Está en la página 1de 8

12

Entretextos

R T E
L OA
D E T
C A T E X ez
*

Í T I N M art
í n

C R CO uti
érrez

LAN EL IAL
l G
anie
isD
E OC Lu *Profesor Investigador de la Universidad
Popular Autónoma del Estado de Puebla

S
dapatrida@yahoo.com.mx

La complejidad de los discursos artísticos la atribución de la cualidad de la obra de


del siglo XXI, dentro de un sistema arte parece revelar lo arbitrario del sistema,
social como el nuestro, se caracteriza lo importante no es preguntarse ¿qué es el
por su diversidad, dinamismo interactivo arte? sino ¿cuándo hay arte?, o ¿qué es lo
y, en repetidas ocasiones, por cierta que hace que una obra de arte sea arte?
controversia que genera reacciones y Hay arte -sostiene Goodman- cuando una
juicios contrapuestos a la idea tradicional cosa funciona simbólicamente como obra
del arte. A partir de los años setenta del de arte. Lo cual implica que lo que convierte
siglo pasado, la tensión entre las obras, a un objeto en arte no son sus cualidades
el autor, el lector y las instituciones intrínsecas, sino su relación con el contexto
expertas del mundo del arte se agudizó (Guasch, 2003:226).
de tal manera que muchos especialistas
se dedicaron a buscar respuestas a las Es el tejido social, entendido como un
nuevas preguntas que se derivaron de esas entramado de intereses políticos sobre un
manifestaciones. mismo asunto, existente en un momento
determinado de la cultura, lo que establece
Según Goodman, en una época en que los el valor y el sentido de la obra. Luego,
criterios de evaluación se debilitan y donde ¿cuál es el contexto social actual que

México
Entretextos UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA LEÓN

determina el arte vigente? Para muchos circula en línea tiene un ritmo más
críticos contemporáneos, la civilización acelerado, obtiene respuestas y opiniones
de nuestros días se presenta con las inmediatas, mientras que participa
mismas características que un espectáculo, simultáneamente en la re-generación de
dentro de escenarios que se multiplican conceptos valorativos del arte. A mucha
virtualmente acercando de manera rápida “gente culta”, que ha permanecido en el
y eficiente a los grandes públicos con el confort de las galerías y los templos de
show. En una publicación reciente, Vargas la cultura, le resulta indescifrable el arte
Llosa (2012) recuerda que Debord, en actual (el mismo Vargas Llosa desprecia
1967, calificó a la sociedad occidental la banalización del arte contemporáneo
como “un espectáculo” de la misma forma y ruega malsanamente por reivindicar
en que Marx había llamado “alienación la “alta cultura”); sin embargo, lo que
social” a las reacciones de las masas suplican los nuevos artificios visuales
sobre la mercancía de la cultura. Dentro no es un conformismo contemplativo
de ese intercambio de bienes culturales, dirigido a las altas esferas de la sociedad,
la sociedad enajenada con la publicidad, sino una discusión colectiva y razonada
los medios masivos de comunicación que permita extender los campos de la
y el fácil acceso a la información, se interpretación y la creación.
acercó deliberadamente al arte como
una oferta más de entretenimiento: una El arte hoy básicamente se instala -o bien
idea extendida de la tesis adorniana, circula on line-, ya no exhibe, y por ello
que consideraba a la cultura como una gesta nuevas maneras de entender la
mercancía. experiencia estética, menos contemplativa
y pasiva, más dinámica y comprometida: “El
Las comunidades público del arte, los consumidores de arte
tradicionales del arte y de procesos de creación, deben aspirar
a ser ellos mismos creativos para poder
perdieron exclusividad consignar el valor de la producción de los
artistas […] toda interacción entre el público
Con la divulgación masiva de la obra y el objeto artístico se describe como una
artística, las comunidades tradicionales interpretación. (Bonet, 2003:292).
del arte (museos, bienales y ferias de arte
que exhiben la obra soportada por su Por eso la crítica puede considerarse
materialidad y montada sobre la pared) como una prolongación o un tentáculo
perdieron exclusividad, pero ganaron con el que el arte intenta vincularse a la
conectividad: las relaciones mediáticas sociedad. Los nuevos sistemas políticos y
colectivas generan e intercambian ideas, los intercambios sociales que aparecieron
recursos, espacios y opiniones que durante la segunda mitad del siglo XX
enriquecen la producción del arte en permitieron el derrumbamiento de los
un espacio más democrático; así, la estatutos universales que la Ilustración
crítica artística elevó su participación había venido dictando sobre la idea de
global, puesto que las nuevas redes de las cosas, de las opiniones sobre ellas y
tránsito del arte funcionan al mismo de las posibilidades de crearlas; aceptando
tiempo como el vehículo de las opiniones así que los hechos que se nos presentan
generadas virtualmente. El arte que comúnmente de manera natural y artificial

13
Entretextos UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA LEÓN

admiten “muchas verdades”. Esto es, que la naturaleza epistemológica de los acon-
los diferentes puntos de vista sobre un tecimientos. El sujeto sensible contempo-
mismo objeto de estudio -para nuestro ráneo, por efecto de la abundante y cada
caso el objeto artístico- no deben ser vez más acelerada forma de procurarse
analizados desde una misma posición información mediática, se convierte en
(una pro-posición establece relaciones un individuo más crítico y lleno de posi-
de lugar) sino que el sentido más amplio bilidades para expresar su conocimiento
y objetivo sobre los hechos puede valo- adquirido; por ello la paradoja y la ironía
rarse desde distintos enfoques, siempre gobiernan el discurso del actual arte.
y cuando los juicios
establecidos sean Los diferentes mo-
admitidos por una dos de ver de la so-
comunidad de ex- ciedad, la transfor-
pertos que legitime mación de la mirada
su veracidad, pues de y las distintas formas
lo contrario, reinaría de crear imágenes
la subjetividad y la han impactado a to-
arbitrariedad de los das las generacio-
valores (Picasso, con nes del pensamiento
su apuesta cubista, contemporáneo; hoy,
arremete contra los en una era llena de
conceptos de mime- estímulos visuales
sis y realidad desde y discursos multi-
una postura filosó- sensoriales, nuestra
fica, cuyos juicios capacidad de ver
son admitidos por también se ha trans-
una comunidad del formado, sigue en
Ángel de la guarda
conocimiento). Para constante evolución,
Lyotard los “grandes relatos” se desme- tratando de definir a toda prisa lo que
nuzaron durante de la Guerra Fría, en una somos, aunque ese intento de definición
época que denominó “posmodernidad”, sufra una caducidad acelerada. Lipovetsky,
cediendo así a la fragmentación de los por ejemplo, ha sugerido la expiración
discursos determinados por un contexto. del término posmodernidad, acuñado por
Ningún estrato político o ideológico de la Lyotard, para nombrar nuestra cultura y
sociedad quedó exento de la “condición se da cuenta que mirarnos, es un ejercicio
posmoderna” y por supuesto, el mundo que pertenece al imperio de lo efímero:
del arte se descubrió a sí mismo frágil, Nuestra mirada, es una mirada hipermo-
susceptible y vulnerable ante las nuevas derna, donde el superlativo afecta nuestra
circunstancias sociales. En cierto modo, lo sensibilidad a toda velocidad:
que el espíritu contemporáneo aprendió
de la Modernidad fue una cuestión de Hipermodernidad: es una sociedad liberal,
actitud respecto de las cosas del mundo caracterizada por el movimiento, la fluidez,
ordinario: alejarse de la ingenuidad co- la flexibilidad, más desligada que nunca de
brando conciencia de su propia realidad los grandes principios estructuradores de la
(quiero decir de su propio contexto) y de modernidad, que han tenido que adaptarse

14
Entretextos UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA LEÓN

al ritmo hipermoderno para no desaparecer el lugar donde accedemos a las obras de


(Lipovetsky, 2001:27). arte. En tales circunstancias, casi cualquier
cosa puede ser una obra de arte si está
En esa misma dirección Zigmunt determinada por un contexto particular.
Bauman apoya una definición de arte Así menciona Anna María Guasch:
contemporáneo que tiene que ver con
la fluidez acelerada de sus discursos, un Danto y Goodman defienden la función de
arte caracterizado por la transitoriedad conocimiento del arte y la existencia de
de sus manifestaciones. Luego entonces, “múltiples verdades”. Esta individualidad no
¿una mirada líquida? Nuestra capacidad de invalida las teorías como la llamada “teoría
institucional del arte” de George Dickie,
Una definición de arte según la cual un artefacto se convierte en
contemporáneo que tiene obra de arte en tanto que haya recibido el
que ver con la fluidez status de tal por una o varias personas en
nombre de una institución social conocida
acelerada de sus discursos con el nombre de “mundo del arte”. Para
aprehender la realidad está determinada Dickie, “cualquier artefacto puede llegar a
por comprender la visualidad y las ser una obra de arte si hay consenso en el
diferentes formas en que se nos aparece. mundo del arte”. (2003:225).
¿Es nuestra mirada una circunstancia que
transita en el tiempo?, ¿podemos afirmar Y a la pregunta de ¿cuándo hay
que nuestra sensibilidad se transforma arte? podemos estar de acuerdo en
al ritmo en que las imágenes fluyen? Las que hay arte cuando algo funciona
divergencias sociales imprimen velocidad simbólicamente como arte. Seguramente
a los relatos del arte. las nuevas preguntas en torno al arte
contemporáneo son de carácter filosófico;
alejadas de la ingenuidad, ponen en crisis
Desde la primera década del siglo veinte
las artes visuales llevaron los objetos
cotidianos al museo como una respuesta
Hay arte cuando algo
dialógica a la secularización del arte. En el funciona simbólicamente
nuevo escenario del arte contemporáneo como arte
no sólo se verifica el recurso del objeto
banal como portador de valores estéticos, las afirmaciones sobre su naturaleza,
además, su trabajo transgrede la idea de luego entonces el artista se convierte
soporte y contenedor desmaterializando en un promulgador social de ideas
el vehículo de la obra y dejando al que ejercitan el pensamiento. Ya Danto
desnudo un puro concepto, como apunta había sugerido que Andy Warhol podría
Pilar Bonet “la obra de arte ya no es considerarse un filósofo. Y a la pregunta
considerada como un objeto físico sino ¿Qué distingue a las cajas brillo de Warhol
como un status mental”. De esta manera, de los simples objetos de consumo?
la certidumbre de estar de cara a una –responde Danto filosóficamente-: Un
obra de arte se esfuma, como de igual contexto. Un contexto social determinado
manera el espacio donde se presenta: la por los valores vigentes de la cultura.
virtualidad; que en muchos casos, suele ser

15
Entretextos UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA LEÓN

Entonces ¿cuál es la tarea propia de la que ese algo que consideramos arte está
crítica del arte contemporáneo? Sin incompleto y necesita ser interpretado;
duda la crítica sigue jugando un papel en la medida que una obra se exhibe pú-
fundamental en los sistemas políticos de blicamente, reclama una exégesis, sólo de
la cultura, ya sea para reflexionar sobre la esta manera se completa su discursividad,
propia naturaleza del arte, para legitimar el significado se desborda de la obra de
o para conectar los diferentes agentes arte para concretarse en el imaginario
que participan en la compleja red de los conceptual de los espectadores-lectores.
valores simbólicos de nuestros tiempos. Así pues, existe la crítica porque una obra
De manera inmedia- puede ser interpre-
ta podemos afirmar tada socialmente de
que existe obliga- más de un modo. Los
damente la crítica juicios de valor, de
porque hay algo que verdad y de belleza
consideramos, o al sobre su apreciación
menos sospechamos, son contingentes;
que es una obra de pueden suceder o no
arte; Incluso sobre suceder de lector en
la insospechada for- lector y de lectura en
ma en que se nos lectura, por lo tanto
presente el arte, po- los juicios valorativos
demos advertir pre- de la obra de arte
misas que indican su necesitan discerni-
naturaleza: el espacio miento. Por último,
donde se manifiesta, la crítica existe para
la autoría, la factura mediar entre el ar-
o su relación poética tista, la obra y los
de ese algo con el diferentes públicos a
Mal humor
mundo ordinario y, los que se enfrenta,
que además, existe una teoría o postura preparando un terreno seguro que permi-
sobre ello. Hay crítica porque existe una ta al interesado acceder para luego emitir
diversidad de opiniones sobre ese algo sus propios juicios.
que consideramos arte; de lo contrario, no
merecería sino un comentario: al parecer la Por otra parte, la crítica supone un proble-
ma, enfrentarse a situaciones de conflicto
¿Cuál es la tarea propia ante un hecho artístico, una situación
violenta de cambio que requiere una
de la crítica del arte reflexión sobre su comportamiento para
contemporáneo? comprenderlo: un estado de “crisis”, ante
lo cual sobreviene la perplejidad. El arte,
crítica se opone al comentario como el análisis ya que están en juego muchos factores
de una forma visible al descubrimiento de un evaluativos, pone en un estado de crisis
contenido oculto, menciona Michel Foucault al intérprete. Es tarea del crítico respon-
en Las palabras y las cosas (2005). De ahí sable facilitar los significados de la obra al
que, existe necesariamente la crítica por- lector en cuestión. El problema del arte es

16
Entretextos UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA LEÓN

objeto de estudio para el crítico y dicho Un portavoz de la colectividad que


problema puede pertenecer al ámbito construye puentes de significación entre
estético, psicológico, sociológico, filosófi- las cosas que aceptamos como obras de
co, histórico o antropológico. La palabra arte, los espacios donde la obra misma
“crítica” tiene su origen en el concepto se exhibe, los medios por donde circulan
griego Krínein que significa “analizar y sepa- los discursos artísticos y los diferentes
rar”, el crítico debe ser capaz de discernir públicos a los que se les muestra; esa es, a
sobre la cuestión. El significado de “crítica” grandes rasgos, la idea que la participación
está familiarizado por su etimología con social exige de la crítica contemporánea.
la noción de “criterio” entendido como La crítica ha de interesarse en los
una “norma para conocer la verdad”.
Cuando aceptamos que el arte participa Quien no pueda tomar
colectivamente en todos los sectores de partido debe callar
la sociedad, los problemas del arte son
también de la competencia de todos los acontecimientos propios de su tiempo y
individuos de una cultura, por lo cual, realidad, de su contexto y de los juicios
interpretativos que la sociedad exige en
Existe la crítica porque una ese momento:

obra puede ser interpretada Para Krauss, la crítica más que un ejercicio
socialmente de más de un valorativo o historicista, se debe situar
modo en el terreno de la fenomenología, el
estructuralismo y de la semiótica, para abrir
todo sujeto es susceptible de tropezarse la práctica crítica a cuestiones relativas a
ante un momento crítico cuando de facto la copia, la repetición, la reproductibilidad
establece un contacto con la obra de arte del signo y la producción textual el tema.
y debemos aceptar también que está facul- (Guasch, 2003:130).
tado para discernir sobre ese encuentro
y manifestar una actitud crítica: La intención (de la crítica), como hemos
visto, radica más esencialmente en la
La crítica (literaria, artística) no surge como interpretación, acercarse al sistema de
un discurso especializado ni autónomo: signos que componen el edificio del arte
“es más bien un sector de un humanismo contemporáneo en su dimensión visual
ético general, indisociable de la reflexión para discernir los juicios, que en torno a
moral, cultural y religiosa”. Partiendo de ello, nos demanda una sociedad pensante.
que “todos estamos llamados a participar
en la crítica”, pues “todo el mundo tiene Menciona Rocío de la Villa que […] la
una capacidad básica de juicio” (aunque nueva crítica artística surge como respuesta
las circunstancias individuales puedan hacer a la exigencia que plantea la existencia de un
que cada persona desarrolle esa capacidad nuevo público de arte, en continua formación
de distinta manera), el crítico aparece como (Guasch, 2003).La crítica pues, asume su
un “mero portavoz del público en general, propia temporalidad y realiza su práctica
que formula ideas que se podrían ocurrir a sobre los problemas inmediatos de la
cualquiera y cuya tarea consiste en ordenar producción artística.
el debate general” (Guasch, 2003:25).

17
Entretextos UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA LEÓN

Legitimar. Probar la calidad de alguien o de veces de comisario y, luego entonces,


algo, suele ser otra circunstancia atribuida puede acceder fácilmente a foros o
a la crítica porque se sobrentienden varios espacios importantes de exhibición.
supuestos en el terreno donde ésta se Esta privilegiada condición del crítico es
desarrolla: Que el crítico es una autoridad sospechosa de objetividad porque sus
en el tema, por ende, tiene la capacidad opiniones funcionan como argumentos de
social-moral y el carácter para discernir y autoridad que en ocasiones responden a
enjuiciar acerca de la obra o de los artistas; intereses y juicios particulares.
hablar sobre algo y opinar acerca de sus
Las reseñas de las exposiciones realizadas
La sentencia del crítico, como por los críticos pretendían rescatar al artista
de la oscuridad y el olvido. En la economía
juez, es para muchos una simbólica de la crítica, el silencio sería la
condena irrevocable verdadera condena: el silencio equivale a la
no-existencia, a la relegación del artista al
valores es una responsabilidad social que Limbo. (Guasch, 2003:77).
ya W. Benjamin había promulgado: “quien
no pueda tomar partido debe callar […] la Así, la sentencia del crítico, como juez, es
crítica es una cuestión moral” (Benajamin, para muchos una condena irrevocable. En
1987:39). página 39 Criticar es una actitud este marco se debe insistir sobre la calidad
de carácter comprometido. moral que exige Benjamin. Asimismo
sugiere Anna María Guasch, citando a
Por otro lado, se da por hecho que la Sontag, que:
obra crítica del experto circula en los
medios calificados sobre el tema del Para Sontag, la crítica debería mostrar
arte (Tate Magazine, dOCUMENTA, únicamente “lo que hay” o lo que “aparenta
ArtForum, ArtNow, Lápiz, SalónKritik, haber” en cada obra, ya que lo que el crítico
etc.); además se entiende, aunque no puede llegar a descubrir no comporta
necesariamente, que el crítico hace las significado, sino una cadena de símbolos

Parásito (detalle)

18
Entretextos UNIVERSIDAD IBEROAMERICANA LEÓN

y una red de relaciones internas (Guasch, Existe hoy en día una necesidad de relatar el
2003:223). hecho estético acompañado de respuestas
donde la mediación de concepto y
Los juicios de valor que estructura la significado adquieren cada vez más
crítica de arte contemporánea, deben relevancia en los juicios y especulaciones
establecer criterios sólidos y coherentes del arte. Por eso es de capital importancia
con la sociedad de su tiempo y con su observar el fenómeno de las artes visuales
contexto. Hoy más que nunca, en una contemporáneas como un asunto social e
época llena de información y adelantos interpretativo, acercar las teorías estéticas
tecnológicos, el individuo es sensible a a las propuestas artísticas para ejercitar un
los fenómenos (signos estéticos) que se amplio sistema colectivo de análisis crítico
le presentan desde el exterior; y la nueva que ayude a cimentar las especulaciones
visualidad, el universo de imágenes que del arte de manera actualizada y objetiva.
nos acompaña cotidianamente, construye
un discurso diferente cada vez, donde lo
que intenta decirnos está más allá de lo
que vemos.

REFERENCIAS
Benjamin, Walter (1967) Calle de dirección única. Madrid: Alfaguara.

Foucault, Michel (2005) Las palabras y las cosas. México: Siglo XXI Editores.

Guasch, Anna María (comp.) (2003) La Crítica del Arte, Historia, teoría y praxis. Barcelona: Ediciones del Serbal.

Lipovetsky, Gilles (2001) Los tiempos hipermodernos. Barcelona: Anagrama.

Vargas Llosa, Mario (2012) La civilización del espectáculo. México: Alfaguara.

19

También podría gustarte