Está en la página 1de 5

CARBURACIÓN

Lo primero de todo es localizar su perfecta ubicación. Obviamos las


explicaciones acerca de sus partes y del funcionamiento, para tan solo, describir a
grandes rasgos su regulación y limpieza.
Una vez localizado y reconocido el modelo, debemos mirar sus características
para proceder a la compra de las juntas que contiene su despiece. En el Simca
1200 el modelo de carburador es un Weber o el Solex 32 Bisa 5 monocuerpo de
difusor fijo cuya fotografía vemos al margen.

Es importante la anotación (en esquemas) al desmontarlo desensamblando el


cuerpo superior y el inferior (no desmontar todo a lo loco!!!). puede bastar la
realización de un dibujo para comprobar el posterior y correcto montaje del
mismo.

Una vez despiezado, debemos pasar:

1ª) Limpieza de todas sus piezas con gasolina, esto es normal, pues se acumula
mucha suciedad, después se secaran por medio de aire a presión que limpiara los
conductos obstruidos, debiendo hacerse pasar el aire por todos los conductos y en
ambas direcciones. Se puede utilizar un trapo limpio de algodón pero con la
precaución de que no deje hebras, aunque no es recomendable...

ATENCIÓN: Los distintos conductos con sus respectivos calibres no deben


limpiarse con alfileres, alambres u objetos punzantes, puesto que se
engrandecerían los orificios de los pasos calibrados alterando las medidas con los
consiguientes fallos en la carburación.

2º) Comprobaremos que no existen deformaciones de las piezas internas (juntas,


arandelas de los calibres), probando el estado de la Boya, que tiene que girar sin
holguras ni agarrotamientos y sobre todo no debe estar perforada o comunicada
de gasolina en su interior (sino habrá que reemplazarla). Se comprobaran también
las demás válvulas y arandelas asegurándonos de su estanqueidad: La mariposa
de gases así como la del estrangulador también deben verificarse tanto en su libre
movimiento como sus varillas (que deberán engrasarse)..
La bomba de Aceleración, al ser de tipo membrana debe ser analizada por si
estuviera picada, comprobando su muelle (reemplazar si esta cedido).

3º) El tornillo de reglaje de la riqueza de la mezcla, no debe presentar desgaste en


su punta final cónica, caso contrario debe ser reemplazado.

REGLAJE FINAL:

Tras la comprobación, sustitución eventual de alguna pieza (válvula) y posterior


limpieza, debemos ajustar el Ralentí, para conseguir una perfecta y adecuada
mezcla de gasolina y aire.
Para efectuar esta operación solo se deben manipular los tornillos de la riqueza de
mezcla y el de la mariposa de gases (el del aire). ¿Pero cómo?

1º) Hay que conseguir que el motor alcance una temperatura adecuada. Para ello
mantenemos el motor en marcha durante 15 minutos, apretaremos lentamente el
tornillo del aire hasta que el motor gire a un ralentí elevado (unas 900r.p.m).

2º) A continuación deberá aflojarse el tornillo de la riqueza de mezcla hasta que


el motor "galope", o vaya a impulsos. Seguidamente se ira apretando lentamente
este mismo tornillo, hasta que se note que el motor gira "redondo. "A
continuación aflojaremos el tornillo del aire bajando el régimen de revoluciones
hasta que el motor vuelva a galopar, apretándose de nuevo el de la mezcla y
volveremos a ajustar el del aire en sucesivos retoques hasta conseguir un giro
continuado sin impulsos.

ATENCIÓN: Existen otros métodos de limpieza que no dan solución final a su


completa pulcritud y regulación , como son líquidos limpiadores ,brebajes y
ungüentos "maravillosos".
Nuestro consejo es utilizar gasolina y aire a presión. Conviene también
simultanear esta operación con la del cambio de bujías y por supuesto el
necesario cambio del filtro del aire.
FILTRO DEL AIRE

Es junto con el carburador y las bujías, el elemento fundamental para la


adecuada puesta a punto del motor. Su función no es otra que la de retener las
partículas, que contiene el aire, generadas por el polvo en suspensión. Este filtro
las acumula, haciendo de tamiz o criba sobre el aire recibido, hasta la total
colmatación del mismo obligando a su sustitución.

Su composición suele ser de papel poroso deformado y debe cambiarse cada


15.000 Km
Pero... ¿Cómo se cambia?

1º) Debemos retirar la tapa desenroscando los tornillos o la mariposa que la unen
con el filtro del aire (situado siempre encima del carburador)

2º) Comprobaremos el elemento filtrante, su estado y suciedad; Limpiaremos con


gasolina y un pincel las acumulaciones de grasa y suciedad de la tapa o de la base
del filtro, secándolas posteriormente con aire a presión.

3º) Sustituiremos el elemento filtrante sin introducir suciedad o polvo en el


interior, y cerraremos hasta su perfecto sellado .

ATENCIÓN:

Como las partículas de


polvo se depositan en su
parte externa , suele
reciclarse
provisionalmente
aplicando aire a presión
desde su interior el
exterior, esto no deja de
ser un remedio casero que
por supuesto no soluciona
nada, porque vuelve a
acolmatarse rápidamente.

El Kilometraje, no indica
el momento exacto de su
sustitución (es solo
indicativo) sino las
condiciones
climatológicas y agrestes
del camino así como el
uso permanente del
vehículo.
BUJÍAS
Son junto con el filtro del aire y carburador, los elementos necesarios para la
preparación de la puesta a punto de nuestro vehículo. Puesto que del estado en
que se encuentren las bujías, se puede extraer información sobre las condiciones
y funcionamiento de nuestro motor.
Así, el cambio periódico de las mismas suele hacerse cada 10.000 kilómetros
(todas a la vez, claro).

LIMPIEZA :

Se pueden regenerar parcialmente si tras una comprobación minuciosa se


aprecia poco desgaste de los electrodos. En este caso se debe proceder a eliminar
la carbonilla depositada e incrustada en la parte superior de los electrodos
mediante un cepillo de alambres, para después ajustar la separación de los
electrodos con una galga.
Previamente a este ajuste se debe calibrar la distancia de separación de los
mismos, esta no puede ser superior a 0.8 mm, pero la distancia depende de las
especificaciones de cada coche.

SUSTITUCIÓN :

En la practica, es lo mas fiable y económico pues aún con su regeneración es


necesario tarde o temprano su completa sustitución.

El procedimiento es sencillo:

1º) Se procede a desmontar los capuchones de los cuatro cables que comunican
las bujías al delco. Tras anotar su orden o colocación exacta (vale un dibujo de
orientación) respecto de cada bujía, se deben limpiar bien por dentro esos
capuchones y los cables eliminando restos de grasa y humedad, para evitar
derivaciones o falsos contactos.

2º) Con una llave de bujías, se extraen una a una lentamente las 4, comprobando
su estado o su índice de desgaste. A continuación se procederá a su sustitución
por otras del mismo grado térmico e idénticas características (aunque no coincida
la marca). Esto es muy importante, pues hay que respetar la calidad preconizada
por la casa oficial.

3º) Al introducir las bujías nuevas, les aplicaremos un poco de aceite en la rosca
cuidando de comprobar la arandela, las roscaremos primero a mano y después con
la llave pero sin apretar fuerte contra el bloque motor, pues produciríamos daños
a la bujía o lo que es peor, al bloque. A continuación colocamos los capuchones
en su correcto orden y tiraremos las viejas bujías.

ATENCIÓN :

Reiterar lo anteriormente comentado, conviene realizar de una vez los cambios


de todas las bujías, filtro de aire y la limpieza del carburador. Hay que mantener
el aislamiento cerámico de las bujías, limpio de polvo y grasa, para evitar
sobrecalentamientos, que provocarían fallos en las explosiones.