Está en la página 1de 4

Etapas productivas de la codorniz

La especie que más se cría para la producción de


carne y huevo es Coturnix coturnix japonica; y la
especie criada para cotos de caza es Colinus
virginianus.
CODORNIZ COTUÍ NORTEÑA
Colinus virginianus, colín de Virginia o codorniz cotuí
norteña es una especie semisalvaje y se cría
normalmente hasta las 14 a 16 semanas antes de
liberarla en cotos de caza
Produce secuencias de aproximadamente 14 huevos
El periodo de incubación es 23 días
Los polluelos se crían fuera de jaulas en galpones
cerrados (Figura 1) o en corrales al exterior, pero
cubiertos por redes de contención.
Se procura que las aves tengan un contacto mínimo con humanos para que no se
afecte su condición de aves de caza.
La especie Colinus virginianus en confinamiento es muy susceptible a enteritis
ulcerativa causada por Clostridium colinum; parasitosis (nemátodos de la tráquea
como Syngamus trachea, Capillaria esofágica, el gusano Oxyspirura mansoni de
los ojos, el nemátodo Tetrameres americana de las glándulas del proventrículo y
otros gusanos redondos.
C. virginianus se considera altamente susceptible al virus de influenza aviar.

Figura 1. Galpón estándar para cría de Colinus


virginianus.
Estas aves normalmente se crían en galpones
con corrales pequeños hasta los 21 días, antes
de transferirlos a galpones como el de la Figura
1 para que ahí permanezcan hasta las 14-16
semanas.

CODORNIZ JAPONESA
La especie más importante para la industria de
codornices es la codorniz japonesa (Coturnix
coturnix japonica), inicialmente domesticada en
Japón hacia el siglo XI. Esta codorniz se cría
para la producción de carne, huevos y pie de cría. La codorniz japonesa tiene un
intervalo de generación extremadamente corto.
En solamente seis semanas las hembras comienzan a producir huevos muy
activamente y la producción de estos huevos persiste fácilmente hasta las 30
semanas de edad o más.

Algunos de los países latinoamericanos que tienen una producción


significativa incluyen México, Colombia y Brasil. En los Estados Unidos la
mayor producción se encuentra ubicada en el sureste del país.
Es común que los lotes de reproductoras produzcan huevos desde las 6 hasta las
30 semanas de vida; es decir, durante por lo menos 22-24 semanas de
producción. Durante este periodo, las reproductoras son alojadas junto con
machos en proporción 1:3 (un macho para cada tres hembras), de manera que los
huevos producidos puedan ser destinados a incubación para producir la siguiente
generación, o bien, pueden ser utilizados como huevos para consumo humano.
La Figura 2 resume el sistema de producción de codornices japonesas. La
producción de reproductoras de codorniz japonesa consiste en el crecimiento de
reproductoras hasta las seis semanas de edad en piso; y un ciclo de producción
de huevo en jaulas comunitarias hasta las 30 semanas de edad (Figura 3). Cada
lote de reproductores contiene aproximadamente 22,000 hembras con los
correspondientes machos, aunque esto varía entre empresas dependiendo del
volumen de producción requerido.

Figura 2. Sistema de producción de codornices


japonesas

Es común utilizar jaulas comunitarias con


capacidad para 30 hembras y 10 machos.
Aunque cada línea genética es distinta, es
común que cada hembra produzca
aproximadamente 110 a 120 huevos en 22 a 24
semanas de producción, con un pico de
producción de aproximadamente 86 a 88%. Al
igual que en gallinas reproductoras pesadas, se
utiliza un solo ciclo de producción de huevo.

Figura 3. Jaulas comunitarias para


reproductores. La recolección de huevos
fértiles es mecánica
La tasa de fertilidad es muy alta (más de
96%) y la tasa de incubación es de >80%,
aunque esto depende mucho de cada lote
y variedad genética
Las reproductoras son sometidas a un
fotoperiodo de 16-17 horas al igual que las
gallinas reproductoras, y se les alimenta con
una ración de producción en cantidades de
30-35 gramos por día. El sistema de
producción de polluelos para engorde es
muy similar a la producción de pollos de
engorde, excepto que los niveles de energía en el alimento inicial son
considerablemente superiores.
Los polluelos son criados en galpones muy similares a los utilizados para pollos de
engorde, pero la densidad puede ser bastante mayor (Figura 4). El engorde de los
polluelos dura aproximadamente cinco semanas, cuando es interrumpido el
crecimiento para procesar a las aves en plantas de proceso muy similares a las
plantas de proceso de pollos de engorde.

Las codornices criadas para engorde sólo pueden ser engordadas hasta las
cinco semanas pues maduran sexualmente hacia las seis semanas de vida y
es común que la producción de huevo se inicie a las 6 semanas de edad.
Cada empresa de codornices tiene su propio sistema para reabastecerse de
pie de cría.

Un sistema relativamente común consiste en hacer una selección genética al final


del periodo de engorde de las aves. Se selecciona a las aves con base en sus
características fenotípicas que incluyen por ejemplo:
 PESO CORPORAL
 CONFORMACIÓN
 COLOR DE PLUMAJE
 FORTALEZA DE PATAS
 OTRAS VARIABLES DEPENDIENDO DE CADA EMPRESA Y CADA
VARIEDAD
Es importante en esta selección hacer énfasis no solamente en las características
de producción de carne, sino también conservar o mejorar las características
reproductivas de la línea o líneas genéticas utilizadas.

Figura 4. Codornices japonesas en engorde


Dado que hay numerosas subespecies o
variedades genéticas, las codornices que
se engordan hasta los 35 días de edad
pueden alcanzar un peso vivo variable
que empieza desde 200 g hasta 300
gramos, dependiendo de la línea
genética, nutrición, sistema de
producción y estado sanitario. La
mortalidad en codornices de engorde
tiende a ser proporcionalmente mayor
que en el caso de los pollos de engorde
por diferentes razones.
Los huevos fértiles son de un color
intenso y moteado (Figura 5), y por
ello es difícil seleccionar y separar
huevos de buena calidad e identificar
microfracturas, problemas de contaminación o huevos sucios. Además, no
es fácil seleccionar familias genéticas para mejorar la calidad del cascarón.
Debido a estas razones puede haber fácilmente contaminaciones con
hongos o bacterias.
Es sumamente importante el
mantener un nivel de sanidad
extremadamente exigente en la
incubadora El periodo de incubación
depende también de la subespecie o
variedad, pero normalmente tarda de
16 a 17 días

La transferencia de las incubadoras a


las nacedoras se hace hacia los 14 días
de incubación y esta incubación se
hace en máquinas incubadoras de
etapa única para facilitar su
desinfección y mantener altos niveles
de inocuidad de alimentos. Los polluelos son extremadamente pequeños y frágiles
pues los huevos fértiles suelen pesar solamente de 12 a 15 gramos, lo que ilustra
la importancia del manejo temprano de estas aves.
Los desafíos sanitarios más comunes en codornices japonesas incluyen (Figura
7):