Está en la página 1de 3

La tecnología, un amigo de la seguridad o un síntoma del autoritarismo en

China
En china, puedes estar tranquilo caminando por la cuadra de tu casa, sentado en el metro
o tal vez jugando al futbol con tus amigos y de algo de lo que puedes estar seguro es que
vas a estar siendo observado por miles de cámaras, algo que tal vez para algunos puede
significar un control absoluto sobre la privacidad de los habitantes o para otros una forma
de manejar la seguridad del país a través de los avances tecnológicos desarrollados por este
auge observado en los últimos años en el país.
“Con millones de cámaras y miles de millones de líneas de código, China está construyendo
un futuro autoritario de alta tecnología. Pekín está acogiendo tecnologías como el
reconocimiento facial y la inteligencia artificial para identificar y monitorear a 1 400
millones de personas. El país busca montar un inmenso sistema de vigilancia nacional sin
precedentes, con la ayuda crucial de su floreciente industria tecnológica”. El autoritarismo
chino del futuro se basa en la alta tecnología. New York Times.
Este implemento de los nuevos desarrollos tecnológicos dentro del manejo de seguridad en
China, es una mejora importante para el Estado en materia de vigilancia, sin embargo, esta
nueva estrategia basada en una autoridad fuerte con el fin de traer paz a un país turbulento,
ya tiene precedentes en este país, y no de esos de los cuales se enorgullece una persona al
recordarlos.
Pero esto, no viene solo, la economía China no esta creciendo al mismo ritmo de antes,
después de cuatro décadas de salarios jugosos y una mejor vida, su pueblo tiene
expectativas más altas. Y aquí se puede ver como si juegas bien las cartas, asi estén las
probabilidades en contra puedes hacer una jugada maestra, y esto lo sabe muy bien el
máximo dirigente chino Xi Jinping, el cual ha buscado apoyo y ha recurrido a las creencias
de la era de Mao con el fin de desarrollar la importancia de un culto a la personalidad y al
papel del Partido Comunista en la vida diaria. Sabe que la tecnología lo apoya.
Y de este modo China está implementando políticas que lo han posicionado como el mayor
mercado en el mundo para la seguridad y la tecnología de vigilancia, pero en el trasfondo
de esto existe una segregación social y económica severa. Así que se podría decir que los
gobernantes usan el dinero de los contribuyentes para monitorearlos.
No obstante, creo que este método de China por implementar estas tecnologías, es un
modo de crear incertidumbre en las personas, de que ellas no sepan que las están
observando con el fin de volverlas más obediente, y me parece una táctica acertada por
parte del gobierno Chino, ya que, al mismo tiempo que implementa su tecnología y crece
su desarrollo en el entorno de la vigilancia y de reconocimiento, puede controlar su densa
cantidad de habitantes creándoles una sensación seguridad e incertidumbre al mismo
tiempo.
¿Pero se podría hablar de autoritarismo en China? Yo creo que sí, sin embargo, no creo que
se trate de un autoritarismo basado en un orden social opresivo y carente de libertad y
autonomía, sino más bien en un régimen que desea crear una fuerte autoridad que traiga
orden a un país turbulento, un gobierno que le dé seguridad a sus ciudadanos pero que al
mismo tiempo controle los movimientos de su sociedad.

Referencia bibliográfica:
 New York Times. ”El autoritarismo chino del futuro se basa en la alta tecnología”.
Paul Mozor. Julio 13,2018. https://www.nytimes.com/es/2018/07/13/china-
reconocimiento-facial/
 Wikipedia. El autoritarismo. https://es.wikipedia.org/wiki/Autoritarismo
Manuel Eduardo Paruta Jimenez

20182015164

Nro de lista: 13