Está en la página 1de 3

Llanto por la muerte de Ockeghem

Johannes Ockeghem fue un compositor de renombre durante el período del Renacimiento Medio. Era un
compositor franco-flamenco y pasó la mayor parte de su carrera trabajando en la Corte Real de Francia. No
solo era un compositor talentoso, sino también un cantante talentoso, que se reflejaba en la belleza y el lirismo
de su obra (Perkins). Ockeghem fue particularmente un vocalista de bajo, que quizás lo influenció para escribir
partes de bajo más complejas y en movimiento. Esto contribuyó a un contrapunto más complejo.

Josquin des Prez (c.1450-1455 a 1521) fue el principal compositor de su época. El estilo polifónico de la música
que ayudó a crear durante el Renacimiento combinó diferentes estilos europeos en líneas melódicas sinuosas,
contrapunto complejo y textura homofónica.

Después de la muerte de Ockeghem en 1497, Josquin escribió este lamento, La déploration de la mort de
Johannes Ockeghem, (también llamado Nymphes des Bois o Nymphs of the Wood), y Josquin, a su vez, imitó
elementos del estilo de Ockeghem.

El texto francés adapta un poema de deploración de Jehan Molinet , en el que las ninfas y diosas están llamadas
a unirse a los "cantantes expertos de todas las naciones" para lamentar la pérdida de tal
músico. Josquin , Brumel , Pierchon Pierre de la Rue y Compère son llamados por su nombre para llorar
grandes lágrimas; La música singularmente poderosa de Josquin ciertamente hace justicia a la triste ocasión.

Voces Texto Interpretación:

Nymphes des bois, de esses des


fontaines,
Chantres expers de toutes nations, expers : hábil, maestro en su arte.
Superouis Changez voz voix fort cleres Atropos : Una de las tres
et haultaines. divinidades griegas del destino
Alto En cris tranchantz et lamentations. (Clotho, Latr sis, Atropos) que
Car d’Atropos les molestations cortan el hilo de la vida.
Contra Tenor Vostre‘Okeghem par abusos : problemas, aflicciones
sa rigueur attrape. rigor : duret , cruaut (de Atropos)
Bajo Le vray trosor de musicque et tropas : pasar más allá, morir
chief d’œuvre, naturalmente
Qui de tropas de sormais plus doumaige (daño): pérdida,
n’eschappe, prejuicio.
Dont grant doumaige’est que la
terre coeuvre.

Requiem aeternam dona eis Dales el descanso eterno Señor,


Tenor Domine, deja que la luz perpetua brille ante
Y lux perpetua luceat eis. ellos.
La notación en notas negras en todas las fuentes manuscritas o impresas es un signo de luto:

La disposición de las diferentes voces de la


partitura muestra que el superius y
el contratenor que enmarcan el cantus
firmus"Requiem ternam" cantaron la
parte tenor .

Esta disposición de las partes es significativa del


período. No nos importa superponer las
diferentes voces de "notas contra notas" en una
alineación vertical, como en nuestras ediciones
modernas.

Requiem aeternam
En esta polifonía de 5 voces, el cantus firmus confiado al tenor es circunstancial; esta es la introducción de la
misa de los muertos:

En la audiencia, es bastante difícil identificar este tema, y por tres razones:

- Su escritura en valores largos.

- la interpretación del tercio superior del que se canta con frecuencia en F (con cambios de intervalos);

- Finalmente, aparece "ahogado" en las 5 voces de la polifonía.


Ambitus de la voces:

El estilo muy musical de la pieza revela poco del personaje musical generalmente asociado
con Josquin . Momentos de imitación, textura y sonoridad de las voz (como las notas repetidas que piden
"gritos mordaces" y el cambio dramático hacia notas planas para el texto "tesorero de la música", una referencia
tal vez a Ockeghem El dominio musical y su posición oficial de Tesorero de San Martín en Tours), aunque
están presentes, son pocos y breves. Las implacables texturas de notas largas invaden las cinco partes de la voz,
con pocas cadencias concluyentes para suavizar el impulso. De hecho, ese impulso implacable, y los registros
vocales indistintos, superpuestos y dramáticamente bajos, rinden homenaje al estilo del maestro (conocido por
su bajo y sus composiciones de baja textura). También arcaico es el tenor del cantus firmus de nota larga, que
aquí cita de la misa de réquiem. Ockeghem había adoptado un dispositivo similar en su lamento de Binchois ,
pero aquí Josquintranspone la melodía del canto prestado al modo frigio más triste. Las cinco voces finalmente
descansan en el estribillo, la oración réquiem "Requiescat en ritmo. Amén".