Está en la página 1de 5

Vulpes lagopus

El zorro ártico, zorro polar, zorro blanco o zorro de las nieves es una especie de cánido de
las frías regiones del hemisferio norte. También se le encuentra frecuentemente con el
nombre científico Alopex lagopus.
Existen 4 subespecies: Vulpes lagopus beringensis, Vulpes lagopus fuliginosus, Vulpes
lagopus pribilofensis y Vulpes lagopus foragorapusis.
Orden: Carnivora
Familia: Canidae
Género: Vulpes

Descripción
Vulpes lagopus destaca por su blanco, denso y largo pelaje de invierno que le brinda
protección contra las bajas temperaturas. Sin embargo, en verano la capa se torna más ligera
y de color marrón, con manchones blancos y las partes inferiores grises. Por otro lado, se
sabe que los individuos de algunas zonas pueden presentar un pelaje azulado.
Machos y hembras son muy parecidos, y el dimorfismo sexual, es decir, las diferencias
físicas entre ambos, son poco perceptibles en muchas regiones. Los adultos miden entre
46 y 68 centímetros de longitud y de 25 a 30 centímetros de altura hasta los hombros. En
promedio, la cola mide 30 centímetros de largo. El peso de las hembras ronda los 1.4-3.2
kilos, mientras que el de los machos es de 3.2-9.4 kilogramos.
Zorro ártico – Vulpes lagopus

Distribución y hábitat
El zorro ártico tiene una distribución circumpolar en la región del Ártico a través de
Norteamérica y Eurasia. Está presente en Canadá, Alaska, Groenlandia, Islandia, Rusia
continental, Finlandia, Noruega continental, Suecia, las islas de Siberia, Aleutianas, Jan
Mayen, el archipiélago Svalbard, otras del mar de Bering. Se le ha encontrado sobre hielo
marino y muy cerca del Polo Norte, en tanto la Bahía de Hudson parece ser su límite al sur.
Es un animal que habita las tundras árticas y alpinas carentes de
vegetación alta.
Es un animal que habita las tundras árticas y alpinas carentes de vegetación alta. Puede vivir
en zonas costeras, siempre y cuando haya disponibilidad de alimentos. Por lo regular, los
zorros árticos de pelaje blanco se encuentran en las llanuras y demás zonas abiertas, y
aquellos cuyo pelaje tiene una tonalidad azul se hallan sobre todo en hábitats costeros.
Aspecto de un zorro ártico durante el verano.

Alimentación
Este carnívoro manifiesta preferencia en verano por los lemmings, unos pequeños roedores,
y los caza con frecuencia. En general, su dieta incluye liebres, arvicolinos, aves, pescado,
huevos, insectos, frutos, invertebrados y ocasionalmente carroña que dejan los depredadores
grandes como los osos polares y los glotones. Sin embargo, se le considera un cazador
oportunista, ya que puede consumir casi cualquier animal.
En verano, cuando la comida es abundante, acostumbra guardar restos debajo de las
rocas para regresar por ella después.

Comportamiento
Durante la temporada de cría el zorro ártico vive en grupos pequeños que consisten en un
macho, unas 2 hembras y las crías, pero no es una especie que acostumbre formar manadas
como los lobos. La unidad social básica de esta especie es la pareja reproductora.
Se desplaza a lo largo de muchos kilómetros sobre hielo y nieve en busca de alimentos, a
menudo en grupo; no obstante, acostumbra cazar solo. Si la comida escasea, reduce su tasa
metabólica para compensar la falta de calorías y conservar energía antes de que pueda
enfermar por hambre, y puede aumentar de peso hasta en un 50 por ciento.
A diferencia de otros animales del Ártico, Vulpes lagopus no acostumbra hibernar durante los
meses de invierno.
La unidad social básica de esta especie es la pareja reproductora.
Reproducción
El zorro ártico es una especie monógama y suele aparearse de por vida con un mismo
individuo.
Cada individuo alcanza su madurez sexual cuando tiene alrededor de 10 meses de edad.
Entre febrero y mayo, macho y hembra se aparean y se establecen en un refugio
caracterizado por la presencia de túneles largos, que puede ser utilizado por varias
generaciones de zorros.

Joven zorro ártico.

Después de un período de gestación de 51-54 días, la hembra da a luz dentro del refugio una
camada de 5 a 10 crías. El tamaño de la camada está muy relacionado con la disponibilidad
de alimentos del sitio, ya que se ha registrado más de 10 crías de una sola madre en lugares
con comida en abundancia.
Ambos padres se encargan de cuidar a los cachorros, y es común que zorros de la camada
anterior permanezcan en la familia para ayudar a criar a los nuevos zorritos. Durante las
primeras semanas la madre los alimenta con leche materna y no sale de la guarida, mientras
el padre sale a buscar comida para ambos hasta que los cachorros comienzan a consumir
alimentos sólidos y la hembra puede salir de caza.

Amenazas y conservación
El zorro ártico está clasificado como especie de “Preocupación Menor” en la Lista Roja de
la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y su población es estable, es
decir, no parece estar disminuyendo ni aumentando.
Es una especie protegida en Suecia, Noruega y Finlandia.
En estado salvaje es presa de glotones, zorros rojos y águilas reales, pero su mayor amenaza
son los seres humanos, que por muchos años han aprovechado las pieles de miles de
individuos para la confección de prendas de vestir. En Finlandia y la región de Escandinavia,
la especie disminuyó debido a la caza, pero gracias a un proyecto de conservación aplicado
en Suecia, Noruega y Finlandia, se registró un aumento considerable en el número de
individuos.
En la actualidad, Vulpes lagopus está protegido en los 3 países mencionados y es una
especie prioritaria para la conservación en toda Europa, pero está legalmente desprotegida
en muchas partes donde vive.