Está en la página 1de 2

Jose Antonio Robledo Cruz

"Nuestro cuerpo es más bien un conjunto ambulante de ecosistemas"


En el artículo es mencionado que en cada centímetro de nuestra piel existen
microorganismos y si exploramos más a fondo en cada región de nuestro cuerpo
podemos encontrar según lo mencionado en el artículo hasta 10 veces más
células de microrganismo por centímetro cuadrado que nuestras propias células.
Ok ya somos conscientes de que nuestro cuerpo literalmente es tan repleto de
microrganismos, ahora bien, su presencia afecta de algún modo a nuestra salud,
desarrollo o funciones normales por las cuales estamos vivos como el respirar o
la digestión de alimentos, en efecto si la tienen, enfoquémonos en una sola
región del cuerpo, el intestino, en el existe una flora, una micro biota normal que
son ayuda a múltiples tareas como la degradación de alimentos, mas
específicamente, estos microrganismos aportan genes que ayudan a la
degradación de biomoléculas complejas como carbohidratos, sin ellas no
seriamos capases de degradar estos carbohidratos y por ende no podríamos
adquirir los nutrientes esenciales para mantenernos sanos, otros tantos
microrganismos están involucrados en la tarea de la absorción de los mismos
nutrientes ya degradados, una conclusión un poco prematura para este escrito
es que sin ellos nos moriríamos de hambre, por otra parte poseen tareas o
participan en funciones no tan convencionales tal es el ejemplo del estado de
animo de una persona, investigaciones recientes indican que la desprevención
psicológica está vinculada a una cierto micro bioma intestinal, para combatir esto
se na implementado trasplantes de residuos fecales, dentro de esto, podemos
mencionar que el propósito de estos trasplantes no tan convencionales tienen el
objetivo de reestablecer la flora normal que se supone existe en un ser humano
sano.
Una idea que me vino a la mente tras haber leído esta información y que me
inquieto de cierta forma es la relación simbiótica tan perfecta que existe entre
nosotros, nuestro cuerpo, y los microrganismos que en el habitan, desde el
comienzo, desde la aparición no solo del hombre sino de toda especie superior,
como sin los mamíferos, insectos o inclusive los peces. pienso que es increíble
el termino de evolución, y que está mal enfocado, pues ya que le damos todo el
crédito a la selección natural, adaptación, el mas fuerte sobrevive, mutaciones,
genética, y esto no debería ocurrir, ya que este termino de evolución también
debería evocar a pensar en los microrganismos, y es que tras el impacto que
dejo en mi esta información me convence cada vez más que nada existiría sin
esa relación simbiótica tan perfecta que se ha desarrollado a lo largo de la
existencia no solo del hombre sino desde la aparición de la vida misma en este
planeta y que realmente no podríamos vivir sin ellos
Hoy en día tenemos un concepto muy equivocado de los microorganismos, que
son malos, que todos nos causan alguna enfermedad, que esto, que lo otro. Pero
en realidad todo lo contrario. La higiene como todo hoy en día tiene que ser con
cierta mediada ya que la falta de ella nos lleva a ciertas enfermedades y la
demasiada higiene nos lleva a otros padecimientos como el asma, algo que es
muy remarcado en el artículo es el primer contacto que se tiene con las bacterias
Jose Antonio Robledo Cruz

ya que este nos confiere ciertas capacidades por decirlo de algún modo que nos
ayudan a tener salud así de una grandiosa forma tan general.
Antibióticos, su aparición en este mundo y la falta de conciencia por parte de la
población en cuanto a su mal uso cae en la completa ignorancia, ya que gracias
a este uso irresponsable de los antibióticos es la causa de que hoy en día
múltiples enfermedades patógenas sean causa de muertes a nivel mundial y todo
por no informarnos, por no seguir reglas.
Desde mi muy particular punto de vista y aunque se repita dentro de este escrito
me gustaría resaltar la idea que no me deja de dar vueltas en la cabeza, que
increíble es la evolución, que increíble es la adaptación, que increíble es la
simbiosis que poseemos los humanos con los microrganismos.

También podría gustarte