Está en la página 1de 6
Como preparar un proyecto de documental #1 documental segiin Michael Rabiger 2Cémo diablos escribir de cosas que no han ocurrido atin ~como un documental que atin no existe?-.. Como maestro de cine especializado en la produccién de documen- tales, y que he dado igualmente talleres en el extranjero, he escuchado este grito de angustia en tres continentes, tanto de estudiantes como de profesionales en el cine. Siendo yo mismo un documentalista, sé que escribir un proyecto puede parecer un miserable ejercitarse en humo, espejos y compromisos, ya que un proyecto es realmente un contrato que uno escribe para si, cuya cristalizacién precede ~y por lo mismo gobierna~ a la direccién de ese documental, Puede ser también una camisa de fuerza: si uno no arriesga nada en el papel, puede uno terminar haciendo el tipo de peliculas que ha hecho que la palabra “documental” signifique para el pti- blico “aburrimiento”. Tratado de manera diferente, sin embargo, el proyecto puede converte en una etapa de preproduccién extraordinariamente constructiva que li bere nuestras propias energ(as durante la filmacién. Mi mayor aprendizaje en cuanto a lo que es un buen 0 mal proyecto ocurrié del lado receptor. El tratar de evaluarlos, como tutor y como miembro de la instancia cal ficadora en 1Tvs, me ha convencido de que un proyecto puede mostrar preparacion originalidad en la manera de acercarse al tema, o bien una falta de ellas. Mi experiencia con ITVS me abrié los ojos, Formaba parte de una instancia regio- nal que estaba juzgando 160 proyectos de documental provenientes de toda Amé- rica, Los miembros del jurado acordamos con facilidad en cuanto a qué materiales en pantalla © escritos~ eran mejores. Pero el proceso, que tomé dos dias y medio, confirmé una triste verdad: muy pocos cineastas -atin entre aquellos con muy alto grado de profesionalismo- podian efectivamente comunicar ideas y planes para un documental. Entendlia que si la television se encuentra probablemente dominada por periodistas, es porque éstos hacen proyectos coherentes. La mayor desventaja de quien propone un proyecto de documental consiste en que en la actualidad este tipo de peliculas son hechas orginicamente y, por lo mis- mo, es imposible el predecir con exactitud todos sus distintos components. Si uno trata si embargo al dacumental camo una especie de drama que presenta elementos cconocids y algunos elementos variables, uno se encuentra de hecho califcado para escribir acerca del plan general, asi como para reconocer en los elementos inestables =como los solos en una composicién jazzistica— posibilidades que lleven en direccio- nes diversas que puedan ser aprovechables 39 yo Eaten Canto Ente Te Antes que otra cosa, un documental debe contar una buena historia, Como todo drama, prospera a partir de personajes interesante, situaciones excepcionales, ten- sién, conflcto. Para decir algo memorable acerca de la condicién humana, se debe también expresar un punto de vista humano. No es suficiente suministrar “hechos” 6 “mostrar la realidad”; debe haber un punto de vista humano critico integrado, © la pelicula sera s6lo otra pelicula desde el otro lado de la barrera que pretende pasar por documental, ya que un verdadero documental hace que nos comprometamos emocionalmente, toma posicién e implica una critica social. Eso es lo que lo aparta dle las peliculas actuales, informativas 0 promocionales. Segin mi experiencia los mejores proyectos surgen de no tratar de hacer dema- siado a la vez. Recomiendo dividir la operacién en varias etapas: 1, BUSCAR UN TEMA QUE SEA ADECUADO A UNO MISMO- ‘Muchos cineastas comienzan por el lado equivocado del telescopio y trabajan hacia atras al partir de lo que el pablico, alguna instituci6n financiera 0 un produetor en particular parecen preferir. Se tiene que reconocer en primer lugar aquello para lo que uno esta capacitado para hacer bien. En mis alleres pido a menudo a los partici- pantes que hagan una lista (privada) de aquello que en su vida los ha profundamente conmovido, Cuando sopesan los seis u acho acontecimientos (normalmente dolorosos) que podrian entrar en la lista, es tipico que los cineastas distingan claramente aquello para lo que su experiencia los ha capacitado. El reconocer por qué uno esté haciendo una pelicula en particular —la vida de uno se encuentra quizé marcada por la inmigracién, por violencia familias, por vivir on una persona discapacitada, o por personas que han abusado de su poder pro- porciona un sentido de apremio y un significado personal a un trabajo que con anterioridad parecia arbitrario. Un drea tematica que nos es realmente propia pro- porciona una energiailimitada, Responder a una necesidad para nuestro desarrollo lo impulsa a uno hacia la demés gente, lo hace a uno sentirse comprometido ly por lo mismo con autoridadh, y le proporciona a nuestra pelicula no sé6lo un objetivo, sino la fuerza de una personalidad. No hay ningiin tema que sea nuevo bajo el Sol, pero hay muchas maneras ori- ginales de tratarlo, Hay que hacer una verdadera investigacién, no sélo en libros 0 periddicos. Hay que meterse hasta el fondo en el mundo que uno planea filmat, ‘observario y escucharlo mucho, y anotar todo aquello que nos llama la atencién, Buscar personajes interesantes y anotar sus mas substanciosas expresiones, No hay que pensar en comenzar a partir cle problemas (la gente que vive en la calle, la cri= minalidad entre la clase media, la desercién en el bachillerato, etcétera), sino a partir. de personajes que nos llaman ta atencion. Es mas probable que problemas clara y profundamente delineados surjan a partir de personajes vitales y comprometidos, que al revés. Mientras uno investiga hay que anotar nuestras reacciones y qué nos hizo reaccio- sat de esa manera; hay que dejar que estos descubrimientos den forma a nuestra concepcidn de la pelicula, Hay que evita el hacer una lista de “problemas” endu- recedores y autoincriminatorios en nuestro proyecto; muy probablemente quien lo Jea los habré encontrado ya en una docena de programas televisivos. En lugar de eso hay que proponer una manera original de ver el origen y la complejidad de esos problemas o cambiar de tema, 2. DesCuBRIR UN PUNTO DE VISTA (0 ANGULO) Escribir en no més de seis lineas una hipdtesis o premisa de trabajo ~esto es: tres 0 cua- tro oraciones definiendo el tema ce la pelicula, los principales personajes, qué es lo que esti en juego y qué busca mostrar la pelicula~. Esto cumple con el requisito de hacer tuna “breve descripcidn” que normalmente se pide a quienes presentan proyectos. Esta premisa de trabajo es basica para cualquier proyecto narrativo, sea éste una novela, una obra de teatro, una pelicula de ficcién o un documental. En ella uno define el significado o la intencién central del proyecto, si no puecte uno hacerlo bien, quien lea el proyecto supondra con justa razén que uno carece de visibn y de pro- pésito. Tiendo a llamar “hipétesis ce trabajo” a la premisa documental, porque ast se da lugar a que el conocimiento cada vez mayor que va adquiriendo el director en cuanto a su tema, asi como la inestabilidad de la vista registrada en su flujo, le per- mitan afinar o hasta cambiar el curso de la pelicula 3. DESARROLLAR UNA ESTRATEGIA PARA LA FILMACION DEL MATERIAL Un lector experimentado en la evaluacién de proyectos cuestiona constantemente los problemas practicos. Qué y cémo se va a filmar: qué emociones transmiten las diferentes secuencias; si se piensa abordar el tema a la manera de una mera observacién, tipo “cine di- recto” o sise va a interceder a la manera de un catalizador ~1o cual constituye uni prueba importante acerca de si uno sabe realmente lo que esté haciendo-. Si bien, tun tema candente y filmado de manera directa puede llevar consigo su propia his- toria, hay peliculas que con toda raz6n se centran en lo no sensacional, y pueden necesitar de las técnicas de intercesién del cinéma vérite: entrevistas, una narracién que guie al espectador, u otros mecanismos que interrumpan el tiempo y el espacio, y lleven al pdblico a puntos de especial importancia. Si esto falta, la pelicula puede dejar al piiblico molestamente confuso y tratando de desentraiar alusiones que son delicadamente impenetrables. ello, Guin elation 2 an Coto o¢ Exteouana oe Tesion Eoucavn 42 4, AGRUPAR INTENCIONES: Hay que separar nuestras ideas de acuerdo a listados tales como “hipdtesis de tra- bajo”, "tema’, “lista de secuencias de accién’, “principales personajes”, “contlicto principal”, “resolucién (0 consecuencias) previstas’, “inclinaciones del piiblico”, “es- tructura”, “forma y estilo”, y “logistica” 5. ESCRIBIR LA SINOPSIS Luego de haber hecho los listados anteriores, hay que convertir su contenido en una sinopsis imaginativa y provisional de la pelicula que nos gustaria hacer. Una sinopsis es, desde luego, la descripcidn, en tiempo presente y a manera de cuento, utilizando un parrafo por cada secuencia, de aquello que el piiblico veria y escucharia en pantalla. Se entiende que un proyecto de documental contiene leg timamente algo de fantasia. Puesto que toda buena escritura hace al lector ver, una escritura Kicida y evoca- tiva es vital para un proyecto cinematogrifico, el cual debe convencer no sélo a los profesionales, sino también a la gente en general. Uno no puede darse el lujo de utilizar una escritura neutra y sin rostro. o una jerga académica. Si uno es malo como escritor, debe obtener ayuda especializada y aprender a escribir ~el futuro puede de- pender de eso-. Hay que utilizar procesador de palabras para reescribir y puli la presentacién hasta que ésta se lea sin ningiin esfuerzo, del mismo modo en que uno utilizaria las herramientas de edicién hasta lograr un corte limpio. Hay que utilizar las notas que se hicieron durante la etapa de investigacién, para sugerir con ellas ef ambiente y el lugar, y utilizar las descripciones de conduc- tas particulares, para sugerir personajes. Citas adecuadas y descripciones breves y penetrantes de los personajes ayudan a mostrar el alcance de la investigacién y la agudeza con que se observe. Hay que tratar de describir una pelicula que muestre gente, hechos e ideas que sean atractivos, fuera de lo comtin y que atraigan la imaginacién del lector. Se debe uti- lizar un lenguaje simple, directo y colorido, y estructurar nuestra parte expositiva de tal manera, que sea tan natural y légica como uno lo seria en una pelicula, Hay que evitar usar nuestras convicciones como presentacién. Se debe escribir a partir de evidencias en conflicto, valores contradictorios y puntos de vista encon- trados, para que el lector se vea obligado a sopesar y evaluar lo que es ambiguo, de la misma manera que lo haria al ver la pelicula, La clara evidencia, no las creencias del director, es quien decide el caso. Una palabra acerca de la propaganda y la transmisién de ideas o filosofias de moda... Los productores y demas lectores de proyectos cinematograficos se encuen- tran inundados de proyectos “politicamente correctos”. Son proyectos que se dese- chan porque el escritor no arresga nada ni es una amenaza para nadie. AGn cuando la pelicula pueda prometer “sondear”, “investigar”, “estudiar” o “examinar” su tema, tuna lectura cuidadosa normalmente confirma el hecho de lo que su creadar quiere ¢s transmitir una ideologia. €t documento es para esta persona una herramienta de propaganda, como lo es la publicidad, un arma para inducir a un paiblico igno- rante a comprar las ideas correctas. A menos que tengan un ingenio especial, los ide6logos son aburridos porque poseen ya la verdad y sermonean a partir de un texto cerrado. E1 pillico actual no se lo traga. Son buenos lo proyectos que incluyen una lista de situaciones cinematogrdticas en curso, porque prometen una pelicula con un movimiento y desarrollo integra- dos. Un proyecto en donile, por su importancia metaférica, se utilicen acciones, situaciones o personajes, ser4 atin mejor porque da una fuerte impresién dle que se poseen habilidades interpretativas. Esto también le interesa al lector de proyectos de documental: una calidez y una curiosidad no forzadas; no sélo la relacidn del realizador con su tema, sino con el paiblico promedio (es decir, inteligente); un plan de trabajo que extraiga las dialéc- ticas subyacentes en el tema y las ponga en contlicto; una estrategia cle rodaje que no se base en la suerte, en una observaciéin pasiva 0 en miles de horas en el cuarto de edicién; una profunda necesidad cle hacer la pelicula por parte del realizador, aunada a la capaciclad de mantenerse a la suficiente distancia para poder controlar los resultados. Un proyecto efectivo es aquel que cuenta visualmente una buena historia en la que hay en juego algo importante. Es importante que haya personajes atractivos, pero lo es también una forma narrativa atrayente que complemente a ese conteniclo {piénsese en La linea azul Si se tiene situaciones de las que se desconocen sus con- secuencias, hay que decirlo asf, y mostrar céma se planea incorporar los resultados alternativos posibles dentro de la visién general que se tiene de la pelicula. Si esto produce confusién, hay que simplificar. Hay que evitar las hipérboles y las generalidades. Hay que especiticar siempre que se pueda y decir claramente cémo deseamos que el material por filmarse afec- te intelectual y emocionalmente al piilico. Recuérdese: el documental es s6lo otro tipo de drama que toma que toma st substancia de materiales ya dados. Los ingredientes del buen drama: personajes atrayentes, situaciones tensas, las ambigiledades de los seres humanos, son también las caractersticas de los mejores documentales, y puesto que la vida humana tiene mas ciclos predecibles que impredecibles, hay mucho de qué escribic. 6. ESCRIBIR UNA VERSION DE PROYECTO PENSADA PARA UNA FUNDACION O UN PRODUCTOR EN PARTICULAR Una vez decidido lo que se quiere hacer, puede uno enfocar su proyecto a las preferencias de una fundacién o un productor en particular. Luego de investigar el tipo de apoyo dado por una fundacién, no hay que temer el volver a contactarlos, para cualquier otra ayuda que uno pueda necesitar. Médula IX. Gan educativo 2 5 i 43 cc Teen Eoucatn Coto ot Exnete 44 No hay que olvidar decir en el proyecto quién es uno, y por qué uno es la per sona més calificada para hacer esta pelicula en particular, Para dar mayor peso a nuestro caso hay que listar el apoyo de personas bien acreditadas en el campo, sobre todo si son bien conocidas. Quienes financian desean que sus peliculas sean ampliamente vistas, por eso es importante especificar qué tipo de piiblico se sentira atraido por la pelicula y por qué y qué canales de distribucién uno considera los mas adecuados, No hay que olvidarse de dar a leer el proyecto a alguien que sepa de redacci6n. Ningin posible financiador confiarfa la compleja hechura de una pelicula a quien es incapaz de escribir una cuartilla sin lenarla de pifia. 7. ARMAR UN ROLLO DE MUESTRA Alreunir material fiimico, hay que explicar por qué ese material da sustento a lo que uno se propone hacer. Los dictaminadores a menudo revisan material filmico para comprobar el dominio del lenguaje cinematogratico por parte del solicitante, pero también pata ver si tiene una voz interesante cinematograficamente hablando. Suelen también preguntarse si el solicitante puecle manejar la complejidad o el es- tilo de documental propuesto. 2Puede el solicitante conta, psicolégica y visualmente, una historia? ZExiste evidencia de que se puede lograr la atmésfera y la compactacién postica sefaladas en el proyecto? Estas preguntas seran contestadas con ejemplos de material flmado que sean lo mas persuasivos posible, y deben ser anteriores al proyecto, 0 material relacionado con el proyecto y que haya sido armado ex profeso. Este tiltimo debe mostrar que el solicitante tiene personajes y situaciones que valen, que los puede filmar adecuadamente, y que puede presentarlos tal como lo propone en su proyecto. Dado lo barato que esto se puede hacer en video, no hay raz6n algu- na para no intentarlo. Pero el rollo de muestra debe ser corto e ir al grano. Por muy citil que pueda ser un rollo de muestra, paradéjicamente, en la competen- a por obtener apoyo para filmar, el conocimiento de la vida, el autoconocimiento y una escritura efectiva, son tan tomados en cuenta como una efectiva capacidad para hacer cine, iBuena suerte!