Está en la página 1de 2

Instrucciones Test cage

DESCRIPCIÓN

Este cuestionario tuvo su origen en un estudio llevado a cabo en el Nort Carolina Memorial Hospital
en 1968 y fue dado a conocer por Ewing y Rouse en una Conferencia Internacional sobre Alcoholismo en
Sydney en 1970. En 1984 Ewing publicó un artículo1 donde aclaraba ciertas controversias sobre el origen
del cuestionario y sobre su utilización. En nuestro medio ha sido validado por Rodríguez-Martos.

Fue diseñado para screening de alcoholismo. Su nombre hace referencia a las preguntas que lo
componen en inglés: Cut-down, Annoyed, Guilty, Eye-opener.

Se trata de un cuestionario autoadministrado de cuatro preguntas, que pueden presentarse solas o


“camufladas” en el contexto de una entrevista más amplia1, 2, 3, para evitar el posible rechazo por parte del
entrevistado. Aunque no se hace referencia en el trabajo original al tiempo sobre el que se debe investigar,
Rodriguez-Martos en la validación española4 recomienda investigar un periodo de dos años.

Según en autor5, se trata de un test de screening para detección de alcoholismo, si bien el diagnóstico
del mismo debería basarse en otras pruebas.

INTERPRETACIÓN

Debe considerarse como un test de detección de problemas graves relacionados con el consumo
alcohólico y no posee adecuada sensibilidad para detectar consumo de riesgo.

A pesar de existir medidas con mejores índices de sensibilidad y especificidad, su uso se ha


extendido gracias a su brevedad y facilidad de puntuación.

Según sus autores 2 ó 3 respuestas afirmativas suponen un alto grado de sospecha y 4 afirmaciones
son patognomómicas de alcoholismo. Otros, como Mayfield6 escogen 2 respuestas afirmativas para
considerar alcoholismo.

Su sensibilidad oscila entre 49 y 100% y su especificidad entre 79 y 100%, en función del punto de
corte propuesto y de la gravedad del problema relacionado con el alcohol que se esté valorando7-11. En la
validación española, con un punto de corte de 2 (que es el más comúnmente aceptado) se obtiene una
sensibilidad del 96% y una especificidad del 100%. Si el punto de corte se sitúa en 1 la sensibilidad es del
100% y la especificidad del 98%.
Debido a lo incisivo de algunos ítems, puede provocar suspicacia en el entrevistado, por lo que
debería administrarse siempre “camuflado”. No posee adecuada sensibilidad para detectar problemas
leves.

PROPIEDADES PSICOMÉTRICAS

Validez:
Rodríguez-Martos encuentra un buen coeficiente de correlación con el test MALT y todos los ítems poseen
excelente poder discriminativo4.
Con un punto de corte de 1 la sensibilidad es de 0,86-0,90 y la especificidad de 0,52-0,93 y si el punto
de corte se establece en 2 la sensibilidad desciende a 0,78-0,81 y la especificidad aumenta hasta 0,76-
0,9612.