Está en la página 1de 2

RCR, 30 de setiembre de 2019.

Manuel Guerra Velásquez: “Crisis ha llegado a un punto en el que no hay solución definitiva”

Manuel Guerra Velásquez, secretario general del partido Patria Roja, dice que “o el presidente
Vizcarra disuelve el Congreso o el Congreso vacará al presidente”.

La crisis política no tiene cuando acabar porque ha llegado a un punto en el que el presidente de la
República disuelve el Congreso o el Legislativo vacará al Ejecutivo, sostuvo Manuel Guerra
Velásquez, secretario general del partido Patria Roja, en declaraciones a Red de Comunicación
Regional (RCR).

“No hay otro camino. Acá o el presidente Vizcarra disuelve el Congreso o el Congreso vaca al
presidente. No hay punto de conciliación. Hemos visto al premier Salvador del Solar hacer
esfuerzos para conversar, pero sin resultados”, remarcó.

Indicó que “esta crisis no va a ser resuelta, porque esta crisis es profunda ya que toca la médula
misma de este modelo que se impuso en el país desde los años 90. Su solución tiene que ver con el
tema constitucional. Esta Constitución es producto del golpe de Estado de Alberto Fujimori y se
requiere de la intervención de la población y de una solución patriótica que solo se va a lograr a
través de una asamblea constituyente”.

“Estamos asistiendo a un agravamiento a una crisis política, porque no se nota una solución a la
vista. El enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Parlamento no tiene cuando acabar y hay una
interrogante sobre lo qué va a pasar el día de hoy y cuáles van a ser las consecuencias sobre una
posible disolución del Parlamento. El Parlamento también se ha atrincherado en sus posiciones
que plantean que el presidente Vizcarra es quien está violando la Constitución”, reiteró.

Guerra Velásquez planteó que “la población tiene que salir a las calles para hacer sentir su voz de
protesta”. “La solución a esta crisis no está en manos del Ejecutivo ni en el Congreso, sino que
tiene que intervenir la población para resolver esta crisis y no hay otra salida que la convocatoria
de una nueva asamblea constituyente, que debe reformar de manera integral el Estado y
reorientar la economía y restituir los derechos de los ciudadanos y de los trabajadores”, dijo.

Recalcó que “los movimientos sociales tienen sus altibajos, no son constantes y en ascenso. A
veces algunas marchas salen mejor que otras, eso depende del humor de la gente, del estado de
ánimo de la población”.

“La gente estaba con apatía, porque hasta hace poco se veía un presidente con falta de liderazgo a
quien la faltaba coraje para enfrentar esa situación en el Congreso. Es está cambiando, porque hoy
en día vemos convocatorias amplias a través de las redes sociales”, anotó.

Informó que la Confederación General de Trabajadores del Perú (Cgtp), gremios y diversos
colectivos sociales están convocando a marchas. “Yo creo que el día de hoy sí va a ver una
respuesta importante de la población respecto a este tema, porque si Vizcarra no tiene mayoría
parlamentaria y tampoco tiene un partido fuerte. Lo único que le queda a Vizcarra es la calle y ahí
recibe su fuerza para enfrentarse a la mafia fuji-aprista”, comentó.

También podría gustarte