Está en la página 1de 12

LA TERCERA JORNADA DE

ESTUDIANTES DE PSICOLOGÍA EN
ASUNCIÓN (1983)

THE THIRD CONGRESS OF PSYCHOLOGY


STUDENTS IN ASUNCION (1983)

Recibido: 12 de febrero de 2016 | Aceptado: 30 de febrero de 2016

JOSÉ E. GARCÍA*
Universidad Católica, Asunción, Paraguay.

RESUMEN
La Tercera Jornada de Estudiantes de Psicología fue realizada en
Asunción, Paraguay, en octubre de 1983, en seguimiento a dos ediciones
previas celebradas en Chile en 1981 y 1982. El evento constituyó el
primero de su género en el país y uno de los más antiguos en América
Latina. Aunque no figura entre las iniciativas estudiantiles más
recordadas en la literatura especializada, la Tercera Jornada resultó una
buena muestra de los intereses teóricos de la época y las orientaciones
dominantes en la psicología paraguaya. A partir de la compilación de
ponencias presentadas se ofrece un análisis sobre las temáticas,
problemas y preocupaciones que identificaron aquél encuentro,
valuando su significación para la disciplina a nivel local. El método
utilizado es histórico y descriptivo, con un análisis cualitativo de las
fuentes publicadas.
Palabras clave
Congresos estudiantiles; Movimiento estudiantil; Historia de la
Psicología; Psicología en Paraguay; Jornadas de Psicología.

ABSTRACT
The Third Congress of Psychology Students was held in Asunción,
Paraguay, in October 1983, following two previous editions celebrated
in Chile in 1981 and 1982. This meeting is the first of its kind in this
country and one of the oldest in Latin America. Although they are not
among the most remembered student's events in the specialized
literature, the Third Congress was a good sample of both the theoretical
interests at the time and the key orientations in Paraguayan psychology.
From the compilation of papers delivered at that event, an analysis is
made on the topics, issues and concerns that identified this meeting,
valuing its significance for the discipline at the local level. The article's
method is historical and descriptive, with a qualitative analysis of the
published sources.
* Dirección: José E. García, Casilla de Correo Key words
1839, Asunción, Paraguay. Dirección Students congresses; Students movement; History of Psychology;
electrónica: joseemiliogarcia@hotmail.com Psychology in Paraguay; Congress of Psychology.

| NUEVOS PARADIGMAS | LIMA, PERÚ | V. 1 | No. 1 | PP. 9 - 20 | FEBRERO - JUNIO | 2016 | 9


JOSÉ E. GARCÍA

En décadas recientes, la tendencia de los (2013). Perú será de nuevo la sede para el congre-
estudiantes de psicología a organizarse de forma so respectivo en el 2015. A partir de la primera
institucional ha ganado cada vez más fuerza y reunión quedó muy claro que las aspiraciones de
preeminencia. Este movimiento exhibe patrones los estudiantes peruanos no se limitaban al
muy estables con la formación de asociaciones fortalecimiento de las actividades a nivel local,
científicas, la celebración de congresos periódi- sino que anhelaban una presencia latinoamerica-
cos y la edición de revistas cuyos objetivos na fuerte, clara y definida. Como resultado, se
básicos apuntan hacia la participación prioritaria estableció en Paraguay una formación de similar
de este segmento en la producción y difusión alcance y espíritu, la Sociedad Paraguaya de
sistemática de investigaciones originales (Arbai- Estudiantes de Psicología (SOCIPEPS), que
za-Bayona, 2012), así como en la discusión de aunque logró una integración muy plural en los
problemáticas atinentes a la profesión del psicó- últimos años, tuvo su núcleo central entre los
logo. Artículos y capítulos recientes como los de estudiantes de psicología de la Universidad
Benito (2008), Gallegos (2009, 2014) y Salas, Nacional de Asunción (UNA). La SOCIPEPS
Ayala, Jibaba & Nazaret (2014) sumariaron la debe mucho de su empuje y estímulo al entonces
breve pero interesante historia y antecedentes de estudiante de dicha institución, Antonio Sama-
la intervención de los estudiantes en las diversas niego Pinho, quien debe considerarse como su
modalidades de aprendizaje y formación univer- principal mentor. El aporte de los congresos
sitaria. Estas iniciativas encontraron sus expre- organizados por este grupo para ciertas áreas
siones iniciales en la constitución de grupos como la psicología de la salud, fueron comenta-
institucionalizados y la realización de eventos dos recientemente (García, 2015a). Otra entidad
académicos con amplia convocatoria, como el que se mantuvo activa a comienzos de la década
Primer Congreso Latinoamericano de Estudian- pasada fue la APEP (Asociación Paraguaya de
tes de Psicología, celebrado en 1957 en México Estudiantes de Psicología).
(Gallegos, 2009), y que guarda evidentes reso- La reconstrucción cronológica de los movi-
nancias de pionerismo. La participación e involu- mientos estudiantiles y los congresos y publica-
cramiento activo de los estudiantes en acciones de ciones que son sus resultados directos ha tenido
este tipo es un fenómeno interesante en sí mismo, que enfrentar las dificultades originadas en una
pues demuestra la fuerza que genera una toma de información tremendamente fragmentaria, el
conciencia sobre la importancia de estar presen- problema de establecer sucesiones temporales
tes en la promoción sistemática de su ciencia. coherentes y la completa desconexión entre los
Estos procesos son claramente relevantes por sus acontecimientos que cabe considerar precursores
efectos. Además, demuestran la voluntad de los de esta modalidad participativa. Tienen mucha
alumnos en superar el rol pasivo y dependiente razón Salas, Ayala, Jibaba & Nazaret (2014)
con el que se los ha vinculado tradicionalmente. cuando señalan que pueden rastrearse varios
En Paraguay, la organización estudiantil ha “primeros” congresos estudiantiles en América
dado frutos muy interesantes y prometedores. En Latina, lo cual es un indicador para esta gravitante
el tiempo actual, su ámbito de acción se halla discontinuidad que mencionamos. El recuento de
estrechamente relacionado con la realización de los congresos de estudiantes de psicología en
varios Congresos Nacionales de Estudiantes de Paraguay también adolece de esta falta de con-
Psicología (CONAEPSI) y de un Congreso ciencia temporal, así como de una articulación
Latinoamericano de Estudiantes de Psicología histórica secuenciada. En efecto, también en este
(COLAEPSI). Este movimiento con proyección país se localizan antecedentes muy significativos
regional tuvo su inicio en el Perú, donde fue que preceden a los esfuerzos más recientes de la
instituido el primer COLAEPSI en el año 2007, SOCIPEPS, la APEP y otras agrupaciones
producto a su vez de la agremiación de los estu- semejantes. En este artículo estudiaremos uno de
diantes peruanos que conformaron una entidad tales eventos, el primero de cuantos se hayan
denominada Sociedad Latinoamericana de conocido con posterioridad, y que tuvo su escena-
Estudiantes de Psicología (SOLEPSI). Al evento rio en unas jornadas desarrolladas en el año 1983.
del Perú siguieron otros del mismo tenor en El propósito es discutir el contexto social y
Paraguay (2009), Ecuador (2011) y Colombia político, así como los protagonistas y las ideas por

10 | NUEVOS PARADIGMAS | LIMA, PERÚ | V. 1 | No. 1 | PP. 9 - 20 | FEBRERO - JUNIO | 2016 |


LA TERCERA JORNADA DE ESTUDIANTES DE PSICOLOGÍA EN ASUNCIÓN (1983)

ellos vertidas en el marco de este encuentro ma, las relaciones del gobierno con la Iglesia
académico. Al mismo tiempo, llenar lagunas en la Católica eran muy tensas. El local central de la
documentación de un acontecimiento de impor- Universidad Católica, situado a escasas dos
tancia singular en el pasado reciente de la psicolo- cuadras del cuartel general de la Policía de la
gía paraguaya. Los presupuestos básicos que Capital, era objeto de una vigilancia y asedio
impulsan este trabajo son: 1) Que la Tercera permanentes, y podía ser divisada a simple vista a
Jornada de Estudiantes de Psicología es una través de los espacios vacíos que dejaban los
iniciativa académica que, pese a su relevancia, arboles de una plaza pública que las separa
permanece mayormente e ignorada y desconoci- físicamente. Cualquier tribuna, asamblea, motín
da en la literatura especializada; 2) Que la lectura político o actividad similar que se realizara en el
de los trabajos presentados en aquella jornada vestíbulo de la institución, y aun en sus espacios
otorgan elementos de juicio muy oportunos para interiores, podía ser respondida en cuestión de
comprender las tendencias y problemas que minutos por numerosos contingentes de la fuerza
caracterizaban a la psicología paraguaya en los policial que se apostaban frente a la entrada.
comienzos de la década de 1980 y 3) Que la Ese era el desfavorable ambiente en que se
discusión de los artículos contribuyen a una concibió la Tercera Jornada de Estudiantes de
valoración sobre los avances de la psicología Psicología, por un grupo de alumnos de la Uni-
nacional en el lapso de los últimos treinta y dos versidad Católica de Asunción. El clima político
años. En el aspecto formal, la metodología era muy poco amigable y difería manifiestamente
utilizada se fundamenta en el análisis y discusión del que presidió las versiones actuales como el
de las fuentes publicadas que conciernen a este CONAEPSI, que se planificaron al amparo de
evento. todas las garantías constitucionales y legales. En
aquél tiempo, idear un acontecimiento semejante
El contexto y los antecedentes incluso podía resultar peligroso, habida cuenta la
extrema hostilidad que mostraba el régimen ante
En 1983, la población paraguaya se encontra- cualquier proyecto que involucrase algún nivel de
ba sometida al pesado influjo de la dictadura de discusión y pensamiento crítico, y la persecución
Alfredo Stroessner (1912-2006), que gobernó regular a los intelectuales y profesionales,
con puño de hierro desde 1954 hasta 1989. Las muchos de ellos psicólogos, igual que a los
libertades civiles se hallaban drásticamente gremios estudiantiles no alineados. El sitio donde
conculcadas, la prensa libre era impensable y los se desarrolló el evento era la quinta Ycua Sati
partidos políticos que tenían representación (fuente cristalina), un hermoso lugar cuyas
parlamentaria se limitaban al gobernante Partido instalaciones se utilizan para convenciones y
Colorado, cuya legitimidad se encontraba reuniones similares desde 1970. De las presenta-
secuestrada y manipulada por el gobierno, más ciones y discusiones que se llevaron quedó un
dos facciones del Partido Liberal, ambas de corte pequeño volumen de ciento setenta y dos páginas
colaboracionista, y que tenían al sector mayorita- (Jiménez, 1983). El congreso en sí se realizó el
rio de esa nucleación, denominado Partido miércoles 19, jueves 20 y viernes 21 de octubre de
Liberal Radical Auténtico (PLRA), en la oposi- 1983. La organización estuvo liderada por los
ción y legalmente proscripto. La práctica de la estudiantes del Grupo Jueves, representantes del
tortura a opositores políticos era frecuente. En sus Departamento de Psicología de la Universidad
relaciones internacionales, el país enfrentaba un Católica y el apoyo del Centro de Estudios de
creciente aislamiento. En ese momento habían Comunicación Social (CENCOS). En el libro de
solo dos universidades en el país: la Universidad ponencias se reconocía la especial contribución
Nacional de Asunción (UNA) que sufría el de algunas personas, como el entonces Vice-
control del poder fáctico, pero a la vez contaba Rector de la Universidad Católica, Laureano
con sectores estudiantiles internos disidentes y Pelayo García, el decano de la Facultad de
fuertemente reprimidos en algunas facultades, y Filosofía y Ciencias Humanas, neurólogo Héctor
la Universidad Católica “Nuestra Señora de la Escribá y el director del Departamento de Psico-
Asunción”, habitualmente vista como una logía, Carlos Luís Lafuente (1944-2000). Este
institución antagonista. Para completar el panora- último tuvo una reconocida trayectoria en el

| NUEVOS PARADIGMAS | LIMA, PERÚ | V. 1 | No. 1 | PP. 9 - 20 | FEBRERO - JUNIO | 2016 | 11


JOSÉ E. GARCÍA

ámbito de la psicología universitaria paraguaya Presidente: María Teresa Bravo; Tesorera:


(García, 2000). El Grupo Jueves estaba integrado Bettina Cuevas; Coordinador general: Arístides
por un grupo de estudiantes de la carrera de Pereira; Secretaria: Patricia Alucín; Coordina-
Psicología de la Universidad Católica y su ción de alimentación: Laura Kronawetter;
denominación obedeció a que utilizaban ese día Coordinación de recreación: Teresa Martínez;
de la semana para sus reuniones. Ellos se distin- Asesoría de la Universidad Nacional: Digna
guieron por varias actividades importantes, como Cabral; Coordinación de documentación: Gabriel
la organización de coloquios y la edición de una Mosso; Coordinación de finanzas: Margarita
pequeña revista que se denominó Cuadernos de Araujo; Coordinación de recepción: Teresa
Psicología, entre 1985 y 1986. Rojas; Coordinación de metodología: Ramón
Como antecedentes directos de esta jornada Corvalán y Coordinación de información:
pueden mencionarse dos eventos realizados en Claudia Pacheco. Estas direcciones, a su vez,
Chile durante los años previos. La Primera contaban con numerosos estudiantes que actua-
Jornada Científica de Estudiantes de Psicología ban como colaboradores de las comisiones
tuvo lugar el 21, 22 y 23 de octubre de 1981 en la integradas. Es importante señalar que los respon-
Pontificia Universidad Católica de Chile. En esa sables de la jornada de Asunción se sintieron
ocasión fueron cursadas invitaciones a más de motivados sobre todo al cumplimiento del
cincuenta escuelas de psicología de América del primero de los cinco objetivos anteriormente
Sur y participaron alrededor de 400 estudiantes. delineados, es decir, estimular investigaciones
Posteriormente se realizó la Segunda Jornada científicas por parte de los estudiantes de
Científica de Estudiantes de Psicología, en el psicología. En la preparación de este congreso se
mismo país, pero esta vez auspiciada por la procedió de idéntica forma que en las jornadas
Universidad de Chile. Las fechas fueron el 13, 14 previas, extendiendo invitaciones a alumnos de
y 15 de octubre de 1982. En la primera edición, instituciones extranjeras. Sin embargo, en el libro
los estudiantes paraguayos asistieron solo en de ponencias (Jiménez, 1983) se menciona que
calidad de observadores, pero en la segunda muchas de ellas posiblemente no llegaron a
presentaron un trabajo de investigación en el área destino. Hay que recordar que en la época estas
de psicología clínica (Jiménez, 1983). Como se comunicaciones se realizaban por el correo postal
detalla en el libro de la jornada de Asunción, la ordinario, sin contar con la seguridad actual que
primera versión fue encauzada de acuerdo a cinco brinda la comunicación electrónica. Pero aunque
objetivos básicos que igualmente primaron en las en el libro no se mencione, tampoco puede
siguientes: 1) Estimular la realización de investi- descartarse que el régimen haya actuado como
gación científica por estudiantes de psicología, censor de mucha de esa correspondencia, pues
aplicables a la realidad latinoamericana; 2) durante la dictadura de Stroessner era normal que
Posibilitar el intercambio de experiencias de las cartas, en especial la de algunos ciudadanos e
investigaciones científicas en psicología instituciones catalogadas como opositoras, fuera
realizadas por estudiantes; 3) Difundir los interferida y sistemáticamente violada. Con la
trabajos realizados por estudiantes latinoamerica- organización de esta cita, hay buenas razones
nos; 4) Posibilitar un acercamiento entre estu- para sospechar de ello. La tercera jornada tuvo un
diantes de psicología y promover un mayor carácter nacional con apertura a la participación
conocimiento personal entre los asistentes y 5) extranjera y contó con la asistencia de unos 133
Estimular futuros intercambios de esta naturaleza participantes.
entre estudiantes de Latinoamérica. Al término de
la segunda jornada, los representantes paragua- Los temas de la jornada
yos solicitaron que la siguiente reunión de 1982
tuviese como sede a Asunción. La propuesta fue Pese a la importancia de las dos jornadas
aceptada y a partir de allí comenzaría la cuenta realizadas en la capital chilena y la efectuada
regresiva para su concreción. posteriormente en Asunción, estas no reciben
La comisión organizadora que trabajó en la menciones en varias de las revisiones previas
tercera jornada estuvo integrada de la siguiente sobre los congresos de estudiantes en nuestro
manera: Presidente: José E. Jiménez; Vice- continente (Gallegos, 2009, Salas, Ayala, Jibaba

12 | NUEVOS PARADIGMAS | LIMA, PERÚ | V. 1 | No. 1 | PP. 9 - 20 | FEBRERO - JUNIO | 2016 |


LA TERCERA JORNADA DE ESTUDIANTES DE PSICOLOGÍA EN ASUNCIÓN (1983)

& Nazaret, 2014). Gallegos (2014) alude al entregadas por profesores de la universidad que
encuentro de Asunción en un cuadro que incluye enfocan la formación de las áreas de énfasis en la
los principales eventos estudiantiles por países, Universidad Católica y también se presentan
aunque sin brindar mayores detalles en su discu- aportes de profesores pero que versan sobre temas
sión del tema. Esto obedece, muy posiblemente, a variados. Se incluyen reportes de estudiantes
la gran dispersión y discontinuidad de la informa- nacionales, de estudiantes extranjeros y aun
ción que hemos indicado previamente. En el libro investigaciones de psicólogos del exterior ya
de la jornada se recogen catorce trabajos en total: graduados. Ante la ausencia de un criterio discer-
nueve son de profesores y/o profesionales nible, podemos sentirnos tentados a suponer que
paraguayos, dos de profesionales brasileñas, una la disposición de las presentaciones obedece
de una estudiante de Paraguay, una de una estu- quizás al orden en que fueron expuestos durante
diante de Uruguay y una de dos estudiantes de las mismas jornadas. En la idea de no alterar lo
Chile. Completan el volumen una relatoría de los significativo de esta secuencia, iremos abordando
antecedentes y proyecciones en un artículo sin el contenido de los capítulos en el mismo sentido
firma, las palabras de apertura del decano Escribá en que aparecen en el libro.
y las de clausura del Vice-Rector Pelayo García. En el primero de los capítulos, el psicólogo
Una gran proporción de los capítulos fueron Néstor Galeano (Galeano, 1983) exponía sobre su
grabaciones directas de las conferencias e inclu- experiencia en la prevención de la salud mental
yen la transcripción de las preguntas y respuestas con grupos de parroquias católicas de Asunción.
hechas a continuación de las mismas. El formato Remarcaba su apoyo en tres diferentes enfoques:
de presentación difiere agudamente en los a) la teoría dinámica, b) la teoría de la comunica-
artículos respectivos, pues en muchos de ellos no ción y c) la teoría de los sistemas generales. Su
se incorpora ninguna bibliografía, mientras otros exhortación a los alumnos era obtener una buena
la mencionan pero en un esquema de citación que formación clínica, un adecuado conocimiento de
difiere del utilizado en las revistas de psicología. la historia local y un manejo fluido de la lengua
Uno de los trabajos contempla el formato APA de guaraní para acometer sus objetivos con eficacia.
citación vigente en la época en sus mínimos Galeano es uno de los primeros psicólogos
detalles. Esta disparidad refleja un hecho paraguayos que implementó la psicoterapia
importante que no logró subsanarse durante el sistémica y en aquel tiempo se desempeñaba
proceso de edición: la diferencia en las costum- como director del Centro de Crecimiento Fami-
bres y prácticas académicas de los distintos liar, una entidad privada en el centro de Asunción.
expositores que tomaron parte en la jornada. El segundo de los trabajos correspondió al
En Paraguay, tanto en nuestros días y con psiquiatra Carlos Arestivo, por entonces coordi-
mayor agudeza en los años ochenta, la costumbre nador del área de énfasis en Psicología Clínica de
de los profesores universitarios de escribir y la Universidad Católica y activo difusor de las
publicar era harto infrecuente, y resulta probable ideas de José Bleger (1923-1972) y Enrique
que los responsables de la jornada, de haberles Pichon-Rivière (1907-1977), dos conocidos
solicitado preparar los artículos para luego exponentes de las vertientes neo-psicoanalíticas
divulgarlos, hubieran tenido una escasa o nula en la Argentina. En su contribución, Arestivo
respuesta. Los trabajos presentados por los (1983) presentó la malla curricular en psicología
estudiantes extranjeros, en cambio, provienen de clínica que se había estado implementando desde
entornos académicos donde la producción 1978. Debemos recordar que el primer plan de
investigadora es una rutina elemental. Esa es una estudios abarcaba cuatro años de entrenamiento
de las diferencias principales que se desprenden general e inespecífico (García, 2003), modalidad
de la lectura del libro. La presentación y distribu- que dominó la carrera en sus primeros años.
ción de los capítulos de este volumen igualmente Arestivo explicaba la concepción teorética
plantea algunas incógnitas sobre los criterios. Los subyacente a la formación de los psicólogos
escritos no se hallan agrupados por temas o por clínicos en su institución. Al mismo tiempo,
alguna similitud discernible, aunque claramente aseguraba que cada practicante utiliza el método
podrían agruparse en base a determinadas afini- clínico, con independencia del área en que cada
dades. Por ejemplo, se encuentran alocuciones uno se desempeñe o especialice. Significativa-

| NUEVOS PARADIGMAS | LIMA, PERÚ | V. 1 | No. 1 | PP. 9 - 20 | FEBRERO - JUNIO | 2016 | 13


JOSÉ E. GARCÍA

mente agregó que “…todos los psicólogos, desde mismo tiempo de estudios, sólo se obtenía la
este punto de vista, son clínicos…” (Arestivo, licenciatura. El autor subrayaba muy realistamen-
1983, pp. 23). La afirmación, improbable de te que sin una mayor homogeneización en la
sostener a la luz de las orientaciones modernas, se estructura curricular, cualquier legislación sería
hallaba fuertemente sesgada por asunciones muy difícil de lograr.
teóricas que no son universalmente compartidas. Además de los escritos que sumariaban las
En este caso, el valor de tales conceptos es que áreas de formación y los aspectos legales que
transmiten una idea bastante clara de la instruc- conciernen a la profesión, también se encontra-
ción que los estudiantes recibían en aquella ban algunos donde profesores disertaban sobre
época, profundamente anclada en el modelo sus áreas de experticia. Este es el caso de José
médico. Arias, psiquiatra que dictaba la cátedra de Semio-
El tercer artículo era una presentación de la logía Psiquiátrica en la Universidad Católica.
psicóloga Josefa Britez de Airaldi, coordinadora Arias es un autor muy productivo desde hace años
del área de énfasis en Psicología Educacional de y en la actualidad continúa elaborando artículos y
la Universidad Católica. Ella argumentaba que el textos que oscilan entre la psiquiatría, el psicoa-
psicólogo educacional, por una parte, debe poseer nálisis y la psicología, además de problemas
la habilidad para hacer investigación, y por otra, vinculados al consumo de drogas entre los
la capacidad de ofrecer ayuda en forma individual jóvenes (Arias, 2013, García, 2006, 2015b). En
o grupal. Interviene sobre aspectos educativos las jornadas se refirió a la adolescencia como
diversos y provee asistencia para el desempeño campo y objeto (Arias, 1983), dejando traslucir la
normal de la personalidad de los alumnos. Otro inclinación psicoanalítica en sus ideas y concep-
eje de la presentación era el uso del psicodiagnós- tos. Por otra parte, el artículo que se incluye en
tico educacional como herramienta. En otro sexto lugar es la primera contribución extranjera
capítulo que corresponde a Ramón Lezcano del libro y corresponde a Mónica Roizner, quien
Torres, por entonces docente de la carrera de por entonces era estudiante de la Escuela Univer-
psicología de la Universidad Nacional y diputado sitaria de Psicología en Montevideo, Uruguay, y
por el Partido Liberal, se discutía el proyecto de actualmente ejerce en los Estados Unidos. En un
ley sobre el ejercicio profesional del psicólogo escrito teórico, Roizner (1983) estudia la publici-
(Lezcano, 1983). Esta puede considerarse una de dad y sus influencias sobre el comportamiento,
las conferencias más importantes. El documento repasando los posicionamientos psicodinámicos
respectivo había sido presentado hacía solo dos y conductistas. Concluye que es necesario forjar
meses, el 18 de agosto de 1983. En el momento de una conciencia crítica y reflexiva frente a las
organizarse las jornadas, su estudio se hallaba en noticias, promoviendo la capacidad de evaluar
una comisión del Congreso. Finalmente el correctamente las fuentes de información que
proyecto no obtuvo aprobación, lo mismo que continuamente bombardean nuestros sentidos.
otros diferentes que fueron tramitados en fecha Este capítulo es el primero del libro en incluir el
posterior, con diferentes autorías y concepciones estándar corriente de un resumen.
(Britos, 1999, García, 2009). En el momento Tras este artículo se encuentra uno del
presente, Paraguay aún carece de una ley del sacerdote salesiano italiano Pedro Chinaglia,
ejercicio profesional, de modo que en este quien oficiaba como catedrático de Ética en la
respecto la situación se encuentra en los mismos Universidad Católica y de Filosofía en algunos
términos que hace treinta y dos años. Entre los colegios secundarios de Asunción. Chinaglia era
mayores problemas que Lezcano (1983) vislum- muy conocido por sus textos sobre Antropología
bró para establecer criterios uniformes en la e Historia de la Filosofía para uso en la enseñanza
profesión se encontraba la disparidad en la secundaria. En su exposición se hacía varias
estructura de la formación, ya que la Universidad preguntas importantes, pero había una en particu-
Católica otorgaba la licenciatura tras seis años de lar que concentraba lo más relevante que podía
carrera, pero la Universidad Nacional solo surgir entonces como un planteamiento abierto:
requería cuatro. Al mismo tiempo, en esta ya Segunda pregunta: ¿la psicología que damos
podía accederse al título de doctor cursando seis en Paraguay es fruto de una inculturación o, en
años, mientras en la Universidad Católica, con el cambio, es importada del extranjero, de tal

14 | NUEVOS PARADIGMAS | LIMA, PERÚ | V. 1 | No. 1 | PP. 9 - 20 | FEBRERO - JUNIO | 2016 |


LA TERCERA JORNADA DE ESTUDIANTES DE PSICOLOGÍA EN ASUNCIÓN (1983)

manera que se preparan psicólogos pero no hay fenómeno religioso en cuanto tal, como una
un encuentro, una comprensión del hombre expresión más del comportamiento. Este puede
latinoamericano y paraguayo? Es decir, nuestra ser entendible y conceptualizable en los mismos
psicología ¿es una psicología que parte de la términos que corresponden a cualquier otro
experiencia del hombre paraguayo o, en cambio, asunto estudiado por la psicología.
parte de libros de Estados Unidos y Europa? La formación del psicólogo en la Universi-
¿Nuestro nivel académico-científico es un eco dad Católica se retoma en el siguiente capítulo,
retardado de la psicología de otros países o es algo pero esta vez enfocándose en la psicología
que nace de nosotros? ¿Hay un esfuerzo por laboral. La exposición estuvo a cargo de César
adaptarse también a la ciencia y no llegar con Talavera, por entonces coordinador del área
algunas décadas atrasadas al camino de ella? respectiva. Los ejes principales eran cuatro: a) el
(Chinaglia, 1983, pp. 79-80). planteo de lo que denominaba el problema del
Aquí el cuestionamiento iba dirigido al psicólogo laboral, b) la evolución histórica de
delicado problema de adaptar el conocimiento este campo, c) la psicología en el trabajo y d) el
importado a las condiciones locales del entorno. trabajo en la psicología. Las influencias psicodi-
Este interrogante, aunque no aparezca con námicas que eran la marca dominante durante la
frecuencia en los debates universitarios, plantea década del setenta y toda la primera mitad de los
un asunto fundamental: el de la validez cultural de ochenta en el Paraguay (García, 2011), se hacen
la psicología y la creatividad que requieren sus muy patentes en los conceptos examinados a lo
producciones para considerarse auténticas largo del capítulo. Por ejemplo, se sostenía que la
formulaciones explicativas del medio social al psicología consiste en buscar la expresión del
que se proponen reflejar (García, 2015c). Pero hombre, la realización del deseo, la expresión del
pese a esta destacable y lúcida toma de concien- eros, y la búsqueda de la creatividad hacia algo
cia, la exposición de Chinaglia (1983) dejaba mejor (Talavera, 1983). Posteriormente, el
traslucir algunos indisimulados resquemores. Se contenido de las jornadas giraba hacia el ámbito
delataba el deseo de salvaguardar el ámbito de la neto de la antropología con la presentación de
fe y lo religioso del libre escrutinio de una investi- Ramiro Domínguez, abogado, poeta y académico
gación no necesariamente comprometida con el que en fecha ulterior llegaría a ser decano de la
respeto a lo presuntamente sagrado, y que además Facultad de Filosofía y Ciencias Humanas. Su
no reconoce la necesidad de imponerse restriccio- libro más conocido es El valle y la loma (Domín-
nes arbitrarias. Esto resultaba notorio, por guez, 1966), una obra que trata de los caracteres
ejemplo, cuando sentenciaba que: antropológicos de los paraguayos. El contexto
El psicólogo no tiene que meterse en el temático era la inserción del psicólogo en el
campo religioso, ni en el campo ético, ni médico, ámbito campesino. Tras exponer sobre la forma-
pero tiene que quedarse en su campo. No puede ción de la nacionalidad paraguaya, Domínguez
ignorar las otras áreas. No meterse y no ser (1983) sugería que el psicólogo puede ayudar a
competente en ética o medicina no significa comprender los perfiles diferenciales de las
ignorar los otros campos (Chinaglia, 1983, pp. poblaciones en el interior del país, estimular
80). formas individuales y grupales de reorientación, e
De hecho, la psicología no ha “ignorado” los incluso intervenir como protagonista directo en la
otros campos, pues desde la época de la publica- recuperación y promoción de las áreas rurales. Al
ción clásica de William James (1842-1919) sobre mismo tiempo, el autor remarcaba que la partici-
las variedades de la experiencia religiosa (James, pación de los psicólogos en las áreas campesinas
1902) y los estudios de Stanley Hall (1846-1924) había sido prácticamente nula hasta ese momen-
sobre Jesucristo (Hall, 1917), hasta los textos to.
modernos especializados en psicología de la En el décimo y décimo primer capítulo
religión (Hood, Hill & Spilka, 2009, Nelson, reaparecen las contribuciones de autores extran-
2009), los investigadores se han “metido” con los jeros, esta vez de psicólogas en ejercicio pertene-
asuntos sacros. No para intervenir en el resbaladi- cientes a la Universidad de São Bernardo do
zo -y posiblemente estéril- debate sobre cuál es la Campo, en Brasil. En el primer caso, Ivette
“verdadera” fe, sino para estudiar el propio Pellegrino Rosa y Mary Rosely B. G. Araujo

| NUEVOS PARADIGMAS | LIMA, PERÚ | V. 1 | No. 1 | PP. 9 - 20 | FEBRERO - JUNIO | 2016 | 15


JOSÉ E. GARCÍA

reportaron una investigación sobre disfunción El punto de mira se sostiene sobre la disyuntiva de
sexual y tratamiento de la anorgasmia utilizando priorizar la enseñanza o la investigación. Creía
técnicas comportamentales como la desensibili- que, en verdad, la formación debe incluir siempre
zación sistemática, entrenamiento en asertividad cuatro componentes, de los que se espera una
y técnicas cognitivas, además de la terapia coexistencia armónica: 1) la educación, 2) la
conyugal de Kaplan, Masters y Johnson (Pellegri- investigación, 3) la formación profesional y 4) el
no Rosa & Araujo, 1983). El trabajo es un ordena- servicio. A la cuestión de si había que agregar
do reporte del procedimiento aplicado, con siempre un curso de psicología experimental
profusa utilización de cuadros e inclusión de la destinado a formar buenos psicólogos respondía
bibliografía correspondiente, aunque sin ajustar- que, por sí sola, la enseñanza de la metodología
se de forma plena a los parámetros del formato no convierte de inmediato a los alumnos en
APA. En el segundo caso, Marines Santarioza investigadores. Sin embargo también remarcaba
exponía sus hallazgos en una clínica-escuela, que, en términos globales, o toda la psicología es
basada en la recolección de datos aportados por experimental o no es científica. Pero más allá de
niños que asistían al lugar para efectuar psico- lo que pudiera sugerir este aserto, su concepto de
diagnósticos (Santarioza, 1983). En su mayoría, la investigación no se limitó al uso de un solo
estos menores eran hijos de obreros con un nivel método privilegiado, es decir, no consideraba que
socioeconómico bajo. La experiencia se apoyaba todo el avance psicológico se lograría exclusiva-
en el uso de una gran cantidad de pruebas, aunque mente haciendo experimentos. Su visión de lo
la mayor parte poseían características proyecti- comprobable era mucho más amplia. Por ello
vas. La autora concluía que el problema de la afirma que la actividad investigadora se produce
psicología en Brasil y Paraguay era semejante, en todo momento y es una parte esencial del
pues los psicólogos no acostumbran dejar la proceso:
comodidad de sus consultorios para llegar hasta La investigación es necesaria desde el
los lugares donde se originan la problemática y principio, justamente para formar ese espíritu
necesidades reales del pueblo. Es interesante experimental para no caer en dogmatismos. Es
como apreciaciones de similar tenor se hacen necesaria como un instrumento más de la forma-
presentes en varias de las ponencias contenidas en ción. Falseamos cuando decimos “algunos nomás
el libro y traducen el prototipo de las preocupa- van a hacer investigación” (Alonso, 1983, pp.
ciones dominantes en la jornada. La estudiante 143).
Claudia Pacheco, residente en Paraguay y una de Congruente con su apreciación de la discipli-
las integrantes originales del Grupo Jueves, na, Alonso (1983) entendía que la función tradi-
presentó un informe de aplicación de técnicas cional del psicólogo de ayudar a los demás a
operantes para la modificación del comporta- resolver sus conflictos, ese rol de restaurador o
miento a una niña con hiperactividad y disturbios arreglador, tenía que dar paso a otro más amplio e
emocionales (Pacheco, 1983). El trabajo expone importante, el de estimular el desarrollo personal.
la información cuantitativa pertinente con detalle También abordaba el problema de la unicidad
y precisión. También constituye la única investi- teórica, esto es, la convergencia de la psicología
gación donde se utilizó el enfoque comportamen- hacia un punto de vista compartido u homogéneo,
tal de todas las que se encuentran en el libro. que autores posteriores han discutido en los
Un trabajo muy valioso de esta colección es términos de una crisis de desunión (Staats, 1991),
el ensayo del profesor Melquiades Alonso, de la necesidad de unificación teórica (Henriques,
responsable por entonces de las cátedras de 2011) o de una síntesis experimental del compor-
Teoría de la Comunicación e Historia de la tamiento (Ardila, 1997). En un lenguaje conciso,
Psicología en la Universidad Católica. En su Alonso (1983) sugirió que el docente presentase a
intervención, Alonso (1983) reflexionó sobre la los alumnos su propia integración, en la cual
formación del psicólogo. Su estrategia no consis- pudieran distinguirse con claridad los aportes de
tía en dar soluciones terminadas, sino aportar las diferentes orientaciones. Así se evitaría
elementos para el análisis y la discusión. En este enseñar las teorías de una manera secuenciada y
sentido, expuso lo que llamó los “mitos” que lineal, como sistemas esencialmente contradicto-
rigen el entrenamiento profesional del psicólogo. rios y que eluden toda síntesis, o bien exponer

16 | NUEVOS PARADIGMAS | LIMA, PERÚ | V. 1 | No. 1 | PP. 9 - 20 | FEBRERO - JUNIO | 2016 |


LA TERCERA JORNADA DE ESTUDIANTES DE PSICOLOGÍA EN ASUNCIÓN (1983)

opiniones parcializadas que explican apropiada- el régimen. Cuando fuese posible, el sistema
mente solo una parte o un aspecto de la cuestión, trataba de desalentarlos abiertamente. La relación
pero no la gran mayoría de los problemas. Reco- con la iglesia católica, y por extensión con su
nocía que los mitos enumerados posiblemente no universidad, evidenciaban aguda tirantez, a causa
eran los únicos, y alentaba a buscar y debatir otros de la firme posición de crítica y defensa de los
nuevos. derechos humanos que mantuvo el Arzobispo de
El último de los trabajos recogidos es una Asunción, Monseñor Ismael Rolón (1914-2010),
investigación de los estudiantes Rafael Núñez y y varios obispos. La Universidad Católica se
Adib Merlez, de la Pontificia Universidad encuentra situada a pocas cuadras de la Seccional
Católica de Chile, en Santiago (Núñez & Merlez, Colorada número 14, de la cual fue presidente
1983). En una presentación general y de carácter durante veintiocho años el ciudadano Ramón
teórico, los autores discurren sobre los conceptos Aquino, un hombre de escasa instrucción y
matemáticos utilizados en la teoría del psicólogo costumbres políticas violentas. Las seccionales
suizo Jean Piaget (1896-1980) concernientes al son centros de asistencia social a los afiliados del
desarrollo intelectual, particularmente los Partido Colorado y se encuentran distribuidas
atinentes a la estructura del álgebra abstracta y su estratégicamente en todo el país. Pero durante la
relación con la etapa de las operaciones formales dictadura se utilizaban también para ejercer un
y los procesos cognitivos. Mediante el recurso del control sistemático a la población civil que
álgebra, Piaget buscó representar la coordinación habitaba en sus respectivas áreas de influencia.
de las reversibilidades, un aspecto de gran Aquino había sido calificado por el propio
importancia pues conduce al surgimiento de la Stroessner, en uno de sus infrecuentes contactos
nueva organización que identifica al pensamiento con la prensa, como el moderador de la Universi-
adulto (Núñez & Merlez, 1983). Entre las particu- dad Católica. En cierta ocasión irrumpió en el
laridades formales de este artículo se cuenta que predio universitario en compañía de civiles
es el único del libro que contiene un resumen armados y alcoholizados, popularmente denomi-
inicial y un listado de referencias en el estilo APA, nados garroteros, agrediendo físicamente a
correctamente realizado. El libro de la Tercera profesores y alumnos con total impunidad. El
Jornada concluye con las palabras de despedida a atraco causó varios heridos sangrantes. Aunque
cargo del Vice-Rector de la Universidad Católica, los conflictos de este tipo no eran persistentes,
Laureano Pelayo García. conforman el telón de fondo en que se desempe-
ñaban las actividades de la Universidad Católica,
CONCLUSIÓN con mínimas garantías de seguridad y bajo
permanente amenaza de ataques, incluso fomen-
Observada en una dimensión retrospectiva, la tadas desde el poder político. Desde luego, el
Tercera Jornada de Estudiantes de Psicología temor era la constante. Era este el ambiente que
constituyó un evento de gran importancia para la primaba en la época de celebradas las jornadas.
psicología paraguaya por varias razones diferen- Muchas personas, por temor o juiciosa
tes. Sin embargo, el escenario histórico en que se precaución, terminaron imponiéndose alguna
produjo su organización resultaba extremada- clase de autocensura. Era proverbial la recomen-
mente desfavorable. El evento coincidió con una dación de no incurrir en actividades que pudieran
época en que prevalecía un sistema político con engendrar situaciones problemáticas con el
escaso respeto a las libertades individuales, sistema. Esto afectó sensiblemente el avance de
apoyado en un estado de sitio vigente de manera las disciplinas universitarias. Los psicólogos no
ininterrumpida desde hacía décadas, frecuentes fueron la excepción, y aunque el estilo de socie-
prácticas de persecución, hostigamiento y tortura dad represiva en que se vivía no es razón suficien-
a los adversarios políticos, desconfianza y te para explicar el aislamiento en que se desempe-
hostilidad extrema hacia la disidencia, y sataniza- ñaba toda actividad cultural o académica en el
ción hacia todo cuanto pudiera considerarse Paraguay, es uno de sus elementos más condicio-
izquierdista o comunista. Los contactos con el nantes. El intercambio científico o profesional
exterior, a excepción de los países socialistas, con el extranjero era escaso. La recepción de
estaban permitidos, aunque muy controlados por información, revistas o libros tropezaba con el

| NUEVOS PARADIGMAS | LIMA, PERÚ | V. 1 | No. 1 | PP. 9 - 20 | FEBRERO - JUNIO | 2016 | 17


JOSÉ E. GARCÍA

obstáculo de la censura y el control estricto del problemas allí mencionados, y varias de las
régimen, uno de cuyos puntos fuertes era el preocupaciones declaradas en sus páginas,
monitoreo permanente del correo. Por eso la continúan vigentes en la actualidad. La más
inserción de la psicología paraguaya en el ámbito evidente es la carencia de un ordenamiento legal,
latinoamericano fue tan reducida en ese tiempo, que aún sigue pendiente. Pero aunque la psicolo-
lo mismo que en las entidades más representati- gía nacional haya conseguido universalizarse
vas a nivel regional, como la Sociedad Interame- mucho más que en los mediados de la década de
ricana de Psicología (SIP), por ejemplo (García, 1980, la apertura todavía es insuficiente. El perfil
2012). En una época anterior a la utilización de la psicología como una disciplina muy depen-
masiva de internet, la asimilación del conoci- diente del conocimiento forjado en el extranjero,
miento foráneo se hacía muy difícil. Esa fue una y con poca atención a la cultura local, a las
de las razones para que la Tercera Jornada tuviera poblaciones carenciadas y a las que viven aleja-
un perfil más nacional, con una participación das de los entornos urbanos, es una realidad que
reducida de estudiantes o profesionales del persiste. Indiscutiblemente, nuestra disciplina
exterior. El Paraguay simplemente no era un tiene un gran potencial de servicio a la comuni-
destino atractivo para viajar. dad, en la forma de actividad investigadora y de
Aun así, el evento dejó sus huellas. Y lo hizo aplicación de pericias expertas. Pero ese es un
principalmente a través de la organización de camino que aún debe recorrerse para alcanzar
estudiantes que lo promovió, el Grupo Jueves. resultados de la mayor relevancia cultural posi-
Ellos, en los años siguientes, continuaron con la ble. En el encuentro de Asunción, esta prospecti-
organización de paneles, debates, e incluso va se vislumbró como una posibilidad y una
algunas publicaciones, como los Cuadernos de esperanza, y en gran medida, lo siguen siendo.
Psicología, que puso en circulación cinco núme- Las palabras vertidas en las Terceras Jornadas de
ros entre 1986 y 1987. No obstante, su paso por la Estudiantes de Psicología no han perdido vigen-
Universidad Católica, como sucede con todo cia en el tiempo, y perduran como un elemento de
cuanto tenga relación al estamento estudiantil, reflexión muy interpelante. Por ello, aunque en el
arrastró el signo fatal de lo efímero. Al dejar la panorama de la conciencia estudiantil latinoame-
institución e insertarse en el mundo profesional, ricana no hayan obtenido toda la atención que
su rastro desapareció y el camino quedó inconclu- merecen, para el contexto de la psicología para-
so. Nadie prosiguió de inmediato con sus aportes guaya es indudable que constituyen un hito muy
y cualquier esperanza de continuidad pareció significativo y un punto de inflexión que no debe
trucarse. Es cierto que después emergieron otros ignorarse.
movimientos estudiantiles en la carrera de
psicología, como el que en la actualidad promue- REFERENCIAS
ve los encuentros de psicoparaguayología
(Quevedo, Melgarejo, Vera, Moreno & Muñoz, Alonso, M. (1983). Reflexiones sobre la formación del
2015), que también apunta a objetivos e iniciati- psicólogo. En J. E. Jiménez (Ed.), Tercera Jornada de
Estudiantes de Psicología (pp. 139-153). Asunción:
vas muy importantes. Pero no guardan ninguna Vice-Rectorado de la Universidad Católica.
conexión con el movimiento originado en los Arbaiza-Bayona, A. L. (2012). Revistas científicas
años ochenta. Tampoco los Congresos Naciona- estudiantiles de psicología en América Latina. Revista
les de Psicología de la SOCIPEPS son una Colombiana de Psicología, 21 (1), 151-164.
prolongación directa de la Tercera Jornada de Ardila, R. (1997). Hacia el próximo milenio: Psicología,
ciencia y sociedad. El papel de la síntesis experimental
Estudiantes de Psicología. El evento que estudia- del comportamiento. Revista Latinoamericana de
mos, con todo y su importancia, se nos muestra a Psicología, 29 (3), 495-503.
la distancia como un suceso aislado en la psicolo- Arestivo, C. (1983). Presentación del currículum del área
gía paraguaya. de énfasis clínico. En J. E. Jiménez (Ed.), Tercera
Examinar el libro de la jornada es una forma Jornada de Estudiantes de Psicología (pp. 23-34).
Asunción: Vice-Rectorado de la Universidad Católica.
de retroalimentación muy útil para conocer las Arias, J. (1983). La adolescencia como campo y objeto. En
tendencias más resaltantes de la psicología J. E. Jiménez (Ed.), Tercera Jornada de Estudiantes de
paraguaya en la década de 1980. Al mismo Psicología (pp. 57-67). Asunción: Vice-Rectorado de
tiempo, resulta sugestivo cómo muchos de los la Universidad Católica.

18 | NUEVOS PARADIGMAS | LIMA, PERÚ | V. 1 | No. 1 | PP. 9 - 20 | FEBRERO - JUNIO | 2016 |


JOSÉ E. GARCÍA

Arias, J. A. (2013). Efectos nocivos de la marihuana y otros 147.


temas sobre abuso de drogas en la adolescencia. García, J. E. (2012). La Sociedad Interamericana de
Diagnóstico, tratamientos y prevención. Asunción: Psicología (SIP) y sus relaciones con la psicología
Intercontinental. paraguaya. Revista Interamericana de Psicología, 46
Benito, E. (2008). Presente y perspectivas de la organiza- (1), 51-66.
ción de estudiantes de psicología en la Argentina. García, J. E. (2015a). La Psicología de la Salud en el
Cuadernos de Neuropsicología, 2 (1), 40-45. Paraguay: Historia y desafíos futuros. Revista de
www.neuropsicología.cl Psicología de Arequipa, 5 (1), 56-90.
Britez de Airaldi, J. (1983). Perfil del psicólogo educacio- García, J. E. (2015b). La investigación psicológica sobre las
nal. En J. E. Jiménez (Ed.), Tercera Jornada de drogas en Paraguay. En C. Rojas Jara (Ed.), Drogas.
Estudiantes de Psicología (pp. 35-42). Asunción: Conceptos, miradas y experiencias (pp. 131-144).
Vice-Rectorado de la Universidad Católica. Talca: Universidad Católica del Maule.
Britos, J. G. (1999). La Psicología en Paraguay. En M. M. García, J. E. (2015c). La creatividad en las teorías psicoló-
Alonso & A. Eagly (Eds.), Psicología en las Américas gicas y el rol de la historia. Manuscrito sometido a
(pp. 217-222). Caracas: Sociedad Interamericana de publicación.
Psicología. Hall, G. S. (1917). Jesus, the Christ, in the light of psychol-
Chinaglia, P. (1983). Reflexiones sobre la enseñanza de ogy. New York: Doubleday, Page & Company, 2
ética a los estudiantes de psicología. En J. E. Jiménez volúmenes.
(Ed.), Tercera Jornada de Estudiantes de Psicología Henriques, G. R. (2011). A new unified theory of psychol-
(pp. 79-82). Asunción: Vice-Rectorado de la Universi- ogy. New York: Springer.
dad Católica. Hood, R. W. Jr., Hill P. C. & Spilka, B. (2009). The Psychol-
Domínguez, R. (1966). El valle y la loma. Comunicación en ogy of Religion. A empirical approach. New York: The
comunidades rurales. Asunción: EMASA. Guilford Press, Cuarta Edición.
Domínguez, R. (1983). El rol del psicólogo en el ámbito James, W. (1902). The varieties of religious experience. A
rural. En J. E. Jiménez (Ed.), Tercera Jornada de study in human nature. New York: Longmans, Green
Estudiantes de Psicología (pp. 93-104). Asunción: and Co.
Vice-Rectorado de la Universidad Católica. Jiménez, J. E. (Ed.) (1983). Tercera Jornada de Estudiantes
Galeano, N. (1983). Prevención de la salud mental en de Psicología. Asunción: Vice-Rectorado de la
grupos preformados en parroquias católicas de Universidad Católica.
Asunción. En J. E. Jiménez (Ed.), Tercera Jornada de Lezcano, R. (1983). Presentación del proyecto de ley que
Estudiantes de Psicología (pp. 13-22). Asunción: reglamenta el ejercicio de la profesión del psicólogo.
Vice-Rectorado de la Universidad Católica. En J. E. Jiménez (Ed.), Tercera Jornada de Estudian-
Gallegos, M. (2009). Movimiento y participación estudian- tes de Psicología (pp. 43-56). Asunción: Vice-
til en la psicología latinoamericana: Consideraciones Rectorado de la Universidad Católica.
históricas y futuras perspectivas. Avances en Psicolo- Nelson, J. M. (2009). Psychology, Religion and Spirituality.
gía Latinoamericana, 27 (1), 33-60. New York: Springer.
Gallegos, M. (2014). La psicología de los menores en Núñez, R. & Merlez, A. (1983). La estructura del grupo del
América del Sur: Historia del movimiento estudiantil algebra abstracta en la concepción del pensamiento
y escenarios futuros. En G. Salas (Ed.), Historia de la hipotético-deductivo, según Jean Piaget. En J. E.
Psicología en América del Sur. Diálogos y perspecti- Jiménez (Ed.), Tercera Jornada de Estudiantes de
vas (pp. 291-318). La Serena: Nueva Mirada Edicio- Psicología (pp. 155-167). Asunción: Vice-Rectorado
nes. de la Universidad Católica.
García, J. E. (2000). El lugar de Carlos Luís Lafuente Pacheco, C. (1983). Aplicación de las técnicas operantes en
(1944-2000) en la psicología paraguaya. Revista una niña con disturbios emocionales. En J. E. Jiménez
Latinoamericana de Psicología, 32 (3), 565-570. (Ed.), Tercera Jornada de Estudiantes de Psicología
García, J. E. (2003). Problemas centrales en la formación (pp. 123-138). Asunción: Vice-Rectorado de la
académica y el entrenamiento profesional del Universidad Católica.
psicólogo en el Paraguay. En J. F. Villegas, P. Marassi Pellegrino Rosa, I. & Araujo, M. R. B. G. (1983). Disfun-
L. y J. P. Toro C. (Eds.), Problemas centrales en la ción sexual. Tratamiento de la anorgasmia. En J. E.
formación académica y el entrenamiento profesional Jiménez (Ed.), Tercera Jornada de Estudiantes de
del psicólogo en las Américas, Volumen II (pp. 205- Psicología (pp. 105-116). Asunción: Vice-Rectorado
279). Santiago: Sociedad Interamericana de Psicolo- de la Universidad Católica.
gía. Quevedo, C., Melgarejo, C., Vera, M., Moreno, M. P. &
García, J. E. (2006). Publicaciones paraguayas en el área de Muñoz, C. (2015). Psicoparaguayología. Psicología
la psicología: 1960-2005. Revista Latinoamericana de Básica y Aplicada, 1 (1), 31-33.
Psicología, 38 (1), 149-167. Roizner, M. (1983). La influencia de la publicidad en las
García, J. E. (2009). Breve historia de la psicología en necesidades humanas. En J. E. Jiménez (Ed.), Tercera
Paraguay. Psicología para América Latina, 17. Jornada de Estudiantes de Psicología (pp. 69-78).
www.psicolatina.org Asunción: Vice-Rectorado de la Universidad Católica.
García, J. E. (2011). Historia de la Psicología Clínica en el Salas, G., Ayala, J., Jibaba, C. & Nazaret, F. (2014). Una
Paraguay. Fundamentos en Humanidades, 12 (1), 111- historia reciente: Los congresos latinoamericanos de

| NUEVOS PARADIGMAS | LIMA, PERÚ | V. 1 | No. 1 | PP. 9 - 20 | FEBRERO - JUNIO | 2016 | 19


JOSÉ E. GARCÍA

estudiantes de psicología (2007-2013). En G. Salas


(Ed.), Historia de la Psicología en América del Sur.
Diálogos y perspectivas (pp. 321-342). La Serena:
Nueva Mirada Ediciones.
Santarioza, M. (1983). Experiencia en una clínica-escuela.
En J. E. Jiménez (Ed.), Tercera Jornada de Estudian-
tes de Psicología (pp. 177-122). Asunción: Vice-
Rectorado de la Universidad Católica.
Staats, A. W. (1991). Unified positivism and unification
psychology: Fad or new field? American Psycholo-
gist, 46 (9), 899-912.
Talavera, C. (1983). Psicología laboral y del trabajo. En J.
E. Jiménez (Ed.), Tercera Jornada de Estudiantes de
Psicología (pp. 83-92). Asunción: Vice-Rectorado de
la Universidad Católica.

20 | NUEVOS PARADIGMAS | LIMA, PERÚ | V. 1 | No. 1 | PP. 9 - 20 | FEBRERO - JUNIO | 2016 |

También podría gustarte