Está en la página 1de 24

"Año De La Lucha Contra La Corrupción E Impunidad"

UNIVERSIDAD CIENTÍFICA DEL PERÚ


FACULTAD DE CIENCIAS E INGENIERÍA

CARRERA : Ingeniería Civil


CURSO : DISEÑO DE ESTRUCTURA DE PAVIMENTOS

DOCENTE : Ing. Andrés Pinedo Delgado


ALUMNOS : Elias Bustamante Irigoin
Pedro Miguel Aguirre
rory

Tarapoto 30 de enero del 2019

I. INTRODUCCIÓN
En el presente trabajo damos a conocer los conceptos sobre Suelos de
Fundación referidos a pavimentos, juntos con los distintos análisis que
este comprende, como son los materiales que se eligen para la fundación
de pavimentos, La metodología a seguir para la caracterización del suelo
de fundación que comprende básicamente una investigación de campo a
lo largo de la vía, mediante la ejecución de pozos exploratorios (calicatas).
Las calicatas son una de las técnicas empleadas para facilitar el
reconocimiento geotécnico de un terreno.
Cuando un suelo presenta resistencia suficiente para no sufrir
deformaciones ni desgastes inadmisibles por la acción del uso y los
efectos climatológicos normales en la localidad, se dice que el suelo es
estable.
El suelo natural posee a veces la composición granulométrica y la
plasticidad así como el grado de humedad necesario para que, una vez
apisonado, presente las características mecánicas que lo hacen utilizable
como firme de un camino.
Los conocimientos en la actualidad sobre los suelos se basan
principalmente en estudios sistemáticos con fundamento científico
corroborado mediante la experimentación.
En general puede decirse que todos los suelos pueden ser estabilizados,
pero si la estabilización ha de lograrse por aportaciones de otros suelos o
por medios de otros elementos (por ejemplo cemento, cal, cloruro de
sodio) el costo de la operación puede resultar demasiado alto si el suelo
que se trata de corregir no posee determinadas condiciones.
Entre las aplicaciones de un suelo modificado o estabilizado se
encuentran la mejora de los suelos granulares susceptibles a las heladas
y el tratamiento de los suelos limosos y/o arcillosos para reducir los
cambios de volumen.

II. OBJETIVOS
2.1. Generales
- Conocer conceptos y procesos que se siguen para el estudio de
terrenos o suelos de fundación.
- Conocer conceptos y métodos de estabilización de suelos.
2.2. Específicos
- Estudiar los conceptos sobre Suelos de Fundación en Pavimentos
- Comprender los procesos que se debe seguir para el estudio de
Suelo de Fundación en obras de Pavimento Rígido y Pavimento
Flexible.
- Saber las Pruebas en Campo que se deben realizar en un suelo de
fundación.
- Estudiar los conceptos de estabilización de suelos
- Saber cuáles son los métodos de estabilización de suelos

III. MARCO TEÓRICO


3.1. El terreno de fundación: definiciones origen y clasificación de
suelos.
DEFINICIÓN DE SUELO O TERRENO DE FUNDACIÓN

Se denomina suelo de fundación a la capa del suelo bajo la estructura del


pavimento, preparada y compactada como fundación para él para el
pavimento. Se trata del terreno natural o la última capa del relleno de la
plataforma sobre la que se asienta el pavimento.
3.2. Exploración de suelos: métodos, perfil estratigráfico
METODOLOGÍA
La metodología a seguir para la caracterización del suelo de fundación
comprende básicamente una investigación de campo a lo largo de la vía,
mediante la ejecución de pozos exploratorios (calicatas), con obtención
de muestras representativas en número y cantidades suficientes para su
posterior análisis en ensayos en laboratorio y, finalmente, con los datos
obtenidos en ambas fases se pasa a la fase de gabinete, para consignar
en forma gráfica y escrita los resultados obtenidos.
METODO DE EXPLORACION DE CAMPO DEL TERRENO DE
FUNDACION
En la ejecución de cualquier proyecto u obra de ingeniería civil es
necesario realizar la exploración del lugar, como parte de un programa de
investigaciones geotecnias, el mismo que involucra aspectos de geología
y mecánica de suelos. Del tamaño y tipo del proyecto dependerán de las
consideraciones del programa de exploración.
Las etapas de exploración de campo son:
1. Trabajos preliminares de gabinete:
Es la recopilación de la información del lugar como mapas, fotografías,
estudios anteriores, etc.
2. Exploración detallada del sitio y muestreo:
Levantamiento estratigráfico y mineralogía de los estratos rocosos y
condiciones del subsuelo, mediante la ejecución de pozos de prueba
denominados “calicatas” se identifican los estratos que conforman la sub
rasante y se mide la densidad natural del estrato más desfavorable. Se
debe identificar las condiciones de agua subterránea y toma de muestras
para exámenes más detallados y ensayo s de laboratorio.
3. Pruebas de laboratorio con las muestras:
Ensayos con muestras alteradas y no alteradas representativas de la
estratigrafía. Ensayos estándar con fines de caracterización física de
suelos y clasificación, así como ensayos especiales para determinar su
capacidad de soporte.
4. Ensayos en situ:
Ensayos llevados a cabo en el mismo lugar, ya sea antes o durante el
proceso de construcción; controles de compactación de campo, ensayos
de penetración ligera, etc.
5. Reporte de resultados:
Detalles de estudio geológico, perfiles estratigráficos y mapeo de los
resultados de penetración ligera, resultados de las pruebas de laboratorio
incluyendo los registros de excavaciones, referencias de las muestras e
interpretaciones estratigráficas.
Después de la exploración e investigación, se desarrollan pautas para
identificar las características y la clasificación de los suelos que se
utilizaran en la construcción de los pavimentos de las carreteras del Perú.
Es muy importante tanto para la determinación de las características del
suelo, como para el correcto diseño de la estructura del pavimento. Si la
información registrada y las muestras enviadas al laboratorio no son
representativas, los resueltos de las pruebas aun con exigencias de
precisión, no tendrán mayor sentido para los fines propuestos
3.3. Estabilización de suelos
Llamamos estabilización de un suelo al proceso mediante el cual se
someten los suelos naturales a cierta manipulación o tratamiento de modo
que podamos aprovechar sus mejores cualidades, obteniéndose un firme
estable, capaz de soportar los efectos del tránsito y las condiciones de
clima más severas.
Se dice que es la corrección de una deficiencia para darle una mayor
resistencia al terreno o bien, disminuir su plasticidad. Las tres formas de
lograrlo son las siguientes:
• Estabilización Física: Este se utiliza para mejorar el suelo produciendo
cambios físicos en el mismo. Hay varios métodos como lo son:
• Mezclas de Suelos: este tipo de estabilización es de amplio uso pero
por si sola no logra producir los efectos deseados, necesitándose siempre
de por lo menos la compactación como complemento. Por ejemplo, los
suelos de grano grueso como las grava-arenas tienen una alta fricción
interna lo que lo hacen soportar grandes esfuerzos, pero esta cualidad no
hace que sea estable como para ser firme de una carretera ya que al no
tener cohesión sus partículas se mueven libremente y con el paso de los
vehículos se pueden separar e incluso salirse del camino. Las arcillas, por
lo contrario, tienen una gran cohesión y muy poca fricción lo que provoca
que pierdan estabilidad cuando hay mucha humedad. La mezcla
adecuada de estos dos tipos de suelo puede dar como resultado un
material estable en el que se puede aprovechar la gran fricción interna de
uno y la cohesión del otro para que las partículas se mantengan unidas.
• Geotextiles
• Vibroflotación (Mecánica de Suelos)
• Consolidación Previa
• Estabilización Química: Se refiere principalmente a la utilización de
ciertas sustancias químicas patentizadas y cuyo uso involucra la
sustitución de iones metálicos y cambios en la constitución de los suelos
involucrados en el proceso.
• Cal: disminuye la plasticidad de los suelos arcillosos y es muy
económica.
• Cemento Portland: aumenta la resistencia de los suelos y se usa
principalmente para arenas o gravas finas.
• Productos Asfálticos: es una emulsión muy usada para material
triturado sin cohesión.
• Cloruro de Sodio: impermeabilizan y disminuyen los polvos en el suelo,
principalmente para arcillas y limos.
• Cloruro de Calcio: impermeabilizan y disminuyen los polvos en el suelo,
principalmente para arcillas y limos.
• Escorias de Fundición: este se utiliza comúnmente en carpetas
asfálticas para darle mayor resistencia, impermeabilizarla y prolongar su
vida útil.
• Polímeros: este se utiliza comúnmente en carpetas asfálticas para darle
mayor resistencia, impermeabilizarla y prolongar su vida útil.
• Hule de Neumáticos: este se utiliza comúnmente en carpetas asfálticas
para darle mayor resistencia, impermeabilizarla y prolongar su vida útil.
• Estabilización Mecánica: Es aquella con la que se logra mejorar
considerablemente un suelo sin que se produzcan reacciones químicas
de importancia.
• Compactación: este mejoramiento generalmente se hace en la sub-
base, base y en las carpetas asfálticas.
Estabilización con Cal.- La cal hidratada es el agente estabilizador que
se ha usado más profusamente a través de la historia, pero solo
recientemente se han hecho estudios científicos relacionados a su empleo
como estabilizador de suelos y se han cuantificados sus magníficos
resultados. Cuando tenemos arcillas muy plásticas podemos disminuir
dicha plasticidad y consecuentemente los cambios volumétricos de la
misma asociados a la variación en los contenidos de humedad con el solo
hecho de agregarle una pequeña proporción de cal. Este es un método
económico para disminuir la plasticidad de los suelos y darle un aumento
en la resistencia. Los porcentajes por agregar varían del 2 al 6% con
respecto al suelo seco del material para estabilizar, con estos porcentajes
se consigue estabilizar la actividad de las arcillas obteniéndose un
descenso en el índice plástico y un aumento en la resistencia. Es
recomendable no usar más del 6% ya que con esto se aumenta la
resistencia pero también tenemos un incremento en la plasticidad. Los
estudios que se deben realizar a suelos estabilizados con cal son: límites
de Atterberg, granulometría, valor cementante, equivalente de arena,
VRS, compresión. Se ha determinado que al mezclar la arcilla con cal
apagada los iones de calcio sustituyen algunos iones metálicos presentes
en la película de agua que rodea a la partícula de arcilla y que son
responsables de los cambios volumétricos, además, si el suelo tratado
contiene suficiente sílice y alúmina estos pueden reaccionar formando
silicatos de calcio y alúmina. Estos silicatos tienen un gran poder
cementante, lo que implica que al agregar cal también se logra aumentar
la resistencia del suelo. Como especificamos anteriormente, la
dosificación dependerá del tipo de arcilla, se agregará de 1% al 6% de cal
por peso seco. Este porcentaje debe determinarse en el laboratorio, pero
lo más común en la mayoría de los casos se requiere de un porcentaje
cerca del 3%. Procedimiento Constructivo: La capa inferior a la que se va
a estabilizar, deberá estar totalmente terminada, el mezclado puede
realizarse en una planta adecuada o en campo, obteniéndose mejores
resultados en el primer caso, la cual puede agregarse en forma de
lechada, a granel o en sacada. Si se agrega en forma de lechada, ésta se
disuelve en el agua de compactación, la que se incrementa en un 5%.
Cuando se efectúa el mezclado en el campo, el material que se va a
mejorar deberá estar disgregado y acamellonado, se abre una parte y se
le agrega el estabilizador distribuyéndolo en el suelo para después hacer
un mezclado en seco, se recomienda agregar una ligera cantidad de agua
para evitar los polvos. Después de esto se agrega el agua necesaria y se
tiende la mezcla debiendo darle un curado de hasta 48 horas de acuerdo
con el tipo de arcilla de que se trate. Se tiende la mezcla y se compacta a
lo que marca el proyecto para después aplicarle un curado final, el cual
consiste en mantener la superficie húmeda por medio de un ligero rocío.
Se recomienda no estabilizar cuando amenace lluvia o cuando la
temperatura ambiente sea menor a 5 ° C, además se recomienda que la
superficie mejorada se abra al tránsito vehicular en un tiempo de 24 a 48
horas.
Estabilización con Cemento.- El cemento mezclado con el suelo mejora
las propiedades de éste desde el punto de vista mecánico. Siendo los
suelos por lo general un conjunto de partículas inertes granulares con
otras activas de diversos grados de plasticidad, la acción que en ellos
produce el cemento es doble. Por una parte actúa como conglomerante
de las gravas, arenas y limos desempeñando el mismo papel que en el
hormigón. Por otra parte, el hidrato de calcio, que se forma al contacto del
cemento con el agua, libera iones de calcio que por su gran afinidad con
el agua roban algunas de las moléculas de ésta interpuestas entre cada
dos laminillas de arcilla. El resultado de este proceso es la disminución de
la porosidad y de la plasticidad así como un aumento en la resistencia y
en la durabilidad. Se pueden utilizar todos los tipos de cementos, pero en
general se emplean los de fraguado y endurecimiento normales. En
algunos casos, para contrarrestar los efectos de la materia orgánica son
recomendables los cementos de alta resistencia y si las temperaturas son
bajas se puede recurrir a cementos de fraguado rápido o al cloruro de
calcio como aditivo. Este tipo de estabilización es de uso cada vez más
frecuente y consiste comúnmente en agregar cemento Portland en
proporción de un 7% a un 16% por volumen de mezcla. Al mejorar un
material con cemento Pórtland se piensa principalmente en aumentar su
resistencia, pero además de esto, también se disminuye la plasticidad, es
muy importante para que se logren estos efectos, que el material por
mejorar tenga un porcentaje máximo de materia orgánica del 34%. Casi
todos los tipos de suelo que encontramos pueden estabilizarse con
cemento con excepción de los que contienen altos porcentajes de materia
orgánica. Por otra parte, los suelos de arcilla o limo requerirán un mayor
porcentaje de cemento para lograr los resultados esperados. Por lo
general, la capa que se estabiliza tiene un espesor de 10 a 15cms. y podrá
coronarse con una capa de rodadura de poco espesor (ya sea para
tránsito ligero o medio); también podrá servir de apoyo a un pavimento
rígido o flexible de alta calidad. Para la utilización del cemento, lo que
tiene verdadera importancia es que el suelo no contenga materias que
perjudiquen el fraguado o la resistencia. Interesa también para la
economía de la obra limitar el porcentaje de cemento necesario y prever
el comportamiento de las arcillas. En este orden hay que tomar en cuenta
las aptitudes intrínsecas del suelo para la estabilización como son la
Granulometría, lo que implica que los suelos a mejorarse no deben
contener piedras de tamaño superior a 60mm (es decir, que el porcentaje
que pasa por el tamiz #200 sea menor del 50%); y la Plasticidad, lo que
determinará la calidad de las arcillas, estableciendo un Límite Líquido
menor de 50% (<40%) y un Índice de Plasticidad menor de 25% (<18%).
El éxito de la estabilización con cemento depende de tres factores:
• Contenido apropiado de cemento
• Contenido apropiado de humedad
• Adecuada compactación
Por estos las mezclas deben ser sometidas a diversos ensayos como son
el de compactación, durabilidad y compresión que aparte de su objeto
específico servirán para dosificar el cemento que se empleará en la
mezcla.
Estabilización con Cloruro de Sodio.- El principal uso de la sal es como
matapolvo en bases y superficies de rodamiento para tránsito ligero.
También se utiliza en zonas muy secas para evitar la rápida evaporación
del agua de compactación. La sal común es un producto higroscópico; es
decir, es capaz de absorber la humedad del aire y de los materiales que
le rodean, de ahí que sea un efectivo matapolvo al mantener la capa con
un alto contenido de humedad. Se puede utilizar en forma de salmuera o
triturada. La dosificación es de 150grs/m2 por cada centímetro de espesor
de la capa estabilizada contando con un máximo de 8cms. Para mezclar
es más adecuado el uso de rastras con discos rotatorios. La compactación
se puede iniciar en cualquier momento luego de perfilada la superficie con
el equipo adecuado al tipo de suelo. Cuando se observe que se ha perdido
la sal por efecto del tránsito o las lluvias, la superficie debe rociarse con
450grs de sal por cada metro cuadrado.
Estabilización con Cloruro de Calcio.- Este producto trabaja de forma
similar a la sal común, su costo es mayor, pero se prefiere debido al efecto
oxidante del cloruro de sodio. En todo caso, el cloruro de calcio ayuda al
proceso de compactación y contribuye con la resistencia del suelo,
previene el desmoronamiento de la superficie y reduce el polvo. Se puede
utilizar de dos formas:
• En granos regulares o Tipo I
• En hojuelas o pelotillas o Tipo II La dosificación es de 7 a 10 libras del
tipo I o de 5.6 a 8 libras del Tipo II por tonelada de suelo. El mezclado,
compactación y terminación son es similares a los de la estabilización con
cloruro de sodio.
Estabilización o Mejoramiento con Productos Asfálticos.- El material
asfáltico que se emplea para mejorar un suelo puede ser el cemento
asfáltico o bien las emulsiones asfálticas, el primero es el residuo último
de la destilación del petróleo. Para eliminarle los solventes volátiles y los
aceites y para ser mezclado con material pétreo deberá calentarse a
temperaturas que varían de 140 a 160° C, el más común que se emplea
en la actualidad es el AC-20. Este tipo de producto tiene la desventaja de
que resulta un poco más costoso y que no puede mezclarse con pétreos
húmedos. En las estabilizaciones, las emulsiones asfálticas son las más
usadas ya que este tipo de productos si pueden emplearse con pétreos
húmedos y no se necesitan altas temperaturas para hacerlo maniobrable,
en este tipo de productos se encuentra en suspensión con el agua,
además se emplea un emulsificante que puede ser el sodio o el cloro,
para darle una cierta carga a las partículas y con ello evitar que se unan
dentro de la emulsión; cuando se emplea sodio, se tiene lo que se conoce
como emulsión aniónica con carga negativa y las que tienen cloro son las
emulsiones catiónicas que presentan una carga positiva, siendo estas
últimas las que presentan una mejor resistencia a la humedad que
contienen los pétreos. Se tienen emulsiones de fraguado lento, medio y
rápido, de acuerdo al porcentaje de cemento asfáltico que se emplea. Una
emulsión asfáltica es una dispersión de asfalto en agua en forma de
pequeñas partículas de diámetro de entre 3 y 9 micras. Este tipo de
aglutinantes puede usarse casi con cualquier tipo de material aunque por
economía se recomienda que se emplee en suelos gruesos o en
materiales triturados que no presenten un alto índice de plasticidad, puede
usarse también con las arcillas pero solo le procura impermeabilidad,
resultando un método muy costoso, además con otros productos se logra
mayor eficiencia y menor costo para los suelos plásticos. Es importante
que el material pétreo que se va a mejorar, presente cierta rugosidad para
que exista un anclaje adecuado con la película asfáltica, situación que se
agrava si el material pétreo no es afín con el producto asfáltico. Algunos
productos asfálticos contienen agua y si esto no se toma en cuenta se
pueden presentar problemas muy serios al momento de compactar, la
prueba que más comúnmente se emplea en el laboratorio para determinar
el porcentaje adecuado de asfalto a utilizar se conoce como "prueba de
valor soporte florida modificada" y el procedimiento consiste en elaborar
especímenes de pétreos que presentan cierta humedad usando
diferentes porcentajes de asfalto, se compactan con carga estática de
11.340 Kg. (140 Kg/cm²). Después de esto se pesan y se meten a curar
al horno a una temperatura de 60° C, se sacan y se penetran hasta la falla
o bien hasta que tengan una profundidad de 6.35mm registrándose la
carga máxima en Kg., se efectúa una gráfica para obtener el porcentaje
óptimo de emulsión y se recomienda que el material por mejorar presente
un equivalente de arena mayor de 40% y el porcentaje de emulsión varíe
en un porcentaje de 1.
El procedimiento constructivo se desarrolla de la manera siguiente: la
capa a mejorar ya tiene que estar completamente terminada. No se debe
hacer la estabilización cuando hay mucho viento, menos de 5° C o lluvia.
También se puede estabilizar con ácido fosfórico y fosfatos; fosfato de
calcio (yeso), resinas y polímeros. La dosificación depende de la
granulometría del suelo, suelos finos requieren mayor cantidad de
bitumen, así suelos plásticos muy finos no pueden estabilizarse a un costo
razonable debido a la dificultad para pulverizarlos y la cantidad de bitumen
exigido. En general, la cantidad de bitumen utilizado varía entre un 4% y
un 7% y en todo caso la suma de agua para compactación más el bitumen
no debe exceder a la cantidad necesaria para llenar los vacíos de la
mezcla compactada.
3.4. Los geosintéticos
Los Geosintéticos son un grupo de materiales fabricados mediante la
transformación industrial de substancias químicas denominadas
polímeros, del tipo conocido genéricamente como “plásticos”, que de su
forma elemental, de polvos o gránulos, son convertidos mediante uno o
más procesos, en láminas, fibras, perfiles, películas, tejidos, mallas, etc.,
o en compuestos de dos o más de ellos, existiendo también algunas
combinaciones con materiales de origen vegetal.
Aunque en la naturaleza existen de manera natural, substancias
poliméricas, como la seda y la celulosa, la diferencia con los geosintéticos,
es que estos últimos son fabricados por el hombre, a partir de productos
obtenidos de la refinación del petróleo.
Otra característica particular de los geosintéticos es que su aplicación se
relaciona con la actividad de la construcción, por lo que participan como
parte integral de sistemas y estructuras que utilizan materiales de
construcción tradicionales, como suelos, roca, agregados, asfaltos,
concreto, etc.
Sus funciones dentro de tales estructuras son las de complementar,
conservar, o bien mejorar el funcionamiento de los sistemas constructivos
e inclusive, en algunos casos, sustituir por completo algunos materiales y
procesos de la construcción tradicional.

Propiedades generales de los geosintéticos, a partir de su naturaleza


polimérica.
Los plásticos son los componentes principales en los geosintéticos. En la
actualidad, muchas industrias sustituyen ventajosamente materiales
tradicionales tales como agregados, suelos, metal, vidrio, etc., por
materiales de plástico, que poseen, en general, las siguientes
propiedades:
- Ligereza, existiendo materiales menos densos que el agua.
- Ductilidad
- Maleabilidad
- Elevada elasticidad
- Resistencia Mecánica
- Resistencia a agentes químicos, la cual varía dependiendo del material
- Posibilidad de mejorar sus propiedades mediante aditivos o procesos
mecánico - térmicos
- Rangos variables de resistencia al intemperismo, existiendo algunos que
deben ser protegidos y otros que pueden ser expuestos a la intemperie
por lapsos largos, sin experimentar deterioro.
- Baja absorción de agua
- Resistencia a la biodegradación, la cual varía según el material de que
se trate
La familia de los Plásticos es muy extensa. Los productos de esta
naturaleza que se utilizan para fabricar geosintéticos es apenas una
pequeña fracción de los polímeros que se utilizan en la sociedad
moderna.
En general, las propiedades específicas de un plástico dependen de la
combinación de muchas variables, las cuales son, entre otras:
 Naturaleza química: Grupos funcionales, peso molecular, dispersión
del peso molecular, ramificaciones de la cadena
principal, incorporación química de componentes (copolímeros),
incorporación física de aditivos, tipo de formulación, etc.
 Historia de esfuerzos, temperaturas y exposición a agentes
ambientales durante su vida útil.
 Procesos de transformación o formado
 Procesos de acabado.
Es importante hacer notar que el nombre genérico de un plástico o
polímero, tal como “Polipropileno”, “Polietileno de Alta Densidad”,
“Poliéster”, etc., no es suficiente para caracterizarlo de manera
completa, porque bajo la misma denominación pueden producirse
diversos productos, con propiedades diferentes.
CLASIFICACION DE LOS GEOSINTETICOS
La siguiente clasificación muestra los distintos Geosintéticos; de cada
tipo existen distintas clases o subcategorías.

GEOTEXTILES
Son telas con diversas estructuras, cuyos elemento individuales son
fibras, filamentos, o cintas de plástico, que siguiendo diversos patrones de
distribución de sus elementos individuales, se reúnen y entrelazan entre
sí por medio de diversos procesos que les someten a acciones
mecánicas, térmicas, químicas, o varias de ellas, obteniendo
así, estructuras continuas, relativamente delgadas, porosas
y permeables en forma de hojas, que tienen resistencia en su plano.
Tipos de Geotextiles, según el proceso de su fabricación:
 Geotextiles No Tejidos
 Geotextiles Tejidos
Tipos de Geotextiles, según el polímero de su fabricación:
 Geotextiles de Poliéster
 Geotextiles de Polipropileno
Las propiedades de los Geotextiles son resultado de la combinación de
su polímero base, de su estructura y de los procesos de acabado a que
se sometió el material.
La estructura es el arreglo geométrico entre los elementos individuales
del producto, ya sean fibras cortadas, filamentos o cintas, y del tipo de
unión entre los mismos, factores que resultan en un material específico. 1
El grupo con un uso más extendido, tanto en cantidad de aplicaciones
como en consumo total, es el de los Geotextiles No Tejidos, que se
caracterizan porque las fibras que los componen se distribuyen en forma
desordenada, en todas direcciones.
Dentro de este grupo, es el de los Geotextiles No Tejidos Punzonados, el
de mayor consumo mundial; en ellos, la unión entre sus fibras se logra
mediante entrelazamiento por la acción de agujas, con lo que se
obtienen estructuras adaptables, pues sus fibras tienen una
relativa libertad de movimiento entre sí, lo que genera una importante
elongación inicial, antes de entrar en tensión.
Su comportamiento bajo tracción se caracteriza por una relativamente
baja carga en tensión inicial, que corresponde a una elongación
inicial relativamente alta (bajo módulo inicial), lo que explica al alto
grado de adaptabilidad de este tipo de geotextil, que le permite
adaptarse a superficies irregularidades, sin ser dañado.
Tienen este tipo de geotextiles, además, muy alta porosidad y
permeabilidad, tanto en su plano como a través de su plano, siendo filtros
muy eficientes. Son resistentes al bloqueo de sus poros con suelo bien
graduado. El flujo a través de su estructura inicia con carga hidráulica muy
baja. .
Una manera muy común de clasificarlos es por su masa por unidad de
área, siendo los de uso más extendido desde 140 hasta 400 g/m2,
aunque existen de mucha mayor masa, para aplicaciones especiales.
Por sus características ya descritas, los Geotextiles No Tejidos
Punzonados, se utilizan para aplicaciones de Separación de
Materiales, Filtración, Drenaje, Control de la Erosión y Prevención de la
Reflexión de Grietas.
Los más pesados y resistentes se utilizan para Protección de
Geomembranas, Estabilización y Refuerzo.
Otros Geotextiles No Tejidos. Algunos materiales son modificados
posteriormente al punzonado, mediante fusión superficial de sus fibras,
estiramiento a alta temperatura o aplicando tratamientos en su superficie,
con resinas químicas y posterior horneado, con el fin de variar sus
propiedades, con diferentes propósitos.
Geotextiles No Tejidos Termosellados son aquellos que se obtienen por
medio de la fusión de sus fibras, sobre las que se aplica
presión mediante rodillos calientes, lisos o con relieves, fusionando toda
la superficie del material o sólo áreas selectas del mismo.
El resultado son geotextiles delgados en los que las fibras no tienen
libertad de movimiento y su comportamiento es más tenaz. La
permeabilidad del producto final es menor cuando se usan rodillos lisos.
Otro grupo importante de geotextiles son los Geotextiles Tejidos, en los
que su construcción sigue un patrón geométrico claramente definido, que
se logra por medio del entrelazamiento de filamentos o cintas planas en
dos direcciones mutuamente perpendiculares, mediante un proceso de
urdido, por el cual es posible combinar diferentes tipos de filamentos en
cualquiera de las direcciones del tejido, para obtener las propiedades de
resistencia que se buscan, en las dos principales direcciones de
fabricación. Estos geotextiles son menos rígidos en el sentido diagonal.
Dentro de este grupo de materiales tejidos, son los Geotextiles Tejidos
de Cinta Plana los de mayor volumen de uso; las cintas que los componen
son planas, mejor conocidas como rafia. Debido a que su resistencia se
tiene principalmente en los sentidos de fabricación y en el transversal a
éste, se someten a un proceso de acabado térmico para reducir el
movimiento relativo de las cintas.
Su comportamiento bajo tracción muestra una carga en tensión
inicial relativamente alta, con baja elongación (alto módulo inicial). Por ello
su capacidad de adaptación a superficies irregularidades filosas, como
son subrasantes con presencia de roca, es baja. Su aplicación más
exitosa es como refuerzo sobre estratos que experimentan asentamientos
al construir, como son zonas de suelos saturados y pantanos, sin roca
presente en la superficie, pues de este modo pueden desarrollar su
capacidad de refuerzo a la tensión y mantener su integridad.
Sus aberturas son pequeñas y su permeabilidad baja respecto de
los Geotextiles No Tejidos y de los Geotextiles Tejidos de
Monofilamentos; sólo permiten flujo a través de su plano, requiriendo
para ello que exista un cierto valor de carga hidráulica, y poseen poca
resistencia al bloqueo de sus poros con suelo bien graduado. Por lo
anterior, no se usan para aplicaciones de filtración o que requieren alta
permeabilidad.
Los tipos más usuales varían desde 140 hasta 280 g/m2.

Los Geotextiles Tejidos de Monofilamentos se componen por


filamentos de sección circular relativamente gruesos, con tamaños de
aberturas claramente establecidas y mensurables mediante
procedimientos sencillos. Según la combinación de los filamentos en las
direcciones de fabricación y transversal se controla la permeabilidad y
tamaño de abertura. Se utilizan en aplicaciones de filtración, y de
refuerzo en las que se requiere una alta permeabilidad.
Su carga en tensión inicial es alta y su elongación es baja (alto módulo
inicial). Por lo mismo, su capacidad de adaptarse a irregularidades es
baja.
Sólo poseen flujo a través de su plano y su Permeabilidad es muy alta, no
requiriendo la existencia de una carga hidráulica apreciable para
establecer el flujo. Su resistencia al bloqueo con suelo, bien graduado o
no, es muy alta y se considera su estructura muy favorable para el diseño
de soluciones a casos críticos de filtración.

Los Geotextiles Tejidos de Multifilamentos son producto del urdido de


multifilamentos, mismos que son el resultado del trenzado de varios
filamentos de menor diámetro. Son materiales con muy alta resistencia a
la tensión y alto módulo de tensión.
Su carga en tensión inicial es muy alta y su elongación es baja. Su
capacidad de adaptación a irregularidades es relativamente baja. Son el
grupo de mayor resistencia a la tensión entre los geosintéticos utilizados
para reforzar.
Su Permeabilidad es intermedia. Sólo se establece el flujo a través y no
en su plano. Son resistentes al bloqueo de sus poros con suelo, bien
raduado El flujo inicia con baja carga hidráulica.
Se utilizan primordialmente para aplicaciones de estabilización de
terraplenes que se construyen sobre terrenos de muy baja capacidad de
carga.

GEOMEMBRANAS
Las Geomembranas son láminas de muy baja permeabilidad que se
emplean como barreras hidráulicas; se fabrican en diversos espesores y
se empacan como rollos que se unen entre sí mediante técnicas de
termofusión, extrusión de soldadura, mediante aplicación de adhesivos,
solventes o mediante vulcanizado, según su naturaleza química.
Tipos de Geomembranas, según el proceso de su fabricación:
 Geomembranas No Reforzadas
 Geomembranas Reforzadas
Tipos de Geomembranas, según el polímero de su fabricación:
Geomembranas de PVC Plastificado
 Geomembranas de Polietileno de Alta Densidad
 Geomembranas de Polipropileno
 Geomembranas de Polietileno Cloro Sulfonado
 Geomembranas de Hules Sintéticos
Las Geomembranas de mayor volumen de aplicación son las No
Reforzadas, de Polietileno de Alta Densidad y de PVC Plastificado.
Las Geomembranas de Polietileno de Alta Densidad (PEAD) se
fabrican en rollos anchos, de 7.0m o más, y en esta presentación se
embarcan al sitio de la obra, donde se unen unos con otros mediante
equipo de termofusión y extrusión de soldadura del mismo polímero.
Otro tipo muy usual de Geomembranas, son las de PVC Plastificado, las
cuales se instalan mediante la unión en campo, de lienzos prefabricados
en plantas industriales, según un despiece planeado, para luego unirse
unos con otros en su sitio de ubicación final, a manera de rompecabezas.
Esto es posible en las Geomembranas de PVC Plastificado, porque los
lienzos pueden ser doblados y empacados en forma de paquetes, sin
causar daño al material, como podría ser en otro tipo de láminas que se
agrietan al ser dobladas. Lo anterior resulta en instalaciones muy rápidas.
Las técnicas de unión en el sitio de la obra, para las Geomembranas de
PVC pueden ser mediante termofusión, aplicada por una empresa
especializada, o mediante aplicación de adhesivos especiales. Este
último caso es una gran ventaja en caso de presentarse rupturas en la
membrana de manera accidental, posteriormente a su instalación por el
proveedor, pues el mismo usuario puede realizar la reparación sin
necesidad de gastar en ayuda especializada, ya que la técnica de unión
con adhesivo es muy sencilla.
La selección del tipo de geomembrana para cada aplicación requiere del
análisis de diversas variables:
 Compatibilidad Química
 Comportamiento Mecánico Requerido
 Exposición al Intemperismo
 Eventual Daño Mecánico y Reparaciones
Las variables indicadas anteriormente no son, sin embargo, las únicas a
considerar, requiriéndose generalmente, de una evaluación más completa
de la instalación de que se trata, tomando en cuenta que existen
situaciones que requieren diseñar de manera más completa, no pudiendo
depender exclusivamente de un producto (la geomembrana), para impedir
el acaecimiento de situaciones graves, como puede ser, por ejemplo, la
fuga de sustancias peligrosas que pueden contaminar el ambiente y
amenazar la salud pública, para lo cual se requiere construir sistemas
impermeables, en vez de simplemente utilizar productos impermeables.
El diseño de instalaciones de ese tipo se lleva a cabo por empresas
especialistas y generalmente las soluciones implementadas emplean
otros Geosintéticos además de Geomembranas, en diseños “a prueba de
fallas”.

GEOREDES O GEOMALLAS
Son elementos estructurales que se utilizan para distribuir la carga que
transmiten terraplenes, cimentaciones y pavimentos, así como cargas
vivas, sobre terrenos de baja capacidad portante, o bien como elementos
de refuerzo a la tensión unidireccional, en muros de contención y taludes
reforzados que se construyen por el método de suelo reforzado.
Por su funcionamiento, las Georedes son de dos tipos principales:
 Georedes Biaxiales, que poseen resistencia a la tensión en el
sentido de su fabricación (a lo largo de los rollos) y también en el
sentido transversal al anterior.
 Georedes Uniaxiales, que poseen resistencia a la tensión
únicamente en el sentido de fabricación.
Por su Flexibilidad, se tienen dos tipos:
 Georedes Rígidas, que se fabrican mediante procesos de pre-
esfuerzo del polímero, primordialmente Polipropileno y Polietileno
de Alta Densidad.
 Georedes Flexibles, fabricadas mediante procesos de tejido de
filamentos de alta tenacidad, que fueron previamente sometidos a
un alto grado de orientación molecular; se fabrican de Poliéster.
Dado que las Georedes Uniaxiales se utilizan en estructuras
cuyo comportamiento debe garantizarse por lapsos muy largos (de hasta
100 años), sus propiedades relevantes son:
- Resistencia a la Tensión
- Resistencia a Largo Plazo Bajo Carga Sostenida
- Coeficiente de Fricción en contacto con el suelo que refuerza
- Resistencia al Daño Mecánico
- Resistencia a ataque químico y biológico
Las Georedes Biaxiales funcionan mediante mecanismos de interacción
con el suelo y los agregados, que les permiten tomar parte de los
esfuerzos inducidos durante la construcción, mediante fuerzas de tensión
que se desarrollan en el plano del material.
Por ello, las propiedades principales de las Georedes Biaxiales,
directamente relacionadas con sus diversas aplicaciones, son:
 Tamaño de aberturas
 Rigidez a la flexión
 Estabilidad de Aberturas
 Módulo de Tensión
 Resistencia a la Tensión

GEODRENES
Los geodrenes son drenes prefabricados elaborados mediante la
combinación de núcleos de plástico con alta resistencia a la compresión
y muy alta conductividad hidráulica, y cubiertas de un geotextil filtrante
que impide la intrusión de suelo dentro de los vacíos disponibles para el
flujo; su función es captar y conducir líquidos a través de su plano.
Son estructuras continuas y extremadamente delgadas, en comparación
con las dimensiones requeridas para construir drenes a base de
agregados y tuberías.
Tipos de Geodrenes, según el Polímero de su Núcleo
 Núcleo de Poliestireno de Alto Impacto
 Núcleo de Polietileno de Alta Densidad
Tipos de Geodrenes, según la forma de su Núcleo
 Núcleos en forma de canastilla
Contienen una multitud de conos espaciadores que forman canales por
los cuales se transporta el fluido captado. El ingreso de los fluidos al
producto se realiza por ambas caras del núcleo, cuyo reverso es plano y
tiene orificios.
 Núcleos en forma de malla
Contienen en ambas caras, series de gruesos cordones de plástico,
paralelos entre sí, que se superponen sobre otra serie de cordones del
mismo tipo, formando ángulos agudos, teniendo apariencia
de mallas tejidas, con alta proporción de áreas abiertas, uniformes en
tamaño. El flujo del agua en el plano del material se establece a través
de los canales resultantes.
El Geotextil filtrante generalmente es del tipo No Tejido, aunque
existen variantes para casos especiales en los que se usan
geotextiles tejidos, por su alto módulo de tensión.
Los Geodrenes más gruesos y con mayor capacidad de flujo
se utilizan en los hombros de las carreteras para abatir el nivel freático y
de este modo proteger el pavimento o bien para colectar y desalojar el
agua captada por capas permeables del pavimento. Los más delgados
se emplean en el respaldo de muros de contención, para cortar líneas de
flujo procedentes de filtraciones en la parte superior del relleno
contenido por el muro y así evitar la generación de empujes hidrostáticos
sobre el mismo y también para interceptar flujos en laderas.

GEOMANTAS
Son láminas relativamente gruesas formadas con filamentos cortos o
largos de plástico, generalmente polipropileno, polietileno o nailon, de
sección rectangular o cónica, simplemente agrupados con ayuda
de redecillas, aglutinantes o costuras muy sencillas, o bien fuertemente
entrelazados entre sí, que pueden o no incluir capas de fibras de origen
vegetal.
Se instalan sobre taludes para evitar su erosión, como elementos de
protección permanente o temporal, y combinadas o no, con siembra de
semilla.
Sus funciones son las de reducir la capacidad erosiva de los
escurrimientos, proteger al suelo, acelerar la germinación de especies
vegetales implantadas, reforzar las raíces, o varias de ellas.
Las Geomantas se fabrican con diferentes propiedades pudiendo
agruparse de la siguiente manera:
 Mallas sintéticas delgadas, con baja porosidad y resistencia
mecánica limitada, que se utilizan únicamente como materiales de
cubierta, para aplicaciones temporales.
Mallas sintéticas gruesas, con estructura tridimensional, alta
porosidad y suficiente resistencia para permitir el llenado de sus
poros con suelo.
 Mallas sintéticas gruesas, que contienen capas de fibras vegetales,
con estructura tridimensional, baja porosidad y suficiente
resistencia para permitir el llenado de sus poros con suelo.
Mallas sintéticas gruesas, con estructura
tridimensional, alta porosidad y alta resistencia que además de
permitir el llenado de sus poros con suelo, refuerzan el sistema
radicular a largo plazo, una vez que se ha desarrollado la
vegetación. La resistencia mecánica puede ser aportada por los
mismos filamentos sintéticos que forman su estructura o por un
elemento de refuerzo adicional.
 Igual al anterior, pero de menor porosidad por la inclusión en
su estructura, de capas de fibras de coco.
GEOCELDAS
Las Geoceldas son estructuras tridimensionales de gran peralte y
forma romboide, que se utilizan para contener rellenos en taludes, con
el objetivo de evitar su deslizamiento y erosión. También se utilizan para
confinar materiales dentro de sus celdas y construir plataformas
reforzadas, con mayor capacidad de distribución de la carga; en esta
aplicación, el producto previene la falla por desplazamiento lateral del
relleno bajo las cargas impuestas.
Se fabrican con diversos peraltes y tamaños de abertura de celda, en
Polietileno de Alta Densidad y Polipropileno.

GEOCOMPUESTOS DE BENTONITA
Son laminaciones de bentonita de sodio confinada entre dos capas de
geotextil. Se usan primordialmente en el confinamiento de substancias
peligrosas, como elemento para sellar eventuales perforaciones en las
Geomembranas utilizadas como barrera primaria. Se fabrican en rollos
que se traslapan y unen entre sí, utilizando bentonita granular bajo los
traslapes.
Su empleo requiere revisar la eventual existencia de sales de calcio que
pueden afectar a la bentonita contenida en el producto.
Los Geocompuestos de bentonita laminada son materiales muy pesados
(>5 kg/m2) y requieren estar confinados para desarrollar su función
sellante de orificios, derivada de la alta expansividad de la bentonita al
hidratarse.

IV. CONCLUSIONES
V. RECOMENDACIONES
VI. BIBLIOGRAFÍA

También podría gustarte