Está en la página 1de 7

Encabezado: EL CUIDADO DE UNO MISMO 1

El Cuidad de Uno Mismo

Julian Andres Castillo Espitia

10-03

Colegio Minuto de Dios Ciudad Verde


La Estética de la Existencia; El Cuidad de Uno Mismo

El curioso mundo de la estética es cada vez más confuso para una actualidad tan perdida en la

belleza pero tan experta en los estereotipos marginales de la perfección, tanto así que ellos

mismos se encierran en un cumulo de ideales absurdos que los priva de su propia libertad y les

genera prejuicios que les quita su poder, los vuelve ciegos, ilusos, pero sobre todo juzgadores

de su entorno. Pero ¿cómo culparlos?, si ellos no cuidan de sí mismos y no son capaces de ver lo

que la belleza tiene para ellos. Es aquí donde inicia este ensayo, pues la estética y la existencia

son sin duda dos palabras difíciles de explicar, pero que gracias a Foucault podemos no solo

describirlas si no combinarlas de tal manera que juntas tenga su propio significado y nos puedan

interpretar una manifestación pura de un arte natural propenso a centrarse en la percepción de sí

mismo, en la obtención del poder, en la explicación de un tiempo tan complicado como la

actualidad y en la comprensión de un individuo tan complicado como el sujeto.


En primera instancia tenemos un análisis muy importante que nos ayudara a encontrar un

significado valioso para la interpretación de la belleza existencial, este análisis se ha convertido

en el principal dominador de la estética de la existencia, proveniente de los romanos, es un

análisis muy antiguo que nos intenta explicar lo significativo que es para cualquier ser cuidar de

sí mismo, pero cuando Foucault manifiesta este análisis nos posibilita encontrar una libertar en la

que cada uno puede ocuparse de su propio ser. Pero Foucault no fue el único que realizo el

ejercicio de proyectar la preocupación hacía nuestro propio ser , pues mucho antes que él,

Sócrates ya habría manifestado esta idea y la habría nombrado “épiméleia”, con la epimeleia de

Sócrates la filosofía, el pensamiento y la política no tardarían en resultar afectadas por tal ideal,

pues era lógico el pensar que la afirmación de la existencia conducía directamente a la

demostración única del poder y estaba ligada a gobernar, ya que si no nos podemos gobernar a

nosotros mismos, ¿Cómo gobernaremos a los demás?, era un típico pensamiento y una pregunta

fundamental para los gobernantes de la época, inspirados evidentemente por la forma política del

pensamiento de Sócrates.

Al avanzar con la historia el pensamiento de Sócrates sobre el cuidado personal no se deformo ni

se refuto como muchos otros, sí que por el contrario avanzo y su interpretación la adoptaron

diferentes filósofos quienes la potencializaron y la llevaron más allá de un simple análisis, es el

caso de Platón quien gracias a su brillante interpretación, logro clasificar este análisis en 3 temas

principales, la política, la educación y evidentemente la preocupación del sí mismo. El análisis

continúo y llego a la edad de oro, donde una vez más consigue un gran impacto y se extiende

alrededor de la cultura de sí mismo, dejando en claro la disociación entre el cuidado y la

preocupación de uno mismo con el de los otros, pues es claro y evidente que esta es una
actividad únicamente enfocada hacia sí mismo y no tiene otro plan más que el ejercicio de

satisfacerse propiamente.

Aquí estamos percibiendo como atreves del tiempo el cuidado del sí mismo ha dejado de ser una

idea sumamente política y ha llegado a convertirse en una de los principales pensamientos

generalizados de una sociedad envuelta en la percepción personal, tanto es así que ha decidido

alejarse completamente de la política para centrarse verdaderamente en el cuidado hacia sí

mismo y ha optado en adoptar la naturaleza pues esta es una clara manifestación donde el

individuo se siente libre de manifestar su cuidado y su atención primordial hacia su propio ser,

además de esto, la vida a jugado un papel muy importante en la implementación de esta pues

entre más joven es alguien mucho mejor será que esta persona opte por ese pensamiento ya que

tendera a preocuparse por los detalles, pero aun así esto llega mucho más allá, convirtiéndolo en

un arte de vivir para todos, un forma en la que todos se sientan identificados consigo y puedan

demostrarlo a partir de una preocupación o un cuidado sin la necesidad de una implementación

absurda política que solo nos retrasara mas, y es que Foucault tiene razón, no solo los objetos si

no también la vida tienen un arte especifico que es capaz de ilustrarlos de tal manera que puedan

ser tan apreciados y valorados por si mismos que no nos quede otra opción que cuidarlos y

preocuparse por ellos.

Los estoicos no demorarían en aparecer con su pensamiento, un análisis especifico que tiene

como objetivo base “el sí mismo”, centrando así su filosofía en la espiritualidad con un centro de

cultura y con una interpretación magnifica de la naturaleza, que desde mi punto es increíble,

puesto que considero que es necesario la percepción de una superficie natural para que además

de encontrarnos a nosotros mismos podamos hallar la belleza y el arte situado en cada uno de

nosotros para que de esa forma podamos conocernos por nosotros mismos y nos situemos en un
mundo racional donde la tranquilidad pueda reinar. Pero la referencia de los estoicos no frena

aquí, al llegar Foucault, nos da un argumento sobre las técnicas de estos estoicos y nos muestra

el secreto del yo, los estoicos eran sin duda una contradicción viva a platón pues lo que para él

era “uno mismo”, para ellos era “una enseñanza”, pues no buscan sus argumentos si no se

memorizaban todo lo que escuchaban para afirmar y manifestar una conducta, aun así el uno

mismo era primordial y su preocupación era la actividad que para ellos se ejerce sobre sí, por lo

tanto los estoicos aunque un poco contradictorios en sus ideales, pensamientos y manifestaciones

eran creyentes vivos del “uno mismo“ pues este era su fundamental, principal y único objetivo

que terminarían recayendo sobre cada uno de ellos .

Siguiendo con el pensamiento de Foucault, encontramos la libertad de la existencia, de como el

hombre puede actuar y puede tomar las decisiones que él quiera, pues ninguno puede ponerle

restricciones ya que estas solo harían que el individuo se aleje exponencialmente de sí mismo y

no pueda obtener relaciones, tanto consigo mismo como con los demás. El cuidado del si

también es una práctica importante para Foucault siendo considerada como una práctica

permanente que tiene que asegurarnos un libertad y a su vez tenemos que cuidar de nosotros

mismos para que precisamente hallemos tan anhelada libertad.

La actualidad no tardaría en aparecer, siendo una de las interpretaciones más importantes de este

magnífico pensamiento, es mostrada como una preciosa revolución de la perspectiva hacia si

mismo en donde además de explicarnos temas tan complejos como ¿quién soy? , también

derroca de forma inteligente a la subjetividad y la exterminan para poder cambiar de bando,

mirar hacia el mayor enemigo que los cegó, que los engaño y les hizo pensar que la lucha era

contra el individuo cuando realmente era contra el gobierno que de una u otra forma impedía la

formación del “cuidado hacia mí mismo”.


Conclusión:

Finalmente infiero que el análisis del “uno mismo”, ha sido uno de los más importantes

pensamientos que ha podido elaborar la humanidad, pues si nosotros no fuéramos capaces de

cuidar de mí mismo, seriamos simplemente gobernados y ambiciosamente usados para

beneficios absurdos, es por eso que tomo este pensamiento más como una revolución, aunque si

es verdad que también se ve en el ámbito político para precisamente gobernar, pero siento que

este se utiliza más para ser felices, para convivir con nosotros mismos, para darnos un espacio,

para aprender a cuidarnos y protegernos pues si en algo no puedo decir mentiras es que si no me

ayudo a mí mismo no poder ayudar a los demás, y desde el punto de los filósofos, Sócrates,

Platón, Foucault, siento que los 3 tenían un fuerte sentido hacia este término pero mientras poco

a poco iba cambiando el pensamiento del humano, este iba cobrando más fuerza hasta que llego

un punto en el que su pensamiento era permanente y necesario para cada uno de nosotros, es por

ello pensar en uno mismo se ha convertido en algo tan importante que hasta la naturaleza puedes

ser testigo de la magnifica percepción.


Bibliografía:

http://virtual.cemid.org/virtual/pluginfile.php/147327/mod_resource/content/1/Foucault.pdf