Está en la página 1de 2

NICANOR PARRA: ALGUNOS HITOS QUE MARCARON LA VIDA DEL ANTIPOETA

Una larga vida llena de creaciones y revoluciones. Nicanor Parra está dentro de los grandes nombres de la literatura
mundial por haber entregado humor y agudeza a un ambiente marcado por la seriedad..

Cuatro carreras

Su destacado rendimiento y sus ambiciones lo llevaron a estudiar Matemática y Física , también se matriculó en otras
tres carreras: Leyes, Ingenierías e Inglés.

El inspector Poeta

Su situación económica era precaria y la beca entregada por la Liga de Estudiantes Pobres no era suficiente, por lo
que entró a trabajar como inspector en su antiguo internado.

Gabriela Mistral

Tras recibirse como profesor en 1937, se trasladó nuevamente a Chillán a realizar clases en su antiguo liceo. Ahí
publicó su primer poemario titulado Cancionero sin Nombre, por el que recibió, un año más tarde, el premio
Municipalidad de Santiago y el reconocimiento de una grande de la literatura: Gabriela Mistral.

Quebrantahuesos

Luego de su retorno a comienzos de los años ’50, se unió a los poetas Enrique Lihn y Alejandro Jodorowsky para
realizar su primera exposición.

Así nacen los Quebrantahuesos, una selección de poesías hechas con recortes de diarios y plasmadas en murales gracias
a la técnica del collage.

El salto a la antipoesía

Ya con Poemas y Antipoemas (1954) publicado, Nicanor comenzó a dar forma a su estilo propio y la recepción en Chile
y Latinoamérica fue positiva. De esta forma su flujo creativo se aceleró y dio inicio a una cadena de libros que lo
definieron y proyectaron como un referente.
Reconocimientos literarios

Dentro de la gran lista de reconocimientos que Nicanor Parra lucía, eran tres los que más se destacaban. El primero de
ellos fue en 1969, cuando recibió el Premio Nacional de Literatura, debido al cambio que comenzaba a generar con su
prosa. Muchos años más tarde, en 1991, fue el primero en recibir el Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe
Juan Rulfo, que lo posicionó en el continente.

En el año 2011 obtuvo un importante reconocimiento cuando la Asociación de Academias de la Lengua Española, a
través del Ministerio de Cultura de España, decidió entregarle el Premio Miguel de Cervantes, el más valorado en
nuestro idioma.

Violeta, árbol florido

Mucho se ha escrito sobre el estrecho vínculo que compartieron Nicanor y Violeta Parra, y cómo esa relación se tradujo
en impulso y fuente permanente de inspiración para la obra de cada uno de ellos. “La Viola y yo somos la misma
persona“, escribió él alguna vez. “Sin Nicanor, no hay Violeta“, dijo ella.

Cuando Violeta murió, el 5 de febrero de 1967, la única carta que dejó iba dirigida a su hermano mayor. Él escribió
entonces su “Defensa de Violeta Parra“, una elegía que sentenciaba: “Todos los adjetivos se hacen pocos / Todos los
sustantivos se hacen pocos / Para nombrarte”.

Últimas Instrucciones

Si bien el 23 de enero de 2018 Nicanor Parra nos dejó, en 1969 publicó, como parte del libro Obra Gruesa, un
antipoema llamado “Últimas Instrucciones” en el que entregaba las peticiones para su muerte.

“Ahora bien —ahora mal— ahora / vélenme con los siguientes objetos: un par de zapatos de fútbol, una bacinica
floreada, mis gafas negras para manejar, un ejemplar de la Sagrada Biblia”.