Está en la página 1de 13

10 razones por

las que no
avanzas en
tus acuarelas
Y CÓMO EMPEZAR A SOLUCIONARLO

MARÍA DEL MAR ROBERT

ACUARELISTA & ARQUITECTA


 Me llamo María del Mar Robert y empecé a descubrir la acuarela hace 15 años.
Soy arquitecta de profesión, aunque con lo que más disfrutaba desde niña era con el dibujo y

la pintura.  En 2014 decidí dedicarme por completo a lo que de verdad me  apasiona y a lo

que puedo dedicar muchas horas sin cansarme:  la acuarela. Desde ese momento trabajo en

exclusiva pintando, y enseñando a niños, adolescentes y adultos a disfrutar  con el arte, tanto

desde mis clases presenciales en Aguademar Taller creativo, mi estudio, como desde mis

clases on line.

Empecé sola a trabajar esta técnica maravillosa, y me enfrenté uno tras otro a los mismos

obstáculos que tú hoy encuentras,  los que te desaniman y te impiden hacer los trabajos que

quieres.

Por eso he escrito este texto que estás leyendo. Mi propósito es ayudarte a avanzar en tu

trabajo como acuarelista, para que consigas perder el miedo y disfrutar de esta técnica al
máximo.

Espero que esta recopilación de ideas te sea útil y te ayude a descubrir por qué la acuarela te

está resultando tan difícil. Te invito a que empieces aquí el camino para desbloquearte y para

disfrutar de esta técnica mágica.

  FEBRERO 2019    WWW.MDMROBERT.ES     


1.
UTILIZAS
PAPEL POCO
ADECUADO
La base, y lo más importante para poder

avanzar en tu trabajo como acuarelista, es que

utilices un buen papel para trabajar. En un

papel de mala calidad o no apto para

acuarela, nunca vas a conseguir un resultado

aceptable.

Puedes escoger distintas opciones de gramaje,

composición y acabado. El más versátil es el

grano fino, de un gramaje de 300 gr.

¿ Cómo saber si el papel es bueno? Mi consejo

es que pruebes los que tengas a tu alcance. Si

el papel, una vez está humedecido, al dar

pinceladas sobre él, se “levanta” y al insistir se

hace “bolitas “,está claro que no es apto para

el uso que le estás dando. Prueba distintas

marcas de calidad, y quédate con el que más

te guste para poder conocerlo y sacarle

partido.

FEBRERO 2019    WWW.MDMROBERT.ES     


2. TUS PIGMENTOS NO SON 
DE  CALIDAD  
   El siguiente material en el que debes invertir es en pigmentos de calidad . Muchas

marcas profesionales tienen una línea de acuarelas de iniciación, que son perfectas para

empezar.

Te recomiendo que empieces con una caja de 12 o 15 pastillas, no es necesario más. Por

lo general estas cajas pequeñas traen un gama de colores que es más que suficiente

para trabajar.

Suele haber dos rojos, dos amarillos, dos azules, algún verde, dos o tres tierras y blanco

de china. Este último utilízalo, si es que te apetece, sólo para toques finales. El blanco

resta transparencia, y en acuarela puedes aclarar los tonos con agua.

Familiarízate con tu caja de acuarelas. Aprende el nombre de cada color, y hazte una

carta con cada uno de ellos, degradándolos con agua desde el pigmento casi puro hasta

casi transparente.

Imprime o fabrícate un círculo cromático completo y prueba a mezclar cada color con su

complementario, en distintas cantidades de cada uno. Te va a sorprender la cantidad

ilimitada de colores que obtienes, y se va a desplegar ante tus ojos el maravilloso

potencial de tu pequeña cajita.

FEBRERO 2019    WWW.MDMROBERT.ES     


3.
Es posible que al empezar con esta técnica prefieras hacerlo

con pinceles delgados. Probablemente pienses que un pincel

grueso es más difícil de manejar, y que no vas a poder hacer

detalles.

Bien, pues yo te diría que guardes los pinceles delgados y

UTILIZAS trabajes como mínimo con un pincel redondo del 12 o del 14 ,


alguno más grueso, además de una paletina para los fondos.
y

PINCELES ¿Y por qué te digo esto? Pues verás, para familiarizarte con los

FINOS
efectos de la humedad necesitas usar pinceles que puedas

cargar a tope de pigmento y de agua, y eso no es posible con

pinceles delgados. Además si el pincel es de calidad y con

buena punta, podrás hacer detalles al final de tu acuarela sin

cambiar de pincel.

Una vez tengas tus buenos pinceles (pueden ser de pelo natural

o sintético) aprende a manejarlos probando diferentes maneras

de usarlos: de punta, de lado, dando golpecitos suaves sobre el

papel, con pinceladas largas, depositando gotas de pintura… Te

sorprenderá la versatilidad que tienen y verás que los efectos

propios de la acuarela son más fáciles de alcanzar. 

FEBRERO 2019  WWW.MDMROBERT.ES


4.
ELIGES
COMPOSICIONES MUY
COMPLEJAS
El dominio de la acuarela te resultará más sencillo si al principio trabajas sobre

composiciones sencillas y con pocos elementos.

Huye de temas complejos, con perspectivas y volúmenes muy complicados, y donde te resulte

difícil sintetizar las formas de un golpe de vista. Quizá te preguntes “ Y entonces, ¿ no puedo

pintar lo que me gusta si es complicado?” Claro que sí, pero de una manera que te resulte

eficaz para tu aprendizaje. 

Por ejemplo, fíjate solo en una parte del motivo que te atrae. Si te apetece pintar edificios

históricos, céntrate en un detalle de la arquitectura que te gusta. Si se trata de un enorme

ramo de flores, escoge una de ellas para detallar. Si quieres hacer un bodegón, ponle a lo

sumo tres elementos…De ese modo, al tener claro cuál es el objeto a pintar, podrás centrarte

mejor en la técnica.

FEBRERO 2019 WWW.MDMROBERT.ES


TUS ACUARELAS NO
TIENEN CONTRASTE  5.
Hasta que tengas dominio de las transiciones de color, el trabajo será más sencillo si los motivos

que pintas tienes contrastes importantes de luz y sombra .

Un adecuando equilibrio tonal es fundamental para que el resultado de una acuarela sea bueno.

Es incluso más importante que la gama cromática que utilices.

Por eso un tema donde las luces y las sombras estén claramente definidas va a ser más fácil de

interpretar que otro con luces difusas.  Te doy un truco para saber si tu trabajo funciona. Hazle

una foto con tu móvil, y pásala a blanco y negro. Ahí vas a ver claramente si el trabajo tiene

equilibrio tonal, o si tienes que acentuar alguna sombra o aclarar alguna zona.

FEBRERO 2019  WWW.MDMROBERT.ES
6.
TE LANZAS SIN PLANIFICAR

La ejecución de una acuarela requiere planificación. Como no hay vuelta atrás, es muy

importante que cada pincelada esté pensada y responda a lo que quieres hacer. Antes

de empezar, piensa en qué orden vas a trabajar, y qué gama cromática vas a utilizar.

También puedes decidir qué partes trabajarás en húmedo y cuáles es en seco.

Te recomiendo que comiences a dar color de lo más  claro a lo más oscuro, y de

superficies grandes a superficies pequeñas. Una vez empieces, retírate a menudo del

trabajo, levántate, da unos pasos y vuelve a mirar tu acuarela, para comprobar si va por

dónde tú quieres. El agua hace su trabajo y puede que encuentres un resultado que no

esperabas y al que puedes sacarle partido. Pero antes tienes que pensar cómo hacerlo.

Pon especial atención cuando vayas a dar tonos oscuros y potentes, porque si te

equivocas será más difícil modificarlos.

FEBRERO 2019  WWW.MDMROBERT.ES


7. El agua y el trabajo que ésta hacer sobre el papel es el

rasgo distintivo de la acuarela, lo que la diferencia de

cualquier otra técnica, y lo que la hace tan maravillosamente

impredecible.

TE DA MIEDO
Por eso es fundamental dominar el trabajo en húmedo. Sea

cual sea el tipo de acuarela que te interesa llegar a hacer,

TRABAJAR
ya sea muy  detallista o más espontánea, es esencial que

utilices la humedad para ejecutar tus trabajos con solvencia.

EN HÚMEDO No creas  que el trabajo en húmedo sólo es útil para

acuarelas muy expresivas, o donde la síntesis está muy

presente. Un trabajo muy detallado precisa también del

dominio del húmedo par poder realizar sutiles fundidos y

transiciones de color.

Trabaja de manera organizada para detectar cómo se

comporta el color que pones sobre el papel dependiendo del

grado de humedad de éste. Una misma pincelada, con la

misma cantidad de pigmento, dará un resultado

completamente diferente si se hace sobre un soporte

empapado, ligeramente húmedo, o completamente seco.

FEBRERO 2019  WWW.MDMROBERT.ES


8. PRACTICAS
POCO EL DIBUJO
El dibujo es la base . Cuando más lo practiques, más fácil te será resolver tus acuarelas.

El dibujo está presente desde la composición inicial del trabajo. Yo te diría incluso que cuando

menos elementos o más síntesis quieras en tu trabajo, más importante es contar con una buena

base de dibujo, porque los pocos trazos o formas que des tienen que sugerir el tema

perfectamente.

Con esto no quiero decir que tengas que ser un gran dibujante antes de tocar la acuarela, pero sí

que todo lo que avances en el dibujo te va a ayudar. Hay acuarelas que pueden resolverse sólo

“dibujando con el pincel”; una composición armónica puede ser la base de una buena acuarela, y

dominar la composición es dibujo ; la prespectiva, esencial en casi cualquier trabajo en el que

quieras reflejar la ralidad, también es dibujo .

Un trabajo abstracto también necesita de una buena base de dibujo para ser consistente en

composición.

Por eso, hazte con un cuaderno, lápices y rotuladores, conviértete en dibujante urbano y haz al

menos un dibujo al día. Verás los resultados antes de lo que te imaginas.

FEBRERO 2019  WWW.MDMROBERT.ES
9.
NO SABES
CUÁNDO PARAR
Ya hemos hablado de la importancia de la organización previa del trabajo. Tan importante

como eso es que pares a menudo durante el trabajo y observes tu acuarela.

De este modo no perderás la visión de conjunto , y podrás ir reajustando el trabajo en función

de cómo se vayan comportando el agua el y el color.

A veces, la zona que pensabas establecer como foco ha pedido fuerza en el transcurso del

trabajo, o ha aparecido un efecto interesante que no esperabas. También puede ser que te

encuentres con una zona de luz o más oscura que modifica la composición inicial…El agua

hace su trabajo y tienes que reajustarte a lo que vas obteniendo.

Esto, lejos de ser un contratiempo, para mí es la verdadera riqueza y magia de la acuarela.

Poco a poco irás descubriendo cómo sacarle partido a los efectos imprevistos, e incluso

aprenderás a provocarlos para utilizarlos como recurso artístico.

FEBRERO 2019  WWW.MDMROBERT.ES


10.
TE PREOCUPA EL
RESULTADO
Disfruta de tu proceso de aprendizaje de

esta técnica maravillosa , y no te

preocupes en exceso del resultado que

vas a obtener.

A la vez que vas adquiriendo práctica en

todos estos procesos, disfruta y

experimenta.

Prueba temas que nunca hayas pintado,

juega con manchas abstractas y mira lo

que sale.

Utilizar tus pinceles de distinta manera a

la habitual.

Deja descansar a tu mente analítica y da

rienda suelta a tu creatividad.

Las sorpresas que te depara la acuarela,

están ahí, esperando que las descubras.

FEBRERO 2019   WWW.MDMROBERT.ES
FEBRERO 2019   WWW.MDMROBERT.ES