Está en la página 1de 3

20, 21 y 22 de septiembre de 2019

Guanajuato, México

La Red Nacional de Periodistas, 73 periodistas provenientes de 22 entidades federativas,


reunidas este fin de semana, 20, 21 y 22 de septiembre de 2019 en la ciudad de Guanajuato,
México, reconocemos que:
La violencia obstaculiza e inhibe el ejercicio periodístico. En lo que va del sexenio de Andrés
Manuel López Obrador se han documentado 118 agresiones contra mujeres periodistas con
una evidente carga de género: amenazas a ellas y a sus familias; acoso y hostigamiento
sexual; difamación y calumnia con cargas sexistas; así como un impacto en su vida profesional
y personal. Los agresores son principalmente agentes del Estado y entre los casos registrados
este año están el feminicidio de las colegas periodistas Norma Sarabia Carduza y Mara
Elizabeth Mares de la O, así como el desplazamiento forzado de otras producto de esta
violencia.
Enfrentamos desde las instituciones de Gobierno una estigmatización del ejercicio
periodístico, que genera un ambiente de permisividad de las agresiones contra el gremio.
Denunciamos las condiciones laborales cada vez más precarias, expresadas en jornadas de
trabajo masculinas, brechas salariales de género y ausencia de derechos laborales.

1
Que al interior de las redacciones las mujeres viven desigualdades, acoso y hostigamiento
sexual que inhibe su desarrollo profesional y que ha sido denunciado desde la fundación de
esta Red hace 24 años.
Que las mujeres vivimos violencias agudizadas: según Naciones Unidas cada día nueve
mujeres son asesinadas de formas cada vez más crueles y violentas, mientras las narrativas
mediáticas naturalizan, justifican y exponen los cuerpos de las mujeres y niñas como cuerpos
que se pueden violentar.
No obstante, la agenda de Derechos Humanos de las mujeres está cada vez más presente en
los contenidos mediáticos gracias al trabajo de las mujeres periodistas comprometidas con
visibilizar la condición social de niñas y mujeres. A 25 años del primer Observatorio Mundial
de Medios la presencia mediática de las mujeres creció 7 puntos porcentuales, lo que
significa un avance contra el sexismo y la discriminación.
Reconocemos que las redes de periodistas como esta, fundada en 1995, pionera en la
articulación de mujeres periodistas de todas las entidades del país y sin fines de lucro, salvan
vidas.
Que esta Red Nacional de Periodistas está comprometida con un periodismo especializado
en perspectiva de género, la visibilización de la desigualdad y la incidencia para el avance de
las mujeres y niñas.
De cara a la conmemoración de los 25 años de la Plataforma de Acción de la IV Conferencia
Mundial sobre la Mujer que se realizó en Beijing, China, en 1995, en la cual se incluyó, dentro
de las 12 esferas de acción, el capítulo J, sobre medios de comunicación y mujeres.
Declaramos que:
La función del periodismo es ser un contrapeso al poder a través de informar y visibilizar las
problemáticas sociales de manera contextualizada, verificada y con pluralidad de voces para
la toma de decisiones, motivar la participación ciudadana y generar cambios sociales que
contribuyan a la construcción de una sociedad donde los Derechos Humanos,
particularmente el acceso a la información y la libertad de expresión, sean garantizados.
El periodismo con perspectiva de género es aquel que visibiliza las desigualdades, la
discriminación y la violencia contra las mujeres y niñas, promueve la igualdad entre mujeres
y hombres y los Derechos Humanos de las Mujeres, hace uso del lenguaje incluyente y de
narrativas libres de sexismo.

2
Recomendamos:
1. A la Academia, incorporar la perspectiva de género en los planes de estudio de las
carreras de comunicación y periodismo.

2. A los medios de comunicación, integrar la Igualdad de género como un principio ético


de su funcionamiento y garantizar espacios laborales libres de violencia.
Al Estado mexicano:
a) Respeto y garantías de seguridad para el ejercicio de nuestra profesión, con
énfasis en la prevención de la violencia.
b) Protección integral para las compañeras periodistas en situación de riesgo y la
investigación y esclarecimiento de sus casos, el acceso a la justicia, la sanción a
los agresores, la garantía de no repetición, y la reparación del daño.
c) La incorporación de la perspectiva de género en el Mecanismo Federal de
Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas,
especialmente en el otorgamiento de medidas de protección.
d) Llamamos a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas a garantizar la atención
integra a mujeres periodistas víctimas de violencia, así como para las hijas e hijos
en orfandad por feminicidio.
e) Cumplimiento de los compromisos asumidos en tratados internacionales como la
Plataforma de Acción de Beijing y Convención sobre Todos las Formas de
Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés).
f) Cumplir con el mandato establecido en la Ley General de Acceso de las Mujeres
a una Vida Libre de Violencia y la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y
Hombres, de vigilar que los contenidos mediáticos no promuevan la violencia
contra las mujeres, ni las representen de manera sexista y estereotipada, y hagan
uso del lenguaje incluyente.
g) Vigilar que los medios de comunicación respeten los derechos laborales de las
periodistas con base en la Ley Federal del Trabajo y las recomendaciones de la
Organización Internacional del Trabajo (OIT).
h) En la evaluación del Gobierno mexicano sobre el cumplimiento de los
compromisos asumidos hace 25 años en la Plataforma de Acción de Beijing,
específicamente el Capítulo J, se incorpore la voz de las mujeres periodistas y se
reconozca la violencia que enfrenten en el ejercicio de su labor y la precarización
laboral.
Reconocemos la libertad de expresión como fuente de poder para las mujeres.

Por las mujeres, construimos narrativas de paz.