Está en la página 1de 23

DISCAPACIDAD INTELECTUAL

CAROLINA BARON
CAROLINA PRIETO
BRANDON TRUJILLO

DERECHO DE FAMILIA

DOCENTE
DRA. MARIA LUCILA ESPITIA CEPEDA

FUNDACION UNIVERSITARIA AGRARIA DE COLOMBIA


FACULTAD DE CIENCIAS JURIDICAS Y SOCIALES
BOGOTA D.C
INDICE

1. ---------------------------------------------------------------------- INTRODUCCION
2. ---------------------------------------------------------------------------- OBJETIVOS
3. -------------------------------------------------------------------- ¿QUE ES LA DISCAPACIDAD?
4. ------------------------------------------------------------------ DISCAPACIDAD INTELECTUAL
5. ----------------------------------------------------------------------------- HISTORIA
6. ---------------------------------------------------------------- PROTECCION CONSTITUCIONAL
7. ---------------------------------------------------------------------------- LA FAMILIA
INTRODUCCION
La discapacidad intelectual implica una serie de limitaciones en las habilitaciones que las
personas aprender para funcionar en su vida diaria y que le permiten responder entre distintas
situaciones y lugares. A las personas con discapacidad intelectual les cuesta más que a los
demás aprender, comprender y comunicarse, por ello es necesario que haya n unas normas
para su protección y bienestar. Esta cartilla está hecha con el fin de mostrar los convenios,
leyes y demás que protegen a las personas con algún tipo de discapacidad.
OBJETIVOS

 Conocer, la evolución que ha tenido la discapacidad, en el transcurso del tiempo.


 Comparar, los diferentes términos que se han utilizado, al referirse la discapacidad y
la importancia que esto ha tenido, para garantizar cada uno de los derechos que estas
personas tienen.
 Entender, que hay muchos convenios, tratados y leyes que han tomado forma y
evolucionado para garantizarle a las personas con alguna deficiencia, una mejor vida.

 Comprender que las personas con discapacidad intelectual tienen posibilidad de


progresar si le damos los apoyos adecuados en cuanto a la parte social y también el
estado.
¿QUE ES LA DISCAPACIDAD?

Se define la discapacidad, desde el punto de vista relacional, como el resultado de


interacciones complejas entre las limitaciones funcionales (físicas, intelectuales o mentales)
de la persona y del ambiente social y físico que representan las circunstancias en las que
vive esa persona. …incluye deficiencias, limitaciones en la actividad y restricciones en la
participación, denotando los aspectos negativos de la interacción entre un individuo (con
una condición de salud) y la de los factores contextuales individuales (factores ambientales
y personales).
DISCAPACIDAD INTELECTUAL

La discapacidad intelectual generalmente es permanente, es decir, para toda la vida, y tiene


un impacto importante en la vida de la persona y de su familia.

Es importante señalar que:

 Las personas con discapacidad intelectual son ciudadanos y ciudadanas como el resto.
 Cada una de estas personas tienen capacidades, gustos, sueños y necesidades
particulares. Como cualquiera de nosotros.
 Todas las personas con discapacidad intelectual tienen posibilidad de progresar si le
damos los apoyos adecuados.
Hay muchos tipos y causas diferentes de discapacidad intelectual. Algunos se originan
antes de que un bebé nazca, otros durante el parto y otros a causa de una enfermedad grave
en la infancia. Pero siempre antes de los 18 años.
HISTORIA

A lo largo de la historia la situación de las personas con discapacidad ha ido variando al punto
que podemos distinguir diferentes momentos. Un primer momento lo constituyen las
sociedades antigua y feudal en donde las personas con discapacidad se encontraban en una
situación de opresión tal que no eran reconocidas con el status de «ciudadanos» o «sujetos
con derechos». En este sentido estaban en la misma situación que los esclavos, los prisioneros
de guerra, las mujeres y los menores de edad. Su vida carecía de valor, por lo que en muchas
sociedades eran muertos, abandonados, encerrados o exhibidos como atracción. También
eran objeto de caridad o de responsabilidad social por parte del Estado, pero siempre en una
situación de sujetos “desvalidos” e “incapaces” de cuidarse a si mismos por lo que debían
permanecer bajo la tutela de otras personas. Un segundo momento se da con el advenimiento
del capitalismo, en donde surge el concepto de «Discapacidad» como sinónimo de
“incapacidad” para ser explotado por el nuevo modo de producción. Si bien se producen
algunos avances como la creación de Institutos de Formación y la sistematización de modos
de comunicación para las personas con discapacidad visual o auditiva, por lo general la
situación de este sector de la población empeoró al desarticularse los mecanismos de
solidaridad de las sociedades campesinas precapitalistas y los modos de producción artesanal
que se llevaban a cabo en el hogar. Un tercer momento se da con el «Paradigma de la
Rehabilitación» que, amparado en el «Modelo Médico Biológico», consideraba a la
discapacidad como una enfermedad o insuficiencia que debía ser curada, y a las personas con
discapacidad como “enfermos” a quienes había que mantener en una situación de minoridad
privadas de sus derechos hasta que fueran “curadas” e integradas a la sociedad “normal”. Un
cuarto momento se da en la segunda mitad del siglo XX cuando las personas con discapacidad
se organizan en movimientos sociales que toman en sus manos la lucha por sus derechos y
sus obligaciones a fin de constituirse como sujetos en igualdad de condiciones que el resto
de la sociedad. Es la primera vez en la historia que las personas con discapacidad comienzan
a ser tenidas en cuenta en la elaboración de políticas que los y las incluyan, para dejar de ser
sujetos pasivos y subordinados a la decisión de los grupos dominantes. Es el momento de
surgimiento del «Modelo Social» de la Discapacidad, que tiene su plasmación máxima en la
«Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad», que fue elaborada con la
participación activa de las organizaciones que las nuclean. Aunque el neoliberalismo puso
limitaciones al cumplimiento de estos derechos, la toma de conciencia de los mismos por
parte de sus destinatarios llevó a que se organizaran para reclamar, en solidaridad con otros
sectores de la sociedad, cada vez que estos se vieran vulnerados. A lo largo de la historia se
ha naturalizado la opresión sufrida por las personas con discapacidad, basándose en ideas de
«perfección corporal» o «cuerpo capacitado» que otorgaban un lugar subordinado a aquellas
personas que no eran “plenamente funcionales”. Esta idea ya ha comenzado a desmontarse
gracias a la lucha de las distintas organizaciones de personas con discapacidad, demostrando
que los prejuicios no son una consecuencia natural de la condición humana, sino una
construcción social que necesita ser revisada y reemplazada por otra concepción acorde al
Modelo Social y al Paradigma de los Derechos Humanos. Son las personas con discapacidad
quienes deben participar activamente en la conducción de este proceso hacia una sociedad
más justa que no admita ninguna forma de opresión o discriminación.
PROTECCION CONSTITUCIONAL

La constitución política de 1991 protege a los discapacitados en los siguientes artículos:

Artículo 13” El Estado protegerá especialmente a aquellas personas que, por su condición
económica, física o mental, se encuentren en circunstancia de debilidad manifiesta y
sancionará los abusos o maltratos que contra ellas se cometan”.

Artículo 47: “El Estado adelantará una política de previsión, rehabilitación e integración
social para los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a quienes se prestará la atención
especializada que requieran”.

Artículo 54: “Es obligación del Estado y de los empleadores ofrecer formación y
habilitación profesional y técnica a quienes lo requieran. El Estado debe propiciar la
ubicación laboral de las personas en edad de trabajar y garantizar a los minusválidos el
derecho a un trabajo acorde con sus condiciones de salud”.

Artículo 68: “La erradicación del analfabetismo y la educación de personas con


limitaciones físicas o mentales, o con capacidades excepcionales, son obligaciones
especiales del Estado

 OTRAS NORMAS:

- 361 de 1997, considerada la ley marco de discapacidad, por medio de la cual se establecen
mecanismos de integración social de las personas con limitación
- 1145 de 2007, organiza el Sistema Nacional de Discapacidad SND.
- 1618 de 2013, ley estatutaria por medio de la cual se establecen las disposiciones para
garantizar el pleno ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad.
LA FAMILIA COMO PARTE ESENCIAL DEL DESARROLLO DE LAS PERSONAS
CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL

Según la constitución política de Colombia en su artículo 5 dice: “El Estado reconoce, sin
discriminación alguna, la primacía de los derechos inalienables de la persona y ampara a la
familia como institución básica de la sociedad.”

Es importante en el desarrollo de la persona con discapacidad intelectual ya que es su


primer entorno y donde este, tendrá una red de apoyo para una vida digna, siendo la familia
quien garantice sus derechos. Una vez la familia ofrezca un entorno digno, se les dará las
oportunidades y apoyos necesarios para desarrollar diferentes capacidades como:

 Construirse como persona y como ciudadano.


 Pertenecer y participar en una o varias comunidades.
 Ejercer diferentes roles dentro de esas comunidades.
 Contribuir al desarrollo económico, social, político y cultural del país.
 Construir un proyecto de vida digna
PERJUCIOS

Estos son falsas ideas, generalmente negativas, que tienes algunas personas sobre algo o
alguien porque no se conoce la realidad, en este caso suelen referirse a las personas con
discapacidad intelectual.

 Necesitan estar con los de su misma condición.


 Necesitan ser sobreprotegidos.
 No pueden decidir por sí mismos.
 No pueden aprender.
 Son niños por siempre.
 Son violentos, peligrosos y agresivos.

La realidad es que son personas que pasan por el mismo desarrollo de cualquier ser
humano, sin embargo, requieren una orientación sexual y afectiva desde temprana edad,
para regular ciertos comportamientos sociales, cabe aclarar, que no son personas enfermas,
aunque presenten dificultades en la comunicación y en la comprensión del entorno.

Ahora bien, estas personas, con apoyo pueden ser independientes y autónomas,
participando en la sociedad sin ser discriminados y excluidos. Deben tener oportunidades
de crecer en escenarios inclusivos, por ejemplo, el colegio.
POLITICA PUBLICA

Así como el país avanza en la inclusión de las víctimas del conflicto armado y de los
reinsertados a actividades que impulsen su entrada al mercado laboral, la población con
discapacidad intelectual requiere una política de Estado para que pueda ingresar, como
cualquier trabajador, a una empresa o a una entidad pública. Esta fue una de las principales
conclusiones del primer foro ‘Inclusión laboral: una realidad’, a cargo de Foros 'El
Espectador' y de la organización Best Buddies Colombia. Olga Lucía Lacouture, fundadora
y presidente del Consejo Directivo de Best Buddies, dijo que, tras haber formado a unas
1.200 personas en habilidades socio laborales, ya son 606 personas en esta condición
vinculadas a 70 empresas del país.

Sin embargo, el potencial de las empresas es mayor, pues en los últimos nueve años cada
mes han tocado las puertas de Best Buddies unas 50 familias, es decir, 6.000 personas,
mientras en Colombia hay unas 500.000 empresas, de las cuales 3.500 son grandes
compañías. En el evento, el procurador general, Fernando Carrillo, llamó la atención sobre
la necesidad de tener políticas de Estado para esta población y avanzar en las regiones
donde las personas con discapacidad intelectual no tienen derecho a casi nada. “Mirar para
otro lado es la peor de las opciones”, aseguró.

Por su parte, Anthony Kennedy, fundador y presidente ejecutivo de Best Buddies


International, recalcó que los empresarios deben asegurarse de que en sus firmas trabajen
personas de todas las condiciones. Según la Organización Mundial de la Salud, en el mundo
1.000 millones de personas tienen algún tipo de discapacidad. Y en Colombia se calcula
que el 20 por ciento de las personas con discapacidad intelectual la tienen por factores
congénitos. Por ello, Carlos Enrique Moreno, presidente de la Organización Corona,
sostiene que hay que derribar las barreras legales, burocráticas y, sobre todo, las mentales,
para avanzar.

Empresarios y abogados como Carlos Umaña, de Brigard Urrutia, señalan que el próximo
Plan Nacional de Desarrollo debe tener un capítulo del tema, ya que, según Bruce Mac
Master, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), la tasa de desempleo
de esta población es del 67 por ciento, más alta que la de las víctimas o la de los
reinsertados. LEY 1306 DE 2009 (junio 5) Diario Oficial No. 47.371 de 5 de junio de 2009
CONGRESO DE LA REPÚBLICA Por la cual se dictan normas para la Protección de
Personas con Discapacidad Mental y se establece el Régimen de la Representación Legal
de Incapaces Emancipados.
LEY 1306 DE 2009
“Por el cual se dictan normas para la protección de personas con discapacidad mental y se
establece el régimen de la representación legal de incapaces incapacitados”

DISCAPACITADA
DESEMPEÑO EN
Busca PROTEGER a toda persona De acuerdo LA SOCIEDAD
FINALIDAD
INCLUIR a
NATURAL
SOCIALMENTE
con directriz

INTERPRETACION APLICACIÓN DE LA
NORMA

Teniendo por

PROTEGER Y GARANTIZAR SU
PRINCIPIOS
DIGNIDAD HUMANA

TENGA AUTONOMIA
logrando QUE TODA PERSONA CON
DISCAPACIDAD
LIBERTADES

IGUALDAD DE PRESERVACION DE SU IDENTIDAD


OPORTUNIDADES Y DEMAS DISPOSICIONES DE LEY

Teniendo por obligaciones respecto a las personas con discapacidad, por parte del estado
colombiano:

GARANTIZAR SUS DERECHOS COMO CREAR MEDIDAS PARA LA


PERSONA CON DISCAPACIDAD IGUALDAD

UNA DIGNIDAD HUMANA


PROHIBIR Y SANCIONAR LA
DISCRIMINACION TRABAJAR PARA LA INTEGRACION
SOCIAL
LA PROTECCION

LA FAMILIA CONYUGE O COMPAÑER@ PERMANENTE

ES RESPONSABILIDAD DE
PERSONA DESIGNADA POR EL JUEZ

INSTITUCIONES HABILITADAS EL ESTADO GARANTIZA LA


CUSTODIA

Se busca proteger IDENTIDAD Y DIGNIDAD Y RESPETO


FILIACION PERSONAL

EDUCACION
PROTECION DE DERECHOS
FUNDAMENTALES SALUD PROTEGIDOS POR
ACCIONES POULARES Y DE
REHABILITACION TUTELA
DERECHO AL TRABAJO PREVENCION
SANITARIA

TIPOS DE DISCAPACIDAD
AFECCION
SEVERA DE APRENDIZAJE O
ABSOLUTA Son aquellos COMPORTAMIENTO
PATOLOGIA

SON
PROTEGIDAS POR

ICBF
de
SIGUIENDO LOS
La ley 1098 de 2006
DEFENSOR DE PROCEDIMIENTOS
FAMILIA
COMPORTAMIENTO

RELATIVA son DEFICIENCIAS PRODIGALIDAD

INMADUREZ NEGOCIAL

SE DECLARA

POR PERITOS DESIGNADOS POR


JUDICIALES EL JUEZ
LA INCAPACIDADES SE
DECLARAN

SE HACE POR FOLIO

REGISTRO CIVIL DICTAMEN DEL JUEZ


POR SUPERINTENDENCIA DE
NOTARIO

MODIFICACIONES HECHAS A LA LEY 1306 DE 2009

EL CODIGO GENERAL DEL SECCION TERCERA POR EL


PROCESO ART. 626

DEROGACION DEL ART 428 AL ART 632 POR EL C.C


SUBSIDIOS A PERSONAS CON DISCAPACIDAD

El régimen subsidiado en salud, creado por la Ley 100 de 1993, es el mecanismo mediante
el cual la población más vulnerable y sin capacidad de pago, puede acceder al conjunto de
tecnologías en salud (concepto que incluye todas las actividades, intervenciones, insumos,
medicamentos, dispositivos, servicios y procedimientos, usados en la prestación de
servicios de salud) y que se encuentran definidas en la resolución No. 5521 del 27 de
diciembre de 2013. A este subsidio se puede acceder a través de la afiliación a una EPS del
régimen subsidiado.

En el ámbito del Estado Social de Derecho establecido en la Constitución Política de 1991,


se definió la necesidad de focalizar o dirigir el gasto social hacia la población más pobre y
vulnerable por parte del gobierno nacional y de los gobiernos departamentales y locales.
Para este propósito se creó el Sistema de Identificación de Potenciales beneficiarios de
Programas Sociales SISBEN, herramienta de identificación, que organiza a los individuos
de acuerdo con su estándar de vida y permite la selección técnica, objetiva, uniforme y
equitativa de beneficiarios de los programas sociales que maneja el Estado, para otorgar
subsidios a la población más pobre y vulnerable, de acuerdo con su condición
socioeconómica particular.
CONVENIOSY TRATADOS INTERNACIONALES

Resulta indiscutible que nuestra concepción de los derechos de las personas con discapacidad
ha cambiado sustancialmente en las últimas décadas, especialmente cuando analizamos el
desarrollo de las convenciones internacionales que han procurado orientar las políticas
públicas en los últimos cuarenta años hacia la defensa de los derechos de este colectivo. En
lo que al conjunto de personas con discapacidad intelectual se refiere, tras la Declaración
Universal de los Derechos humanos promulgada en 1948, la Declaración de los Derechos del
Retrasado Mental de 1971 se centró en divulgar y concretar el significado de principios como
el de igualdad de oportunidades. No obstante, fue necesario que transcurrieran más de dos
décadas para que las Normas Uniformes sobre la igualdad de oportunidades para las personas
con discapacidad (Naciones Unidas, 1993) dieran lugar a la adopción de un verdadero
compromiso moral y político

por parte de los gobiernos de cara a poner en marcha medidas específicas. En el año 2006, la
Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (Naciones Unidas, 2006)
reemplazó las anteriores Normas Uniformes, que no eran un instrumento jurídicamente
vinculante. A diferencia de las Normas Uniformes, la Convención establece obligaciones a
los estados parte protegiendo a las personas con discapacidad contra la discriminación
(Artículo 4),

poniendo a su disposición herramientas para el ejercicio de sus derechos y estableciendo las


condiciones sociopolíticas necesarias para alcanzar no sólo la igual-dad, sino también
autonomía, no discriminación.

De este modo, aunque la Convención ha supuesto un gran salto tanto cuantitativo como
cualitativo con respecto a normas anteriores, debemos tener en cuenta que no es más que un
tratado, un mero compromiso de los países que la ratifican (que no implica obligación a
menos que se firme su Protocolo Facultativo) para elaborar y poner en práctica políticas,
leyes y medidas administrativas que aseguren los derechos reconocidos (Harpur y Bales,
2010) y, por ende, para abolir las leyes, reglamentos, costumbres y prácticas que constituyan
discriminación. Así, se trata de una declaración de intenciones dirigida a provocar cambios
en el microsistema (mediante el desarrollo y la implementación de políticas públicas). La
historia ha demostrado que la eficacia de este tipo de convenciones está directamente
relacionada con la capacidad de la sociedad civil para promover su implementación y
garantizar que el gobierno las respete. Para ello será necesario: (a) operativizar los derechos
contenidos en sus distintos artículos para poder evaluarlos en el entorno más próximo del
individuo y (b) utilizar la información obtenida mediante evaluaciones específicas con
suficientes evidencias de validez llevadas a cabo por las organizaciones con el ánimo de
mejorar la vida de las personas y garantizar el ejercicio de sus derechos.

El movimiento internacional sobre derechos humanos se ha centrado históricamente casi de


forma exclusiva en las actividades de las personas sin ningún tipo de discapacidad (Koh,
2004), ignorando las barreras a las aquellas con discapacidad pueden enfrentarse en su vida

diaria (Stein y Lord, 2009). Antes de la Convención, otras normas trataron de reafirmar los
derechos de las personas con discapacidad intelectual pero nunca llegaron a ser legalmente
vinculantes al no alcanzarse un consenso internacional con respecto a las mismas (e.g., la

Declaración de los Derechos del Retrasado Mental de 1971; la Declaración de los Derechos
de las Personas Discapacitadas de las Naciones Unidas de 1975; Declaración de Montreal
sobre la

Discapacidad Intelectual de 2004). Quizás por este motivo, se llevaron a cabo en la práctica
en muy contadas ocasiones. Dada esta carencia en materia de derechos en el colectivo de
personas con discapacidad, el Artículo 1 de la Convención de Naciones Unidas (2006)
declara que su principal objetivo es “promover, proteger y asegurar el goce pleno y en
condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y libertades fundamentales por todas
las personas con discapacidad, y promover el respeto de su dignidad inherente”. Tras su
ratificación en el año 2008.

La Convención de Naciones Unidas se asienta sobre los principios de no discriminación,


igualdad de oportunidades y accesibilidad, y vincula tales principios con un conjunto de
derechos civiles, estándar adecuado de vida y protección social) y políticos (participación en
la vida política y pública). La mayoría de estos artículos se relacionan con liberta-des
fundamentales y abordan a su vez derechos más concretos como el de vida independiente,
igual reconocimiento de la persona ante la ley, movilidad personal, o habilitación y
rehabilitación.
INCLUSION
La inclusión es un enfoque que responde positivamente a la diversidad de las personas y a
las diferencias individuales, entendiendo que la diversidad no es un problema si no una
oportunidad para el enriquecimiento de la sociedad, a través de la activa participación en la
vida familiar, en la educación, en el trabajo y en general en todos los procesos sociales,
culturales y en comunidad.
Es vital que se brinde una educación en todos los entornos, donde todos los niños,
adolescentes y adultos independientemente de su género, posición política, ideología,
visión del mundo, esta educación, debe ser un proceso permanente, cuyo objetivo es
promover el desarrollo, el aprendizaje y la participación de todos sin discriminación alguna
garantizando sus derechos y su proceso educativo con el enfoque diferencial y con énfasis
en quienes por diferentes razones están excluidos o en riesgo de ser marginados.
CONCLUSIONES

 Con el trascurso del tiempo han venido evolucionando desde el termino


incapacitados, hasta las leyes que apoyan a las personas con cualquier tipo de
discapacidad, esto ha permitido que la vida de las personas que sufren de alguna
deficiencia, mejore y tenga más posibilidades en todos los ámbitos.
 Pata concluir los derechos que obtienen las personas con algún tipo de trastorno, cada
vez aumentan, para alcanzar una vida digna, ya que ellos merecen un trato como el
de cualquier persona.
 Concluyendo, las personas con discapacidad intelectual, son personas que mejoran
dependiendo su entorno y la forma de rehabilitación, son personas que merecen
inclusión en todos los aspectos de una vida normal, ya que ellos, aunque, tengan esa
deficiencia son capaces de hacer muchas cosas, con ayuda de los debidos tratamientos
BIBLIOGRAFÍA:
• Aguada Díaz, Antonio León; (1995) Historia de las deficiencias, Madrid, Escuela Libre
Editorial, Fundación ONCE.
• Barnes, Colin; (1998) “Las teorías de la discapacidad y los orígenes de la opresión a las
personas discapacitadas en la sociedad occidental”, en: Barton, L. (comp.); Discapacidad y
sociedad, Madrid, Morata.
• Bercherie, Paul; (1985) Los fundamentos de la clínica, Editorial Manantial. • Bianchi,
Susana; (2009) Historia social del mundo occidental: del feudalismo a la sociedad
contemporánea, Bernal, Editorial de la Universidad Nacional de Quilmes.
• Borinsky, Marcela y Talak, Ana María; (2005) “Problemas de la anormalidad infantil en la
Psicología y la Psicoterapia”, en: El Seminario, www.elseminario.com.ar.
• Canguiles, George; (2001) “¿Qué es la Psicología?”, en: El Seminario,
www.elseminario.com.ar.
• https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/DE/PS/abece-de-la-
discapacidad.pdf.