Está en la página 1de 1

Guía quinto año básico

Radioteatro
Prof. Andrés Osses Valenzuela

Radioteatro
Radioteatro es un concepto que se emplea en algunos países sudamericanos como sinónimo
de radionovela. Se trata de una novela que se transmite a través de la radiodifusión.
El radioteatro, por lo tanto, se compone de palabras, efectos
sonoros y música que permiten contar una historia. A diferencia
de las novelas que se emiten por televisión, en este caso el público
debe imaginarse los sucesos ya que, obviamente, la radio no
cuenta con imágenes.
Como sucede en otras formas de arte, el radioteatro se beneficia
de dicha limitación, ya que los actores y los sonidistas deben hacer
un esfuerzo mayor para comunicar las historias, lo cual puede
resultar en una experiencia más intensa que la ofrecida por la
televisión o el cine, especialmente gracias a la intimidad que
existe entre la radio y el oyente.
Creamos o no en que “una imagen vale más que mil palabras”, es innegable que las películas no
deben tomarse el tiempo de describir textualmente la tristeza de un personaje, o la intensidad del
viento, como sí debe hacer un escritor en las líneas que componen sus creaciones. Del mismo modo,
los participantes de una producción de radioteatro necesitan conseguir que la ausencia de imágenes
visuales no afecte negativamente el contenido o la comprensión del público, y eso hace que no
pueda ser comparado con la literatura o el cine, aunque las tendencias hayan conseguido que estos
últimos lo desplazaran.
En la primera mitad del siglo XX, los radioteatros estaban entre las alternativas de ocio más
populares en todo el mundo. Sin embargo, la invención de la TV le hizo perder espacio y, poco a
poco, los radioteatros comenzaron a desaparecer. En la actualidad, un porcentaje muy bajo de
la programación radial es ocupado por radioteatros.
Hay quienes diferencian entre radioteatros y radionovelas, señalando que las radionovelas son
series que se emiten por capítulo, mientras que los radioteatros resultan equivalentes a las obras
de teatro (que comienzan y finalizan en una misma emisión, sin que existan interrupciones).
Uno de los radioteatros más famosos de la historia se
emitió el 30 de octubre de 1938, cuando el
norteamericano Orson Welles adaptó la novela “La
guerra de los mundos”, de H.G. Wells. Pese a que, en
el comienzo se aclaraba que se trataba de una obra de
ficción, oyentes que sintonizaron el radioteatro con la
emisión ya empezada pensaron que, efectivamente, la
Tierra estaba siendo atacada por extraterrestres. De
este modo, se produjo una agitación popular y los
servicios de emergencia colapsaron ante los llamados
de la gente.
A pesar de que en la actualidad el radioteatro no goce
de la misma popularidad que las otras formas de entretenimiento, gracias al trabajo de aquellas
personas que siguen creyendo en el potencial de contar una historia sin imágenes visuales aún
conserva su espacio en el mundo radiofónico. Veamos algunos ejemplos de la presencia del
radioteatro en el siglo XXI:
* en 2003 y 2004, el productor y escritor argentino Alberto Migré colaboró con el resurgimiento del
radioteatro en su país a través de un programa que se emitía los domingos por la noche, en un ciclo
que llamó “Permiso para imaginar“. Uno de los puntos fuertes de su propuesta fue la inclusión de
actores y actrices de gran talla;
* también en Argentina, la reconocida directora y actriz Nora Massi se encuentra al frente de un
ciclo de radioteatro que se emite por Radio Nacional;
* en Chile, “El Siniestro Doctor Mortis” es un claro ejemplo de una serie de radioteatro que se
mantuvo viva a lo largo de varias décadas, desde los años 40 hasta los 80. El guión estuvo siempre
a cargo de Juan Marino Cabello y fueron varias las emisoras que lo publicaron a lo largo de su
presencia en el medio;
* hasta mediados del año 2003, “Historias” fue un programa de radioteatro que se emitía
regularmente en Radio 1, de España.