Está en la página 1de 3

TEORÍAS DE PROCESO DE DIRECCIÓN

El proceso de dirección consiste en realizar actividades mediante la aplicación de energía


física, intelectual e interpersonal para ofrecer productos, servicios e ideas. No todo puede
preverse o planearse. Sin embargo, en la mayoría de los casos hay un plan, explícito o
implícito, que sustenta la ejecución de cualquier actividad. La naturaleza de las
actividades varía mucho de un caso a otro. Todo depende del tipo de organización, los
objetivos, la competencia de las personas, la disponibilidad de recursos y de otros
factores. El proceso de dirección no es distinto de los demás procesos de administración.
El trabajo de cualquier naturaleza siempre es un proceso de ejecución; ejemplos de ello
son el liderazgo, la planeación, la organización y el control.

Importancia de la Dirección en administración: La función de dirección se relaciona


directamente con la manera de alcanzar los objetivos a través de las personas que
conforman la organización. La dirección es la función administrativa que se refiere a las
relaciones interpersonales de los administradores en todos los niveles de la organización,
y de sus respectivos subordinados. Para que la planeación y la organización puedan ser
eficaces, deben ser dinamizadas y complementadas por la orientación que debe darse a
las personas mediante la comunicación, capacidad de liderazgo y motivación adecuadas.

Para dirigir a los subordinados, el administrador debe comunicar, liderar y motivar. Dado
que no existen empresas sin personas, la dirección constituye una de las más complejas
funciones administrativas porque implica orientar, ayudar a la ejecución, comunicar,
liderar, motivar, entre otros. La dirección es un proceso interpersonal que determina
relaciones entre individuos.

La dirección debe incluir dos aspectos: guiar y motivar el comportamiento de los


subordinados, adecuándolos a los planes y cargos establecidos y comprender los
sentimientos de los subordinados y los problemas que enfrentan cuando traducen los
planes en acciones completas.

Funciones de la Dirección en administración: Implica conducir, guiar y supervisar los


esfuerzos de los subordinados para ejecutar planes y lograr objetivos de un organismo
social.
Elementos de la dirección en administración

• Ejecución de los planes de acuerdo con la estructura organizacional.


• Motivación.
• Guía o conducción de los esfuerzos de los subordinados.
• Comunicación.
• Supervisión.
• Alcanzar las metas de la organización

Principios de la Dirección en administración

• De la Armonía del Objetivo o Coordinación de Intereses: La dirección será eficiente en


tanto se encamine hacia el logro de los objetivos generales de la empresa.
• Impersonalidad de Mando: Se refiere a que la autoridad y su mando surgen como una
necesidad de la organización para obtener ciertos resultados.
• De la Supervisión Directa: Se refiere al apoyo y comunicación que debe proporcionar el
dirigente a sus subordinados durante la ejecución delos planes, de tal manera que éstos
se realicen con mayor facilidad.
• De la Vía Jerárquica: Postula al apoyo y comunicación que debe proporcionar el
dirigente a sus subordinados durante la ejecución de los planes, de tal manera que éstos
se realicen con mayor facilidad.
• De la Resolución del conflicto: Indica la necesidad de resolver los problemas que surjan
durante la gestión administrativa, a partir del momento en que aparezcan.

Ejemplos de actividades de dirección:


• Elaborar planes y realizar las actividades previstas en ellos
• Organizar un equipo
• Realizar una tarea operativa como montar un automóvil, llenar un formulario o atender a
un cliente
• Leer un libro, periódico o revista

Likert creó el denominado lidermómetro, “conjunto de escalas para evaluar el desempeño


de un líder y la satisfacción de los miembros o colaboradores”. En las cuales ubica cuatro
estilos gerenciales comunes: el primero es el autoritario explotador, caracterizado por el
temor y las amenazas, donde la comunicación fluye de arriba hacia abajo, y las
decisiones se toman desde la cúspide de la organización; además, se presenta un
significativo distanciamiento psicológico entre el subordinado y el supervisor. El segundo
estilo es el autoritario benevolente, donde el cumplimento se logra mediante
recompensas, aquí la información va de abajo hacia arriba, y muy esporádicamente se
dirige hacia arriba, se limita a las cosas que el jefe quiere escuchar; en tanto, la actitud de
los colaboradores es de subordinación frente a los superiores. El tercer estilo, el
consultivo, obtiene el cumplimiento como resultado de las recompensas, y en ocasiones
ocupa algunos castigos y propicia cierto involucramiento; asimismo, el cauce de
información empieza a convertirse en comunicación, y va hacia arriba como hacia abajo.

Existen diversas teorías de la dirección de empresas. Una de ellas propone clasificar la


dirección de empresas en tres modelos básicos de dirección:

Dirección autoritaria. En este modo se piensa de manera tradicional, el director es el


que tiene todo el poder así que las decisiones sólo dependen de él. Así mismo se espera
que los demás acaten sus órdenes, los mandatos no se discuten, hay una sola
perspectiva.

Dirección paternal. A esta dirección la identifica la añoranza de un ambiente familiar al


interior de la organización, pues el director pretende tomar la figura que tiene un padre
dentro del núcleo de la familia.

Dirección democrática. El estilo de esta dirección es un modelo muy parecido al paternal


con resultados óptimos ya que el área directiva invita a participar en la toma de decisiones
sin conservar su jerarquía.

Dirección tipo malla. Este es un modelo de dirección donde las dos vertientes
principales de la empresa tienen su base en el interés por las personas y por la
productividad.

Dirección general. Aquí se valora de verdad el respeto de los colaboradores pues su


dignificación influye de manera positiva, tanto dentro de la organización como en áreas
particulares de cada uno.

También podría gustarte