Está en la página 1de 20

Lineamientos para la incorporación de Tecnologías

de Información y Comunicación, al proceso de formación


docente bajo la modalidad educación a distancia,
desde el enfoque colaborativo

María E. Calzadilla
Universidad Pedagógica Experimental Libertador
Mcalza@Hotmail.Com
Barquisimeto, Venezuela

Resumen
Las sociedades modernas experimentan lo que algunos han llamado una época de cambios y
otros denominan cambio de época; la permanente incertidumbre debido al constante
emerger de nuevas categorías, conceptos y formas de relación entre los individuos y sus
entornos, hace necesario transformar la experiencia educativa en impacto trascendente para
la efectiva inserción social del individuo, en términos de sus capacidades y aptitudes para la
convivencia y la autorrealización. El objetivo planteado es generar lineamientos que
faciliten la incorporación colaborativa de las tecnologías de información y comunicación al
proceso de formación docente bajo la modalidad educación a distancia utilizada para
administrar el currículo de pregrado en el Instituto de Mejoramiento Profesional del
Magisterio,cuya matrícula representa aproximadamente el 10% de los docentes actualmente
dentro del sistema educativo. Estas características lo convierten en espacio estratégico para
la promoción de experiencias innovadoras que transformen el proceso de formación docente,
impactando el currículo y el modelo instruccional a través de la interrelación entre las
nuevas tecnologías de comunicación e información y las ciencias pedagógicas, para
redimensionar y fortalecer la modalidad educación a distancia. Esta es una investigación
documental, basada en la utilización del método hermenéutico; para el análisis e
interpretación de las unidades de análisis, se utilizaron las técnicas conocidas como el
círculo hermenéutico y la escalera de la inferencia, a partir de los referentes conceptuales:
educación a distancia (Ead), tecnologías de información y comunicación (TIC´s) y
formación docente (Fd), que permitieron arribar a una síntesis comprensiva de las
categorías que emergieron en el estudio; La propuesta está fundamentada en el enfoque
colaborativo de la perspectiva sociocultural, perteneciente a la Teoría Constructivista.

Palabras clave: tecnologías de información y comunicación, educación, formación docente,


educación a distancia, aprendizaje colaborativo.

Abstract
The modern societies experiment what some have called a time of changes and others
denominate change of time; the permanent uncertainty due to the constant to emerge from
new categories, concepts and forms of relation between the individuals and their
surroundings, does necessary to transform the educative experience into important impact
for the effective social insertion of the individual, into terms of its capacities and aptitudes
for the coexistence and the selfrealization. The raised objective is to generate
recommendations that facilitate the colaborative incorporation of the information and
communication technologies to the process of educational formation under the modality
education at a distance used to administer curricula of predegree in the Institute of
Professional Improvement of the Teaching, whose matriculation approximately represents
10% of the teachers at the moment within the educative system. These characteristics turn it
strategic zone for the promotion of innovating experiences that transform the process of
educational formation, hitting curricula and the instructional model through the interrelation
between the new technologies of communication and information and pedagogical sciences,
to fortify the modality of distance education. This is a documentary investigation, cradle in
the use of the hermeneutic´s method; for the analysis and interpretation of the analysis units,
the techniques known like the hermeneutic´s circle and the stairs of the inference were used,
from referring the conceptual ones: remote education (DE), technologies of information and
communication (TIC´s) and teacher (TF), that allowed to arrive at a comprehensive
synthesis of the categories that emerged in the study; the proposal is based on the
colaborative approach of the perspective social culture, pertaining to the Constructive
Theory.

Keywords: technologies of information and communication, education, teacher formation,


remote education, colaborative learning.

A nivel mundial, según sus posibilidades y contextos, las sociedades modernas


experimentan lo que algunos han llamado una época de cambios y otros denominan
cambio de época; lo cierto y común para ambos calificativos es la permanente
incertidumbre debido al constante emerger de nuevas categorías, conceptos y formas
de relación entre los individuos y sus entornos.
Los tiempos por venir pondrán a prueba la capacidad de aprendizaje del género
humano y del venezolano en particular, en términos de la comprensión, la tolerancia,
la convivencia y la auto sustentación. El docente, desde su formación, necesita abrirse
a nuevas experiencias que actualicen su repertorio pedagógico, para transformar la
experiencia educativa en hecho trascendente, que logre la verdadera y efectiva
inserción social del individuo, proporcionándole al estudiante la visión de catalejo
que necesita para echar a volar su creatividad y voluntad de aprender.
De allí la pertinencia de repensar el proceso de formación docente, conjugando la
conformación de una clara perspectiva teórico-metodológica, con una sólida
plataforma epistemológica, axiológica-deontológica y el aprovechamiento de los
avances científico-tecnológicos, dentro de ambientes de aprendizaje contextualizado
y comprometidos con el tiempo histórico que se vive global y localmente.
El presente trabajo presenta los resultados de una investigación dirigida a la reflexión
sobre la necesaria transformación del modelo formativo y de aprendizaje para los
docentes, que se ha de producir con la implantación de un enfoque educativo
apropiado, que deberá valorar –entre otras cosas- las potencialidades de las
tecnologías de información y comunicación (TIC´s), para la interacción, la creación y
la divulgación de conocimiento pedagógico.
Las razones para escoger al Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio
(IMPM) como sujeto protagónico de esta investigación, residen en su condición de
institución formadora de docentes en servicio, una matrícula numerosa distribuida a
nivel nacional, su estratégica cobertura, las características de su población y el uso de
una modalidad instruccional a distancia.
Ramonet (citado por Rojas, 2001), caracteriza a la época actual por tres revoluciones:
de la información, de la economía y de la sociología, cuya conjunción conduce a un
escenario de incertidumbre y pérdida de credibilidad de las instituciones
tradicionales, recorrido con duda a través de la autopista ciberespacial, que une a la
aldea global de McLuhan (1998). Esta transformación obliga a la definición de un
nuevo modelo educativo, que responda al nuevo mundo global, cuyos terrenos
desconocen fronteras.
En este sentido una institución como la Universidad Pedagógica Experimental
Libertador (UPEL), debe llevar la voz cantante en materia de propuestas innovadoras,
pues por su misión, consagrada a la formación docente, el producto de las clásicas
funciones de docencia, investigación y extensión debe estar conducido a ejecutar,
evaluar y mejorar aquellas prácticas que demuestren probidad en la formación de
recursos docentes de excelencia y competitividad.
El docente que se forma a distancia, recibe hoy nuevas exigencias del entorno: es
innegable que el proceso de globalización avanza, acercando perspectivas, enfoques y
opciones que antes tardaban más en llegar a todos; probablemente la llegada del
vertiginoso desarrollo que experimentan las nuevas tecnologías de información y
comunicación haya ocurrido en forma temprana, antes de que socialmente, el
desarrollo del sistema educativo venezolano pueda asimilarlo, pues si bien hay
centros en todos los niveles del sistema con suficiente capacidad para asumir estas
innovaciones e incorporarlas a la práctica educativa, la realidad indica que no
representan la mayoría.
En este sentido y en cuanto a las nuevas tecnologías, el docente en formación debe
conocer y utilizar los diferentes recursos de comunicación que le permitan realizar
discusiones electrónicas, charlas informales, exposiciones sincrónicas o asincrónicas,
así como búsquedas avanzadas de información, que permitan aprovechar al máximo
la amplia gama de opciones existentes en su proceso formativo. Este panorama de
modificaciones tiene amplias repercusiones en el campo educativo y es el docente en
formación quien decide la velocidad que le da a este proceso evolutivo, incorporando
o ignorando estas innovaciones en su praxis profesional.
Es pertinente reseñar la experiencia de Chile con la red Inter Escolar de
Comunicación Enlaces, que forma parte del Programa Mejoramiento de la Calidad y
Equidad de la Educación (MECE), que el gobierno de ese país, ayudado con fondos
del Banco Mundial, ha venido desarrollando desde 1991. Este Proyecto se inició en
las escuelas de más bajo rendimiento y condición socio-económica y en las escuelas
rurales, consideradas en estado crítico y en las que la acción del Proyecto tendría
mayor pertinencia.
Otro caso digno de reseñar es el Proyecto Conexiones, liderado por las Universidades
Eafit y Pontificia Bolivariana de Medellín. Desde el año de 1993 Conexiones ha
venido estudiando en la ciudad de Medellín y el Departamento de Antioquia, el
impacto de la tecnología informática y de comunicaciones en la educación de niños,
niñas y jóvenes de niveles básicos, con el objetivo de crear ambientes de aprendizaje
tecnológicos que, mediante el tratamiento integral de las áreas de informática,
telemática y pedagogía, amplíe las posibilidades de reorganización de la función de
transmisión del conocimiento y de los procesos de gestión interna de una institución
escolar, y propicie en el estudiante el desarrollo de habilidades investigativas, la
actividad colaborativa escolar, la motivación y el compromiso con su propio proceso
de aprendizaje y la intensificación de su interacción con la comunidad educativa.
A nivel de otras instituciones de formación docente del país, la Universidad Simón
Rodríguez es una de las instituciones que ha avanzado más en el proceso de
implantación de comunidades virtuales de aprendizaje aplicadas a la formación
docente, mediante convenios para obtener asistencia técnica y formación de recursos
humanos, con el Instituto Tecnológico de Monterrey. Por su parte la Universidad
Metropolitana ha venido desarrollando un modelo autogestionario que tiende a la
implantación de una plataforma para la virtualización, diseñada por el personal
docente especializado de la misma institución, atendiendo a la evolución y
necesidades de la comunidad universitaria en esta dirección.
Este ejemplo es bastante ilustrativo para comprender la propuesta que finalmente es
la esencia de este trabajo: aplicar el trabajo colaborativo, para no inventar la rueda,
sino tomar experiencias exitosas y forjar alianzas estratégicas, que vayan generando
motivación y apertura al cambio, a partir del desarrollo de pequeñas experiencias
informales, que cristalicen en proyectos exitosos. El objetivo central de esta
investigación fue generar lineamientos que faciliten la incorporación colaborativa de
las tecnologías de información y comunicación al proceso de formación docente bajo
la modalidad educación a distancia utilizada para administrar el currículo de pregrado
en el Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio.
Esto se logró comprendiendo las implicaciones derivadas de la interacción entre las
demandas de la sociedad del conocimiento y el proceso de formación inicial de
docentes; posteriormente se explicaron los beneficios que deriva la educación a
distancia mediante la incorporación de tecnologías de información y comunicación,
para optimizar su aplicación al proceso de formación docente y se procedió analizar
la pertinencia de incorporar las tecnologías de información y comunicación, desde el
enfoque colaborativo, al proceso de formación inicial del docente, bajo la modalidad
educación a distancia. Este proceso permitió generar aportes para abordar
colaborativamente el proceso de incorporación de las TIC´s al modelo formativo del
IMPM., a nivel de pregrado, en los aspectos: evaluación de los aprendizajes, tutoría,
asesoría académica, administración del currículo, diseño de material instruccional y
actualización del personal docente
El trabajo encuentra su justificación e importancia en la crisis que ha generado el
producto de una racionalidad que ha estructurado los discursos educativos obviando
la dimensión histórica, ética y política, pues el énfasis ha estado en los resultados y no
en los procesos que conducen a ellos; de allí que se obtenga la desarticulación del
hecho pedagógico con la realidad y sus diferentes dimensiones, restándole sentido,
hasta reducirlo a su aspecto normativo, burocrático-administrativo o técnico-
instrumental; el presente estudio se abordó desde una perspectiva humanista, que
intenta profundizar en el sentido de las tareas vinculadas al enseñar y el aprender,
trascendiendo lo objetual de la racionalidad instrumental, basada en una
epistemología positivista, que divorcia el saber hacer del saber pensar.
Metodológicamente, se desarrolló un estudio analítico-interpretativo sobre la
incorporación de tecnologías de información y comunicación en el proceso de
formación docente, bajo la modalidad educación a distancia, la perspectiva desde la
cual se asumió el problema de investigación está fundamentada en el enfoque
constructivista. El paradigma de investigación es el postpositivista, que obliga a una
postura crítica ante la propia percepción, imponiéndose una diversidad de fuentes y
acciones para la indagación e interpretación de la realidad. En este modelo, el
investigador se convierte en parte de la realidad en estudio, por lo que la validación
de sus percepciones implicará la confrontación permanente y la voluntad
transformadora, para enriquecer y optimizar el contexto abordado. Las técnicas de
recolección de la información, centradas en la interpretación, permitieron el uso de la
triangulación de autores, obteniendo de ello unidades de análisis adecuadas y
pertinentes.
El carácter comunicacional e interpretativo de la realidad descrita, enmarca el
abordaje de la misma desde el paradigma cualitativo; desde el punto de vista
ontológico, esta realidad se concibe heterogénea, dinámica, cambiante y divergente; y
se asume en forma global, desde una perspectiva holística.
Epistemológicamente el tratamiento de la realidad en estudio, asigna valor a las
interacciones y mediaciones que generan y fundamentan la relación intersubjetiva,
que es dinámica, cambiante e irrepetible. Se busca comprender el conocimiento
derivado de la realidad en estudio, a partir de su propio marco de referencia, mediante
los aportes de una subjetividad crítica y disciplinada, en permanente contacto con
otras subjetividades.
En el contexto del paradigma cualitativo, se le confiere importancia al desarrollo
humano, como ingrediente esencial de la perspectiva holística que garantiza una
definición armónica de la realidad en estudio. La ley de doble entrada planteada por
Viggotsky establece la conjunción de los procesos individuales, como la
autopercepción y el autoaprendizaje, con los colectivos, que implica el desarrollo de
cualidades y aptitudes que hagan sustentable los proceso de intro y extropección.
Axiológicamente, esto confiere un peso sustantivo al soporte deontológico de la
realidad objeto de construcción.
Axiológicamente, el interés implícito en la realidad descrita es la liberación de las
potencialidades creativas, de crecimiento y desarrollo de los individuos que en ella
intervienen, por lo que la finalidad tiene una fuerte carga emancipadora. Dada la
fuerte carga interpretiva de esta investigación, el método a utilizar será el
hermenéutico, de origen socrático, que intenta solventar el problema que presenta el
acceso a lo plenamente desconocido, mediante el riguroso análisis de los
presupuestos ocultos y la estructura subyacente a toda argumentación.
El estudio estuvo dirigido a establecer lineamientos para la incorporación de las TIC
´s al proceso de formación bajo la modalidad educación a distancia, a partir del
enfoque colaborativo, perfilando con rigurosidad las actividades que desde esta
perspectiva deben cumplirse en las distintas áreas inherentes al proceso de
administración curricular; en este sentido se orientó para la recolección de los datos
en una revisión documental de materiales sobre el tema, a objeto de recabar la
información necesaria para su adecuada comprensión y fundamentación teórica y al
análisis de los informes de algunas experiencias ejecutadas a nivel nacional e
internacional en materia de educación a distancia.
Se pudo garantizar que toda la información fuera objeto de validación, a través del
proceso de triangulación de fuentes, mediante el cual se pudo evidenciar la
consistencia y pertinencia de las unidades de análisis, así como la competencia
científica de sus autores. Como técnicas para el análisis y procesamiento de la
información se utilizaron el círculo hermenéutico y la escalera de la inferencia. De
este proceso de sucesiva categorización y conceptualización de los elementos
emergentes, sus propiedades y características, se conformó una escalera de
inferencias, que orientaron el proceso de comprensión del fenómeno en estudio y
permitieron llegar a la reconceptualización creativa de los referentes concepctuales
Educación a Distancia (EaD), Formación Docente (FD) y Tecnologías de
Información y Comunicación (TIC´s).
La revisión documental realizada permitió inferir que con la incorporación de las TIC
´s, el rol del docente en educación a distancia se enriquece y redimensiona, superando
el traslado de prácticas presenciales y las prácticas evaluativas basadas en la
repetición, para abocarse al diseño creativo de novedosas situaciones de aprendizaje,
el desarrollo de técnicas para comprender las necesidades de formación de cada
participante a partir de sus experiencias y formación previa y el trabajo en
reconducción y desarrollo de proyectos relevantes y exitosos.
Después de estudiar los diferentes aspectos que intervienen en el proceso de
incorporación tecnológica al proceso de formación docente, bajo la modalidad
educación a distancia, es evidente que se deben proponer acciones que conduzcan al
desarrollo de una necesidad de cambio; “en el sistema organizacional existen con
frecuencia intereses creados que están motivados para rechazar o impedir la toma de
conciencia de los problemas graves” (Lippitt, Watson y Westley, 1991, p.135), lo que
debe ser atendido con carácter prioritario, mediante la vinculación inmediata de la
Institución con un agente de cambio externo, a los fines de establecer metas y
propósitos de acción que permitan establecer equilibrio entre las fuerzas de cambio y
las de resistencia, pues el proceso de cambio organizacional requiere del concurso de
ambas.
Ante la evidencia de que la introducción de Tecnologías de Información y
Comunicación (TIC´s), trae consigo la disminución de tiempos y costos y el
incremento de la calidad, su incorporación al proceso de formación docente ofrece
opciones para una formación balanceada, eficiente y comprometida, que permita el
egreso de docentes con capacidad para el liderazgo y la transformación.
Entrando a considerar el estado actual del IMPM en cuanto a la capacidad para
desarrollar un Proyecto Colaborativo que logre la incorporación inteligente de las
tecnologías al proceso de redimensión de la modalidad Educación a Distancia, en los
niveles académico y organizacional del área de pregrado, vale la pena examinar las
razones por la que se plantea en este trabajo la adopción del enfoque colaborativo
como marco para una acción envolvente y globalizadora:
• La capacitación mediante Proyectos de Trabajo Colaborativo, conduce
simultáneamente a la adquisición de destrezas y a la aplicación de éstas en
proyectos específicos que conducen a la obtención de productos concretos y que
puede enmarcarse dentro de Cursos Acreditables, para que esto incentive a los
participantes y a la vez reporte beneficios a la institución.
• El trabajo bajo este enfoque tiene rigor científico, evitando simplificaciones y las
tendencias al facilismo.
• Es sistemática, para lo cual se realizará en el marco de un plan integral que
contemple diversas temáticas, incluyendo los aspectos informáticos, pedagógicos
y sistémicos.
• Una institución que carece de docentes capacitados en cuanto al uso de la
tecnología, podrá “tener computadoras" pero no podrá vencer ese trecho ancho y
profundo que separa a los especialistas en informática (que saben mucho de lo
suyo) de los docentes de cualquier asignatura (que también saben mucho de lo
suyo).
• El enfoque colaborativo permitirá desarrollar un lenguaje en común que les
permita a los docentes emplear la informática para sus clases, organizarlas,
comunicarse con los demás colegas y sobre todo, interesar a los alumnos en una
actividad que ellos mismos puedan crear, que les va a ayudar a estudiar y que
además pueda ser muy productiva.
Como un aporte de la presente investigación, que evidencia el cumplimiento de los
objetivos propuestos, se presentan los siguientes lineamientos que han de servir para
instrumentar experiencias en materia de formación docente bajo la modalidad
educación a distancia, tal como se ejecuta a nivel de pregrado en el IMPM.,
propiciando la incorporación de tecnologías de información y comunicación a partir
de los postulados del enfoque colaborativo.

A nivel del personal docente:

1. El primer paso en conclusión es atender la formación de los docentes. Ellos serán


la punta de lanza de las restantes iniciativas, quienes determinen el nivel y ritmo
de la evolución institucional en el proceso de incorporación tecnológica.
2. Dado que el punto de partida de todo proceso es el recurso humano, esta
propuesta se centra en la adecuación emocional para el ejercicio colaborativo que
permita constituir comunidades de aprendizaje y de trabajo con capacidad para la
reflexión colectiva, que se constituyan entre la población estudiantil, la población
docente y los distintos trabajadores del IMPM; se considera que una vez
superadas las barreras emocionales que impiden aproximarse al trabajo en
equipos autodirigidos con uso de tecnología, se logrará establecer el anclaje
motivacional que propicie el uso de las TIC´s y su aprovechamiento en la
comunicación y acompañamiento de comunidades de aprendizaje y de trabajo,
que logren producir conocimiento a partir de situaciones contextualizadas.
3. “El trabajo y el aprendizaje tienen muchos aspectos en común y sin embargo,
siguen siendo diferentes en muchos sentidos, como los distintos propósitos que
dan lugar a estas dos actividades humanas. Cada dominio de investigación puede
ofrecer interesantes perspectivas al otro” (Lewis, 1998); en ambos casos, resulta
útil proporcionar a los grupos humanos herramientas que le permitan interesarse
legítimamente por aprender a hacer mejor lo que hacen.
4. Es así como se genera conocimiento sobre los procesos involucrados en las
ejecuciones correspondientes y las formas de mejorarlos; la reflexión compartida
sobre estos elementos los convierte en expertos y genera un efecto de andamiaje
para que otros menos expertos puedan avanzar hacia una ”zona de desarrollo
próxima”. En todo caso el punto de partida es trabajar en la constitución de estos
grupos colaborativos, hasta convertirlos en el elemento clave del proceso de cambio
institucional.
5. Estos grupos colaborativos definirán zonas de interés y propondrán proyectos de
los cuales serán responsables; simultáneamente al trabajo del grupo, recibirán
formación y asesoría para el trabajo a desarrollar. El tratamiento aplicado a los
diferentes grupos, constituidos de forma voluntaria se hará a nivel de cada
dependencia y localidad, de forma autogestiva: serán los responsables de la forma
de llevar a cabo el trabajo, diseñar y efectuar el diagnóstico, autogenerar recursos
y promover y divulgar los proyectos en curso a nivel inter, intra y
extrainstitucional. Es importante remarcar el carácter voluntario de estos grupos y
su funcionamiento ad hoc.
6. Es conveniente que los distintos grupos colaborativos reflexionen sobre las
condiciones necesarias para el trabajo en colaboración en una comunidad que
comprende miembros e diferentes niveles de formación y procedencia, así como
también sobre la forma en que las TIC´s pueden hacer frente a estas necesidades,
apoyando la acción humana y el desarrollo de una sinergia a partir de sus
experiencias y metas. La gestión de aprendizaje mediante grupos colaborativos,
propicia el cambio del sentido de pertenencia a un lugar determinado, por el
sentido de pertenencia a un equipo.
7. Por otra parte a nivel organizacional y en lo referente a la adecuada gestión
de los recursos humanos, que permita su verdadero aprovechamiento y
estímulo, se fortalecerá el contacto electrónico con los docentes, en aquellas
dependencias donde funcione correctamente la red institucional.
A partir de la experiencia dentro de la institución, se observa en general que el
docente antes de la capacitación no tiene conocimientos de informática y de la posible
aplicación en la educación del computador, pero cuenta con buen nivel pedagógico y
tiene interés de aprender y progresar y por lo general demuestra estar interesado en
participar en los proyectos relacionados con las nuevas tecnología, por lo que se
sugiere el diseño y solicitud de aprobación de un Curso de Postgrado a nivel de
especialización y maestría en el área de educación a distancia, para los docentes de la
institución. Mientras se da la respectiva aprobación del Consejo Nacional de
Universidades, pudieran darse Cursos de Ampliación no conducentes a título, que
pudieran acreditarse posteriormente, con la finalidad de no retardar más el inicio del
proceso de formación del personal docente.
8. El Curso Innovaciones Tecnológicas, perteneciente al Programa de Actualización
del Personal Académico, se debe convertir en un Eje Temático, que desarrolle
modularmente la formación tecnológica de los docentes, mediante la formación
de formadores y se generen Círculos de Aprendizaje y Núcleos de Investigación
en torno a la Línea Educación y Tecnologías de Información, bajo cuya
adscripción trabaja esta investigadora a través del Doctorado en Educación de la
UPEL en el Instituto Pedagógico de Barquisimeto.
9. Obtener y negociar apoyo (político, moral y financiero de instancias
gubernamentales, otras universidades e instituciones para el desarrollo de un
progresivo proceso de cambio cultural hacia la tecnologización.
En cuanto a los estudiantes:
1. Una vez superado el proceso de admisión, el Curso de Iniciación debe ser
congruente con la modalidad educativa de la institución; será administrado con
énfasis en el estudio independiente y no en la presencialidad, lo que permitirá
establecer encuentros virtuales y fomentará la superación de las barreras
psicológicas que hacia la tecnología puedan tener los estudiantes, desde su
ingreso.
2. La institución, a través de las instancias correspondientes, favorecerá la
colocación del contenido de los programas de cada uno de los cursos, fases y
actividades electivas de extensión que integran los planes de estudio de cada
especialidad, colocándolos en páginas Web, con vínculos a sitios relacionados
con la temática abordada por el curso, actividades de evaluación y posibilidades
de interacción con docentes especialistas y con el grupo (constitución de foros).
3. Este material se colocará en la página Web del instituto y se utilizará como apoyo
a las actividades a distancia, que constituyen el 80% el tiempo asignado a cada
curso y es donde debe colocarse el énfasis de la administración curricular, pues es
durante ese tiempo cuando se producirá la socioconstrucción y transferencia del
conocimiento y el desarrollo cognoscitivo del futuro docente, siendo los
encuentros presenciales momentos para fortalecer la apropiación y dominio de los
conocimientos alcanzados, mediante discusiones y confrontación de productos
que han sido logrados mediante un trabajo a distancia desarrollado con
profundidad.
4. Desde el periodo de iniciación se establecerán grupos de trabajo de tres
estudiantes, que fungirán como núcleos de investigación colaborativos y que
pudieran mantenerse a lo largo de la carrera, siendo recomendable que se ubiquen
de acuerdo a su lugar de residencia, pues de esta manera se hará más factible el
trabajo colaborativo a distancia, que también requiere de encuentros presenciales
entre los estudiantes.
5. Es importante que quede claro, que en materia de formación inicial de docentes,
resulta esencial el contacto cara a cara tanto con docentes como estudiantes, tanto
para evidenciar el real dominio del aprendizaje exhibido a través del ambiente
virtual, como para modelar el desempeño a nivel de grupo y la implementación de
estrategias por parte del docente en formación. La tecnología no sustituye al
docente ni al grupo de trabajo, sólo es una herramienta para facilitar la producción
continua y la interacción didáctica.
6. La totalidad del tiempo a distancia asignado a cada materia será planificado
mediante concertación con los estudiantes, estableciendo los encuentros virtuales,
su objetivo y producto, la asistencia a estas actividades virtuales se respetará y
evaluará de la misma forma que en el cronograma presencial.
7. Para facilitar el trabajo tecnológico la institución facilitará al estudiante un
profesor durante el curso de iniciación, quien ejecutará un taller de 16 horas
presenciales, que podrá dictarse en cuatro sesiones de cuatro horas cada uno, tres
prácticas y una teórica, en el que se abordarán los contenidos fundamentales para
trabajar con el ambiente Windows en su versión más actualizada: se les enseñará
a elaborar documentos en Word, presentaciones en Power Point y las utilidades
básicas del Excel, en las dos últimas sesiones se trabajará con Internet, se les
ayudará a abrir su correo electrónico y se les enseñará a consultar las distintas
páginas educativas disponibles y a participar en foros y sesiones de chateo. En
este punto cabe resaltar que en aquellas entidades en las que no se disponga de un
laboratorio de informática, o de Internet, se puede convocar a los estudiantes a un
centro de navegación por horas en el que se puede efectuar la parte práctica del
taller (dos a tres horas); los estudiantes costearán los costos de esta actividad,
cancelando el tiempo de uso de cada máquina entre los dos estudiantes que se
ubiquen en cada una.
8. En las actividades y estrategias utilizadas parea la administración de cada curso se
estimulará el uso pedagógico de la informática, así como la lectura, análisis y
discusión de temas que vinculen la materia desarrollada al uso de esta herramienta
por parte de los estudiantes.
9. Concientizar a los estudiantes acerca del uso correcto de la tecnología en
educación: ni es la panacea, ni debe usarse para que los niños se distraigan y no
dar clases, ni toda la información que está en la red es de calidad. Se pueden
promover debates sobre las ventajas y desventajas de la tecnología y cómo
sobrellevarlas.
10. Comprometer emocionalmente al estudiante en el avance y perfeccionamiento del
uso pedagógico de la informática.
11. Exigir un esfuerzo mental elevado al estudiante en su trabajo pedagógico en
general y en la interacción con los artefactos tecnológicos.
En cuanto a la administración del currículo:

1. Revisar y actualizar cuanto antes los programas de los distintos cursos, fases y
actividades electivas de extensión académica acreditable, diseñando e
incorporando un eje transversal sobre el uso pedagógico de la informática.
2. Realizar entrenamientos progresivos, continuos e intensivos del personal docente,
con la finalidad de ir profundizando en el abordaje de esta área.
3. Evaluar permanentemente procesos, productos e impactos.
4. Asignar un papel importante al uso de estrategias cognitivas, metacognitivas y
afectivas en el procesamiento de la información, en su recuperación y en su uso
permanente durante el trabajo pedagógico.
5. Enfatizar la enseñanza de cómo pensar, estimulando el desarrollo del pensamiento
lógico formal.
6. Evaluar constantemente las tendencias educativas actuales para saber qué cambios
tecnológicos es necesario introducir, por qué, dónde para qué y cuándo.
7. A nivel de cada programa, desarrollar talleres internos para conocer, criticar y
profundizar los materiales con el fin de volcarlos progresivamente a los formatos
de hipertextos, la modalidad informática más rica de interacción implica la
hipermedia educativa.
8. Evaluar materiales y criterios subyacentes en las TIC´s, su concepción y
funcionamiento.
9. Propiciar aprendizajes generativos, participativos, anticipatorios e
interdisciplinarios.
10. Realizar y promover un uso inteligente (crítico y reflexivo) de la tecnología, no
apresurado y poco profundo.
11. Estimular la capacidad de producción en docentes y estudiantes.
12. Adentrarse con auténtico compromiso en el proceso de aprendizaje inscrito dentro
de un proyecto educativo que contemple, contenga y oriente el uso pedagógico de
la tecnología.
13. Incorporar indisolublemente unidos contenidos y procesos.
14. Rescatar la interactividad pedagógica y su dimensión socioemocional que
favorecerá el desarrollo de las funciones psicológicas superiores en los
estudiantes.
15. Tomar en cuenta que todo trabajo de aprendizaje, más aún el mediado por TIC´s
necesita desmontar esquemas de pensamiento y representaciones sociales con el
fin de profundizar el conocimiento científico y de afianzar reales vínculos
interactivos y productivos.
16. Favorecer la inclusión de cursos optativos sobre el uso pedagógico de la
informática, a nivel de profundización I y II y de las actividades electivas de
extensión académica.
17. Promover el desarrollo de una cultura evaluativa clara y comprometida, que
atraviese los programas, proyectos, materiales y tecnologías, dentro de un
encuadre ético y de crecimiento compartido.
18. Se constituirán grupos colaborativos para la reflexión e investigación sobre el
proceso de administración curricular.
En cuanto al diseño de material instruccional:
1. Incorporar estrategias de autorreflexión y autorregulación del aprendizaje, que
constituyan un verdadero ejercicio de autoevaluación.
2. Tomar en cuenta la forma de diagnosticar el nivel de conocimiento previo que
poseen los estudiantes sobre cada tema o contenido.
3. Incorporar ejemplos de transferencias de los contenidos desarrollados a contextos
reales.
4. Una vez actualizado, iniciar el traslado del material al formato virtual,
incorporando efectos sonoros y correspondencia entre los íconos y los materiales.
5. El material debe proponer actividades remediales y estrategias para la
participación activa del estudiante.
6. El contenido debe estar actualizado, poseer rigor científico y ser coherente con
los objetivos establecidos.
7. La actualización de materiales será acometida por grupos de especialistas de los
Núcleos, extensiones y Centros de Atención, que estén trabajando con
estudiantes y presenten propuestas sometidas a la consideración de expertos,
mediante concursos.
8. Promover a través del material la reflexión y criticidad a partir del diálogo
estudiante-contenido, estudiante-estudiante y estudiante-docente.
9. Incluir en las nuevas ediciones de las selecciones de lectura un hilo discursivo
que facilite el auto aprendizaje.
10. El material propiciará simultáneamente la interacción, la investigación, la
producción y la evaluación formativa.
11. El uso de las aplicaciones tecnológicas como apoyo para mejorar el aprendizaje,
aumentar la productividad, promover la creatividad, desarrollar estrategias,
resolver problemas y tomar decisiones informadas usando herramientas como el
procesador de palabras, las bases de datos, gráficos, hoja de cálculo y otros
recursos tecnológicos se integrarán a través de todo el contenido curricular.
12. Los materiales tendrán una estructuración que favorezca el desafío, el desarrollo
y la aplicación.
13. En las actividades propuestas se hará énfasis en la lectura, la escritura y la
discusión.
14. Es importante considerar los aspectos estéticos del diseño de materiales, a objeto
de que éstos resulten atractivos y motivadores para docentes y estudiantes.
15. El diseño de materiales debe tender hacia el desarrollo de innovaciones que
representen soluciones nuevas en materia de aprendizaje y formación docente.
16. La fundamentación teórica del diseño de materiales debe apoyarse en los
enfoques cognitivo y constructivista, pues son los más adecuados para el
aprovechamiento de los recursos tecnológicos además de resultar coherentes con
las bases del diseño curricular administrado por la UPEL y por tanto en el IMPM
17. En el diseño de materiales instruccionales de carácter virtual deben tomarse en
cuenta la naturaleza del aprendizaje, su direccionalidad, el proceso de
construcción del conocimiento, el uso de estrategias de pensamiento complejas,
la motivación y la naturaleza de las asignaciones, la influencia del entorno y los
diferentes estilos de aprendizaje.
18. Contextualizar el aprendizaje con problemas relevantes, a fin de permitirle la
apropiación del aprendizaje, haciéndolo igualmente significativo para quien
aprende.
En cuanto a las tutorías, actividades grupales y asesoría académica:
1. Debe supervisarse el cumplimiento de su carácter obligatorio.
2. Las actividades grupales serán eventos de confrontación de perspectivas,
discusión y participación, en las que lejos de promover la actitud expositiva tanto
en docentes como estudiantes, se propiciará el intercambio de productos de
aprendizaje en formatos exigentes en cuanto a creatividad e ingenio, rechazando
las exposiciones facilistas y de baja calidad.
3. Las consultas individuales o grupales se ubicarán en el tiempo de estudio
independiente y se efectuarán a través del correo electrónico, estando el profesor
en la obligación de dar respuesta a los planteamientos de los estudiantes por la
misma vía y a tiempo.
4. En los encuentros presenciales se efectuará la coevaluación, para lo que el
docente promoverá prácticas respetuosas, que modelen en el futuro docente el
ejercicio de esta actividad.
5. Estudiantes y profesores podrán contactar e invitar a especialistas del área en
estudio a las actividades presenciales, a objeto de enriquecerlas con su
participación.
6. Se debe favorecer la participación de todos los miembros del grupo en forma oral
y escrita para desarrollar estas importantes habilidades, esenciales para todo
docente.
7. Se debe implementar una metodología que permita al docente entregar la
calificación final al estudiante en la última actividad presencial, a los fines de dar
verdadero cumplimiento a las evaluaciones sustitutivas y no perturbar el proceso
de asesoría académica con la falta de calificaciones en los récord académicos de
los estudiantes.
8. Se debe continuar el entrenamiento del personal responsable de operar con los
programas RECORD, SIGANE y SEMESTRE, a objeto de aprovechar al máximo
el potencial tecnológico que ofrecen y no retrasar los procesos institucionales.
9. Se debe garantizar la provisión de recursos para la ejecución del proceso de
asesoría académica en forma mecánica, pues éste se ve afectado por la
indisponibilidad de tinta o papel.
10. Todos los docentes ordinarios y aquellos contratados con funciones
administrativas deben formarse adecuadamente para fungir como docentes
asesores.
11. El proceso de asesoría debe darse al inicio, desarrollo y finalización del lapso
académico.
12. Deben unirse esfuerzos y recursos del Programa Asesoría Académica, adscrito a
la Subdirección de Docencia y la Sección de asesoramiento, de la Unidad de
desarrollo y Bienestar Estudiantil.
En cuanto a la evaluación de los aprendizajes:
1. Vincular la detección del nivel de conocimientos previos del que aprende
(diagnóstico) con las actividades de familiarización del contenido.
2. Estimular la autoconciencia del estudiante en cuanto a su proceso de construcción
del conocimiento, analizando y explicando por qué y cómo resuelve un problema
de determinada manera.
3. Proveer suficientes oportunidades en el desarrollo del material que le permitan al
estudiante obtener una retroalimentación en cuanto a lo que hace, en el sentido
formativo de verificar sus logros y fallas, haciendo énfasis en la concientización
de las mismas.
4. Presentar problemas y experiencias de aprendizaje que sean consistentes con las
demandas cognitivas en situaciones reales.
5. Las actividades de evaluación deben exigir capacidad de razonamiento por parte
del que aprende.
6. La evaluación sumativa debe integrar distintas competencias y niveles de
complejidad, propiciando al presentación de múltiples perspectivas.
7. Ofrecer actividades de evaluación que permitan detectar si ocurre la transferencia
del aprendizaje a otras situaciones educativas fuera del ámbito escolar.
8. Es necesario aumentar la rigurosidad en cuanto a la elaboración, validación,
aplicación y procesamiento de instrumentos de evaluación, a partir de criterios
científicos de carácter institucional.
9. Se hace impostergable a aplicación de nuevas técnicas de evaluación que
permitan obtener una percepción realista y personalizada del nivel de dominio
alcanzado por cada estudiante.
10. La actividad evaluativa de los profesores deberá ser supervisada a objeto de evitar
la profusa repetición de calificaciones sin basamento o soporte alguno.
11. Se le exigirá al docente la emisión de un boletín de evaluación cualitativa
individual y personalizado que será remitido al estudiante a través del correo
electrónico una vez culminado el curso, para ello se instrumentará una estrategia
de formación intensiva, que permita a los docentes comprender cómo
instrumentar la evaluación cualitativa.
Conclusiones
Una vez culminada la presente investigación, se reportan las siguientes conclusiones:
• El docente en servicio tiene mucho que aportar a su propio proceso de
formación y es inadmisible e irresponsable promover una actitud apática y
pasiva, pues eso será lo que aquel modele a sus alumnos posteriormente.
• El estudiante, en su condición de docente en servicio, es quien logrará nutrir al
proceso de cambio con la energía necesaria para superar la subestimación y
crítica situación en la que se encuentra la Educación en el país.
• En cuanto a la resistencia ofrecida por los docentes en servicio y formación
ante la experimentación e inclusión del computador como herramienta de
apoyo al aprendizaje, en la mayoría de los casos los docentes se muestran
renuentes a tocar el tema, por miedo a verse superados por sus alumnos,
quienes sí han tenido un acercamiento a estas tecnologías, al menos por la vía
de los video juegos; definitivamente “la teleinformática puede modificar por
completo las relaciones alumno-docente y la manera como se accede al
conocimiento” (PNUD, 2000).
• Los cambios sociales exigen replantearse el papel del docente y la educación.
• Lo anterior conduce de inmediato al replanteamiento del currículo para la
formación y actualización permanente, con la finalidad de adecuar sus
prácticas, a partir de una sólida fundamentación pedagógica que responda a
los requerimientos que efectúa la sociedad del conocimiento, en la que no
basta con poseer la información, hay que saber cómo usarla y a qué
conectarla, dónde es pertinente colocarla y bajo qué formato es más fácil de
comprender y más accesible.
• Formar docentes al margen del uso de la informática no sólo es irreal, sino
perjudicial en cuanto al impacto que esta debilidad tendrá en la educación de
las futuras generaciones, no sólo por los aspectos técnicos asociados al uso
pedagógico de la computadora, sino por la perspectiva holística, global e
integradora que logra desarrollar en quienes la asumen como herramienta para
el autodesarrollo.
• Ante las dificultades de equidad que presenta la incapacidad para abarcar a los
grupos poblacionales de menores recursos en acciones formativas de
avanzada, el recurso docente se erige como alternativa para preparar a los
ciudadanos desde el nivel inicial, partiendo de una perspectiva flexible y
enriquecedora, desde la cual sea factible el progresivo desarrollo de una
actitud autogestionaria ante el proceso de aprendizaje y de esta forma perfilar
un criterio propio y selectivo para valorar la importancia de la educación y así
generar opciones de autoformación permanente accesibles y de carácter
continuo.
• Por muchos medios tecnológicos de que disponga un centro educativo, el
profesor y el estudiante siguen siendo el protagonista de la acción pedagógica;
realmente la preocupación expuesta de continuo por algún sector de los
educadores, sobre si serán desplazados por las TIC´s parece responder a los
temores que genera la inseguridad derivada de las necesidades de formación
en la materia.
Recomendaciones
• Con base en las conclusiones presentadas, se han elaborado las siguiente
recomendaciones:
• Considerar la experiencia profesional no formal que poseen los estudiantes,
por su condición de docentes en servicio; la misma constituye el punto de
partida para ajustar y reorientar los conocimientos previos, en función de la
acción formativa
• Incorporar en el currículo materias que permitan comprender y desarrollar la
didáctica y metodologías para el uso pedagógico de las TIC´s, pues su
formación en este tópico no puede ser meramente técnica u operativa, debe
además abordar la conformación de una perspectiva teórica consustanciada
con una praxis comprometida y en mejora constante.
• Invertir en la reconversión del valioso capital humano del que dispone la
institución, mediante la constitución de redes colaborativas de aprendizaje,
que asumirán la ejecución de proyectos institucionales, para ir desarrollando
la reingeniería institucional con la incorporación de todos los agentes que
hacen vida dentro de ella.
• Generar proyectos institucionales basados en el enfoque colaborativo, que
requieran el manejo de tecnologías de información y comunicación y que
impliquen la autogestión del aprendizaje, pues de esta forma los docentes y
demás miembros de la comunidad institucional irán avanzando a su ritmo,
estimulados por el sentido de pertenencia a una comunidad de innovadores.
• Evaluar la posibilidad de incluir en las Actividades Electivas de Extensión
Académica acreditables y en los Cursos Optativos de Profundización,
Seminarios y Talleres que favorezcan el conocimiento teórico y el trabajo
práctico acerca del uso pedagógico de las TIC´s, pues es evidente que el Plan
de Estudio de las distintas especialidades que imparte el IMPM a nivel de
pregrado, adolece de materias vinculadas a esta área.
• Introducir como Eje Transversal el uso pedagógico de las TIC´s en todos los
Cursos, Fases y Actividades Electivas de Extensión Académica de los planes
de estudio de las especialidades de pregrado, para favorecer el acercamiento
de los estudiantes-docentes en servicio a estas importantes herramientas.
• Establecer un núcleo interdisciplinario de expertos, integrado por los
miembros de las Unidades de Currículo, Evaluación, Tecnología Educativa e
Informática y otros investigadores voluntarios, que pueden brindar asesoría y
asistencia, de ser necesario.
• Propiciar nuevos espacios e intereses que cambien las costumbres y prácticas
institucionales, redimensionando con ello la cultura organizacional, que
convencionalmente ha sido una de las debilidades de la institución.
• Garantizar la oportunidad de participar y liderizar procesos para todos los
miembros de la organización que demuestren la capacidad para llevar adelante
Proyectos Colaborativos.
• Propiciar el aprendizaje organizacional a dos planos: institucional y
académico, aprovechando el enorme potencial que ofrecen las tecnologías
para el logro de estos objetivos de manera simultánea.
• Ajustar el modelo de estructura organizacional para favorecer la adecuada
comprensión operativa de las funciones universitarias: Docencia,
Investigación, Extensión y Producción.
• Establecer mecanismos de vinculación interna y externa para lograr mayor
proyección, integración y pertinencia social en la relación con el entorno.
• Aprovechar el potencial de las TIC´s para implantar mecanismos que
promuevan la autogestión y permitan incrementar los ingresos propios.
• Consolidar un modelo formativo que permita dar una cobertura educativa de
calidad.
• Redimensionar la modalidad de estudio de la Institución (Educación a
Distancia), incorporando las tecnologías de información y comunicación
mediante la concertación y consolidación de alianzas estratégicas.
• Ejecutar mecanismos de estímulo, reconocimiento y formación que incentiven
la motivación y excelencia de todos los miembros de la institución.
Bibliografía
Adell, T. (1997). El profesor on line: elementos para la definición de un nuevo rol
docente. En Cabero y otros (2000). Las nuevas tecnologías para la mejora educativa
EDUTEC´99. Universidad de Sevilla.
Aceituno, T. (1999). Enseñar. Barcelona: Editorial Piados.
Alonso, B. y Gallego, D. (1996).Corrientes constructivistas. Bogotá, Colombia:
Editorial Magisterio. Colección Mesa Redonda.
Area, M. (2002). Futuro imperfecto. Nuevas tecnologías y desigualdades educativas.
Ponencia presentada en XX Escuela de Verano de Canarias, MRP.
Bartolomé, J. (1996). Medios y recursos interactivos. En: Nuevas tecnologías
educativas aplicadas a la educación. Madrid: Editorial Alco y Marfil.
Baudrillard, T. (1998). Las estrategias fatales. México: Fondo de Cultura Económica.
Becker, M. (1991). Teorías del aprendizaje para maestros. México: Trillas.
Bosco, S. (1995). Open and distance learning and the use of new technology for the
self development of managers. Centre for the study of Management Learning,
University of Lancaster.
Bruner, J. (1990). El proceso de la educación. Buenos Aires: Paidós.
Cabero, J. (1996). Nuevas tecnologías, comunicación y educación. EDUTEC. Revista
electrónica de tecnología educativa, num.1, febrero 1996.
En:http://www.uam.es/personal_pdi/stamaria/iparedes/lecturas/cabero.html
Castells, M. (1998). La Era de la Información. Economía, Sociedad y Cultura. Vol.
1: La Sociedad Red. Madrid: Alianza Editorial.
Castells, M. (2002). El desafío tecnológico. España y las nuevas tecnologías. Madrid:
Alianza Editorial.
Cebrián, P. (1999). La formación del profesorado en el uso de medios y recursos
didácticos, en Cabero, J (Edit): Tecnología Educativa. Madrid: Editorial Síntesis.
Coll, C. y Solé (1990). La interacción profesor/alumno en el proceso de enseñanza y
aprendizaje. En C.Coll, J. Palacios y A. Marchesi (eds.). Desarrollo psicológico y
educación II. Madrid: Alianza editorial.
Crook, L. (1998). Las competencias en la sociedad de la información: nuevos
modelos formativos. Universidad de Valencia.
Delors, J. (1996). La educación encierra un tesoro. Madrid: Santillana. Ediciones
UNESCO.
Eggen, C. y Kauchak, P. (1999). Estrategias docentes. Enseñanza de contenidos
curriculares y desarrollo de habilidades de pensamiento. Brasil: Fondo de cultura
económica.
Enlaces Red Institucional (1996). Aprendizaje cooperativo apoyado por
computadoras. Chile: Universidad de la Frontera.
Fainholc, B. (2000). Formación del profesorado para el nuevo siglo.Argenitna:
Lumen Humanitas.
Fainholc, B. (1999). La interactividad en la educación a distancia. Argentina: Piados.
Flórez, O. (1994). Hacia una pedagogía del conocimiento. Bogotá, Colombia:
McGraw Hill.
Fuenmayor, L. (2002). Transformación de la universidad venezolana. Caracas:
Metropolis.
García, A. (1994). La Educación a Distancia hoy. UNED, España.
Irurzun, L y Schuster, N. (2002). Utilización pedagógica de la informática. Un
primer aporte desde las tecnologías de información. Organización de Estados
Iberoamericanos: Revista electrónica.
Lippitt, S., Watson, P. y Westley, M. (1991). La dinámica del cambio planificado.
Argentina: Amorrortu Editores.
Marqués, P. (2000). La cultura tecnológica en la sociedad de la información.
Disponible en: http//dewey.uab.es/pmarque/si.htm
Martínez, M. (2001). Comportamiento humano. Venezuela: Trillas.
Maturana (1997). Emociones y lenguaje en educación y política. Chile: Dolmen.
Ministerio de Educación (1996). Resolución N° 1. Mimeografiado. Caracas,
Venezuela.
Ministerio de Educación, Cultura y deportes (2000). Proyecto Educativo Nacional.
Mimeografiado. Caracas, Venezuela.
Rojas, R. (2001). Historia Universal y globnalización: ¿caras de una misma moneda?
Investigación y postgrado. 16 (1), 9-31. Caracas: Fundación Casa de Bello.
Toffler, A. y Toffler, H. (1994). Las guerras del futuro. Plaza y Janés. Barcelona,
1994.
Tudge, L. (1994). Vigotsky: la zona de desarrollo próximo y su colaboración en la
práctica de aula. Universidad de Cambridge. New York.
Universidad Metropolitana (1997). Virtualización de la UNIMET. Caracas: Autor.
Universidad Nacional Abierta (1994). Criterios e indicadores e calidad en la
educación superior abierta y a distancia (ponencias). Reunión Latinoamericana de
Educación Superior Abierta y a Distancia. Capítulo Venezuela. Caracas: UNA.
Universidad Nacional Abierta (1995). Tecnología de la educación en el contexto de
la educación a distancia. Caracas: Autor.
UNESCO (2000). Foro Mundial de Educación. Madrid: Autor.
Universidad Pedagógica Experimental Libertador (1996). Documento Base del
Rediseño Curricular UPEL 1996. Mimeografiado por el Vicerrectorado de Docencia
de la UPEL. Caracas, Venezuela.
Universidad Pedagógica Experimental Libertador (2000). Políticas de Docencia.
Editado por el Vicerrectorado de Docencia y el Fondo Editorial de la UPEL. Caracas,
Venezuela
Viggotsky, L. (1978). El desarrollo de los procesos psicológicos superiores. Madrid:
Editorial Grijalbo.
Wellingston, J. (1990). The times educationals supplement, 13(3), 46.
Wild, F. (1991). The effectiveness of inset on Cal and IT: an evaluation of the works
of an advisory teacher. Computers an educations. (16) 289-300.
Wilson, T. (1995). Cómo valorar la calidad de la enseñanza. Paidos. Madrid.
Zemelman, H. (1998). Crítica, epistemología y educación. Chile: Revista de
tecnología educativa, Vol. XIII, N° 2.