Está en la página 1de 26

INTEGRANTES:

CABRERA VASQUEZ LUIGGI

CAMPOS CESPEDES JOSEMARIA

INCIO VALLEJOS JOSSELINE

IPANAQUE DIAZ ALEJANDRA

RODRIGUEZ YOMONA ROSSALY

SANCHEZ SIPION ADRIANA

VERA LLATAS MOISES

TEMA:

“IMPEDIMENTOS ESPECIALES”

CURSO:

DERECHO DE FAMILIA

DOCENTE:

DRA. ROSA MARIA MEJIA CHUMAN

CICLO:

VII

1
INTRODUCCIÓN ............................................................................................. 3

CAPTULO I: IMPEDIMENTOS ESPECIALES .............................................. 4

1.TUTORÍA Y CURADORÍA ....................................................................... 4

1.2..IMPEDIMENTO DE VIUDEZ ............................................................... 5

1.3.Plazo de viudez ......................................................................................... 6

1.3.1.Requisitos ............................................................................................ 7

1.4. INSTITUCIONES QUE PROTEGEN A LOS MENORES E


INCAPACES EN EL DERECHO DE FAMILIA: ......................................... 9

CAPITULO II: EFECTOS JURIDICOS ......................................................... 10

2.CLASIFICACIÓN DE LOS IMPEDIMENTOS: ...................................... 10

2.1. Después de la celebración del acto ........................................................ 15

Conclusiones .................................................................................................... 24

BIBIOGRAFIA ................................................................................................ 25

2
INTRODUCCIÓN

Si bien sabemos, Constitucionalmente podemos apreciar que el matrimonio, al igual que la


familia, es considerado como un instituto natural, ya que legislador al clasificar ambos
institutos en un mismo género en tanto uno deriva del otro. El carácter fundamental que este
instituto tiene en relación a la sociedad resulta lógico toda vez que la familia representa una
comunidad que otorga lo necesario para que el ser humano se desarrolle ampliamente.

El Tribunal Constitucional, refiriéndose al matrimonio y la familia expresa que se trata de


dos institutos jurídicos constitucionalmente garantizados. En pocas palabras el matrimonio
es la unión de dos personas que desean unir sus vidas para poder así constituir una familia
producto de esta unión generan una sociedad conyugal el cual los bienes que se produzcan
dentro de esta sociedad serán de todos los que pertenezcan a dicha sociedad.

Pero qué pasa cuando esta unión matrimonial se hace de mala fe ya sea por falta de
incapacidad de uno de la pareja que contrae el matrimonial y es aprovechada por esta; o que
ocurriría si una persona que contraiga actos matrimoniales sucesivamente.

Para estos casos o casos similares nuestro ordenamiento jurídico plantea supuesto y
condiciones para que se pueda formar una sociedad conyugal, los cuales se pueden hacer
valer antes o después del matrimonio la falta de uno de estas condiciones planteadas podría
ocasionar la anulabilidad o la nulidad del acto matrimonial.

3
CAPTULO I: IMPEDIMENTOS ESPECIALES
1.TUTORÍA Y CURADORÍA:

Antes de determinar cómo surge este impedimento, se plantea los siguientes conceptos;
respecto a la tutela y curatela.

La Tutela: es la responsabilidad de cuidar la persona y administrar los bienes de quienes no


tienen capacidad para cuidarse a sí mismos ni tienen a nadie que ejerza sobre ellos la patria
potestad; o la responsabilidad de administrar los bienes de quienes por ser pródigos o ebrios
habituales no pueden administrarlos.

La Curatela: Guillermo Borda (Guillermo, 1984), tratadista argentino, la define de la


siguiente manera: "se llama curatela a la representación legal de los incapaces mayores de
edad, tratase de dementes, sordomudos que no saben darse a entender por escrito o penados;
y a la administración de cierto bienes abandonados o vacantes".

No está permitido el matrimonio del tutor o curador con el menor o el mayor de edad incapaz,
durante el ejercicio del cargo, ni antes de que estén judicialmente aprobadas las cuentas de la
administración, salvo que el padre o la madre de la persona sujeta a la tutela o curatela hubiese
autorizado el matrimonio por testamento o escritura pública. La sanción, en caso de
contravenirse esta prohibición legal, consiste en la pérdida de la retribución a que tenga
derecho el tutor o curador, sin perjuicio de la responsabilidad derivada del desempeño del
cargo.

Con este impedimento se protege los intereses del incapaz frente a los posibles intereses de
su tutor o curador; se evita que, pendientes las cuentas de la tutela o curatela, el representante
legal pudiera obtener mediante el matrimonio una forma de liquidar las cuentas de su
administración en condiciones perjudiciales para el incapaz. (TORRES VÁSQUEZ, 2007.)

El representante legal no puede contraer matrimonio con su pupilo hasta que acabada la tutela
o curatela, hayan sido aprobadas las cuentas de su administración. Como señala Cornejo
(CORNEJO CHÁVEZ, 1999), se evita de este modo que durante la tutela o la curatela o
pendiente de las cuentas de la administración, el tutor o curador inescrupuloso oculte bajo el
disfraz del matrimonio el malicioso manejo del patrimonio de su pupilo.

4
Es un impedimento impediente, relativo y temporal que caduca con la extinción de la
representación legal (tutela o curatela) y la respectiva aprobación judicial de las cuentas de
la Administración.

El incumplimiento de esta prohibición no se sanciona con la invalidez del matrimonio, el


cual es válido, sino con la pérdida de la retribución a que tenga derecho el tutor o curador.

1.2..IMPEDIMENTO DE VIUDEZ
Sintéticamente podemos afirmar que se denominan impedimentos matrimoniales aquellas
prohibiciones de la ley que afectan a las personas para contraer un determinado matrimonio.
Se trata de hechos o situaciones jurídicas preexistentes que afectan a uno o a ambos
contrayentes. Sin embargo, es conveniente señalar que el impedimento no es en sí mismo el
hecho o situación jurídica preexistente, sino la prohibición que, en consideración a ellos,
formula la ley.

Dentro de estas tenemos os impedimentos dirimentes e impedientes, tradicionalmente, la


clasificación más importante que se ha hecho de los impedimentos matrimoniales, es aquella
que distingue entre impedimentos dirimentes e impedientes. Los primeros se pueden decir
que constituyen un obstáculo para la celebración de un matrimonio valido. El segundo es
aquello que afectan la regularidad de la celebración. (Jara, 2011)

Podemos mencionar la ilicitud matrimonial, la cual en virtud se generan diferentes


consecuencias jurídicas para aquellos matrimonios válidos y celebrados a pesar de adolecer
de impedimentos impedientes coetáneos al momento de la celebración del matrimonio. Estos,
generalmente, implican la no observancia de requisitos o condiciones que el ordenamiento
jurídico establece que deben cumplir los promitentes incursos en tales impedimentos para
contraer un matrimonio plenamente licito.

La ilicitud matrimonial no implica invalidez, por lo tanto, los matrimonios ilícitos son
válidos, sin embargo, en virtud de su celebración, les son aplicados determinados efectos
jurídicos negativos dependiendo de cada supuesto.

Por tal razón, estos matrimonios, a pesar de su validez, son considerados matrimonios ilícitos,
tienen las siguientes características:

5
- Es generada por matrimonios viciados de impedimentos impedientes, vale decir,
supuestos distintas de aquellos que generan nulidad o anulabilidad del matrimonio.
- Los vicios son coetáneos a la celebración del matrimonio
- No produce invalidez de matrimonio
- Produce los efectos jurídicos son distintas a la invalidez de matrimonio y dependen
del impediente del que adolece el matrimonio.
Uno de los impedimentos es el de “viudez”; la ley establece que no se permite el matrimonio
del viudo a la viuda que no acredite haber hecho inventario judicial, con intervención del
Ministerio Publico, de los bienes que esté administrando perteneciente a sus hijos o, también,
sin que preceda declaración jurada de que no tiene hijos bajo su patria potestad o de que éstos
no tienen bienes de ninguna clase. (Torres, 2016)

Entonces tal como lo señala Rolando Peralta, se funda en la necesidad de evitar la confusión
de patrimonios de los hijos de primer matrimonio con el patrimonio de la sociedad conyugal
que se formara con el nuevo matrimonio del viudo o viuda.

Se trata, pues, de un impedimento impediente o meramente prohibitivo, porque no invalida


el matrimonio contraído con infracción de la ley; sin embargo, acarrea como consecuencia,
la pérdida del usufructo legal que le habría correspondido sobre los bienes de dichos hijos.

Así como también esta disposición es aplicable al cónyuge cuyo matrimonio hubiese sido
invalidado o disuelto por divorcio, así como al padre o a la madre que tenga hijos
extramatrimoniales bajo su patria potestad.

1.3.Plazo de viudez

La actual legislación prohíbe a la mujer divorciada o viuda contraer nuevas nupcias hasta
dentro de los diez meses, a partir de la separación legal por disolución del matrimonio o por
la muerte del esposo. La norma persigue evitar confusión sobre la paternidad del hijo que
nazca.

El plazo de la viudez consiste en el tiempo que la mujer debe esperar para un nuevo
matrimonio. La derogación del texto legal se debe a que la Suprema Corte de Justicia ha

6
admitido, mediante dos sentencias, la prueba del ADN para determinar quién es el padre de
un menor nacido en la unión matrimonial o fuera del mismo.

Una de las sentencias examinó un recurso de casación en la que un antiguo jefe policial
rechazó ser el padre de tres menores. El alto oficial tenía una amante y la hizo casar con un
amigo suyo. La mujer demandó a su esposo por violar la ley sobre manutención. El
demandante impugnó la paternidad. Los análisis clínicos establecieron que el padre de los
menores era el amante de la querellante.

El artículo 312 del Código Civil expresa que el hijo concebido durante el matrimonio se
reputa hijo del marido. Sin embargo, este podrá desconocerlo si prueba que, en el tiempo
transcurrido de los trescientos hasta los ciento ochenta días anteriores al nacimiento de este
niño, estaba por ausencia o por efecto de cualquiera otro accidente en la imposibilidad física
de cohabitar con su mujer.

La propia normativa indica, que la acción de reclamación de estado es imprescriptible con


relación al hijo. Este criterio fue ratificado recientemente por una sentencia del Tribunal
Constitucional que consideró las acciones en reclamaciones de filiación no prescriben.

1.3.1.Requisitos
Los requisitos y condiciones generales son:

 Solicitud: Los novios deben declarar ante el alcalde municipal o provincial su


voluntad de casarse, la que se inicia presentando la solicitud, carta o documento que
indique la municipalidad. Con esta solicitud y la presentación de los documentos se
abre el expediente matrimonial.
 Partidas de nacimiento: Copias certificadas de las partidas de ambos contrayentes.
Estas pueden tener una validez que va entre 1 y 6 meses, dependiendo de lo que exija
la municipalidad.
 DNI de los contrayentes: Presentar original y copia del Documento Nacional de
Identidad de los novios. Algunas municipalidades exigen que en el DNI de la persona
viuda figure como estado civil VIUDO. En caso de que uno de los contrayentes no
sea peruano, revisa los requisitos del Matrimonio Civil de extranjeros.
 Partida de defunción: Copia de la partida de defunción del anterior cónyuge.

7
 Partida de matrimonio anterior: Acta o partida del matrimonio anterior actualizada.
 Certificación de soltería: La municipalidad puede solicitar al otro contrayente solo
una declaración jurada de estado civil o una Constancia Negativa de Matrimonio
otorgada por el RENIEC o por una municipalidad.
 Declaración jurada sobre hijos y bienes: La persona viuda debe presentar una
declaración jurada de no tener la patria potestad de hijos menores de edad ni
administrar bienes de estos.
 Mujeres viudas: Las mujeres viudas que deseen casarse antes de que hayan
transcurrido 300 días desde el fallecimiento de su cónyuge deben presentar un
certificado médico negativo de embarazo o una dispensa judicial.
 Certificación de domicilio: Al menos uno de los contrayentes debe vivir en el distrito
donde se realizará la ceremonia. Para ello, algunas municipalidades verifican esto con
la dirección del DNI, otras solicitan certificados domiciliarios, recibos de servicios
básicos o una declaración jurada de los contrayentes.
 Certificado médico y constancia de consejería: El certificado médico prenupcial de
los novios y la constancia de consejería o charlas sobre enfermedades de transmisión
sexual puede obtenerse en establecimientos de salud, centros de salud municipales,
clínicas, entre otros, conforme lo indique la municipalidad.
 Testigos: Se deben presentar dos testigos que no sean familiares y conozcan a los
contrayentes durante al menos 3 años, que declaren que no hay impedimento para el
matrimonio. Presentar los DNI, original y copia, de los testigos.
 Edicto: La municipalidad entregará un edicto matrimonial que deberá publicarse el
número de días y por el medio que se indique. Este edicto debe publicarse en un diario
local o nacional, en la misma municipalidad, entre otros. En el caso de hacerlo en un
periódico es necesario presentar a la municipalidad la hoja completa después de
publicado.
 Pago por el derecho de ceremonia: El monto varía dependiendo de la municipalidad,
así como del día, el horario y el lugar que elijan para realizar la ceremonia.
 Reserva de fecha de la ceremonia: Cumplido el plazo de publicación del edicto, se
puede programar la fecha para la ceremonia, dependiendo de la disponibilidad de la

8
municipalidad. Los contrayentes tienen un plazo para realizar la ceremonia que varía
entre 1 y 4 meses.

Dependiendo del lugar, puede haber requisitos o condiciones adicionales. Por ejemplo,
algunas municipalidades solicitan que las copias de los documentos se legalizan
notarialmente, entregar fotografías de cada contrayente tamaño carnet o pasaporte, entre
otros.

1.4. INSTITUCIONES QUE PROTEGEN A LOS MENORES E INCAPACES EN EL


DERECHO DE FAMILIA:
 Consejo de familia:

Se encarga de dictar las decisiones correspondientes a la familia cuando no están


presentes los miembros básicos de esta y se encuentra regulado en el Código Civil y en
el Código de los niños y adolescentes considerándose que habrá un consejo de familia
para velar por la persona e intereses de los menores y de los incapaces mayores de edad
que no tengan padre ni madre. Es un organismo consultivo y ejecutivo que controla a los
tutores y curadores, y excepcionalmente a los padres, en el ejercicio de sus atribuciones
en orden a garantizar los derechos e intereses del incapaz. Su composición está regida
por la ley.

 Patria potestad:

Es el poder que tiene el padre con respecto a los hijos (derechos, deberes, obligaciones y
facultades). La patria potestad está regulada en el Código Civil y en el Código de los
Niños y Adolescentes considerándose que a través de ella los padres tienen el deber y el
derecho de cuidar de la persona y bienes de sus hijos menores.

 Alimentos:

Los alimentos son definidos como todo aquello que es indispensable para el sustento,
habitación, vestido y asistencia médica, incluyéndose la educación, instrucción y
capacitación para el trabajo. Se encuentran regulados en el Código Civil y en el Código
de los Niños y Adolescentes.

9
 Adopción tutelar:

Es aquella consagrada para permitir que los niños abandonados cuenten con un hogar
otorgándole legalmente una familia. Está regulada en el Código civil y en el Código de
los niños y adolescentes.

 Tenencia o custodia:

Es la institución por la que se legitima la posesión que tiene un padre con respecto de sus
hijos cuando hay una separación de hecho. Este no vendría a ser un derecho del padre
sino un derecho del hijo de contar con un protector adecuado (que cumpla los requisitos).
En todo proceso de tenencia debe de fallarse el régimen de visitas que tendrá la otra parte
(restringida de la tenencia).

CAPITULO II: EFECTOS JURIDICOS


2.CLASIFICACIÓN DE LOS IMPEDIMENTOS:
1. La que proviene del derecho canónico, que los distingue en dirimentes e impedientes.
2. La que los clasifica en impedimentos absolutos y relativos.
3. La que los divide en impedimentos dispensables y no dispensables.
4. La aceptada por nuestro Código Civil

 Dirimentes, son los impedimentos que por su gravedad originan la nulidad del
matrimonio ya realizado; por ejemplo, la falta de aptitud física (impotencia) o la
existencia de un matrimonio anterior no disuelto.
 Impedientes, son los impedimentos que corresponden simplemente a
prohibiciones o impedimentos menos graves, que no llegan a producir la nulidad
del vínculo, pero que se consideran hechos ilícitos. Por ejemplo, cuando contraen
matrimonio dos menores que tienen 17 años cumplidos sin el consentimiento de
quienes por ley deben otorgarlo, estando pendiente la dispensa.
 Absolutos, son aquellos que impiden, a quien los tiene, el matrimonio con
cualquier persona; es decir que en ningún caso puede casarse mientras subsista el
impedimento o que no haya sido dispensado, si es que puede serlo. Por ejemplo,
la falta de edad legal o un matrimonio anterior no disuelto.
10
 Relativos, son los que sólo impiden el matrimonio con una persona determinada,
pero no con otra; por ejemplo, el parentesco consanguíneo o por afinidad en línea
recta, el consanguíneo en línea colateral hasta el tercer grado, o con el cómplice
en el adulterio.
 Dispensables, son los que admiten dispensa, que consiste en el acto judicial o
administrativo por el cual, en los casos señalados de manera expresa en la ley, se
faculta a una autoridad para permitir la celebración del matrimonio, no obstante,
la existencia del impedimento. Por ejemplo, la falta de edad legal y el parentesco
colateral en tercer grado.
 No dispensables son todos los impedimentos, salvo los casos señalados por la ley
de manera expresa como dispensables. Por ejemplo, el parentesco en línea recta
o colateral en segundo grado, la presencia de enfermedades mentales.

Los dispensables o impidientes, que consisten en una prohibición de contraer matrimonio,


pero si se celebra es susceptible de convalidación y confirmación. Es decir, afectan
únicamente a la licitud del matrimonio, pero no a su validez.; yLos no dispensables o
dirimentes, que prohíben gravemente contraer matrimonio e impiden su validez. Es decir,
afectan la validez del matrimonio (comportaban su nulidad).

El ius connubii o derecho a contraer matrimonio, es un derecho fundamental de la persona


humana, cuyo ejercicio es determinado por la misma naturaleza del matrimonio. No es un
derecho de libertad ilimitada o un derecho absoluto de elección, ni tampoco es un derecho
independiente de la verdad sobre el matrimonio y la familia. Es cierto que todas las personas
tienen derecho a casarse y a elegir libremente con quien casarse. Pero, obviamente, existen
unas limitaciones o prohibiciones a ese derecho a casarse que impiden hacerlo cuando se
dan ciertas circunstancias. No es una restricción a la libertad impedir, por ejemplo, que se
casen un padre con su hija o una madre con su hijo o una hermana con su hermano, ni que
una mujer se case con varios hombres o que un hombre se case con varias mujeres, porque
si se permitieran estos matrimonios se estaría faltando a la justicia. (Plácido, 2001)

11
Según el diccionario de la lengua española de la RAE (Real Academia Española), la
palabra impedimento (del latín impedimentum) significa obstáculo, estorbo para algo, cada
una de las circunstancias que hacen ilícito o nulo el matrimonio. El impedimento dirimente
es el que estorba que se contraiga matrimonio entre ciertas personas y lo anula si se contrae,
mientras que el impedimento es dispensable si se contrae matrimonio entre ciertas personas,
haciéndolo ilícito, pero no nulo.

Los impedimentos matrimoniales surgen del derecho natural o del derecho positivo, ya sea
del derecho canónico o del derecho civil; existe una distinción entre impedimentos dirimentes
que son los que hacen nulo el matrimonio y los impedimentos prohibitorios o impidientes
que solamente lo hacen ilícito. Hay un impedimento que no está señalado taxativamente
como tal en el código de derecho canónico, pero se entiende que no está permitido en la
Iglesia Católica el matrimonio entre dos personas del mismo sexo o matrimonio homosexual.

Así los contrayentes tengan plena capacidad para contraer matrimonio y aunque deseen
hacerlo libremente, no pueden casarse entre ellos porque existen impedimentos o
prohibiciones.

A todo lo mencionado anteriormente podemos decir, que los impedimentos son prohibiciones
de la ley que afectan a las personas para contraer un determinado matrimonio, los que se
sustentan en hechos o situaciones jurídicas preexistentes que afectan al sujeto (Zannoni,
1998).

Otros autores consideran al impedimento como una situación negativa que representa la
carencia de un requisito indispensable para contraer matrimonio (REBORA, 1946).Existen
muchas clasificaciones de los impedimentos, dependiendo de su extensión, efectos, duración
o eficacia. Nuestro Código acoge la clasificación por los efectos de los impedimentos, los
cuales pueden ser dirimentes e impedientes. Los impedimentos dirimentes son los más graves
y tienen mayor trascendencia, tanto desde un punto de vista legal como humano, pues su
existencia determina la nulidad del matrimonio. Estos impedimentos consisten en una
situación personal (transitoria o permanente) que aunque sea de uno de los contrayentes, es
un obstáculo para el matrimonio, y como éste no puede, no debería tampoco unirse en

12
matrimonio. Así, los impedimentos dirimentes dependen de verdaderas incapacidades o
incompatibilidades preexistentes al matrimonio.

Atendiendo al alcance del impedimento, los impedimentos dirimentes se dividen en absolutos


y relativos. Los impedimentos absolutos son aquellos que impiden el matrimonio de una
persona con cualquier otro individuo, señalándose su incapacidad personal para ese acto

Como ya se mencionó anteriormente tenemos dos tipos de impedimentos (absolutos y


relativos) y las prohibiciones, según el Código Civil Peruano, estipulado en el Libro III
Derecho de Familia, Sección Segunda Sociedad Conyugal, Título I El Matrimonio como
acto, Capítulo Segundo Impedimentos, artículo 241, 242 y 243.

Artículo 241.- Impedimentos Absolutos

No pueden contraer matrimonio:

- Los adolescentes. El juez puede dispensar este impedimento por motivos


justificados, siempre que los contrayentes tengan, como mínimo, dieciséis años
cumplidos y manifiesten expresamente su voluntad de casarse.
- Las personas con capacidad de ejercicio restringida contempladas en el artículo 44
numeral 9, en tanto no exista manifestación de la voluntad expresa o tácita sobre esta
materia
- Los casados

Artículo 242.- Impedimentos relativos

No pueden contraer matrimonio entre sí:

- Los consanguíneos en línea recta. El fallo que condena al pago de alimentos en favor
del hijo extramatrimonial no reconocido ni declarado judicialmente produce también
el impedimento a que se refiere este inciso.
- Los consanguíneos en línea colateral dentro del segundo y el tercer grado. Tratándose
del tercer grado el juez puede dispensar este impedimento cuando existan motivos
graves.

13
- Los afines en línea recta.
- Los afines en el segundo grado de la línea colateral cuando el matrimonio que
produjo la afinidad se disolvió por divorcio y el ex-cónyuge vive.
- El adoptante, el adoptado y sus familiares en las líneas y dentro de los grados
señalados en los incisos 1 a 4 para la consanguinidad y la afinidad.
- El condenado como partícipe en el homicidio doloso de uno de los cónyuges, ni el
procesado por esta causa con el sobreviviente.
- El raptor con la raptada o a la inversa, mientras subsista el rapto o haya retención
violenta.

Artículo 243.- Prohibiciones especiales

No se permite el matrimonio:

- Del tutor o del curador con el menor o con la persona con capacidad de ejercicio
restringida del artículo 44 numerales 4 al 7 durante el ejercicio del cargo, ni antes de
que estén judicialmente aprobadas las cuentas de la administración, salvo que el
padre o la madre de la persona sujeta a la tutela hubiese autorizado el matrimonio
por testamento o escritura pública.

El tutor que infrinja la prohibición pierde la retribución a que tenga derecho, sin
perjuicio de la responsabilidad derivada del desempeño del cargo

- Del viudo o de la viuda que no acredite haber hecho inventario judicial, con
intervención del Ministerio Público, de los bienes que esté administrando
pertenecientes a sus hijos o sin que preceda declaración jurada de que no tiene hijos
bajo su patria potestad o de que éstos no tienen bienes.

La infracción de esta norma acarrea la pérdida del usufructo legal sobre los bienes
de dichos hijos.

14
Esta disposición es aplicable al cónyuge cuyo matrimonio hubiese sido invalidado o
disuelto por divorcio, así como al padre o a la madre que tenga hijos
extramatrimoniales bajo su patria potestad.

- De la viuda, en tanto no transcurran por lo menos trescientos días de la muerte de su


marido, salvo que diere a luz. Esta disposición es aplicable a la mujer divorciada o
cuyo matrimonio hubiera sido invalidado.

Se dispensa el plazo si la mujer acredita no hallarse embarazada, mediante certificado


médico expedido por autoridad competente.

La viuda que contravenga la prohibición contenida en este inciso pierde los bienes
que hubiera recibido de su marido a título gratuito.

No rige la prohibición para el caso del Artículo 333 inciso 5.

Es de aplicación a los casos a que se refiere este inciso la presunción de paternidad


respecto del nuevo marido

2.1. Después de la celebración del acto


Cuando ya se ha contraído el matrimonio, sin la observancia de las prohibiciones legales,
particularmente de los impedimentos dirimentes, estos operan como causa de invalidez, por
eso el juez podrá declarar la nulidad o la anulabilidad de dicho enlace, según los casos.

Verbigracia, el matrimonio de enfermos mentales, de los consanguíneos en la línea recta y


de los casados en primeras nupcias, son absolutamente nulos; mientras que los matrimonios
de los impúberes, del raptor con la raptada, etc, son anulables.

Pero, si el matrimonio se ha realizado con mediación de impedimentos impidientes, estos no


ocasionaran la nulidad del acto matrimonial. El juez se concretará a aplicar las sanciones
civiles previstas en la ley, según los casos.

En efecto, tratándose del matrimonio del tutor o curador con el menor o incapaz durante el
ejercicio de su cargo, perderá solo la retribución que le había correspondido por el desempeño

15
del cargo. En cambio, si se tratara del viudo o viuda, perderá el usufructo legal sobre los
bienes de sus hijos.

Además, si el matrimonio es de la viuda en tanto no transcurran los trescientos días desde la


muerte de su cónyuge, perderá los bienes que hubiera recibido de su marido a titulo gratuito
y la presunción de paternidad respecto del nuevo consorte, etc.

Todo lo concerniente a los actos que continúan respecto al matrimonio están estipulados en
el Código Civil Peruano, desde el artículo 269, hasta el artículo 285.

 Prueba del matrimonio Artículo 269º.- Para reclamar los efectos civiles del
matrimonio debe presentarse copia certificada de la partida del registro del estado
civil. La posesión constante del estado de matrimonio, conforme a la partida, subsana
cualquier defecto puramente formal de ésta.
 Prueba supletoria del matrimonio Artículo 270º.- Comprobada la falta o pérdida
del registro o del acta correspondiente, es admisible cualquier otro medio de prueba.
 Sentencia penal como prueba del matrimonio Artículo 271º.- Si la prueba del
matrimonio resulta de un proceso penal, la inscripción de la sentencia en el registro
del estado civil tiene la misma fuerza probatoria que la partida.
 Posesión constante de estado de casados Artículo 272º.- La posesión constante del
estado de casados de los padres, constituye uno de los medios de prueba del
matrimonio, si hubiesen muerto o se hallasen en la imposibilidad de expresarse o de
proporcionar información.
 Dudas de la celebración del matrimonio Artículo 273º.- La duda sobre la
celebración del matrimonio se resuelve Decreto Legislativo Nº 295 Código Civil
favorablemente a su preexistencia si los cónyuges viven o hubieran vivido en la
posesión constante del estado de casados.
 Causales de nulidad del matrimonio Artículo 274º.- Es nulo el matrimonio:

1.- Del enfermo mental, aun cuando la enfermedad se manifieste después de celebrado el acto
o aquél tenga intervalos lúcidos. No obstante, cuando el enfermo ha recobrado la plenitud de
sus facultades, la acción corresponde exclusivamente al cónyuge perjudicado y caduca si no
se ejercita dentro del plazo de un año a partir del día en que cesó la incapacidad.

16
2.- Del sordomudo, del ciego-sordo y del ciego-mudo que no sepan expresar su voluntad de
manera indubitable. Empero, si aprenden a expresarse sin lugar a duda, es de aplicación lo
dispuesto en el inciso 1.

3.- Del casado. No obstante, si el primer cónyuge del bígamo ha muerto o si el primer
matrimonio ha sido invalidado o disuelto por divorcio, sólo el segundo cónyuge del bígamo
puede demandar la invalidación, siempre que hubiese actuado de buena fe. La acción caduca
si no se interpone dentro del plazo de un año desde el día en que tuvo conocimiento del
matrimonio anterior. Tratándose del nuevo matrimonio contraído por el cónyuge de un
desaparecido sin que se hubiera declarado la muerte presunta de éste, sólo puede ser
impugnado, mientras dure el estado de ausencia, por el nuevo cónyuge y siempre que hubiera
procedido de buena fe. En el caso del matrimonio contraído por el cónyuge de quien fue
declarado presuntamente muerto, es de aplicación el Artículo 68º.

4.- De los consanguíneos o afines en línea recta.

5.- De los consanguíneos en segundo y tercer grado de la línea colateral. Sin embargo,
tratándose del tercer grado, el matrimonio se convalida si se obtiene dispensa judicial del
parentesco.

6.- De los afines en segundo grado de la línea colateral cuando el matrimonio anterior se
disolvió por divorcio y el ex-cónyuge vive. Ministerio de Justicia y derechos Humanos 178

7.- Del condenado por homicidio doloso de uno de los cónyuges con el sobreviviente a que
se refiere el Artículo 242º, inciso 6.

8.- De quienes lo celebren con prescindencia de los trámites establecidos en los Artículos
248º a 268º. No obstante, queda convalidado si los contrayentes han actuado de buena fe y
se subsana la omisión.

9.- De los contrayentes que, actuando ambos de mala fe, lo celebren ante funcionario
incompetente, sin perjuicio de la responsabilidad administrativa, civil o penal de éste. La
acción no puede ser planteada por los cónyuges.

Acción de nulidad Artículo 275º.- La acción de nulidad debe ser interpuesta por el
Ministerio Público y puede ser intentada por cuantos tengan en ella un interés legítimo y

17
actual. Si la nulidad es manifiesta, el juez la declara de oficio. Sin embargo, disuelto el
matrimonio, el Ministerio Público no puede intentar ni proseguir la nulidad ni el juez
declararla de oficio. Inextinguibilidad de la acción de nulidad

 Artículo 276º.- La acción de nulidad no caduca. Causales de anulabilidad del


matrimonio Artículo 277º.- Es anulable el matrimonio:

1.- Del impúber. La pretensión puede ser ejercida por él luego de llegar a la mayoría de edad,
por sus ascendientes si no hubiesen prestado asentimiento para el matrimonio y, a falta de
éstos, por el consejo de familia. No puede solicitarse la anulación después que el menor ha
alcanzado mayoría de edad, ni cuando la mujer ha concebido. Aunque se hubiera declarado
la anulación, los cónyuges mayores de edad pueden confirmar su matrimonio.

La confirmación se solicita al Juez de Paz Letrado del lugar del domicilio conyugal y se
tramita como proceso no contencioso. La resolución que aprueba la confirmación produce
efectos retroactivos.134 133 Rectificado por Fe de Erratas, publicada el 7 de setiembre de
1984. 134 Inciso modificado por la Primera Disposición Modificatoria del Texto Único
Ordenado del Código Procesal Civil, aprobado por Resolución Ministerial Nº 010-93-JUS,
publicada el 22 de abril de 1993. Texto anterior a la modificación: “1. Del impúber. La acción
puede ser intentada por él, por sus ascendientes si no hubiesen prestado asentimiento para el
matrimonio y, a falta de éstos, por el consejo de familia. No puede intentarse la acción
después que el menor ha alcanzado la mayoría de edad, ni cuando la mujer ha concebido.

Si la anulación hubiese sido obtenida a instancia de los padres, ascendientes o del consejo
de familia, los cónyuges al llegar a la mayoría de edad, pueden confirmar su matrimonio ante
el juez. La confirmación produce efecto retroactivo”. 2.- De quien está impedido conforme
el Artículo 241º, inciso 2. La acción sólo puede ser intentada por el cónyuge del enfermo y
caduca si no se interpone dentro del plazo de un año desde el día en que tuvo conocimiento
de la dolencia o del vicio.

3.- Del raptor con la raptada o a la inversa o el matrimonio realizado con retención violenta.
La acción corresponde exclusivamente a la parte agraviada y sólo será admisible si se plantea
dentro del plazo de un año de cesado el rapto o la retención violenta.

18
4.- De quien no se halla en pleno ejercicio de sus facultades mentales por una causa pasajera.
La acción solo puede ser interpuesta por él, dentro de los dos años de la celebración del
casamiento y siempre que no haya hecho vida común durante seis meses después de
desaparecida la causa.

5.- De quien lo contrae por error sobre la identidad física del otro contrayente o por ignorar
algún defecto sustancial del mismo que haga insoportable la vida común. Se reputan defectos
sustanciales: la vida deshonrosa, la homosexualidad, la toxicomanía, la enfermedad grave de
carácter crónico, la condena por delito doloso a más de dos años de pena privativa de la
libertad o el ocultamiento de la esterilización o del divorcio. La acción puede ser ejercitada
sólo por el cónyuge perjudicado, dentro del plazo de dos años de celebrado.

6.- De quien lo contrae bajo amenaza de un mal grave e inminente, capaz de producir en el
amenazado un estado de temor, sin el cual no lo hubiera contraído. El juez apreciará las
circunstancias, sobre todo si la amenaza hubiera sido dirigida contra terceras personas. La
acción corresponde al cónyuge perjudicado y sólo puede ser interpuesta dentro del plazo de
dos años de celebrado. El simple temor reverencial no anula el matrimonio.

7.- De quien adolece de impotencia absoluta al tiempo de celebrarlo. La acción corresponde


a ambos cónyuges y está expedita en tanto subsista la impotencia. No procede la anulación
si ninguno de los cónyuges puede realizar la cópula sexual.

8.- De quien, de buena fe, lo celebra ante funcionario incompetente, sin perjuicio de la
responsabilidad administrativa, civil o penal de dicho funcionario. La acción corresponde
únicamente al cónyuge o cónyuges de buena fe y debe interponerse dentro de los seis meses
siguientes a la celebración del matrimonio.

 Carácter personal de las acciones de nulidad y anulabilidad Artículo 278º.- La


acción a que se contraen los Artículos 274º, incisos 1, 2 y 3, y 277º no se trasmite a
los herederos, pero éstos pueden continuar la iniciada por el causante. Ministerio de
Justicia y derechos Humanos 180
 Intransmisibilidad de la acción de nulidad Artículo 279º.- La acción de nulidad
que corresponde al cónyuge en los demás casos del Artículo 274º tampoco se trasmite
a sus herederos, quienes pueden continuar la iniciada por su causante. Sin embargo,

19
esto no afecta el derecho de accionar que dichos herederos tienen por sí mismos como
legítimos interesados en la nulidad.
 Petición de invalidez por representación Artículo 280º.- La invalidez del
matrimonio puede ser demandada por apoderado si está facultado expresamente y por
escritura pública, bajo sanción de nulidad.
 Procedimiento para invalidez del matrimonio Artículo 281º.- La pretensión de
invalidez del matrimonio se tramita como proceso de conocimiento, y le son
aplicables, en cuanto sean pertinentes, las disposiciones establecidas para los
procesos de separación de cuerpos o divorcio por causal.135
 Invalidez del matrimonio y patria potestad Artículo 282º.- Al declarar la invalidez
del matrimonio, el juez determina lo concerniente al ejercicio de la patria potestad,
sujetándose a lo establecido para el divorcio.
 Indemnización por invalidez de matrimonio Artículo 283º.- Son aplicables a la
invalidez del matrimonio las disposiciones establecidas para el caso del divorcio en
lo que se refiere a la indemnización de daños y perjuicios.
 Efectos del matrimonio invalidado Artículo 284º.- El matrimonio invalidado
produce efectos civiles respecto de los cónyuges e hijos si se contrajo de buena fe,
como si fuese un matrimonio válido disuelto por divorcio. Si hubo mala fe en uno de
los cónyuges, el matrimonio no produce efectos en su favor, pero sí respecto del otro
y de los hijos. 135 artículo modificado por la Primera Disposición Modificatoria del
Texto Único Ordenado del Código Procesal Civil, aprobado por Resolución
Ministerial Nº 010-93-JUS, publicada el 22 de abril de 1993. La misma que recoge
las modificaciones hechas anteriormente a este artículo por la Primera Disposición
Modificatoria del Decreto Legislativo Nº 768, publicado el 4 de marzo de 1992 y la
del Artículo 5º del Decreto Ley Nº 25940, publicado el 11 de diciembre de 1992.
Texto anterior a la modificación: “Artículo 281º.- Durante el juicio de invalidez del
matrimonio, las peticiones sobre separación temporal de los cónyuges, asignación
para alimentos y gastos judiciales, oposición a dichas asignaciones, inventario,
medidas de seguridad del patrimonio común y guarda de los hijos menores, se
sujetarán a las normas pertinentes relativas al juicio de separación de cuerpos y de
divorcio”.

20
 Efectos de la invalidez matrimonial frente a terceros Artículo 285º.- El
matrimonio invalidado produce los efectos de un matrimonio válido disuelto por
divorcio, frente a los terceros que hubieran actuado de buena fe. (CÓDIGO CIVIL
PERUANO, 2018)

21
CAPITULO III: ANALISIS DE LA JURISPRUDENCIA

ARMANDO JULIO CARPIO MENDOZA Y OTRA VS. REBECA ÚRSULA ZÚÑIGA


MENDOZA DE CARPIO

 N° del recurso Consulta: N° 10116-2014 LIMA


 Tipo de proceso: Proceso de conocimiento
 Fecha de resolución: 13 de junio de 2017
 Sala emisora: Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente
 Disposición que se pretende inaplicar Artículo 278 del Código Civil
 Fallo Aprobaron la sentencia emitida

Extracto de la decisión judicial:

“El inciso 16 del artículo 2° de la Constitución Política del Estado reconoce el derecho a la propiedad
y a la herencia. Esta protección se extiende al derecho de adquirir por herencia, en cualquiera de sus
modos de sucesión, bien por testamento o a través de la intestada y, por ende, los intereses de los
herederos son merecedores de una tutela especial que conlleva a legitimarlos en aquellas acciones
cuyo fin sea precisamente la protección de sus intereses hereditarios”. (Fundamento Cuarto)

ANALISIS DEL CASO:

El recurrente solicita que se declare la nulidad del matrimonio celebrado entre su difunto padre, el
señor Armando Humberto Oswaldo Carpio Lengua, con la demandada. Alega que aquel estaba
casado anteriormente con su difunta madre y a consecuencia de ese matrimonio, no le corresponde
a la demandada la herencia dejada por su padre.

El Juez de primera instancia declara improcedente la demanda, decisión que fundamenta en base
al artículo 278 del Código Civil, en tanto la acción de nulidad del matrimonio no se transmite a los
herederos. Por su parte, la Sala Superior declara nula la resolución emitida en primera instancia e
inaplica al caso el referido artículo y eleva en consulta el fallo emitido.

La Sala Suprema identifica que los recurrentes tienen un interés económico en la invalidación del
matrimonio para excluir a la presunta cónyuge sobreviviente, pues ésta detenta, según afirmación
de los demandantes, la propiedad dejada por el padre de los recurrentes.

22
Seguidamente, identifica que lo dispuesto en el artículo inaplicado no resulta aplicable al presente
caso pues ello significaría la imposibilidad del legítimo accionar de los demandantes de defender su
patrimonio sucesorio, contraviniendo la norma constitucional que reconoce el derecho a la
propiedad y a la herencia.

Por lo expuesto, la Sala Suprema resuelve aprobar la sentencia elevada en consulta. Razón de
registro en el Reporte Jurisprudencial La presente sentencia inaplica el artículo 278 del Código Civil,
sobre el carácter personal de las acciones de nulidad y anulabilidad.

PRINCIPALES NORMAS Y SENTENCIAS CITADAS

• Constitución Política del Perú: artículo 16 inciso 2

• Código Civil: artículos 275 y 278

• Decreto Supremo Nº 017-93-JUS, Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial:
artículo 14

OBSERVACIONES:

Voto en discordia de las magistradas Tello Gilardi y Rueda Fernández y voto singular de la magistrada
Rueda Fernández, que desaprueban la resolución elevada en consulta.

23
Conclusiones

 En conclusión, de todos los impedimentos tratados en este trabajo conjuntamente con


el grupo hemos resaltado “tutor y curador” ya que se busca defender el patrimonio
del menor ya que su responsable puede cometer actos de mala fe contrayendo una
sociedad conyugal permitiéndole el uso voluntario de su patrimonio.

 El código civil también trata defender a los incapaces relativos a la hora de contraer
matrimonio; ya que este es un acto transcendental y que repercutirá a lo largo de toda
su existencia, y debido a esto el código civil peruano establece los asentimientos
prestados; puesto que estos a su falta de edad pueden acceder a formar una sociedad
conyugal por un simple impuso.

 En conclusión, se puede decir que los impedimentos matrimoniales surgen del


derecho natural o del derecho positivo, ya sea del derecho canónico o del derecho
civil; existe una distinción entre impedimentos dirimentes que son los que hacen nulo
el matrimonio y los impedimentos prohibitorios o impedientes que solamente lo
hacen ilícito. Hay un impedimento que no está señalado taxativamente como tal en el
código de derecho canónico, pero se entiende que no está permitido en la Iglesia
Católica el matrimonio entre dos personas del mismo sexo o matrimonio homosexual.

 Para terminar, debemos tener en claro los dos siguientes términos el consentimiento
y el permiso. El primero solo pueden darlo los contrayentes y el segundo es obtenido
por los padres o tutores, inclusive el juez.

24
BIBIOGRAFIA

 CORNEJO CHÁVEZ, H. (1999). Derecho familiar peruano. Lima : Gaceta Jurídica.

 CÓDIGO CIVIL PERUANO. (2018). Lima: Juristas Editores.

 CORNEJO CHÁVEZ, Héctor. Derecho Familiar Peruano, 8ª edición, Tomo II,


Rocarme, Lima, p. 335.

 Guillermo, B. A. (1984). Manual de Derecho Civil. Buenos Aires: Lexis Nexis.

 Jara, R. S. (2011). Manual de Derecho de Familia . Lima: Jurista Editores .


 Plácido,V. A. (2001). Manual de Derecho de Familia. Lima: Gaceta Jurídica.
 Rebora, J.C. (1946). Instituciones de la Familia. Buenos Aires: Ediar.

 Torres, C. C. (2016). Matrimonio, Invalidez, Separacion y Divorcio. Lima: Gaceta


Juridica.

 TORRES VÁSQUEZ, A. (2007.). Acto jurídico. Lima : 3ª ed., Idemsa.

 TRIBUNAL CONSTITUCIONAL. La Constitución en la Jurisprudencia del


Tribunal Constitucional, Gaceta Jurídica, Lima, 2006, p. 413.

 Zannoni, E. (1998). Derecho de Familia. Buenos Aires: Astrea Editores.

25
26