Está en la página 1de 73

1

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS


ESCUELA DE DERECHO

EJECUCION DE PROYECTO DE TESIS

“EL TRABAJO INFANTIL Y LA VULNERAION DE LOS DERECHOS

HUMANOS DEL NIÑO, NIÑA Y ADOLESCENTE”

PRESENTADO POR:
BRICEÑO ROJAS, INGRID KIARA KAROLINA

PARA OPTAR EL GRADO DE BACHILLER EN DERECHO

CHEPÉN – PERÚ
2017
2
3

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS


ESCUELA DE DERECHO

EJECUCION DE PROYECTO DE TESIS

“EL TRABAJO INFANTIL Y LA VULNERAION DE LOS DERECHOS

HUMANOS DEL NIÑO, NIÑA Y ADOLESCENTE”

PRESENTADO POR:
BRICEÑO ROJAS, INGRID KIARA KAROLINA

PARA OPTAR EL GRADO DE BACHILLER EN DERECHO

CHEPÉN – PERÚ
2017
4

DEDICATORIA

Agradezco a Dios, por estar con conmigo en cada


paso que doy, por fortalecer mi corazón e
iluminar mi mente para llevar a cabo mi tesis.
Un agradecimiento a mis abuelos maternos ya que
gracias a su esfuerzo, su compañía a lo largo de
mi vida universitaria. El apoyo en mis estudios, no
hubiese sido posible hoy estar por terminar mi
carrera profesional.
A mis compañeros que hoy están presentes para
poder compartir ideas e información, que nos
fortalecerán como estudiantes y como futuros
profesionales.
Finalmente un agradecimiento especial al Profesor
Wilman Serrano Lingan, por la colaboración,
paciencia, apoyo y sobre todo por impulsarme a
realizar una investigación que me formará como
profesional.
5

PRESENTACIÓN

Docente:

Wilman Serrano Lingan

La Alumna de la Escuela Académica Profesional de Derecho XI ciclo de la


Universidad Alas Peruanas, Cumpliendo con lo establecido, me dirijo a usted
diciendo lo siguiente

Tengo el agrado de presentar ante usted la tesis “El trabajo infantil y la vulneración
de los derechos humanos del niño, niña y adolescente” de durante el tiempo
planificado. Para tener el agrado y la satisfacción de dar a conocer la Investigación
realizada.

Espero que la presente tesis se encuentre dentro del aspecto académico y cumpla con
los requisitos, el cual fue realizado con mucho esfuerzo, responsabilidad, dedicación
puesto que es muy importante en mi carrera profesional.

Dejo a su criterio y consideración la presente tesis para su correspondiente


evaluación así cumpla con los requisitos encomendados.

Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas


6

INDICE

Introducción………………………………………………………………….......03-06

CAPÍTULO I
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA, ANTECEDENTES Y OBJETIVOS DE LA
INVESTIGACIÓN
1. Planteamiento del Problema:
1.1. Descripción de la realidad Problemática……………………………07-17
1.2. Delimitación de la Investigación……………………...…………….18
1.3. Formulación del Problema……………………………………….……..19
1.4.Objetivo de la Investigación………………………………….……..19
1.5. Hipótesis y Variable de Investigación………………………..……..20-21
1.6. Diseño de la Investigación…………………………………….………..22
1.7. Población y muestra……………………………………….…………....14
1.8.Técnicas e instrumentos………………………………….......………….14
1.9.Justificación……………………………………………………...15-16

CAPITULO II
MARCO TEÓRICO.
2.1. Antecedentes de la investigación………………………………...……..17-19
2.2. Bases Teóricas………………………………………………………….20-21
2.3. Definición de Términos………………………………………………………....21-22
2.4. Fundamento teórico……………………………………………………………..22-27

CAPITULO III
ADMINISTRACION DEL PROYECTO
3.1. Presupuesto o financiamiento…………………………………….......28-29

Referencias bibliográficas…………………………..……………………….………30
Anexos…………………………………………………………………………...31-33
7

INTRODUCCIÓN

El tema del trabajo infantil es un fenómeno social de larga data histórica que ha estado
presente, en una forma u otra, en todas las sociedades humanas. Este fenómeno es
lamentablemente parte de la historia del trabajo y que pese a conocerse las condiciones
desfavorables en las cuales este se realiza, no se ha implementado hasta ahora su total
abolición, sino más bien su regulación jurídica.
Importante es no olvidar que el menor debe ser protegido por su situación de inferioridad
física, mental y social. Sin embargo los conceptos como niñez y adolescencia se han
analizado desde no hace tanto mucho tiempo atrás.
El trabajo infantil en el Perú es también un grave problema que afecta al país como
fenómeno social, el cual ha estado presente a través de su historia y hasta nuestros días. Si
bien es cierto los investigadores le han dado mayor importancia en el Perú a los temas
referentes al obrero, al campesino y a las mujeres dentro de disciplinas tales como la
sociología, la economía y la educación, dejando así de lado el tema de los niños/as
trabajadores, sin llegar a darle la misma importancia como objeto de estudio (Portocarrero,
1998).
Con respecto a las consecuencias que conllevan al uso de mano de obra infantil en el Perú,
citaremos Verdera, quien dice: “Generalmente el trabajo infantil afecta los derechos
fundamentales del niño, como el derecho a la supervivencia, la educación y la salud, al
bienestar y a la protección contra la explotación económica” (Verdera 1995:15).
Al respecto se observa como la taza de desempleo en el Perú es muy elevada, y las medidas
para la reducción de la pobreza no han producido hasta ahora resultados sostenibles y
efectivos. De este modo los niños y niñas siguen siendo los ciudadanos más vulnerables y
desprotegidos. De los 3,8 millones de personas que viven en situación de pobreza extrema
en el Perú, 2,1 millones son menores de edad (UNICEF- Panorama: Perú-panorama general
2007).

En la investigación especializada en trabajo infantil pocas veces hemos tenido la


posibilidad de contar con bases estadísticas y confiables de cobertura nacional.
8

En muchas oportunidades se han realizado estudios de casos referidos a ciertas categorías


ocupacionales, como puede ser el trabajo infantil en la minería, el servicio doméstico o el
trabajo callejero. Estudios de este tipo han sido, y son fundamentales, para desbrozar las
complejidades y particularidades de un problema tan diverso como es el trabajo de niños,
niñas y adolescentes.

Otras investigaciones han privilegiado el uso de las Encuestas Nacionales de Hogares


(ENAHO’s). En estas ocasiones se lograba construir un perfil nacional del problema,
incluso con niveles de representatividad estadística en un plano departamental. Sin
embargo, debido al tamaño muestral de la ENAHO existen limitaciones para lograr
inferencias estadísticas de alcance provincial o distrital.

Hacia fines del 2007 se hizo el trabajo de campo de la primera Encuesta Nacional de
Trabajo Infantil (ETI). En este caso, a diferencia de la ENAHO, el instrumento de recojo de
información se concentró exclusivamente en el tema de trabajo infantil y fueron
entrevistados tanto padres como niños, niñas y adolescentes entre 5 a 17 años de edad. Sin
embargo, el número de casos de la encuesta no permite inferencias a nivel departamental,
provincial o distrital, sino hasta regiones naturales, área urbano/rural y Lima Metropolitana.

Actualmente estamos en condiciones de utilizar todas las bases de datos anteriormente


mencionadas, pero adicionalmente se cuenta con los resultados definitivos del XI Censo
Nacional de Población y VI de Vivienda 2007, además del II Censo de las Comunidades

Indígenas de la Amazonía Peruana 2007.

Ciertamente cada fuente de información, debido a sus diversos objetivos y metodologías,


tiene ventajas y limitaciones. En sí mismo ninguna es suficiente, pero cada una aporta
valiosos datos.

En relación al trabajo infantil, el Censo Nacional de Población y Vivienda demuestra


evidentes dificultades para registrar el volumen de niños, niñas y adolescentes que trabajan.
Los padres de familia informantes tienden a ocultar esta situación. No obstante, aun
considerando esta limitación, el Censo es la única fuente de datos que permite información
desagregada a nivel provincial y distrital. Esto último es de invalorable importancia para la
focalización de políticas. Adicionalmente los Censos de Población y Vivienda, al aplicarse
9

cada 10 ó15 años, permiten mostrar una imagen de largo plazo en el comportamiento del
trabajo infantil.

La Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO), por otro lado, parecen ser más certeras en el
registro del trabajo infantil. Al aplicarse todos los años constituyen una muy buena fuente
de información para dar solidez a los datos sobre la dinámica de corto y mediano plazo del
trabajo infantil. Adicionalmente, la ENAHO tiene la ventaja de recoger información socio-
demográfica y económica familiar muy diversa, lo cual permite hacer análisis más finos
sobre los factores que influyen en el comportamiento del trabajo infantil y sus
consecuencias.

En el Perú, del total de niños y adolescentes, 1 millón 359 mil trabajan. Esto hace que la
penuria económica de las familias pobres del país se perpetúe, conllevando con esto a su
vez la privación del desarrollo normal del niño, negándole sus derechos básicos, tales como
la educación y la recreación. Estos derechos están establecidos en la Convención
Internacional de los Derechos del Niño (1989), ratificada por el Perú en (1992) y en la
Constitución Política del país de (1993).

El Estado peruano recibe además apoyo de organizaciones internacionales cabe preguntarse


entonces ¿implementa el Estado peruano de forma efectiva la Convención internacional de
los derechos de los niños y otras legislaciones internacionales? Esta y otras preguntas, se
responden con la ayuda de fuentes secundarias e investigaciones hechas anteriormente
sobre el tema.

Entre las principales conclusiones de la investigación se observan una vaga fiscalización de


la implementación de la Convención por parte del Estado Peruano, esto sumado a una baja
escolaridad de la población infantil han conllevado a que el trabajo infantil se prolongue en
el tiempo, especialmente entre las familias de escasos recursos. Esto sigue ocurriendo, a
pesar de que el Estado implementa un organizado trabajo social en conjunto con las
organizaciones gubernamentales internacionales como las existentes dentro del país.
10

En nuestra historia nacional, la problemática del trabajo de los niños fue una realidad
constante que adquirió características muy precisas a medida que los cambios políticos,
sociales y económicos se hacían presentes. Asimismo, el proceso de organización y
consolidación del sistema educativo también estuvo atravesado por estos cambios, y fue
permeado por los debates de época en torno a cual debía ser el papel del Estado frente a los
niños trabajadores.

Los debates estuvieron franqueados por la propia especificidad que el sistema educativo
adquiría y, al mismo tiempo, por las demandas que el mercado del trabajo imponía. Es
necesario mirar el problema desde una perspectiva histórica y territorial que viabilice tanto
las políticas desplegadas desde los estados nacional y provinciales, como las
especificidades regionales que crearon condiciones particulares para las características que
adquirió la problemática, siempre asociada a procesos de precarización laboral e
inseguridad social.
11

CAPÍTULO I

I. Planteamiento Del Problema.

1.1Descripción de la realidad Problemática: Una de las situaciones, que comparten


los países de todo el mundo, es el gran interés de que todos los niños, niñas y
adolescentes puedan gozar del derecho a desarrollarse plenamente, garantizándoles
un futuro con una mejor calidad de vida y que puedan ser adultos con sus capacidades
desarrolladas como sujetos productivos para la sociedad, para lo cual es
imprescindible que ahora las personas menores de edad disfruten cada etapa de su
desarrollo1 al amparo de sus derechos fundamentales garantizados por las normas
nacionales y supranacionales. Por ello es necesario que cada país, comenzando por el
nuestro, logre vencer una de las problemáticas más álgidas que aun en el siglo de la
globalización está presente el cual es el trabajo infantil, el cual tiene múltiples causas
como la permisividad social, la falta de oportunidades, falta de acceso a la educación,
entre otros factores; así como trae un sin número de consecuencias, siendo una de
ellas la explotación infantil, la pobreza para la cual el trabajo infantil contribuye a
perpetuarla entre otros.

El trabajo infantil es un fenómeno social que genera controversia en cuanto a la


aceptación de la misma. Es así que por un lado esta aquella posición que lo enfoca
como un grave problema social, frente al cual hay que orientar los esfuerzos y la
intervención del Estado para erradicarlo. Sin embargo por el otro, están aquellos que
lo ven como un derecho, frente a lo que hay que hacer es otorgar a los niños, niñas y
adolescentes trabajadores las mejores condiciones para ejercer su trabajo de manera
digna bajo los parámetros y lineamientos que establece la normativa legal que·
prescribe sobre los derechos fundamentales, teniendo en consideración el principio
del interés superior del niño y en un marco de justicia social.

Pero, más allá de estos enfoque predominantes situado en un marco de ideologías, es


menester señalar que el Trabajo Infantil, tal y como se presenta en países como el
nuestro, da cuenta de una realidad gravemente afectada por la desigualdad social.
12

Desde un punto de vista económico el trabajo infantil, se origina en contextos


familiares, en los cuales los ingresos generados por los padres o el hijo mayor no son
suficientes para cubrir aquellas necesidades básicas de la familia, esto se hace más
visible mientras más miembros tengan el hogar y los adultos no accedan al mercado
laboral es por ello que los niveles de pobreza de la familia aumenta.

Es importante mencionar que, más de 215 millones de niños se encuentran inmersos


en situaciones de trabajo infantil, de los cuales más de la mitad de niños trabajadores
en el mundo realizan actividades peligrosas donde cada minuto muere uno de ellos
por accidente, o contrae enfermedades o graves traumas psicológicos relacionados
con ellas, según señalo la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Según los estudios realizados por el INEI, estimado en base a los resultados de la
Encuesta Nacional de Hogares - ENAHO 2008 realizado en Perú, la población
económicamente activa ocupada entre 6 a 17 años de edad se calcula en 2 millones
115 mil niños, niñas y adolescentes, asimismo que Perú tenía 1 millón 11 mil 800
adolescentes entre 14 y 17 años de edad de ambos sexos (54% de ese grupo de edad)
que se encontraban desempeñando alguna actividad económica o labor, sea
remunerada o no. Estando establecida por el Código de Niños y Adolescentes la edad
mínima para el trabajo en 14 años de edad a partir de la cual actualmente se puede
trabajar en Perú. Y que de manera excepcional la norma precisa 12 años, siempre que
las tareas a realizar no perjudiquen la salud, asistencia escolar o, en general, el
desarrollo integral; sin embargo señala el INEI, que por lo menos la mitad del total de
menores de edad que trabajan en nuestro país son menores de 14 años. De lo cual
consideramos que es un problema regional, nacional y mundial.

De acuerdo con el "Estado de la Niñez en el Perú" de UNICEF, independientemente


de si el trabajo del adolescente es remunerado o no, las jornadas laborales más
extensas suelen presentarse entre los que no están estudiando, con jornadas de 1º
horas al día, que dejan poco tiempo disponible para una reinserción escolar.
13

El tema del trabajo infantil es un fenómeno social de larga data histórica que ha
estado presente, en una forma u otra, en todas las sociedades humanas. Este
fenómeno es lamentablemente parte de la historia del trabajo y que pese a conocerse
las condiciones desfavorables en las cuales este se realiza, no se ha implementado
hasta ahora su total abolición, sino más bien su regulación jurídica. Importante es no
olvidar que el menor debe ser protegido por su situación de inferioridad física, mental
y social. Sin embargo los conceptos como niñez y adolescencia se han analizado
desde no hace tanto mucho tiempo atrás. El trabajo infantil en el Perú es también un
grave problema que afecta al país como fenómeno social, el cual ha estado presente a
través de su historia y hasta nuestros días. Si bien es cierto los investigadores le han
dado mayor importancia en el Perú a los temas referentes al obrero, al campesino y a
las mujeres dentro de disciplinas tales como la sociología, la economía y la
educación, dejando así de lado el tema de los niños/as trabajadores, sin llegar a darle
la misma importancia como objeto de estudio (Portocarrero, 1998). Con respecto a las
consecuencias que conllevan al uso de mano de obra infantil en el Perú, citaremos
Verdera, quien dice: “Generalmente el trabajo infantil afecta los derechos
fundamentales del niño, como el derecho a la supervivencia, la educación y la salud,
al bienestar y a la protección contra la explotación económica” (Verdera 1995:15).

Al respecto se observa como la tasa de desempleo en el Perú es muy elevada, y las


medidas para la reducción de la pobreza no han producido hasta ahora resultados
sostenibles y efectivos. De este modo los niños y niñas siguen siendo los ciudadanos
más vulnerables y desprotegidos. De los 3,8 millones de personas que viven en
situación de pobreza extrema en el Perú, 2,1 millones son menores de edad
(UNICEF- Panorama: Perú-panorama general 2007).
14

Desde la época precolombina el uso de mano de obra infantil era común en el imperio
Inca. Luego con la llegada de los españoles y la brutal colonización que estos
ejercieron agudizaron más aún este problema, porque si bien es cierto, anteriormente
las familias trabajaban para el Inca, lo hacían no considerándose esclavos ni siendo
maltratados. Los españoles esclavizaron brutalmente a toda la población indígena
asesinando a sus guerreros y dejando en total desamparo a las mujeres y los niños,
quienes pasaron a quedar a cargo de los conquistadores en forma de esclavos.

Los niños pasaron a ser fuente de producción para los españoles en las minas de
Potosí, donde trabajaban menores de hasta diez años los cuales morían por miles, ya
que eran mal alimentados y maltratados. Otro campo de trabajo infantil era los
obrajes textiles, donde trabajaban niños de tan corta edad como de cinco años. Si los
españoles llegaron a mostrar una cierta preocupación por proteger a los indígenas, no
lo hacían por considerarlos a estos como personas, sino, más bien ellos pensaban en
proteger la mano de obra que los indígenas significaban en las producciones de
textiles, ganaderas, agrícolas y extracción de minerales que eran enviados hacia
España (Portocarrero1998: 32).
La Iglesia Católica también se vió beneficiada con el uso la de mano de obra infantil
barata. Ella comienza a encargarse del registro de la población (cumpliendo la
función de un civil). También se vió obligada a reformas para evitar que los
sacerdotes convivieran con las niñas, las cuales trabajaban para ellos en las iglesias y
en sus casas.
Queda de manifiesto que en el Perú hubo también esclavitud de negros, donde al niño
menor de siete años se le denominaba: “Bambo”. Al mayor de siete y menor de
dieciséis, se le denominaba: “Alma en boca”, debido al estado de sus dientes. Así
podía ver si los esclavos contaban o no con buena salud.

Luego en el período Republicano (desde la proclamación de la Independencia en 1820


hasta la actualidad) las áreas de trabajo infantil fueron: en las fábricas y haciendas los
varones, y en los hogares por parte de las niñas.
15

Se aprecia que la situación histórica de los niños/as trabajadores del Perú se viene
desarrollando desde los orígenes del Perú como país. Es un modo de vida, a la cual
los menores de escasos recursos están destinados para ayudar a la subsistencia, tanto
de sus familias como de ellos mismos.
Durante cientos de años los niños han colaborado con los adultos en diferentes tareas,
unas veces dentro de la estructura familiar y otras veces fuera de ésta. Al hablar del
trabajo infantil hay que diferenciar, por tanto, entre dos formas:

 El trabajo dentro de la estructura familiar y no


remunerado: ayudando en las tareas domésticas o
colaborando en las labores artesanales o agrícolas.
 El trabajo asalariado fuera del hogar.

El trabajo infantil dentro de la estructura familiar ha sido habitual y no ha tenido


forzosamente una connotación negativa. Al contrario, a menudo era la mejor forma
de aprender las responsabilidades y los oficios que desarrollarían en la vida adulta.
Los niños eran educados en un entorno y con los conocimientos que necesitaban para
poder sobrevivir en la sociedad de su tiempo. Siempre teniendo en cuenta que las
condiciones laborales en la antigüedad eran muy distintas a las actuales, los niños no
estaban limitados a una serie de condicionantes sociales y económicos como la
cantidad de recursos disponibles o la clase social a la que pertenecían. La
incorporación al mundo laboral y la asimilación de normas y pautas adultas eran en
cierta forma paralelo y sucedía de forma natural, y si este proceso estaba exento de
abusos y el trabajo no se desarrollaba bajo condiciones penosas (a causa por ejemplo
de penurias o esfuerzos extremos, o de un clima hostil), el proceso sin duda era
positivo.

En la actualidad siguen existiendo defensores de este tipo de trabajo, olvidando el


cambio radical que se ha producido en todo el mundo y la grave limitación que
supone el analfabetismo o la escolarización precaria. En la medida que cierra las
puertas a la cultura escrita, hoy en día la escolarización es imprescindible para aspirar
a la promoción laboral en cualquier sector productivo, y al derecho inalienable de la
educación y la cultura del ser humano.
16

Esta forma de actividad laboral infantil, que en el fondo se define como actividad
económica, se mantiene hoy en día en entornos rurales como en la antigüedad, pero
se diferencia de la explotación laboral en varios aspectos. Por un lado, el trabajo fuera
de la estructura familiar está casi siempre remunerado míseramente, y en muchas
ocasiones llega a ser esclavitud. Se trata de una forma de explotación, sin ninguna
contrapartida formativa ni de ningún otro tipo. Pero este tipo de trabajo, reglamentado
o no, bajo mejores o peores condiciones, normalmente rigurosas y en ocasiones
despiadadas, también ha existido siempre junto con la anterior forma de trabajo
“ligero”.

La revolución industrial del siglo XIX solo significó el descubrimiento de estos


abusos por parte de la opinión pública internacional, a través de las novelas de autores
como Charles Dickens, Víctor Hugo, Héctor Maloto Edmondo D’Amicis, pero lo
cierto es que la explotación laboral infantil ha sido habitual en todas las culturas y
civilizaciones en mayor o menor medida.

Sin duda, las necesidades de la maquinaria industrial a partir del siglo XIX hicieron
más necesarias la utilización de mano de obra barata y poco conflictiva con los
intereses de los patronos, sobre todo en los núcleos urbanos. En este caso, la
industrialización supuso un retroceso en los derechos infantiles, o más bien el punto
culminante de una historia marcada por el creciente uso de los niños como fuerza de
trabajo y de recurso humano. Y es que en las fábricas del siglo XIX era habitual la
presencia de menores, reclutados a causa de la gran demanda de mano de obra
existente y de los menores salarios que percibían. Niños y niñas de entre 7 y 14 años,
en jornadas de 14 o 15 horas y sin apenas retribución ni condiciones mínimas de
higiene o seguridad. Las fábricas textiles del Reino Unido contaban entre sus
trabajadores con dos terceras partes de niños o jóvenes a principios del siglo XIX.
17

El crecimiento de las ciudades como núcleos industriales propició la utilización de


esta mano de obra fácil de manipular y explotar, y su progresivo alejamiento del tipo
de trabajo que habían desempeñado hasta entonces, de ámbito familiar y auxiliar. De
pronto los niños se habían convertido en personas adultas con la obligación de
trabajar. Precisamente, a partir de ese momento se empieza a plantear el trabajo
infantil como un problema de política pública.

Muchas de las medidas emprendidas en la primera ola de países industrializados a raíz


de las repercusiones de la revolución industrial se convirtieron en modelo de otras
políticas reguladoras. Campañas de sensibilización, encuestas públicas a niños y sus
familias, legislación sobre la edad mínima, inspecciones de trabajo o medidas
gubernamentales para proporcionar una educación a los niños que trabajaban fueron
algunas de las primeras reacciones de los gobiernos ante las evidencias de
explotación laboral infantil.

El trabajo infantil fue una de las primeras cuestiones abordadas por la comunidad
internacional a principios del siglo XX. La Organización Internacional del Trabajo,
creada en 1919, fue el primer organismo internacional que puso sobre la mesa la
cuestión del trabajo infantil desde su primera reunión, antes incluso que la
Declaración de Derechos del Niño (1959). Con el tiempo, la OIT en su carácter de
agencia especializada de la ONU, ha desarrollado un marco legal vinculante
orientado a eliminar las peores formas de trabajo infantil en todo el mundo. La
Cumbre Mundial sobre la Infancia, organizada por las Naciones Unidas en
septiembre de 1990 puso de manifiesto la necesidad de ocuparse de los problemas
que sufren los niños de todo el mundo. Doce años después, en 2002, en una nueva
Cumbre Mundial de la Infancia, el propio secretario general de la ONU, Kofi Annan,
reconocía que “hemos fracasado lamentablemente en la protección de los derechos
esenciales de los niños”.

Lo cierto es que esto es una verdad a medias. A finales de los años 80 la reacción de
todo el mundo ante el trabajo infantil oscilaba entre la indiferencia y la resignación o
la negación. En estos años, organizaciones internacionales como la OIT o UNICEF
promovieron un clima favorable para una mayor concienciación mundial sobre las
18

dimensiones de este problema. En 1989 las Naciones Unidas adoptaron la


Convención sobre los Derechos del Niño. En 1992, de la mano de la OIT y el
gobierno de Alemania, se puso en marcha el Programa Internacional para la
Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC). En 1999 la OIT adoptó el Convenio sobre
las peores formas de trabajo infantil (Convenio núm. 182), que ha alcanzado una tasa
elevada de ratificación entre los países de todo el mundo (158), y que también ha
afectado al cumplimiento del Convenio sobre la Edad Mínima, de 1973.

Todos estos son avances en un breve espacio histórico, pero hoy en día sigue
existiendo el trabajo infantil en muchas partes del mundo. Los niños tejedores de
alfombras en Pakistán, los que cosen balones y material deportivo en China, los niños
mineros de Perú o Bolivia, los niños que trabajan en las plantaciones bananeras doce
horas diarias en Ecuador, los niños de las plantaciones de cacao en Costa de Marfil o
las niñas que trabajan en la manufactura del tabaco en India, son ejemplos no sólo de
trabajo infantil, sino también de trabajo en condiciones de esclavitud.

“El trabajo infantil sigue concentrándose en la agricultura, el servicio doméstico y el


sector urbano no estructurado por el simple hecho de que es ahí donde mejor se oculta
a los pequeños de la vista del público. Los empleadores encubren la mano de obra
infantil y en muchos países la mayoría de los niños explotados ni siquiera están
protegidos por una legislación sobre el trabajo infantil; o cuando gozan de dicha
protección, las personas encargadas del cumplimiento de la misma no llegan a ellos.”

La mundialización o globalización de las últimas décadas tampoco ha contribuido a


eliminar la explotación laboral infantil. Sí se han reducido los índices en algunas
regiones del mundo, como en América Latina, que ha pasado de un 16,1 por ciento de
niños entre 5 y 14 años trabajando en el año 2000, a un 5,1 por ciento en el año 2004,
según el SIMPOC (Programa de Información Estadística y de Seguimiento en
Materia de Trabajo Infantil).
19

El principal enemigo hoy en día de los derechos del niño y el trabajo son las grandes
multinacionales o sus socias en los países. La libre circulación de capitales y
mercancías obliga a mantener un nivel de competitividad cada vez mayor, y una
forma recurrente y ampliamente utilizada es la de reducir los costes de la mano de
obra.

“De no contar con la mano de obra infantil, sensiblemente peor pagada que la de los
adultos, muchos países verían derrumbarse su competitividad, reducir sus
exportaciones y caer sus ingresos en divisas”.

El trabajo y la explotación laboral infantil lleva siendo un tema de actualidad desde


hace años, y es un problema complejo que tiene que ver con la cultura, la familia, la
educación y la economía de un país. Está demostrado que cuanto más pronto se
produce la incorporación de los niños al mundo laboral y adulto, menores
posibilidades tienen de ampliar su educación en el futuro. El equipaje educativo que
adquiere el niño antes de su adolescencia es la mayor parte de su patrimonio cultural,
y por lo tanto es un derecho y un deber el garantizarlo.

LA INFANCIA Y LA FAMILIA

La creciente participación de la mujer en el mundo laboral, un logro del siglo XX, ha


supuesto la modificación del modelo familiar tradicional, según el cual los hombres
trabajaban por un salario mientras las mujeres se ocupaban del hogar y de los niños
de forma no remunerada. En los países de la OCDE, los países en transición y los de
mayor crecimiento en Asia Oriental, este esquema está siendo sustituido por otro en
el que hombres y mujeres, padres y madres, trabajan remuneramente fuera del hogar,
aunque no en igualdad de condiciones. Así, en los países menos desarrollados, el
trabajo de la mujer sigue ligado al entorno doméstico o a un entorno no estructurado,
por lo que sus tareas y responsabilidades crecen, pero no así sus ingresos. Según
datos del PNUD, en los países industrializados la mujer percibe un 57 por ciento
menos del salario de los hombres; un 40 por ciento menos en América Latina, y un 51
por ciento menos en el África subsahariana.
20

Este modelo de generación de ingresos familiares está cada vez más extendido en las
economías mundiales, pero la mayor parte de las tareas domésticas y el cuidado de
los niños siguen recayendo en las mujeres. Los padres trabajan muchas horas al día,
en distintos trabajos, a menudo lejos de casa, o en actividades que les obligan a pasar
mucho tiempo fuera del hogar, y las familias tienen que realizar a menudo grandes
esfuerzos para conciliar sus exigencias laborales con las familiares.

La incorporación de la mujer al mercado laboral ha venido acompañado de un


aumento paralelo de su empleo en el sector no estructurado y en formas de empleo
irregular. A esto hay que añadir que la vida laboral de la mujer normalmente es más
corta que la del hombre, ya que hay periodos en los que no puede trabajar a tiempo
completo; muchas veces está peor remunerada, y puede llegar a sufrir limitaciones
laborales por el hecho de tener hijos.

La ausencia o insuficiencia de políticas públicas que apoyen a las madres trabajadoras


supone un factor decisivo en el desarrollo infantil. En numerosos países, la ausencia
de prestaciones o subsidios estatales es la causa de que los servicios de guardería
continúen siendo prohibitivamente caros para las familias con ingresos reducidos.

Aún así, son las mujeres las que se ocupan mayoritariamente de la educación y el
cuidado de los niños en todo el mundo, y las que asumen las tareas domésticas por la
escasa participación de los hombres en dichas labores, por lo que cada vez es más
difícil para las madres trabajadoras conciliar el trabajo con las responsabilidades
familiares.

Los entornos sociales con bajos ingresos y las regiones y países con menos recursos
son más vulnerables a sufrir la desintegración familiar por causas laborales, y esto es
un terreno abonado para que los menores de edad abandonen antes su educación y
pasen a ayudar a sus familias trabajando con o sin remuneración, ya que se convierte
en la única salida para salir de la pobreza y contribuir a la economía familiar. De esta
forma se retroalimenta la cadena de pobreza y trabajo.

LA INFLUENCIA DE LA GLOBALIZACIÓN EN EL TRABAJO INFANTIL


21

Parte del discurso actual para explicar el trabajo infantil tiene que ver con la
coyuntura macroeconómica y política en el mundo moderno.

Para algunos analistas de las ciencias sociales, el trabajo infantil es un proceso social
que acompaña al capitalismo desde su nacimiento, pero que se manifiesta de una
nueva forma actualmente debido a que el propio sistema neoliberal se encuentra en
crisis. Sus cimientos están siendo carcomidos por la especulación, el narcotráfico y el
negocio de la guerra, provocando contradicciones que trastocan toda lógica: los
millones de niñas y niños trabajando, mientras millones de adultos no tienen empleo,
o si aún lo tienen, viven en la incertidumbre y pobreza crecientes.

Una supuesta crisis del sistema capitalista o neoliberal estaría empujando, según estas
teorías, a buscar la optimización de los costes de producción y el comercio
internacional, y para ello no dudaría en emplear y absorber la mano de obra infantil
de los países productores, o las “grandes fábricas del mundo” de países como China,
India o Centroamérica.

Sin embargo, los argumentos más liberales matizan estos puntos y consideran el
trabajo infantil “vital para la supervivencia de muchas familias, tal y como lo era en
Estados Unidos durante el siglo XIX”. Lejos de aprobar el trabajo infantil como
forma de trabajo habitual en sus peores formas, reconoce que existen países en los
que su realidad económica no permite prescindir del trabajo infantil como parte
inevitable de su crecimiento económico.

Mientras se lucha por acabar con el trabajo infantil, para llegar a dicho punto muchas
veces se requiere tomar rutas distintas. Las teorías liberales añaden que las medidas
restrictivas utilizadas por los países importadores de manufacturas hacia aquellos
exportadores donde se utiliza mano de obra infantil originan efectos nefastos hacia
esas economías: “la legislación estadounidense contra la importación de textiles
producidos por mano de obra infantil –con el fin de proteger a los niños de la
explotación y promover su educación- ha tenido un efecto devastador en Bangladesh,
especialmente sobre las vidas de aquellos a los que pretendía proteger”.
22

Entre estas dos posturas existen elementos comunes, e incluso podemos decir que los
argumentos más utilizados por las agencias internacionales en sus estrategias de
luchar contra el trabajo infantil reconocen la imposibilidad de eliminar por completo
este fenómeno en ciertos estadios de desarrollo de los países, pues supone una etapa
intermedia para salir de la espiral de la pobreza. El verdadero punto de lucha
implacable contra el trabajo infantil se lleva a cabo con la implementación de
estrategias para promover la educación universal complementaria, la mejora de las
condiciones de salud, el fortalecimiento de las alternativas productivas y los lazos
sociales y familiares de los niños y, sobre todo, en la erradicación de las peores
formas de trabajo infantil.

De hecho, la tendencia en lógica económica es a eliminar el trabajo infantil, ya que


unos niveles altos de trabajo infantil en un país pueden reforzar el subdesarrollo. Si el
trabajo infantil forma parte de la estrategia de supervivencia de una familia pobre en
un país de pobreza generalizada, esto provoca un aumento en el número de
trabajadores, que entraña a su vez un descenso de los salarios, que convence más a las
familias de que sus hijos deberían trabajar en vez de asistir a la escuela. El valor
económico atribuido a los niños contribuye a mantener un nivel alto de fertilidad, y
también de mano de obra. El trabajo infantil no incentiva a los empleadores a invertir
en tecnología. La demanda de educación es escasa, será difícil aplicar leyes sobre la
edad mínima y la educación obligatoria, y a medida que estos niños se hagan adultos,
será más probable que envíen a sus hijos a trabajar, en lugar de a la escuela. De esta
forma se perpetúa no sólo el trabajo infantil, sino el círculo de la pobreza.

Desde la época precolombina el uso de mano de obra infantil era común en el imperio
Inca. Luego con la llegada de los españoles y la brutal colonización que estos
ejercieron agudizaron más aún este problema, porque si bien es cierto, anteriormente
las familias trabajaban para el Inca, lo hacían no considerándose esclavos ni siendo
maltratados. Los españoles esclavizaron brutalmente a toda la población indígena
asesinando a sus guerreros y dejando en total desamparo a las mujeres y los niños,
quienes pasaron a quedar a cargo de los conquistadores en forma de esclavos.
23

Los niños pasaron a ser fuente de producción para los españoles en las minas de
Potosí, donde trabajaban menores de hasta diez años los cuales morían por miles, ya
que eran mal alimentados y maltratados. Otro campo de trabajo infantil era los
obrajes textiles, donde trabajaban niños de tan corta edad como de cinco años. Si los
españoles llegaron a mostrar una cierta preocupación por proteger a los indígenas, no
lo hacían por considerarlos a estos como personas, sino, más bien ellos pensaban en
proteger la mano de obra que los indígenas significaban en las producciones de
textiles, ganaderas, agrícolas y extracción de minerales que eran enviados hacia
España (Portocarrero1998: 32).
La Iglesia Católica también se vio beneficiada con el uso la de mano de obra infantil
barata. Ella comienza a encargarse del registro de la población (cumpliendo la
función de un civil). También se vio obligada a reformas para evitar que los
sacerdotes convivieran con las niñas, las cuales trabajaban para ellos en las iglesias y
en sus casas.
Queda de manifiesto que en el Perú hubo también esclavitud de negros, donde al niño
menor de siete años se le denominaba: “Bambo”. Al mayor de siete y menor de
dieciséis, se le denominaba: “Alma en boca”, debido al estado de sus dientes. Así
podía ver si los esclavos contaban o no con buena salud.
24

1.2. DELIMITACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN.

Delimitación espacial

El espacio en que se efectuó la presente investigación fue la Provincia y Distrito de


Chepén.

Delimitación social

El trabajo infantil es un problema que se viene dando desde las épocas más antiguas
de nuestro país pero con el transcurrir de los años no se ha podido disminuir el
números de niños trabajadores y prueba de esto es el censo realizado en el año 2007.

En nuestro país no se ha mayores esfuerzos para poder combatir este gran problema
que durante años viene no solo afectando a los menores sino que se están vulnerando
los derechos humanos de los menores víctimas de esto.

1.3 FORMULACIÓN DEL PROBLEMA.

1.3.1. PROBLEMA GENERAL

¿En qué medida se viene vulnerando los derechos humanos de los NNA mediante el
trabajo infantil en la provincia de Chepén durante el año 2016?

1.3.2. PROBLEMA ESPECÍFICO

a) ¿De qué forma se está vulnerando los derechos humanos en los NNA?
b) ¿Se está respetando el derecho a la educación, a una vida digna, a la salud, a la
vestimenta y a la alimentación en los NNA de la provincia de Chepén explotados
mediante el trabajo infantil?
c) ¿Qué medidas están adoptando las autoridades chepenanas para erradicar el número de
NNA víctimas del maltrato infantil?
d) ¿En qué forma los NNA víctimas del maltrato son ayudados por las defensorías del
niño, niña y adolescente?
25

1.4. OBJETIVO DE LA INVESTIGACIÓN.

1.4.1. OBJETIVO GENERAL.

Investigar como se viene vulnerando los derechos humanos de los NNA mediante el
trabajo infantil en la provincia de Chepén durante el año 2015.

1.4.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

1. Determinar en qué forma se está vulnerando los derechos humanos en los NNA.
2. Comprobar si se está respetando el derecho a la educación, a una vida digna, a la
salud, a la vestimenta y a la alimentación en los NNA de la provincia de Chepén
explotados mediante el trabajo infantil.
3. Investigar las medidas adoptadas por las autoridades chepenanas para erradicar
el número de NNA víctimas del maltrato infantil.
4. Verificar si los NNA víctimas del maltrato infantil son ayudados por las
defensorías del niño, niña y adolescentes.
26

1.5. HIPOTESIS Y VARIABLES DE LA INVESTIGACION:

1.5.2. HIPOTESIS GENERAL:

Se determinó que se viene vulnerando los derechos humanos de los NNA mediante
el trabajo infantil en la provincia de Chepén durante el año 2015.

1.5.3. HIPOTESIS ESPECÍFICA:

En la provincia de Chepén existen NNA trabajando por las calles entonces se están
vulnerando los derechos humanos de los menores.

Los NNA de la provincia de Chapen no asisten a la escuela, por lo que no gozan de


una vida digna, cuentan con una buena salud, vestimenta y alimentación entonces si
se está respetando el derecho a la educación, a una vida digna, a la salud, a la
vestimenta y a la alimentación.

Las autoridades Chepenanas adoptaron las medidas adecuadas entonces se


erradicara el número de NNA víctimas del maltrato infantil.

Los NNA víctimas del maltrato infantil son ayudados por las defensorías del niño,
niña y adolescente por lo que las defensorías están cumpliendo correctamente su rol
como institución protectora de los derechos humanos de los NNA.
27

1.6. JUSTIFICACION DE LA INVESTIGACION:

La Legislación Supranacional y la Legislación Peruana a través de la Constitución

Política del Perú de1993, el Código Civil Peruano Vigente y en especial en el Código de los

Niños y Adolescentes, normas que regulan el trabajo del niño y del adolescente así como el

Principio del Interés Superior del Niño, ejerciendo un rol de protección y de prevención en

cuanto a evitar que los niños y adolescentes ejerzan trabajos que puedan ser peligrosos para

su salud, sea física, mental, espiritual, moral y social; sin embargo se observa en nuestra

ciudad de Huancavelica que en los últimos años se ha incrementado el trabajo infantil,

situación que afectaría el desarrollo físico, psicológico y moral de las niñas y niños

originando retraso y deserción escolar, entre otros problemas. Por ello nos permitimos

manifestar que se estaría vulnerando el principio del interés superior del niño así como los

derechos fundamentales de los niños y niñas trabajadores en el Mercado de Abastos de la

ciudad de Huancavelica lugar donde hay gran concentración de vendedores y compradores

donde opera la oferta y la demanda donde se expenden productos listos y/o preparados.

La importancia de esta investigación radica en explicar en su verdadera dimensión sobre el

Trabajo infantil y si son vulneradoras del principio del interés superior del niño, de aquellos

niños y niñas que laboraron en el Mercado de Abastos de la ciudad de Huancavelica

durante el periodo 2013, determinando las condiciones morales, físicas, económicas y las

sanciones legales del trabajo, a fin de que se les brinde protección adecuada por el Estado y

aquellas instituciones privadas, puesto que la Constitución Política del Perú establece la

defensa de la persona humana y al respeto de su dignidad como fin supremo de la sociedad

y del Estado, fin del que sin duda no puede excluir al niño trabajador, siendo menester
28

respetar sus derechos fundamentales, derechos que le son inherentes; por ello es preciso

recordar que el derecho positivo ha sido creado para servir a la persona humana.

Esta investigación es posible debido a que se cuenta con información en revistas, libros,

internet, además de una comunicación directa con estos niños/as que laboran en el Mercado

de Abastos de la ciudad de Huancavelica, que van a complementar mi investigación.

En nuestra historia nacional, la problemática del trabajo de los niños fue una realidad

constante que adquirió características muy precisas a medida que los cambios políticos,

sociales y económicos se hacían presentes. Asimismo, el proceso de organización y

consolidación del sistema educativo también estuvo atravesado por estos cambios, y fue

permeado por los debates de época en torno a cual debía ser el papel del Estado frente a los

niños trabajadores.

Los debates estuvieron franqueados por la propia especificidad que el sistema educativo

adquiría y, al mismo tiempo, por las demandas que el mercado del trabajo imponía. Es

necesario mirar el problema desde una perspectiva histórica y territorial que viabilice tanto

las políticas desplegadas desde los estados nacionales y provinciales, como las

especificidades regionales que crearon condiciones particulares para las características que

adquirió la problemática, siempre asociada a procesos de precarización laboral e

inseguridad social.

Así, los diversos discursos emitidos tanto desde el Estado como desde la sociedad civil, se

variaron en el marco de procesos económicos, políticos y culturales que atravesaron nuestra

sociedad.
29

Al respecto, “el trabajo infantil urbano se desarrolló al calor de los cambios operados en el

mercado de trabajo, y de esta forma pasó de ser un trabajo desempeñado por los hijos de los

migrantes de ultramar en pequeños talleres y fábricas a principios de siglo XX, hasta llegar

a su forma actual, el trabajo callejero y en el sector de los servicios y vinculado al proceso

de desindustrialización y crecimiento del sector informal urbano de subsistencia iniciado en

nuestro país en la década de l980.”

Múltiples discursos sobre la infancia, construyeron representaciones sociales diversas sobre

el papel que debía ocupar el niño en la sociedad. Por ello, “…no es posible hablar de la

infancia sino que las infancias refieren siempre a tránsitos múltiples, diferentes y cada vez

más afectados por la desigualdad”.

Esto implicó la configuración de múltiples prácticas sociales y políticas de intervención


socio-jurídicas respecto al trabajo infantil-adolescente, desde fines del siglo XIX hasta la
actualidad.

El sistema educativo, en sus diferentes momentos constitutivos, estuvo fuertemente


implicado en estos debates. Sin embargo, el niño trabajador, representó en sí mismo un
complejo sujeto atravesado por dos mundos: el de la niñez y el de la adultez, y manifestó
los límites que la propia escuela encontraba frente a una problemática social sobre la que
difícilmente se sintió capaz de intervenir.
30

CAP.II.
MARCO TEORICO

2.1. ANTECEDENTES DE LA INVESTIGACIÓN

El tema del trabajo infantil es un fenómeno social de larga data histórica que ha estado
presente, en una forma u otra, en todas las sociedades humanas. Este fenómeno es
lamentablemente parte de la historia del trabajo y que pese a conocerse las condiciones
desfavorables en las cuales este se realiza, no se ha implementado hasta ahora su total
abolición, sino más bien su regulación jurídica. Importante es no olvidar que el menor debe
ser protegido por su situación de inferioridad física, mental y social. Sin embargo los
conceptos como niñez y adolescencia se han analizado desde no hace tanto mucho tiempo
atrás. El trabajo infantil en el Perú es también un grave problema que afecta al país como
fenómeno social, el cual ha estado presente a través de su historia y hasta nuestros días. Si
bien es cierto los investigadores le han dado mayor importancia en el Perú a los temas
referentes al obrero, al campesino y a las mujeres dentro de disciplinas tales como la
sociología, la economía y la educación, dejando así de lado el tema de los niños/as
trabajadores, sin llegar a darle la misma importancia como objeto de estudio (Portocarrero,
1998). Con respecto a las consecuencias que conllevan al uso de mano de obra infantil en el
Perú, citaremos Verdera, quien dice: “Generalmente el trabajo infantil afecta los derechos
fundamentales del niño, como el derecho a la supervivencia, la educación y la salud, al
bienestar y a la protección contra la explotación económica” (Verdera 1995:15). Al
respecto se observa como la tasa de desempleo en el Perú es muy elevada, y las medidas
para la reducción de la pobreza no han producido hasta ahora resultados sostenibles y
efectivos. De este modo los niños y niñas siguen siendo los ciudadanos más vulnerables y
desprotegidos. De los 3,8 millones de personas que viven en situación de pobreza extrema
en el Perú, 2,1 millones son menores de edad (UNICEF- Panorama: Perú-panorama general
2007)
31

2.2. BASES TEÓRICAS

TEORÍA LA MORAL CATÓLICA defiende que las acciones son malas (buenas) no
porque Dios quiera sino porque contrarían su “naturaleza”: la famosa ley natural La
misma ética aristotélica al establecer que el juicio de “los mejores” de una sociedad es
criterio de moralidad ha sido históricamente profundizada indagando la fuente de ese
juicio.

Cualquier intento de fijar el último “por qué” ético en el mero acuerdo social choca no sólo
con cualquier ética kantiana de imperativos a priori válidos para todos y en todo tiempo
como condiciones necesarias de convivencia sino con la doctrina de derechos humanos.

Hay que confesar sin embargo que la enorme desigualdad cultural ha impedido la
aceptación de una fundamentación filosófica unívoca. Amartya Sen, Nobel de Economía,
ha profundizado como pocos en este drama de una economía (de cualquier ciencia aplicada
en realidad) urgida de justificación por todos pero por tantos tan distintamente entendida en
lo que toca al objetivo de la economía: igualdad pero ¿de qué? y ¿por qué?

En la práctica los economistas nos vemos obligados a usar lo que recordando a Perroux
llamaríamos una meso-ética intermedia entre la teoría general y la teoría del agente
individual. Una analogía tomada del campo de la historia de la política teórica y práctica de
la contrarreforma o más concretamente de los jesuitas nos ayudará a entender ese arbitrio.

La concepción jesuítica de la política puede analizarse en el fundador San Ignacio de


Loyola, una persona concreta muy influyente (micro historia); en la postura institucional de
los Jesuitas (macro historia); en las relaciones del fundador con una parte del universo
humano: los miembros de su orden, las autoridades de la Iglesia Católica, los príncipes y
reyes, los patricios urbanos o los gremios de Europa en el siglo XVI (meso historia). En
última instancia la opción “meso histórica” indaga el sentido de la política de un grupo
reducido influenciado por una persona sin osar investigarlo en algo tan complejo como en
el todo de la contrarreforma” o del jesuitismo político.

El método puede ser aplicado a la insoluta pregunta sobre la identidad nacional. Tomarla en
general presenta dificultades metodológicas no resueltas. En concreto sería más factible
32

buscarla en las ideas del padre de la Patria Duarte o en las fuerzas sociales de su ambiente.
Un término medio correspondería a los ideales y motivaciones de un conjunto de personas
influenciadas por Duarte, sean los trinitarios, sean los constituyentes de Moca con su
ideario municipal. De esta manera nos aproximamos a factores que sí no responden la
pregunta clave sí ofrecen elementos de juicio valiosos para una futura respuesta.

El fundamento filosófico de la ética sigue siendo necesario y socialmente no aceptado por


todos. La coexistencia de ciertos factores con una acción social sobre la que aquellos
influyen es un paso (meso ético) que ayuda a la formulación de juicios evaluativos,
indispensables en la vida social.

Algo así podemos hacer en el campo de la ética económica de las peores formas de trabajo
infantil que implican un riesgo inminente físico (trabajo en minas, en guerras, en
construcción, etc.) o psicológico (prostitución, buzos de ladrones, narcotráficos…). Dos
“variables” categoriales -pobreza de sus familias e ignorancia o engaño de los tutores-
suelen ofrecerse al dilucidar su explicación.

ESTADO DE LA SITUACIÓN Bien dicen DESSY Y PALLAGE (TEJ, enero 2005) que
el trabajo de los menores en la historia es prácticamente tan antiguo como la humanidad. En
la segunda mitad del siglo XX se logró un consenso en muchos países sobre la
conveniencia de eliminar esa práctica basándose en el aporte insustituible de la escuela a la
acumulación del “capital humano” -creación de un activo individual que permitirá a los
futuros ciudadanos(as) obtener mejor rendimiento y subir la autoestima- y “social” -
convivencia y solidaridad. En 1973 la Organización Internacional del Trabajo logró la
aprobación mundial de un tope mínimo, menor de quince años de edad, para su aceptación
al empleo.
33

Posteriormente se comprendió lo que siempre debió saberse: que la pobreza es un


determinante importante del trabajo de los menores y que no todos los trabajos pueden ser
vistos como malos para ellos. No sólo suponen muchos trabajos oportunidad de aprendizaje
de cualidades sociales como puntualidad y disciplina y de contribuir a mejorar la economía
familiar sino preservan a muchos menores carentes de atención familiar de incorporarse a
bandas violentas e incluso posibilitan un conocimiento por la acción de muchos oficios.

De hecho muchos admiten que el trabajo de los menores en países pobres puede ser
tolerado exceptuando las “peores formas de trabajo citadas anteriormente.

La problemática actual se centra consiguientemente en la prohibición de estos trabajos


(Organización Internacional del Trabajo, Convención 182 de 1999). Para comprender el
porqué de la aceptación por los tutores de este tipo de trabajo, realidad difícilmente
negable, se supone ignorancia o al menos información incompleta de los peligros físicos y
morales o del grado de riesgo inherentes a estos trabajos. Sólo la ignorancia o el engaño
explicarían su tolerancia en padres altruistas (bien intencionados y orientados al bien de
otros en la jerga económica). No es fácilmente concebible que padres responsables toleren
que sus hijas practiquen la prostitución o que sus hijos entren en el narcotráfico o en el robo
organizado.

De estos supuestos se desprenden, en términos económicos, políticas de prohibición legal


de trabajos altamente arriesgados y de tipificación criminal de sus infracciones. O los
padres son desalmados y entonces hay que pulirlos, o están mal informados y entonces la
prohibición legal contribuye a una información más completa aumentando, además, el
costo de ignorarla. Reconozco que esta manera de justificar la ley tan típica de la corriente
jurídica norteamericana “ley y economía” disuena a piadosos oídos que preferirían
sermones tremendistas sobre las mil y una formas de irresponsabilidad paterna y materna.
Pero sabe Dios que las motivaciones económicas existen y no hacemos nada con ignorarlas.
34

Actualmente, sin embargo, se cuestiona radicalmente la política de prohibición hasta de


trabajos riesgosos de menores. El supuesto subyacente no es ahora la información
imperfecta de los tutores sino la pobreza extrema de los hogares que mueve a padres
altruistas a aceptar y hasta a propiciar trabajos riesgosos de sus hijos. El problema no es
tanto la información sino la pobreza extrema que plantea la vida bajo especie de simple y
brutal supervivencia carente de opciones realistas de futuro. La escuela es inclusive un
costo adicional: los libros cuestan, el vestido también, el transporte no es gratis, el viaje a la
escuela no está exento de riesgos de violencia y de inmoralidad, la escuela ofrece pocas
alternativas mediatas de movilidad y el costo de oportunidad -el fantasma horrendo de no
poder contar con unos pesos más para saciar el hambre de los niños y de los adultos-es
grande.

Y, como si esto fuese poca cosa, los oficios riesgosos por serlo son mucho mejor pagados
que los tradicionalmente bien vistos. El ingreso medio de la prostitución infantil en las
Filipinas, Colombia, Jamaica, Paris, República Dominicana (Bogaert y otros, principios de
los noventa) es notablemente mayor que el del salario mínimo real, hasta 150 veces más en
Jamaica en 1993; los estudios del “rendimiento” del crimen organizado muestran la misma
desproporción. En Santiago de los Caballeros el mencionado estudio de prostitución
infantil en el país mostró que las niñas de la ciudad vivían algunos días con sus padres
perfectamente conscientes de la situación y también celadores de su moral barrial.

POLÍTICAS RECOMENDABLES PARA DISMINUIR EL TRABAJO INFANTIL


RIESGOSO La prohibición de estos trabajos no es sólo difícil de urgir –sobra la oferta y
no falta la demanda- sino potencialmente peligrosa: la prohibición sube el riesgo y éste el
precio para los que pueden seguir con estos trabajos y baja el ingreso familiar de los que
son forzados a renunciar a ellos, y las mueve a disminuir el número de horas en la escuela
para aumentar el de tiempo de trabajo en oficios menos riesgosos. Al atacar mediante la
atractiva moral (sin teoría filosófica ni meso ética) de la prohibición de los trabajos
arriesgados atacaríamos los efectos y no la pobreza causa de ellos.
35

La única prohibición económicamente razonable sería la de trabajos arriesgados frutos de


la esclavitud forzosa, del secuestro y del engaño que habría que probar y que
desgraciadamente pueden ser más de los que se piensa: menores llevadas a países ricos con
el señuelo de mejores ingresos pero ilegales.

Una alternativa prometedora son las transferencias en ingreso y, menos eficaces, de


alimentos centradas en hogares con extrema pobreza que sí alivian la presión sobre los
padres a tolerar y fomentar empleos de sus hijos en profesiones altamente peligrosas como
son en concreto el robo, la prostitución femenina o masculina y, en bastantes países la
guerrilla o el terrorismo. Contra ellas pueden y suelen esgrimirse tres dificultades:
administrativa la primera, financiera la segunda, y finalmente la ociosidad.

Administrativamente se requieren tanto instrumentos de identificación individual de


hogares en extrema pobreza al menos en zonas de exclusión y hacinamiento periféricos
urbanas o rurales como de control mínimo para evitar una venta posterior de canje a otros
menos pobres y derivar así mayores ingresos (rentas inmerecidas en el gráfico lenguaje de
Inglaterra) sin alterar el tiempo dedicado por los menores a empleos riesgosos.

La dificultad financiera de introducir un tipo de subsidios adicionales está en competir éstos


con otras partidas existentes de gastos públicos en la política contra la pobreza o de gastos
sociales generales en educación, salud y medio ambiente más que en la cuantía de estos
subsidios. La ayuda financiera de otros países ricos parece más utópica que prometedora
tanto por sospechas generalizadas de corrupción o favoritismo partidista como por falta de
voluntad política en los países ricos de aumentar la ayuda financiera necesaria para
erradicar a corto plazo la pobreza extrema aun en ellos mismos.

La experiencia en otros países enseña que es peligrosa toda ayuda que sobrepase el mínimo
vital. Aunque buena parte de la crítica al sistema de bienestar norteamericano suena a
ideología promotora del Estado mínimo sería insincero negar que cuando los subsidios
superan o se aproximan al nivel de vida antes esperado se registran casos de ociosidad y
pasividad y, tal vez, se forme una especie de subcultura opuesta al esfuerzo individual.
36

CALVINO, a quien WEBER otorgó la paternidad espiritual del capitalismo, llegó a


condenar hasta la limosna por enemiga irreconciliable del esfuerzo personal, indicio de la
elección divina a la predestinación. Recordemos, sin embargo, que el subsidio financiero
aunque sea sensiblemente inferior al salario mínimo real debe incluir además los costos de
la escuela: transporte, uniforme, textos y mascotas.

Estos tipos de subsidio a menores de hogares con mujeres jefes de familia en extrema
pobreza dependientes de la asistencia de los menores a la escuela han sido y son empleados
en el país. Bastante rápidamente vamos superando algunas de las dificultades
administrativas implícitas. Es cierto que el número planeado de beneficiados (25,000
familias, más tarde 100,000) es menor que la mitad ideal y que la mayoría de ellos reside en
Santo Domingo pero la dirección parece correcta y mucho más esperanzadora que la mera
prohibición de trabajos de alto riesgo de menores.

LA ESCUELA LIBERACIONISTA propugna que los niños son capaces de decidir sobre
sus propias vidas y que ellos deben participar en el proceso de toma de decisiones. En el
Perú, el movimiento nacional de niñas, niños y adolescentes trabajadores del Perú
(MNNATSOP) representa esta escuela.

LA ESCUELA PROTECCIONISTA, en cambio, pone atención a las diferencias en el


desarrollo físico y psicológico entre niños y adultos. Representantes de esta escuela ven a
los niños como seres vulnerables y, por lo tanto, manifiesta que se les tiene que proteger.

En el Perú, el investigador WALTER ALARCÓN GLASINOVICH representa esta


escuela con su artículo ¿Por qué erradicar el trabajo infantil?, sugiriendo que el trabajo
infantil tiene que ser erradicado para que todos los niños tengan las mismas posibilidades.

JUAN BIALET MASSE: “LA EXPLOTACIÓN DEL NIÑO ES LA BASE”

Fue JOAQUÍN V. GONZÁLEZ, ministro del interior en 1904, quien encomendó a J.


BIALET MASSÉ (por decreto del 21 de enero de 1904), la confección de un informe
sobre el estado de la clase obrera en el interior del país, evidenciando la preocupación de
los sectores dirigentes de la época por la nueva problemática social. El 30 de abril del
mismo año, BIALET MASSÉ presenta el informe final con la investigación realizada. El
37

informe se convirtió en un minucioso mapa que denuncia el estado de precariedad a la que


eran sometidos los trabajadores y las pocas legislaciones presentes en las provincias que
tuvieran injerencia sobre las relaciones entre capital y trabajo.

En ese mismo Informe, Bialet Masse realiza reiteradas alusiones a la situación de los
menores en sus ámbitos de trabajo, alertando sobre su preocupante situación:

“Entro en un taller mecánico, en el centro de la ciudad. Trabajan en él ocho operarios

– dos tucumanos de treinta años y un suizo de veintinueve

- Los otros son: un niño de doce años analfabeto, dos de trece años con instrucción, uno de
quince años y uno de dieciséis, analfabetos; trabajan de sol a sol, sin intervalos, con una
hora para comer a medio día; los domingos hasta las once; y ganan 10 pesos al mes. ¿Esto
es humano?

Ni en apariencia. (…) El trabajo particular más o menos es todo así; la explotación del niño
es la base”.

“Otro trabajo abusivo es el de las cigarreras.

Se les exige la jornada de seis a seis con hora y media de descanso para comer. Hay en las
cigarrerías niños y niñas de ocho a doce años a los que se paga de 6 a 7 pesos”.

El hecho de que BIALET MASSE haya recorrido numerosas provincias, recuperando


experiencias diversas, convierte a su Informe en un instrumento esencial para visualizar y
entender cómo el trabajo de los niños se estructuró en nuestra historia, adquiriendo en el
territorio formas heterogéneas.
38

El capítulo XVIII del Informe, trata específicamente sobre la mujer y el niño, y realiza un
minucioso análisis sobre sus condiciones de trabajo, concluyendo que éstos eran los
sectores mas vulnerables dentro de los ámbitos de trabajo. Por otro lado, también permite
entrever cuáles fueron los discursos que, desde el Estado o desde la sociedad civil, se
fueron forjando sobre esta problemática: “…después de haber tocado y palpado lo que
sucede en el trabajo de la mujer y del niño, creo firmemente que no hay exageración
posible; el dilema me parece ineludible: o se lleva en el alma la honradez y la ciencia para
juzgar, y entonces se reprueban los abusos con la justicia que merecen; o se tiene la dureza
del explotado o su ignorancia, para no apercibirse de los hechos y de sus consecuencias; no
caben transacciones, ni términos medios; es algo más que materia de orden público, es
materia de humanidad, de vida o muerte de los pueblos y de las razas”.

El Informe se convierte así en un arma de denuncia pero también de propuesta sobre cómo
debe intervenir tanto en Estado provincial como nacional para garantizar la protección y el
desarrollo de los niños:“…decididamente, si debe prevalecer una edad uniforme para toda
la República, debe ser la que estableció el doctor VÉLEZ SARFIELD, con profundo
conocimiento de las condiciones del país: la de quince años (…)

Hasta la edad de doce años, el niño no debe hacer otra cosa que ir a la escuela, y donde no
la hay, jugar a las bolitas o ayudar a la madre, teniéndole la madeja para que devane; su
misión es hacer carne y hacer hueso (…) “De los doce a los quince, los niños se hacen
púberes (…). El niño, en esa edad, no puede hacer otra cosa que ser aprendiz (…).

Esto, en el caso de que pueda hacerlo (…) Por otro lado, aparece también la necesidad y
urgencia de garantizar la escolaridad de los niños y las limitaciones que ésta presentaba en
muchos lugares del interior: “…las escuelas (en Rosario) son insuficientes para las dos
terceras partes de la población escolar, y el otro tercio carece de medios. Las escuelas
existentes no tienen suficiente número de bancos y faltan muchas escuelas; de manera que
no se puede achacar a incuria a los padres. (…) Hay un verdadero desequilibrio social en
materia de educación en todo el país. Todo lo absorben las universidades y los colegios, y
no se da a la escuela primaria lo que le pertenece.

Se grita que hay sobra de profesionales, pero en verdad lo que hay es falta de escuelas
primarias.”
39

“Esto debe ser radical; va en ello el porvenir de la raza; y en ninguna ciudad o pueblo en
que haya escuela puede prescindirse de la condición necesaria de saber leer y escribir y de
la condición de continuar hasta terminar la enseñanza primaria elemental.”

2.3. DEFINICIÓN DE TÉRMINOS

- DESCUIDO:
Hace mención a una negligencia, una desconcentración, un olvido, una distracción o un
desliz. Se trata de una acción que revela una falta de precaución o de cuidado.

- ENFERMEDAD EN ALGUNOS DE LOS PADRES:

Proceso y a la fase que atraviesan los seres vivos cuando padecen una afección que atenta
contra su bienestar al modificar su condición ontológica de salud. Esta situación puede
desencadenarse por múltiples razones, ya sean de carácter intrínseco o extrínseco al
organismo con evidencias de enfermedad.

- FAMILIAS SEPARADAS:

Es una familia en la que los conflictos, la mala conducta, y muchas veces el abuso por parte
de los miembros individuales se producen continua y regularmente, lo que lleva a otros
miembros a acomodarse a tales acciones. A veces los niños crecen en tales familias con el
entendimiento de que tal disposición es normal. Las familias disfuncionales son
principalmente el resultado de adultos codependientes, y también pueden verse afectados
por las adicciones, como el abuso de sustancias (alcohol, drogas, etc.). Otros orígenes son
las enfermedades mentales no tratadas, y padres que emulan o intentan corregir
excesivamente a sus propios padres disfuncionales. En algunos casos, un padre inmaduro
permitirá que el padre dominante abuse de sus hijos.
40

- MALTRATO INFANTIL:
Se define como los abusos y desatenciones que reciben los menores de 18 años, incluyendo
maltrato físico, psicológico o sexual que dañen su salud, desarrollo o dignidad o bien que
pongan en riesgo su supervivencia.
El abuso infantil ha sido un conflicto que ha persistido desde los pueblos y civilizaciones de
la antigüedad donde utilizaban a los niños para realizar sacrificios y rituales. Sin embargo,
según este texto, no hace tanto tiempo que la sociedad obtuvo control sobre el abuso en los
menores de edad.

- NIVELES SOCIOECONOMICOS DE LAS FAMILIAS:

El nivel o estatus socioeconómico es una medida total económica y sociológica combinada


de la preparación laboral de una persona y de la posición económica y social individual o
familiar en relación a otras personas, basada en sus ingresos, educación, y empleo. Al
analizar el nivel socioeconómico de una familia se analizan, los ingresos del hogar, los
niveles de educación, y ocupación, como también el ingreso combinado, comparado con el
individual, y también son analizados los atributos personales de sus miembros.

Se clasifica por lo general en tres categorías, Alto, Medio, y Bajo en las cuales una familia
puede ser ubicada. Para ubicar a una familia o individuo en una de estas tres categorías una
o todas las siguientes tres variables (ingreso, educación, y ocupación) pueden ser analizadas
o procesadas por alguien.

Una cuarta variable, riqueza, también puede ser analizada para determinar el estatus
socioeconómico.

Adicionalmente, se ha establecido que un bajo nivel de ingresos y un bajo nivel de


educación son importantes indicadores de un rango de problemas de salud mental y física,
que van desde dolencias respiratorias, artritis, enfermedades coronarias, y esquizofrenia.
Estas pueden deberse a las condiciones ambientales en el sitio de trabajo, o en el caso de
enfermedades mentales, pueden ser la causa misma del estatus social de la persona.
41

- PROSTITUCION A MENORES DE EDAD:


Es una actividad que se encuentra tipificada como gravísimo delito en la mayoría de las
legislaciones del mundo dado que implica el sometimiento de menores de 18 años al
contacto sexual con individuos mayores de edad a cambio del compromiso de pago de una
determinada suma de dinero o de cualquier otro beneficio que el adulto ofrezca al menor a
cambio de obtener sus servicios sexuales, entre éstos se destacan: recepción de bienes
materiales (indumentaria, automóviles, casas), la obtención de algún empleo o la promesa
de mejorar su calidad de vida.

- TRABAJO INFANTIL:

Se considera trabajo infantil a toda aquella actividad que lleven a cabo niños o niñas para
contribuir a la economía de su familia, o en su defecto, para procurarse su propia
supervivencia.

Por supuesto esta circunstancia se considerará una situación irregular y absolutamente


contraria a lo que proponen los derechos del niño.

Cuando se obliga al niño a trabajar, o este se obliga a hacerlo, se le está cercenando la


posibilidad de disfrutar de su infancia como corresponde, sufrirá una crisis moral y mental
que más o menos temprano lo terminará afectando para el resto de su vida, siendo
prácticamente irreversibles las consecuencias negativas que esto produce.

- VULNERACION DE DERECHOS HUMANOS:


Se entenderá por vulneración de derechos cualquier práctica que por acción u omisión de
terceros transgredan al menos uno de los derechos de los niños y niñas.
42

CAPITULO III: METODOLOGIA


3.1. TIPO DE INVESTIGACION:
-Básica:

Porque busca el conocimiento puro por medio de la recolección de datos, de


forma que añade datos que profundizan cada vez los conocimientos ya existidos
en la realidad, se construye a base de esto un mayor conocimiento en sus
hipótesis, teorías y leyes.
Por eso es importante conocer los antecedentes para poder genera criterios
nuevos por medio de la investigación donde se especifique la forma detallada de
su estudio sus conclusiones obtenidas se basaran en los hechos.

o Sistemático: A partir de la formulación de una hipótesis. La sistemática


empleada en una investigación es la del método científico.

o Organizado: Se debe conocer todos los miembros de un equipo lo que


deben hacer durante todo el estudio, aplicando las mismas definiciones
anteriores y criterios a todos los participantes y actuando de forma
idéntica ante cualquier duda.

o Objetivo: las conclusiones obtenidas se basan en hechos que se han


observado y medido.

3.2. DISEÑO DE LA INVESTIGACION:

No experimental -Transversal

X1 ------ > X2 dónde: X1, X2 y X3 son variables


X1 ------ > X3 -------------------> : es un conector que nos indica causalidad
X2 ------ > X3
43

3.2.1. NIVEL DE INVESTIGACION:

-Descriptiva:
Porque es un método válido para la investigación de temas o sujetos específicos
y como un antecedente a los estudios más cuantitativos.

Aunque hay algunas preocupaciones razonables en relación a la validez


estadística, siempre y cuando las limitaciones sean comprendidas por el
investigador, este tipo de estudio representa una herramienta científica
invaluable.

A pesar de que los resultados siempre están abiertos a cuestionamiento y a


diferentes interpretaciones, no hay duda de que son preferibles a no realizar
ninguna investigación en absoluto.

- Explicativa:
Se encarga de buscar el porqué de los hechos mediante el establecimiento
de relaciones causa-efecto. En este sentido, los estudios explicativos pueden
ocuparse tanto de la determinación de las causas (investigación postfacto),
como de los efectos (investigación experimental), mediante la prueba de
hipótesis.

Sus resultados y conclusiones constituyen el nivel más profundo de


conocimientos.

La investigación explicativa intenta dar cuenta de un aspecto de la realidad,


explicando su significatividad dentro de una teoría de referencia, a la luz de
leyes o generalizaciones que dan cuenta de hechos o fenómenos que se
producen en determinadas condiciones.
44

3.3. POBLACION Y MUESTRA:


Esta tesis toma como población de estudio, el número de menores de edad victimas
del trabajo infantil.

POBLACIÓN:

Es el conjunto total de individuos, objetos o medidas que poseen algunas


características comunes observables en un lugar y en un momento determinado.
Cuando se vaya a llevar a cabo alguna investigación debe de tenerse en cuenta
algunas características esenciales al seleccionarse la población bajo estudio.

MUESTRA:

La muestra es un subconjunto fielmente representativo de la población.


Hay diferentes tipos de muestreo. El tipo de muestra que se seleccione dependerá de
la calidad y cuán representativo se quiera sea el estudio de la población.

3.4. VARIABLES E INCADORES:

DEFINICION OPERACIONAL

SUB
VARIABLE DEFINICIÓN CONCEPTUAL INDICADORES INDICADORES ITEMS

La OIT entiende al trabajo infantil Niveles ¿Qué medida el


como aquel que “está prohibido Nivel socioeconómicos: nivel
para los niños de determinadas socioeconómico Alto socioeconómico
franjas de edad, concretamente el bajo de las Medio afecta a las
EL TRABAJO trabajo realizado por niños familias Bajo familias?
INFANTIL menores de edad mínima exigida
para el trabajo considerado, o el ¿Está de
trabajo que, por su carácter o sus acuerdo con que
condiciones perjudiciales, se Genera mayor las madres
considera inaceptable para los responsabilidad manden a
niños, por tanto, está prohibido”. Familias en la madre trabajar a sus
En ese sentido, esta definición Separadas menores hijos a
indica que se entiende como la calle?
trabajo infantil a las actividades Si( ) No( )
que son nocivas para las Los menores se
personas menores de edad y que, ven obligados a ¿Le parece
por ende deben erradicarse, y se buscar trabajos correcto que un
clasifican en: Enfermedad en que pueden menor de edad
a)las realizadas por debajo de las algunos de los resultar peligrosos realice trabajos
edades mínimas establecidas a padres no adecuados
nivel internacional y nacional y para su edad?
b) las realizadas en situaciones
de peligro para la salud. Si( ) No( )
45

DEFINICION OPERACIONAL

SUB
VARIABLE DEFINICIÓN CONCEPTUAL INDICADORES INDICADORES ITEMS

Es la agresión realizada ya sea Maltrato infantil Este se manifiesta ¿Cree usted que
de una manera directa o indirecta de diversas un golpe o un
de los derechos humanos que se formas ya sea de insulto se puede
manifiesta de diferentes formas manera física o llegar a corregir
LA esta vulneración se puede dar psicológica a un menor?
VULNERACION para beneficiar a la misma víctima Si ( ) No( )
DE LOS o a un tercero ¿Usted como
DERECHOS madre o padre
HUMANOS Es ejercido con la prostituirá a su
finalidad de menor hija por
Prostitución a obtener un dinero?
menores de beneficio
edad económico para
los padres
utilizando a los Si( ) No( )
menores.
Muchos niños,
niñas e incluso ¿Usted como
adolescente dejan director de una
No son enviados de asistir a una institución
a estudiar por institución educativa le
trabajar educativa por ir a parece correcto
trabajar que un menor
quitándoles el deje de asistir a
derecho a la clases por ir a
educación trabajar?

Si( ) No( )

3.5. TECNICAS E INSTRUMENTO:

La técnica a utilizar en la presente investigación son:

El cuestionario: Esto lo puedo demostrar viendo algunas encuestas de Apoyo, donde


la percepción en la población es algo distinta. En diciembre del 2016 se realizó las
siguientes preguntas:

Instrumentos

- Formato de cuestionario.
46

CAPITULO IV
RESULTADOS

4.1. Análisis e interpretación de Resultados


Cuadro 01: El niño/a ha laborado en el mercado de abastos de la ciudad de
Chepén, en el año 2016
SITUACION Fi h%
SI LABORO 20 67%
NO LABORO 10 33%
TOTAL 30 100%

Fuente: Base de datos


Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas

GRAFICO N°01
El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos del
niño, niña y adolescente
El niño/a ha laborado en el mercado de abastos de la ciudad de…

33% Si laboro
67% No laboro

Fuente: Tabla N°01

INTERPRETACIÓN:
Se aprecia que en la gráfica el 100% (30) de los encuestados señalan que el 67% de
niños/as han laborado en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén en el año
2016, y el 33% señalan que, no han laborado en el Mercado de Abastos de la ciudad
de Chepén en el año 2016
47

Cuadro 02: Edad y sexo que presentan los trabajadores infantiles del
mercado de abasto de chepén en el año 2016.
EDAD SEXO TOTAL
MASCULINO FEMENINO
Ft hi% ft hi%
6 1 5% 0 0% 1 5%

7 O 0% 1 5% 1 5%

8 2 10% 0 0% 2 10%

9 2 10% 1 5% 3 15%

10 2 10% 4 20% 6 30%

11 3 15% 4 20% 7 35%


TOTAL 10 50% 10 50% 20 100%

Fuente: Base de datos


Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas
48

25% GRAFICO N°02


El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos

20%

15%

Masculino
Femenino

10%

5%

0%
6 7 8 9 10 11

Fuente: Tabla N°02


INTERPRETACIÓN:
Se aprecia en la gráfica que el5%(1) es de la edad 7 años, el5%(1) es de la edad 9
años, el 20%(4) son de la edad de 10 años y 20%(4) son de la edad de 11 años,
todos los señalados pertenecen al sexo femenino. Asimismo se aprecia en la
gráfica que el 5% (1) es de la edad de 6 años, el1 0%(2) son de la edad de 8 años,
el1 0%(2) son de la edad de 9 años, el1 0%(2) son de la edad de 1 O años, el
15%(3) son de la edad de 11 años todos ellos pertenecen al sexo masculino.
Haciendo un total al 100% (20).
49

Cuadro 03: ¿Fue digno el trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de


Abastos de la ciudad de Chepén?
¿Fue digno el trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado ft" .h¡.%
de Abastos de la ciudad de Chepén?

NO SE APRECIO 3 15%
POCO SE APRECIO 8 40%
REGULAR 4 20%
UN POCO SE APRECIO 3 15%
SI SE APRECIO 2 10%
TOTAL 20 100%

Fuente: Base de datos


Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas

GRAFICO N°03
El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos del
niño, niña y adolescente
¿Fue digno el trabajo que desarollo el niño en el mercado de
abastos de la ciudad de Chepen?

10% 15%
No se aprecio
15%
Poco de aprecio
Regular
Un poco se aprecio
20% 40%
Si se aprecio

Fuente: Tabla N°03


50

INTERPRETACIÓN:
En la Grafica podemos apreciar que un 40 % (8), indica que poco fue digno el trabajo que
desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén, el 20% (4) indica
que regular fue digno el trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la
ciudad de Chepén, el15% (3) indica que no fue digno el trabajo que desarrollo el niño/a en
el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén, el 15% (3) indica que un poco fue digno el
trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén, y el 10%
(2) indica que si fue digno el trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de
la ciudad de Chepén.

Cuadro 04:¿El trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la


ciudad de Chepén es acorde a su condición de niño?
¿El trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos ft" .h¡.%
de la ciudad de Chepén es acorde a su condición de niño?

NO SE APRECIO 8 40%
POCO SE APRECIO 2 10%
REGULAR 5 25%
UN POCO SE APRECIO 1 5%
SI SE APRECIO 4 20%
TOTAL 20 100%

Fuente: Base de datos


Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas
51

GRAFICO N°04
¿El trabajo que desarollo el niño/a en el mercado de abastos
de la ciudad de Chepen es acorde de niño?

20%
No se aprecio
40% Poco de aprecio
5%
Regular
Un poco se aprecio
Si se aprecio
25%
10%

Fuente: Tabla N°04


INTERPRETACIÓN:
En la Grafica podemos apreciar que un 40% (8), indican que no se apreció que el trabajo
que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de Chepén es acorde a su condición de
niño, el 10 % (2) indica que poco se apreció que el trabajo que desarrollo el niño/a en el
Mercado de Abastos de Chepén es acorde a su condición de niño, el 25% (5) indica que
regular se apreció que el trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de
Chepén es acorde a su condición de niño, el5% (1) indica que un poco se aprecia que el
trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de Chepén es acorde a su
condición de niño, y el 20% indican que si se apreció que el trabajo que desarrollo el niño/a
en el Mercado de Abastos de Chepén es acorde a su condición de niño.
Cuadro 05:¿El trabajo que desarrollo el niño afecto su integridad moral?
¿El trabajo que desarrollo el niño afecto su integridad ft" .h¡.%
moral?

NO SE APRECIO 0 0%
POCO SE APRECIO 3 15%
REGULAR 7 35%
UN POCO SE APRECIO 5 25%
SI SE APRECIO 5 25%
TOTAL 20 100%
Fuente: Base de datos
Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas
52

GRAFICO N°05
El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos
del niño, nilña y adolescente
¿El trabajo que desarollo el niño afecto a su integridad
moral?

0%
15%
25% No se aprecio
Poco de aprecio
Regular
35% Un poco se aprecio
25% Si se aprecio

Fuente: Tabla N°05

INTERPRETACIÓN:
En la Grafica podemos apreciar que un 35 % (7), indica que regular afecto la integridad
moral el trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de Chepén, el 25 % (5),
indica que un poco se apreció que afectó la integridad moral el trabajo que desarrollo el
niño/a, un 25 % (5), indica que si se apreció que el trabajo que desarrollo el niño/a afecto su
integridad moral, un 15 % (3), indica que no se apreció que el trabajo que desarrollo el niño
afecto su integridad moral.
53

Cuadro 06:¿El trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la


ciudad de Chepén, implico un peligro en su integridad física?
¿El trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de ft" .h¡.%

la ciudad de Chepén, implico un peligro en su integridad física?

NO SE APRECIO 0 0%
POCO SE APRECIO 1 5%
REGULAR 5 25%
UN POCO SE APRECIO 6 30%
SI SE APRECIO 8 40%
TOTAL 20 100%
Fuente: Base de datos
Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas

GRAFICO N°06
El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos
del niño, nilña y adolescente
¿El trabajo que desarollo el niño/a en el mercado de abastos
de la ciudad Chepen, implico un peligro en su integridad
fisica ?

0%5%
No se aprecio
25% Poco de aprecio
40%
Regular
Un poco se aprecio
Si se aprecio
30%

Fuente: Tabla N°06


54

INTERPRETACIÓN:
En la Grafica podemos apreciar que un 40 % (8), indica que si se apreció que el trabajo que
desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén implico un peligro en
su integridad física, un 30% (6), indica que un poco se apreció que el trabajo que desarrollo
el niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén implico un peligro en su
integridad física, un 25 % (5), indica que regular se apreció que el trabajo que desarrollo el
niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén implico un peligro en su
integridad física, y un 05 % (1 ), indica que poco se apreció que el trabajo que desarrollo el
niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén, implico un peligro en su
integridad física.

Cuadro 07: ¿El trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la


ciudad de Chepén, fue acorde a sus capacidades físicas?
¿El trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de ft" .h¡.%

Abastos de la ciudad de Chepén, fue acorde a sus


capacidades físicas?
NO SE APRECIO 2 10%
POCO SE APRECIO 7 35%
REGULAR 4 20%
UN POCO SE APRECIO 6 30%
SI SE APRECIO 1 5%
TOTAL 20 100%
Fuente: Base de datos
Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas
55

GRAFICO N°07
El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos
del niño, nilña y adolescente
¿El trabajo que desarollo el niño/a en el mercado de abastos
de la ciudad Chepen,fue acorde a sus capacidades fisicas ?

5% 10%
No se aprecio
30% Poco de aprecio
Regular
35%
Un poco se aprecio
Si se aprecio
20%

Fuente: Tabla N°07


INTERPRETACIÓN:
En la Grafica podemos apreciar que un 35 % (7), indica que poco se apreció que el trabajo
que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén fue acorde a sus
capacidades físicas, un 30 % (6), indica que un poco se apreció que el trabajo que
desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén, fue acorde a sus
capacidades físicas, un 20 % (4), indica que regular se apreció que el trabajo que desarrollo
el niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén , fue acorde a sus capacidades
físicas, un 10% (2), indica que no se apreció que el trabajo que desarrollo el niño/a en el
Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén, fue acorde a sus capacidades físicas, Y un 5
% (1), indica que si se apreció que el trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de
Abastos de la ciudad de Chepén fue acorde a sus capacidades físicas.
56

Cuadro 08: ¿El trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la


ciudad de Chepén, fue correctamente remunerado, conforme a su similar en el
trabajo de los adultos?
¿El trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la ft" .h¡.%
ciudad de Chepén, fue correctamente remunerado, conforme a su
similar en el trabajo de los adultos?

NO SE APRECIO 20 100%
POCO SE APRECIO 0 0%
REGULAR 0 0%
UN POCO SE APRECIO 0 0%
SI SE APRECIO 0 0%
TOTAL 20 100%
Fuente: Base de datos
Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas

GRAFICO N°08
El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos
del niño, nilña y adolescente
¿El trabajo que desarollo el niño/a en el mercado de abastos
de la ciudad Chepen,fue correctamente remunerado,
conforme a su similar en el trabajo de lo

0%
No se aprecio
Poco de aprecio
Regular
Un poco se aprecio
Si se aprecio
100%

Fuente: Tabla N°08


57

INTERPRETACIÓN:
En la Grafica podemos apreciar que un 100 % (20), indica que no se aprecia que el trabajo
que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén, fue
correctamente remunerado, conforme a su similar en el trabajo de los adultos.
Cuadro 09: ¿Se respetó el horario escolar del niño/a que trabajo en el Mercado de
Abastos de la ciudad de Chepén?
¿Se respetó el horario escolar del niño/a que trabajo en el Mercado de ft" .h¡.%
Abastos de la ciudad de Chepén?

NO SE APRECIO 0 0%
POCO SE APRECIO 5 25%
REGULAR 3 15%
UN POCO SE APRECIO 5 25%
SI SE APRECIO 7 35%
TOTAL 20 100%
Fuente: Base de datos
Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas

GRAFICO N°09
El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos
del niño, nilña y adolescente
¿Se respeto el horario escolar del niño/a que trabajo en el
mercado de abastos de la ciudad de Chepen?

0%
25% No se aprecio
35% Poco de aprecio
Regular
15% Un poco se aprecio
Si se aprecio
25%

Fuente: Tabla N°09


58

INTERPRETACIÓN:
En la Grafica podemos apreciar que un 35% (7), indica que si se apreció que se respetó el
horario escolar del niño/a que trabajo en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén, un
25 % (5), indica que un poco se apreció que se respetó el horario escolar del niño/a que
trabajo en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén, un 25 % (5), indica que' poco se
apreció que se respetó el horario escolar del niño/a que trabajo en el Mercado de Abastos de
la ciudad de Chepén, 15 % (3), indica que regular se respetó el horario escolar del niño/a
que trabajo en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén.
Cuadro 10: ¿La jornada de trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de
Abastos de la ciudad de Chepén, excede las cuatro horas máximas?
¿La jornada de trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos ft" .h¡.%
de la ciudad de Chepén, excede las cuatro horas máximas?

NO SE APRECIO 2 10%
POCO SE APRECIO 4 20%
REGULAR 5 25%
UN POCO SE APRECIO 3 15%
SI SE APRECIO 6 30%
TOTAL 20 100%
Fuente: Base de datos
Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas

GRAFICO N°10

El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos


del niño, nilña y adolescente
¿La jornada de trabajo que desarrollo el niño/a en el
mercado de abastos de la ciudad de Chepen, excede las
cuatros horas maximas?

10% No se aprecio
30%
20% Poco de aprecio
Regular
15%
25% Un poco se aprecio

Fuente: Tabla N°10


59

INTERPRETACIÓN:
En la Grafica podemos apreciar que un 30% (6), indica que si se apreció que la jornada de
trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén, excede
las cuatro horas máximas, un 25% (5), indica que regular se apreció que la jornada de
trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén, excede
las cuatro horas máximas, un 20% (4), indica que poco se apreció que la jornada de trabajo
que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén, excede las
cuatro horas máximas, un 15% (3), indica que un poco se apreció que la jornada de trabajo
que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén, excede las
cuatro horas máximas, y un 10% (2), indica que no se apreció que la jornada de trabajo que
desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén, excede las cuatro
horas máximas.

Cuadro 11:¿El trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la


ciudad de Chepén, fue supervisado por los organismos pertinentes?
¿El trabajo que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad ft" .h¡.%
de Chepén, fue supervisado por los organismos pertinentes?

NO SE APRECIO 19 95%
POCO SE APRECIO 1 5%
REGULAR 0 0%
UN POCO SE APRECIO 0 0%
SI SE APRECIO 0 0%
TOTAL 20 100%
Fuente: Base de datos
Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas
60

GRAFICO N°11

El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos


del niño, nilña y adolescente
¿El trabajo que desarrollo el niño/a en el mercado de
abastos de la ciudad de Chepen,fue supervisado por los
organizadores pertinentes?

5%0%

No se aprecio
Poco de aprecio
Regular
Un poco se aprecio
Si se aprecio

95%

Fuente: Tabla N°11

INTERPRETACIÓN:
En la Grafica podemos apreciar que un 95 % (19), indica que no se apreció que el trabajo
que desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén, fue supervisado
por los organismos pertinentes, y un 05% (1), indica que poco se apreció que el trabajo que
desarrollo el niño/a en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén, fue supervisado por
los organismos pertinentes.
61

Cuadro 12: ¿El niño/a que trabajo en el Mercado de Abastos de la ciudad de


Chepén conto con seguro social?

¿El niño/a que trabajo en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén ft" .h¡.%
conto con seguro social?

NO SE APRECIO 4 20%
POCO SE APRECIO 0 0%
REGULAR 0 0%
UN POCO SE APRECIO 1 5%
SI SE APRECIO 15 75%
TOTAL 20 100%

Fuente: Base de datos


Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas

GRAFICO N°12

El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos


del niño, nilña y adolescente
¿El niño/a que trabajo en el mercado de abastos de la
ciudad de Chepen,conto con seguro social?

20%

No se aprecio
0%
Poco de aprecio
5%
Regular
Un poco se aprecio
Si se aprecio
75%

Fuente: Tabla N°12


62

INTERPRETACIÓN:
En la Grafica podemos apreciar que un 75 % (15), indica que si se aprecia que el niño/a que
trabajo en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén canto con seguro social, un 20%
(4), indica que no se aprecia que el niño/a que trabajo en el Mercado de Abastos de la
ciudad de Chepén canto con seguro social, y un 5% (1 ), indica que un poco se aprecia que
el niño/a que trabajo en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén canto con seguro
social.

Cuadro 13: ¿El niño/a que trabajo en la modalidad de trabajo familiar no


remunerado, cuenta con el descanso de 12 horas?
¿El niño/a que trabajo en la modalidad de trabajo familiar no remunerado, ft" .h¡.%
cuenta con el descanso de 12 horas?

NO SE APRECIO 7 35%
POCO SE APRECIO 5 25%
REGULAR 4 20%
UN POCO SE APRECIO 3 15%
SI SE APRECIO 1 5%
TOTAL 20 100%
Fuente: Base de datos
Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas
63

GRAFICO N°13

El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos


del niño, nilña y adolescente
¿El niño/a que trabajo en la modalidad de trabajo familiar no
remunerado, cuenta con el descanso de 12 horas?

5%

15%

35% No se aprecio
Poco de aprecio
Regular
20% Un poco se aprecio
Si se aprecio

25%

Fuente: Tabla N°13

INTERPRETACIÓN:
En la Grafica podemos apreciar que un 35 % (7), indica que no se apreció que el niño/a que
trabajo en la modalidad de trabajo familiar no remunerado, cuenta con el descanso de 12
horas, un 25 % (5), indica que poco se apreció que el niño/a que trabajo en la modalidad de
trabajo familiar no remunerado, cuenta con el descanso de 12 horas, un 20 % (4), indica
que regular se apreció que el niño/a que trabajo en la modalidad de trabajo familiar no
remunerado, cuenta con el descanso de 12 horas, un 15% (3), indica que un se apreció que
el niño/a que trabajo en la modalidad de trabajo familiar no remunerado, cuenta con el
descanso de 12 horas, y un 5 % (1 ), indica que si se apreció que el niño/a que trabajo en la
modalidad de trabajo familiar no remunerado, cuenta con el descanso de 12 horas.
64

Cuadro 14: Condición Moral de los Niños y/o Niñas que Trabajan en el Mercado
de Abastos de la ciudad de Chepen-2016
Condiciones Morales del trabajo ft" h¡.%
ALTA 11 55%
BAJA 9 45%
TOTAL 20 100%
Fuente: Base de datos
Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas

GRAFICO N°14

El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos


del niño, nilña y adolescente
Condicion moral de los niños y/o niñas que trabajan en el
mercado de abastos de la ciudad de Chepen

45% Alta
55% Baja

Fuente: Tabla N°14


INTERPRETACIÓN:
Se puede apreciar que el nivel de vulneración en la condición moral de los niños y/o niñas
que laboran en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén -2016 se encuentra alto en
un 55% (11 ), y bajo en un 45% (9).
65

Cuadro 15: Condición Física de los niños y/o niñas que Trabajan en el Mercado de
Abastos de la ciudad de Chepen-2016.
Condiciones Físicas del trabajo ft" h¡.%
ALTA 18 90%
BAJA 2 10%
TOTAL 20 100%
Fuente: Base de datos
Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas

GRAFICO N°15

El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos


del niño, nilña y adolescente
Condicion fisica de los niños y/o niñas que trabajan en el
mercado de abastos de la ciudad de Chepen

10%

Alta
Baja

90%

Fuente: Tabla N°15


INTERPRETACIÓN:
Se puede apreciar que el nivel de vulneración en la condición física de los niños y/o niñas
que trabajan en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén - 2016 se encuentra alta en
un 90% (18), y baja, en un 10% (02).
66

Cuadro 16: Condiciones Económicas de los niños y/o niñas que trabajan en el
Mercado de Abastos de la ciudad de Chepen-2016.
Condiciones Económicas del trabajo ft" h¡.%
ALTA 0 0%
BAJA 20 100%
TOTAL 20 100%
Fuente: Base de datos
Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas

GRAFICO N°16

El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos


del niño, nilña y adolescente
Condiciones economicas de los niños y/o niñas que
trabajan en el mercado de abastos de la ciudad de Chepen

0%

Alta
Baja

100%

Fuente: Tabla N°16


INTERPRETACIÓN:
Se puede apreciar que el nivel de vulneración en la condición económica de los niños y/o
niñas que trabajan en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén se encuentra bajo en
un 100% (20). Se puede apreciar que el nivel de vulneración en la condición económica de
los niños y/o niñas que trabajan en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén se
encuentra bajo en un 100% (20).
67

Cuadro 17: Sanciones Legales del trabajo, de los niños y/o niñas, que trabajan en
el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepen-2016.
Sanciones legales del trabajo ft" h¡.%
ALTA 10 50%
BAJA 10 50%
TOTAL 20 100%
Fuente: Base de datos
Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas

GRAFICO N°17

El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos


del niño, nilña y adolescente
Sanciones legales del trabajo de los niños y/o niñas que
trabajan en el mercado de abastos de la ciudad de Chepen

Alta
50% 50%
Baja

Fuente: Tabla N°17

INTERPRETACIÓN:
Se puede apreciar que el nivel de vulneración a las normas legales en cuanto al trabajo
infantil en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén se encuentra alta en un 50%(1
0), y baja en un 50% (1 0).
68

Cuadro 18: Nivel de Vulnerabilidad de los derechos humanos en el trabajo infantil,


en el Mercado de Abastos de la ciudad de Chepén- 2016.
Sanciones legales del trabajo ft" h¡.%
ALTA 12 60%
BAJA 8 40%
TOTAL 20 100%
Fuente: Base de datos
Elaboración: Ingrid Kiara Karolina Briceño Rojas

GRAFICO N°18

El trabajo infantil y la vulneracion de los derechos humanos


del niño, nilña y adolescente
Nivel de vulnerabilidad de los derechos hunanos en el
trabajo infantil,en el mercado de abastos de la ciudad de
Chepen

40%
Alta
Baja
60%

Fuente: Tabla N°18

INTERPRETACIÓN:
Se puede apreciar que el nivel de vulnerabilidad de los derechos humanos en el Mercado
de Abastos de la ciudad de Chepén, se encuentra Alto en un 60% (12), y se encuentra baja
en un 40% (8).
69

CONCLUSIONES

- Se puede apreciar que, en el nivel de vulnerabilidad de los derechos humanos del niño,
niña y adolescente, se encuentra alto en un 60% (12), donde el valor t de la tabla es menor
al t calculado, es por tal que se rechaza la hipótesis nula, y por tal se concluye que las
condiciones morales, físicas, económicas, y sanciones legales del trabajo infantil vulneran
el principio del interés superior del niño, en el Mercado de Abastos de la ciudad de
Huancavelica durante el año 2013, y por tal se acepta la hipótesis de investigación.

- En merito a lo señalado precedentemente, se ha constatado también que en el Perú existe


una brecha bastante grande entre la ley y la realidad, la norma y la posibilidad objetiva de
cumplirlas, por ende consideramos también que la situación de concienciación debe partir
dando relevancia a la primacía del interés superior del niño garantizando el respecto de sus
derechos fundamentales: y/o básicos, como base ·fundamental para la erradicación del
trabajo infantil.
70

RECOMENDACIONES

-El Estado a través de sus organismos en las medidas que adopte con respecto al niño debe
prevalecer el Principio del Interés Superior del Niño y el respeto de sus derechos.
Asimismo a través de un Proyecto de Ley que se oriente a la prevención y erradicación del
trabajo infantil.

- A la Municipalidad Provincial de Chepén a través de la DEMUNA, identifique a la


población menor de 12 que se encuentra inmersa en situación de trabajo infantil, el apoyo
social que recibe, acceso a servicios básicos, acceso a servicios de salud, actividades que
realizan, si están estudiando, entre otros aspectos importantes para el diseño de estrategias e
intervenciones que permitan al país fortalecer la política de erradicación del trabajo infantil,
para ello sería preciso contar con un Registro Único de niños, niñas que permita realizar el
seguimiento de su desarrollo integral hasta alcanzar la edad adulta a través de una atención
específica de acuerdo a sus necesidades.

- Al Ministerio Público para que a través de la Fiscalía de Familia, realice difusiones de la


normatividad vigente en medios de comunicación social, realizar operativos para prevenir
la explotación comercial infantil y/o juvenil, en el Mercado de Abastos de la ciudad de
Chepén y/o otros espacios donde laboran.
71

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Valle Riestra, Javier. (1978) Manual De los Derechos Humanos, Sexta Edición; Ediciones
Juridicas.Lima, Perú.555 págs.

Carbonell Lazo, Fernando R. (2010) Manual De Derecho De los Niños Y Adolescentes;


Ediciones Juridicas.Lima, Perú. 650 págs.

Leroy, Aurelie. (2010) Trabajo Infantil ¿Explotación o necesidad?, Primera Edición;


Ediciones Juridicas.Lima, Peru.242 págs.

Navarro Panda, Juan Mariano (2011) Informe país sobre trabajo infantil, Primera Edición;
Ediciones Juridicas.Lima, Perú.133 págs.

Verdera, Francisco (1995) “El Trabajo Infantil en el Perú”. Organización Internacional del
Trabajo, IEP-Instituto de Estudios Peruanos.

Costa, Joan Manel (2008) Vidas Explotadas –La Explotación Laboral, Tercera Edición;
Ediciones Intervida. Lima, Perú. 43 págs.
72

Anexos
73

También podría gustarte