Está en la página 1de 5

Clase N° 1 de fisiología del sistema renal:

Función del riñón: básicamente regular el volumen de agua, entrando al minuto 1, 2 L de sangre, y se excretan en
la orina entre 1 a 2 L, siendo variable según cuanta agua toma las personas, además este riñón controla el balance
iónico a través de mecanismos especializados para su transporte dentro del órgano, y regula el equilibrio ácido –
base, en paralelo con el S. respiratorio, para así mantener el pH fisiológico 7.2 (7.4 es el extracelular), esto a
través de la retención y liberación cte. de H+ y HCO3 (protones y bicarbonato), este riñón también reabsorbe
los nutrientes como glucosa, aminoácidos y proteínas (los cuales NUNCA se pueden encontrar en la orina), a la
vez excreta residuos metabólicos tales como la urea, el ácido úrico, y creatinina (metabolito de la contracción del
músculo esquelético, proveniente de la creatina la cual se fosforila participa en contracción, y queda como
creatinina la cual debe excretarse por el sistema renal ya que es tóxica), también el riñón regula la hemodinamia a
nivel renal y sistémico esto a través de dos mecanismos, el hipertensor a través de la renina – angiotensina II –
aldosterona, y el hipotensor a través de las prostaglandinas, el riñón participa en la producción de eritrocitos al
secretar eritropoyetina, además también en la regulación del Ca y Pi, y funciona como activador de la vit D.
La unidad funcional del sistema renal es la nefrona o nefrón, el cual es un conjunto de células compuesto por un
sistema de capilares y sistema de túbulos siendo estos últimos corticales, medulares, o de ambas zonas, las
nefronas juxtamedulares son las que se encuentran en la interfase entre la corteza y la médula y abarcando
ambas, y existen nefronas que están totalmente en la corteza denominadas nefronas corticales.
La vía de entrada del nefrón es la arteriola aferente, y la salida es la arteriola eferente, este nefrón está dentro de
la cápsula de bowman, este nefrón desemboca principalmente en el túbulo proximal, teniendo contorneado
proximal, y recto proximal, originándose así 3 segmentos del túbulo proximal, S1, S2, y S3.
Ya al llegar a la asa de Henle se encontraran 3 porciones, descendente fina, ascendente fina, y ascendente gruesa.
En el túbulo distal, estará una zona contorneada en donde el túbulo ajusta el ángulo de las dos arteriolas
El túbulo colector no es exclusivo para cada nefrón, por ende “colecta” fluidos de varias nefronas tanto
juxtaglomerulares y corticales.
A medida que vamos ingresando al riñón hay variaciones en la concentración de solutos, mientras más interno del
riñón esté el fluido, más concretación de solutos tendrá, en la región medula hay una hipertonicidad
(concentración alta de sales, de 300 a 1200 milian voles por kilo de agua).
La estructura de las células de los segmentos tubulares varía por cada segmento, variando entre ellas.
En el túbulo colector existen 2 tipos celulares, principales e intercaladas, y de las intercaladas existen dos
subtipos, las alfas y las betas, las cuales tienen como función regular el pH.
El glomérulo posee una porción vascular conformada por las arteriolas aferentes y eferentes que desembocan en
una red de capilares por dentro del glomérulo que poseen como principal función la ultrafiltración del plasma
sanguíneo (55% de la sangre) el cual contiene sales, agua, nutrientes, y metabolitos tóxicos, e incluso fármacos al
ingerirse (si no se metabolizan en el hígado)
Por lógica los nutrientes no los podemos perder y por ende tanto glucosa, como aminoácido, y en menor medida
proteínas (son más grandes) se filtran de igual manera pues al ser tan pequeñas es imposible evitarlo, por ello el
nefrón tiene mecanismos donde esta filtración de nutrientes se recuperará y se reabsorberá a través de
transportadores,
El glomérulo renal se compone por el glomérulo propiamente tal y su cápsula, y en el se encuentra la arteriola
aferente, sistema de capilares, y arteriola eferente, a nivel de los capilares ocurre la ultrafiltración.
Las células entre los capilares se llaman células mesangiales intraglomerulares, y saliendo del glomérulo existen
otro tipo celular llamado células mesangiales extraglomerulares.
Porción del túbulo distal que pasa entre medio de las arteriolas aferente y eferente se le denomina mácula densa,
o células de la mácula densa las cuales evalúan lo filtrado a través de los transportadores de sodio potasio y
cloruro en la zona apical de su membrana regulando cuando hay una hipertonicidad (muchos solutos) o
hipotonicidad (pocos solutos) a través de la contracción o relajación de las arteriolas aferentes o eferentes a
través de moléculas específicas.
El glomérulo para la ultrafiltración posee 3 tipos de barreras: capilares fenestrados, podocitos y sus
prolongaciones secundarias (pedicelos), y la membrana basal.
Todos los vasos sanguíneos filtran agua en mayor o menor medida, pero todos realizan esta acción, pero
particularmente en los capilares del glomérulo al haber una especialidad en la ultrafiltración, su endotelio es
distinto, pues tiene fenestraciones en su capa endotelial, siendo este un capilar fenestrado, aparte de esto por
sobre el capilar están los podocitos que poseen pedicelos que favorecen a la filtración.
El espacio que dejan los pedicelos unos entre otros son más pequeños que incluso las fenestraciones de los
capilares y se conocen como “hendidura de fenestración” siendo parte de la barrera de ultrafiltración.
La lámina basal está compuesta por 3 capas: lámina rara, lámina densa, y lámina rara, esta membrana está cargada
negativamente por las proteínas que la componen, tales como, los proteoglicanos, laminina, fibronectina, y
colágeno del tipo IV, e incluso ácido ciánico.
Los pedicelos también están cargados negativos
Las moléculas que se filtran son entre 40 a 140 amstrong, y generalmente no negativas pues se repelen con la
barrera. (Sodio y glucosa pasan)
Una molécula que se filtrará y que entra por una arteriola aferente llegará en primer lugar al endotelio
fenestrado, si es filtrado y se irá al túbulo proximal, se encontrará con los podocitos y sus pedicelos.
Aparato yuxtaglomerular: posee componentes vasculares como las arteriolas y las células mesangiales
extraglomerulares, y su componente tubular se lo da la mácula densa, las células tanto mesangiales como las de la
mácula son diferenciadas, y así también las células granulares de las arteriolas aferentes las cuales producen renina
y angiotensina (con importancia en el sistema renina – angiotensina II – aldosterona), este aparato su principal
función es regular el flujo sanguíneo renal y la tasa de filtración renal.
Los segmentos del túbulo proximal, S1, S2, S3, producen reabsorción masiva de Na, Cl, K, HCO3, y agua,
posterior a que pasara de largo en los capilares, también se reabsorbe totalmente la glucosa y aa a través de los
transportadores lo cuales son saturables (afectado por la hiperglicemia por ejemplo), cuando sucede esto es
cuando aparece por ejemplo glucosa en la orina.
Los segmentos de la asa de Henle, son descendente y ascendente (que en si posee la ascendente fina y gruesa)
Posteriormente está el túbulo distal y confluyendo en varios túbulos distales el túbulo colector.
Función renal: para formar orina se producen 3 procesos importantes, la ultrafiltración (molécula que pasa del
capilar al túbulo), la reabsorción de los túbulos a los capilares, y la secreción (del capilar sanguíneo al túbulo),
excreción (moléculas que pasa del túbulo colector al uréter). Siendo la ultrafiltración, la reabsorción, y la
excreción las que intervienen en la formación de orina.
Hay moléculas que no pasan por todos estas fases, como por ejemplo solamente filtrarse y excretarse como la
inulina, o por el ejemplo como el sodio que se filtra pero se reabsorbe parcialmente, formando parte de la orina,
también una sustancia puede filtrarse completamente y reabsorberse completamente, como la glucosa (esto ya no
pasa al haber una glicemia mayor a 200 mg), y finalmente que una sustancia se filtre un porcentaje, y el otro se
secrete como la para amino hipúrico PAH)
El sodio, potasio, cloruro, proteínas, glucosa, HCO3 tienen distintos comportamientos para su filtración.
La glucosa no debería estar en la orina pero en la hiperglicemia puede suceder, las proteínas por su lado NUNCA
deberían estar pues indican mal funcionamiento renal.
Glucosuria: glucosa en la orina
Proteinuria: proteínas en la orina
Hematuria: glóbulos rojos en la orina (indicador de cálculo renal invasivo, o falla en la barrera de filtración que
incluso es más grave que un cálculo).
Sodio: 50 a 150 mEq / L
La excreción de los iones no son fijas, si no variables, pero TODOS se filtran.
La Dextrana (polímero de glucosa) en laboratorio es posible modificar su tamaño de 18 amstrong hasta 46, pero
también se le puede modificar la carga pudiendo ser neutra, positiva, o negativa, y así se evalúa nivel de filtración
en el glomérulo, que va en una escala de 0 a 1, en donde 0 es la filtración nula, mientras que 1 es la filtración
completa al 100%, al estar neutra y de 18 amstrong posee un 100 %, al pasar a 30 amstrong baja a menos de la
mitad en su filtración, entonces mientras mayor tamaño limita directamente su filtración.
18 amstrong y positiva se filtra completamente, al aumentar el tamaño y sigue siendo positiva filtra pero menos,
pero a comparación de una con carga neutra filtra más, pero al aumentar aun más el tamaño esta no se filtrará.
18 amstrong y negativa se filtra la mitad, al crecer esto cae abruptamente llegando hasta 0.
La proteína plasmática más importante, la albúmina, es la que mantiene el agua dentro de los vasos sanguíneos,
esta albúmina está cargada negativamente y así atrae agua, evitando edemas, es bastante grande teniendo un radio
molecular de 36 amstrong, estos datos nos dan claridad de que la albúmina en este caso específico no se filtra
para nada.
Hay proteínas aunque muy poca que se filtran, pero al hacerlo estas deben reabsorberse si o si.
IGG posee 53 amstrong, mientras que la IGM más de 100, dándoles 0 posibilidad de filtración, a parte de ser de
origen negativo.
Dinámica de la filtración: existen dos fuerzas que participa en la filtración de los capilares glomerulares, a partir de
la presión que ejercen las proteínas con los solutos que atrae al agua y permite que no salga de los vasos
sanguíneos, denominada “presión oncótica plasmática” o coloide osmótico, y se designa con la letra π.
También en el vaso sanguíneo existe la presión hidrostática la cual se opone a la oncótica que estimula el
movimiento del agua y no su retención como la oncótica, este regulación entre ambas fuerzas permite que ocurra
la filtración, la presión hidrostática se relaciona con la letra P.
La volemia es de 5 L de sangre.
La presión oncótica en el espacio de bowman es 0 pues no hay presencia de proteínas (esto puede variar si hay
proteínas que se filtran pero estas deben reabsorberse de inmediato, de haber en algún caso esta presión se
opondría a la P).
A partir de esto se puede determinar una presión neta de filtración, o una presión de ultrafiltración, siendo la
diferencia de todas las presiones que participan en este, siendo la filtración hidroestática del glomerular y el
espacio de bowman, menos la filtración oncótica del glomérulo y del espacio de bowman (si es que hubiese)

𝑃𝑈𝐹 = 𝑃𝐺𝑀 − 𝑃𝐸𝐵 − 𝜋𝐺𝑀 − 𝜋𝐸𝐵


Puf es medida en mmHG.
Al agregarle a esta formula la cte de filtración de la membrana se puede obtener la tasa de filtración glomerular
que en condiciones normales es la capacidad que tiene el nefrón del filtrar por minuto o sea, 120 ml de plasma
por minuto.
Principio de fick: dijo que lo que entra es igual a lo que sale, en el sistema renal esto aplicada sería lo que entra a
partir de las arteriolas es igual a lo que sale en al túbulo proximal al uréter, expresado por.
Concentración de sustancia en el plasma arterial x el flujo arterial = concentración de sustancia en la orina x flujo
urinal.

El flujo es ml /min
1/5 de la volemia al minuto se lo lleva al riñón, por eso filtra tanto, y por lo tanto el flujo plasmático renal es
aprox 600 ml/min, y de estos solamente se ultrafiltran 120 ml/min, o sea la sangre debe pasar varias veces por el
riñón para filtrarse por completo, esto se realiza en menos de una hora.
El flujo sanguíneo renal es 90% cortical y 10% medular, la tasa de ultrafiltración es 120 ml / min, y el flujo urinario
(ub) es de 1 a 2 ml / min, a partir de estos datos se puede obtener el factor de filtración (20%) el cual indica la
cantidad de plasma que ingresa y que se filtrará por los glomérulos.
Al excretarse al 100 un compuesto, no habrá nada de este en la vena.
Flujo plasmático renal: concentración urinaria de compuesto “x” X flujo urinario / flujo plasmático de “x”
PAH se filtra en parte y se secreta otra, finalmente se excreta todo, estas características sirven para calcular el
flujo plasmático renal.
Flujo sanguíneo renal: 1200 ml / min
Flujo plasmático renal: 600 ml / min (se puede calcular con PAH)
¿Como determinamos la función renal?
Cantidad excretada = filtrado – reabsorbido + secretado = aclaramiento renal.
Concentración plasmática de sust. Se expresa en mg / ml
La excreción de la sust. X se encontrará en la orina a una concentración de mg / ml y a un flujo det. De ml / min,
fick dijo que todo lo que entra es igual a lo que sale, por ende la filtración tiene que ser igual a la secreción, y esto
expresado sería.
Tasa de filtración glomerular x concentracio plasmática de la sustancia “X” = concentración urinaria de sustancia
“X” x Flujo urinario.
A partir de esto se puede obtener la ecuación de “clearence” -> aclaramiento renal.
Clearence = concentración de sust “x” X flujo urinario / concentración plasmático de sust. “x”
Clearence = 120 ml por min aprox -> tasa de filtración.
Inulina se filtra y se excreta completa, por ende sirve para calcular la tasa de filtración glomerular, 120 ml/min, el
problema es que la inulina es exógena, por ende se administra por vía endovenosa.
La filtración es constante, mientras que la excreción varía a medida que aumenta la concentración plasmática, en
el caso de la inulina es totalmente eliminada a velocidad cte de 120 ml / min.
Por tener que administrarla por vía endovenosa en clínica la creatinina es endógena producida por el
metabolismo del músculo esquelético y por ende el riñón trabaja más para ultrafiltrarlo, y si se expresa ese
aumento en el plasma de creatinina, habrá un aumento en la concentración de esta en la orina.