Está en la página 1de 12

Educación y sistema educativo

Aborigen

Características

Cultura

Las grandes culturas precolombinas se encuentran localizadas en México, en América Central, en


las Antillas, y en el interior del sistema andino de América del Sur: Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia
una parte de la Argentina, y el norte de Chile. Cuando se halla situado al este de la Cordillera
oriental, la mayor parte de América del Sur, permanece fuera de esta zona, principalmente las
regiones amazónicas, de particular humedad, que no se prestan para el establecimiento de
poblaciones sedentarias, y asimismo las vastas llanuras argentinas. Constituyen una excepción la
isla de Marajó ubicada la desembocadura del amazonas y las inmediaciones del gran río en su
curso inferior, donde se han descubierto vestigios de culturas elevadas.

El área de las grandes culturas es, en consecuencia, relativamente limitada: sin embargo, existen
en tal número y su variedad es tanta que resulta imposible exponer conjuntamente su evolución.
Los etnólogos han determinado zonas culturales, entre las que se pueden distinguir, tres zonas
entre las altas culturas:

I. Mesoamérica comprende una gran parte de México, Guatemala, Honduras y una


porción de Nicaragua.

Si bien no podemos enumerar aquí todos los elementos culturales comunes a todos los
pueblos de esta zona, desearíamos mencionar los más importantes, sobre los cuales
volveremos con mayor detalle al hacer la descripción de las diferentes culturas. Se encuentran
por doquier la pirámide escalonada, los patios recubiertos de estuco y los juegos de pelota. El
sistema numérico vigesimal, junto con los meses de veinte días, el doble calendario solar y
litúrgico y los ciclos de cincuenta y dos años son lo usual. Casi en todas partes se cultivaba el
cacao, la chía y el maguey (especie de agave); este último servía para la fabricación del papel.
Existía una escritura jeroglífica empleada en manuscritos conocidos con el nombre de códices
y que son libros plegados en forma de biombos. Las armas eran cerbatanas, con proyectiles de
arcilla como municiones. Las sandalias poseían talón.

II. El área circuncaribe tenía su centro en el mar Caribe. Comprende las Antillas, los
países meridionales de la América Central y las costas atlánticas de Colombia y
Venezuela.

Los elementos culturales típicos de esta zona no son tan abundantes como en Mesoamérica; la
mayoría se expandió por otras partes, entre ellos el cultivo de la mandioca o el trabajo de oro y de
la tumbaga. Sorprende la ausencia de toda gran arquitectura de piedra. Es característico el trabajo
de la madera; las obras de madera más frecuente son las sillas bajas que volvemos a encontrar en
la zona andina, principalmente los "duho", asientos con respaldo, y las escudillas.

III. El área andina que se extiende a lo largo de la zona de los Andes, desde el extremo
norte del continente hasta Chile, entre la Cordillera Oriental y el Pacífico.

En toda esta región volvemos a encontrar el culto de los muertos, su conversación en envoltorios y
tumbas en forma de pozos. Son típicos la cabeza-trofeo y una de sus formas,la cabeza reducida;el
rompecabeza estrellado; el trabajo del cobre y del bronce. Los cà«£ulos se efectuaban por medio
de un sistemade nudos dispustos segn determinadas reglas a los que se denominaban"quipu".

Lengua

Economía

Política

Religioso

Social

Filosofía

Constumbres

Tecnología

Sistema de producción

Agricultura

Pesca

Estado

Responsabilidad del estado

Participación Ciudadana

Hispánico

Conquista

Colonia

Independencia
Republica

Actual

BIBLIOGRAFIA

http://antiguo.itson.mx/vasconcelos/documentos/volIII-num4/RVE-3-4-5.pdf

http://www.latarea.com.mx/articu/articu11/viesca11.htm

No. SECCIÓN
PÁGINAS

11 de la 85 a la 87 de 112
Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (once) ... el rollo

Guadalajara, México - Agosto de 1999


Principal | Índice

Los materiales en la educación a distancia


Maya Viesca Lobatón*
* Licenciada en ciencias de la comunicación por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y responsable del
Área de Difusión Cultural de la misma institución.
Transformación de las prácticas educativas para adecuar su calidad a los requerimientos personales y sociales de
formación humana, científica, cultural y profesional; significatividad y trascendencia del aprendizaje; mejor acceso,
procesamiento y expresión de la información; diversificación de ambientes, multidireccionalidad,
interdisciplinariedad y sentido creativo, son algunas de las características deseables de los programas de educación a
distancia y, por qué no, de la educación en general.
Cómo lograr esto es tarea de muchos de los que nos dedicamos a la educación. Cómo concebir y atender, desde las
instituciones educativas, a un ser humano integral, que está relacionado con el entorno y con otros seres; cómo
observarnos, preguntarnos y respetarnos en un contexto de permanente diálogo, y aún así atender demandas masivas,
trabajar con presupuestos recortados y personal con poca formación en la producción de materiales; son preguntas y
disyuntivas que permean nuestro trabajo cotidiano, y que sin embargo difícilmente logramos responder en nuestro
actuar diario.
Una posibilidad de concretar los planes institucionales y los objetivos pedagógicos, en educación a distancia, la he
visto en la elaboración de materiales educativos.
Los materiales educativos en la educación a distancia, y en general en cualquier modalidad en la que se utilicen,
tienen una gran importancia, antes que nada porque son medios de comunicación, y además, porque la posibilidad de
generar ambientes de aprendizaje en las modalidades abierta y a distancia queda, en gran parte, circunscrita a las
posibilidades y uso que se haga de estos. Lo que me lleva a esta afirmación, y a proponer algunas sugerencias para la
elaboración de materiales, trataré de exponerlo en los siguientes apartados.
El sistema educativo
El investigador alemán Niklas Luhmann(1) concibe a la educación como un sistema social que se caracteriza, entre
otras cosas, por tener una unidad de operación, por producir una constante diferencia con el entorno y porque su
razón de ser es la finalidad por la que se interrelacionan sus elementos.
Bajo estas premisas, Luhmann no puede concebir que lo social surja directamente de la relación humana, "lo
social no está construido a imagen y semejanza del hombre, sino que es el resultado de una coacción severa de
procesos evolutivos".(2)
Los humanos, las personas concretas, participan en los sistemas, pero no forman parte constitutiva de ellos, ni de
la sociedad misma. De esta forma la sociedad no estaría compuesta de seres humanos, sino sólo de comunicación,
siendo ésta, por lo tanto, lo que permite su unidad sistémica.
Del amplio espectro de posibilidades que
ofrecen los sistemas sociales, la comunicación
ofrece posibilidades reales de selección de
mensajes a los individuos, aisladamente
considerados. El lenguaje es una de los
mecanismos que reducen estas posibilidades de
selección, sin embargo, no garantiza, por sí solo,
que la experiencia de un individuo sea aceptada
por el otro como premisa de su propia selección, y
es aquí donde tienen una función indiscutible los
sistemas sociales —economía, política, educación, religión, etc.—; estos seleccionan un entorno social en la medida
de sus propias posibilidades estructurales, y para los cuales su función es prioritaria, determinado sus operaciones, no
en función de un fin, sino de su propia estructura.
Así, el sistema educativo es en sí, una selección de posibilidades de comunicación, la cual le permite trabajar
progresivamente sobre su propia estructura, tiene una dinámica específica con tiempos específicos —distintos al de
las urgencias del entorno—, al que no afectan de igual manera los cambios sociales de otros sistemas, sino que, más
bien, generan una dinámica de evolución propia.
Dentro del sistema social educativo está la formación,(3) que también puede ser considerada como un sistema y
que como tal tiene procesos como cualquier otro:
Hay entradas que, al relacionarse con las estructuras previas del sujeto, generan procesos de transformación que
tienen como resultado productos de salida, que a su vez, son evaluados y retroalimentados para convertirse,
nuevamente, en entradas. Todo esto en relación permanente con un ambiente (entorno) de aprendizaje determinado.
Cuando hablamos de la innovación de los materiales educativos, de su adecuación a los requerimientos personales
y sociales de la formación humana, estamos hablando de su producción y su uso, como parte de un sistema de
formación que, a su vez, es función del sistema educativo, en un ambiente de aprendizaje determinado.
Todo esto pudiera parecer demasiado abstracto y lejano cuando se trata de generar materiales concretos, en
situaciones concretas y con sujetos reales; sin embargo, sería difícil entender cómo adecuarlos a las necesidades, si
no sabemos como funcionan; esto es, cómo operan en la comunicación humana.
La comunicación humana
Lo social se ofrece al ser humano como proveedor de estructuras de sentido, a partir de las cuales socializa; bajo el
entendido de que lo social no son las personas, sino los procesos de comunicación. No es posible pretender que la
comunicación este determinada por el hombre, como individuo, sino que es algo externo a él, del cual se sirve.
Pensando en que el único lazo de unión entre una persona y otra, entre una persona y un grupo, y, entre un grupo y
otro sean el acto comunicativo, no resulta difícil comprender que lo social no es más que comunicación; y que el
mundo de las posibilidades sociales está circunscrito a las posibilidades de comunicación.
Como ya decía, dentro de la superestructura de la comunicación, los lenguajes se presentan como reductores de
posibilidades. Los códigos y los símbolos forman los lenguajes, y éstos, constituyen la materia prima de la
comunicación. El lenguaje corporal, el abecedario, el lenguaje binario, la iconografía..., no son más que ejemplos de
esta materialización, cuya característica principal es la convención.
Durante mucho tiempo se dibujó a la comunicación, para su emisor - mensaje - receptor
estudio, con un diagrama similar a este:
En el que intervenían: un emisor, un receptor, un mensaje, un canal y un código.(4) Sin embargo este modelo ha
sido ampliamente superado y, en la actualidad, cualquier intento tendría que adoptar una forma similar a esta:

El acto comunicativo no es un proceso lineal ni unidireccional. Contempla personas que emiten y reciben
mensajes que son codificados y decodificados en función de una compleja articulación de factores psicológicos y
culturales, en diversos códigos y medios, dentro de un ambiente cargado de significaciones, y a través de medios con
características comunicativas específicas.
Cuando estamos en contacto con una persona, no sólo utilizamos el código lingüístico para comunicarnos; la
forma en que vestimos, en que nos movemos, en que nos dirigimos al otro, el ambiente en el que estamos, son
también factores perceptibles que envían información a nuestro alrededor: somos sujetos multimediados.
Sin embargo el hecho de compartir un código y que el mensaje emitido sea "entendido" por el otro, no implica que
éste logre imponer un sentido. El sentido no es algo inequívoco, que viene dado en la forma del mensaje, verbal o
visual. Más bien es algo que se negocia, es el producto de una tensión entre la significación(5) que el texto (la
imagen) propone y la apropiación que realiza el destinatario o receptor.
La idea de negociación, entendida como intercambio o interacción, supone la existencia de personas copartícipes
de un proceso activo y continuo de significación en el que no es posible separar al enunciador del destinatario, por la
simple razón de que es en la existencia del segundo, un otro capaz de entender, que tiene lugar el mensaje.(6)
Con esto se reitera lo planteado por Luhmann sobre lo reduccionista que resulta plantear, dentro de la
comunicación, dos connotaciones que durante mucho tiempo ha tenido, la de efecto y la de finalidad.
La primera, por el hecho de que es en la existencia del otro, que se logra la comunicación, lo que sugieren una
pérdida de sentido por parte del enunciador; y la segunda, porque la circulación de las significaciones, en la vida
social, no puede reducirse a un mero utilitarismo, al cumplimiento de fines previsibles y específicos. Además, el
lenguaje, más que una nomenclatura, una etiqueta que une al hombre y a la cosa, ofrece significado en la trama del
lenguaje, y es esta trama la que hace posible el pensamiento, lo que permite afirmar que el lenguaje, lejos de
"reflejar" el mundo o el pensamiento, los configura, en tanto dimensión significante: conocemos lo que podemos
nombrar.
Hasta aquí, he perfilados dos de los elementos contextuales de los materiales educativos en la educación a
distancia, la educación y la formación como sistemas, y la comunicación humana. El último elemento que quisiera
trabajar para completar mi idea, sobre la elaboración de materiales educativos en la educación a distancia, es el
concepto de ambiente de aprendizaje.
El ambiente de aprendizaje
El ambiente de aprendizaje se puede entender como un complejo tejido de elementos en el que existe y se desarrolla
el sistema de aprendizaje, y que tiene por objeto generar mejores relaciones educativas, ya sea entre personas, con
instrumentos, con el curriculum, de las personas respecto de sí mismas, y en general, con todo el entorno, y, en ejes
tanto físicos y espaciales, como históricos y sociales.
Si tomamos, como definición, que ambiente, es lo que rodea y la comunicación, lo que permite poner en común,
no podemos concebir a lo uno sin lo otro, el ambiente, en términos sociales, es comunicación, y si la educación es
una actividad social, implica pensar en ambientes; esto es, tener una visión holística e integrada, no sólo en lo que se
refiere a los individuos, sino en las múltiples relaciones que se generan en un ambiente de aprendizaje.
Esta disposición de elementos puede ser tan limitada y rígida, que sólo dé lugar a un único modo de aprender
unidireccional, verbalista, autoritario y repetitivo, o bien puede producir un modelo, que con una base de solidez y
flexibilidad académica, contemple y propicie la diversidad de ámbitos donde se da el aprendizaje.
Para lograr ese entendimiento, entre el entorno y la situación de aprendizaje, hay que tomar como premisa
principal el que el actor al que hay que dirigir todos los esfuerzos es el estudiante. Desde el punto de vista de los
ambientes, es el aprendizaje en el que se centra la atención, siendo a través de la disposición del ambiente que se
ejerce en gran parte la enseñanza. Pensar en ambientes es pensar en aprender con todo el cuerpo.
La disposición del ambiente debe tomar en cuenta: espacios para el movimiento; actividades de aprendizaje;
creación de nuevos espacios a través de la distribución; introducción de materiales; destrezas y procesos mentales
que se busca desarrollar; el volumen de la información accesible; fuentes de información; propósitos especiales, y; la
disposición de materiales.
Estos elementos no son exclusivos de un sistema educativo presencial, en la educación a distancia siguen estando
presentes, y siguen siendo susceptibles de ser predispuestos por los educadores.
El entorno envía mensajes continuamente, somos sujetos multimediados, por lo tanto es necesario considerar las
formas de poner en común, de comunicar, para que los mensajes que enviemos tengan mayor sentido y significado
para nuestros interlocutores, explotar al máximo el potencial significativo de los medios comunicativos, cualquiera
que estos sean, y hacer consciente al estudiante de su propio aprendizaje, incluidas las mediaciones no intencionales.
Valores como: autogestión, significatividad, creatividad, participación y anticipación, debieran permear los
ambientes educativos.
Los materiales como ambientes de aprendizaje
Como ya mencioné, la intensión de revisar la propuesta de Luhmann de sistema educativo y de formación, la
comunicación humana como proceso, y el concepto de ambiente de aprendizaje tiene la finalidad de enmarcar los
materiales educativos dentro de un contexto más amplio, y con un papel más importante que el que se les suele dar.
Dentro del sistema de formación, los materiales educativos podrían ser una de las entradas, de las fuentes de
información que buscan generar procesos de transformación en el estudiante. Sin embargo, en la educación a
distancia, el rol que los materiales juegan se multiplica.
El estudiante a distancia va a trabajar con sus materiales en su casa, en la oficina, en un café, en muy diversos
espacios que probablemente poco tengan que ver con el ambiente "ideal" de aprendizaje. La distribución de espacios,
las actividades de aprendizaje, la introducción a los materiales, destrezas y procesos mentales que se busca
desarrollar, el volumen de la información accesible, las fuentes de información, los propósitos especiales, etc., deben
ser autocontenidos por los materiales.
Sin importar el medio que soporte al material, ya sea audio, video, impresos o multimedia, la virtualidad cobra un
papel muy importante y específico. Si bien no podemos distribuir, físicamente, un espacio, sí podemos trabajar con el
valor de fondo de esto que es el orden y la generación de un espacio, en donde el estudiante se sienta invitado al
estudio. Tal vez no se puedan manipular los espacios y el mobiliario de un salón, pero sí es posible distribuir y
ordenar la información en un multimedia, de manera que el estudiante sepa donde encontrar las informaciones que
busca, qué es lo que tiene que hacer, que se sienta agradado con lo que está trabajando, entre otras cosas.
Ante esto, la producción de los materiales cobra una dimensión distinta. El diseño gráfico, el diseño editorial, la
edición, la fotografía, y en general las situaciones en las que se "pone en forma" o se le da forma a un contenido
académico, para construir el material educativo, no son sólo "herramientas para el decorado", sino, las herramientas
para la construcción de ambientes de aprendizaje.
Por otro lado, como mencione en el apartado de la comunicación humana, la tecnología no es neutra, y las
mediaciones en un proceso de comunicación aportan significados. Así, las características mismas del medio elegido,
el uso que se haga de los lenguajes (verbal, icónico, visual, audiofónico…), la calidad de la producción, entre otros,
son elementos manipulables para la generación de ambientes virtuales de aprendizaje.
Aun cuando, además de los materiales, las asesorías, las reuniones presenciales, las comunicaciones electrónicas,
son también entradas del sistema de formación a distancia, considero que lo ideal es que cada uno de estos elementos
dependa lo menos posible de los otros, para hacer sentir al estudiante confianza en su proceso y seguridad. Los
materiales no son lo único pero hay que elaborarlos como si lo fueran.
Esto, además, se vuelve muy importante cuando la demanda excede la capacidad de atención del personal, los
recursos humanos suelen ser los más necesarios.
En resumen, los materiales de aprendizaje en la educación a distancia se convierten en el frente del educador, es a
través de ellos como se muestra al estudiante, lo interpela, lo invita y le ofrece una experiencia educativa; esto, claro,
dentro del marco más amplio del sistema de formación y dentro de una situación comunicativa.
El reto del educador, hoy y siempre, es el de convertirse en comunicador, es ser ventana del conocimiento y un
generador de aprendizajes.
Notas
1. Confer, Luhmann, Niklas; Eberhard, Karl, El sistema educativo (Problemas de reflexión), Universidad de Guadalajara/Universidad
Iberoamericana/ITESO. México,1993.
2. Ibídem. p. 13.
3. Este planteamiento esta tomado del documento base del "VI Encuentro Internacional de Educación a Distancia", elaborado en coautoría
con María Elena Chan. CECAD/UDG. México, 1997.
4. Estos elementos responden al modelo de Shannon y Weaver, el cual prevaleció como válido en los albores del estudio de la comunicación
durante los años cuarenta, y que estaba basado en un modelo matemático.
5. Estamos entendiendo por significación, la relación entre expresión y contenido, el enlace entre lo perceptible y lo interno, la imagen
mental con la que lo perceptible se asocia. Esta acción de significación es cultural y las relaciones en las que se finca son aprendidas.
(Chan, María Elena, en el documento "La mediatización. Una aproximación desde la semiótica al proceso de producción de materiales
educativos de apoyo al autoaprendizaje").
6. Confer., Arfuch, Leonor, "El diseño en la trama de la cultura: desafíos contemporáneos", en Arfuch/Chávez/Ledesma: Diseño y
comunicación. Teorías y enfoques críticos. Paidós, [Estudios de Comunicación]. Buenos Aires, Argentina, 1997

http://www.dgespe.sep.gob.mx/sites/default/files/comunidades/historia/actualizacion/Encuen
tros%20Nacionales/III%20Encuentro/Antonio_Vinao_Sistemas_educativos_culturas_escolares.p
df

http://www.monografias.com/trabajos14/universidadprecol/universidadprecol.shtml

Historia de la Educacion Venezolana >

Periodo 1900 a la Actualidad


Período de 1900 a la actualidad

En el período de 1900 hasta 1958 resaltan los siguientes hechos: el Código de 1912
califica de profesional la carrera del Magisterio y establece los deberes y derechos para quienes la
ejerzan. En 1919 inicia la Educación Física como cátedra de enseñanza y en 1921 se regula a
través de un reglamento. En 1936 el ministerio encargado de la instrucción pasa a denominarse
Ministerio de Educación Nacional y se crea el Instituto Pedagógico Nacional como una Escuela
Normal Superior.

Para el año 1940 se presenta un proyecto de reforma de la Ley de Educación que entró en
vigencia en 1941. En 1946 se produce el Decreto No. 321 referido a las calificaciones,
promociones y exámenes de la Educación Primaria, Secundaria y Normal. En septiembre de ese
mismo año reabre sus puertas la Universidad del Zulia después de casi 50 años, también se dicta
el Estatuto Orgánico de la Universidades Nacionales, lo cual es un avance para el desarrollo e
independencia de esas casas de estudios.

En 1948 la Ley de Educación plasma la aspiración del Magisterio Nacional de vincular la


educación al mundo del trabajo. También contempla dos ciclos el primero con carácter
prevocacional con dos años de duración; segundo el diversificado con la posibilidad de
especialización profesional. Sin embargo, en 1949 es derogada esta ley y sustituida por el Estatuto
Provisional de Educación.

En 1951 se organizan las Superintendencias Regionales de Educación y el 1955 se


promulga una nueva Ley de Educación. En 1958 se crean la Universidad de Carabobo, la
Dirección de Educación Física, la Dirección Artesanal Industrial y Comercial; se promulga la Ley de
Universidades. Desde el 1959 hasta 1988 se forman el Instituto de Cooperación Educativa (INCE),
el Instituto Experimental de Formación Docente mediante Resolución No. 5813, la Oficina de
Planeamiento Integral de la Educación (EDUPLAN), con el objeto de asesorar, coordinar, dirigir y
supervisar los ensayos educativos que realizara el Ministerio de Educación.

En 1960 con la Ley de Reforma Agraria se redimensiona el papel de la Educación Rural.


En 1961 se promulga la Constitución de la República con principios fundamentales para regir el
sistema educativo venezolano hasta 1998, planteando la obligatoriedad estatal de garantizar el
acceso a todos los ciudadanos, la formación y preparación del personal docente.

En 1962 se fundan el Centro Experimental de Estudios Superiores de Barquisimeto que


posteriormente se transforma en la Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado; el Instituto
Politécnico Superior. En 1967 inicia actividades la llamada Universidad Experimental Caracas, hoy
Universidad Simón Bolívar. En 1969 se publica el Reglamento de Reválidas de Títulos y
Equivalencias de Estudio a fin de facilitar la legalización de credenciales a estudiantes
latinoamericanos.

En 1970 la Ley de Universidades establece los lineamientos, fines y organización de dicho


sector, orientado a construir, asimilar y difundir el conocimiento a través de la enseñanza y la
investigación. Al año siguiente se incorporan al programa educativo las áreas de exploración y
orientación vocacional. Para 1974 es aprobado el Reglamento de los Institutos y Colegios
Universitarios, modificado posteriormente en 1980; también se crea el Programa de Becas Gran
Mariscal de Ayacucho mediante Decreto No. 132. En 1977 se establece como ensayo el Régimen
de Escuela Básica de nueve grados; nacen las Universidades Nacional Experimental de los Llanos
Centrales Rómulo Gallegos y Nacional Abierta. En 1979 se funda el Sistema de Servicio
Bibliotecario Escolar.

En el año 1980 se ve cristalizado el Subsistema de Educación Básica en 72 planteles; se


promulga la Ley de Educación según Gaceta Oficial No. 2635 la cual establece como fines de la
educación la formación de un hombre sano, culto, crítico y apto para convivir en democracia,
justicia y libertad, capaz de participar activa y conscientemente en los procesos de transformación
social. Así mismo, se crea mediante Decreto No. 357 el Seguro Escolar.

En este período el Ministerio de Educación le da vida a las siguientes instituciones y


dependencias con cierta autonomía con el objeto de contribuir al logro de sus propósitos: el INCE,
Instituto Autónomo Biblioteca Nacional (IABN), El Centro Nacional para el Mejoramiento de la
Enseñanza de la Ciencia (CENAMEC), el Consejo Nacional de Universidades (CNU), la Fundación
para el Desarrollo de la Educación Especial, el Consejo Nacional de Educación, Fundación
Comisión Nacional de Lectura y la Fundación de Edificaciones y Dotaciones Educativas (FEDE).
En 1985 se publica el Régimen sobre los Deberes y Derechos de los Alumnos, Padres y
Representantes. En 1986 se reglamenta la Ley Orgánica de Educación según Decreto 975. En
1987 se regula mediante Resolución No. 337 y 791 el proceso de evaluación en los niveles de
Educación Preescolar, Básica y Media Diversificada y Profesional. También se promulga el
Régimen Complementario sobre la Organización y Funcionamiento de la Comunidad Educativa

El Estado venezolano promueve cambios tendientes a la modernización y la eficiencia del


sistema educativo, sustentados en la promoción de la participación de actores involucrados en el
sistema; consolidar un liderazgo fundado en valores compartidos con el colectivo social; aumentar
la cobertura, en términos de acceso de las mayorías a la información, a su interpretación y
comprensión. En este sentido, formula políticas para la formación, actualización y
perfeccionamiento del docente, orientándolo hacia la valorización del trabajo como capacidad
creadora e integradora; reestructura la educación en lo académico-pedagógico para adecuarla a
las exigencias de los sectores estratégicos del país y de acuerdo a los cambios que se suscitan en
el mundo.

Se produjeron reformas curriculares para el nivel preescolar y la primera etapa de educación


básica, un nuevo diseño curricular en educación media diversificada se implantó en el año escolar
1991-1992, con el ofrecimiento de nuevas menciones como: Ciencias Básicas y Tecnología,
Ciencias Sociales, Humanidades y Artes, quedando sustituidas las opciones tradicionales de
Ciencias y Humanidades. Tanto en el Ciclo Diversificado como en Educación Media Profesional, se
presentó un diseño curricular de ensayo que pretendía dotar a los estudiantes de nuevas
competencias que les permitieran incorporarse al mercado de trabajo y/o proseguir estudios a nivel
superior en carreras afines. Igualmente se incorporó la educación ambiental en los componentes
curriculares y el desarrollo cultural para afianzar la identidad nacional y establecer vínculos con las
sociedades latinoamericanas.

Desde 1989 el Ministerio de Educación diseñó e implementó programas sociales como la


beca alimentaria, el bono de cereales, bono lácteo, dotación de útiles y uniformes escolares. Por
otra parte se incrementaron las becas escolares y el presupuesto para el programa de roperos
escolares “Negra Matea”.

La Universidad Pedagógica Experimental Libertador desarrolló un conjunto de programas


académicos a nivel de pregrado, postgrado, investigación y de extensión a través de los institutos
pedagógicos que lo integran, para la formación y perfeccionamiento docente, se incluyeron
además los distintos componentes curriculares que deberían estar integrados armónicamente en
un todo garantizar la formación integral del docente.
Desde el año 1991, el Ministerio de Educación inició un estudio sobre la medición de la calidad de
la educación básica, mediante la adaptación y validación de trece (13) instrumentos que
permitieran evaluar las áreas de Lenguaje y Matemáticas para los 2º y 4º grado, en convenio con la
Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREAL). Se desarrolla el
Programa del Caribe, de igual modo se establecen relaciones con organismos mundiales
vinculados con la UNESCO, específicamente en materia de alfabetización y bibliotecas.

A partir de la creación de la Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (COPRE)


en 1984, se impulsa la reforma educativa cuyos objetivos se aspiran alcanzar a través de la
estructuración de un conjunto de estrategias importantes como: el desarrollo de la
descentralización educativa como política de Estado; el rescate de la Profesión Docente; centrar
las reformas en la Educación Básica; someter a restructuración el sistema financiero del área
educativa y generar procesos de cambio en la formación profesional.

La publicación del libro azul de la Reforma Educativa: La prioridad nacional en 1994 que
contenía el análisis histórico y la prospectiva de la reforma educativa, condujo al establecimiento
del Sistema Nacional de Evaluación de los Aprendizajes (SINEA), implementándose en la primera
etapa a escala nacional durante el año escolar 1997-1998, previendo la incorporación progresiva
en los años siguientes de la segunda y tercera etapa y la constitución del Bachillerato Polivalente
en la educación media diversificada.

Con la aprobación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en 1999 se


comienza a accionar el Proyecto Educativo Nacional (PEN), basado en aportes previos de las
discusiones pedagógicas, entre ellos los derivados de la Asamblea Nacional de Educación y del
Compromiso Educativo, redimensionándolos a la luz de las nuevas realidades de refundación de la
llamada República Bolivariana. La Reforma de la Ley Orgánica de Educación en 2009, expresa
según Uzcátegui (2009), los valores fundamentales de este proyecto, incorporando el fomento de
la libertad, independencia, igualdad, justicia y paz internacional, basada en la doctrina de Simón
Bolívar. El mismo plantea los siguientes aspectos:

El Estado Docente: destaca la elaboración con carácter democrático de los planes y


programas educativos, mediante la conformación de una Asamblea Nacional de Educación donde
participen todos los miembros de la comunidad educativa; Protagonismo: postula la participación
como camino para el desarrollo del protagonismo ciudadano; El Poder Local: busca vincular las
nuevas formas de gestión a las propuestas de economía social o economía solidaria bajo una
visión autogestionaria y cogestionaría; La Identidad Nacional y la Unión de la Diversidad: parte
de la valoración de la cotidianidad, memoria histórica, imaginario colectivo donde se construye la
resistencia cultural desde el diálogo intercultural.

La Integración Educación, Cultura y Deportes: plantea la promoción del deporte, la


recreación y la estética como práctica emancipadora; se considera la defensa del acervo histórico y
tradiciones sin desconocer los aportes universales; Vínculo comunidad: en la escuela se
materializa la corresponsabilidad de los actores del proceso educativo, la adecuación del currículo
a la diversidad de contextos geográficos, étnicos y sociales. Formación Docente: revisar la
preparación docente en función de mantener activo su rol de promotor social; Supervisión y
Dirección de Centro Escolar: desarrollar una gerencia democrática con una misión y visión
compartida y participativa.

La Transdisciplinaridad: a fin de lograr una aproximación a los fenómenos sociales y


hechos concretos con una percepción holística donde se integre lo económico, político y
pedagógico para entender la realidad. Metodologías Participativas: implica consulta y
construcción de una planificación educativa. La Descentralización: fortalecer la participación y
construcción de redes locales para el desarrollo sustentable fortaleciendo la participación de los
estados, municipios y parroquias.

Con respecto a la educación superior se han creado la Universidad Nacional Experimental de


Yaracuy, la Universidad Marítima del Caribe, la Universidad Nacional Experimental Politécnica de
las Fuerzas Armadas (UNEFA), Universidad Nacional Experimental del Sur del Lago y la
Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) con indicaciones precisas de intervención en materia
de formación docente. Además, cuatro institutos universitarios de tecnología en los estados
Barinas, Apure, Bolívar y Táchira. Así como también las misiones educativas: Robinson con el
objetivo de instruir analfabetos y lograr que terminen la educación primaria; Ribas permitir obtener
la educación secundaria; Sucre formar profesionales universitarios en carreras cortas (3 años) y
largas (5 años).

https://sites.google.com/site/edgarpaezmagister/historia-de-la-educacion-venezolana-
1/periodo-1900-a-la-actualidad

http://www.mppeu.gob.ve/web/uploads/documentos/documentosVarios/pdf21-12-
2009_09:14:55.pdf

http://www.mppeu.gob.ve/web/uploads/documentos/documentosVarios/pdf21-12-
2009_09:14:55.pdf

También podría gustarte