Está en la página 1de 3

Carlino (2009) plantea que hay que aprender a ser un lector-predador.

El concepto
pertenece a Keith Hjortshoj y a Katherine Gottschalk, desarrollado en el libro The Elements
Of Teaching Writing. A Resource For Instructors In All Disciplines (2003). Formar lectores
predadores implica que los alumnos salgan a la búsqueda del conocimiento en un texto y
puedan distinguir su propio punto de vista del punto de vista del autor.

Para convertirse en un lector predador, hay que concentrarse en las siguientes


preguntas antes de comenzar a leer (adaptado de las páginas 31-55):

“¿Qué estoy leyendo?” Cualquier lectura asignada califica, especialmente un


texto que está tentado a evitar.

Por qué estoy leyendo esto


Because you must to succeed/pass/not fail may be your simplest, most honest answer.

Cómo puedo leerlo ... de manera eficiente?” Muy pocos textos deben leerse de principio a
fin. La poesía, los cuentos y las novelas son ejemplos en los que el escritor ha elegido
palabras específicas en un orden específico, a menudo después de muchas revisiones, para
crear un significado en varios niveles. La poesía, los cuentos y las novelas merecen ser
leídas en línea recta, a veces más de una vez, y discutidas en detalle.

Por otro lado, la mayoría de los textos académicos están organizados para proporcionar
varias formas de leerlos: por títulos de capítulos, por encabezados, por subtítulos y, por
último, por párrafos. El formateo ayuda al lector a navegar un texto como lo haría un
explorador en un territorio extranjero, explorando el entorno general en busca de la
información más importante. Como escribe Hjortshoj, “el escaneo analítico es ... como
examinar un mapa topográfico o una fotografía aérea de un área completa: estudiar la
estructura del paisaje y señalar puntos altos o centros de importancia. Sin estar ligado a
ningún camino lineal, su visión puede moverse en cualquier dirección, enfocar de cerca o
ampliar para abarcar todo ”(51). Para comenzar su navegación, siga las siguientes pautas:

Para textos de longitud de libro, revise la tabla de contenidos y títulos de los capítulos.
• Dentro de los capítulos y textos de extensión de artículos, encabezados de encuestas y
subtítulos.
• Decida qué secciones de un texto asignado parecen ser las más útiles para su agenda
requerida (discusión en el aula, examen de ensayo, documento de investigación).
• Centrándose en SOLO UNA SECCIÓN ÚTIL A LA VEZ, primero lea la introducción,
luego lea solo la primera oración significativa (oración temática) y la última oración
(oración final) de cada párrafo del cuerpo, y luego lea la conclusión.
• ¿Qué entiendes de tu tema ahora?
• ¿Qué secciones siguen siendo pertinentes para su agenda?
• Dentro de las secciones pertinentes, ¿qué párrafos prometen información útil?
• Lea los párrafos útiles en su totalidad, palabra por palabra. Busque palabras desconocidas
en su diccionario en línea favorito * y aplique su significado al contexto actual.
• ¿Qué sabes ahora?
• ¿Qué necesitas leer, si es que necesitas algo?

¿Cómo puedo recordar lo que [he leído]?”


A muchos de nosotros nos gusta pensar que los estudiantes exitosos nacen con la
capacidad de recordar lo que quieran cuando lo necesiten. No es así, según
Hjortshoj: "No recordar es realmente la norma, y el olvido ocurre muy rápidamente
a menos que tome algunas medidas activas para retener información" (34). Usa
las siguientes estrategias para ayudarte a recordar lo que has leído. Tendrá que
escribir en sus libros, incluidos los textos de alquiler (tiene permiso de la librería
para hacerlo).

Resalte la ruta que toma como un lector "predatorio", usando un color para los puntos
principales y un color de contraste para los puntos de apoyo.
2. Hacer notas en los márgenes de las secciones difíciles y/ u obviamente importantes.
Incluya tantos de los siguientes como sea posible:
a. Su nueva redacción del material;
b. Preguntas para hacerle a su profesor o compañeros de estudios;
c. Contra-argumentos que se pueda imaginar;
d. Conexiones que puede hacer a un tema relacionado, más familiar;
e. Ejemplos concretos y específicos que puedas imaginar.
3. Recordar la regla de oro: solo puede poner la información que entiende en sus propias
palabras, pero al mismo tiempo, desafiarse a poner nueva información en sus propias
palabras lo invita a luchar por una comprensión más completa.
Para ampliar la red de la información en su memoria a largo plazo:
1. Use su ruta y notas predatorias resaltadas para construir un esquema informal. Preste
atención a la diferencia entre los puntos principales y los puntos de apoyo.
2. Use su esquema informal para redactar un resumen preciso de los puntos del escritor.

Ahora tiene un documento valioso para actualizar rápidamente su memoria más tarde,
mucho más fácil que intentar volver a ingresar a un texto sin marcar. Hjortshoj hace una
afirmación audaz: "Si te conviertes en un adepto [a través de la práctica] al escanear de esta
manera, puedes" leer "un libro completo en veinte o treinta minutos. Si toma notas en el
proceso, terminará con una comprensión más útil de su contenido que si hubiera pasado
varias horas leyendo de principio a fin de manera pasiva y lineal ”(52). Considere el
progreso que puede hacer al escanear un capítulo de un libro de texto o un artículo en un
diario académico y hacer las anotaciones que sugerimos anteriormente.

…composed by Barbara Hardie, University Writing Center Mini-Course, August 2001. Revised 2010.
Work Cited: Hjortshoj, Keith. The Transition to College Writing. 2nd ed. New York:
Bedford/St. Martin’s, 2001. Print.

Intereses relacionados