Está en la página 1de 16

Asignatura: Antropologí

Antropología Social Bloque temá


temático I: La Antropologí
Antropología Social como Ciencia

• Los sistemas de ideas: La cultura como acción


simbólica. Valores y creencias. Hacia la búsqueda
del significado.
Asignatura: Antropologí
Antropología Social Bloque temá
temático I: La Antropologí
Antropología Social como Ciencia

LOS SISTEMAS DE IDEAS

Entendido el campo de relaciones sociales (con sus funciones, estructuras, organización


y sistemas) donde la personas adquieren su significación, podríamos demostrar que,
desde el punto de vista de la antropología, la cultura no es algo oscuro, íntimo y privado.
No existe en la cabeza de alguien, sino que hablamos de un documento activo, público y
compartido y que podemos descubrir en nuestras investigaciones de campo.

Con esto asumimos que la conducta humana debe ser vista siempre como una acción
simbólica, que se exterioriza, que se simboliza, una acción que, lo mismo que la fonación
en el habla, significa algo.

El interés del antropólogo social estará en desvelar esta significación por medio de los
símbolos y del pensamiento simbólico, porque a estos se les asocia muchos de los
valores, ideas y actitudes que gobiernan y sustentan la realidad de la personas en su vida
cotidiana. En definitiva, más que preguntarnos por qué son, intentaremos indagar en
torno a qué se dice a través de ellos en la interacción social.
Asignatura: Antropologí
Antropología Social Bloque temá
temático I: La Antropologí
Antropología Social como Ciencia

LOS SISTEMAS DE IDEAS

En este sentido, lo primero que tenemos que hacer es determinar con un mínimo de
claridad lo que entendemos por el término “símbolo”. Por ejemplo, Radcliffe-Brown afirmó
rotundamente que cualquier cosa que tenga significado es un símbolo. Pero esta
afirmación puede resultar demasiado amplia. Porque es cierto que muchos símbolos
tienen significados en cuanto que están en lugar de otras cosas o las representan, pero
no es útil considerar como símbolo cualquier cosa que esté en lugar de otra. Por ejemplo,
la luz verde de los semáforos es signo de otra cosa, esto es, de que podemos cruzar la
calle en forma segura y legal. Pero esto no la convierte en símbolo, aún sabiendo que
podemos encontrar personas para quienes tienen un significado simbólico las luces de un
semáforo en verde.

Por tanto, es útil distinguir dos clases diferentes de signos, cosas que tienen significados
y que están en lugar de otras que no son ellas mismas.
Asignatura: Antropologí
Antropología Social Bloque temá
temático I: La Antropologí
Antropología Social como Ciencia

LOS SISTEMAS DE IDEAS


En primer lugar, están las señales que dan información acerca de algún estado de cosas,
pasado, presente o futuro. Lo que hacen es transmitir un mensaje específico. Así, la luz
roja significa que es peligroso o ilegal seguir adelante. Una huella puede significar que
alguien pasó por un determinado lugar. Los animales, por ejemplo, hacen uso frecuente de
señales, pero hasta donde sabemos, carecen de la capacidad de pensar simbólicamente.

Esto no sucede con los símbolos. Porque generalmente existe al menos una razón por la
cual un símbolo particular debería ser apropiado en un caso particular; hay una
exposición razonada subyacente susceptible de descubrirse al menos idealmente, aun
cuando pueda no ser obvia en absoluto, o incluso totalmente desconocida a las personas
que la usan. La exposición razonada es, o por lo menos así puede parecernos, obvia en
ejemplos como el de una serpiente que se muerde la cola, para simbolizar la eternidad;
una lechuza que simboliza la sabiduría; la blancura como símbolo de pureza y virtud.
Quizá puede ser menos obvia en el caso de una bandera de color y diseño particulares
que simboliza a una nación, o un animal totémico de una especie determinada que
simboliza a un clan.
Asignatura: Antropologí
Antropología Social Bloque temá
temático I: La Antropologí
Antropología Social como Ciencia

LOS SISTEMAS DE IDEAS

Los fundamentos en que se basa la adecuación del símbolo a lo simbolizado, pueden


variar. Pueden apoyarse en cierto parecido real o imaginario entre el símbolo y lo
simbolizado, como en los tres primeros ejemplos antes mencionados, o pueden
deberse a alguna coyuntura histórica que se haya dado en el pasado del individuo o de
la cultura. Como por ejemplo algunos símbolos totémicos de ciertos clanes de África
(Los Nyoro del oeste de Uganda, por ejemplo, tienen como totem una especie de
pajarillo que dicen que previno tiempo atrás al fundador del clan advirtiéndole que
estaba a punto de ser atacado por un búfalo).

En definitiva, el investigador de campo que estudie un sistema de símbolos que le sea


poco conocido, hará lo posible por descubrir sus exposiciones subyacentes.
Asignatura: Antropologí
Antropología Social Bloque temá
temático I: La Antropologí
Antropología Social como Ciencia

LOS SISTEMAS DE IDEAS

La segunda diferencia importante entre símbolos y señales, es que los símbolos


representan o implican alguna noción abstracta; no se refieren solamente a un
acontecimiento o a una entidad concreta. Nadie necesita símbolos relativos a las rocas,
los árboles, las vacas u otros objetos, aun cuando es cierto que tales cosas pueden
convertirse, como suelen hacerlo, en símbolos. Lo que sí se simboliza de varias maneras
en diferentes culturas, son las nociones más o menos abstractas, como el poder, la
solidaridad del grupo, la autoridad familiar o la política.

Sociológicamente, esto es lo más importante de los símbolos; les proporciona a las


personas un medio de representar ideas abstractas, que a menudo poseen
indirectamente una gran importancia práctica para ellas y que les sería muy difícil y hasta
imposible representárselas directamente.
Asignatura: Antropologí
Antropología Social Bloque temá
temático I: La Antropologí
Antropología Social como Ciencia

LOS SISTEMAS DE IDEAS

Por ejemplo, Durkheim, en el análisis que hizo de la vida religiosa de los aborígenes
australianos señalaba que para los miembros de esta cultura sencilla – que consumen
casi todo su tiempo en la lucha con el duro medio ambiente para lograr sobrevivir – les
sería difícil o imposible representarse en términos explícitos la vital importancia que
encierra la solidaridad y ayuda mutua entre los miembros de los grupos en que está
organizada su sociedad. Pero cada grupo puede expresar este interés común por su
apego a una determinada especie animal o vegetal: su “totem” o a través de una
preocupación práctica por él, que les proporciona un símbolo conveniente y
comprensible de estos valores esenciales del grupo.

Otros complejos de conceptos y valores, generalmente implícitos (cuando son


explícitos hay poca necesidad de símbolos), son la base del apego de los miembros
de culturas más avanzadas a sus símbolos particulares, se trate de banderas,
insignias de determinadas instituciones o enormes automóviles.
Asignatura: Antropologí
Antropología Social Bloque temá
temático I: La Antropologí
Antropología Social como Ciencia

LOS SISTEMAS DE IDEAS


Así pues, el simbolismo es esencialmente expresivo; es una manera de decir algo
importante, algo que es imposible o poco práctico decir directamente. Cuando se
dice algo simbólicamente es por que se considera que vale la pena decirlo.

Esta es la tercera característica importante de los símbolos: lo que se simboliza es


siempre un objeto de valor. Esto significa que las actitudes de la gente hacia sus
símbolos rara vez son neutrales; siempre tienen una mayor o menor carga afectiva. La
gente tiende a experimentar sentimientos muy fuertes, que a veces llegan a ser
extremados, por sus símbolos. Esto se debe a que existe la tendencia a que el valor que
acompaña a lo simbolizado (el patriotismo, por ejemplo, o la mutua adhesión dentro de un
grupo), se traspase al símbolo (la bandera o el totem), de tal manera que él, y no la noción
implícita que simboliza, se convierte en objeto de especial respeto y veneración.

Todo esto nos aproxima a uno de los aspectos importantes que también atiende la
antropología social: la cuestión del simbolismo y del ritual, es decir, la identificación del
elemento simbólico en la conducta.
Asignatura: Antropologí
Antropología Social Bloque temá
temático I: La Antropologí
Antropología Social como Ciencia

LOS SISTEMAS DE IDEAS


Para trabajar este apartado debemos considerar en primer lugar una clara distinción entre
lo que se ha venido a llamar sociológicamente el aspecto “instrumental” y el aspecto
“expresivo” de la conducta humana. La actividad instrumental se dirige a realizar algún
estado de cosas deseado; se orienta hacia un fin. La actividad expresiva es un modo de
decir o expresar algo, generalmente alguna idea o estado de ánimo. El aspecto
instrumental de cualquier actividad se comprende viendo hacia qué apunta; su aspecto
expresivo, comprendiendo lo que se dice. Por tanto, el simbolismo es una especie de
lenguaje y siempre es apropiado preguntar lo que significa un símbolo determinado.
La cuestión es que muchas veces, gran parte de la conducta humana, quizá casi todo ella,
muestra conjuntamente los aspectos instrumental y expresivo al mismo tiempo. Por
ejemplo, un hechicero actúa instrumentalmente cuando trata de matar a un enemigo, pero
los medios de que se vale (por ejemplo, hincar agujas en un modelo de arcilla de su
víctima o pronunciar conjuros sobre una porción de sus cabellos o un trozo de ropa),
pueden ser esencialmente expresivos o simbólicos. Pero aun cuando estos dos aspectos
están con frecuencia intrincadamente combinados en la conducta humana, pueden y
deben distinguirse analíticamente.
Asignatura: Antropologí
Antropología Social Bloque temá
temático I: La Antropologí
Antropología Social como Ciencia

LOS SISTEMAS DE IDEAS

La conducta instrumental debe comprenderse en términos de consecuencias a que tiende


y que logra; la conducta expresiva, en términos de los significados y de las ideas que
expresa.
Así pues, el simbolismo debe estudiarse por lo menos en dos niveles. Primero, en el nivel
del significado (sistemas de ideas). Hemos dicho que las personas comúnmente poseen
símbolos que se refieren a ideas que de alguna manera son importantes para ellas; así, los
valores de la comunidad a menudo se pueden entender analizando sus símbolos. Pero
también la conducta simbólica debe estudiarse en el nivel “de la acción”, funcional, del
análisis, porque así como tiene significados, puede también tener consecuencias sociales
(sistemas de acción). En este sentido, sabemos que el comportamiento simbólico, al final,
suele tener consecuencias significativas en el plano social, y parte importante de la labor
del antropólogo social consiste en descubrir cuáles son estas consecuencias.

El segundo de los elementos a considerar en relación a la identificación del elemento


simbólico con la conducta es el de los valores. Los símbolos expresan valores.
Asignatura: Antropologí
Antropología Social Bloque temá
temático I: La Antropologí
Antropología Social como Ciencia

LOS SISTEMAS DE IDEAS

Los antropólogos sociales se interesan en los valores compartidos de los pueblos


que estudian, tanto por ellos mismos, como porque pueden ser importantes
determinantes de la acción. En este sentido, debemos aclarar que los valores no son
cualidades objetivas que tienen las cosas, como la forma o el color, sino que son
cualidades relacionales, es decir, que son valores para alguien. Así pues, son valores
lo que las personas valoran, lo que consideran importante y que vale la pena. La idea
de valor es una idea positiva; los valores aportan incentivos para la acción; lo que las
personas valoran es lo que desean. Para ser más precisos, podríamos decir que lo
que nos interesaría como investigadores de campo son las valoraciones más que los
valores (en el sentido de cosas que se valoran). Por ejemplo, el hecho de que una
comunidad determinada le asigne un alto valor al ganado, es lo que nos interesa si
hemos decidido estudiar los valores de esa comunidad, más que el ganado mismo.
Asignatura: Antropologí
Antropología Social Bloque temá
temático I: La Antropologí
Antropología Social como Ciencia

LOS SISTEMAS DE IDEAS


Es importante aclarar que al realizar las investigaciones de campo, no nos vamos a
interesar por todos los valores sino sólo aquellos que están institucionalizados y son
compartidos por todos los miembros de una sociedad, o por un grupo o categoría particular
de personas pertenecientes a ella. No nos importarán entonces los valores que son
privados o idiosincrásicos de determinados individuos, aunque podemos llegar a reconocer
que algunas veces pueden resultar socialmente importantes para determinadas
sociedades. Pero en principio, sólo nos interesará los valores sociales. Sabemos de la
dificultad, pues en cierto sentido todos los valores son valores sociales. Las personas
crecen en un mundo social y no en el aislamiento y desde el principio ese mundo está
condicionado por el contacto con otras personas. Nosotros utilizaremos el valor social
cuando nos refiramos a valores acerca de la sociedad o, con mayor precisión, acerca de
las instituciones de parentesco, relaciones económicas, sistema político… En toda
sociedad, la mayoría de la gente comparte ciertas ideas acerca de la forma que deberían
tomar las diversas clases de instituciones sociales que se encuentran en su sociedad;
saben cómo deben tratar los gobernantes a sus súbditos, los padres con los hijos, los
esposos con las esposas, los vecinos con los vecinos.
Asignatura: Antropologí
Antropología Social Bloque temá
temático I: La Antropologí
Antropología Social como Ciencia

LOS SISTEMAS DE IDEAS

En definitiva, que los valores y las creencias suelen estar ligados a sistemas cognoscitivos
y morales compartidos, en cuanto a coherencia y compatibilidad de manera que para
comprender la significación cultural de determinado valor es preciso investigarlo en el
contexto de este sistema de ideas. Por ejemplo, el valor que muchos pueblos atribuyen a
la comensalía debe entenderse en el contexto de todas sus ideas sobre los alimentos,
sobre la hospitalidad, sobre sus obligaciones para con los vecinos y extraños y sobre la
clase de vínculos que crea el compartir los alimentos, antes de que puedan ser
correctamente investigadas todas las implicaciones sociales que acarrea esta práctica.
Otro ejemplo, el valor ritual atribuido por los pueblos llamados totémicos a ciertas especies
animales o vegetales deberá entenderse en el contexto de toda la gama de ideas que
tienen los pueblos sobre los grupos humanos, sobre la naturaleza y sobre la relación entre
el hombre y la naturaleza, antes que el significado sociológico del totemismo pueda ser
adecuadamente estudiado. Si no acertamos en esta comprensión, puede suceder que se
entienda de manera totalmente equivocada la institución cuyos efectos sociales se
investigan.
Asignatura: Antropologí
Antropología Social Bloque temá
temático I: La Antropologí
Antropología Social como Ciencia

LOS SISTEMAS DE IDEAS

Todo esto nos lleva a avanzar hacia una serie de consideraciones finales en torno a
los valores, las creencias y su significación y, por lo tanto, en torno a la cultura: que
la manera de pensar de las personas puede diferir no sólo en cuanto a los tipos de
simbolismo que usan y en los tipos de cosas importantes que creen importantes,
sino inclusive en las maneras en que se representan al universo físico, social y
moral en que viven.
Uno de los lugares comunes de la epistemología es que la gente ve lo que espera
ver y que las categorías de su percepción están determinadas en gran medida, si no
por completo, por sus antecedentes sociales y culturales. Por ejemplo, un pastor
podría distinguir, por el color, la forma de los cuernos y otras señales, cientos de
variedades de cabras y nombrar a cada una de ellas; para un ejecutivo de una
empresa, por el contrario, seguramente, una cabra será sólo una cabra.
Asignatura: Antropologí
Antropología Social Bloque temá
temático I: La Antropologí
Antropología Social como Ciencia

LOS SISTEMAS DE IDEAS


Otro ejemplo, el derecho occidental establece una clara distinción entre muerte
accidental y muerte causada por homicidio o suicidio, es decir, muertes
intencionales. Pero en muchas culturas no se reconoce tal distinción, se juzga que
todas las muertes son intencionales, ya sea que se piense que la intención es la de
una persona viva que practica la brujería o la hechicería, o la de un fantasma o
espíritu. Ver la muerte así, evidentemente, acarreará importantes consecuencias
sociales para esa cultura concreta. Pero, sin duda, siguiendo consejos y
orientaciones antropológicas, se podría llegar a investigar.
Asignatura: Antropologí
Antropología Social Bloque temá
temático I: La Antropologí
Antropología Social como Ciencia

LOS SISTEMAS DE IDEAS


Así pues, podríamos sugerir que los miembros de diferentes culturas pueden ver de
muy distinto modo el mundo en que viven. Cuando estas diferencias están
culturalmente determinadas, el antropólogo social las hará centro de su interés.

En este sentido haremos lo posible por entender las maneras de pensar de otras
personas, sus creencias y valores, aunque sabemos que nunca lograremos ver las
cosas exactamente como las ven ellas. Si así sucediera, habríamos dejado de ser
miembros de nuestra propia cultura, pasando a la de ellos. Aunque sí que podemos
avanzar mucho en el camino que nos conduce a esta comprensión. Este éxito se
alcanzará, en su mayor parte, gracias a la realización de un trabajo de campo
intensivo. Hoy día indispensable para cualquier investigador de campo, no sólo para
los antropólogos sociales.