Está en la página 1de 12

BICENTERI

O
EDICION ESPECIAL

CONOCE LA HISTORIA

DEL BICENTENARIO

Entérate de los proyectos

Visita la magia de hidalgo y Guanajuato


Historia del bicentenario
México se está preparando para celebrar majestuosamente el 200 aniversario del
inicio de su Independencia y 100 del inicio de su Revolución.

Este magno festejo destaca muestras del arte mexicano prehispánico, virreinal,
moderno y contemporáneo en las principales capitales del mundo, rutas históricas,
espectáculos, exposiciones, publicaciones, coloquios, seminarios, la apertura de 10
zonas arqueológicas, mantenimiento de los sitios prehispánicos más importantes del
país y la remodelación de 30 museos que serán los escenarios protagonistas del
Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana en el año
2010.

Los principales protagonistas de nuestro pasado hicieron camino al andar, recorriendo


brechas, atravesando cañadas, cruzando planicies; subiendo montañas y cabalgando
por intrincadas serranías. Todos trazaron su propia historia en la vasta geografía de
México. Adéntrate en las rutas históricas para conocer por dónde pasaron los
caudillos; en qué lugares libraron sus grandes batallas; por qué decidieron combatir en
ciertos sitios, nuestros actuales caminos, carreteras, y autopistas están tocados por la
historia. En esta edición veremos hidalgo cuna de la independencia y Guanajuato
donde conoceremos sus bellezas.

HISTORIA DE HIDALGO
En la villa de Dolores el cura Miguel Hidalgo decidió iniciar la lucha
independista.

Dieron libertad a todos los prisioneros y tomaron presos a los españoles que
se encontraban en la población.

A las 5 de la mañana del 16 de septiembre de 1810 llamó a misa.

El pueblo acudió al llamado y con el grito

¡Mexicanos, viva México!


¡Viva la Virgen de Guadalupe!
¡Viva Fernando VII!
¡Muera el mal gobierno!
Hidalgo incitó al pueblo a levantarse contra los españoles.
A este suceso se le conoce como "Grito de Dolores".
Esta ciudad se llama Dolores Hidalgo en honor a la orden religiosa de Nuestra Señora de Dolores, que se asentó
al norte del estado de Guanajuato para catequizar a los indios otomíes que vivían en Cocomacán o “lugar donde
se cazan las garzas”. Y tiene el nombre de Hidalgo en honor a Don Miguel Hidalgo y Costilla, padre de la
Independencia mexicana. En el actual territorio de Hidalgo habitaron numerosos grupos indígenas. Los primeros
en llegar fueron los toltecas quienes en el año 645 d.C. fundaron la ciudad de Tulancingo, sin embargo no es sino
hasta 60 años después que fundan la ciudad de Tolla (hoy Tula), la cual se convirtió en capital del gran poderío
que ejercieron sobre Mesoamérica. Uno de los principales gobernantes de esta cultura fue Topiltzin, señor de las
artes y la arquitectura. Hasta que en el año 1156 de nuestra era, los chichimecas pames invaden Tula y con eso
termina el reinado tolteca.

En el siglo XIV los aztecas se establecen en Huejutla y Patlachihuacán (actual Pachuca). Y los indios acolhuas
conquistan Tulancingo y Apan.

Debido a la cercanía de esta región con la gran Tenochtitlán, la conquista española llega pronto a suelo
hidalguense y en el año de 1521, los colonizadores invaden las ciudades prehispánicas de Tototepec y Mextitlán.
Las guerras para someter a cada grupo indígena de la región continúan y poco a poco los conquistadores toman
control absoluto. Además, Alonso Pérez de Zamora descubre en 1552 las minas de plata de Real del Monte, con
lo que se da inicio al establecimiento de una comunidad minera en los alrededores de la zona.

Durante la guerra de independencia, insurgentes de la entidad como Julián Villagrán, José de la Cruz, Miguel
Serrano y José María Villagrán, lucharon por liberar a la provincia de las manos de la corona. Y en 1821, en
vísperas del fin de la lucha, los generales insurgentes Nicolás Bravo y Guadalupe Victoria llegaron a la ciudad
hidalguense de Tulancingo en donde el primero se estableció para editar el periódico “El Mosquito de Tulancingo”
con el objetivo de unificar los distintos ideales de todos aquellos que lucharon por liberar a México del yugo
español.

En 1868, el Congreso de la Unión declara la creación del estado de Hidalgo. Dos años después, se redacta su
Constitución Política.

Durante las difíciles décadas que México vivió con la intervención francesa, la Guerra de Reforma, el gobierno de
Benito Juárez, la dictadura del Gral. Porfirio Díaz, la guerra entre conservadores, centralistas, imperialistas,
liberales y federalistas, las autoridades y la sociedad hidalguense participaron activamente apoyando a una u otra
causa.

Actualmente las principales actividades económicas de esta pequeña población son el turismo, la artesanía, el
cultivo de uva y la cría de ganado ovino pero sobre todo es famosa por su alfarería estilo talavera. Su clima varía
entre temperaturas de 36.5º y 3.6º C durante el año. El estado sigue desarrollándose, con la celebración de los
Congresos Agrícolas, la fundación de las Sociedades Mutualistas para Profesores, se funda la Escuela de Artes y
Oficios, se crea la Guardia Nacional de Hidalgo y la Escuela Práctica de Ingenieros de Minas; entre muchos otros
avances económicos y sociales.

QUE LUGARES VISITAR EN HIDALGO


El Museo-Casa de Miguel Hidalgo y Costilla es donde él vivió y aún se conservan sus
muebles. Esta antigua casona de finales del siglo XVIII ahora recrea el ambiente de la
época y exhibe objetos personales, documentos de la Guerra de Independencia,
vestimentas sacerdotales, un estandarte de la Virgen de Guadalupe, el primer bando
de abolición de la esclavitud y una urna funeraria con los restos de Hidalgo.

La Casa de Mariano Abasolo que es una antigua construcción en la cual nació el héroe
de la independencia en 1784. El ayuntamiento la adquirió en 1906 para instalar la
presidencia municipal. En su interior se encuentra una réplica de la campana
(Fotografía No. 7) que el cura Hidalgo toco la madrugada del 16 de septiembre de
1810; así como un Mural de la Independencia, obra de Sebastián Martínez Castro.

La Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores es la iglesia más grande de la ciudad y


uno de los ejemplos más finos de la última etapa del barroco colonial mexicano
terminada en 1778. El atrio de esta parroquia fue testigo del Grito de Dolores. Cada 15
de septiembre un representante del presidente de la república da el grito de
independencia en este lugar. Fachada de cantera rosa labrada al estilo churrigueresco,
es considerada como uno de los mejores ejemplos del barroco novohispano.
Sobresale la concha que remata al arco de acceso y los tres pares de columnas a los
costados de la puerta, principalmente los de los extremos, que incorporan nichos y
esculturas en su cuerpo. En el interior del templo se observa el altar mayor de estilo
neoclásico y se conservan dos bellos retablos de estilo barroco estípite, el de la
derecha dedicado a la Virgen -de Guadalupe y el de la izquierda a San José que tiene
la peculiaridad de no estar dorado, por lo que puede verse la excelente talla en
madera (se dice que las hojas de oro con que se doraría el retablo de este templo
fueron tomadas por Hidalgo para la causa de la guerra de Independencia).
El Museo de la Independencia Nacional exhibe documentos de la Guerra de
Independencia y es donde Miguel Hidalgo apresó a los españoles que radicaban en
Dolores. En este sitio se presentan importantes exposiciones temporales de múltiples
artistas plásticos. Es una antigua y bella construcción de finales del siglo XVIII, y
desde sus ventanales vimos las habitaciones de la que fuera la morada de Miguel
Hidalgo durante su estancia en esta población. Fue decretada museo en 1863 por el
entonces Presidente Lic. Benito Juárez.

La plaza central el monumento que se esculpió en 1887 en honor a don Miguel


Hidalgo, obra del artista Miguel Noreña, escultor y maestro de la Escuela de Bellas
Artes.
A un costado del monumento a Miguel Hidalgo, se encuentra plantado un árbol que se
dice es “Hijo del árbol de la noche triste” y el cual refresca con su sombra a todo aquel
que se sienta bajo su amparo a resguardarse de un día soleado.

La Casa de las Visitas que fue construida en 1786 y que es llamada así porque en ella
se hospedan las personalidades distinguidas que visitan la ciudad. Posee una bella
fachada de estilo barroco plateresco en la que resaltan sus seis arcos lobulados del
primer nivel y la acertada combinación de los balcones labrados en piedra rematados
por copetes, así como una elaborada cornisa que en el centro se ornamenta con una
cruz. Esta casa perteneció a don Nicolás Fernández del Rincón y fue adquirida en
1940 por el gobierno del estado. Cada quinto año de gobierno, acude el Presidente de
la República en turno a la celebración del grito y aquí se aloja.
MAPA DE HIDALGO

Historia de Guanajuato

En el sureste del actual estado mexicano de Guanajuato habitó la primera comunidad


prehispánica sedentaria de la región, en un lugar llamado Chupicuaro. Algunos de los
datos que se conocen de estos habitantes como el uso de joyas y accesorios en
cuerpo y cabello, la práctica de la agricultura y su gusto por los instrumentos musicales
se debe gracias al descubrimiento de artesanías de barro decoradas con figurines y
objetos.

Al igual que el resto de los pueblos mesoamericanos, los habitantes de Chupicuaro


estuvieron fuertemente influenciados por los Teotihuacanos. A la caída del imperio,
toltecas y chichimecas se establecieron en el territorio del bajío mexicano. Y a la
llegada de los españoles a principios del siglo XVI, los grupos cazadores chichimecas
pames, guamares y guachichiles habitaban el actual Guanajuato.
La conquista española de la Nueva Galicia, comenzó en 1529 a cargo de Nuño Beltrán
de Guzmán, presidente de la Real Audiencia Española, quien comandó la cruel muerte
del rey purépecha Tangaxoan. Las primeras cinco ciudades de la nueva provincia
fueron Tepic, San Miguel de Culiacán, Guadalajara, Purificación y Compostela.
Además, los valles y llanuras de la zona proveían las condiciones ideales para la
ganadería, por lo que los encomenderos españoles invadieron las tierras indígenas
con ganado bovino de raza parda y de raza negra, y oveja parda. Estos nuevos
ganaderos pronto solicitarían a la corona española la concesión de mayores franjas de
tierra e indígenas que trabajarían en las recién creadas haciendas.

Otra de las actividades económicas que pronto atrajo a cientos de colonizadores


españoles fue la minería. Conocidos con el nombre de gambusinos, los aventureros
mineros se establecieron en comunidades alrededor de la zona minera.

La llegada de los españoles no significó un mero cambio socioeconómico, sino


también espiritual. La llegada de los misioneros católicos y su intensa labor de
evangelización influyó grandemente en la conformación de la Nueva España. Los
franciscanos fueron los primeros en llegar a los actuales estados de Guanajuato,
Morelia, Michoacán y San Luis Potosí. En especial se reconoce la influencia del fraile
Juan de San Miguel, a quien se le atribuye el establecimiento de los primeros
hospitales de la región, además de su gran influencia en la conversión al sedentarismo
de los indios purépechas y la fundación de varias ciudades como Los Reyes, Tancítaro
y Periban, entre otras.

El nuevo orden social estaba controlado por los españoles, los criollos (españoles
nacido en la Nueva España) buscaban acceder a los puestos privilegiados y el resto,
es decir la mayoría de la población se conformaba de mestizos, indígenas, mulatos y
africanos, ubicados en el fondo de la escalera social.

Las constantes injusticias y maltratos ejercidos sobre el pueblo eran debatidas en


reuniones de conspiradores que buscaban dar fin al mal gobierno. Cuando en
septiembre de 1810 uno de los grupos fue descubierto, el cura del pueblo
guanajuatense de Dolores, don Miguel Hidalgo y Costilla tuvo que apresurar el
levantamiento y la noche del 15 de Septiembre del mismo año llamó al pueblo a las
armas con el ya famoso grito de Dolores.

Valientes guanajuatenses lucharon por la independencia mexicana al costado de los


grandes héroes nacionales, algunos de los más destacados son los hermanos Albino y
Francisco García, Juan Aldama, Mariano Abasolo, José María Liceaga y Encarnación
Ortiz.

El 14 de Abril de 1826 se proclamó la Constitución Política del Estado de Guanajuato,


sin embargo hasta 1829 se reconoce la independencia y autonomía del estado bajo el
gobierno estatal de Carlos Montes de Oca.
Los turbulentos tiempos políticos que vivió el país en el siglo XIX incluyen el gobierno
del Gral. Antonio López de Santa Anna donde México perdió gran parte de su territorio
del norte frente a los Estados Unidos de América, sufre los conflictos entre
conservadores, liberales, centralistas y federalistas, vive el gobierno de “reforma” de
Benito Juárez, periodo durante el cual la ciudad de Guanajuato es declarada capital
del país de 1857 a 1860, para finalmente acabar el siglo con la dictadura progresista
del Gral. Porfirio Díaz de 1877 a 1911.

Y es durante el porfiriato, que el desarrollo económico llegó al estado de Guanajuato


gracias a la construcción de vías férreas y carreteras que le comunicaron con otras
grandes ciudades e importantes puertos como Manzanillo, Lázaro Cárdenas, Ciudad
Juárez y Tampico.

Durante la guerra de la Revolución Mexicana, la participación guanajuatense destaca


con el levantamiento en armas de Cándido Navarro en Purísima Guanajuato el 22 de
febrero de 1911. Además de perder 200 mil habitantes durante esta guerra, el estado
se vio sumido en una gran crisis económica. En 1923, con el gobierno del Presidente
Plutarco Elías Calles, los estados de Guanajuato, Colima, Michoacán y Colima
principalmente, sufrieron los estragos de la llamada “Guerra Cristera”, una persecución
del estado para despojar de sus propiedades al clero católico mexicano.

A principios del siglo XX, Guanajuato presume el desarrollo industrial del estado en los
siguientes rubros, textil, minero, ganadero y del cuero y el calzado. A mediados del año
1950, se establece en la ciudad de Salamanca una refinería de petróleo, llamada
Refinería Antonio M. Pedro Amor, la cual impulsaría la economía no sólo del estado
sino de todo el centro del país.

QUE LUGAR VISITAR EN GUANAJUATO

En el Jardín de Unión ubicado en pleno centro histórico de la ciudad, podrá


disfrutar de una agradable caminata, de un platillo típico de la zona, de algún
espectáculo de música folclórica o simplemente de un bello atardecer.
Basílica de nuestra señora de Guanajuato: En Guanajuato la gran Basílica es motivo
de orgullo y tradición.

EL Callejón del Beso es obligatorio para todas aquellas parejas de enamorados que
visiten la ciudad y deseen perpetuar su amor, ya que la leyenda cuenta que en la
pareja que se bese en el tercer escalón de este estrecho callejón sellará su amor
para la eternidad…
Y es que Guanajuato es una ciudad con angostísimos callejones desde cuyos
balcones los enamorados alcanzaban a besarse. Hoy en día sin embargo, es del
gusto de los visitantes recorrerlos para admirar la arquitectura colonial. En muchos
de ellos se encuentran las tiendas de artesanías.

La Alhóndiga de Granaditas tiene un lugar preponderante en la historia de la nación


mexicana, ya que es aquí en donde los españoles se refugian durante una de las
batallas de la Independencia Mexicana. Los insurgentes, al intentar entrar, son
ayudados por Juan José de Reyes “El Pípila”, quien quema una de las puertas de
la entrada al lugar y permite así que la independencia avance un paso más.
Tiempo después, sin embargo, las cabezas de algunos de los principales jefes del
movimiento son colgadas desde la Alhóndiga para asustar a la población.
Actualmente, en el interior de la Alhóndiga se encuentra el Museo Regional de
Guanajuato.

Museo de las momias exhibe actualmente más de 100 momias guanajuatenses


obtenidas gracias a la curiosa característica del panteón de San Sebastián de
conservar aquellos cuerpos enterrados en cajas de zinc o envueltos en carbón y
cal. Niños, adultos y mayores exhiben en su mayoría gran paz y serenidad, sin
embargo, no todos estaban en paz al momento de ser sepultados…

El mercado hidalgo: gran mercado bajo techo es uno de los más grandes del país y
está localizado dentro de lo que originalmente se construyó como estación de
ferrocarril y fue inaugurado por el entonces presidente Porfirio Díaz el 16 de
Septiembre de 1910. Las artesanías que aquí encontrará son testimonio de la
gran calidad artística de nuestros alfareros, tejedoras y demás artistas
mexicanos_
Mapa de Guanajuato