Está en la página 1de 20

UNIVERSIDAD AUTONOMA

DE CHIRIQUI EXTENSION-CRUCHIO

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLITICA

CARRERA
DERECHO Y CIENCIAS POLITCA

MATERIA
DERECHO BANCARIO

INVESTIGACION DE LOS ANTECCEDENTES DE DERECHO


BANCARIO

ALUMNO: ABDEL JIMENEZ

AÑO: V AÑO

SEMESTRE: II

CATEDRATICA
ISABEL MARTINEZ
INDICE
 Introducción
 Los inicios de la actividad bancaria, los pilares del centro
bancario internacional--------------------------------------------------1
 Crisis política afecta centro bancario internacional,
creación de la superintendencia de bancos--------------------2
 Regulador bancario completamente necesario---------------3
 Consolidando las bases de un competitivo sistema
bancario-----------------------------------------------------------------------4
 Antecedentes a nivel general del derecho bancario---------5
 Conclusión
 Bibliografía
INTRODUCCION
Este trabajo se trata sobre el derecho bancario por lo tanto no hemos abocado a estudiar e
investigar sobre el derecho bancario objetivamente sobre sus antecedentes aquí en panamá
donde nos señala que se remonta en los siglos XIX hasta la actualidad se ah hecho un
esfuerzo enorme para poder recabar estas informaciones que son de eje principal para el
estudio de esta catedra en esta carrera es decir que la historia de donde nación el derecho
bancario desde grecia, roma, egipto entre otros hasta la llegada a nuestro continente y pais la
republica de panamá que ah tenido que pasar por diversos procesios para lograr ser una ley
solida y que tiene que ser cumplida por las bancas de panamá, también vamos desentrañar
temas como la crisis política, afecta el centro bancario internacional, creación de la
superitendencia de banco, regulador bancario completamente necesario, a su ves veremos
como se consolidan las bases de un competitivo sistema bancario y por ultimo hecharemos
un vistazo breve a la historia de manera general del derecho bancario.
Se que será de mucho gusto y placer instruirse de este trabajo ya que la misma contiene los
elementos esenciales para la docencia de los antecedentes del derecho bancario
LOS INICIOS DE LA ACTIVIDAD BANCARIA EN PANAMÁ
El origen de la actividad bancaria en panamá se remonta a mediados del siglo XIX, periodo
en el cual la construcción del ferrocarril y el proyecto del canal francés hicieron el istmo objeto
de interés a nivel global. Entre los primeros bancos establecidos en panamá se pueden
mencionar el Exchange Bank of Colon creado en 1866 y el Saving Bank creado en 1885 sin
embargo las bases del sistema bancario panameño no aparecen sino hasta el nacimiento de
panamá como una republica independiente en 1903.
La actividad bancaria en Panamá se remonta a los albores de nuestra República, al
establecerse en 1904 dos bancos importantes. El primero de ellos, el International Bank
Corporation, que cambió de nombre a First National City Bank of New York, hoy Citibank, que
es parte de Citigroup, el mayor conglomerado financiero del mundo. El segundo fue el Banco
Nacional de Panamá.
Con el devenir de los años, varios bancos tanto internacionales como panameños iniciaron
operaciones para apoyar el financiamiento de las actividades comerciales, industriales y
agropecuarias en nuestro país. En 1934 se creó la Caja de Ahorros, la cual se especializó en
el financiamiento hipotecario; el Banque National de París en 1948, que cambió su nombre a
BNP Paribas, y el Banco General en 1955. La actividad bancaria creció libremente debido a
las innegables ventajas comparativas de nuestro país, al punto que a finales de la década de
los sesenta operaban más de un centenar de establecimientos con placas de banco, sin
realizar estrictamente las delicadas funciones de intermediación financiera.
LOS PILARES DEL CENTRO BANCARIO INTERNACIONAL
No es hasta 1970, sesentaiséis años después, cuando se aprueba el Decreto de Gabinete
N.°238 de 2 de julio de 1970, la primera Ley Bancaria que creó la Comisión Bancaria Nacional
como entidad reguladora de la actividad bancaria de Panamá. Con el nuevo ordenamiento
jurídico, desaparecen un sinnúmero de bancos de "placa de bronce", y operan de forma
ordenada a fines de 1970 un total de 21 bancos con activos de B/.898 millones.
Inicialmente, la Comisión Bancaria Nacional fue adscrita al Ministerio de Hacienda y Tesoro.
En 1973, la naciente entidad queda bajo el Ministerio de Planificación y Política Económica,
conformada por siete miembros con derecho a voz y voto, de los cuales tres correspondían a
altos funcionarios del sector público, tres representantes de bancos propuestos por la
Asociación Bancaria de Panamá y uno nombrado por el Órgano Ejecutivo, quien no podía ser
ni director, ni dignatario ni empleado de banco.
La Comisión Bancaria Nacional tenía como responsabilidad el establecimiento de un marco
de políticas que favoreciera el desarrollo de la actividad bancaria. Además, podía fijar intereses
bancarios para cierto tipo de depósitos, así como los niveles de liquidez, el encaje legal sobre
depósitos locales y las reservas de capital para operaciones locales.
La Ley Bancaria de 1970 fue concebida con un carácter promotor para atraer la presencia
física de nuevos y prestigiosos bancos internacionales de todas partes del mundo. Las
ventajas comparativas de Panamá ofrecían las condiciones únicas para la creación y
desarrollo de un Centro Bancario Internacional especializado en operaciones externas, al
contar con un sistema tributario flexible, una plaza bilingüe, un sistema de telecomunicaciones
moderno que permitía concentrar desde nuestro país el registro de un sinnúmero de
transacciones financieras internacionales y un sistema dolarizado.
Cabe señalar que la moneda oficial de la República de Panamá es el balboa, la cual tiene un
valor a la par del dólar de los Estados Unidos de América y según la legislación panameña,
circula libremente y se utiliza sin restricciones en las transacciones comerciales y financieras.
La existencia de una banca internacional permitiría la formación de un recurso humano
especializado con las mejores prácticas bancarias internacionales. El Centro Bancario
Internacional crece y se especializa en el financiamiento hacia América Latina como su
principal mercado. En 1982, el Centro Bancario alcanza su máximo nivel con la operación de
106 bancos de licencia general e internacional que mantenían activos por B/.49,000 millones.
Además existían 12 Oficinas de Representación, lo que elevaba el número de licencias
bancarias a 118 en el año 1982.
El nivel de actividades del Centro Bancario se ve afectado a mediados de la década de los
ochenta por la crisis de la deuda externa en América Latina, lo que produjo una reducción de
los activos externos del orden de B/.18,390 millones entre 1982 y 1987.
CRISIS POLÍTICA AFECTA CENTRO BANCARIO INTERNACIONAL
No es posible dejar fuera de este recuento, la difícil vivencia que significó la crisis política de
1988, durante el gobierno militar, que causó una caída de los activos cercana a B/.14,776
millones y el cierre del sistema bancario por nueve semanas y media, permitiéndose
únicamente las operaciones internacionales. La referida crisis desencadenó una invasión que
mantuvo al país en una situación muy delicada. Al abrir la banca y liberar los fondos al público,
la credibilidad del sistema quedó manifiesta al no producirse retiros masivos ni en los depósitos
a plazo, ni en las cuentas de ahorro.
El crecimiento de los activos desde 1990 hasta el año 1999 fue de B/.18,601 millones,
destacando el fortalecimiento de una pujante banca privada panameña.
CREACIÓN DE LA SUPERINTENDENCIA DE BANCOS
Gracias al apoyo de un grupo de expertos en materia bancaria formado por banqueros y
abogados, se logra una legislación moderna concebida bajo las normas y principios del Comité
de Basilea, ente que establece en el mundo las políticas y sanas prácticas bancarias. El
Decreto Ley 9 de 26 de febrero de 1998 introduce un cambio en la filosofía de autorregulación
que permitió el desarrollo del Centro Bancario Internacional durante las dos décadas
anteriores, para adaptar el sistema a las nuevas realidades económicas.
La nueva legislación estableció un marco con claras facultades y poderes para el regulador.
Además, fortaleció el aspecto institucional al brindar autonomía administrativa y financiera a la
Superintendencia de Bancos, al asignarle presupuesto propio proveniente de las tasas que
aportan los bancos y los costos de supervisión, a diferencia de la Comisión Bancaria Nacional
cuyos fondos eran consignados por el Gobierno Central al Presupuesto General del Estado.
Otra ventaja de la Ley fue que propició la permanencia de los miembros de la Junta Directiva
y del Superintendente por términos que establece la Ley, con causales de remoción
establecidas en la misma y cuya aplicación compete a la Corte Suprema de Justicia.
La Junta Directiva de la Superintendencia de Bancos está conformada por distinguidos
profesionales y empresarios sin vínculos con el sector bancario, ni posibilidad de ser
funcionarios.
Las principales funciones de la Junta Directiva son: aprobación de normas prudenciales,
interpretación en el ámbito administrativo de disposiciones legales y reglamentarias en materia
bancaria, resolver las apelaciones contra resoluciones emitidas por el Superintendente,
asesorar al Gobierno Nacional en torno al desarrollo del sistema bancario de Panamá.
Entre las principales funciones del Superintendente se encuentran: velar por la estabilidad del
sistema bancario, supervisar los bancos y a los grupos económicos de los cuales formen parte,
otorgar y cancelar licencias bancarias, decretar medidas correctivas respecto a los bancos
(designación de asesores, intervención, reorganización, liquidación forzosa, imposición de
multas, etc.), además de autorizar fusiones de bancos y la administración de las tareas diarias
de la Superintendencia.

REGULADOR BANCARIO: COMPLEMENTARIEDAD NECESARIA


Una vez aprobada la Ley, la siguiente tarea fue adaptar y desarrollar todo el marco establecido
en la norma legal. En los últimos años, se ha desarrollado un amplio marco de regulación que
asegura normas confiables y acordes con los más altos estándares internacionales, según las
sanas prácticas bancarias, como ha sido la tradición en nuestro sistema bancario, que
garantizan una adecuada supervisión de los principales riesgos bancarios.
Entre las regulaciones destacan: la clasificación de activos, adecuación patrimonial, riesgo
mercado, gobierno corporativo, auditores externos y fusiones y adquisiciones, sobre
prevención del uso indebido de los servicios bancarios, y sobre designación, funciones y
deberes del oficial de cumplimiento.
El esfuerzo y voluntad para liderar los cambios y garantizar la estabilidad y mayor supervisión
del sistema, fueron posibles gracias a una combinación de factores que permitieron a Panamá
consolidar su sistema bancario. Un elemento clave en este proceso fue la capacitación técnica
del recurso humano con el cual cuenta la institución y que le permitió el conocimiento
actualizado de los principales cambios en materia de supervisión y regulación de los sistemas
financieros.
Otro avance importante fue la modernización del sistema, ya que actualmente la
Superintendencia posee una estructura informática de última tecnología que le permite recibir
información detallada de los bancos a través de un sistema de transferencia de información
computarizada que se caracteriza por su alta seguridad.
La Superintendencia ha incrementado la transparencia del sistema al brindar información
periódica y actualizada a través de su sitio en internet, lo que les permite a los usuarios y a la
comunidad nacional e internacional contar con información financiera tanto a nivel
consolidado, como de bancos individuales; del mismo modo, asegura a los cuentahabientes,
inversionistas institucionales y analistas locales y externos, la salud y condición financiera de
nuestro sistema de forma actualizada y constante.
Desde finales del 2002, la Superintendencia de Bancos presenta toda la estadística financiera
de activos y pasivos internacionales al Banco Internacional de Pagos (BIS) en Basilea, lo que
coadyuva a incrementar la transparencia de sus operaciones.
Actualización del régimen bancario, modificación del Decreto Ley 9 de 1998. Nueva Ley
Bancaria
Durante los últimos años, el desarrollo de la banca en Panamá se ha incrementado y, de igual
forma, la complejidad de sus operaciones. Al mismo tiempo, los estándares internacionales,
mejor conocidos como los Principios Básicos de Basilea para una Supervisión Bancaria
efectiva, fueron actualizados. Para mantener la competitividad del Centro Bancario
Internacional bien regulado y fortalecer las facultades de la supervisión, la Superintendencia
consideró conveniente la modificación de su régimen bancario para cumplir con los nuevos
estándares internacionales.
Para cumplir con lo anterior, la modificación del Decreto Ley 9 de 1998 está sustentada en
cuatro pilares que buscan fortalecer la capacidad de la Superintendencia para supervisar y
regular el sistema bancario.
Como primer pilar tenemos la ampliación de la facultad que tiene la Superintendencia para
regular tanto a los bancos como a las sociedades, que a juicio de la Superintendencia,
conforman el grupo bancario, incluyendo las sociedades tenedoras. De igual forma, se amplió
la facultad de supervisar las actividades de las sociedades no financieras que pueden
representar un riesgo para el grupo bancario.
El segundo pilar está desarrollado para establecer un equilibrio en las relaciones de los bancos
y los clientes bancarios, como parte débil de la relación. De igual forma, se establece a los
bancos que están obligados a prestar sus servicios bajo los principios de transparencia,
probidad y equidad. Al mismo tiempo, se extiende y se establece como privativa la facultad
para conocer y decidir en la vía administrativa los reclamos que violen los Títulos V y VI, hasta
por un monto de veinte mil balboas.
Con el propósito de aumentar la confianza y estabilidad del sistema y para proteger a los
pequeños ahorristas, se desarrolla el tercer pilar que se concentra en modificar el proceso de
abordar situaciones de bancos en problemas, específicamente, estableciendo un proceso
rápido y que garantice la recuperación de los ahorros. Con esta medida se pagarán, dentro de
los quince días siguientes a la fecha en que quede ejecutoriada la resolución que ordena la
liquidación, los depósitos de diez mil balboas o menos.
El último pilar está enfocado al desarrollo del recurso humano mediante la creación de la
Carrera del Supervisor Bancario. En este sentido, se crean las condiciones adecuadas para
que el recurso humano cuente con los incentivos y compensaciones que le permitan a la
Superintendencia retener y atraer el mejor personal, logrando contar con un equipo humano
con altos estándares de profesionalismo.
CONSOLIDANDO LAS BASES DE UN COMPETITIVO SISTEMA BANCARIO
Desde la creación de la Superintendencia de Bancos se ha contribuido a minimizar los
principales riesgos y a garantizar la seguridad y solidez del Centro Bancario Internacional. Este
gran compromiso y responsabilidad se ha construido sobre bases sólidas de credibilidad,
estabilidad y profesionalidad, al proyectar una mejor imagen de un centro moderno y confiable.
El desarrollo del Centro Bancario Internacional de Panamá se ha fortalecido y consolidado
como una de las principales de la región latinoamericana.
Uno de los principales retos del supervisor bancario es mantenerse a la vanguardia de los
negocios desarrollados por los bancos y lograr eficiencia en el monitoreo de productos
sofisticados. Para ello, es indispensable una continua actualización de las técnicas de
supervisión. Con el fin de enfrentar estos retos, en el 2010 la Superintendencia de Bancos de
Panamá inició la implementación de un Plan Estratégico que fue desarrollado y completado
durante el quinquenio siguiente. El cumplimiento de esta hoja de ruta, fue primordial para hacer
frente a los desafíos de la era, a través del desarrollo de normas y parámetros para fortalecer
los sistemas financieros, lograr mayor seguridad en las operaciones bancarias; además de
contar con una mayor transparencia, veracidad y exactitud de la información financiera que se
presenta y sobre la cual se toman decisiones.
Dando seguimiento al trabajo continuo de este regulador, la Superintendencia de Bancos
presentó en junio de 2015, el diseño integral de su nuevo Plan Estratégico que será
implementado durante el periodo 2015-2019, el cual está basado en cuatro objetivos básicos:
Ser referente local e Internacionalmente por la Calidad de la Supervisión basada en Riesgos.
Actualizar el Marco Regulatorio acorde a Estándares Internacionales.
Fortalecer la Competitividad y Posicionamiento del Centro Bancario Internacional.
Fortalecer la Gestión Institucional.
La renovación de esta hoja de ruta permitió definir grandes objetivos estratégicamente
pensados, para seguir encaminando a la Superintendencia de Bancos de Panamá, en su
importante labor de regular y supervisar el centro bancario panameño.
La Superintendencia de Bancos de Panamá se mantiene en constante seguimiento del
comportamiento de las principales economías del mundo y de sus sistemas financieros,
reafirmando su misión de velar por la continuidad en la adecuada aplicación de las sanas
prácticas bancarias.
Como ente regulador y supervisor de la banca y del negocio fiduciario, reafirma su compromiso
de continuar trabajando por mantener un centro bancario que está llamado a proyectar un
centro bancario más competitivo y posicionado internacionalmente.
ANTECEDENTES A NIVEL MUNDIAL DEL DERECHO BANCARIO
según Humberto Jiménez Sandoval en su libro “Derecho Bancario” nace en Grecia ante la
necesidad de establecimientos de cambio de los diversos elementos utilizados como dinero.
Dicha actividad estaba a cargo de los comerciantes, a excepción de la custodia, la cual estaba
en manos de los sacerdotes.
En Babilonia, según Jiménez Sandoval citando a Carlos G. Villegas y Gladys Benavides en
los años 3000 a.c, se realizaban operaciones de depósito y préstamo, los cuales eran
reservados a los monarcas y sacerdotes. Posteriormente le fue permitido a los particulares
dicha actividad, destacándose la casa Igibi en el siglo VI a.C.
Acorde a Villegas, citado por Jiménez el primer caso de nacionalización bancaria se dio en
Egipto, donde se siguió el modelo griego. Bajo los Ptolomeos, el Estado se reservó el
monopolio. Roma también siguió el modelo griego, surgiendo aquí alrededor del Siglo III A.C.
las operaciones de cuenta corriente.
El mismo autor explica el caso de Italia, la cual es considerada la cuna del Derecho Bancario
por la gran especialización con la que se compiló y legisló. En Génova en, bajo el nombre de
San Jorge de Génova, nace el primer banco de forma orgánicamente en 1407 de corte
capitalista en el sentido moderno, sin embargo sus orígenes remontan a 1147-1148.
Jiménez citando a Carlos Hernández y a Villegas, considera que el gran desarrollo actual de
la banca se debe principalmente a Estados Unidos y a Inglaterra, primordialmente por la
creación en 1694 del Banco de Inglaterra. Dicho Banco fue creado como un banco privado
para financiar la guerra entre Guillermo de Orange y el rey francés Luis XIV. Londres y sus
cercanías tuvieron el monopolio de la emisión de billetes hasta 1844, cuando entra a regir la
Ley Peel Act, la cual indicaba que los demás bancos no podían incrementar sus emisiones,
además de establecer que éstas caducaban cuando el Banco se fusionaba o cerraba.
Explican dichos autores que actualmente, el Banco de Inglaterra es el prototipo de Banco
Central, al ser el consejero del Gobierno en asuntos financieros, ejecutar la política monetaria,
ser banquero del Gobierno, y el supervisor del Sistema Bancario.
De esta misma forma, explican los antes citados, que Estados Unidos ha desarrollado de gran
forma la banca con su gran desarrollo industrial, capacidad de producción y consumo, además
de su estabilidad y sistema político.
Entre los más remotos antecedentes de la banca, investigaciones documentadas indican que
curiosamente en diversas ciudades lejanas unas de otras se realizaban actividades y
documentos similares, tal es el caso de las órdenes de pago y de las donaciones o tributos,
aún no se ha encontrado dato alguno respecto a que dichas aportaciones se hayan realizado
por personas que viajaban de un lugar a otro. Lo que sí se sabe es que según lo descubierto
y en algunos casos expuesto en museos, las operaciones bancarias se realizaron desde
épocas no consideradas por los investigadores para dichas actividades; obviamente no eran
como actualmente se conocen, pero ya se trabajaba en ello, tal y como se describe en las
siguientes páginas.
En hallazgos hechos por el hombre, se descubrió que mucho tiempo antes de la aparición de
la moneda, en algunos lugares se realizaban actividades que bien pueden considerarse como
el inicio de las funciones bancarias. Una de las actividades más importantes y quizá la primera
en relación con la banca, fue el trueque, actividad que auxilió al comercio durante mucho
tiempo, y aunque no es considerada propiamente una actividad bancaria, sirvió de apoyo para
dar paso a nuevas formas de negociar que provocaron su pausada desaparición.
Posteriormente, entre otros hallazgos se descubrió que durante la época antigua, el poder
social estaba en manos de sacerdotes y monarcas, ya que ambos poseían templos y palacios
muy sólidos, con gentes armadas para su protección y seguridad. Además de ser ambos,
principalmente los templos, lugares que conservaran una santidad que les merecía el respecto
de todo individuo. A dichos lugares acudía la gente del pueblo para la guarda y protección de
sus cosechas y otros bienes, para ello tenían que dar un depósito como anticipo por el pago
de dicha guarda y protección, ya que sus cabañas resultaban inseguras ante una gran
cantidad de robos y saqueos de la época.
El depósito como anticipo de un pago, resulta un hecho comprobado, que bien puede
considerarse como una actividad bancaria en tiempos y lugares como: Mesopotamia, en el
Templo Rojo de Uruk, en el año 3,400 a. C. y Babilonia con el grupo de los Hammurabi, en el
año 2,250 a. C.
Son Asiria y Babilonia, países que destacaron por sus actividades bancarias y por el gran
desarrollo logrado con las mismas, ya que las abordaron como parte de su administración,
recordemos que no se conocían ni se realizaban como actualmente se hace, lo importante es
que ya se trabajaba en ello.
Asiria y Babilonia destacan por la creación de actividades y documentos que utilizaron para
abordar a las actividades bancarias, principalmente en Babilonia en el siglo VII a.C., crean el
certificado de banco, letras de cambio, órdenes de pago y realizan la administración de bienes.
Con el uso de la moneda se crean nuevas actividades e incluso personas con especialidades
en el manejo del dinero, como los trapezita que en sus inicios operaban en ciudades portuarias
con labores de cambistas, efectuaban pagos y recibían depósitos en dinero para darlo a sus
clientes como préstamo, también surgen los krematistas y los kolobistas; ambos eran
personas que se dedicaban al intercambio de monedas, y los Daneístas; encargados de la
colocación de depósitos que eran captados por los trapezita.
Respecto a Grecia del siglo IV a. C., se encontraron documentos que representan los
discursos escritos por Isócrates, en ellos se hace referencia a Filostéfono, considerado como
el primer banquero griego, ya que él recibía para su guarda y custodia los talentos; Los griegos
para el buen desempeño de sus actividades se regían por el Derecho Civil y Mercantil, crearon
algunas normas derivadas de sus actividades y costumbres, mismas que se fueron
incorporando al Derecho Romano. Entre los antiguos Griegos hubo sociedades dedicadas al
ejercicio de la banca. El verdadero banquero recibía dinero del público y lo prestaba a sus
clientes.
En Egipto se desenvolvió la banca y llegó a funcionar un Banco del Estado; la economía se
basaba en el trueque, y según algunos papiros greco egipcios, el dinero aparece en el año
1,800 a. C. y ya se utilizaba como medio de cambio. Fue gracias al monopolio que los egipcios
alcanzaron gran desarrollo realizando actividades como: recaudadores de impuestos,
contratos, pagos a terceros por órdenes de sus clientes, utilizaban letras de cambio, órdenes
de pago y otorgaban concesiones. La aparición de nuevas actividades provocó que los griegos
llegaran a comprender la política financiera, los préstamos y el cambio de moneda.
En Roma, antiguos documentos indican que en el imperio romano (formado por el Rey,
Cónsules y Emperadores), mientras se protegió a las vías de comunicación de los robos y
saqueos, lograron obtener un gran éxito en la economía, la caída de dicho imperio comenzó
en el momento en que trataron como enemigos a los ciudadanos, imponiéndoles tributos que
en su momento fueron grandes robos.
DEBIDO A QUE EL INTERÉS POR PRÉSTAMOS ERA MUY ELEVADO, LOS ROMANOS
CREARON ALGUNAS LEYES QUE SE APLICARON A TRAVÉS DEL TIEMPO:
• Ley de las Doce Tablas.- Prohibía el cobro excesivo de intereses de 12% e incluso del
4%.
• Ley Genucia.- Prohibía préstamos con interés.
• Ley Onciarum Foenus.- Fijó un interés máximo del 12%.
En Roma también tenían personas que manejaban las finanzas por especialidades: El
argentarius, era el cambista; el nummularius, verificaba el título de monedas acuñadas y
evaluaba a las monedas extranjeras; y el cambiaron, quedando de la siguiente manera: los
nummularis cambiaron sus actividades a cambistas y el argentarius cambian sus actividades
a banqueros. La función de los banqueros era considerada de orden público y estaba
sometida al control o vigilancia del “praefectus urbi”, según un texto de Ulpiano.
Encontramos aquí el más remoto antecedente directo de la consideración de la banca como
función pública, y de la obligación e interés del Estado de intervenir en su manejo. El Estado
concedió a los cambistas el Foro de la ciudad para que ejercieran sus actividades financieras,
pero como éstos aún imponían altas tasas de interés, la aristocracia comenzó a realizar sus
propias operaciones a nombre y representación de algún personaje e incluso ayudó al
gobierno otorgándole préstamos con intereses más bajos que el de los cambistas, situación
que les sirvió para tener acceso a altas capas sociales hasta llegar a la nobleza. Como dichas
actividades lograron tener mayor auge, se fueron desarrollando y mejorando y es así como
nace la Función Bancaria.
Fueron los trapezitas griegos, el motivo para que los romanos argentarius (banqueros) y los
nummularius (cambistas) decidieran aplicarse y distinguirse en las actividades bancarias,
dejando como antecedente la Función Bancaria Pública.
Aunque se sabe que en Grecia ya se aplicaba la intervención del Estado en actividades
bancarias, por parte de Roma se sabe que los argentarius fueron consejeros muy apreciados
por sus clientes, y fueron quienes dejaron como antecedente el uso de libros para registrar sus
actividades, ya que así formalizaban sus contratos marítimos.
Destaca también una importante organización de la época antigua llamada el Colegio de los
Flamens, misma que tienen el crédito de ser la creadora del Fideicomiso, ya que tenían la
encomienda de vigilar el cumplimiento de un testamento.
La transición entre períodos resultó larga y complicada ya que diversos problemas afectaron
el desarrollo económico, entre los más destacados se mencionan:
la caída del imperio romano, las invasiones islámicas, la prohibición del interés en préstamos
por parte de la Iglesia y las cruzadas. Todos los eventos acontecidos provocaron la casi
desaparición de los individuos y casas que realizaban funciones bancarias, pero al mismo
tiempo todos esos hechos fueron requiriendo dinero y justamente esa necesidad fue el inicio
de la reaparición de viejas y nuevas actividades en la función bancaria.
Inicialmente y durante siglos, los primeros banqueros fueron exclusivamente judíos, que no
eran alcanzados por las leyes de la iglesia y cuya principal función fue la de prestamistas,
llegaron a establecerse en Lombardía para dedicarse a la banca, logrando operar en una gran
extensión de territorio e incluso con algunos monarcas como Luis IX.
Fue precisamente Luis IX quien tiempo después destierra a los lombardos de Italia y Francia,
encarcelando a algunos de ellos y confiscándoles sus bienes, principalmente los documentos
que contenían adeudos del monarca. Algunos lombardos lograron recuperar parte de los
fondos que habían poseído, gracias a eso se dirigieron y establecieron en Inglaterra, en una
calle que harían famosa por sus destacadas actividades bancarias, misma que fuera
reconocida como el centro bancario de esa ciudad y que llevara por nombre Lombard. Los
lombardos realizaron como práctica común en Génova, el préstamo a interés.
Por su parte, los cristianos realizaron operaciones como la asociación en empresas
comerciales a través de créditos autorizados por la iglesia, y por los que participaban en
utilidades en lugar del cobro de intereses. La Iglesia se inspiraba en conceptos éticos que
afirmaron: Aristóteles, Platón, Catón, Sivueca y las doctrinas hebreas, que condenaban como
injusto el cobro de intereses, es por ello que se creó la prohibición canónica del préstamo con
interés, ya que fueron la causa del atraso en el desarrollo del sistema bancario. Se sabe que
básicamente el interés consistía en el abuso y explotación de la necesidad e ignorancia de la
gente del pueblo, de la que siempre esperaban la cosecha como forma de pago y que era
justificada como un rédito bancario, ya que los préstamos se basaban en el consumo. Dicha
situación después de algún tiempo llegaría a ser un elemento más en el estancamiento del
desarrollo bancario. Génova fue una ciudad muy activa en cuestiones bancarias, en el siglo
XII ya se conocía a los banchieri para designar a los cambistas que operaban sentados en sus
bancos en Plazas Públicas, como los Trapezitas de la época antigua. Los cambistas recibían
depósitos que a su vez eran invertidos en operaciones de cambio marítimo, efectuaban
provisiones de fondos por cuenta de sus clientes en la misma Génova bajo la forma de
giroconti y en el exterior por medio de sus corresponsales o sus filiales utilizaban letras de
cambio. Durante esta época, el comercio del dinero aunque en forma rudimentaria, estaba
confiado a los cambistas locales para que reconocieran las monedas acuñadas de diversas
ciudades e identificaran a las que fueran falsas, también establecía con precisión el contenido
y peso correcto de metal precioso. Los cambistas se regían por estatutos, fueron asociaciones
muy respetables e incluso por Príncipes. En cuanto al origen de la palabra banco, se sabe que
es el derivado del nombre del mueble que utilizaban los cambistas italianos “un simple banco”
al igual que lo usaron los trapezita en la antigüedad. Otras versiones señalan que la palabra
banco es un derivado de la mesa y el banco que los banqueros utilizaban en las ferias, se dice
que cuando éstos fracasaban en sus negocios, rompían el banco sobre la mesa en señal de
quiebra, de ahí el surgimiento de la frase “banca rota”. Otras investigaciones indican que la
palabra banco procede de la palabra italiana “monte” que fuera utilizada para nombrar al primer
banco veneciano, y una versión más, indica que puede proceder de la palabra alemana
“bank”.
LOS BANCOS MEDIEVALES tuvieron su origen en las ferias. Sarabia de la Calle, autor
español del siglo XVI, describe las actividades de los banqueros en la siguiente forma.
“andaban de feria en feria, o de tiempo en tiempo…, salen a la plaza y rúa con su mesa y silla
y caja y un libr, dan fiadores y buscan dinero, aunque sea con interés, los mercaderes que
vienen a comprar a las ferias la primera cosa que hacen es poner sus dineros en poder de
éstos”. Aquí podemos observar la descripción de las operaciones bancarias desde sus
comienzos.
Todos los bancos contaban con sucursales en el resto de Italia y en varias partes de Europa,
siendo el norte de Italia quien contara con mayor volumen de operaciones y desarrollo en
técnicas bancarias.
En el siglo XII surgen los bancos privados, es así como se funda el Banco de San Giorgio en
Génova, recibía depósitos sin interés y realizaba cambios de moneda, también se establece
el Banco Vital o Fondo Común de Venecia, recibía monedas y lingotes que se registraban
tomando como base de medida unitaria el peso del metal, en vez de unidades monetarias,
por lo que los asientos en los libros se hacían en presencia de los interesados. Para finales de
la Edad Media surgen los bancos de Estocolmo y Ámsterdam, en ellos ya no era necesaria la
presencia de los interesados para operar, por lo que para algunas personas este hecho
representa el antecedente de billete de banco.
Fueron los siglos del XII al XIV cuando se crearon una gran variedad de operaciones:
depósitos a interés, préstamos, anticipos, giros, inversiones, así como, el perfeccionamiento
de la contabilidad y el sistema de partida doble. También después de experiencias
desagradables se aconseja y realiza la separación de las actividades financieras de las
comerciales. Con dicha separación se obtuvieron grandes beneficios, a tal grado que la
mayoría de esas prácticas son ejercidas en la actualidad.
Entre otras actividades están, la creación del Monte Vecchio por parte de acreedores de la
República, dando origen a su documento de Deuda Pública que era objeto de compraventa
como papeles comerciales; se crearon los primeros bancos de depósito, a los que se les llamó
“de giro”, ya que las operaciones que realizaban consistían en las transferencias entre cuentas.
El comercio interno y externo se facilitó, ya que los bancos recibían metálico de los particulares,
abriéndoles un crédito en registros que eran transmitidos de uno a otro particular, es decir, sólo
había anotaciones en los registros y ningún movimiento de monedas.
Los avances, los cambios, las creaciones de nuevas actividades, de especialistas o
profesionales y de las instituciones, dan paso a una nueva visión de la función bancaria de
diversos países como los Europeos, entre otros, es el momento de hablar de una nueva época
en la que las innovaciones tecnológicas, los conocimientos y la experiencia son considerados
como el comienzo de una nueva época, la época moderna.
Los montes en sus inicios estaban dirigidos por clérigos que proporcionaron muchos medios
que provenían de donaciones, herencias y de la iglesia, fue tanta la demanda que en muy
poco tiempo fue superada la oferta. En los años 1512 a 1517 fue mérito del Concilio
Lateranese y de León X, el conciliar a los dos extremos del momento, la ley canónica y las
exigencias del mundo laico, con ello se permitía a los Montes conceder y pretender intereses,
pero sólo en la medida necesaria para cubrir los gastos de gestión y administración. Varios de
los montes no conservaron sus características y pronto se convirtieron bajo la dirección
eclesiástica y laica, prosperaron en Italia hasta fines del siglo XVIII.
Una importante característica de los Montes fue que estaban exentos de la obligación de
investigar la identidad y capacidad jurídica del contratante. Las pólizas eran emitidas al
portador, aunque contenían la indicación de un nombre. Los Montes de Piedad se extendieron
por el mundo, aunque algunos cambiaron el término de piedad.
EL DESARROLLO BANCARIO se fue generando poco a poco con la aparición de nuevas
instituciones bancarias, mismas que fueran perfeccionando sus funciones, aunque para ello
la mayoría sólo logró después de un tiempo de éxitos llegar a la banca rota.
La mayoría de los bancos en sus inicios habían sido Montes de Piedad, que luego de algún
tiempo, o bien, luego de problemas en los mismos, se fueron fusionando con otros Montes
para dar paso a instituciones bancarias.
A fines del siglo XVII, pudo surgir el Banco de Inglaterra, cuyo nombre real fue The Governor
and Company of the Bank of England (1694), basado en una ley financiera que instituía
nuevos impuestos, asegurando a quienes aceptaron anticipar al estado 1, 200,000 libras
esterlinas a valer sobre dichos impuestos; la prerrogativa de comerciar en letras de cambio y
metales preciosos; de conceder préstamos sobre mercancías, de emitir billetes de cambio y
de recibir depósitos.
Para el año 1844, se establece la primera centralización bancaria, quedando prohibido el
establecimiento de nuevos bancos emisores, siendo el Banco de Inglaterra el más importante
de los bancos, dejando de ser banca privada para convertirse en el primer Banco Central y de
Emisión. Una de las aportaciones más importantes fue la creación de billetes de banco como
sustituto del dinero metálico. Al Banco de Inglaterra se deben grandes aportaciones históricas
como: el cheque, las notas de caja, las letras de cambio, los pagarés y las obligaciones
(debentures).
Podemos decir, que la organización moderna de la banca data del Banco de Inglaterra
fundado en 1694 y que tiene hoy importancia mundial. Es la gran aportación de ese país al
sistema de organización de la banca en el mundo.
Otro hecho importante, fue que en Europa la intervención del Estado en las actividades
bancarias, incluían el control directo del Estado en entidades encargadas de la emisión y otras
funciones propias de bancos centrales; también la creación o nacionalización de bancos
comerciales y la reglamentación de la actividad bancaria; y debido a que se implanta el
comunismo en Rusia, la actividad bancaria se declara: monopolio del Estado, en el año 1917.
La historia bancaria toma un nuevo rumbo en los inicios del siglo XX, es el momento en que
no sólo se menciona el desarrollo bancario europeo, sino del mundo; lo anterior debido a que
surgió un hecho que modificó la vida bancaria de los europeos, principalmente de los ingleses.
En 1920, Estados Unidos de América fue el país que desplazó a Inglaterra en cuestiones
bancarias, ya que el dominio del dólar sobre la libra esterlina fue determinante, dicho evento
creo desconcierto y confusión en los mercados monetarios y de capital, es entonces el
momento de reconocer que las funciones bancarias son reconocidas y aceptadas no sólo por
los europeos. Otro hecho importante que cabe destacar, es que aunque en la década de los
años 30’s algunos países aún no contaban con un banco central, otros más daban a conocer
sus avances en el ámbito bancario, como fue el caso de Argentina en el año 1935, que se
hiciera publicidad a través de las Conferencias que otorgaba. Por su parte, el primer banco
importante de los Estados Unidos de América se creó en el año 1791 (First Bank of the United
States), cumplió funciones propias de Banco Central y cesó en el año 1811. En el año 1816
fue creado el Second Bank of United states, no fue muy exitoso en sus actividades y tuvo un
período de vida de 20 años; dos años más tarde fue creado el Sistema de Bancos Nacionales
y se establece una moneda nacional uniforme. Las características esenciales alcanzadas hoy
día en los sistemas bancarios y el desarrollo económico, son diversas, y se deben en gran
medida a la gran expansión. Hoy día, los bancos se pueden encontrar hasta en los pueblos
más lejanos e incluyen a todas las clases socioeconómicas. Se pueden hacer diversas
operaciones (cobros, pagos de documentos, impuestos, convenios, etcétera), así como,
diversas obligaciones y modalidades operativas en busca de su beneficio y seguridad.
CONCLUSION
Concluyo de la siguiente manera diciendo que el trabajo se realizo con éxito ya que pude lograr
encontrar los pilares fundamentales en lo que se basa el verdadero antecedente del derecho
bancario como lo es el inicio de su actividad bancaria, otros hechos que afectaron la banca fue
la política que quedo en crisis, por lo tanto los mismo decidieron entablar nuevamente
disposiciones que regularan completamente el banco y de esta manera consolidar un sistema
bancario de talla de primer mundo, también culmine en este trabajo con un breve resumen
sobre el derecho bancario o el banco desde sus orígenes en la antigua griega y romana hasta
la actualidad.
Ah sido este trabajo de suficiente conocimiento ya que conocemos la parte mas principal de
donde surge el derecho bancario muchas gracias.
BIBLIOGRAFIA
https://es.scribd.com/document/306311180/Antecedentes-Del-
Derecho-Bancario
https://www.superbancos.gob.pa/es/sobre-sbp/resena-
historica
LEY BANCARIA- TEXTO ÚNICO. DECRETO EJECUTIVO No. 52. De 30 de abril
de 2008. TÍTULO I. NORMAS GENERALES Y DEFINICIONE. DE LA
LEGISLACION PANAMEÑA.