Está en la página 1de 6

ENSAYO DESARROLLO DE AMERICA LATINA

Para iniciar este ensayo describiré mi sentir acerca de América Latina


en particular, que es mi continente, mi hogar y en donde está mi país,
México. Es el continente que simboliza la libertad, la riqueza y
maravillas naturales, y la gran calidez de su gente.

En España se dio una refeudalizacion de sus sistema ya que se limito la


participación de comerciantes de ciudades como Cataluña y Valencia.
Como la Corona determinó un impuesto que llamado el 5° real, el cual
era un impuesto a la producción minera a cambio de conceder la
libertad de prospección y explotación de los yacimientos mineros, así, la
Corona se deshacía de los costos de producción al mismo tiempo que
adelantaba la actividad prospectiva.

Se dio el asentamiento de haciendas y el sector minero el cual era muy


productivo al igual que las haciendas, de ahí que se necesitara mano
de obra semiesclavista. En el caso de Brasil, Cuba y las Antillas se dio
un fenómeno cruel y despiadado el cual fue la esclavitud, a estas
personas que eran traídas del África en condiciones infrahumanas, eran
puestas a trabajar en contra de su voluntad largas jornadas en
plantaciones de café, azúcar etc, en condiciones deplorables.

Brasil fue el país que mas recibió el desembarco de población africana;


En 1880 fueron traídos 2.25 millones de personas de raza negra y
aproximadamente 50 años mas tarde se importaron 1.35 millones de
personas de raza negra, cuando surgieron los problemas para traer
mas personas se comenzó otro episodio cruel que fue los "criaderos de
esclavos".
Ensayo desarrollo América latina

Entre muchos de los estudios de las ciencias económicas y


sociales, se reviste de extrema importancia las investigaciones
que tratan de la teoría del desarrollo. En este sentido, es válido
contextualizar dicha teoría al plano latinoamericano y muy
específicamente en América del Sur ya que se convierte en una
necesidad urgente el conocer, analizar y proponer soluciones a los
problemas de desarrollo que caracteriza a esta región en especial.
En este orden de ideas se puede enfatizar en algunos de los
factores determinantes que contribuyen a agudizar y obstaculizar
las vías de desarrollo en los sistemas económicos, políticos,
sociales y los cuales a su vez inciden sobre el comportamiento y
los patrones de desarrollo en dichos países.
Entonces podemos preguntarnos, ¿Qué elementos hacen que el
camino hacia el desarrollo parece largo y difícil por los países de
América latina?
Para empezar proponemos utilizar le Objetivos de Desarrollo por el
Milenio para definir lo que significa realmente “desarrollo”. A
través de esta definición podemos ver que el desarrollo es un
proceso complejo y diverso que concierne todos los aspectos de
nuestra sociedad:
En la Declaración de desarrollo del Milenio se recogen ocho
Objetivos referentes a la erradicación de la pobreza, la educación
primaria universal, la igualdad entre los géneros, la mortalidad
infantil, materna, el avance del vih/sida y el sustento del medio
ambiente.
El ensayo en Latinoamérica

Delia Barreiro Pérez


El ensayo en el contexto de comienzos del romanticismo en Hispanoamérica fue
cultivado por los autores en diversas formas como el tratado, la memoria, el
discurso, el artículo periodístico, el prefacio, la autobiografía, la biografía, etc. Este
conjunto tan heterogéneo nos obliga a enfrentar cuestiones aún no resueltas por la
crítica especializada.

Sin entrar en la historia del género, se puede decir —con palabras de Miliani— que
el ensayo como manera de expresar un mundo a través de las ideas, con valor
expositivo muy personal y variable, preexistió a su nombre, o como lo señaló Bacon
"la palabra es nueva, pero el contenido es antiguo".

En este sentido, los teóricos europeos admiten su existencia antes de Montaigne;


sin embargo en Latinoamérica se decreta su nacimiento con los grandes maestros
de la modernidad intelectual: Martí, Rodó, Montalvo, González Prada... Entonces
habría que preguntarse: ¿dónde quedan Simón Bolívar, Andrés Bello, Esteban
Echeverría, Simón Rodríguez, Fermín Toro?, sólo por nombrar algunos; habría que
realizar una revisión conducente a elaborar un cuadro más ajustado y justo de este
tipo de literatura.

El ensayo en América Latina debe ser considerado como la voz de la conciencia del
hombre sensible ante su historia; que en los países iberoamericanos la resonancia
del ensayo se escucha desde sus inicios en la lucha ideológica por la independencia
o a la búsqueda posterior de la propia identidad.

Concluiría entonces diciendo que estamos muy lejos de haber leído la última
palabra, aún hay muchas cosas que precisar y mejorar con respecto al ensayo en
general y particularmente con el referido a Latinoamérica.
ENSAYO: PAPEL DE AMÉRICA LATINA EN LA HISTORIA
RECIENTE. IDENTIDAD LATINOAMERICANA E IDENTIDAD
GLOBALIZADA

Antes de abordar la temática que nos ocupa es necesario precisar los alcances de
los términos “América Latina” e “Historia Reciente”. En todo caso, ¿a qué nos
estamos refiriendo con tales denominaciones?.

Para empezar digamos que estamos de acuerdo con la afirmación de Canclini


respecto a que…”Siempre la latinoamericanidad fue una construcción híbrida, en la
que confluyeron contribuciones de los países mediterráneos de Europa, lo indígena
americano y las migraciones africanas. Esas fusiones constitutivas se amplían
ahora interactuando con el mundo angloparlante…Más allá, lo latino se remodela
también en diálogo con culturas europeas e, incluso, asiáticas”.

Teniendo en cuenta esta acertada definición, en el presente trabajo utilizaremos el


término en sus dos acepciones: la cultural y la geopolítica. En éste sentido se
entiende por latinoamericano aquel espacio “híbrido” generado en el marco de
procesos políticos de desplome de los imperios latino-parlantes europeos en
América. De este modo evitamos separar lo cultural de lo geopolítico. Procurando
no caer en las discusiones que se suscitan al abordar desde un único aspecto la
definición de “latinoamericanidad”.

Por ejemplo, en lo estrictamente cultural se circunscribe lo latinoamericano en el


espinoso asunto de lo étnico, y se discute si los franco-canadienses, los cajuns de
Luisiana o los floridenses deben ser incluídos en los colectivos latinos. En lo
geopolítico no hay acuerdo respecto a si incluir el espacio caribeño y las Guayanas
dentro de un pretendido espacio latinoamericano.
ENSAYO:¿Descubrimiento o encuentro?

Siempre que se habla sobre el continente americano y la gran diversidad cultural de


su población resulta inevitable recordar su historia inmediata, en cuanto al proceso
de conquista y dominación que los pobladores originarios de este continente
debieron enfrentar y sufrir por parte de los pobladores del continente europeo. En
este sentido, las discusiones incluso comienzan en la forma adecuada de referirse
al proceso inicial que dio paso a la conquista e invasión del territorio: el momento
de la llegada de los europeos al continente.
Durante años, se llamó a este suceso histórico, y sin mayor objeción por parte de
los americanos, el Descubrimiento de América, planteando básicamente con este
concepto que Europa se adentró en los mares descubriendo la existencia de un
territorio extenso y rico en recursos, que la ayudaron a enriquecerse de una forma
sin precedentes.
No obstante, de acuerdo a la visión americana, la cual cada vez se hace escuchar
con más fuerza, la idea de Descubrimiento plantearía un territorio vacío, que se
presentaba a toda disposición para los viajeros europeos, hecho que a nivel
histórico resulta impreciso, pues de acuerdo a lo que han arrojado las
investigaciones, así como el testimonio de conquistadores o misioneros como Fray
Bartolomé de las Casas, América no estaba vacía, por el contrario poseía una gran
densidad poblacional, contada en millones de habitantes, siendo además el territorio
en donde se había desarrollado durante siglos importantes civilizaciones como los
aztecas, mayas, incas, entre otros.
ENSAYO: El futuro es de América Latina
Hace unas semanas ofrecí una conferencia, titulada igual que esta entrada, en
la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Washington D.C., sobre el futuro
de Latinoamérica.

Dándole la vuelta al tema de la conferencia, anticipé que en realidad el futuro nos


pertenece a los latinoamericanos y que Estados Unidos puede participar
activamente en nuestro progreso o simplemente ser un observador más—como
aparentemente lo ha sido en años recientes.

Para mí es muy importante que los actores de la región, especialmente los


mexicanos, nos aseguremos que los fuertes ataques conservadores en contra de
América Latina tengan respuesta. Ante las fuerzas que buscan cerrar fronteras a
la migración y al comercio, es fundamental hablar sobre las grandes
oportunidades que presenta nuestra región. La globalización tiene sus retos, pero
ya he discutido en este espacio los grandes beneficios presentes para quienes se
atreven a competir y cosecharlos. En este sentido, me declaro un optimista
racional.

En este año que está por llegar a su fin, termina también un ciclo de gobierno más
en nuestro país para dar paso a otro encabezado por un grupo político distinto.

La renovación en el gobierno mexicano coincide con la extensión, por cuatro años


más, de la administración del Presidente Barak Obama en Estados Unidos. Esta
coyuntura me parece oportuna para hacer una reflexión profunda sobre las
grandes oportunidades que tenemos todavía por explotar en la relación entre
Latinoamérica y nuestros socios y vecinos del norte. Oportunidades que bien
aprovechadas pueden impulsar el crecimiento económico de toda la región, para
beneficio de sus habitantes.

Derivado de la conferencia que ofrecí en D.C., fui invitado a enviar una


colaboración sobre este tema al diario The Miami Herald. Comparto a continuación
una traducción de mi artículo para este importante diario.