Está en la página 1de 2

En todos los tiempos y sitios de nuestra historia los humanos se han preguntado: "¿De dónde venimos?" "¿Cuál es nuestro lugar en este mundo?" "¿Qué nos pasa al morir?" Las religiones son sistemas de creencias que se han desarrollado y evolucionado a lo largo del tiempo como respuesta a éstas y otros misterios eternos, motivados por el sentimiento de que algunas preguntas sólo pueden contestarse mediante la fe aplicando una intuición de que hay algo más grande que nosotros, una autoridad más alta a la que tenemos que rendir cuentas o alguna fuente de la que todos venimos y a la que todos debemos regresar.

El hinduismo se refiere a las religiones de la India. No es una sola religión sino una variedad de creencias relacionadas y prácticas espirituales. Se remonta a cinco milenios al tiempo de Krishna, un hombre de gran virtud que se convirtió en lo que se conoce como el avatar de Vishnu, una encarnación del dios en forma humana. Nos enseñó que toda la vida sigue el karma, la ley de la causa y el efecto, y que nuestro trabajo es cumplir con nuestro deber, o dharma, de acuerdo a nuestro lugar en la sociedad sin preocuparnos de lo que pasará. Al morir, nos reencarnamos en un cuerpo nuevo. Si seguimos nuestro dharma y cumplimos con nuestro deber en una vida pasada obtenemos buen karma, enviando nuestra alma a un lugar más alto de la escala social. Nuestro renacimiento en la próxima vida estará determinado por lo que hagamos en ésta. La rueda del renacimiento se llama samsara. Es posible que una persona muy santa lleve una vida con suficiente buen karma como para liberarse de la rueda. Esta liberación se llama moksha. El hinduismo enseña que todo es uno. El universo entero es una realidad transcendental llamada Brahmán, y hay un solo Brahman, pero muchos dioses dentro de él, y sus roles, aspectos y formas son distintos según varias tradiciones. Brahma es el creador, Vishnu el preservador que a veces toma forma humana, y Shiva es el transformador, o dios de la danza. Durga es la madre divina, celosamente protectora, Ganesha tiene una cabeza de elefante y es el santo sabio del éxito. El hinduismo es la tercera religión más grande del mundo. Y aunque la mayoría de los hindúes viven en la India, pueden encontrarse en todos los continentes, con mil millones de seguidores.

Ahora, vayamos a Occidente, cruzando desiertos y montañas hasta el creciente fértil alrededor El judaísmo comenzó con el llamado de Dios a Abraham y Sara para que salieran de Mesopotamia y emigraran a la tierra de Canaán. Como recompensa a su fe en el único Dios verdadero, un concepto revolucionario en el mundo politeísta de la época, recibirían tierra y muchos descendientes. De esta promesa viene la tierra de Israel y el pueblo escogido, pero quedarse en esa tierra y mantener toda esa gente junta iba a ser muy difícil. Los israelitas eran esclavos en Egipto pero Dios los liberó con la ayuda del profeta Moisés quien recibió los Diez Mandamientos y más tarde, cientos más. Conquistaron la tierra prometida, pero no pudieron mantenerla por algunos cientos de años. Israel está ubicada en una encrucijada por la cual muchos ejércitos pasaron durante muchos siglos. los romanos destruyeron el templo en su capital, Jerusalén. Así que la religión se transformó de una religión de templo con sacrificios y sacerdotes a una religión del libro. Es por ello que el judaísmo es una fe de simbolismos, reverencias y significados profundos atados a la literatura de su historia. Las muchas escrituras sagradas forman la biblia hebrea o Tanaj, y cientos de debates escritos e interpretaciones están contenidas en un rico compendio de significados profundos llamado el Talmud. Los judíos encuentran un significado rico y simbólico en la vida cotidiana. En la comida de la Pascua cada platillo en el menú simboliza un aspecto del escape de la esclavitud. La importancia de crecer se enfatiza cuando los jóvenes llegan a la edad del bar y bat mitzvah, ceremonias durante las cuales se asume la responsabilidad por sus acciones y se celebra la unión de sus propias vidas a la fe, la historia y los textos del pueblo judío. de judíos en el mundo, que obtuvo su independencia luego de los horrores del genocidio de la Segunda Guerra Mundial.

Pero volvamos ahora a la India, donde comenzó el budismo con un príncipe joven llamado Siddhartha. La noche en la que fue concebido, su madre, la reina Maya, se dice que fue visitada en sueños por un elefante blanco que yació junto a ella. Diez meses más tarde, nació el príncipe Siddhartha a una vida de lujos. Aventurándose a salir de su existencia protegida cuando joven, vio el sufrimiento humano que le había sido oculto e inmediatamente comenzó a buscar sus causas. ¿Por qué la gente tiene que sufrir? ¿Debemos reencarnar cientos de vidas? Al comienzo pensó que el problema era el apego a las cosas materiales, así que renunció a sus posesiones. Se convirtió en un mendigo andante, que lo hizo descubrir que eso no lo hacía más feliz. Entonces escuchó a un maestro de música decirle a un estudiante: "Si aprietas mucho la cuerda, se romperá. Pero no la dejes muy floja, o no sonará". En un instante se dió cuenta que buscar respuestas en los extremos fue un error. El camino medio entre el lujo y la pobreza parecía lo más sabio. Y mientras meditaba bajo un árbol bodhi le llegaron el resto de las respuestas. Toda la vida está llena de sufrimiento que es causada por el deseo egoísta de lograr las ambiciones propias a costa de los demás. Siguiendo un plan de ocho pasos se puede aprender a reducir estos deseos, y con ello la reducción del sufrimiento. Ese día

Siddhartha se convirtió en Buda, el Iluminado. No el único, pero el primero. El método budista se conoce como el Noble Sendero Óctuple, y aunque no es fácil de seguir le ha marcado el camino a millones para su iluminación, que es lo que significa llegar a ser Buda, un estado de compasión, sabiduría, paz, y disciplina mental. Desde el momento en que se levantó del árbol hasta el momento de su muerte ya anciano, Buda le enseñó a la gente cómo lograr la iluminación: con el habla correcto, el medio de vida correcto, una mente enfocada en lo real, y un corazón enfocado en amar a los demás. Muchos budistas creen en Dios o dioses, pero las acciones son más importantes que las creencias. Hay cerca de mil millones de budistas en todo el mundo hoy en día, la mayoría en el este, sureste y sur de Asia.

En la tierra prometida del judaísmo nació el cristianismo. Así como los hindúes llaman a Krishna "Dios en forma humana", los cristianos dicen los mismo de Jesús, y el cristianismo surgió del judaísmo, así como el budismo surgió del hinduismo. El ángel Gabriel fue enviado por el Dios de Abraham a una mujer joven llamada María para que fuese la madre de su hijo. El hijo fue Jesús, criado como carpintero por María y su esposo José y comenzó su carrera pública como la palabra viva de Dios. Menos interesado en la religiosidad que en la justicia y la compasión, Jesús sanó enfermos con el fin de atraer a las multitudes, y les habló sobre su padre celestial: afectuoso, indulgente y atento. Así los invitó a todos a la mesa para mostrarles que, en el reino de Dios, los marginados, pecadores y santos comían todos juntos. Sólo tuvo tres años antes que su sabiduría poco convencional lo metiera en problemas. Sus enemigos lo hicieron arrestar y fue ejecutado por Roma con el método común con el que los agitadores eran ejecutados: la crucifixión. Pero al poco tiempo de ser enterrado las mujeres consiguieron su tumba vacía y pronto se corrió la voz, convencidos de que había resucitado de la muerte. Los primeros cristianos describieron sus apariciones, aumentando la creencia de que su mensaje fue verdadero. El mensaje: ámense los unos a los otros como yo les amé.

Los cristianos celebran el nacimiento de Jesús en diciembre durante la Navidad, y su sufrimiento, muerte y resurrección durante la Semana Santa en la primavera. En la ceremonia del bautismo, el lavado de los pecados y la bienvenida a la comunidad cristiana, conmemora el bautizo del propio Jesús cuando abandonó su vida de carpintero. En el rito de la comunión, los cristianos comen el pan y beben el vino bendecidos como el cuerpo y la sangre de Jesús, en recuerdo de su última cena. Hay dos mil millones de cristianos en todo el mundo, que representan un tercio de la población mundial.

El islam comenzó hace 1400 años con un hombre de gran virtud, meditando en la cueva de una montaña en el desierto de Arabia. Este hombre fue Mahoma. Recibió la visita de un mensajero divino, nuevamente el ángel Gabriel, Yibril, en árabe, comunicándole la palabra de Alá, el Dios único de Abraham. En los próximos años, más y más mensajes le llegaron y él los memorizó y los enseñó. Los versos que recitaba estaban llenos de dichos sabios, versos hermosos, y metáforas misteriosas. Pero Mahoma era un mercader, no un poeta. Muchos están de acuerdo que los versos eran de veras las palabras de Dios, y estos creyentes fueron los primeros musulmanes. La palabra "musulmán" significa aquel que se rinde; aquel que se rinde ante la voluntad de Dios. Los cinco deberes más importantes de los musulmanes se conocen como los cinco pilares: Shahada, en el que los musulmanes declaran públicamente que no existe otro Dios sino Alá y que Mahoma es el último profeta; Salat, la oración hecha cinco veces al día de cara a la Meca; Zakat, donde cada musulmán debe dar Sawm, el ayuno durante las horas del día en el mes lunar de Ramadán para fortalecer su voluntad y su confianza en Dios; y Hajj, en el que una vez en la vida cada musulmán que pueda debe hacer una peregrinación a la ciudad sagrada de la Meca, para preparase para el momento en que se presentarán ante Dios y serán sentenciados merecedores o no de una vida eterna junto a Él. Las palabras de Dios reveladas al profeta están todas recogidas en el Corán, que literalmente se traduce como "la recitación". Los musulmanes creen que es el único libro sagrado libre de toda corrupción humana. También es considerado por muchos como la obra literaria más fina escrita en árabe. El islam es la segunda religión más grande del mundo, practicada por más de 1.5 mil millones de musulmanes en todo el mundo.

La religión ha sido un aspecto de la cultura que ha existido por mucho tiempo, y existen formas incontables de practicarla. Pero lo que es común a todas las religiones es la búsqueda por el significado que va más allá de las vanidades vacías y las realidades mundanas de la existencia, más allá del pecado, del sufrimiento, y la muerte. Más allá del miedo y de nosotros mismos.