca el árbol en el suelo y empaca la tierra a su
alrededor.
Si se está plantando en un lugar con inviernos suaves, siembra afuera en el
otoño. Al tener inviernos más fríos, planta el árbol afuera a principios de la
primavera.
Si se está plantando más de un árbol, debe plantarse a una distancia de 25
a 30 pies del siguiente árbol de lúcuma. Pero si se trata de un árbol enano,
puede alejarse con solo 13 pies o más de distancia.
 Paso 5: Riega la planta. En el interior, riega la planta cuando el suelo esté
seco. Afuera, riega cuando pones el árbol en el suelo. Después de eso, riega
tres veces por semana durante al menos tres o cuatro meses, lo que ayudará
al árbol a echar raíces.
Da suficiente agua para remojar las raíces, pero no dejes agua estancada.
Limpieza del terreno
Limpia el terreno de pajote alrededor del árbol. El árbol debe estar libre de
competencia. Por lo tanto, es mejor eliminar cualquier vegetación en un diámetro
de 3 pies alrededor del árbol. Puedes usar un herbicida para matar la vegetación.
Agrega mantillo después de que la vegetación muera para que no tengas que
volver a usar herbicida.
Introducción de las semillas en el suelo
Escoge si vas a plantar cortando o sembrando. El proceso de crecimiento de
cualquiera de ellos es aproximadamente el mismo. Sin embargo, aunque es más
común plantar árboles de lúcuma por semilla, los esquejes son en realidad más
óptimos. Los recortes producen más frutas y frutas de mejor calidad en
comparación con las semillas, pero las semillas son más baratas.
Comienza tus árboles de lúcuma
 Las lúcumas a menudo se propagan a partir de esquejes de madera dura.
Los recortes se deben tomar a fines del otoño o principios del invierno y
deben tener una longitud aproximada de 10 pulgadas (25 cm).
 Otro método común es comenzar los árboles de lúcuma a partir de semillas.
Las semillas se deben plantar a fines del invierno o principios de la primavera.
Se pueden plantar directamente en el suelo o comenzar en una maceta
pequeña.
 Cosecha una fruta de lúcuma después de que madura y se vuelve un color
amarillo intenso. Córtalo y saca las semillas con un tenedor de cocina.
 Limpia las semillas frotándolas repetidamente entre sus manos con agua
corriente.
 Coloca las semillas en una bolsa plástica de cierre automático parcialmente
llena con arena húmeda. Deja la bolsa de semillas y arena en el refrigerador
hasta el momento de la siembra a principios de primavera.
 Planta semillas en pequeñas macetas individuales llenas de tierra húmeda
para macetas. Dispersar las semillas en la superficie, cubriendo ligeramente
con un poco de tierra.
 Coloca las plantas en un lugar cálido y mantenlas húmedas, pero no mojadas
con riego frecuente. Espera que las semillas germinen en aproximadamente
seis semanas.
Selección
Retirar los frutos en el primer y segundo año. El tamaño y el peso de las lúcumas
maduras pueden hacer que las ramas jóvenes se rompan. Puede parecer un
desperdicio, pero recoger la fruta en una lúcuma joven antes de que madure les
da a las ramas tiempo para crecer lo suficientemente fuerte como para sostener
una cosecha completa. En última instancia, tendrás un árbol más productivo.
Después de su segundo año, tu lúcuma debe ser lo suficientemente fuerte como
para dar fruto. Permite que la fruta madure en el árbol el mayor tiempo posible.
Las lúcumas completamente maduras típicamente se cosechan justo antes de la
primera helada.
Cortar el tallo de la fruta. Las lúcumas no son fáciles de arrancar del árbol, incluso
cuando están maduros. Para quitarlos, deberás cortar los racimos con tijeras de
podar. De lo contrario, puedes lastimar o dañar la fruta.
Cuando fructifique, espere a que la fruta madure en el árbol. Estas frutas no
maduran bien del árbol. Busca el color adecuado en función de la variedad que
estás cultivando.
Protección
Podar los árboles jóvenes en invierno y verano. Durante los primeros 3 años,
podar en el verano justo después de que el árbol haya terminado de fructificar, y
luego otra vez en el invierno antes de que los brotes empiecen a hincharse.
Siempre poda en un día relativamente seco para reducir la posibilidad de
propagación de enfermedades o infecciones.
Después del primer año, evita podar más de un tercio de las ramas del árbol a
menos que el árbol esté enfermo o dañado de manera significativa. Es posible
que desees podar un poco más agresivamente en el primer año del árbol para
establecer la forma en que deseas que crezca el árbol, pero trata de no tomar
más del 50 por ciento del nuevo crecimiento.
En el verano, podar las hojas muertas o dañadas. También es posible que
desees eliminar el follaje que protege los frutos del sol.
Cada invierno, podar aproximadamente un tercio del nuevo crecimiento de la
temporada anterior.
Los jardineros en muchos climas pueden cultivar árboles frutales de lúcuma, pero
el tipo correcto de suelo asegurará un crecimiento más saludable y una cantidad
abundante de producción de fruta
PLAGAS Y ENFERMEDADES DE LA PLANTA DE LÚCUMA
 Antracnosis.
La antracnosis es un grupo de enfermedades fúngicas con síntomas similares.
Las enfermedades atacan tallos, hojas, flores y frutos. Comúnmente llamada
tizón del árbol, la antracnosis deja lesiones oscuras antiestéticas en el follaje.
Las infestaciones severas matan hojas y ramitas y crean cancros en el tronco y
las ramas, destruyendo el tejido de las plantas en el proceso. Los árboles jóvenes
son los más vulnerables a la antracnosis. Los hongos llegan a través de pilas de
ramas de árboles muertos, ramitas y hojas en el suelo. El agua infectada que se
propaga a través de la lluvia o los rociadores también lleva esporas de hongos.
Los fungicidas disponibles comercialmente controlan la propagación de la
antracnosis.
 Phytophthora
Incluye varias enfermedades de la pudrición de la raíz y la corona que causan
daños severos a los árboles de lúcuma. Los signos de la pudrición de la raíz y la
corona incluyen decoloración de las hojas, follaje empapado en agua y marchita
más crecimiento retardado.
La pudrición de la raíz funciona rápidamente, y los árboles jóvenes mueren
rápidamente a medida que sus tallos y raíces comienzan a tornarse de color
marrón y blando. Phytophthora puede tomar algunas temporadas para matar
árboles más viejos.
Phytophthora prospera en un suelo mal drenado y se propaga cuando el suelo
infestado se trasplanta a otros lugares. Mientras que los fungicidas pueden
ayudar a prevenir infecciones, la podredumbre de la raíz y la corona es difícil de
contener.
 Moho
La roya es una enfermedad fúngica que se parece a su homónimo de óxido de
hierro. Los árboles de lucuma infectados con óxido desarrollan masas de
esporas rojas, amarillas y anaranjadas llenas de polvo en las hojas.
La inflamación del tejido de la hoja y los cancros también pueden ocurrir a
medida que la roya agota el árbol de nutrientes. Viento, agua e insectos esparcen
esporas de óxido. La humedad ayuda a que la enfermedad prospere. El control
manual de la oxidación incluye cortar el follaje infectado.
Para el control químico, usa fungicidas disponibles en tiendas de jardinería. Evita
las oxidaciones manteniendo el área alrededor del árbol libre de escombros,
especialmente las hojas y ramas infectadas. Los fungicidas también pueden
ayudar a matar algunas especies de óxido.
 Enfermedad de escalas y trips
Las escamas y los trips atacan las hojas de las hojas de fresa, chupando los
jugos de las plantas. No solo dañan los árboles, los insectos facilitan la
propagación de enfermedades. Las escamas tienen partes de la boca que
perforan, mientras que los trips tienen bocas con forma de aguja alineadas con
dientes afilados para cortar las hojas.
Las escamas blandas producen la ligamaza pegajosa, que atrae las esporas del
moho negro. La enfermedad fúngica cubre las hojas en polvo gris carbón a
negro. Los trips tienen cuerpos oscuros alargados y pueden propagar
enfermedades como el moho. Use espray de jabón insecticida para los insectos
y fungicida para el moho.