Está en la página 1de 4

Subsecretaria de Educación Superior

Dirección General de Educación Superior Tecnológica

Instituto Tecnológico De Tuxtla Gutiérrez

TECNOLOGICO NACIONAL DE MÉXICO


INSTITUTO TECNOLOGICO DE TUXTLA GUTIÉRREZ

MAESTRIA EN CIENCIAS EN INGENIERIA BIOQUIMICA

ENSAYO DE LOS COMPONENTES DE LA CADENA


ELECTRONICA

MATERIA:
Bioquímica
ALUMNO:
Ing. Arturo Peña Blassi

PROFESOR:
Dra. Peggy Elizabeth Álvarez Gutiérrez

Fecha de entrega:
02 de junio del 2019.
La cadena de transporte de electrones es una serie de transportadores de electrones que se
encuentran en la membrana plasmática de bacterias, en la membrana interna mitocondrial o
en las membranas tilacoidales, que median reacciones bioquímicas que producen adenosina
trifosfato (ATP), que es el compuesto energético que utilizan los seres vivos. Sólo dos fuentes
de energía son utilizadas por los organismos vivos: reacciones de óxido-reducción (redox) y
la luz solar (fotosíntesis). Los organismos que utilizan las reacciones redox para producir
ATP se les conoce con el nombre de quimioautótrofos, mientras que los que utilizan la luz
solar para tal evento se les conoce por el nombre de fotoautótrofos. Ambos tipos de
organismos utilizan sus cadenas de transporte de electrones para convertir la energía en ATP
[1].
Las células de todos los eucariotas contienen orgánulos intracelulares conocidos con el
nombre de mitocondrias que producen ATP. Las fuentes de energía como la glucosa son
inicialmente metabolizados en el citoplasma y los productos obtenidos son llevados al
interior de la mitocondria donde se continua el catabolismo usando rutas metabólicas que
incluyen el ciclo de los ácidos tricarboxílicos, la beta oxidación de los ácidos grasos y la
oxidación de los aminoácidos. El resultado final de estas rutas es la producción de dos
donadores de electrones: NADH y FADH2 [1].
Se han identificado cuatro complejos enzimáticos unidos a membrana interna mitocondrial.
Tres de ellos son complejos transmembrana, que están embebidos en la membrana interna,
mientras que el otro está asociado a membrana. Los tres complejos transmembrana tienen la
capacidad de actuar como bombas de protones lo que genera un gradiente electroquímico (de
pH y electrogénico) que es aprovechado por la ATP sintasa o complejo V para impulsar la
síntesis de ATP a partir de ADP y Pi, completándose de este modo el proceso de fosforilación
oxidativa estos se representan en la figura 1.

Figura 1.- Modelo esquemático de la cadena de transporte de electrones mitocondrial. Están


representados los complejos del I-V además de la ubiquinona, el citocromo c y el ATP sintetasa.
El "complejo I" o NADH deshidrogenasa capta dos electrones del NADH que proviene del
ciclo de Krebs y los transfiere a un transportador liposoluble denominado ubiquinona (Q). El
producto reducido, que se conoce con el nombre de ubiquinol (QH2) puede difundir
libremente por la membrana. Al mismo tiempo el envía cuatro protones a través de
membrana, produciendo un gradiente de protones.
El complejo II, también denominado succinato deshidrogenasa tiene una doble función:
transformar el succinato en fumarato, en el ciclo de Krebs y transferir los electrones desde el
FADH2 hasta la ubiquinona, en la cadena de transporte electrónico mitocondrial, sin
embargo, no tiene la capacidad de bombeo de protones al espacio intermembrana.
El complejo III o Complejo citocromo bc1 obtiene dos electrones desde QH2 y se los
transfiere a dos moléculas de citocromo c el cual es un transportador de electrones
hidrosoluble que se encuentra en el espacio intermembrana de la mitocondria. Al mismo
tiempo, transloca dos protones a través de la membrana.
El complejo IV o Citocromo c capta cuatro electrones de las cuatro moléculas de citocromo
c y se transfieren al oxígeno (O2), para producir dos moléculas de agua (H2 O). Al mismo
tiempo se translocan cuatro protones al espacio intermembrana, por los cuatro electrones.
Además "desaparecen" de la matriz 4 protones que forman parte del H2 O.
El complejo V (ATP sintasa, F1FO-ATPasa) es el quinto complejo enzimático del sistema
OXPHOS. Su función es la de catalizar la síntesis de ATP a partir de ADP y Pi aprovechando
la energía del gradiente de protones vía fosforilación oxidativa. La ATP sintasa actúa como
un canal de iones que "devuelve" los protones a la matriz mitocondrial. Durante esta vuelta,
la energía libre de Gibbs producida durante la generación de las formas oxidadas de los
transportadores de electrones es liberada. Esta energía es utilizada por la síntesis de ATP,
catalizada por el componente F1 del complejo FO F 1 ATP sintasa [1].

En eucariotas, el NADH es el donador de electrones más importante. En procariotas, es decir


bacterias y arqueas la situación es algo más complicada, debido a que hay un gran número
de donante de electrones y un gran número de aceptores. Los electrones pueden entrar a la
cadena en tres niveles; un nivel en donde participa una deshidrogenasa, otro en la que actúa
un reservorio de quinonas, o en un nivel en el que actúa un transportador móvil como es el
citocromo. Estos niveles corresponden a sucesivos potenciales redox más positivos o
sucesivas bajadas de las diferencias en el potencial relativo en los aceptores de electrones [2].
En la biosfera actual, los donadores de electrones más comunes son las moléculas orgánicas
las cuales son sintetizadas por organismos llamados organotrofos, aunque los procariotas son
capaces de utilizar fuentes inorgánicas como fuente de energía tales como el hidrogeno,
monóxido de carbono, amonio, nitrito, sulfuro y el ion ferroso a estos se les conoce con el
nombre de litotrofos.
Cuando estos utilizan materia orgánica como fuente de energía, el donador puede ser el
NADH o el succinato, en tal caso los electrones entran a la cadena de transporte mediante la
NADH deshidrogenasa, que es similar al complejo I mitocondrial, o bien mediante el
succinato deshidrogena, que es similar al complejo II. Otras deshidrogenasas pueden ser
utilizadas dependiendo del donador lo cuales pueden ser el lactato deshidrogenasa, la
gliceraldehído-3-fosfato deshidrogenasa, H2 deshidrogenasa entre otras. Algunas de estas
deshidrogenasas también actúan como bombas de protones, otras simplemente donan los
electrones al reservorio de quinonas. Las cadenas de transporte de electrones bacterianas, son
en general, inducibles. Dependiendo del medio en el que estén creciendo las bacterias
sintetizarán distintos complejos transmembranas que producirán diferentes transportes en sus
membranas [2].

En la cadena de transporte de electrones fotosintética, los electrones son transferidos desde


un donador de electrones de alta energía a un aceptor a través de una cadena de transporte de
electrones. En la fotofosforilación, la energía de la luz solar es usada para crear un donador
de electrones altamente energético y un aceptor de esos electrones. Los electrones son
transferidos desde el donador hasta el aceptor por una cadena de transporte totalmente
diferente a la observada en las mitocondrias. La cadena de transporte de electrones
fotosintética tiene varias similitudes con la cadena oxidativa. Tienen transportadores móviles,
transportadores liposolubles y móviles, transportadores hidrosolubles y bombas de protones,
que se encargan de generar el gradiente electroquímico [2].

Bibliografía:
[1] Nelson DL; Cox MM (Apr de 2005). Lehninger Principles of Biochemistry, 4th ed
edición, W. H. Freeman. ISBN 978-0716743392.
[2] Fenchel T; King GM, Blackburn TH (Sep de 2006). Bacterial Biogeochemistry: The
Ecophysiology of Mineral Cycling, 2nd ed. edición, Elsevier. ISBN 978-0121034559